adn mitocondrial…2015…

conexion_universo.jpg

Universos…..

Mientras los científicos se siguen rompiendo los cuernos por saber ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos? y no menos importante… ¿Dónde estamos?, lógicamente como debe de ser.

"Nuevas noticias sobre el controvertido “flujo oscuro” del Universo. Después de estudiar más de mil cúmulos de galaxias, un grupo de científicos ha logrado identificar un patrón inusual en el movimiento de alrededor 800 de ellos. Parece que están moviéndose a una velocidad de 1000 kilómetros por segundo hacia una zona específica del Universo. Algo no encaja con las teorías actuales. Puede que exista una gran concentración de materia en ese sitio, o que otros Universos ejerzan su influencia en las grandes estructuras del nuestro."

Entretanto, y con la conciencia y el corazón en paz, podemos estar seguros que nuestro universo no es el único, que el tamaño de la realidad es mucho más de lo que podremos llegar a conocer,…. ¿Sorprende? ¿Acaso es diferente que el universo sea de x tamaño o que no sea más que un cúmulo de agrupaciones de galaxias moviéndose en una zona de un macrouniverso plagado de multitudes de zonas como la nuestra…. Sólo cambia la escala, pero el orden es el mismo.

Sea como fuere… una vez más la ciencia viene a confirmar lo que la razón nos dice. El conjunto del Todo, el conjunto de todo cuanto existe, es tan grande que nuestra mente no puede abarcarlo. Así que tranquilidad y poco a poco…

La Élite tiene miedo, prevé una alta posibilidad de que no pueda instaurar su Gobierno Mundial. Su última y peligrosa carta, será un ataque a Irán, que significará el inicio de la Tercera Guerra Mundial…

BZEZINSKI: «Por primera vez en toda la Historia, la Humanidad está despertando»

El co-fundador de la Comisión Trilateral dice que las luchas internas entre los miembros de la elite, combinadas con el despertar de la humanidad en su conjunto, están poniendo en riesgo el movimiento hacia el gobierno mundial único.

En un reciente discurso en Montreal ante el Consejo de Relaciones Exteriores, el cofundador junto con David Rockefeller, de la Trilateral, y asistente regular a las reuniones del Club Bilderberg, alertó sobre que «el despertar político global» en combinación con las luchas intestinas entre los miembros de la elite estaban amenazando desbaratar el movimiento hacia un gobierno mundial.

Brzezinski explicó que el liderazgo político global se había convertido en «mucho más diversificado de lo que era hasta hace relativamente poco», y se notaba el ascenso de China como poder geopolítico y que el liderazgo global en el contexto de la G20 «tenía falta de unidad interna ya que muchos de sus miembros eran antagonistas en distintos frentes». En otras palabras, la elite global se debilita por luchas internas y ello bloquea los esfuerzos para rescatar la agenda de gobierno global, que parece estar fracasando en casi todos los frentes abiertos.

Brzezinski explicó posteriormente otro factor significativo: «Por primera vez en toda la historia la humanidad está despertando políticamente; esto es una realidad completamente nueva, no había ocurrido esto durante la mayor parte de la historia humana».

Objetivos del Club Bilderberg

El Grupo o Club Bilderberg fue fundado en 1954, en el Hotel Bilderberg, en Oosterberk (Holanda). Está compuesto por unos 100 miembros permanentes de la Elite Global (Realeza, Banqueros Internacionales, etc), más algunas decenas de invitados influyentes que se reúnen cada año, en un hotel diferente, para discutir sobre política y economía internacional, en vistas a conseguir un Nuevo Orden Mundial. Este fin de semana se encuentran reunidos en Sitges (Barcelona, España).

Según Daniel Estulín, que los ha estado investigando y siguiéndoles la pista por el mundo durante varios años, sirviéndose de fuentes confidenciales, éstos serían los objetivos básicos del Grupo Bilderberg:

Un Gobierno Mundial (partiendo de la ONU, que deberá ser fortalecida). Un Mercado Único Globalizado. Un Ejército Mundial (partiendo de la OTAN). Una única Moneda Mundial regulada por un Banco Mundial. Una Iglesia Mundial que canalizará a la gente hacia los deseos del Gobierno Mundial. Las demás Religiones deberán ser destruidas. Destrucción de cualquier identidad nacional. Control de toda la Humanidad, mediante técnicas de Manipulación Mental. Una Sociedad de Crecimiento Económico Cero que acabará con la industrialización, excepto para las industrias de computadoras y servicios. Destrucción de la Clase Media. En el Gobierno Mundial, sólo habrán Gobernantes y Siervos. Reducción de la población mundial a 2.000 millones de habitantes para el año 2050, mediante guerras, hambres y enfermedades. Crisis artificiales para mantener a la gente en un perpetuo estado de desequilibrio, confusión y desmoralización, para evitar que la población decida su propio destino, y así llevarla a la apatía. Degradar la educación, para que los jóvenes ignoren la Historia, sus Derechos Cívicos, libertades individuales, etc. Creación de un Impuesto directo al Ciudadano Mundial (Impuesto al Carbono). Expansión de los Tratados de Libre Comercio, como preludio a la creación de una Unión Norteamericana, Unión Sudamericana, Unión Africana y Unión Asiática, tal como se hizo con la Unión Europea, a partir de la Comunidad Económica Europea. Una Corte Internacional de Justicia, con un solo sistema legal. Un Estado de Bienestar Socialista donde se recompensará a los esclavos obedientes y se exterminará a los inconformes.

¿De dónde venimos? ¿Cómo llegamos a donde estamos hoy?

Durante décadas, las únicas pistas eran los escasos huesos y objetos desperdigados que nuestros ancestros dejaron tras de sí en sus viajes. Sin embargo, en los últimos 20 años, los científicos han encontrado un registro de las antiguas migraciones humanas en el ADN de la gente viva. “Cada gota de sangre humana contiene un libro de historia escrito en el idioma de nuestros genes”, dice Spencer Wells, genetista poblacional y explorador residente de National Geographic.

El código genético humano, o genoma, es 99.9% idéntico en todas las personas del mundo. Lo que resta es el ADN responsable de nuestras diferencias individuales —el color de los ojos o el riesgo de padecer ciertas enfermedades, por ejemplo—, así como otros segmentos que en apariencia no tienen función. De vez en cuando, durante el proceso evolutivo puede ocurrir una mutación aleatoria e inofensiva en uno de tales segmentos, y luego es heredada a todos los descendientes de esa persona. Generaciones después, descubrir esa misma mutación, o marcador, en el ADN de dos personas indica que comparten un mismo antepasado. Así, al comparar marcadores en muchas poblaciones diferentes, los científicos pueden rastrear sus conexiones ancestrales.

En la mayor parte del genoma, estos pequeños cambios quedan ocultos por la reorganización genética que ocurre cada vez que el ADN de una madre y un padre se combinan para crear un hijo. Por fortuna, un par de regiones conserva las variaciones reveladoras. Una de ellas, llamada ADN mitocondrial (ADNmt), se transmite íntegra de la madre al hijo. De manera similar, la mayoría de los cromosomas Y, que determinan el sexo masculino, viajan intactos de padre a hijo.

Las mutaciones acumuladas en el ADNmt y en los cromosomas Y (en los hombres) constituyen tan sólo dos filamentos en el enorme tapiz de personas que han contribuido a formar un genoma individual. Sin embargo, al comparar el ADNmt los cromosomas Y en gente de poblaciones diferentes, los genetistas pueden formarse una idea general de dónde y cuándo se separaron estos grupos en las grandes migraciones del planeta.

.

A MEDIADOS DE LOS AÑOS 80, el finado Allan Willson y sus colegas de la Universidad de California, en Berkeley, utilizaron ADNmt para ubicar el hogar ancestral de la humanidad. Compararon el ADNmt de mujeres de todo el mundo y encontraron que aquellas de ascendencia africana mostraban el doble de diversidad que sus congéneres. Puesto que, al parecer, las mutaciones reveladoras ocurren a un ritmo estable, los humanos actuales (Homo sapiens) deben haber vivido en África el doble de tiempo de lo que han habitado en cualquier otro lugar. Hoy día, los científicos calculan que todos los humanos estamos emparentados con una mujer en particular, quien vivió hace unos 150 mil años en África, una “Eva mitocondrial”. No era la única mujer viva en aquel entonces, pero si los genetistas están en lo correcto, toda la humanidad está ligada a esta Eva mediante una cadena matrilineal continua.

A la Eva mitocondrial pronto se le unió un “Adán cromosoma Y”, de manera análoga, nuestro padre, también de África. Los estudios cada vez más precisos sobre el ADN han confirmado este capítulo inicial de nuestra historia una y otra vez: todas las personas de la Tierra en sus variadas formas y colores tienen una filiación ancestral con los cazadores-recolectores africanos.

Es probable que los científicos hayan encontrado rastros de estos fundadores: los marcadores de ADN ancestrales se presentan con mayor frecuencia entre los cazadores san (bosquimanos) del sur de África y los pigmeos de Biaka, asentados en el centro del continente, así como en algunas tribus del este de África. Es prácticamente un hecho que hace quizá unos 50 mil o 70 mil años una pequeña oleada de personas procedentes de África llegó a las costas del oeste de Asia. Todos los no africanos comparten los marcadores que portaban estos primeros emigrantes.

Algunos arqueólogos opinan que los emigrantes que partieron de África marcaron una revolución en la conducta, la cual incluía la fabricación de herramientas más complejas, la creación de redes sociales más amplias y las primeras muestras de arte. Quizá algún tipo de mutación neurológica condujo al desarrollo del lenguaje hablado, convirtiendo a nuestros ancestros en individuos completamente evolucionados, lo que encaminó a un pequeño grupo en la ruta para colonizar el mundo. Sin embargo, otros científicos han encontrado herramientas finamente trabajadas y otros rastros de conducta moderna diseminados en África mucho más antiguos que estos primeros pasos fuera del continente.

Cualesquiera que fueran los utensilios y habilidades cognitivas que los emigrantes hayan cargado consigo, había dos posibles caminos que llevaban a Asia. Uno conducía al valle del Nilo, a través de la península del Sinaí, y al norte hacia el Levante; pero también había otra ruta más atractiva: hace 70 mil años, la Tierra ingresaba en el último periodo glaciar y los niveles del mar descendían mientras las aguas quedaban atrapadas en los glaciares. En su parte más estrecha, la desembocadura del mar Rojo entre el Cuerno de África y Arabia pudo haber tenido sólo unos cuantos kilómetros de ancho. Los humanos modernos pudieron haberlo cruzado utilizando embarcaciones primitivas.

.

LA EVIDENCIA GENÉTICA sugiere que, una vez en Asia, la población se dividió. Un grupo se estableció temporalmente en Oriente Medio, en tanto que el otro siguió la costa que rodea la península Arábiga, hasta India y más allá.

Al transcurrir los milenios, se sumaron al trayecto unos cuantos pasos al año y algunos viajes en bote. Los nómadas llegaron al sureste de Australia hace unos 45 mil años, según indican los restos de un hombre hallados en un sitio denominado lago Mungo. Las capas de tierra bajo la tumba y los objetos enterrados en ellas podrían tener hasta 50 mil años de antigüedad, la evidencia más remota de humanos actuales lejos de África.

Aunque no se ha encontrado vestigio alguno de estas personas en los 13 mil kilómetros que hay entre África y Australia, los rastros genéticos perduran. Algunas etnias de las islas Andaman cercanas a Myanmar, así como de Malasia y de Papúa Nueva Guinea, y casi todos los aborígenes de Australia, son portadores de las señales de un linaje mitocondrial antiguo.

La gente del resto de Asia y Europa comparte linajes de ADNmt y cromosomas Y diferentes pero igualmente antiguos, que los convierten en descendientes de la otra rama del éxodo africano, la que se asentó. Al principio, el terreno accidentado y el clima del periodo glaciar obstaculizaron su avance. Además, Europa era una fortaleza para los hombres de Neandertal, descendientes de una migración anterior de humanos premodernos procedentes de África.

Finalmente, quizá hace unos 40 mil años, los humanos actuales avanzaron hacia el territorio de los hombres de Neandertal. Las capas superpuestas de objetos de los primeros humanos modernos y de los neandertales en una cueva de Francia sugieren que las dos especies de humanos pudieron haberse conocido. Aún es un misterio la forma en que estos dos grupos interactuaron. ¿Pelearon, socializaron o se excluyeron mutuamente al percibirse como seres extraños?

Todo lo que sabemos es que, conforme los humanos actuales y sus herramientas más complejas se dispersaron por Europa, los alguna vez ubicuos neandertales quedaron replegados en pequeños habitáculos que con el tiempo desaparecieron por completo. Según la evidencia actual, los dos grupos rara vez se mezclaron.

.

Los estudios del ADN han confirmado que todos los humanos, en nuestras variadas formas y colores, tenemos una filiación
con los cazadores-recolectores africanos que vivieron hace unos 150 mil años.

.

AL MISMO TIEMPO QUE LOS HUMANOS ACTUALES avanzaban hacia Europa, algunos miembros de aquel grupo que se había detenido en Oriente Medio se dispersaron hacia el este, rumbo al centro de Asia. Siguiendo las manadas de animales y bordeando las cadenas montañosas y los desiertos, llegaron al sur de Siberia hace casi 40 mil años. Conforme las poblaciones se separaban y se aislaban, sus linajes genéticos también se dividían en varias ramas, pero el aislamiento nunca fue del todo completo.

El poblamiento de América/Abya Ayala es uno de los capítulos más recientes, así como de los más polémicos de la historia de la humanidad. Al parecer, el tema atrae teorías fantásticas, por ejemplo, que los nativos americanos son los descendientes de antiguos israelitas o de la civilización perdida de la Atlántida.

De hecho, la mayoría de los científicos concuerda en que los nativos americanos actuales descienden de los antiguos asiáticos que cruzaron desde Liberia hacia Alaska durante el último período glaciar, cuando el bajo nivel del mar pudo haber dejado al descubierto un puente de tierra entre los continentes. Sin embargo, existe un gran debate acerca de cuándo llegaron a América y desde qué parte de Asia.

Durante décadas se pensó que los primeros americanos llegaron hace 13 mil años, cuando el periodo glaciar terminó y abrió un camino a través del hielo que cubría a Canadá. No obstante, algunos arqueólogos aseguraban tener evidencias de una llegada anterior, basados en el descubrimiento de dos sitios arqueológicos: Meadowcroft Shelter, en Pensilvania, que ahora se cree data de hace 16 mil años, y Monte Verde, en el sur de Chile, con más de 14 mil años de antigüedad.

El ADN de los indígenas americanos puede ayudar a resolver algunas de las controversias. La mayoría de ellos porta marcadores genéticos que los vinculan claramente con Asia. Los mismos marcadores se agrupan en personas que hoy día habitan en la región de Altay, en el sur de Liberia, lo que sugiere que ese fue el punto de partida de un viaje a través del puente de tierra. Hasta ahora, la evidencia genética no muestra si el norte y el sur de América fueron poblados en una sola migración o en dos o tres oleadas distintas, y tan sólo sugiere una escala aproximada de fechas que fluctúan entre 20 mil y 15 mil años atrás.

Incluso la más cercana de estas fechas es anterior a la apertura de una ruta terrestre a través del hielo en Canadá. ¿Cómo llegaron entonces los primeros americanos? Probablemente viajaron siguiendo la costa; quizá unos cientos pasaron de una extensión de tierra a otra que les ofreciera sustento, entre un océano glacial y una imponente muralla de hielo. “Tal vez la forma más fácil de entrar fue una ruta costera, pero aun así, debió de haber sido un viaje muy difícil”, sugiere Wells.

Más allá de los glaciares, había inmensas manadas de bisontes, mamuts y otros animales en un continente ajeno a predadores inteligentes. Desplazados por el crecimiento de la población o atraídos por la caza de animales, los humanos se dispersaron hasta la punta de América del Sur en tan sólo mil años.

Los genes de los indígenas americanos actuales ayudan a revivir la saga de sus ancestros. Sin embargo, una gran parte de la historia sólo puede ser imaginada, explica Jody Hey, genetista poblacional de la Universidad Rutgers.

Al poblar América, los humanos actuales habían conquistado la mayor parte del planeta. Cuando los exploradores europeos se hicieron a la mar hace 700 años, las tierras que “descubrieron” ya estaban llenas de gente. Los encuentros fueron a menudo cautelosos o violentos, pero eran, genéticamente hablando, reuniones de una familia muy unida.

Quizá la historia más maravillosa que oculten nuestros genes sea que, cuando el intrincado nudo de nuestra diversidad genética global se desenrede, nos conducirá de regreso a un ayer reciente, juntos en África.

LA HISTORIA DE UN CROMOSOMA

Las mutaciones genéticas pueden rastrear nuestro pasado. La primera mutación conocida que salió de África es la M168, y surgió hace 50 mil años. El cromosoma Y de un indígena americano con varias mutaciones, incluida la M168, demuestra su ascendencia africana.

Para el estudio de la historia evolutiva humana, la paleontología ha definido al hombre actual y todo su linaje de antecesores directos y paralelos dentro de una misma clasificación, homínido. Un homínido es en términos estrictos, un primate bípedo, con un aparato dental que se reduce en comparación con los grandes simios y que muestra cierta tendencia al crecimiento cerebral en la evolución. Dentro de la gran clasificación biológica, todos los homínidos conforman una sola familia, y el ejemplar más antiguo de la misma, datado por el registro fósil pertencece al género ardipithecus y a la especie ramidus, ardipithecus ramidus, y se le fecha con una antigüedad de 5 millones de años aproximadamente.

El género que nos ocupa apareció 2.5 millones de años después, nos referimos al género homo, cuyo primer representante es conocido como homo habilis y se diferencia de todos sus antecesores por ser el primero en hallarse asociado a material de carácter arqueológico, unas pequeñas herramientas llamadas olduvayenses.

Fue hasta hace 200 mil años , cuando aparece la especie que nos interesa, el homo sapiens, también conocido como hombre moderno, género y especie a las cuales pertenecemos todos los humanos actuales.

Como ya hemos dicho, el hombre moderno en realidad constituye una sola especie, ¿pero en qué sentido hablamos cuándo nos referimos a especie? Ya que existen 3 categorías para definir este concepto, es útil fijarnos dentro de qué ámbito estamos estudiando a la especie humana. Existe por una lado el concepto de especie biológica, que hace referencia principal a la característica que manifiesta un grupo de individuos de poder reproducirse entre sí con descendencia fértil; por otro lado tenemos el concepto de especie ecológica que añade al concepto anterior, la característica de que estos individuos habiten en un mismo ecosistema; y por último tenemos el concepto de especie paleontológica, que al no poder corroborar la parte biológica de reproducción, ya que la paleontología se centra en mayor parte en especies ya extintas, hace referencia a individuos que tienden a tener semejanzas morfológicas, es decir constituciones físicas similares.

En el caso del hombre moderno u homo sapiens, este podría definirse como especie biológica en relación a la biodiversidad actual, o bien como especie paleontológica en relación con el resto de los homínidos.

Las teorías de las que hablaremos en párrafos siguientes se centran especialmente en el origen del homo sapiens y los caminos que tuvo que seguir para poblar el mundo. Por lo que por la antigüedad de las fechas a las que nos referiremos y a la certeza de que pudo convivir con otros homínidos durante los años a que nos referiremos, cabría encajar al homo sapiens más bien como una especie paleontológica.

La paleoantropología

Las primeras teorías que describiremos tienen su base en las fuentes paleoantropológicas, mismas en las que se ha apoyado principalmente la Antropología Física para hablar de las rutas evolutivas y expansivas del hombre. Pero antes de comenzar a hablar de estas teorías, cabe hacer una rápida mención de lo que es la Paleoantropología dentro de la construcción epistemológica de las ciencias.

