Sa’am/Enki/Ptah -Angal/Qadistu

 Anton Parks  en su obra CRÓNICAS DEL GIRKÚ  revela y evidencia como antiguas civilizaciones extraterrestres protagonizaron una larga historia de guerras, ocultas en el pasado remoto de la galaxia que tuvo repercusiones directas en la génesis de la raza humana en la tierra. Anton Parks, 175734_Papel-de-Parede-Nave-Espacial--175734_1600x1200adentrándose en la memoria deSaam, recuerda la conciencia de haber presenciado esos hechos. Un alboroto en las calles de Šalim (capital del Abzu) y una llamada !“Enki, Enki”! despertó a Sa’am/Enki de su descanso y lo llevó rápidamente hasta donde estaban reunidos las Ama’argi, los Nungal y los Anunna, muy excitados, mientras las naves voladoras de los Kingu pasaban sobre sus cabezas. Zehuti (Nungal, mano derecha de Sa’am) vino a encontrarse con Enki y rápidamente explicó: ¡un contingente Kingu estaba pidiendo asilo en el Abzu! Se requería una decisión inmediata de Enki. Solamente era posible una opción, aunque no estaba exenta de riesgos. A los Kingu se les prohibió permanecer en el Abzu, pero podían tomar refugio en las numerosas grutas y túneles naturales ocultos en la corteza terrestre. (¿Que conocemos sobre ellas hoy?) El Gigirlah real permaneció encendido hasta que las Ama’argi finalmente rindieron sus armas. Así es como un cierto número de Kingu llegó a refugiarse bajo las montañas de Uraš.  Muchas pinturas de la época representan el tema, siempre con los mismos elementos: ángeles rebelándose contra Dios y cayendo a la Tierra. Según la interpretación habitual, estos “ángeles que se portaron mal” 1(después de todo, ellos se opusieron a “Dios”, copularon con las criaturas humanas de Dios, etc…) están siendo castigados por sus pecados. Pero muchos acontecimientos podrían explicar esta memoria racial. Parks sugiere el exilio de algunos de los Kingu a refugios bajo la superficie de la Tierra, después de haber sido vencidos por An, Enlil y los Anunna, aunque ninguno de estos participantes podría ser denominado ángel de ningún modo. Y – que ironía – An, Enlil y los mismos Anunna, los aspirantes a dioses, fueron encadenados a la Tierra por los Diseñadores de Vida después de destruir a la Reina, Tiamata. Parks también cita la interacción entre los “ángeles” del dios de la Tierra (los Anunna, “ángeles de Yahvé”) y los Nungal (hijos de los Elohim). A continuación, una breve descripción de las Razas Extraterrestres referidas en Las Crónicas. En este esquema podemos ver las Razas de «Servicio a Sí Mismos» (Egoístas), y de «Servicio a Otros». Las primeras se organizan a modo de pirámide (jerarquía), mientras que las segundas se organizan a modo de círculo (sin jerarquía). LOS KADIŠTU («Antiguos Ensambladores de Vida»). También conocidos como los «Planificadores», los «Diseñadores de Vida» y los Elohim de la Biblia. El término hebreo Elohim,2descompuesto en sumerio-acadio da EL.U.HI.IM, «Los Poderosos Exaltados que Mezclaron la Arcilla (o el Ser de Arcilla: el hombre)». Los Kadištu son los guardianes de lugares claves en el Universo, y Emisarios de la «Fuente Original». Su papel es unificar las especies del Universo. En esto, uno podría pensar en ellos como «Ángeles de Dios». Ellos han creado las diversas variedades de animales de la Tierra. Viven en el Angal (las Altas Dimensiones), y muy pocos de ellos pueden entrar a nuestra Tercera Dimensión. Esto no facilita el contacto directo y explica su modo indirecto de abordarnos. Tampoco interfieren en el desarrollo de razas en evolución. En cuanto a la Tierra, los Diseñadores de Vida parecen haberla dejado en manos de los Reptiles Gina’abul. Esto no sería un abandono, sino más bien un retiro transitorio, porque hasta este día, los Diseñadores de Vida no han cesado de mantener el ojo vigilante sobre su creación. A nivel humano, esto pareciera estar tomando demasiado