LUNACIONES 1.0.

Crisis y caminos iniciáticos en Mujeres y Hombres: un nuevo camino para la pareja.

Alen Kopera3

Imagen: Alen Kopera

CRISIS

En algún momento de nuestra vida, sobre todo, después de la adolescencia, hombres y mujeres llegamos a sentir la necesidad impetuosa de conectar “con algo” que va más allá de toda conciencia antes conocida; surge la necesidad de mirar más allá, dar mayor sentido a nuestra vida, de abrirnos a una memoria más profunda, nos demos cuenta o no- algo se detona internamente que nos lleva a buscar cambios en nuestro cotidiano, que nos conduce a estar incómod@s con nuestras decisiones previas y hábitos.

Esa incomodidad profunda y a veces, devastadora, suele tener un nombre: crisis.

Y si bien sabemos que toda crisis es una oportunidad, mayormente lo que no sabemos es cómo aprovechar esta oportunidad, cómo podemos profundizar y salir de ella, con las manos repletas de bendiciones y alquimia.

La vida tiene sus propios momentos y estaciones, transitarlos desde un sentido sagrado y fluir con sus ritmos -así como nuestros ritmos internos- nos ahorraría sufrimiento y numerosos estragos personales. Entender también, cuando estamos en pareja, que el otro o la otra pasa también por sus propios ritmos y momentos de transición, nos recolocaría amorosamente en ese salón de espejos, donde lo que miro en el otro tiene mucho que ver con mi propia historia personal y viejos sucesos no resueltos.

Usualmente una crisis -personal o de pareja- implica pérdidas y sacrificios; lo interesante sería aprender a vivir el sacrificio desde su significación verdadera que es “hacer sagradas las cosas al entregarlas y honrarlas”, sin tener que volvernos caótic@s o sufrir dramáticamente estas transiciones.

LA INICIACIÓN

Toda crisis trae consigo una oportunidad importante para renovarnos y cambiar las situaciones previas que ya no sirven más a nuestra experiencia, y que han agotado el aprendizaje en nuestra vida. Toda crisis es en realidad, una oportunidad para re-comenzar e iniciarnos en un nuevo momento y serie de aprendizajes, dándonos -si lo deseamos y permitimos- la oportunidad de retomar lo sagrado, de profundizar en nuestra existencia, de encontrarnos con nuestro Espíritu -que nos conecta con el Gran Misterio.

Cuando nos quedamos sin sentido en la vida es el momento perfecto para iniciarnos en una búsqueda que va más allá de lo visible, de lo conocido, que nos invita a desafiar nuestro hábitos y viejas formas de expresarnos en esta Madre Tierra.

El viaje iniciático sucede distinto para hombres y para mujeres.

En ambos comienza con una incomodidad honda e inexplicable, pero el desarrollo va siendo diferente, va pidiendo una labor interna distinta:

En las mujeres, comienza con un impulso -mayormente involuntario- de ir hacia la sombra personal (a través de siete fases), en donde se despiertan memorias del clan, viejos dolores no resueltos, la necesidad de conectar con el enojo y el cansancio inconsciente para traerlo a la luz y transmutar. Y contrario a lo que hemos pensado -y nos han enseñado, la resolución de la crisis NO está en ir por un nuevo título de posgrado, comprar una nueva casa o automóvil, mucho menos cambiar de pareja. En realidad se encuentra en la decisión de permitirnos ser conducidas por ese profundo túnel hasta iniciarnos, hasta recobrar lo sagrado por el descenso y ascenso al “inframundo” personal.

En las mujeres, esta iniciación implica un movimiento espiral (hacia adentro), en el cual vamos recuperando nuestra humedad creativa, vamos cuestionando y resignificando territorios cruciales de nuestra experiencia humana: la autoridad personal, la impecabilidad de nuestra palabra, la compasión, la forma como manifestamos y la belleza de nuestro intento.

En los hombres el desarrollo comienza con el impulso de completar una serie de trabajos internos y externos, de reconocer y re-dirigir su energía masculina hacia objetivos que obedecen necesidades profundas y que resuenan con doce vivencias arquetípicas. Una vez que se han culminado estos trabajos, la necesidad es dirigir su intento hacia el reencuentro con su mago o chamán interno y rendirse ante la sabiduría que ha encontrado.