La Paleoantropología, como fusión de la Paleontología y la Antropología, centra su estudio en el origen y evolución de los seres humanos en relación con su evolución cultural, diferenciándose de otra disciplina conocida como Paleontología Humana, que se centra sólo en los orígenes y evolución humana, pero sin tomar en cuenta los factores culturales. Para sus estudios, la Paleoantropología hecha mano del registro fósil, es decir, de las huellas de lo antiguo, las marcas que mediante diversos procesos geológicos se nos presentan hoy día como vestigios de lo muy remoto, situado en el pasado que de la Tierra que por otro modo nos resultaría incognoscible.

Tomando como evidencia material este registro fósil, la Paleoantropología echa mano de diferentes opciones metodológicas, apoyadas en premisas físicas y químico orgánicas, para la fechación de dicho material. Las más conocidas herramientas para fechación empleadas por esta disciplina son: la prueba de Carbono 14, útil únicamente para fechar hasta una antigüedad de 50 000 años, la termoluminicencia, el potasio argón y le toba volcánica, considerada como el método más eficaz para el fechamiento del género homo.

Con base en el citado registro fósil y a raíz de los resultados obtenidos por las técnicas nombradas, han surgido dentro del ámbito paleoantropológico dos tipos de teorías sobre el origen del hombre moderno. Las teorías del origen multirregional, que defienden la posibilidad de que las poblaciones de homo sapiens surgieron en los lugares mismo donde se encuentran hoy día, y las teorías del origen africano, que sitúan la aparición del homo sapiens, una única vez, en el continente africano, hace aproximadamente 200 000 años.

Debido a que es la más aceptada por el ámbito antropológico, además de ser la que contiene mayor lógica y bases científicas, describiremos únicamente la teoría del origen africano, que más adelante nos servirá de punto de comparación con las posturas genetistas respecto del tema.

Teoría del arca de Noé

La teoría del origen africano que propone la Paleoantropología es también conocida como teoría del arca de Noé, en alusión a la narrativa bíblica, esta teoría propone básicamente un origen único, dado una sola vez, del homo sapiens y con base en el registro fósil, dicho origen se situó en un lugar de África conocido como el valle de Ommo. A continuación describimos la evidencia fósil existente que sustenta esta teoría y las posibles rutas que se propone debió seguir el homo sapiens para lograr el doblamiento del mundo.

El fósil de Homo Sapiens más antiguo que se ha encontrado data de unos 195 000 a 200 000 años a. P. y fue encontrado en Etiopía, es conocido como el hombre de Ommo, su fechación fue realizada con el método de termoluminicencia. El siguiente fósil más antiguo encontrado es el Homo Sapiens Idaltu, hallado también en Etiopía, en un lugar llamado Herto y con una antigüedad aproximada de 154 000 años. Siguiendo la cronología del más antiguo al más reciente, se ha encontrado otros restos de homo sapiens en Sudáfrica, a orillas del río Klasiers, con una antigüedad de 120 000 y 100 000 años, en Sudáfrica se han encontrado también unas huellas fosilizadas de homo sapiens con aproximadamente 117 000 años de antigüedad.

Debido a estos primeros datos, que representan los restos más antiguos encontrados hasta la fecha, de homo sapiens y debido también a que han sido todos hallados en África, se sostiene que el hombre moderno apareció en este continente hace 200 000 años, y que es descendiente del Homo Rodesiensis, el cual habitó este continente entre 500 000 y 200 000 años a. P.

Fuera de África los restos más antiguos que se han hallado de esta especie, se encuentran en Israel, con una antigüedad de 100 000 años aproximadamente, en las cuevas del Monte Carmelo. Otros restos han sido hallados en el sur de China con una antigüedad de 60 000 años y en Australia con una antigüedad de 61 000 años, este último conocido como Homo Sapiens de Mungo. En Europa los restos más antiguos que se han encontrado en Rumania y datan de 36 000 años a. P. Por otro lado, en Liberia y el norte de China se han encontrado restos óseos con características mongoloides de unos 20 a 30 mil años de antigüedad.

Para los paleoantropólogos, esta evidencia lo que nos dice es que hubo dos migraciones de homo sapiens fuera de África, la primera (no exitosa) hace 100 000 años, como nos muestran los restos hallados en Israel, y la segunda (sí exitosa, y de la cual se derivaría el resto del doblamiento mundial) que se dio hace aproximadamente 60 000 años. Partiendo en ambos casos del Este de África y pasando por la península arábiga, sin rastro alguno de que estos primeros hombres pasaran a través del mediterráneo.

En cuanto al poblamiento de América, los datos aun son muy dudosos, casos como el hombre de Chimalhuacan y el hombre de Tepexpan han sido controvertidos por su posible mala fechación. Sin embargo se cuentan con al menos 4 datos precisos que nos remiten a los restos más antiguos de homo sapiens hallados en este continente. El primero es un cráneo femenino hallado en Brasil de 11 500 años de antigüedad, llamado Luzia de cariño, En Yucatán se han hallado restos de 11 000 y 8 000 de antigüedad, en el valle de México se ha encontrado el conocido cráneo del metro Balderas, de 11 000 años (medido con el método de la toba volcánica), y en Estados Unidos se encontró el llamada hombre de Kenewick, datado en 9 500 a.P.

Estos restos sin embargo, son insuficientes para que la Paleoantropología nos hable del proceso de poblamiento americano, sin embargo, se cuenta con el apoyo de los vestigios arqueológicos, en base a los cuales han surgido dos teorías al respecto.

Por un lado tenemos la teoría del poblamiento antiguo, basada en varios sitios (Piedra Furada, Brasil, de 50 000 años de antigüedad; El Cidral, Mésico, 33 000 años; Chile, 14 500 años). Por el otro tenemos la teoría del doblamiento reciente, basada en los vestigios hallados de los primeros cazadores Clovis, hallados en sitios arqueológicos de Estados Unidos y México, con una antigüedad de 13 500 años.

En todo caso, la hipótesis más favorable arrojada por la Paleoantropología nos dice que el hombre moderno habría pasado del norte de China a través de Beringia, hace aproximadamente unos 15 a 30 mil años.

Como podemos ver, el registro fósil, está sometido a la eficacia que pueda tener el método empleado para la fechación de los restos fósiles y arqueológicos y cuyo dato duro simplemente no existe tal cual, por lo que para obtener la confiabilidad absoluta de la teoría del Arca de Noé, se necesita de su corroboración por otra metodología, es por ello que la genética evolutiva ha puesto en marcha el empleo de ciertas metodologías para emprender la misma búsqueda de la que ya hemos hablado, el origen y expansión del homo sapiens.

Ahora veremos la otra cara de la moneda, ¿Qué nos dice la genética al respecto?

EL ADN: NUESTRO ID El ADN: nuestro ID

Todos y cada uno de los seres vivos sobre la tierra somos portadores de nuestro código de identificación personal en nuestra célula. El ADN (ácido desoxirribonucleico), una macromolécula presente en todas las células. En nuestras células podemos encontrar dos sitios de ADN, en el núcleo celular y en la mitocondria.

El ADN está constituido por pares de bases nitrogenadas, ordenadas en secuencias específicas para la conformación de aminoácidos, pero este orden del que hablamos no es único y específico en todos los organismos, cada vez que nuestro ADN se replica para formar copias, sufre una recombinación y en ocasiones los pares de bases originales de una secuencia se ven intercambiados por una base diferente, a este hecho se le conoce como mutación. A la proporción de mutaciones que sufre nuestro ADN se le conoce como tasa mutacional, y las diferencias que se generan a partir de estas mutaciones hacen de cada individuo un ser único, a nivel genético, es decir a nivel de nuestro ADN. Esto ha hecho posible el uso del ADN como herramienta de identificación de individuos en casos forenses, criminalísticos y de paternidad, entre otros, esto debido a la ya citada variabilidad producida por la tasa mutacional. Pero, la mayor tasa de mutación ocurre en el ADN nuclear (el del núcleo celuar), hay sin embargo un ADN que no se recombina al copiarse y que por lo tanto los cambios que puedan presentarse en este tipo de ADN se deben a mutaciones que debieron suscitarse a lo largo de cientos de generaciones.

En el ser humano, tienen que transcurrir aproximadamente 10 000 años, para que surja una mutación en una de las bases del ADN mitocondrial. Esta característica es la que llamó la atención de algunos investigadores y de la que se planteó la posibilidad de poder medir la antigüedad de las poblaciones biológicas a partir de la tasa mutacional de este tipo de ADN. De esta manera se pueden medir las distancias entre poblaciones, es decir, que tanto tiempo tiene de haber divergido una población de otra. A este método se le conoce como reloj molecular.

Reloj Molecular

En 1962, Emile Zuckerkandl y Linus Pauling acuñaron la noción de Reloj Molecular. El objetivo de esta técnica es medir tiempo pasado partiendo de la cantidad de diferencias existentes entre dos secuencias de ADN. Zuckerkandl y Pauling subrayaron que la cantidad de diferencias en los aminoácidos de la hemoglobina entre linajes encaja con a tasa evolutiva de divergencia que se basa en el registro fósil. La afirmación es que la tasa de cambio evolutivo de cualquier proteína específica es aproximadamente constante a lo largo del tiempo y de diferentes linajes.

Esta hipótesis fue retomada por Motoo Kimura en 1968, quien formuló la teoría de la evolución neutra. Kimura observó que los errores espontáneos en la replicación del ADN causan mutaciones que dirigen la evolución molecular, y que la acumulación de estas diferencias evolutivas que calificó de neutrales, entre dos secuencias podía usarse para medir el tiempo, si pudiera calibrarse la tasa de error de la replicación del ADN.

A pesar que la evidencia molecular no marca una tasa de error en replicación de ADN que sea constante, esta técnica sigue siendo recurrida y es de importancia para facilitar el establecimiento de fechas de eventos filogenéticos no perceptibles por el registro fósil.

La Eva negra

La Eva negra o la Eva mitocondrial es el nombre con el que se ha bautizado a la primera gran teoría genética que defiende el origen africano del hombre moderno. La base de esta propuesta se centra en al ADN que se encuentra en las mitocondrias, los únicos orgánulos de la célula animal que poseen su propio material genético.

El ADN mitocondrial es ideal para los estudios evolutivos por dos razones: en primer lugar, porque toda su variabilidad se debe en exclusiva a las mutaciones, ya que no sufre el proceso de recombinación; y en segundo término porque los orgánulos de la célula huevo proceden únicamente dl óvulo materno y se transmiten de manera matrilineal (en el proceso de fecundación el espermatozoide sólo aporta sus cromosomas nucleares, por lo que la célula huevo es el propio óvulo más los cromosomas nucleares del espermatozoide)3 .

El hecho de que el ADN mitocondrial sea herencia únicamente de las mujeres, nos permite seguir la ascendencia de un cromosoma mitocondrial, de mujer en mujer, a través de las generaciones. Es por ello que al antecesor más antiguo del hombre moderno, propuesto por esta teoría, es mujer y de origen africano, bautizada de cariño como la Eva africana, Eva negra o bien, Eva mitocondrial.

Finalmente, como resultado de estudios realizados en muestras poblacionales procedentes de cinco regiones del mundo, se legó a una conclusión: El ADNmt tomado de los grupos de origen africano son los que mostraron más diversidad entre sí que la existente dentro de los grupos que incluían al resto del ADN, por lo tanto el grupo africano es el más antiguo de todos. La base de esta lógica es que cuanto más antiguo sea un grupo más tiempo habrá tenido para acumular mutaciones, dando lugar a tipos diferentes de ADNmt.

Así fue como Rebecca Cann, Mark Stoneking y Allan Wilson, autores de esta teoría, ubicaron la separación de todas las líneas de ADN mitocondrial en alrededor de 200 000 años, momento en el que vivió en África la mujer hasta la que podían remontarse dichas líneas, la Eva africana.

Proyecto genográfico

Ya que el punto débil de esta teoría es que sólo considera la herencia femenina del código genético, suena lógico que deba contrastarse con un estudio de la variabilidad de una parte del ADN nuclear que se transmita por vía paterna y que, como en el caso del cromosoma de la mitocondria, no experimente recombinación. El único cromosoma nuclear con tales características es el cromosoma Y.

Ciertos polimorfismos detectados en el cromosoma Y tienen la característica de que se variabilidad puede resumirse en unos pocos tipos (haplotipos) entre los que es posible determinar cuál es el primitivo. De forma tal que los resultados apuntan a una misma dirección, la humanidad moderna tuvo un antepasado varón que vivió en África hace entre 100 y 200 mil años.

Estos estudios han sido retomados en los últimos años por la National Geographic©, quien ha emprendido un tremendo proyecto conocido como el Proyecto Genográfico, encabezada por el genetista Spencer Wells. Éste proyecto ya ha arrojado resultados muy valiosos y continúa en pie, a continuación presentamos las rutas del origen y dispersión del hombre moderno según los ya citados estudios genéticos.

De la Eva y el Adán africano hasta hoy

La teoría del origen y poblamiento del mundo por parte del homo sapiens más aceptada hasta el momento por el mundo de la genética propone lo siguiente:

El homo sapiens surgió en África hace aproximadamente 150 a 200 mil años, pero todos los hombres modernos descendemos de un solo ancestro común que habitó también en África hace 60 mil años (datos que se corroboran por la denominada tribu más antigua del mundo, los “bosquimanos” o “sans”). Las condiciones climáticas que embistieron el mundo durante la segunda era glacial, obligaron a nuestros antecesores directos a salir de África hace 50 000 años.

La siguiente parada de los humanos antiguos fue en Australia, el ADN de los aborígenes australianos puede rastrearse en 50 mil años, los hombres que poblaron esta parte del mundo necesariamente tuvieron que pasar por la India, y esto también lo corrobora el material genético.

De este grupo original que partió de África, hubo una sección que se dirigió a lo que hoy es China, sin evidencia de que volviesen a tener de nuevo contacto con otros humanos, de ahí que desarrollan tras generaciones, la apariencia física que los caracteriza.

Los primeros hombres que llegaron a Europa debieron provenir de Asia Central hace aproximadamente 35 mil años. La separación por “razas” entre las poblaciones mundiales debió ocurrir hace apenas 20 mil años, tiempo insuficiente para generar una variabilidad significante a nivel genotípico que sustente este término de raza.

De Asia central, partió también un grupo que llegó hasta Siberia, habitando el círculo ártico hasta pasar hace aproximadamente 13 mil años al continente americano.

Las investigaciones del proyecto genográfico han demostrado que el grupo de viajeros que cruzó de Asia a América debió contar con tan sólo dos o tres hombres.
De esta forma podemos asegurar que tanto registro fósil como evidencia genética coinciden en un punto, todos los hombres actuales descendemos de un ancestro africano.

Las propuestas de dispersión emitidas por ambas disciplinas (paleoantropología y genética evolutiva) coinciden en los punto más importantes y en fechas aproximadas, siendo el caso de que la genética sin duda aporta mucha más luz en los vacíos que nos puede dejar el registro fósil. Es digno de mención que los resultados de la investigación genética apoyan en todo sentido la teoría del poblamiento reciente de América.

Tanto el Arca de Noé como la Eva Negra, son teorías similares, basadas en diferentes registros, pero con resultados afines. Lo importante de esto es comprender que toda la diversidad humana actual tiene un punto de origen común relativamente reciente, en un mismo lugar y que las variables adaptativas regionales de nuestra especie no nos hacen diferentes más que en lo superficial, lo bello es que podemos afirmar que dentro de nuestra humanidad no existen razas, ahora sólo queda trabajar para lograr que dentro de nuestra cultura tampoco exista cosa alguna como el racismo.

La procedencia ya no es un misterio

Científicos locales han obtenido resultados preliminares de investigaciones genográficas en Panamá.

1331733.jpg
En cada una de las regiones que se visitaron para la investigación, la participación de los locales fue masiva.1331733

La búsqueda de una respuesta a la pregunta de dónde venimos, ha sido objeto de estudios científicos durante décadas. Sin embargo, al descifrarse la secuencia completa del genoma humano, en 2003, esta búsqueda se intensificó.

A pesar de todo, la pregunta sobre quiénes fueron el Adán y la Eva de la humanidad se mantenía sin respuesta.

Descubrimientos científicos han revelado que todos los seres humanos tienen 46 cromosomas agrupados en 23 pares; el par 23 es el que determina el sexo del individuo en base a la combinación de los cromosomas X y Y: XX define el sexo femenino y XY el masculino.

Estos cromosomas se encuentran en el núcleo de cada una de las células del ser humano. En adición, en el citoplasma de dichas células aparece una organela conocida como mitocondria, que contiene ácido desoxirribonucleico (ADN) mitocondrial (mt), que desencadena una herencia de línea materna exclusiva.

Cuando el óvulo de la mujer es fecundado, el ADN mt proveniente del padre se pierde. Por lo tanto, esa unión va a tener solamente ADN mt de la madre, lo que constituye un marcador de linaje materno exclusivamente; al igual que el cromosoma Y, que es transmitido únicamente por sus padres a los hijos varones.

Pequeñas mutaciones que se dan en la secuencia ininterrumpida del ADN mt, originan un ADN mt que da inicio a nuevas familias que se denominan haplogrupos.

Si estos cambios son los suficientemente adaptables al medio ambiente, los nuevos rasgos de estas familias prevalecerán en las futuras generaciones. Sin embargo, casos fortuitos como climas extremos, enfermedades o situaciones de hambruna acabarían con el nuevo haplogrupo.

Así se comprueba una vez más la teoría de Darwin, en la que solo el ser más adaptable y fuerte es el que sobrevive.

EL MOVIMIENTO

En 2005, la revista National Geographic, en colaboración con el biólogo Spencer Wells, comenzó un estudio dirigido a obtener una respuesta a las interrogantes sobre el origen del ser humano.

Según los estudios realizados en los últimos años, se ha descifrado que el ADN mt o la “Eva de la Humanidad” nace en el continente africano hace aproximadamente 150 mil años.

Cuando grupos de homo sapiens –hombre moderno– abandonan África y llegan al Medio Oriente, hace unos 80 mil ó 100 mil años, comienza una evolución de nuevos haplogrupos, explica el arqueólogo Richard Cooke, del Instituto de Investigaciones Tropicales Smithsonian (STRI).

Tal como lo muestra el mapa, el primer grupo se desplaza y coloniza lo que hoy es Europa, diversificándose: unos hacia Europa del este y otros hacia Australia, por la costa, hace aproximadamente 35 mil años.

Un grupo eligió la ruta del norte de Eurasia hasta llegar al estrecho de Bering, hace unos 20 mil años.

Esta migración fue portadora de cuatro haplogrupos denominados: A, B, C y D, que se desplazaron por todo el continente americano, dispersándose y asentándose en varios sitios en un período de aproximadamente 5 mil años.

Actualmente se debate si la migración de estos grupos en América fue de manera terrestre –bordeando las costas– o una combinación de ambas, explica Cooke.

¿CÓMO LO DESCUBRIERON?

Hay pocos sitios arqueológicos en América Latina que han brindado evidencia de las primeras migraciones costeras, ya que la elevación de los niveles del mar después de la última Era del Hielo, ha dejado en las profundidades los restos que demuestran presencia humana en estos sectores.

“Al derretirse los glaciares, los océanos en todo el mundo se elevaron hasta alcanzar, desde hace unos 7 mil años, un nivel cercano al actual, trayendo como consecuencia una escasez de muestreo y poca cobertura arqueológica”, aclara el científico.

Sin embargo, hay sitios que han proporcionado valiosos datos. Uno de los más puntuales ha sido Monte Verde, en Chile.

“Hay evidencia de hace unos 14 mil 500 años sobre un grupo de humanos que recogía frutas silvestres, algas marinas, plantas medicinales, y que cazaba animales ahora extintos”, comenta.

Otros sitios de esta época son Paisley Cave, en Oregón, Estados unidos, y Taima-Taima al noroeste de Venezuela.

En Panamá hay muy poca evidencia de presencia humana. La que se ha podido obtener data de hace 13 mil años y son unos cuantos utensilios de piedra.

“Sin embargo, se supone que los antecesores de los grupos que se asentaron en Chile (Monte Verde) habrían pasado por las costas panameñas”, añade Cooke.