tiempo, pero para los Diseñadores de Vida del Universo, esto no es nada. Ellos nos observan hoy más que nunca antes, y se comunican por medio de personas que contactan directa o telepáticamente. Pero tales comunicaciones deben ser tomadas con gran cuidado, por la posibilidad de una equivocada interpretación de lo que se ha recibido. Entre las Razas Kadištu, se encuentran los Abgal (Anfibios de Sirio), las Amasutum (Sacerdotisas Reptilianas), las Ama’argi (Amasutum Terrestres), los Ameli (Raza Semi-Etérica de Aldebarán), los Sukkal (Aves de Lira), y los Urmah (Felinos de Orión). En el idioma acadio, la palabra Qadistu evoca a una sacerdotisa de alto rango. Nugig, la palabra equivalente en sumerio, puede entenderse como «No Malvada», o también «La Imagen del Mal»: Prostitutas Sagradas. #LOS GINA’ABUL («Genuinos Ancestros del Esplendor»). La Familia Reptil. Su lugar de nacimiento estaba en la Constelación Draco, la cual ellos llaman Usu, pero numerosos conflictos que irrumpieron su historia dio como resultado la creación y separación de subrazas y su esparcimiento a través de nuestro sector de la Galaxia. Algunos permanecen en Usu, pero los Usumgal y la mayoría de las Amasutum están en la Osa Mayor, los Kingú en Aquila, los Musgir y los Miminu (Grises) en Lira, y algunas Amasutum son encontradas en Las Pléyades, en donde fueron también creados los Anunna. Y es la guerra la que ha atrapado a los Anunna en la Tierra.  LOS ABGAL («Grandes 3Sabios»). También conocidos por su nombre acadio Apkallu, y su nombre dogón Nommo. Es un subgrupo Kadistu, procedente del Sistema de Sirio. Son anfibios, de dedos palmeados y sangre verdosa, estando genéticamente emparentados con los Gina’abul. Su cráneo es levemente alargado, pero no como aquel del Gina’abul. Son idénticos a las representaciones sumerias de los Abgal, que se dicen, son los Consejeros de Enki. Anton Parks informa que esta imagen es la representación más cercana que tenemos del Abgal del Sistema de Sirio. Los Dogones, por supuesto, siempre han afirmado que Sirio era el hogar de los Nommo. Hace unos 60 millones de años, los Abgal se ocuparon de la fauna marina de la Tierra y sobre todo con las ballenas y delfines, cuyo papel principal era reequilibrar la tasa vibratoria del KI que estaba extremadamente 4baja en aquella época.  LAS AMAŠUTUM («Madres Lagarto»). Es un grupo de Sacerdotisas Kadistu, compuesto por hembras Gina’abul. Su símbolo está compuesto por dos serpientes entrelazadas, es decir, el Caduceo, palabra latina que deriva, precisamente, de Kadistu. Moran en varios puntos del Universo, como la Osa Mayor, Las Híadas, Las Pléyades y Orión. Cuando estaban privadas del papel reproductivo de los Šutum (Gina’abul machos), las Amasutum fueron capaces de preservar su línea y multiplicarse a través de la genética y su habilidad de clonar hasta el infinito. Y donde todos los Šutum acarrearon su material genético original sin variaciones, las Amasutum poseían una gran variedad de apariencias faciales y caracteres, haciendo a cada una de ellas un ser único y notable. El lapso de vida de las Amasutum es eterno, porque, al contrario que los Šutum, sus cuerpos periódicamente se someten al Gibil’lásu (renovación de la piel), similar al proceso visto en serpientes y otros reptiles. Hay rumores de que algunas de ellas pueden someterse a la muerte y a la resurrección.  Esta estatuilla pre-sumeria descubierta en Ur, representa a una hembra 5Gina’abul (es decir, una Amasutum). Parks está seguro que la forma de la cabeza es incorrecta, y está trabajando en una serie de dibujos que mostrarán el alargamiento extendiéndose hacia atrás. En todo caso, ella está usando una peluca.   