En los hombres, la iniciación posee un ritmo más lento, en la cual la energía masculina se va poniendo al servicio de una serie de trabajos que requieren mostrarse externamente, el llamado es a realizar “afuera” para después revelar “adentro”, profundizando en un entrenamiento corporal, mental y emocional; al final de la jornada acontece el reencuentro del hombre con la sabiduría de sus ancestros y masculinidad sagrada -si así se lo permite.

Tomas Alen Kopera- broken

PAREJA

Cuando estamos en pareja vivir estas crisis e iniciaciones puede resultar un tremendo lío. Sobre todo cuando nos encontramos ante la imposibilidad de reconocer, comprender y honrar los cambios en el otro o la otra. Ya que de acuerdo a la edad y vivencias personales es que la crisis de iniciación toma diferente color, y configuración.

Y no, no es que de primera impresión la pareja que elegimos “no sea la correcta” o “necesitemos un cambio de aires”, o como nos han enseñado a much@s en una pobre educación amatoria “el otro o la otra es egoísta y no le importamos”; más bien, nos hace falta entender y honrar los ritmos sagrados -propios y de pareja.

Cuando nos permitimos darnos cuenta que como personas viviendo experiencias humanas necesitamos continuamente realizar búsquedas sagradas (en menor o mayor medida) podemos permitirnos también compartir el camino desde un lugar verdaderamente expuesto al amor y desde el amor, dejando a un lado los egocentrismos, viviendo la experiencia de pareja desde un nuevo lugar.

Tomando en cuenta los ciclos de los planetas personales (Mercurio, Venus y Marte) y de Saturno (quien rige nuestra relación con el tiempo) estas crisis de iniciación suelen detonarse alrededor de los 24, 32, 40, 48 y 56 años de vida, trayendo consigo importantes necesidades de cambio, abriendo paso a la oportunidad de alquimia personal y de pareja.

Si colocamos el intento en mirar, reconocer e integrar estas crisis, en abrirnos al entendimiento profundo de cada una de nuestras iniciaciones (y los momentos sagrados del otro o de la otra), nos estaremos dando la oportunidad de abrirnos al verdadero amor. Porque como dijeran los sabios: la pareja es la oportunidad de entender la dualidad sagrada en el Universo.

La Mujer Lunar

www.mujerlunar.com

Alquimia-de-lo-Femenino-y-lo-Masculino

Primera Lunación: Mujer que habla con sus relaciones

Primer Clan: La Mujer que habla con las Relaciones

mujer-que-habla-con-relaciones

La leyenda…

Hubo un tiempo en que reinaba la armonía en la Madre Planeta. Habia paz y respeto entre hombres y mujeres, y entre las razas. Pero la fiebre por el oro, que era para ellos la luz del Padre Sol materializada, despertó su avaricia y generó sed de poder y dominación… El caos llegó a tal límite que la Tierra tuvo que ser consumida por el Fuego para ser purificada. Y entonces, para que una nueva humanidad pudiese surgir y asi reestablecer el equilibrio perdido, la Madre Tierra materializó, en este mundo físico y con la ayuda de la Abuela Luna, su Sabiduría, Amor y Compasión… Así la Luna, en cada ciclo recorrido alrededor de Gaia, nos iba presentando una Mujer con un conocimiento particular y una enseñanza especial para ser transmitida a los Hijos de la Tierra… 13 vueltas da la Luna Alrededor dela Tierra en un año solar, y 13 son las Madres de los Clanes que, juntos, contienen toda la Sabiduría de Gaia…

Primer Clan: Conocer la Verdad

¿Dónde estoy yo con respecto a ti?

¿Dónde estoy yo en relación a vos?

¿Cerca, lejos? ¿Arriba, sofocándote? ¿Abajo, asfixiándome?

¿Acaso te percibo, o me estoy perdiendo de algo? ¿Cómo me modifica tu Existencia?

¿Nuestro vínculo es excusa? ¿Es prisión? ¿O acaso es estímulo, es Puente?

Me gusta pensar que somos islas, unidas por kilómetros y kilómetros de puente hecho de colores y Luz.