A pesar de que todos descendemos de una población que vivió en África, las personas que entraron a América no tenían rasgos físicos similares, ya que habían experimentado 50 mil u 80 mil años de evolución. Lógicamente hay cambios, comentan los especialistas.

EN PANAMÁ

De los grupos indígenas que llegaron del norte a lo que es hoy en día Panamá, una parte continuó hacia el sur.

Aquellos que se asentaron en esta zona fueron los mismos que continuaron hasta los tiempos de la conquista, e inclusive hasta nuestros días.

Por eso, al hablar de la población en la zona istmeña se debe destacar como una de las principales características, la continuidad.

Los indígenas actuales que habitan en el istmo, comenta el arqueólogo del STRI Richard Cooke, pertenecen a un grupo con características genéticas y lingüísticas particulares que han permanecido en Baja Centroamérica y el norte de Suramérica.

Los movimientos locales de estos indígenas también son una demostración de la continuidad. “No han sido traídos de otras regiones”, añade.

Entonces, los indígenas que conocemos hoy son descendientes directos de aquellos que llegaron desde el norte y, quizás por esto, hay una gran similitud física entre ellos. Sin embargo, existen características genéticas microevolutivas que los van diferenciando a lo largo del tiempo, produciendo separación y nuevos grupos.

ADÁN Y EVA PANAMEÑOS

En 2007 fueron encontrados, en un sitio precolombino que yace bajo las ruinas coloniales de Panamá Viejo, los restos óseos de tres personas. Estos restos tienen entre 800 y mil años de antigüedad.

Bajo la iniciativa del doctor Jorge Motta y el Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (ECGES) –donde se desempeñaba como director general–, se desarrolló la logística necesaria para recolectar las muestras panameñas que más tarde se enviarían a analizar.

Con un diente y otras pocas piezas óseas de los restos hallados, la Fundación de Genealogía Molecular de Sorenson, ubicada en Utah, Estados Unidos, se mostró interesada en darle seguimiento y profundizar los estudios en Panamá.

Esta fundación tiene como finalidad estructurar la genealogía mundial.

Además, el interés y la colaboración de los científicos en biología molecular Alessandro Achilli y Ugo Perego, de las Universidades de Perugia y de Pavía –ambas en Italia–, respectivamente, hicieron posible esta investigación.

La Universidad de Firenze (Italia) y sus investigadores del departamento de Biología Evolutiva, también colaboraron.

¿por qué aquí?

Panamá, al tener una migración alta y variada, es una muestra representativa de América Latina, explica el doctor Juan Miguel Pascale, director de Genómica del ICGES.

Motta explica que las secuencias del ADN mt de las mujeres que migraron al Istmo, definieron la composición racial en la línea materna de América.

Agrega que “existe un concepto de raza humana. Sin embargo, es biológicamente ilógico hablar de una raza blanca, negra o amarilla, ya que se estaría hablando de fenotipos, culturas, religión, etc.”.

Fue entonces cuando en enero de 2008, un grupo multidisciplinario perteneciente al ICGES decidió comenzar la investigación local que determinara cuáles habían sido los ancestros panameños.

La doctora Maribel Tribaldos de Suárez, investigadora del ICGES, recorrió todo el país tomando muestras de casi mil 800 hombres y mujeres de las nueve provincias y todas las comarcas indígenas.

El estudio exigía tomar una muestra de células vivas de cada persona, a través de un método no invasivo. Este consistía en darle al participante un envase con una solución, semejante a un enjuague bucal, la cual debían mantener por un tiempo en la boca y luego depositar ese líquido en el recipiente.

Durante este proceso, las células de la mucosa bucal se desprenden y se mantienen en el líquido. Luego las muestras fueron trasladadas hasta Sorenson, explica Pascale.

Además, el participante debía llenar el gráfico de un pequeño árbol genealógico con, al menos, tres generaciones con sus nombres, sitios y respectivas fechas de nacimiento.

Los resultados arrojaron todas las mutaciones a nivel cromosómico que tuvo cada participante, logrando determinar los haplogrupos a los que pertenecen, tal como ya se ha mencionado antes en relación a que en América existen cuatro principales haplogrupos que se extendieron desde el norte del continente hasta el sur, A, B, C y D.

Dichas letras se asignan a grupos con un significado regional, racial y geográfico determinado.

Primeros RESULTADOS

El estudio buscaba determinar las mutaciones en el cromosoma Y y en el ADN mt, ambos determinantes del componente étnico de cada persona.

Los resultados preliminares de los estudios son muy claros, explican los doctores Motta y Tribaldos de Suárez: los haplogrupos que llegaron a estas tierras pertenecen en un 78% a mujeres indígenas americanas.

Es decir, que más del 70% de las mujeres panameñas lleva consigo uno de estos marcadores genéticos que pertenecen a indios del norte, añade Motta.

Estudios similares se han llevado a cabo en sitios cercanos como Medellín, Colombia, arrojado resultados muy parecidos.

Pero no solo se han hecho estudios de la línea materna; también se quiso averiguar cuál había sido el Adán panameño, y los resultados indicaron que los ancestros masculinos provienen en un 81% de Eurasia, en un 8% de África, 6% de Medio Oriente y 5% de América como indica el gráfico.

La explicación dada por los investigadores a este hallazgo, es que hubo un movimiento invasivo de hombres provenientes de estos sectores, que llegaron a tierras americanas, acabaron con los hombres locales, y procrearon con las indígenas norteamericanas.

Con la poligamia como parte de la cultura general, los hombres procreaban con varias mujeres, aumentando la población.

“Cuando se tomaron las muestras en las diversas provincias, la diferencia en los rasgos físicos era notoria entre unas poblaciones y otras”, comenta Tribaldos de Suárez. “Esto se debe a que el fenotipo (rasgos físicos) es diferente al genotipo (constitución del ADN)”, explica la investigadora.

Reportaje al doctor Spencer Wells: especialista en genética de poblaciones
El hombre que rastreó 2000 generaciones

Wells, de 33 años, recorrió los 5 continentes siguiendo las huellas genéticas de las primeras migraciones que poblaron el planeta

prensa9.jpg
Los antepasados de estos aborígenes australianos fueron los

primeros en salir de África hace 60.000 años.

prensa19.jpg Aborigen bosquimano
prensa8.jpg
Familia de chukchis, descendientes de los primeros pobladores de Siberia

FOTOS: National Geographic Channel

BD14513_.GIF Tomó miles de muestras de sangre de aborígenes

BD14513_.GIF Su estudio traza una línea de descendencia de 2000 generaciones

BD14513_.GIFEsta se remonta 60.000 años atrás, a los hombres que salieron de Africa

Cuesta creer que los casi 6000 millones de personas que actualmente se encuentran diseminadas por todos los continentes sean los descendientes directos de tan sólo 10.000 individuos que hace 60.000 años vivían recluidos en Africa. Más increíble aún suena el hecho de que la población nativa de América descienda de un grupo de tan sólo 10 o 20 personas que se animó a cruzar el estrecho de Bering poco antes del final de la era glacial.

Quien recientemente logró armar el rompecabezas de las migraciones que permitieron al hombre poblar el planeta es Spencer Wells. Este biólogo molecular de tan sólo 33 años, egresado de las universidades de Stanford y Oxford, recorrió durante un año el globo en busca de poblaciones indígenas remotas, como los bosquimanos del Kalahari o los chukchis de Siberia, que aún hoy conservan en su sangre las huellas de esa travesía.

En diálogo telefónico con LA NACION, desde algún lugar de la India, Wells describió las caminos recorridos por el hombre primitivo desde su partida de Africa hace 60.000 años.

-¿Que lo llevó a realizar esta investigación tan ambiciosa?

-Como científico, mi trabajo se centra en el estudio de la diversidad humana: si bien en su superficie los hombres se ven distintos, a mí lo que siempre me ha interesado es buscar el origen común, tema de estudio donde se conjuga mi interés por la historia, por la biología y por la evolución del hombre.

-¿Cómo puede el estudio de la genética aportar conocimiento sobre las migraciones humanas?

-Lo que nosotros estudiamos es la genealogía, y lo hicimos a partir de los seres que viven hoy en día. Para eso extrajimos miles de muestras de sangre de personas de todo el mundo, y luego buscamos en ellas marcadores genéticos que pudieran servir como "señales en tránsito" que nos remontaran a genomas anteriores.

Los primeros marcadores que utilizamos eran ciertos cambios en el ADN. Por lo general, el genoma que se transmite a través de distintas generaciones es en gran medida inmutable. Aun así, es posible detectar algunos errores que son muy poco frecuentes; estos cambios o mutaciones se heredan, lo que nos permite establecer una línea de descendencia de abuelos, padres e hijos.

-¿En qué parte del genoma centraron el análisis?

-Nos dimos cuenta de que los cambios más importantes eran los que aparecían en el cromosoma Y (que lo transmite el padre a su hijo varón); éstos eran los que revelaban una gran cantidad de información, que nos llevó a trazar una línea de descendencia del hombre. Los datos que recabamos a través de su estudio también nos permitieron establecer un mapa que ilustra cómo el hombre pobló todo el planeta.

-¿Y cómo fue ese viaje?

Registros de una travesía

Fueron 40.000 años, aproximadamente, los que transcurrieron desde que el hombre primitivo salió de Africa y llegó a América, luego de haber poblado Asia, Europa y Oceanía. Al doctor Spencer Wells, seguir el rastro genético dejado por las primeras migraciones humanas le llevó tan sólo un año.

Su viaje a través de desiertos, océanos y tundras fue registrado por las cámaras de National Geographic Channel. El documental resultante -titulado "La travesía del hombre"- será emitido por esa señal el domingo 15 de diciembre (2002), a las 22.

Un segundo registro de esta aventura, esta vez en papel, fue publicado a fines de octubre por la editorial británica Penguin, con el título "The Journey of Man – A Genetic Odyssey".

-El hombre primitivo partió de Africa en dos oleadas. La primera comenzó entre 50 mil y 60 mil años atrás, y recorrió la costa sur de Asia para llegar finalmente al norte de Australia. Este viaje fue motivado por una intensa sequía que azotaba al continente africano, como resultado del período glacial, que concentró el agua en los polos. Los animales lo abandonaron buscando agua y pasturas; y los cazadores los siguieron.

La segunda salida se produjo hace 45.000 años. Esos hombres partieron a lo que hoy es Medio Oriente; un grupo siguió luego hasta India, mientras que otro llegó hasta China. Diez mil años después, de Asia central partieron grupos de viajeros hacia Europa, atravesando cubiertas de hielo habitadas por mamuts y bisontes; también de Asia central habrían de partir, 15.000 años más tarde, hacia Siberia.

Finalmente, hace 20 mil o 15 mil años atrás, un grupo de 10 a 20 personas que habitaban el Artico logró cruzar al continente americano, a través del estrecho de Bering. A medida que la era glacial retrocedía y los casquetes polares se derretían, aumentaba el nivel del mar, aislando a los pobladores americanos, que comenzaron a desplazarse hacia el Sur.

-¿El hombre primitivo que salió de Africa era un Homo sapiens o alcanzó este estadio evolutivo a lo largo del viaje?

-Ya había completado en Africa la evolución que dio como resultado el Homo sapiens.

-¿Cuáles fueron los cambios que experimentó a lo largo del viaje?

-Nuestros ancestros africanos eran hombres altos, flacos, tenían la piel oscura y el pelo enrulado, como los que uno puede encontrar hoy en países como Namibia.

A medida que se desplazaban hacia el Norte, la exposición al sol cada vez era menor, por lo que la piel se aclaró para poder sintetizar la vitamina D a partir de una menor cantidad de rayos ultravioletas. Aquellos que partieron a Siberia, por ejemplo, debieron minimizar su superficie corporal para evitar la pérdida de calor, en un intento por adaptarse al frío extremo; por eso, desarrollaron troncos robustos, dedos regordetes y piernas y brazos más cortos.

Por otro lado, entre aquellos que llegaron a Australia o, más tarde, a América, la subida del nivel del mar como resultado del fin de la era glacial les cerró el contacto con el continente asiático; ese aislamiento los llevó a desarrollar rasgos distintivos de los de sus antepasados. Algo similar ocurrió con aquellos que se desplazaron a China, que quedaron atrapados entre montañas al Norte y océanos al Sur, sin contacto con el resto de Asia.

-¿Su cronología de las migraciones surge sólo del estudio genético de sus descendientes?

-Es resultado de la combinación de nuestros hallazgos con otro cuerpo de evidencia arqueológica y climatológica previa, que nos brinda el contexto para emprender mejor el estudio de los marcadores genéticos.

-¿Cómo afecta esta idea del origen común al concepto de raza?

-En mi opinión, el término raza no tiene ningún significado. En vez de hablar de razas deberías referirnos a parentescos, pues todos tenemos un ancestro africano. Es posible establecer una línea de aproximadamente 2000 generaciones desde ese ancestro hasta el hombre de hoy; obviamente, es posible encontrar diferencias, pero para referirnos a ellas el concepto de raza resulta trivial.

Observan por primera vez a alta resolución cómo se despliega el ADN

Evolución del ADN
De izquierda a derecha y de arriba a abajo, movimientos de la estructura del ADN que permiten hacerse una idea del mecanismo por el cual el ADN empieza a desplegarse. (© A. Pérez)

Este es un proceso clave para entender la actividad de los genes y la replicación del ADN y, en un futuro, diseñar fármacos para modularlas.

La separación de las dos hebras del ADN es un proceso que ocurre en millonésimas de segundo, lo que dificulta enormemente su estudio experimental, haciendo necesaria la simulación computacional. Tras cuatro años de puesta a punto de un modelo físico efectivo y el uso masivo del supercomputador Mare Nostrum, investigadores del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) y el Centro de Supercomputación de Barcelona (BSC) han logrado realizar la primera simulación realista de la apertura del ADN a alta resolución. Los investigadores Modesto Orozco, jefe del grupo de Modelización y bioinformática del IRB Barcelona, Catedrático de Bioquímica de la UB y director del Departamento de Ciencias de la Vida del BSC, y Alberto Pérez, investigador Juan de la Cierva en el BSC, actualmente en la Universidad de California San Francisco (Estados Unidos), publican los resultados en la revista líder mundial en química, Angewandte Chemie.

Alberto Pérez explica que “gran parte de las funciones del ADN se dan al separarse sus dos cadenas cuando, por ejemplo, se tiene que replicar durante la división celular o en procesos de reparación. Con este estudio proponemos un mecanismo para este proceso, que a su vez, guiará a nuevos experimentos para su corroboración final”.

Los investigadores han estudiado un fragmento pequeño de ADN, de 12 pares de bases (el genoma humano tiene unos 3000 millones de pares de bases), y han obtenido 10 millones de fotos estructurales que muestran la película de cómo se despliega. En este proceso han revelado dos rutas principales que llevan del estado de su estructura natural plegada a la forma desplegada. “Este proyecto”, explica Orozco, “es parte de un objetivo mayor del laboratorio: intentar comprender los cambios que sufre la estructura del ADN según los procesos biológicos que ocurren dentro de la célula, como la expresión y represión de genes o la replicación o transcripción del ADN”.

El ADN contiene la información genética de los seres vivos y su estructura de doble hélice fue descubierta hace ya más de 50 años por Watson y Crick. El ADN y las proteínas que lo modifican son las dianas terapéuticas más importantes en diversas patologías y de manera especial en cáncer. El trabajo del IRB Barcelona proporciona una visión detallada del mecanismo por el cual tiene lugar uno de los procesos más importante en el ADN y abre nuevas expectativas sobre la conexión entre propiedades físicas, funcionalidad y efecto farmacológico. El objetivo último es que la suma de nuevos avances conviertan al ADN en una diana farmacológica universal.

La epigenética y la morfogénesis espiritual

publicado a la‎(s)‎ 25/09/2009 00:26 por GRUPO DE ESTUDIOS ESPÍRITAS GALICIA – JUSTICIA, AMOR Y CARIDAD

g1101074-telomeres-spl.jpg?height=363&width=420

De todos es sabido que místico es todo aquello que no se conoce o se ha estudiado por la vía científica. Antaño la curación espontánea era algo místico, y hoy en día se estudia cada vez más en la medicina cuerpo-mente donde se está descubriendo e investigando a nivel científico el poder de la mente sobre el cuerpo. Antaño la influencia de los astros sobre nuestro entorno era algo místico propio de los brujos o los astrólogos, y hoy en día es la astronomía quien nos explica la influencia de los campos magnéticos y gravitacionales sobre nuestro entorno. Podríamos seguir dando ejemplo por mucho tiempo…

Bien pues está pasando lo mismo con los llamados "temas espirituales". Los espiritualistas sabemos y creemos que él espíritu y el periespíritu son manifestaciones energéticas de nuestra consciencia dentro de nuestra realidad. También creemos que nuestra realidad de de naturaleza mental, y es Dios quien la soporta. Desde un punto de vista científico, más concretamente en la física cuántica, la realidad es todo energía fluctuando de diferentes formas (muchas de ellas inexplicables, como en el caso del indeterminismo cuántico), en base a probabilidades que se representan mediante campanas de gauss.

Dentro de los temas que hasta ahora eran exclusivamente espirituales y la ciencia dejaba de lado está la morfogénesis. La morfogénesis explica entre otras cosas, el porqué una célula que se duplica a si misma se puede llegar a convertir en un feto humano y posteriormente en un ser humano. También porqué dos gemelos monocigóticos (con el mismo ADN) pueden llegar a ser diferentes, tener diferentes enfermedades genéticas (como el cáncer) o tener rasgos diferentes.

La novedad es que dentro de la ciencia, acaba de nacer una nueva rama de la genética, llamada "Epigenética" que estudia entre otras cosas, aquellas que el espiritualismo lleva afirmando muchos años dentro de las teorías morfogenéticas.

La Wikipedia describe así la Epigenética:

La epigenética (del griego epi, en o sobre) hace referencia, en un sentido amplio, al estudio de todos aquellos factores no genéticos que intervienen en la determinación de la ontogenia. El término fue acuñado por C. H. Waddington en 1953 para referirse al estudio de las interacciones entre genes y entorno que producen los organismos.

Dependiendo de la disciplina biológica, el término epigenética tiene diversos significados:

  • En genética del desarrollo, la epigenética hace referencia a los mecanismos de regulación genética que no implican cambios en la secuencias de ADN
  • En biología del desarrollo, el término epigenética hace referencia a la dependencia contextual de los procesos embriológicos. El contexto incluye factores epigenéticos tanto internos (materiales maternos, propiedades genéricas físicas y auto organizativas de las células y los tejidos, procesos de regulación genética, dinámica celular y tisular) como externos (temperatura, humedad, luz, radiación…)
  • En biología evolutiva, el término herencia epigenética engloba a los mecanismos de herencia no genéticos.
  • En genética de poblaciones se emplea la expresión variación epigenética para denominar a la variación fenotípica que resulta de diferentes condiciones ambientales (norma de reacción). Los cambios epigenéticos son cambios reversibles de ADN que hace que unos genes se expresen o no dependiendo de condiciones exteriores (polifenismo).

Asimismo el espiritualismo lleva afirmando muchos años que nuestro periespíritu actúa directamente sobre nuestro citoplasma celular a través de nuestro ADN, que funciona como antena receptora de nuestros campos energéticos espirituales. Hoy por hoy la ciencia está estudiando el comportamiento del ADN ante factores "externos" al mismo, entre otras cosas, el cómo reacciona ante estímulos de nuestra mente, pensamientos y sentimientos.

Sin duda es emocionante ver como aquella afirmación de Kardec cuando decía que la ciencia nunca vendrá a contradecir las teorías espirituales, sino a completarlas, se cumple constantemente cada día. Nos guste o no, es la ciencia quién viene cada día a demostrar que nuestras creencias son ciertas mediante métodos experimentales. Esto no quiere decir que nuestros métodos sean peores, sólo son diferentes. El espiritualismo ha de encargarse de lo que se encarga que es en ayudar al ser humano a evolucionar espiritual y moralmente, que es algo que la ciencia, en sus asépticos laboratorios y clínicas mentales, suele dejar de lado.