Según Parks, todas las razas Ginaabul comparten esta apariencia general. Las variaciones están sobre todo en el color de la piel y el grado de alargamiento del cráneo. LOS ŠUTUM («Lagartos»). Son Gina’abul machos creados por Abzu-Abba para fecundar a las Amasutum, pero sus habilidades reproductivas estaban en declive. Ellos sufrían de una enfermedad desconocida. Originalmente obreros, trabajando para toda la raza de los Gina’abul. Hoy se encuentran en la Constelación de la Osa Mayor. Los círculos, como piedrecillas, en los hombros, son similares a aquellos que llevaban los altos dignatarios mayas. Para los maya, estos círculos simbolizan el OL, es decir la «percepción» o «conciencia», 6«el camino» y «la memoria». Al mismo tiempo, el OL maya es el equivalente el sumerio UL que evoca «el pasado», «un adorno», «una estrella», «el esplendor», y el verbo «resplandecer», al significar UL «privilegio» y «protección». Estos círculos o piedrecillas colocadas en los hombros de dioses sumerios y personajes maya de alto rango simbolizan los cristales, o ME en los cuales estaba almacenado el conocimiento de los «dioses»…Los Cristales de Cuarzo eran la clave para una clonación exitosa. LAS AMA’ARGI («Madres Brillantes que sostienen»). Un grupo Kadistu de Amasutum terrestres. Fueron creadas en nuestro Sistema Solar por las Amasutum de la Osa Mayor, seguramente clonadas de la Biblioteca Genética de su planeta. Tienen cola y piel oscura. Su nombre transporta el sentido de «Remisión de Daños Divinos», pero la estricta traducción del sumerio da el significado de «Madre Brillante que Sostiene (o Restaura)». Las Ama’argi y su Reina, Dìm’mege, viven en el corazón del Abzu (el Mundo Subterráneo), en la ciudad de Šalim («Corazón de la Eternidad»). Su misión original en la Tierra ha sido restaurar el planeta, el cual ha sido dañado por múltiples acciones militares y manipulaciones genéticas conducidas por los Kingú, como el desarrollo de los dinosaurios. En un período más tardío, las Ama’argi fueron dirigidas por su Reina, Dìm’mege, para supervisar a los esclavos humanos trabajando en los dominios agrícolas de los Anunna. El símbolo sumerio AMA, usado para formar el término AMA.AR.GI representa un pilar7sagrado, atribuido a divinidades celestiales adoradas por lo humanos en un culto religioso. La estrella en medio indica «divinidad». LOS AMELI. Una Raza Kadistu Semi-Etérica, originaria del Sistema Aldebarán de Tauro, donde aún tienen sus bases. Permitió que los Usumgal mantengan una colonia de Miminus en su Sistema, pero los condujeron fuera después de la Gran Guerra. LOS NIM («Insecto Volador – Príncipe – Ser Elevado»). Son una Raza Kadistu con cabeza de insecto. En la Tierra, fueron los creadores de los artrópodos buceadores. Como habrá observado el lector, los diversos significados de la palabra Nim son bastante explícitos. LOS SUKKAL («Mensajeros»). Un subgrupo Kadistu con forma de pájaros, de la Constelación de Lira. Llamados «Primos de los Gina’abul». La palabra sumeria Sukkal significa «Mensajero». En las tradiciones sumerias y asirio-babilónicas, los Sukkal son humanoides con el cuerpo de un pájaro y largas alas en la espalda. El término griego «anggelos» también significa mensajero y se refiere a seres con funciones similares a las de los Ángeles bíblicos. En la Tierra, los Sukkal fueron responsables de la inserción de vertebrados8ovíparos.  LOS URMAH («Grandes Guerreros – Leones»). También conocidos como «El Ejército de los Elohim». Son Guerreros Kadistu, de la Constelación de Orión. Tienen apariencia felino-humanoide. De hecho, Urmah, en sumerio, significa «León», y también «Gran Guerrero». Se los suele ver con garras, probablemente artificiales. Su logo es el león. Conforman el ejército o milicia principal de los Kadistu. Cuando hay situaciones difíciles y violaciones graves de las reglas, ellos son generalmente designados para restaurar el orden. Por esta razón, los Urmah fueron encontrados en varias ocasiones en nuestro Sistema Solar. Son