Te escucho venir… ¿Y Yo?

  1. A) voy a tu encuentro,
  2. B) me dejo interpelar por tu presencia, o
  3. C) coloco una barrera gigante de hierro y tiempo

¿Cuál es mi disposición para sentir(te/nos) el dia de hoy?

Las conexiones entre todo lo que existe estan activadas, de hecho, no existe “todo lo que existe”… “todo lo que existe” es simplemente “aquello único que existe”. Una hoja cayó del árbol. Se metió entre mis cabellos, vos me acariciaste con la excusa de sacarla con tu mano. Suspiraste, y el aire que salió de tu boca se juntó con el resto del aire que ayudó a la gaviota a planear. La gaviota continuó su migración y fue fotografiada por una persona en una playa lejos de aquí. La foto formó parte del álbum familiar, el cual sirvió para no olvidar. La foto de la tía Edelvira fue sacada del álbum y enviada al periódico local, la tía se convirtió en la persona más vieja del pueblo… Pero como siempre, nadie recoge nunca el periódico en la casa vacía del vecino, desde que el tipo abandonó el disfraz y se fue sin rumbo ni tiempo determinado… El papel de los periódicos no recogidos y acumulados se va descomponiendo de a poco (si, hasta la foto de la tía Edelvira), preparando un festín para las plantas del jardín!… El frondoso árbol, Guardián de todas las criaturas que allí moraban, también aprovechaba los nutrientes, y el agua de lluvia. Pero aún así, nada puede acallar al Otoño cuando llega, y las hojas que ayer eran verde clorofila hoy son ocres, y caen… Una de ellas, llegó hasta mis cabellos.

La Piedra me cuenta secretos de otros tiempos; yo le entrego aquello que me pesa porque escuché que Ella lo sabe transmutar, secretos ancestrales… El Árbol me cuenta del equilibrio existente entre hundir mis raíces en la Tierra, y alcanzar el Cielo con mis ramas; el Árbol me dice que yo también soy un canal… mi abuela lo regaba cuando El todavía era joven, y yo ahora lo abrazo con bastante frecuencia. El Cielo me señala mi origen, la Tierra me dice que soy fértil para gestar toda clase de hijos; yo los venero cada día. Las plantitas siempre tienen la solución para mis males, yo las riego, les canto y les rezo. El Agua me cuenta misterios; yo me bautizo una y mil veces en sus corrientes. El Fuego es el Abuelo que me cuenta del origen y el fin de todas las cosas, yo lo miro y al mirarlo veo el centro del Universo mismo… El Aire me enseña que yo también soy peregrina, a través de él yo dejo viajar mis plegarias de humo… El Zorro me dice que existe una Familia Planetaria de la cual soy parte; yo me lleno de alegria y siento que eso tambien implica una responsabilidad, de “orar y vigilar” mis Relaciones… Y entre Vos y Yo, tampoco hay diferencia… Somos una sola cosa. No existe Piedra, ni Árbol, ni Tierra, ni Cielo, Ni vos ni Yo. Somos un solo ser, en el Cuarto de los Espejos…

Por más oscur@ o luminos@ que te perciba, sé que has venido aqui para desafiarme, sé que sos Maestr@ de mi jornada. Voy a entrar en la caverna del Oso y voy a preguntarle a mi Silencio el por qué de tu Presencia… y cuando recuerde lo que acabo de olvidar, voy a agradecer que estés acá. Voy a agradecer con el corazón, porque voy a percibir cómo y para qué nos conectamos. Y voy a cuidar de nuestro lazo, como cuido el lazo que me une a la Tierra, al Cielo, al Aire, al Agua y al Fuego. Porque sé que honrarlos, es honrarme. Porque no existe “todo lo que existe”… “todo lo que existe” es simplemente “aquello único que existe”.