El espiritualismo y la ciencia no están llamados al confrontamiento, sino a la colaboración y el apoyo permanente, pues el destino de ambos, a medida que el ser humano evoluciona, es sin duda la unificación en la gran obra del conocimiento la realidad (el conocimiento de Dios). Un día el conocimiento científico absorberá todos aquellos campos de lo espiritual, y el conocimiento espiritual se alimentará del conocimiento científico, convirtiéndose en uno solo.

Toda magia es sólo ciencia no explicada. La primera acepción de místico en el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, es: "Que incluye misterio o razón oculta." Nunca mejor dicho, razón oculta, que no falta de razón. La ciencia viene a mostrar el porqué de lo espiritual, que no a desmentirlo. Animaría a todo aquel científico racionalista o materialista que antes de afirmar que no tiene alma o que lo espiritual no existe (por qué no puede verlo o medirlo), que lo investigue. ¿Acaso existía para los primeros científicos partículas más pequeñas que el átomo? No. ¿Acaso existía para ellos los grandes avances de la ciencia actual? No. ¿Existe para los científicos actuales el alma? Para algunos si, para el resto, existirá, seguro.

image001iq.gif

Horizon 22FR.pps

Sa’am/Enki/Ptah -Angal/Qadistu

 Anton Parks  en su obra CRÓNICAS DEL GIRKÚ  revela y evidencia como antiguas civilizaciones extraterrestres protagonizaron una larga historia de guerras, ocultas en el pasado remoto de la galaxia que tuvo repercusiones directas en la génesis de la raza humana en la tierra. Anton Parks, 175734_Papel-de-Parede-Nave-Espacial--175734_1600x1200adentrándose en la memoria deSaam, recuerda la conciencia de haber presenciado esos hechos. Un alboroto en las calles de Šalim (capital del Abzu) y una llamada !“Enki, Enki”! despertó a Sa’am/Enki de su descanso y lo llevó rápidamente hasta donde estaban reunidos las Ama’argi, los Nungal y los Anunna, muy excitados, mientras las naves voladoras de los Kingu pasaban sobre sus cabezas. Zehuti (Nungal, mano derecha de Sa’am) vino a encontrarse con Enki y rápidamente explicó: ¡un contingente Kingu estaba pidiendo asilo en el Abzu! Se requería una decisión inmediata de Enki. Solamente era posible una opción, aunque no estaba exenta de riesgos. A los Kingu se les prohibió permanecer en el Abzu, pero podían tomar refugio en las numerosas grutas y túneles naturales ocultos en la corteza terrestre. (¿Que conocemos sobre ellas hoy?) El Gigirlah real permaneció encendido hasta que las Ama’argi finalmente rindieron sus armas. Así es como un cierto número de Kingu llegó a refugiarse bajo las montañas de Uraš.  Muchas pinturas de la época representan el tema, siempre con los mismos elementos: ángeles rebelándose contra Dios y cayendo a la Tierra. Según la interpretación habitual, estos “ángeles que se portaron mal” 1(después de todo, ellos se opusieron a “Dios”, copularon con las criaturas humanas de Dios, etc…) están siendo castigados por sus pecados. Pero muchos acontecimientos podrían explicar esta memoria racial. Parks sugiere el exilio de algunos de los Kingu a refugios bajo la superficie de la Tierra, después de haber sido vencidos por An, Enlil y los Anunna, aunque ninguno de estos participantes podría ser denominado ángel de ningún modo. Y – que ironía – An, Enlil y los mismos Anunna, los aspirantes a dioses, fueron encadenados a la Tierra por los Diseñadores de Vida después de destruir a la Reina, Tiamata. Parks también cita la interacción entre los “ángeles” del dios de la Tierra (los Anunna, “ángeles de Yahvé”) y los Nungal (hijos de los Elohim). A continuación, una breve descripción de las Razas Extraterrestres referidas en Las Crónicas. En este esquema podemos ver las Razas de «Servicio a Sí Mismos» (Egoístas), y de «Servicio a Otros». Las primeras se organizan a modo de pirámide (jerarquía), mientras que las segundas se organizan a modo de círculo (sin jerarquía). LOS KADIŠTU («Antiguos Ensambladores de Vida»). También conocidos como los «Planificadores», los «Diseñadores de Vida» y los Elohim de la Biblia. El término hebreo Elohim,2descompuesto en sumerio-acadio da EL.U.HI.IM, «Los Poderosos Exaltados que Mezclaron la Arcilla (o el Ser de Arcilla: el hombre)». Los Kadištu son los guardianes de lugares claves en el Universo, y Emisarios de la «Fuente Original». Su papel es unificar las especies del Universo. En esto, uno podría pensar en ellos como «Ángeles de Dios». Ellos han creado las diversas variedades de animales de la Tierra. Viven en el Angal (las Altas Dimensiones), y muy pocos de ellos pueden entrar a nuestra Tercera Dimensión. Esto no facilita el contacto directo y explica su modo indirecto de abordarnos. Tampoco interfieren en el desarrollo de razas en evolución. En cuanto a la Tierra, los Diseñadores de Vida parecen haberla dejado en manos de los Reptiles Gina’abul. Esto no sería un abandono, sino más bien un retiro transitorio, porque hasta este día, los Diseñadores de Vida no han cesado de mantener el ojo vigilante sobre su creación. A nivel humano, esto pareciera estar tomando demasiado tiempo, pero para los Diseñadores de Vida del Universo, esto no es nada. Ellos nos observan hoy más que nunca antes, y se comunican por medio de personas que contactan directa o telepáticamente. Pero tales comunicaciones deben ser tomadas con gran cuidado, por la posibilidad de una equivocada interpretación de lo que se ha recibido. Entre las Razas Kadištu, se encuentran los Abgal (Anfibios de Sirio), las Amasutum (Sacerdotisas Reptilianas), las Ama’argi (Amasutum Terrestres), los Ameli (Raza Semi-Etérica de Aldebarán), los Sukkal (Aves de Lira), y los Urmah (Felinos de Orión). En el idioma acadio, la palabra Qadistu evoca a una sacerdotisa de alto rango. Nugig, la palabra equivalente en sumerio, puede entenderse como «No Malvada», o también «La Imagen del Mal»: Prostitutas Sagradas. #LOS GINA’ABUL («Genuinos Ancestros del Esplendor»). La Familia Reptil. Su lugar de nacimiento estaba en la Constelación Draco, la cual ellos llaman Usu, pero numerosos conflictos que irrumpieron su historia dio como resultado la creación y separación de subrazas y su esparcimiento a través de nuestro sector de la Galaxia. Algunos permanecen en Usu, pero los Usumgal y la mayoría de las Amasutum están en la Osa Mayor, los Kingú en Aquila, los Musgir y los Miminu (Grises) en Lira, y algunas Amasutum son encontradas en Las Pléyades, en donde fueron también creados los Anunna. Y es la guerra la que ha atrapado a los Anunna en la Tierra.  LOS ABGAL («Grandes 3Sabios»). También conocidos por su nombre acadio Apkallu, y su nombre dogón Nommo. Es un subgrupo Kadistu, procedente del Sistema de Sirio. Son anfibios, de dedos palmeados y sangre verdosa, estando genéticamente emparentados con los Gina’abul. Su cráneo es levemente alargado, pero no como aquel del Gina’abul. Son idénticos a las representaciones sumerias de los Abgal, que se dicen, son los Consejeros de Enki. Anton Parks informa que esta imagen es la representación más cercana que tenemos del Abgal del Sistema de Sirio. Los Dogones, por supuesto, siempre han afirmado que Sirio era el hogar de los Nommo. Hace unos 60 millones de años, los Abgal se ocuparon de la fauna marina de la Tierra y sobre todo con las ballenas y delfines, cuyo papel principal era reequilibrar la tasa vibratoria del KI que estaba extremadamente 4baja en aquella época.  LAS AMAŠUTUM («Madres Lagarto»). Es un grupo de Sacerdotisas Kadistu, compuesto por hembras Gina’abul. Su símbolo está compuesto por dos serpientes entrelazadas, es decir, el Caduceo, palabra latina que deriva, precisamente, de Kadistu. Moran en varios puntos del Universo, como la Osa Mayor, Las Híadas, Las Pléyades y Orión. Cuando estaban privadas del papel reproductivo de los Šutum (Gina’abul machos), las Amasutum fueron capaces de preservar su línea y multiplicarse a través de la genética y su habilidad de clonar hasta el infinito. Y donde todos los Šutum acarrearon su material genético original sin variaciones, las Amasutum poseían una gran variedad de apariencias faciales y caracteres, haciendo a cada una de ellas un ser único y notable. El lapso de vida de las Amasutum es eterno, porque, al contrario que los Šutum, sus cuerpos periódicamente se someten al Gibil’lásu (renovación de la piel), similar al proceso visto en serpientes y otros reptiles. Hay rumores de que algunas de ellas pueden someterse a la muerte y a la resurrección.  Esta estatuilla pre-sumeria descubierta en Ur, representa a una hembra 5Gina’abul (es decir, una Amasutum). Parks está seguro que la forma de la cabeza es incorrecta, y está trabajando en una serie de dibujos que mostrarán el alargamiento extendiéndose hacia atrás. En todo caso, ella está usando una peluca.   Según Parks, todas las razas Ginaabul comparten esta apariencia general. Las variaciones están sobre todo en el color de la piel y el grado de alargamiento del cráneo. LOS ŠUTUM («Lagartos»). Son Gina’abul machos creados por Abzu-Abba para fecundar a las Amasutum, pero sus habilidades reproductivas estaban en declive. Ellos sufrían de una enfermedad desconocida. Originalmente obreros, trabajando para toda la raza de los Gina’abul. Hoy se encuentran en la Constelación de la Osa Mayor. Los círculos, como piedrecillas, en los hombros, son similares a aquellos que llevaban los altos dignatarios mayas. Para los maya, estos círculos simbolizan el OL, es decir la «percepción» o «conciencia», 6«el camino» y «la memoria». Al mismo tiempo, el OL maya es el equivalente el sumerio UL que evoca «el pasado», «un adorno», «una estrella», «el esplendor», y el verbo «resplandecer», al significar UL «privilegio» y «protección». Estos círculos o piedrecillas colocadas en los hombros de dioses sumerios y personajes maya de alto rango simbolizan los cristales, o ME en los cuales estaba almacenado el conocimiento de los «dioses»…Los Cristales de Cuarzo eran la clave para una clonación exitosa. LAS AMA’ARGI («Madres Brillantes que sostienen»). Un grupo Kadistu de Amasutum terrestres. Fueron creadas en nuestro Sistema Solar por las Amasutum de la Osa Mayor, seguramente clonadas de la Biblioteca Genética de su planeta. Tienen cola y piel oscura. Su nombre transporta el sentido de «Remisión de Daños Divinos», pero la estricta traducción del sumerio da el significado de «Madre Brillante que Sostiene (o Restaura)». Las Ama’argi y su Reina, Dìm’mege, viven en el corazón del Abzu (el Mundo Subterráneo), en la ciudad de Šalim («Corazón de la Eternidad»). Su misión original en la Tierra ha sido restaurar el planeta, el cual ha sido dañado por múltiples acciones militares y manipulaciones genéticas conducidas por los Kingú, como el desarrollo de los dinosaurios. En un período más tardío, las Ama’argi fueron dirigidas por su Reina, Dìm’mege, para supervisar a los esclavos humanos trabajando en los dominios agrícolas de los Anunna. El símbolo sumerio AMA, usado para formar el término AMA.AR.GI representa un pilar7sagrado, atribuido a divinidades celestiales adoradas por lo humanos en un culto religioso. La estrella en medio indica «divinidad». LOS AMELI. Una Raza Kadistu Semi-Etérica, originaria del Sistema Aldebarán de Tauro, donde aún tienen sus bases. Permitió que los Usumgal mantengan una colonia de Miminus en su Sistema, pero los condujeron fuera después de la Gran Guerra. LOS NIM («Insecto Volador – Príncipe – Ser Elevado»). Son una Raza Kadistu con cabeza de insecto. En la Tierra, fueron los creadores de los artrópodos buceadores. Como habrá observado el lector, los diversos significados de la palabra Nim son bastante explícitos. LOS SUKKAL («Mensajeros»). Un subgrupo Kadistu con forma de pájaros, de la Constelación de Lira. Llamados «Primos de los Gina’abul». La palabra sumeria Sukkal significa «Mensajero». En las tradiciones sumerias y asirio-babilónicas, los Sukkal son humanoides con el cuerpo de un pájaro y largas alas en la espalda. El término griego «anggelos» también significa mensajero y se refiere a seres con funciones similares a las de los Ángeles bíblicos. En la Tierra, los Sukkal fueron responsables de la inserción de vertebrados8ovíparos.  LOS URMAH («Grandes Guerreros – Leones»). También conocidos como «El Ejército de los Elohim». Son Guerreros Kadistu, de la Constelación de Orión. Tienen apariencia felino-humanoide. De hecho, Urmah, en sumerio, significa «León», y también «Gran Guerrero». Se los suele ver con garras, probablemente artificiales. Su logo es el león. Conforman el ejército o milicia principal de los Kadistu. Cuando hay situaciones difíciles y violaciones graves de las reglas, ellos son generalmente designados para restaurar el orden. Por esta razón, los Urmah fueron encontrados en varias ocasiones en nuestro Sistema Solar. Son considerados como soldados de último recurso, ya que pueden ser muy feroces. Ellos se retiran del combate sólo a petición del Consejo Superior. Hace 65 millones de años, los Urmah tuvieron la misión desgarradora de limpiar la Tierra de dinosaurios, dirigiendo un proyectil demoledor. Varias colonias Gina’abul, gobernadas por tres Reinas que escaparon de la Gran Guerra se encuentran colocadas cerca de los Urmah. Esto parece ser una situación excepcional, ya que los Urmah son bastante independientes. En cada caso, este reabordamiento ha traído frutos en la forma de una notable raza híbrida. Los Urmah han hecho lo mismo aquí con la Realeza Kingú, produciendo el Imdugud. Siempre que sea posible, los Kadistu que pueden evolucionar sin mucha dificultad en la Frecuencia KI, se unen y mezclan con especies que tienen dificultades para levantar su nivel de frecuencia. Esta actividad de los9 Urmah funciona para reequilibrar la conciencia Gina’abul a través de la mezcla con ellos.  LOS NAMLÚ’U («Inmensos Seres Humanos»). El Namlu’u es el Humano Original, creado durante la Era Secundaria: un ser extraordinario y casi omnipotente, multidimensional y dotado de asombrosa Clarividencia y Telepatía. Aparentemente, tienen existencia perpetua en alguna parte del Abgal (las Altas Dimensiones).  La Tradición Oral de los Lumwe de Zaire dice: «Los ancianos dicen que en el comienzo del mundo, Dios creó al hombre y le dio responsabilidad sobre todas las criaturas. Este hombre salía todos los días de su casa, muy temprano por la mañana, para visitar la propiedad de Dios – es decir, todo lo que se encuentra aquí en la Tierra. Y el siempre regresaba a casa muy tarde, por la noche, y muy cansado. Pero a pesar de su gran fatiga, él tenía que hacer este reporte a Dios, sobre el estado de salud de todas las criaturas». Son altamente respetados, porque combinaron el patrimonio genético de numerosas especies Kadistu. Los Namlú’u son andróginos, tienen aproximadamente 4 mts de altura, y pueden desplazarse muy rápidamente de una ubicación a otra a través 10527361_1045550348805250_3758231454875397087_ndel uso del Merkaba, el Campo de Luz individual. El término Merkaba significa «Carroza» en hebreo, pero esta palabra puede igualmente ser traducida en egipcio, como «Conexión entre Alma y Espíritu». El término Namlu’u fue usado por los «dioses» y los sumerios para designar a esta Humanidad Primordial. Más adelante, el término fue usado para referirse a los sumerios, quienes fueron los primeros humanos en Mesopotamia, aquellos que estaban en contacto con los «dioses». La partida de los Namlú’u de nuestra dimensión fue sincronizada con la llegada de los Anunna a la Tierra. Los Namlú’u son seres que reúnen capacidades no comunes. Ellos fueron creados «todos de una vez» por los Kadištu que sembraron vida en este planeta. Ellos eran, por decirlo así, los Guardianes de la Tierra antes de la llegada de los Anunna. Son textos gnósticos, tales como «El Libro Secreto de Juan», los que anuncian que este ser fue confeccionado por los «Creadores» a la imagen de Dios (la Fuente) y conformando su respectiva apariencia. Este Ser Primordial perfecto combinaba los varios poderes con los que ellos (los Creadores) habían sido dotados, tanto física como psicológicamente. LOS KINGÚ («Gobernantes sobre las Regiones»). En sumerio, «Gobernador sobre la Tierra (o Regiones)». Es la raíz principal de la veta de los Ginaabul. La mayoría de los Kingú poseen una marca en la frente, como un Tercer Ojo. Los hay de tres tipos: Blancos:También llamados Kingú-Babbar, Kingú Albinos o Kingú Reales. Conforman la Realeza, ubicada hoy en la Constelación del Águila. Son los más grandes de todos los Kingú, y entre todos los Gina’abul, son los que más cercanamente se asemejan a los seres humanos. Algunos poseen alas y cuernos, y otros no. No les gusta mezclarse con otros, porque se sienten superiores al resto de los Gina’abul. Su emblema es el Urin (el águila). 10983313_649944228461766_306502728049953863_oOriginalmente, el Kingú Albino era la autoridad dominante en la Constelación de Draco, donde crearon a los Usumgal. Posteriormente, emigraron con ellos a la Constelación de Lira. Pero en el tiempo de la Gran Guerra, emigraron a la Constelación del Águila, dejando a los Usumgal en Lira. Bajo un acuerdo con los Kadistu, algunos Kingú Albinos se establecieron en Tiamate (nuestro Sistema Solar). Por lo general, éstos no tienen alas ni cuernos. Para obtener autorización para trasladarse a Tiamate (nuestro Sistema Solar), los Kingú Albinos tuvieron que aceptar mezclar sus genes con la línea de los Kadistu Urmah, creando así una nueva especie: los Imdugud. Por lo general, los Kingú Albinos de Tiamate, no tienen alas y cuernos. Durante la Era Secundaria, llenaron la Tierra con diversas variedades de Husmus (Dinosaurios). A la llegada de los Anunnaki, entraron en conflicto con ellos y sus descendientes. Esto era conocido en tempranas civilizaciones humanas por todo el mundo, y representado en muchas obras de arte como águilas confrontando serpientes. Se rumorea que realmente han devorado a reptiles de otras razas, para ellos inferiores. También han sido siempre un problema para las Ama’argi, desde que su línea en Tiamate comenzó a desaparecer lentamente. Los Kingú Albinos de Tiamate no practican la clonación, sino que se reproducen por medios naturales. Mientras ninguna hembra fuera producida en el Sistema Solar, persistieron en secuestrar a ciertas Ama’argi, justo bajo las narices de los Kadistu. De todas formas, las Ama’argi detuvieron el secuestro, capturando algunos Kingú Albinos, y colocándolos a su servicio (aunque tratándolos bien). Desde entonces, las relaciones han sido más tranquilas. Rojos: Están justo por debajo de los Kingú Blancos en el Orden Social. Son Guerreros de piel rojiza, y tienen cola, cuernos y alas. Cuando los Kingú Blancos partieron de Draco, los Rojos permanecieron gobernando en su lugar. Al igual que sus pares albinos, son extremadamente arrogantes. Verdes: Trabajadores y Guerreros. Estos son los Kingú que toman parte en10las batallas en Duku al final del Libro 1. Tienen piel verdosa, un poco más clara que la de los Anunna.  LOS IMDUGUD («Sangre Noble»). Emblema del Anzu Imdugud, simbolizando la herencia genética. Babilonia. La designación sumeria Imdugud significa «Alta Tormenta» o «Sangre Noble». Corresponde al Anzu o Zu de las Tablillas Acadias. Son una mezcla de Kingú Albinos y Urmah. Debido a la genética Urmah, poseen una cierta forma de sabiduría, y su cráneo es menos alargado que el de los Nungal y Kingú. Son representados emblemáticamente en imágenes sumerias y acadias como mitad águila y mitad león, simbolizando así sus raíces genéticas. Se asemejan a los humanos, son muy altos, tienen piel blanca como los Kingú Reales, y a menudo, ojos azules. Tienen una leve mirada «animal» en sus ojos, un aspecto que está conectado con sus genes. Emiten ladridos o sonidos de silbido. Se los suele ver con garras, probablemente artificiales. Como los Kingú, ellos detestan tener que asociarse con otros. Ellos lo harán solamente en su propio interés. Son difíciles de abordar, incluso por los Gina’abul o los Kadistu. Fueron creados por los Kingú Albinos mucho antes de la llegada de los Anunna a Tiamate, para vigilar la reserva terrestre y sobre todo para servir a la reconciliación entre los Gina’abul y los Kadistu, pero los Anunna se enemistaron con ellos, así como con sus creadores. Tienen la reputación de ser pacíficos, estando siempre presentes en el fondo de los trabajos de los Kadistu. Parks no sabe si los Imdugud mantienen las mismas relaciones con los Kingú y los Anunna hoy. Él se pregunta si son los «Blancos Altos» que se han observado viviendo en la Cordillera Nellis, en Nevada. LOS UŠUMGAL («Magníficos Dragones»). Creados por los Kingú Albinos, los Usumgal crearon11a su vez a los Anunna, a los Musgir y otras razas. El Consejo Usumgal de Nalulkara fue sobreviviente de la Gran Guerra. El término Usumgal fue usado más tarde por los sumerios para designar a sus dioses y soberanos. # LOS ANUNNA. También conocidos como los «Ángeles de Yahveh». Los Anunna fueron propuestos como una Raza de Guerreros para defender a las Amasutum contra un enemigo invisible y amorfo quien, de hecho, no existía. (Esta dinámica, que hemos visto en nuestro tiempo, claramente tiene raíces antiguas). Fueron creados por An y Ninmah en el Planeta Duku, de un patrimonio genético descubierto por Ninmah en el Planeta Nalulkara. Sin duda, se resaltó la variedad de la línea celular Šutum. An ofreció a Saam como el prototipo para la raza. Originalmente fue creado como asexual (aunque más tarde modificado a macho), pues An discutió que, siendo asexuales, estarían sin distracciones y serían mejores soldados. Las guerras entre los Gina’abul los trajo a la Tierra, llegando a ser conocidos como los Anunnaki («Anunnas de la Tierra»). Muchas Tablillas Sumerias relatan las aventuras de los Anunnaki en una especie de oda extendida a estos guerreros Anunna. Las crónicas muestran en detalle cómo se establecieron y controlaron a la humanidad, la cual ellos transformaron genéticamente en ganado para su mayor placer, porque los Anunnaki son algo perezosos. Esto es el por qué ellos llegaron a ser considerados como dioses, o «Dios» a los ojos de la Humanidad. Estos Anunnaki han manipulado a los humanos durante miles de años, y continúan dirigiendo secretamente nuestros asuntos. Pero, desgraciadamente para ellos, los humanos están llenos de mutaciones, y muy pronto saltarán dimensiones… un momento histórico hace largo tiempo 12esperado en la historia de la Humanidad.  LOS NUNGAL. También conocidos como los Vigilantes, Bené Elohim («Hijos de los Elohim»), o Igigi, su nombre acadio. Fueron un derivado de los Imdugud. Considerados como Kadistus, aunque no tienen ningún conocimiento de clonación. Tiamata requería una raza sexual masculina para sus hermanas Amasutum, puesto que los Sutum estaban extinguiéndose. Saam voluntariamente se ofreció crear la raza principesca Nungal, para ese propósito, y para ser su líder. Saam-Enki ensambló apresuradamente el material genético para los Nungal antes de su partida de Nalulkara a Duku, en parte, de genes pertenecientes a los experimentos de Abzu-Abba. Mamitu quiso verificar las células que ella había seleccionado, pero Saam declaró que no tenían el tiempo, y que se deberían de conformar con indicaciones inscritas en los contenedores de los genes. Mamitu ya sabía muy bien qué células estaban usando: ella había cambiado secretamente las células en los envases, con plena intención de traer una nueva veta Kadistu a la ecuación. Pero estaba decepcionada de que Saam no había ejercido la debida diligencia. La raza resultante no tenía el poder del Gibil’lásu, que concede la Vida Eterna. Sin embargo, eran seres de largas vidas, con orientación Kadistu. Ellos fueron fuente de gran vergüenza para Saam cuando, pronto, después de la llegada a la Tierra, inesperadamente mudaron de piel —algo que nunca quisieron hacer a propósito— mostrando nueva piel que era blanca como aquella de los Kingú Albinos, con quienes estaban ultimadamente afiliados. Saam, Mamitu, y más particularmente los mismos Nungal pagaron carísimo esta situación, porque los Anunna terrestres, reconociéndolos como una subraza de su enemigo, los Kingú, usaron a los Nungal durante largo tiempo como esclavos. Por ejemplo, los Nungal fueron comisionados a cavar el Tigris y el Éufrates para abastecer de agua las futuras ciudades de los «Dioses» Anunnaki. Mientras eran tratados muy mal por los Anunna-Usumgal, los Nungal fueron cálidamente aceptados por las Amaargi, con quienes, a veces, encontraron refugio en su dominio del Abzu. Finalmente, bajo la insistente petición de su propio pueblo, Saam-Enki respondió creando los especímenes de Adam para salvar a sus Nungal. Los Anunnaki, entonces, pusieron a los Adam a trabajar como esclavos. Los Nungal eran los Igigi – aquellos que eran llamados «Los Vigilantes» en el Libro de Enoc, también llamados «Ángeles Caídos», aquellos que se aparearon con hembras humanas sin autorización de Yahveh (An-Enlil). Posteriormente, fueron seguidores de Osiris y Horus.  LOS MUŠGIR («Reptiles Furiosos»). Más conocidos por su nombre asirio, Pazuzu. Son Dragones Alados 13capaces de moverse fácilmente entre los 3 primeros Planos. Originalmente fueron creados en la Constelación de Lira por los Usumgal. An y Ninmah produjeron una segunda línea en el Planeta Duku, usando una línea celular descubierta por Ninmah en el Planeta Nalulkara. Tienen cola, cuernos y alas. Lucen como las Gárgolas que adornan las iglesias y catedrales medievales.  Esta estatuilla, representando un Musgir es identificada con el demonio asirio-babilonio Pazuzu, un demonio conectado con el Mundo Subterráneo y con Mundos Paralelos. Está armado con grandes alas y su cuerpo está cubierto con escamas. El universo de los Demonios estuvo muy presente en el espíritu mesopotámico, hasta el punto 14que el Musgir-Pazuzu fue considerado uno de los Demonios más poderosos. Por esto, a menudo fue usado como un amuleto, en contra de otras entidades infernales. Varios amuletos de este tipo han sido encontrados en las fundaciones de las casas mesopotámicas. Atrás de sus alas aparecía la siguiente inscripción: Yo soy Pazuzu, hijo de Hanpa. ¡El Rey de los Espíritus del Mal de los Vientos que rugen violentamente desde el Šadû (KUR en Asirio), soy yo!». # LOS MIMINU («Responsables de Tareas Desagradables»). En el idioma de los Dogón de África, esta palabra significa «Hormiga», describiendo la apariencia general de estos seres, conocidos por nosotros como los «Grises». En el idioma Zulú, estos seres son conocidos como Mantindane o «Torturadores». Trabajan como grupo y funcionan como hormigas. Son una raza de trabajadores al servicio de sus creadores reptiles. Fueron creados originalmente en Lira por los Usumgal con 15genes reprogramados de los Musgir, como parte de un programa en el que los Musgir participaron voluntariamente. De este modo, son una versión genéticamente modificada (diminutos, de piel lisa y sin alas) de los Musgir. Más adelante, otras razas Miminu fueron creadas de células fabricadas por los Kingú. Hay varias clases de ellos en diferentes regiones. Aquellos que están asociados con Tiamate, y que para eso fueron creados por los Kingú son más grandes que los otros, y poseen cabello. Según Parks, los Mìmínu poseen bases «en las cuatro esquinas de nuestro universo», y menciona que las Amasutum les tenían horror, debido a las maneras cínicas e irrespetuosas, así como glaciales de estos enanos. En cuanto a su psique, no era sofisticada como la nuestra. Los Miminu han sido concebidos sin ninguna belleza exterior. Eran todos pequeños, tenían un color gris, sin orejas, sin párpados, sólo dos agujeros como nariz y sin labios. Ellos miraban fijamente con grandes ojos negros alargados, que eran vacíos, fríos y sin emoción. La historia que recibió Parks termina hace 419884_4178137487106_359892766_nmás de 2.000 años. En consecuencia, no sabemos qué ocurrió exactamente con los Miminu después, ya que su destino parece haber cambiado de alguna forma. Parecen poseer una especie de autonomía que no tenían hace unos mil años. LOS UKUBI («Simios»). Los Ukubi fueron creados por los Kingú como alimento (tal como nosotros tratamos a nuestro ganado), y más tarde por las Ama’argi para cumplir con las órdenes de los Kingú Reales, quienes las controlaban muy estrictamente en ese tiempo. Pero Nammu clandestinamente mejoró la raza, concediéndoles autonomía, para que pudieran defenderse en contra de los Kingú. Parks encontró un texto sumerio que apoya esta afirmación: «Ellos eran feos y amenazadores, dispersos hasta los rincones del mundo, en la entrada al mundo subterráneo. Ellos también parecían solitarios, sostenidos en sus emplazamientos, solos y aislados, pero pareciendo lo suficientemente amenazadores. Pequeños y oscuros medio-hermanos y hermanas. Por lo tanto, esto debe haber sido una creación diferente e impropia de Nammu con otro dios, pero quizás también una creación experimental de los dioses…». (Extracto de la tablilla sumeria «Cómo Eligió Ereskigal el Mundo de Abajo»). LOS ADAMU («Bestias – Colonizadas»). Los primeros Adam fueron una combinación genética del humano original y el simio. Podemos distinguir a los Saggiga («Esclavos Negros»), y a los Lúbar («Hombre Blanco»). Sa’am estaba continuando lo que su madre había hecho con los simios. Una primera versión de humanoide, creado boris23como obrero del Edin, era una mezcla de Ukubi, Ama’argi y Kingú Verde. Tenía piel negra y, como herencia de las Ama’argi, también tenía cola. Los Kingú no tenían responsabilidad por esta creación. Sus células fueron incluidas para marcar la dominación de los Usumgal-Anunna sobre los Kingú, es decir, para humillarlos. Después de esto, Saam, con el apoyo y ayuda de su madre y dos hermanas, mejoraron clandestinamente la raza, bajo las narices de An y Enlil. Ellos agregaron células de los Namlu’u, dando origen al Saggiga, más humanizado. Los Kingú, entonces, le pidieron a Sa’am que agregara genes de Kingú Albino a los Saggiga, resultando el Lúbar, un humano de piel blanca pensado para marcar su supremacía, dominando a los negros. El nombre Lúbar («Hombre Blanco»), se presta para un juego de palabras con Lúbara («Hombre Soberano»), y Lúbarara («Alienígena» o «Extranjero»). Enki y sus asociados volvieron a mejorar clandestinamente a estos seres, para darles más autonomía. Estas son las primeras razas humanas, no las de hoy en día.

gilgameshPlaneta Azul continúa adentrándose en la conciencia ancestral del escritor y canalizador Anton Parks, buscando la verdadera connotación de los dioses que encarnaron el bestiario celeste en la antigüedad.  Parks encuentra numerosas correspondencias entre el Enki-Ea sumerio y el Osiris egipcio, y también con Quetzalcóatl, que así respaldan sus “recuerdos” de que ellos, de hecho, eran el mismo individuo. Para ello destacaremos algunos puntos principales: La palabra sumeria ENGUR generalmente designa a las aguas subterráneas del Abzu, el mundo subterráneo. A menudo se emplea como un sinónimo de “Abzu”. ENGUR también corresponde al término acadio Apsu. Era un nombre santo asociado con la diosa Nammu y su hijo Enki. Podemos descomponer el termino como EN-GUR8 y traducirlo de dos maneras: “El señor (o antepasado) de las profundidades, o también “a las profundidades”. Parks encuentra una forma egipcia en el jeroglífico En-Khu-Ur (”Para el orgullo del príncipe”). El signo cuneiforme para ENGUR se parece al plano del Osireion de Osiris en Abdju.“Enki” [Señor de la Tierra] se declina “E-A” [(Maestro del) Templo del Agua] en acadio.  Parks muestra un sello cilíndrico 1mesopotámico que representa a Enki-Ea, solitario y vegetativo, en su santuario acuoso Engur- Abzu. En la parte superior esta la imagen egipcia correspondiente, una representación simbólica del Osireion de Abdju (Abydos).Los significados ocultos del Engur de Enki, tales como “el lugar donde uno restaura el corazón” o “lugar absorto en el descanso” se corresponden perfectamente con los diversos templos egipcios, tales como el Osireion, en el cual se escondían las tumbas en honor a Osiris. Observe a la derecha de Osiris, el Ankh, símbolo de vida. El símbolo ENGUR aportado por Parks, es un rectángulo que contiene una cruz, símbolo del KIR-IŠ-TI [Decodificador], adoptado por la Iglesia cristiana como símbolo de Jesucristo. El símbolo, por supuesto, es muy anterior a la cristiandad, y se encuentra en numerosos monumentos antiguos, especialmente los de Centro América, donde es identificado como la “Cruz de Quetzalcóatl” – un ser asimilado a la Estrella de la Mañana y el Cristo de la cultura precolombina. Veremos que parece ser un doble de 2AHorus.  La cruz dentro de un circulo de Quetzalcóatl simboliza el nuevo (quinto) sol de la cultura azteca, creado después de la destrucción del mundo precedente por Quetzalcóatl, y su “sombra”, Xólotl.  El planeta Venus, como Estrella de la Mañana, también fue considerado como el nuevo sol por los antiguos egipcios, y no era otro que Horus, el “Cristo” egipcio. El símbolo de Engur igualmente se parece a un sarcófago o ataúd, esta semejanza se ve confirmada por el hecho de que este signo puede ser pronunciado ZIKUM, que significa “cielo” en sumerio. !Pero ZIKUM también puede descomponerse como ZI-KUM, que significa “vida herida”, “espíritu herido”, o incluso “herido y llevado lejos”!. .El espíritu de una persona mortalmente herida no asciende al cielo? ¿No es lo que le sucedió al espíritu de Osiris? Dado que la pronunciación acadia de ZIKUM es Šamu, Parks ofrece más de un juego de palabras. Consulte la explicación en el Decodificador para Šamu. En resumen, Parks ha puesto de manifiesto una serie de3 conexiones entre el Enki-Ea mesopotámico y el “dios” egipcio Osiris, y con las nociones relativas a la resurrección del “dios” egipcio. El menciona que…… numerosas ciudades egipcias poseían centros culturales designados como “Per Ankh”, “Casa de Vida”, generalmente vinculados a los principales templos de los reyes. Pudiéramos compararlos con escuelas o universidades para aprender distintas ciencias siguiendo disciplinas tales como historia, astronomía, escritura, entre otras. La ciudad de Abjdu (Abydos) tenía la reputación de haberse especializado en medicina. Es interesante que Enki-Ea fuera, a los ojos de los sumerios, el gran doctor, la serpiente sanadora de los “dioses”.  Los lectores probablemente conocerán que Carl Sagan y su co-autor I.S. Shklovskii (Vida Inteligente en el Universo) hablaron acerca del relato del historiador babilónico, Berosus, sobre el maestro anfibio Oannes, que trajo el conocimiento a los pueblos neolíticos del Golfo Pérsico. Su estudio, junto con el trabajo de Zecharia Sitchin, cuyo primer libro fue publicado diez años después de lo que escribieron Sagan y Shklovskii sobre el misterio de Oannes y las leyendas relacionadas conNommo de los Dogones de Mali, y la obra de Robert Temple, El Misterio de Sirio (The Sirius Mystery), que se enfoca más en los Nommo, constituyen las fuentes de muchas de las investigaciones en 4curso y de las especulaciones sobre el contacto extraterrestre con las primeras civilizaciones humanas. Realmente no es mucho para empezar, y parece que no ofrecen nuevas ideas sobre lo que ocurrió, lo cual resulta muy desafortunado, considerando el impacto monumental que tal conexión habría tenido en la trayectoria del desarrollo humano que conduce al mundo en el que nos encontramos actualmente. Sucede que la ‘realidad virtual’ de los recuerdos de Parks están llenos de información acerca de los anfibios Oannes y Nommo, quienes son Abgal procedentes de Sirio, y esto se transmite en los dos libros que ha publicado hasta la fecha: Le Secret des Etoiles Sombres y Ádam Genisiš. En esta sección correspondiente al apéndice Neb-Heru de Ádam Genisiš, Parks contrasta sus recuerdos con antiguas leyendas y mitos, y demuestra que el contacto, si eso es lo que era, dejo residuos mucho más amplios que debemos considerar. Esto es importante no solo en sí mismo, sino en relación con el panorama Mulge / Mulge-Tab / Estrella de la Mañana, debido a una importante conexión entre los anfibios Abgal y Mulge, el planeta perdido. El término egipcio Abdju (Abydos) posee un homófono cuyo sentido es “pez”. Este pez sagrado servía como piloto en la barca solar de Ra. Su función era advertir a los pasajeros de la barca de los enemigos enviados por Seth. No tenemos ninguna dificultad para identificar al pez Abdju con un simbólico Horus, o incluso mejor con Osiris descarga (1)reencarnado, mientras que el homólogo sumerio de Osiris es Enki, quien a su vez poseía el símbolo del pez. Este pez que precede a la barca solar es evidentemente el planeta Venus, que hoy guía [por lo menos lo hace ocasionalmente] el curso del sol (Ra). Sabemos que el pez igualmente representa a Sirio, la otra estrella sagrada de los egipcios, y el hogar de los Diseñadores de Vida anfibios. Por supuesto, esto nos recuerda a los seres acuáticos llamados Nommos, frecuentemente mencionados en Ádam Genisiš. Los dogones afirman que los Nommos restauraron el mundo varias veces, y que ellos trasmitieron a la humanidad dones tales como el habla y el grano. Para los sumerios, los Nommos son los 30648610famosos Abgal que siguen las órdenes de Enki. El término sumerio Abgal se traduce a Apkallu en acadio, una designación para un sabio, y también un sacerdote. Berossus, historiador babilónico y sacerdote del Templo de Bel en Babilonia, nos aporta algunos detalles concernientes a un Abgal-Apkallu en un fragmento sobreviviente de su libro The Babyloniaca, desafortunadamente perdido en los vaivenes las grandes conspiraciones que ocultan la historia verdadera. Sus descripciones son una reminiscencia de las de los dogones. En Babilonia había mucha gente de diversos orígenes que moraban en Caldea y vivían sin leyes, como animales en los campos. Durante el primer año apareció un ser que salió del Mar Erytheraeum, que corre paralelo a Babilonia. Se dice que su nombre era Oannes, y era un animal dotado de razón. Su cuerpo parecía el de un pez. Tenía bajo su cabeza de pez otra cabeza; también tenía pies como los de un hombre, saliendo de su cola de pez. Su voz y lenguaje eran humanos en su articulación. Esta representación ha sido conservada hasta nuestros días.  Este ser estaba 5acostumbrado a pasar el día entre los hombres, pero nunca tomo alimento alguno. Les dio elementos para aprender en letras, ciencia, metalurgia, arte, el modo de construir ciudades, de fundar templos, de crear leyes. Enseñó los principios de la geometría. Les mostró cómo distinguir los granos de la tierra y a cosechar frutos. En resumen, los instruyo en cada cosa que les sirviera para acomodar sus necesidades y humanizar su vida (civilización). En aquel tiempo, ningún material necesito ser añadido para mejorar estas instrucciones. Y cuando se ponía el sol, este ser, Oannes, regresaba al agua para pasar la noche en las profundidades, porque era anfibio. Allí siguieron otros animales parecidos a Oannes. Berossus, en Los Antiguos Fragmentos, Isaac Preston Coy, 1980. Menciona que los registros del egipcio Helliadius informan que un hombre-pez llamado Oe vivió en el Golfo Pérsico. Había salido de un huevo luminoso y se consagro a la erudición de la humanidad. Hay un mito entre las tribus indígenas Pomo de California que cuenta la historia de la llegada de un supremo ser fundador que “salió del océano y se transformó en un hombre”. En China aparecieron los Lingyus, seres acuáticos con rostros, manos y pies humanos, pero con el cuerpo de un pez. ! En Egipto, el pescado era consumido por el pueblo, pero estaba estrictamente prohibido en la mesa real del Faraón! Sin duda alguna, los faraones conocían la verdad simbólica del pez. De alguna manera, algunos de ellos recordaban los orígenes “anfibios” de su “dios”, Osiris, que fue “masacrado” por su enemigo, Seth. Curiosamente, Jesucristo fue sacrificado en un viernes, el día en el que los cristianos comen pescado. La Iglesia cristiana, obviamente, ha optado por apropiarse de los símbolos.  Anubis, el 6dios embalsamador, encargado de la momificación de Osiris y del rito del KRST (funeral). Osiris fue el primer “dios” en ser enterrado y traído de regreso de entre los muertos. Tumba de Khabeknet, 19ª dinastía. Hay un cuasi-homófono de Abdju [consulte la sección anterior, Abzu (2)] en la lengua egipcia: Abtu. Según Budge, este término tiene el significado: masacre, matanza, derramamiento de sangre. Observo que el término igualmente significaba “sacrificio(s)”, y que todavía en la 19va dinastía, como se refleja en El Libro del Amduat (Div 7), los egipcios creían que los sacrificios humanos se originaban en la época en que Osiris fue enterrado. Continuando con esta exposición, Parks muestra que la representación jeroglífica del nombre de Sa’am tiene los significados “matar” y “asesinar”. El nombre de “Osiris” (Usir= la sede del ojo) fue dado a Sa’am después de su muerte por los egipcios, quienes conocían su verdadero nombre. (En próximos artículos haremos más correlaciones históricas con los sucesos aquí mencionados).