SEGUNDA LUNACION: CLAN GUARDIAN DE LA SABIDURIA

GUARDIANA-DE-LA-SABIDURIA-715x1024.jpg

SEGUNDO CLAN: GUARDIAN DE LA SABIDURÍA

Estate atenta a estas indicaciones (puedes tomar nota): si caminas hacia tí misma, llegas al valle de la Historia, sigues por el camino de la Memoria, entras en la gruta del Silencio, llegas al claro de la Percepción, sales por la abertura de la Verdad, y tomas el sendero izquierdo del Soltar que conduce al bosque de la Orenda… encontrarás una Mujer con un cofre y una llave colgada de su cuello. El cofre y la llave son antiguos, pero su estilo habla de todos los tiempos… Ella es la Guardiana de la Sabiduría, Protectora de las Tradiciones Sagradas y los Conocimientos Antiguos, y Madre de las Piedras; las Piedras saben todo aquello que el cofre contiene, pero sólo estarán dispuestas a contarle a aquella que realmente se permita parar y silenciar su mente y su corazón… Si la Mujer te siente preparada para ver el interior del cofre, te dará la llave, sólo si estás preparada. Ella sabe. Lo que el cofre guarda no es para cualquiera. Si no estás lista, probablemente abrirías el cofre y lo verías vacío… Sólo aquella Caminante que está preparada para comenzar a trabajar con aquello que esta Sabia guarda celosamente, tiene el permiso para desvendar aquello que esta durmiendo allí dentro… Y que pasará cuando el Misterio vea la Luz?

Las Piedras.

Nuestro paso por aquí es un soplo. Un soplo nos crea, y en un soplo volveremos a aquel orígen del cual venimos.

Imagínate un período de… 20 años. Ahora, imagínate un período de: 75 años. Fácil, verdad? Ahora imagínate un período de… 130 años. Es un tiempo que te excede, pero con certeza todavía puedes vislumbrarlo en tu mente… Y qué pasa si te pido que imagines un período de 1000 años? Recuerda: “Un soplo nos crea, y en un soplo volveremos a aquel orígen del cual venimos”… El único lazo que tenemos con tal magnitud del Tiempo, Gran Señor, son los números. Meros dibujos que hemos dotado de significado, para poder nombrar aquello que no podemos abrazar… Y si te pidiera que imagines un período de… un millon de años?

Sabes quienes pueden hablarnos de tal experiencia? Las Piedras. Ellas son unos seres bien antiguos! Y como tales, han sido testigo de mucha cosa que ha acontecido aqui en la Madre Planeta. En ellas, está registrada la Historia. No te confundas, parecen inmutables, indiferentes al Tiempo, pero ellas cambian, a cada momento… Así como cambias tú, como cambio yo, como todo cambia. Sólo que las Piedras cambian… más lentamente. Constantemente, el Agua y el Viento les traen noticias, y se llevan una partecita de sus secretos.

Ellas son los libros más antiguos que existen. Pero acceder a su Sabiduría no es tan fácil como abrir en la página tal… Hay un precio, que el Elemental de la Piedra te cobrará a cambio de contarte lo que sabe: Paciencia, y Silencio. Sólo así podrás acceder a su milenar Sabiduría. En ellas, está registrada la Historia. Su Medicina, es la Memoria.

La Memoria.

“Todo está guardado en la Memoria”. Me pregunto si aún me recuerdas. Me pregunto si aún recuerdo quien soy. Y si lo he olvidado es lo mismo, tú vendrás a recordármelo. Qué clase de trucos utiliza la mente para alejarme de aquello vivenciado que me acerca a mi Sanador Herido?

Hay cosas que sólo recuerdo cuando me llamo a Silencio.

Parar la marcha. Recostarse sobre el pasto, bajo los árboles. Mis ojos reflejan su follaje desde el suelo, como un espejo. Sólo cuando percibo que mis ojos son un espejo, sé que me he detenido. Sólo en ese momento puedo respirar, y con mi exhalación me libero de todo aquello que me hiere y que está grabado en cada una de mis células. Porque no habrá Camino nuevo por transitar, si no registro cada árbol, cada piedra, cada flor, cada Sol y cada Luna del Camino que ya he recorrido. Si no registro, si no recuerdo, el Camino sólo sera en círculos… Sólo recordando sabré quién soy yo en este entramado: soy la que va a continuar el Camino ya trazado? O la que va a girar el timón, internándome en el follaje, para abrir un nuevo sendero?

Cuando pienso en la Memoria, me doy cuenta que no hay Memoria, sino Memorias. De mí conmigo, de mí con el Todo, de mí con el Pasado… Porque ese Camino que recorro es Rojo, y ha sido caminado por Otros y Otras antes que yo. Son Historias dentro de Historias, dentro de Historias, dentro de Historias, dentro de… Historias contadas, Historias calladas… Historias acalladas también. Y todas hablan de mí, y yo hablo a través de todas ellas. Un gran tejido. Y todas son ciertas, hay Verdad en todas ellas. El llamado es a honrar esa Verdad. Aquella Verdad con la que me identifico, aquella que mueve mis estructuras, aquellas que incluso parecen contradecirse, la tuya, la mía, la de ell@s…

Hay muchas cosas para recordar, más de las que pensaba.

(Recordar: Pasar nuevamente por el Corazón).

La Memoria / Las Sombras.

Sabes que pasa si recuerdo? Pasa que percibo todo lo que he olvidado a propósito. He decidido olvidarlo porque en aquel momento, tenerlo presente era autoaniquilarme… Pero fui ingenua, pensé que si lo olvidaba, aquello se desintegraría… Y no fue así, sabes? Aquello continuaba ahí, y no sólo eso, también crecía cada vez más; era cada vez más grande, ocupaba cada vez más espacio… parecía que hasta cobraba vida, que respiraba, que me miraba, cada día más enojado, porque yo le había dado la espalda… El olvido hiere, y cuando la Herida no puede ser transmutada en Medicina, un poder destructor se adueña de todo…

Pero un día me di cuenta que el peso de lo que había olvidado no me dejaba caminar… Era una bolsa demasiado pesada, y muchas veces parecía poseerme, pensando, diciendo y actuando en mi nombre… Ahí es cuando decidí parar la marcha, que cada vez era más lenta (por el peso de la bolsa, que crecía y crecía), bajar la bolsa de mis hombros, apoyarla en el piso, y abrirla… Tuve que abrirla, no tenía otra opción, si quería continuar mi peregrinaje, entiendes? Y ahí monté mi tienda, al lado del camino, porque sabía que el trabajo era mucho y arduo, y que habría de pasar varias noches con sus días allí… Hasta poder abrazar todo aquello, llorar todo aquello, aceptar todo aquello… Me llevó un buen tiempo escudriñar la bolsa y su oscuro contenido, pero cuando lo conseguí, cuando pude abrazar a ese mounstruo gigante y oscuro que vivia en la bolsa y decirle “Yo te veo, yo te acepto, yo te amo”, sentí una sensación que nunca había sentido antes. Me sentí completa. Y la Gratitud se adueñó de mí, y mi caminar desde entonces es bien más leve… Porque ahora se quien soy.

Sabia es la que Recuerda.

TERCERA LUNACIÓN: MUJER QUE PONDERA LA VERDAD

MUJER-QUE-PONDERA-LA-VERDAD-726x1024.png

TERCER CLAN: Que Pondera la Verdad

Hay una balanza, que pesa las cosas de manera diferente de la que estamos acostumbrados. Hay un peso, que no tiene que ver con la gravedad…

No es tan importante lo que empuja hacia abajo, sino lo que se lanza al Infinito… Porque si bien el Infinito es inabarcable, aquello que fue lanzado en esa dirección siempre encuentra la forma de volver. Y ese, es un significado de la palabra Verdad al cual tal vez no estamos acostumbrados…

¿Si te digo Verdad, en que piensas?

Nuestra mente es formada en la Dualidad. Si-No, Blanco-Negro, Bueno-Malo, Cierto-Errado… Cosas que estan separadas unas de las otras. Separadas. Separación. Yo estoy aquí, y allá está el resto del Universo… Pero en realidad, las leyes del Gran Misterio actúan de un modo bien diferente… El Gran Misterio nos recuerda que no existe tanto eso de Bueno-Malo, que la cosa va mas por la Cosecha-Siembra…

Hay una Guardiana de esas leyes, que desciende a la Tierra con cada Luna Nueva de Marzo, pero que nos deja lecciones que pueden ser accesadas siempre que precisemos conectar con el significado de la palabra Verdad. Y la primera de esas lecciones, es que Verdad, asi, en singular, es inseparable de Verdades… pero que a su vez, las pluralidades son las piezas de un Todo singular.