1BPlaneta azul continúa adentrándose en los misterios que revela Anton Parks en su obra, donde sostiene que en la vastedad del tiempo, especies enteras han emigrado de un sistema estelar a otro. Específicamente, este es el caso de los Kingu-Babbar, quienes se trasladaron desde Ušu (draco), donde crearon a los Ušumgal, quienes luego crearon a los Anunna, hasta Ubar’ra (Lyra), y posteriormente algunos se fueron a Te (Aquila). En el mapa genealógico, las ubicaciones asociadas con razas fuente o con especies nuevamente creadas se refieren a los lugares de residencia en el instante en que tuvo lugar la creación. Por lo tanto los Kingu-Babbar generalmente se muestran asociados con Ušu. Los Gina’abul tienen un concepto de padre ymadre. Sin embargo, la reproducción a través de medios naturales (embarazos) no era muy habitual; de hecho, estaba prohibida por ley. Sa’am fue creado por su “padre” An en el laboratorio. Aunque está claro que para su creación, An contribuyo con algo de su propio material genético, también es evidente que había algo más, que identificar ese algo más, es objeto de gran interés e investigación a través de los libros de Parks. Como se refleja en la genealogía, en realidad Sa’am incorpora material genético de su eventual amante, Mamitu-Nammu, quien debido a su herencia Abgal, era en parte anfibia. La herencia genética de Enlil 2 tiene gran interés. Sa’am había estado intentando crear Nungal especiales, modificando constituciones físicas y caracteres. Él había conseguido extraer información genética de las células de varios progenitores – tanto de sí mismo, como de células Gina’abul en poder de Mamitu, programando y combinando estas hasta crear un grupo de siete clones. Igualmente, agrego componentes genéticos del prototipo Nungal, que se derivaban de la misma base a partir de la cual Abzu-Abba había creado a los Šutum originales. Finalmente, mezclo todo ese conjunto con otros genes de diferentes antepasados Gina’abul tomados de su archivo de patrimonio genético. Los especímenes de Sa’am contenían aproximadamente una décima parte de su persona, eran casi como unos hijos biológicos. El resultado fue terriblemente decepcionante. Aunque aparentemente brillantes, eran astutos, sagaces e indisciplinados. Las creaciones genéticas de Sa’am fueron pensadas para alcanzar la categoría de los Kadištu, pero resultaron ser violentos y propensos a asaltar a las Nindigir (sacerdotisas celestiales). Desafortunadamente, los siete emergieron de sussiensišárs (matrices artificiales) mientras Sa’am estaba en otra parte, sometiéndose a una crítica (iniciación). Durante su ausencia, las sacerdotisas mataron a seis de los siete, pero uno escapo, probablemente con la ayuda de una sacerdotisa que se compadeció de él. A su regreso, Sa’am se enfrentó y capturó al séptimo, pero al ver reflejado mucho de sí f2_d5m9cd3mismo en su retoño, y recordando cómo había salvado su propia vida en una situación parecida, le concedió la libertad. Ese era, por supuesto, el futuro Enlil. La historia proporciona los diversos nombres asumidos por los personajes cuyas largas vidas se extendieron a través de muchas épocas. Por ejemplo, en Ádam Genisiš se revela que Sa’am en realidad es el famoso Enki. Y así comprendemos que verdaderamente Enlil no debería ser considerado un hermano de Enki, tal y como entenderíamos nosotros el término hermano y como asumen algunos “entusiastas” sumerios actualmente. Ambos poseen algunos genes de An.
Figura del texto funerario egipcio del Amduat, en la tumba de Thutmosis III (18ª dinastía), 6ª hora, registro 1, escena 5. Una sacerdotisa llamada “La Devota de Dios” atiende a tres matrices artificiales en las cuales, según las “imágenes”, se3Bensamblan los cuerpos. En la parte superior de cada una de las matrices aparece un óvulo fertilizado por un espermatozoide. El texto afirma: “La carne está jubilosa y se regocija. La cabeza habla después de haber reensamblado sus miembros”. “Estas son las imágenes secretas del Duat”. “Aquellos que están en su vientre (reptiles) los protegen.” “Cuando Râ (la luz) ilumina su oscuridad, la cabeza habla después de que la llama el Devoto de Dios”. Para la mayor comprensión de las revelaciones de Anton Parks en sus libros, planeta azul  le pro proporciona al lector el siguiente vocabulario: 1- Kingu, Acadio: Quingu. Sumerio: KIN-GU = “gobernador sobre la Tierra (o regiones)”. Logo: el águila. Categoría de origen principesco de los Gina’abul. En guerra con imageslos Ušumgal. Hay tres tipos: blancos [Kingu-Babbar, gran realeza; Te (Aquila)]; rojos [guerreros-limpiadores; Ušu (Draco)]; verdes [el pueblo, también guerreros]. La mayoría de los Kingu posee una marca en la frente, como un tercer ojo. Kingu-Babbar Kingu real albino, originalmente eran la autoridad dominante en la constelación de Ušu (Draco), donde crearon a los Ušumgal. Trasladados a Urbara’ra (Lyra) con los Ušumgal, a quienes dejaron allí en el momento de la Gran Guerra. Reubicados en la constelación Te (Aquila). Algunos están presentes en nuestro sistema solar, originalmente de Té, y son protagonistas de los acontecimientos descritos enmultidimensional-beings-non-physical-extraterrestrials el segundo libro de Parks, Ádam Genisiš. Están en conflicto con los Anunnaki y sus Kingu Rojos, justo por debajo de los Kingu-Babbar en el orden social. Especialistas en la guerra, soldados. Piel de color rojizo. Tienen cola, cuernos y alas. Cuando los Kingu-Babbar partieron de Ušu, los Kingu Rojos permanecieron gobernando en su lugar. 2- Ušumgal, “Magníficos Dragones”, más tarde término sumerio para sus dioses y soberanos; descienden de los Kingu-Babbar; creadores de los Annuna y otras razas. El Consejo Ušumgal de Nalulkara estaba formado por supervivientes de la Gran Guerra. 3- Anunna, Guerreros. “Ángeles de Yahvé”. Creados por An y Ninmah en Duku, Mulmul (Pléyades) de un patrimonio genético descubierto por Ninmah en Nalulkara. Sin duda mejorando la linea celular Šutum. Guerras entre los Gina’abul los trajeron a la Tierra. Anunnaki = “Anunna de la Tierra.” Han manipulado humanos durante milenios. 4- Un grupo de razas “reptiles”, conocidas como los Gina’abul, y estas son las divinidades de quienes se escriben en las tablillas mesopotámicas. (Palabra sumeria para lagartos). Descomponiendo una palabra requiere un conocimiento del contexto, que ha conducido al ensamble original de sus términos. Por ejemplo, explica, el Gina’abul sumerio, 4Bpuede ser descompuesto como GINA-AB-UIL (“ancestros genuinos del esplendor”). 5Sa’am pertenecía a un grupo de razas “reptiles”, conocido como losGina’abul, y estos son las divinidades que se describen en las tablillas mesopotámicas. Sa’am poseía cierto cristal que era llamado “Girkú”. La información que Parks estaba recibiendo estaba, de alguna forma, viniendo del cristal, lo cual le condujo a preguntarse si la experiencia estaba siendo recreada en su mente por el cristal, o si el realmente era este “Sa’am” a quien pertenecía el cristal. 6 An, “Séptimo de los Ušumgal,” creador de Sa’am y de los Anunna, de quienes es el jefe supremo. 7Abgal, Subgrupo Kadištu. Genéticamente afiliado a los Gina’abul, pero son considerados anfibios, con genes de una remota raza anfibia. Sabios del sistema Gagsisa (Sirio). Al igual que los descargaUrmah, esta es una extraña raza Kadištu que puede evolucionar en KI (la 3 a dimensión). Poseen una deliciosa mirada cargada de compasión. Un halo de luz 19 energética emerge de su cuerpo. Una raza Gina’abul rebelde. 8 Enlil, Nungal perfeccionado. Creado por Sa’am y Mamitu-Nammu. Nombre original: Enimin. Defectuoso, programado para ser destruido, pero escapo a su destino. Ninmah tuvo compasión de él, solicito un nuevo nombre, que significa Señor del Aliento (o Palabra o Soplo), como referencia a sus facultades de oratoria. En el momento de su primer periodo de Gibil’lasu (renovación de la piel), se reveló el verdadero color de la piel de Enlil – que sorprende a todos menos a Sa’am, que lo había creado – es claramente menos blanco que de un Nungal común, pero más pálido que el de un Anunna. No sorprende a Sa’am, porque sabía que Enlil era un mestizo y como tal, la diversidad de sus genes puede generar incertidumbre en la programación física y psíquica. 9Nungal, Grandes Señores. “Ángeles Caídos”. Libro de Enoch: vigilantes (watchers). Bene Elohim (Hijos de los Elohim). Se aparearon con hembras humanas sin autorización de Yahvé (An-Enlil).  Acadio: Igigi. Varones. Creados (con mucha prisa) por Sa’am y Mamitu-Nammu de genes Imdugud con los nammucuales Abzu-Abba había estado experimentando. Considerados Diseñadores de Vida, aunque sin ningún conocimiento de clonación. Seguidores de Osiris y Horus. Una raza Gina’abul rebelde. 10Abzu-Abba, Ušumgal. El anciano, “padre” de los Gina’abul, progenie de la raíz de origen real de Ubar’ra (Lyra), amo y legislador absoluto del interior (Abzu) de Nalulkara y de los Abzus de todos los planetas Gina’abul. Durante los primeros días de su vida, Sa’am visita a Abzu- Abba, lo mata y hereda sus tierras. 11Šutum, Varones Gina’abul*. “Lagarto” en sumerio. Creados por Abzu-Abba para fecundar a las Amašutum, pero sus capacidades reproductivas estaban en declive. Sufrían una enfermedad de causa desconocida. Originalmente obreros, trabajaban para toda la raza de los Gina’abul. Margid’da (Osa Mayor). 12Kadištu, Acadio: Qadistu, evocando una sacerdotisa de alto rango. Sumerio: NU-GIG, significando “no malvada” pero también “la imagen del mal” – prostitutas sagradas. Relacionado con el caduceo latino. Emisarios de la “Fuente Original”, ellos viven en “dimensiones más altas” llamadas “Angal”. Su papel es unificar las especies del universo. Muy poderoso pero no interfiere en los asuntos de seres en evolución en las “frecuencias reducidas”. Los Kadištu “Diseñadores de Vida” son los guardianes de lugares claves en el universo. Su objetivo es causar que reine una forma de organización y de “disciplina” que emana de “la Fuente”, que uno pueda asimilarse en Dios. En esto, uno podría pensar en ellos como “ángeles de Dios”. A pesar de su alta tecnología y su extrema inteligencia, los Kadištu no están en misión de resolver todos los problemas. En cuanto a lo que concierte la historia de la Tierra y su desarrollo, los Diseñadores de Vida parecen haber elegido dejar la Tierra, aunque sea un lugar sagrado, en las manos de los Gina’abul reptiles. Esto no parece ser un abandono, más bien un retiro transitorio, porque hasta este día, los Diseñadores de Vida no han cesado de mantener el ojo vigilante sobre su creación. A nivel humano, esto pudiera parecer estar tomando un tiempo muy largo, pero para los Diseñadores de Vida del saamUniverso, esto no es nada. LosKadištu normalmente no interfieren en el desarrollo de razas en plena evolución – en este caso los reptiles Gina’abul. Yo imagino que es más simple dejar que los Gina’abul resuelvan sus problemas familiares entre ellos, ya que existen, en el pecho de la familia reptil, el grupo Amašutum – las hembras – quienes realmente forman parte de los Diseñadores de Vida. Estoy pensando igualmente, que el tipo Homo originalmente de la Tierra y del Sistema Solar tiene un karma que está conectado a los reptiles, dado que el tipo Homo ha sido, en numerosas ocasiones, genéticamente manipulado por estos mismos reptiles Gina’abul… 13El Duat en egipcio también sugiere la idea de un doble lugar, a la vez celeste y subterráneo, siendo ambos territorios sagrados para los “dioses”. Mundo subterráneo/después de la vida…. Los textos funerarios egipcios explican que en el corazón del Duat terrestre fluye la extensión subterránea del Nilo, llamada Urenes. En este río navega la barca divina que transporta el cuerpo del rey fallecido hacia su tumba y la luz. El Duat era un ámbito en el cual los poderes de las regiones más bajas y más altas estaban unificados, una especie de espejo invertido en el cual los secretos más sagrados eran manifestados. En este lugar, el cuerpo de un gran Kadištu había sido cuidadosamente enterrado, de una manera que permitió que su alma se separara del mundo material y se elevara hacia la luz. Antes del entierro de su cuerpo, el Kadištu fallecido había sido sometido en la montaña al rito de las puertas estelares, que le permitió regresar a su lugar original en los cielos…

virgiliotovar A HAIDEE ALVAREZ RODRIGUEZ le gusta tu entrada “GÉNESIS 2015 1.0.”

La sexta extinción: ¿Estamos en un punto de no retorno para el ser humano?

La extinción más rápida de la historia

06.07.15 | 02:55h. cuatro.com |

Etiquetas:extinción humana

La sexta extinción: ¿Estamos en un punto de no retorno para el ser humano?

Tres de las universidades más prestigiosas de Estados Unidos certifican que la sexta extinción estaría teniendo lugar justo ahora. A una velocidad mayor que cualquiera de las anteriores y con unas consecuencias desastrosas para la humanidad. Según este estudio, las especies animales están desapareciendo a un ritmo cientocatorce veces superior al normal y el único responsable de esta situación es el propio ser humano. Una población en constante crecimiento y el consumo como motor de la economía que han alterado o destruido incontables hábitats naturales. La lista de agresiones es interminable y los resultados dramáticos. El que crea que la extinción de cientos de miles de especies no nos afecta directamente, se equivoca.

El 7 de julio de 2015, 6:57, WordPress.com <donotreply> escribió:

A HAIDEE ALVAREZ RODRIGUEZ le gustó tu entrada en virgiliotovar

Pensaron que GÉNESIS 2015 1.0. fue bastante impresionante.

Deberías ir a ver lo que están haciendo. ¡Quizás te gusta su blog tanto como les gustó el tuyo!

¿Deseas menos correos electrónicos? Modificar tu Opciones de notificación.

Moderar comentarios sobre la marcha
Echa un vistazo a la Aplicaciones de WordPress móvil.
Gracias por volar con WordPress.com

?user_id=27763106&note_name=like-28179794-6440&signature=d5e6f45de8ed38a2d622f904131d63aft.gif?_ui=39514254&blog_id=28179794&date_sent=2015-07-07&email_id=3826e3dbad25610753e73d52bcc0261b&email_name=post-like%2F20130821%2Fcontrol&_en=wpcom_email_open&browser_type=php-agent&_aua=wpcom-tracks-client-v0.3&_ul=haideealvarezrodriguez&_ut=wpcom%3Auser_id&blog_tz=0&blog_lang=es&user_lang=es&_ts=1436268445481

yohama

INDIO YOHAMA DE LA TRIBU GUASABARA

La unidad recreativa deportiva y cultural de canotaje INDIO YOHAMA DE LA TRIBU GUASABARA pretende la contextualización y formación pedagógica cultural de los discentes y atletas que conforman la ASOCIACIÓN DE CANOTAJE DEL ESTADO Mérida (ASOCAMER), para fortalecer y fomentar la educación eco turístico social de la institución,

La conformación de la unidad permitirá la difusión del deporte por toda la región en todos sus niveles Municipal, estadal, regional y Nacional, esta estará integrada por 15 jóvenes las cuales son la población de atletas femeninas dentro de la selección de canotaje del estado Mérida, bajo la dirección del Director Técnico de la asociación CRISTHIAN ADRIAN ROJAS,

Conformación de la unidad de canotaje indio guasábara por parte del cacique de la tribu guasábara

La unida tendrá funcionamiento para vida activa en las instalaciones del Monumento Natural Laguna de Urao, cabe destacar que La Laguna de Urao alberga en sus alrededores fauna y flora propias del lugar, una composición de paisajes que representa una belleza inigualable. La ciudad de Lagunillas estos últimos años está en pleno crecimiento poblacional y económico.

Monumento natural laguna de urao

Entrenador Cristhian ROJAS recibiendo las palabras por la casica de la tribu guasábara

Entrega de collares de protección al entrenador Ángel prieto y Cristhian rojas

Entrega de collares a las atletas femeninas quienes conformaran la unidad

Bautizo por parte de la comunidad guasábara

cierre de la actividad con la comunidad indígena guasábara

Veneración del Fuego.
Ritual por los indígenas Quinanoque, Quinaroes, Guasábara, Pueblo Viejo-Mucumbú.

Mitologia y Religion.
Eran politeístas. Adoraban al Sol y a la Luna y creían en un Ser Supremo que denominaban Ches. Al igual que en las grandes religiones americanas, dividían a sus dioses en machos y hembras, en buenos y malos. Tenían diversas fiestas religiosas como la del “Maíz Nuevo” y “La Bajada del Ches”. A veces practicaban sacrificios humanos como en la Laguna de Urao al dios de las aguas o en el “Cerro de la Guaricha” de Pueblo Llano al dios sol. Sus sacerdotes se llamaban Mohanes o Mojanes y eran a la vez adivinos y curanderos. Especial culto rendían a la Serpiente que en su lengua llamaban “Tata-Cuá” que traducido literalmente quiere decir “Madre Culebra”.

Sus prácticas curativas estaban asociadas a las funciones religiosas y mágicas de sus sacerdotes o Mohanes. Eran expertos en la preparación de bebedizos a base de hierbas medicinales, cuyas virtudes curativas conocían a perfección. Poseían conocimientos ancestrales para reducir las lujaciones y provocar la soldadura de los huesos rotos, logrando en otros casos curaciones que hoy día sorprenderían.