Cosecha Y Siembra, simplemente. Ya no hay mentira, ya no hay decepción. Porque ya no hay nada que llene el espacio de “la forma en que debe ser”, separado de las formas en que no debe…

¿Si te digo Igualdad, en que piensas?

Todos pregamos por la igualdad. Pero a veces me pregunto, igual a quéin? Quién define los parámetros de la igualdad? O en todo caso, a quién entregamos el enorme Poder de definir aquellos parámetros…? No olvides, como familia humana, hemos permitido las mayores aberraciones en nombre de la búsqueda de la Igualdad…

Aquella Igualdad que debes alcanzar (debes?), te aleja de tu Propósito? En manos de quién has puesto la responsabilidad (y el poder) de definir lo igual? O acaso eres tú la que define lo igual en el Camino de alguien más…?

Hay un momento en el que dejamos de exigir, y comenzamos a compartir la jornada. Aun desde la no Presencia física, la jornada es compartida. Y ahi, una vez más, Verdad, asi, en singular, es inseparable de Verdades…

¿Si te digo Justicia, en que piensas?

Parece que Justicia e Igualdad van de la mano. La Justicia de los hombres es una regla, y el sistema métrico es igual para todos. Pero como medir con la misma vara, cuando descubrimos que Verdad es Verdades? Al fin y al cabo, si medimos la habilidad y la destreza queriendo ver volar al Aguila y al Oso, el resultado de la prueba sería la Verdad, pero también lo sería aquello que quedo fuera del padrón…

La Justicia Divina no mide, porque no precisa hacerlo. Ella sólo nos advierte de la Impecabilidad. Pensamiento-Palabra-Acción en Conexión y Coherencia, y al Servicio. Al Servicio del Propósito, al Servicio de la Medicina que vinimos a ofrecer. Y aquello lo cosecharemos multiplicado… Ya no hay mentira, ya no hay decepción.

(El Cuervo)

El Cuervo siempre fue el portador de la Magia. Aquellos que trabajan con la Magia sin conocerla, o para lastimar, hacen bien en temer al Cuervo, pues estan entrando en áreas que no dominan, y los hechizos que hicieron acabarán volviendo en su contra. Cosecha y Siembra. Cuervo, brujo, Maestro de la Alquimia, muéstrame el Camino hacia la Impecabilidad, muéstrame como aceptar y honrar la Ley Divina…

¿Conoces tu Verdad? La honras?

¿Eres capaz de fundirte en un abrazo profundo con Ella, ser Una sola con Ella?

¿O todavía hay separación?

¿Quién te aleja, quién te hace dudar de tu Verdad?

¿A quién le has dado ese Poder…?

¿Tu Verdad precisa ser La Verdad, y medir las otras Verdades, para manifestarse y ser honrada?

¿Aún hay dualidad?

La Mujer que Pondera la Verdad nos dice:

“Hay un lugar, un espacio-tiempo, que debes crear, y que será sagrado. Delimítalo con piedras, en forma de círculo. En el centro, coloca tu Verdad Personal. Enciende una vela, y eleva un rezo por ella.

En este espacio, solo entrarás tú y las personas a las que le des permiso (A quién le daras permiso…?). Este espacio es tu responsabilidad, así como el tesoro que guarda. Acude a él cada vez que necesites recordar quién eres.

Respétalo y hazlo respetar. Pero no olvides: también le he dado esta tarea a todos tus hermanos y hermanas… Podrás respetar y honrar tu Espacio Sagrado con límites amorosos tanto como los de tus hermanos, siendo que guardan Verdades Personales bien diferentes? He ahí el desafío…”

El secreto es éste, y es bien simple: la Verdad Personal florece,

cuando la alianza entre ésta y el Corazón es tan fuerte, tan fuerte,

que ya no se distingue Uno del Otro.

***

Texto y Arte: Lorena Butrón, Guía Mujer Lunar

www.mujerlunar.com/

(Un viaje grupal por las trece lunaciones del año)

[Todos los derechos reservados, es posible compartir este texto respetando completamente la autoría

Categorías: Clan Madre, Clanes lunares, La Mujer Lunar, Misterios Femeninos, Sagrado Femenino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s