Creían en un diluvio universal.Sobre el origen de las lagunas se cuenta que un día salieron de la laguna de Santo Domingo un hombre y una mujer con un cántaro. A medida que llegaban a un sitio de la Cordillera dejaban caer gotas de agua que se convertían en lagunas, hasta llegar a Lagunillas, sitio que escogieron para fundar la raza, en donde el cántaro se rompió y ellos desaparecieron dejando la población y la laguna más grande. También se habla entre ellos de la existencia de un lugar encantado poseedor de maravillosas riquezas, con mucuras y pailas repletas de oro, hombres, patos y animales del mismo metal. Probablemente lo que los españoles llamaron El Dorado. Don Tulio Febres Cordero logró rescatar los siguientes mitos:

-El de Las Cinco Águilas Blancas.

-La Leyenda del Díctamo.

-El origen de la Laguna de Urao.

-La Hechicera de Mérida.

El Monumento Natural Laguna de Urao, se caracteriza por presentar una laguna de agua salada única en Venezuela, que sirve como agente importante para la regulación de las condiciones climáticas y ambientales de la región.

Es una hermosa laguna de agua salada inmersa dentro de un paisaje semiárido. Posee la presencia del mineral llamado Urao (Sesquicarbonato de sodio) que procede de sales aportadas por corrientes subterráneas y era utilizado antiguamente por los indígenas para elaborar el chimó. Representa un centro de atracción, esparcimiento y recreación para habitantes y visitantes. Posee dos áreas recreativas conocida como Yohama y El Balneario.

Se llega a través de la carretera Panamericana que une Mérida a El Vigía, y queda ubicada en las Inmediaciones de la población Lagunillas.

Sus dimensiones son aproximadamente de 297.000 m2, con profundidad promedio de 5 m. Se asienta en una planicie aluvial de la cuenca media del Río Chama, en medio de un ambiente bastante árido con presencia de mineral de Urao (Sequiscarbonato de Sodio), proveniente de sales aportadas por corrientes freáticas, característica esta muy particular que sólo poseen algunos cuerpos de agua en el mundo.

En la Laguna de Urano los visitantes pueden hacer excursiones, paseos en botes de pedal pesca deportiva, picnic, caminatas, esparcimiento al aire libre, observación de la naturaleza, investigaciones científicas.

Los eventos deportivos o recreativos masivos, el porte de armas, la extracción de especies naturales, la navegación en la laguna, el consumo y expendio de bebidas alcohólicas y sustancias psicotrópicas están prohibidos por las autoridades de Inparques.

En la antiguedad la gente usaba el urao mezclándolo con el tabaco y de esa manera conseguían el chimó. El urao es un mineral que procede de la concentración de sales de las aguas subterráneas.

La historia de este pueblo, muy rica en cuanto a los acontecimientos que allí se dieron, se remonta en el pasado a una civilización indígena bastante organizada de hombres y mujeres que se asentaron en estas tierras en el siglo V a. C. Sus habitantes vivían de los frutos del maíz, yuca y otros cultivos. Eran hábiles agricultores y empleaban técnicas avanzadas como el uso de las terrazas de cultivo en las laderas empinadas y la construcción de depósitos de agua o Estanques, llamados kimpúes, para alimentar a los sistemas de riego. Hacia la parte sur del poblado, en Llano Seco, se han realizado excavaciones donde se encontrado los restos de la antigua civilización.

Vivían en paz y armonía con la naturaleza, respetando al medio ambiente. Eran la gran nación de los Jamuenes que incluía las tribus timoto cuicas de los Quinaroes, Orkases, Mucumbús y Mocollones.

Como en casi toda Latinoamérica, en Lagunillas, la anterior población indígena fue mestizándose al mezclarse con los españoles y personas de otras nacionalidades durante 500 años, hasta ser la población de hoy, incrementándose con el tiempo a pesar de hechos como la Guerra Federal y, sobre todo, la emigración convertida en éxodo rural con el descenso de la producción del café en el siglo XX.

En el mes de mayo, durante los días 14 y 15 se celebran en Lagunillas las ferias en honor de San Isidro Labrador. En estos días se organizan las danzas populares, conocidas con el nombre de Locos de San Isidro, basadas en una vieja tradición, que viene desde los indígenas, al celebrar con bailes y música de la llegada de las lluvias. El rito original, llamado la Bajada del Ches (El Ches era el Dios de las lluvias), consistía en una procesión en las cercanías de la laguna, donde danzaban los indios, con las caras pintadas de achiote y cubiertos de pieles. Danzaban al compás de las maracas, las chirimías y los tambores, recorriendo los pueblos, según nos cuenta Julio César Salas. En la actualidad el baile ha sufrido las transformaciones propias, el entrar en contacto con la cultura española, convirtiéndose así en la fiesta cristiana de San Isidro. Es una manifestación cultural muy pintoresca, de un sincretismo encantador y de alegre colorido, por la música, la danza y los trajes de los promeseros, quienes se disfrazan de caballeros de la época colonial y se cubren el rostro con máscaras.

El gran escritor merideño, Tulio Febres Cordero nos narra una de ellas, titulada La leyenda del Urao, la cual comienza así "…Cuando los hombres barbados de allende los mares vinieron a poblar las desnudas crestas de los Andes, las hijas de Chía, las vírgenes de Motatán, que sobrevivieron a los bravos Timotes en la defensa de su suelo, congregadas en las cumbres solitarias del Gran Páramo, se sentaron a llorar la ruina de su pueblo y la desventura de su raza…." " Y sus lágrimas corrieron día y noche hacia el occidente, deteniéndose al pie de la gran altura, en las cercanías de Barro Negro, y allí formaron una laguna salobre, la laguna misteriosa de Urao…" El relato continúa narrando las vicisitudes de los distintos pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Mérida. En cada episodio de conquista por parte de los españoles, la laguna cambia de lugar. Finalmente, la laguna, después de mudarse a varias regiones de Mérida, volando por los aires, se establece para siempre en Lagunillas. "…

El Parque Yohama, es un lugar que se debe visitar. Cuenta con áreas verdes para el esparcimiento, sombreada de árboles de copas muy frondosas como los samanes, dividives e higuerones. Posee un amplio estacionamiento, kioscos para hacer parrillas, cancha de bolas y parque infantil.

Al lado del parque vemos las aguas siempre apacibles de la famosa Laguna de Urao, rodeada de verdes juncos. Ha sido declarada monumento natural del Estado Mérida. En las tardes llegan los azulitos a bañarse en sus aguas: son unos patos de plumaje azul intenso que bajan desde el Páramo El Molino.

Esta masa de agua retenida entre el cerro El Molino y el cerro San Benito, es una laguna de origen tectónico que se alimenta de una quebrada subterránea. La Laguna de Urao ha sido considerada un lugar sagrado por los pobladores de Lagunillas, desde tiempos inmemoriales, y en torno al cual se han tejido las leyendas más fantásticas y hermosas de la mitología indígena.

El gran escritor merideño, Tulio Febres nos narra una de ellas, titulada La leyenda del Urao, la cual comienza así:

…Cuando los hombres barbados de allende los mares vinieron a poblar las desnudas crestas de los Andes, las hijas de Chía, las vírgenes de Motatán, que sobrevivieron a los bravos Timotes en la defensa de su suelo, congregadas en las cumbres solitarias del Gran Páramo, se sentaron a llorar la ruina de su pueblo y la desventura de su raza (…) Y sus lágrimas corrieron día y noche hacia el occidente, deteniéndose al pie de la gran altura, en las cercanías de Barro Negro, y allí formaron una laguna salobre, la laguna misteriosa de Urao…

El relato continúa narrando las vicisitudes de los distintos pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Mérida. En cada episodio de conquista por parte de los españoles, la laguna cambia de lugar. Finalmente, la laguna, después de mudarse a varias regiones de Mérida, volando por los aires, se establece para siempre en Lagunillas.

"…Nuevamente gritaron en el Gran Páramo, las vírgenes petrificadas del Motatán, y nuevamente se levantó por los aires la laguna salobre de sus lágrimas para ir a asentarse sobre el suelo cálido de Lagunillas, en aquella tierra ardiente, donde la caña brava espiga y el cují florece"

Damos la vuelta alrededor de la Laguna de Urao, con la leyenda de Tulio Febres Cordero en nuestra mente. Nos detenemos en una de sus orillas y subimos a una especie de malecón de madera que penetra dentro de la laguna. Contemplamos sus aguas levemente onduladas por un viento fresco que baja del Páramo el Molino, y desde allí columbramos una vista muy hermosa del pueblo con su blanca iglesia, iluminada por los rayos del poniente y la Sierra Nevada de Mérida al fondo.

La historia de este pueblo, muy rica en cuanto a los acontecimientos que allí se dieron, se remonta en el pasado a una civilización indígena bastante organizada de hombres y mujeres que se asentaron en estas tierras en el siglo V a. C. Sus habitantes vivían de los frutos del maíz, yuca y otros cultivos. Eran hábiles agricultores y empleaban técnicas avanzadas como el uso de las terrazas de cultivo en las laderas empinadas y la construcción de depósitos de agua o Estanquez, llamados kimpúes, para alimentar a los sistemas de riego. Hacia la parte sur del poblado, en Llano Seco, se han realizado excavaciones donde se encontrado los restos de la antigua civilización.

Vivían en paz y armonía con la naturaleza, respetando los pájaros, los ríos y las lagunas. Eran la gran nación de los Jamuenes que incluía las tribus Quinaroes,Orkases, Mucumbús y Mocollones.

Uno de los primeros cronistas de Venezuela, Fray Pedro de Aguado, relata sus impresiones sobre Lagunillas, sus pobladores, la Laguna de Urao y el chimó, alrededor de 1560.

(Después los soldados) fueron derechos de las poblaciones que los españoles llamaron de la Lagunilla, al principio de ella, que en lengua de los propios naturales es llamada Zamú, y allí se alojaron con mucho contento y alegría, porque demás de hallar los indios de buena distinción y pacíficos, sin alterarse ni salirse de sus casas ni hacer otra resistencia ninguna, a los nuestros daba muy gran alegría y contento ver la mucha población que por allí había, toda junta, por sus barrios, muy acompañada de grandes y fructíferos árboles en que entraban curas, guayabas, guaymaros, caymitos, ciruelos, piñas y otros géneros de árboles que sólo servían de acompañar y hermosear los pueblos, y juntamente con esto tenían junto a sus casas hechos muchos corrales en los que criaban paujíes, pavas y tórtolas y otros muchos géneros de aves de diversos colores, que a las puestas de sus casa tenían, que daban muy gran lustre a la población de estos bárbaros. Demás de esto, los indios, en su manera de vivir, traían sus personas ricamente aderezadas con mucha plumajería y cuentas blancas y verdes, y mantas de algodón, y cierto género de chágualas de hueso, y grandes collajeros hechos asimismo de huesos, con la negregura de sus cuerpos que son muy morenos, y la blancura de los aderezos que sobre sí traían, les hacía parecer muy bien y daba muestra de ser gente muy aventajada y respetada de los demás indios de esta provincia de Sierras Nevadas, como en la verdad lo son, por respecto de cierto lago o laguna que estos indios tienen en sus tierra, la cual, por las muchas tierras salobres que la cercan y hacen lago, se cuaja en el asiento y suelo de ella de un género de salitre muy amargo, que no es sal ni salitre, ni para el uno ni para el otro efecto nos podría servir a nosotros, y de este género se hace todo el suelo de la laguna, o lo más de él, una costra que a partes es muy gruesa y a partes es delgada, de la cual los indios van sacando y quebrando para vender a todos los que la vienen a comprar, que como he dicho, son todos los indios de esta provincia de Sierras Nevadas y de muy más lejos tierras, porque su rescate llega hasta la laguna de Maracaibo y poblaciones del Tocuyo y Llanos de Venezuela.

Según el cronista Julio Villamizar, en el año 1561, el Presidente de la Real Audiencia de Santa Fe de Bogotá, Venero de Leyba, le otorgó el título de encomendero a Antonio de Reynoso en el sitio de la Lagunilla, junto con 60 casas y todos los indios que allí habitaban. A finales de aquel siglo tan agitado, los padres Agustinos se dedicaron al adoctrinamiento de la población. El 20 de Julio de 1619 el Licenciado Vázquez de Cisneros, reorganiza la población que se hallaba muy dispersa, mediante un Auto de Población, para refundar el lugar en el sitio de Jamuén, muy cerca de la Laguna, en el lugar donde se asienta la población actualmente. El día 26 de Julio de aquel año, Cristóbal Pérez Dávila, habiendo sido designado como Juez Poblador, por parte de Vázquez de Cisneros, funda de nuevo el poblado con el nombre de Santiago de Lagunillas.

Durante la Colonia, Lagunillas fue un Pueblo de Indios bajo el sistema de las encomiendas. Los españoles cambiaron los cultivos tradicionales de los naturales, por otros ajenos como por ejemplo la caña de azúcar, los plátanos y las uvas. En una visita realizada en el siglo XVII, el cronista Basilio Vicente de Oviedo cuenta:

El Pueblo de Lagunillas, de la cleresía, con iglesia de paja, pero bien ornamentada, su temperamento cálido, pero sano y ameno, produce de todos frutos de tierra caliente, caña, maíz, plátanos, yucas, y muchas frutas. Se dan en su distrito muchas parras, de modo que allí no tiene el cura que comprar vino para celebrar, porque tiene sus parritas… tiene también algunas haciendas de cacao y también produce algodón y hay algunos trapiches que producen bastantes dulces…

Para conocer mejor la historia de Lagunillas, uno debe dirigirse al Museo Julio César Salas. Es un edificio moderno de tres pisos, situado al lado del Parque Sucre. Fue inaugurado en 1985. Allí funciona, además del museo, el Ateneo de Lagunillas y una Biblioteca Pública. En la sala histórica- antropológica, nos muestran los restos humanos de las excavaciones en el sector Llano Seco, en donde yace un antiguo cementerio indígena. Además observamos diversos utensilios, como vasijas, hachas, collares, etc., que hablan de una civilización muy antigua. Al lado del museo hay una plaza sombreada de samanes de anchas copas, en donde nos sentamos a descansar. La gente del pueblo tienen los rasgos característicos de los antiguos pobladores, como la tez oscura, el pelo negro muy liso y caras redondeadas. Además han conservado el legado de sus ancestros en cuanto a la fabricación y uso de algunos objetos de mucha utilidad. Lagunillas es una región de artesanos. Comenzando por el chimó, que se fabrica con el mineral de urao, que se extrae de la laguna y las esteras hechas de junco, que se producen desde tiempos inmemoriales. También se fabrican artesanalmente alpargatas de sisal, cerámicas, escobas y totumas.

En el mes de mayo, durante los días 14 y 15 se celebran en Lagunillas las ferias en honor de San Isidro Labrador. En estos días se organizan las danzas populares, conocidas con el nombre de Locos de San Isidro, basadas en una vieja tradición, que viene desde los indígenas, al celebrar con bailes y música de la llegada de las lluvias. El rito original, llamado la Bajada del Ches (El Ches era el Dios de las lluvias), consistía en una procesión en las cercanías de la laguna, donde danzaban los indios, con las caras pintadas de achiote y cubiertos de pieles. Danzaban al compás de las maracas, las chirimías y los tambores, recorriendo los pueblos, según nos cuenta Julio César Salas.

En la actualidad el baile ha sufrido las transformaciones propias, el entrar en contacto con la cultura española, convirtiéndose así en la fiesta cristiana de San Isidro. Es una manifestación cultural muy pintoresca, de un sincretismo encantador y de alegre colorido, por la música, la danza y los trajes de los promeseros, quienes se disfrazan de caballeros de la época colonial y se cubren el rostro con máscaras.

La Rep. Hermana Marlene Morales Sueke es una persona que ama las tradiciones autóctonas de América. Desde que la conocí me identificó como una persona relacionada con estas tradiciones.
– Maestro, me dijo en una ocasión, quiero llevarlo a la laguna considerada sagrada que se encuentra en la región de Lagunillas, cercana a la Cd. de Mérida, Venezuela.

Después del almuerzo del jueves 03 de agosto del 2000 nos dirigimos al lugar denominado "Laguna Yohama" también llamada Urao, esta región es habitada por las tribus de los Quinaroas y los Guasábaros.

Recuerdo el amanecer de este día, al salir de la posada llamada San Pedro donde me hospedo, observé el límpido y azul profundo del cielo, salvo por unas largas nubes recostadas sobre las montañas que rodean a la ciudad, presagiando un bonancible día. Nos dirigimos a la laguna en el carro de la hermana Marlene, observando los hermosos paisajes de la ciudad y del campo.

– Le presento al cacique de los Guasábaros-, me dijo la hermana Marlene, el Sr. Ernesto Carmona Carrero.
Vistiendo sus atuendos ceremoniales llegamos a la orilla de la laguna bordeada por juncales, sumergimos las manos en sus frescas aguas y las llevamos hacia nuestros rostros refrescándonos.

Se encendió el fuego y el incienso, sutilmente perfumó el ambiente ceremonial. El cacique comentó que se sentía solo y triste, pues sus compañeros de tribu ya se olvidaron de sus tradiciones, el solo prevalece, le alegró nuestra llegada, de pronto se iluminó la tristeza de su rostro al sentir nuestro apoyo. Solo realizamos la ceremonia 7 personas aunque breve, estuvo llena de fervor y respeto.

El Monumento Natural Laguna de Urao, se caracteriza por presentar una laguna de agua salada única en Venezuela, que sirve como agente importante para la regulación de las condiciones climáticas y ambientales de la región.


Es una hermosa laguna de agua salada inmersa dentro de un paisaje semiárido. Posee la presencia del mineral llamado Urao (Sesquicarbonato de sodio) que procede de sales aportadas por corrientes subterráneas y era utilizado antiguamente por los indígenas para elaborar el chimó. Representa un centro de atracción, esparcimiento y recreación para habitantes y visitantes. Posee dos áreas recreativas conocida como Yohama y El Balneario.

Se llega a través de la carretera Panamericana que une Mérida a El Vigía, y queda ubicada en las Inmediaciones de la población Lagunillas.

Sus dimensiones son aproximadamente de 297.000 m2, con profundidad promedio de 5 m. Se asienta en una planicie aluvial de la cuenca media del Río Chama, en medio de un ambiente bastante árido con presencia de mineral de Urao (Sequiscarbonato de Sodio), proveniente de sales aportadas por corrientes freáticas, característica esta muy particular que sólo poseen algunos cuerpos de agua en el mundo.

En la Laguna de Urano los visitantes pueden hacer excursiones, paseos en botes de pedal pesca deportiva, picnic, caminatas, esparcimiento al aire libre, observación de la naturaleza, investigaciones científicas.

Los eventos deportivos o recreativos masivos, el porte de armas, la extracción de especies naturales, la navegación en la laguna, el consumo y expendio de bebidas alcohólicas y sustancias psicotrópicas están prohibidos por las autoridades de Inparques.

En la antiguedad la gente usaba el urao mezclándolo con el tabaco y de esa manera conseguían el chimó. El urao es un mineral que procede de la concentración de sales de las aguas subterráneas.

La historia de este pueblo, muy rica en cuanto a los acontecimientos que allí se dieron, se remonta en el pasado a una civilización indígena bastante organizada de hombres y mujeres que se asentaron en estas tierras en el siglo V a. C. Sus habitantes vivían de los frutos del maíz, yuca y otros cultivos. Eran hábiles agricultores y empleaban técnicas avanzadas como el uso de las terrazas de cultivo en las laderas empinadas y la construcción de depósitos de agua o Estanques, llamados kimpúes, para alimentar a los sistemas de riego. Hacia la parte sur del poblado, en Llano Seco, se han realizado excavaciones donde se encontrado los restos de la antigua civilización.

Vivían en paz y armonía con la naturaleza, respetando al medio ambiente. Eran la gran nación de los Jamuenes que incluía las tribus timoto cuicas de los Quinaroes, Orkases, Mucumbús y Mocollones.

Como en casi toda Latinoamérica, en Lagunillas, la anterior población indígena fue mestizándose al mezclarse con los españoles y personas de otras nacionalidades durante 500 años, hasta ser la población de hoy, incrementándose con el tiempo a pesar de hechos como la Guerra Federal y, sobre todo, la emigración convertida en éxodo rural con el descenso de la producción del café en el siglo XX.

En el mes de mayo, durante los días 14 y 15 se celebran en Lagunillas las ferias en honor de San Isidro Labrador. En estos días se organizan las danzas populares, conocidas con el nombre de Locos de San Isidro, basadas en una vieja tradición, que viene desde los indígenas, al celebrar con bailes y música de la llegada de las lluvias. El rito original, llamado la Bajada del Ches (El Ches era el Dios de las lluvias), consistía en una procesión en las cercanías de la laguna, donde danzaban los indios, con las caras pintadas de achiote y cubiertos de pieles. Danzaban al compás de las maracas, las chirimías y los tambores, recorriendo los pueblos, según nos cuenta Julio César Salas. En la actualidad el baile ha sufrido las transformaciones propias, el entrar en contacto con la cultura española, convirtiéndose así en la fiesta cristiana de San Isidro. Es una manifestación cultural muy pintoresca, de un sincretismo encantador y de alegre colorido, por la música, la danza y los trajes de los promeseros, quienes se disfrazan de caballeros de la época colonial y se cubren el rostro con máscaras.

El gran escritor merideño, Tulio Febres Cordero nos narra una de ellas, titulada La leyenda del Urao, la cual comienza así "…Cuando los hombres barbados de allende los mares vinieron a poblar las desnudas crestas de los Andes, las hijas de Chía, las vírgenes de Motatán, que sobrevivieron a los bravos Timotes en la defensa de su suelo, congregadas en las cumbres solitarias del Gran Páramo, se sentaron a llorar la ruina de su pueblo y la desventura de su raza…." " Y sus lágrimas corrieron día y noche hacia el occidente, deteniéndose al pie de la gran altura, en las cercanías de Barro Negro, y allí formaron una laguna salobre, la laguna misteriosa de Urao…" El relato continúa narrando las vicisitudes de los distintos pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Mérida. En cada episodio de conquista por parte de los españoles, la laguna cambia de lugar. Finalmente, la laguna, después de mudarse a varias regiones de Mérida, volando por los aires, se establece para siempre en Lagunillas. "…

El Parque Yohama, es un lugar que se debe visitar. Cuenta con áreas verdes para el esparcimiento, sombreada de árboles de copas muy frondosas como los samanes, dividives e higuerones. Posee un amplio estacionamiento, kioscos para hacer parrillas, cancha de bolas y parque infantil.

Al lado del parque vemos las aguas siempre apacibles de la famosa Laguna de Urao, rodeada de verdes juncos. Ha sido declarada monumento natural del Estado Mérida. En las tardes llegan los azulitos a bañarse en sus aguas: son unos patos de plumaje azul intenso que bajan desde el Páramo El Molino.

Esta masa de agua retenida entre el cerro El Molino y el cerro San Benito, es una laguna de origen tectónico que se alimenta de una quebrada subterránea. La Laguna de Urao ha sido considerada un lugar sagrado por los pobladores de Lagunillas, desde tiempos inmemoriales, y en torno al cual se han tejido las leyendas más fantásticas y hermosas de la mitología indígena.

El gran escritor merideño, Tulio Febres nos narra una de ellas, titulada La leyenda del Urao, la cual comienza así:

…Cuando los hombres barbados de allende los mares vinieron a poblar las desnudas crestas de los Andes, las hijas de Chía, las vírgenes de Motatán, que sobrevivieron a los bravos Timotes en la defensa de su suelo, congregadas en las cumbres solitarias del Gran Páramo, se sentaron a llorar la ruina de su pueblo y la desventura de su raza (…) Y sus lágrimas corrieron día y noche hacia el occidente, deteniéndose al pie de la gran altura, en las cercanías de Barro Negro, y allí formaron una laguna salobre, la laguna misteriosa de Urao…

El relato continúa narrando las vicisitudes de los distintos pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Mérida. En cada episodio de conquista por parte de los españoles, la laguna cambia de lugar. Finalmente, la laguna, después de mudarse a varias regiones de Mérida, volando por los aires, se establece para siempre en Lagunillas.

"…Nuevamente gritaron en el Gran Páramo, las vírgenes petrificadas del Motatán, y nuevamente se levantó por los aires la laguna salobre de sus lágrimas para ir a asentarse sobre el suelo cálido de Lagunillas, en aquella tierra ardiente, donde la caña brava espiga y el cují florece"

Damos la vuelta alrededor de la Laguna de Urao, con la leyenda de Tulio Febres Cordero en nuestra mente. Nos detenemos en una de sus orillas y subimos a una especie de malecón de madera que penetra dentro de la laguna. Contemplamos sus aguas levemente onduladas por un viento fresco que baja del Páramo el Molino, y desde allí columbramos una vista muy hermosa del pueblo con su blanca iglesia, iluminada por los rayos del poniente y la Sierra Nevada de Mérida al fondo.

La historia de este pueblo, muy rica en cuanto a los acontecimientos que allí se dieron, se remonta en el pasado a una civilización indígena bastante organizada de hombres y mujeres que se asentaron en estas tierras en el siglo V a. C. Sus habitantes vivían de los frutos del maíz, yuca y otros cultivos. Eran hábiles agricultores y empleaban técnicas avanzadas como el uso de las terrazas de cultivo en las laderas empinadas y la construcción de depósitos de agua o Estanquez, llamados kimpúes, para alimentar a los sistemas de riego. Hacia la parte sur del poblado, en Llano Seco, se han realizado excavaciones donde se encontrado los restos de la antigua civilización.

Vivían en paz y armonía con la naturaleza, respetando los pájaros, los ríos y las lagunas. Eran la gran nación de los Jamuenes que incluía las tribus Quinaroes,Orkases, Mucumbús y Mocollones.

Uno de los primeros cronistas de Venezuela, Fray Pedro de Aguado, relata sus impresiones sobre Lagunillas, sus pobladores, la Laguna de Urao y el chimó, alrededor de 1560.

(Después los soldados) fueron derechos de las poblaciones que los españoles llamaron de la Lagunilla, al principio de ella, que en lengua de los propios naturales es llamada Zamú, y allí se alojaron con mucho contento y alegría, porque demás de hallar los indios de buena distinción y pacíficos, sin alterarse ni salirse de sus casas ni hacer otra resistencia ninguna, a los nuestros daba muy gran alegría y contento ver la mucha población que por allí había, toda junta, por sus barrios, muy acompañada de grandes y fructíferos árboles en que entraban curas, guayabas, guaymaros, caymitos, ciruelos, piñas y otros géneros de árboles que sólo servían de acompañar y hermosear los pueblos, y juntamente con esto tenían junto a sus casas hechos muchos corrales en los que criaban paujíes, pavas y tórtolas y otros muchos géneros de aves de diversos colores, que a las puestas de sus casa tenían, que daban muy gran lustre a la población de estos bárbaros. Demás de esto, los indios, en su manera de vivir, traían sus personas ricamente aderezadas con mucha plumajería y cuentas blancas y verdes, y mantas de algodón, y cierto género de chágualas de hueso, y grandes collajeros hechos asimismo de huesos, con la negregura de sus cuerpos que son muy morenos, y la blancura de los aderezos que sobre sí traían, les hacía parecer muy bien y daba muestra de ser gente muy aventajada y respetada de los demás indios de esta provincia de Sierras Nevadas, como en la verdad lo son, por respecto de cierto lago o laguna que estos indios tienen en sus tierra, la cual, por las muchas tierras salobres que la cercan y hacen lago, se cuaja en el asiento y suelo de ella de un género de salitre muy amargo, que no es sal ni salitre, ni para el uno ni para el otro efecto nos podría servir a nosotros, y de este género se hace todo el suelo de la laguna, o lo más de él, una costra que a partes es muy gruesa y a partes es delgada, de la cual los indios van sacando y quebrando para vender a todos los que la vienen a comprar, que como he dicho, son todos los indios de esta provincia de Sierras Nevadas y de muy más lejos tierras, porque su rescate llega hasta la laguna de Maracaibo y poblaciones del Tocuyo y Llanos de Venezuela.

Según el cronista Julio Villamizar, en el año 1561, el Presidente de la Real Audiencia de Santa Fe de Bogotá, Venero de Leyba, le otorgó el título de encomendero a Antonio de Reynoso en el sitio de la Lagunilla, junto con 60 casas y todos los indios que allí habitaban. A finales de aquel siglo tan agitado, los padres Agustinos se dedicaron al adoctrinamiento de la población. El 20 de Julio de 1619 el Licenciado Vázquez de Cisneros, reorganiza la población que se hallaba muy dispersa, mediante un Auto de Población, para refundar el lugar en el sitio de Jamuén, muy cerca de la Laguna, en el lugar donde se asienta la población actualmente. El día 26 de Julio de aquel año, Cristóbal Pérez Dávila, habiendo sido designado como Juez Poblador, por parte de Vázquez de Cisneros, funda de nuevo el poblado con el nombre de Santiago de Lagunillas.

Durante la Colonia, Lagunillas fue un Pueblo de Indios bajo el sistema de las encomiendas. Los españoles cambiaron los cultivos tradicionales de los naturales, por otros ajenos como por ejemplo la caña de azúcar, los plátanos y las uvas. En una visita realizada en el siglo XVII, el cronista Basilio Vicente de Oviedo cuenta:

El Pueblo de Lagunillas, de la cleresía, con iglesia de paja, pero bien ornamentada, su temperamento cálido, pero sano y ameno, produce de todos frutos de tierra caliente, caña, maíz, plátanos, yucas, y muchas frutas. Se dan en su distrito muchas parras, de modo que allí no tiene el cura que comprar vino para celebrar, porque tiene sus parritas… tiene también algunas haciendas de cacao y también produce algodón y hay algunos trapiches que producen bastantes dulces…

Para conocer mejor la historia de Lagunillas, uno debe dirigirse al Museo Julio César Salas. Es un edificio moderno de tres pisos, situado al lado del Parque Sucre. Fue inaugurado en 1985. Allí funciona, además del museo, el Ateneo de Lagunillas y una Biblioteca Pública. En la sala histórica- antropológica, nos muestran los restos humanos de las excavaciones en el sector Llano Seco, en donde yace un antiguo cementerio indígena. Además observamos diversos utensilios, como vasijas, hachas, collares, etc., que hablan de una civilización muy antigua. Al lado del museo hay una plaza sombreada de samanes de anchas copas, en donde nos sentamos a descansar. La gente del pueblo tienen los rasgos característicos de los antiguos pobladores, como la tez oscura, el pelo negro muy liso y caras redondeadas. Además han conservado el legado de sus ancestros en cuanto a la fabricación y uso de algunos objetos de mucha utilidad. Lagunillas es una región de artesanos. Comenzando por el chimó, que se fabrica con el mineral de urao, que se extrae de la laguna y las esteras hechas de junco, que se producen desde tiempos inmemoriales. También se fabrican artesanalmente alpargatas de sisal, cerámicas, escobas y totumas.

En el mes de mayo, durante los días 14 y 15 se celebran en Lagunillas las ferias en honor de San Isidro Labrador. En estos días se organizan las danzas populares, conocidas con el nombre de Locos de San Isidro, basadas en una vieja tradición, que viene desde los indígenas, al celebrar con bailes y música de la llegada de las lluvias. El rito original, llamado la Bajada del Ches (El Ches era el Dios de las lluvias), consistía en una procesión en las cercanías de la laguna, donde danzaban los indios, con las caras pintadas de achiote y cubiertos de pieles. Danzaban al compás de las maracas, las chirimías y los tambores, recorriendo los pueblos, según nos cuenta Julio César Salas.

En la actualidad el baile ha sufrido las transformaciones propias, el entrar en contacto con la cultura española, convirtiéndose así en la fiesta cristiana de San Isidro. Es una manifestación cultural muy pintoresca, de un sincretismo encantador y de alegre colorido, por la música, la danza y los trajes de los promeseros, quienes se disfrazan de caballeros de la época colonial y se cubren el rostro con máscaras.

La Rep. Hermana Marlene Morales Sueke es una persona que ama las tradiciones autóctonas de América. Desde que la conocí me identificó como una persona relacionada con estas tradiciones.
– Maestro, me dijo en una ocasión, quiero llevarlo a la laguna considerada sagrada que se encuentra en la región de Lagunillas, cercana a la Cd. de Mérida, Venezuela.

Después del almuerzo del jueves 03 de agosto del 2000 nos dirigimos al lugar denominado "Laguna Yohama" también llamada Urao, esta región es habitada por las tribus de los Quinaroas y los Guasábaros.

Recuerdo el amanecer de este día, al salir de la posada llamada San Pedro donde me hospedo, observé el límpido y azul profundo del cielo, salvo por unas largas nubes recostadas sobre las montañas que rodean a la ciudad, presagiando un bonancible día. Nos dirigimos a la laguna en el carro de la hermana Marlene, observando los hermosos paisajes de la ciudad y del campo.

– Le presento al cacique de los Guasábaros-, me dijo la hermana Marlene, el Sr. Ernesto Carmona Carrero.
Vistiendo sus atuendos ceremoniales llegamos a la orilla de la laguna bordeada por juncales, sumergimos las manos en sus frescas aguas y las llevamos hacia nuestros rostros refrescándonos.

Se encendió el fuego y el incienso, sutilmente perfumó el ambiente ceremonial. El cacique comentó que se sentía solo y triste, pues sus compañeros de tribu ya se olvidaron de sus tradiciones, el solo prevalece, le alegró nuestra llegada, de pronto se iluminó la tristeza de su rostro al sentir nuestro apoyo. Solo realizamos la ceremonia 7 personas aunque breve, estuvo llena de fervor y respeto.

Veneración del Fuego.
Ritual por los indígenas Quinanoque, Quinaroes, Guasábara, Pueblo Viejo-Mucumbú.

Según la leyenda, el lugar donde se encuentra la laguna Yohama o de Urao, era habitada por la tribu de los Yohamas, el lugar era árido. Cierto día llegaron una pareja de viejitos; el hombre se llamaba Don José (Joché) y la señora se llamaba Doña María Simona (Ña Simona) traían siempre colgando sobre su espalda una especie de vasijas de barro denominadas chiriguitas.

En las tardes se complacían en contemplar las puestas del sol y por las noches el fulgor de los relámpagos. Intrigados los yohamas les preguntaron que contenían las chirigÜitas, son semillas de agua les digo Joché; que es una combinación de agua de mar conjurada; así como de laguna, de río y de lluvia: y al enterrarse producen … ña Simona se rió estruendosamente, sus carcajadas resaonaban hasta Pueblo Viejo, la Alameda y otros lugares.

Cierta noche de luna llena, llegó a visitarlos un indio yohama y les llevó "un palo de miche" (especie de aguardiente) y "un gancho de chimó" (tabaco preparado para mascar), disfrutaron hasta embriagarse, cayeron de bruces y rompieron las chirigüitas.
Las semillas de agua hicieron contacto con la tierra y brotó tanta agua que se formó la misteriosa laguna; los indígenas impresionados al verla enfurecida mandaron a Ña Simona y a Joché al al centro de ella para calmar su furor. Los viejitos lloraron tanto que sus lágrimas dierón a la laguna un salubre sabor.
La leyenda dice que la laguna embravecía anualmente y había que ofrendarle una bella jóven para calmar su ira.
Por las noches serenas la laguna produce un fuerte bramido que estremece a los habitantes del lugar, y dicen que esta voz es la estruendosa risa de Ña Simona.

Al terminar la ceremonia estuvimos bajo un árbol de copa extendida llamado cují, donde Martha nos dió algo para comer y una manga, que ofrendé a la laguna.- Esta laguna tiene poderes-, dijo el cacique. Una suave lluvia nos despidió, pero al entrara a la casa sede de la G.F.U., se sintió un estruendoso rayo que nos estremeció y cayó una torrencial lluvia que al desbordarse de las canales caía profusamente. "De la leyenda a la realidad".

-¿Conoce al Sr. Leonardo Arellano?- Me preguntó M.R. Hno. Noé Uzcátegui presentándomelo, -es un honor- le dije, pasamos a su residencia ¿esas pinturas son obra de usted? Si, dijo el hermano Noe, él es un buen pintor, el dibujo del Sublime Hermano Mayor del santuario fué hecho por él, -que interesante ¿le conoció?-, Si tuve el honor y lo llevé personalmente a efectuar una ceremonia junto a la laguna de Urao, éramos siete personas, extraña coincidencia…
La Resp. Hna Nelly Fernández de Duque, al conocer que iba a publicar la leyenda de la laguna Yohama, me dijo: No Maestro, no todo es leyenda, yo viví algo que lo voy a contar. Y principió su relato…

Volví al pasado, a mi niñez, mis padres no llevaban a "Temperar" (Cambio a un mejor clima y lugar) a una casa de verano cercana a la Laguna de Urao.
Las Crestas de la Sierra Nevada marcaban sus líneas quebradas en la penumbra huidiza del amanecer. Mi madre, Ramona, incansable a pesar de estar de vacaciones, atendía el cuidado de sus pequeños hijos, nosotros descansábamos felices. De pronto escuchamos un gran bramido como de un toro gigante conducido al matadero, o como un tigre, o de trueno, no sé, como describirlo. Golpearon fuertemente la puerta de la casa, era el Indio Ramón, un viejito muy querido, que llegó presuroso. ¡Don Gliberto, Doña Ramona!. Dijo a mis padres muy agitado. ¡ No me van ustedes con sus niños a llevarlos a la laguna! ¡Bramó! ¡Bramó!, está reclamando su ofrenda.

Ante tan terrible mi madre nos permitió salir sólo un poco de tiempo a la Churuata de la Negra Guillermina. La Negra había apelado a sus creencias y encendió unas velas, trajo bananos y tres flores de girasol, las puso en el patio como ofrenda al astro sol, para pedir su protección. Pero, el mal no cedió, cocinaba inquieta, era por el mes de agosto y el Sol del Mediodía era fuerte y nos adormecía. El anciano Indio Ramón, apareció nuevamente a la llegada de la tarde, con un semblante contraído, recuerdo que al verlo quedamos expectantes, y con tristeza nos relató el episodio. Un niño casi adolescente había sido engullido por la laguna. Según su relato, cada año la laguna cobraba su víctima.

La Resp. Han. Betty Alvarez, comenta que desde hace años la laguna ya no ha cobrado víctimas, quizás halla sido a partir de la ceremonía efectuada por el Sublime Hermano Mayor, según datos proporcionados, esta laguna es una de las siete lagunas saladas que hay en el mundo. El misterio de la Laguna Negra es otro de los enigmas a relatar. PAX…

PD: Hay otras leyendas de ésta Mágica Laguna. Los datos establecen que el 99% de las personas ahogadas son hombres jóvenes. Dicen las gentes, que la laguna tiene una doncella que es quien atrae a los jóvenes. Cuando desaparecen hay movilización de rescate, pero nunca son encontrados los cuerpos, aparecen hasta el siguiente día. Se dice que solo hay otra laguna en el mundo igual a esta. La de Trona, cerca de Fezzán en la provincia africana de Sukena.

video-2015-05-25-10-10-00fase1 copy.mp4, video-2015-05-25-10-36-23.mp4 + 2 more items

Virgilio Docente has shared the following videos:

video-5.png
video-2015-05-25-10-10-00fase1 copy.mp4
video-5.png
video-2015-05-25-10-36-23.mp4
video-5.png
video-2015-05-25-10-10-00fase1.mp4
video-5.png
video-2015-05-25-10-56-24.mp4

This email grants access to all of these items without logging in. Only forward it to people you trust.

Google Drive: Have all your files within reach from any device. Logo for Google Drive