considerados como soldados de último recurso, ya que pueden ser muy feroces. Ellos se retiran del combate sólo a petición del Consejo Superior. Hace 65 millones de años, los Urmah tuvieron la misión desgarradora de limpiar la Tierra de dinosaurios, dirigiendo un proyectil demoledor. Varias colonias Gina’abul, gobernadas por tres Reinas que escaparon de la Gran Guerra se encuentran colocadas cerca de los Urmah. Esto parece ser una situación excepcional, ya que los Urmah son bastante independientes. En cada caso, este reabordamiento ha traído frutos en la forma de una notable raza híbrida. Los Urmah han hecho lo mismo aquí con la Realeza Kingú, produciendo el Imdugud. Siempre que sea posible, los Kadistu que pueden evolucionar sin mucha dificultad en la Frecuencia KI, se unen y mezclan con especies que tienen dificultades para levantar su nivel de frecuencia. Esta actividad de los9 Urmah funciona para reequilibrar la conciencia Gina’abul a través de la mezcla con ellos.  LOS NAMLÚ’U («Inmensos Seres Humanos»). El Namlu’u es el Humano Original, creado durante la Era Secundaria: un ser extraordinario y casi omnipotente, multidimensional y dotado de asombrosa Clarividencia y Telepatía. Aparentemente, tienen existencia perpetua en alguna parte del Abgal (las Altas Dimensiones).  La Tradición Oral de los Lumwe de Zaire dice: «Los ancianos dicen que en el comienzo del mundo, Dios creó al hombre y le dio responsabilidad sobre todas las criaturas. Este hombre salía todos los días de su casa, muy temprano por la mañana, para visitar la propiedad de Dios – es decir, todo lo que se encuentra aquí en la Tierra. Y el siempre regresaba a casa muy tarde, por la noche, y muy cansado. Pero a pesar de su gran fatiga, él tenía que hacer este reporte a Dios, sobre el estado de salud de todas las criaturas». Son altamente respetados, porque combinaron el patrimonio genético de numerosas especies Kadistu. Los Namlú’u son andróginos, tienen aproximadamente 4 mts de altura, y pueden desplazarse muy rápidamente de una ubicación a otra a través 10527361_1045550348805250_3758231454875397087_ndel uso del Merkaba, el Campo de Luz individual. El término Merkaba significa «Carroza» en hebreo, pero esta palabra puede igualmente ser traducida en egipcio, como «Conexión entre Alma y Espíritu». El término Namlu’u fue usado por los «dioses» y los sumerios para designar a esta Humanidad Primordial. Más adelante, el término fue usado para referirse a los sumerios, quienes fueron los primeros humanos en Mesopotamia, aquellos que estaban en contacto con los «dioses». La partida de los Namlú’u de nuestra dimensión fue sincronizada con la llegada de los Anunna a la Tierra. Los Namlú’u son seres que reúnen capacidades no comunes. Ellos fueron creados «todos de una vez» por los Kadištu que sembraron vida en este planeta. Ellos eran, por decirlo así, los Guardianes de la Tierra antes de la llegada de los Anunna. Son textos gnósticos, tales como «El Libro Secreto de Juan», los que anuncian que este ser fue confeccionado por los «Creadores» a la imagen de Dios (la Fuente) y conformando su respectiva apariencia. Este Ser Primordial perfecto combinaba los varios poderes con los que ellos (los Creadores) habían sido dotados, tanto física como psicológicamente. LOS KINGÚ («Gobernantes sobre las Regiones»). En sumerio, «Gobernador sobre la Tierra (o Regiones)». Es la raíz principal de la veta de los Ginaabul. La mayoría de los Kingú poseen una marca en la frente, como un Tercer Ojo. Los hay de tres tipos: Blancos:También llamados Kingú-Babbar, Kingú Albinos o Kingú Reales. Conforman la Realeza, ubicada hoy en la Constelación del Águila. Son los más grandes de todos los Kingú, y entre todos los Gina’abul, son los que más cercanamente se asemejan a los seres humanos. Algunos poseen alas y cuernos, y otros no. No les gusta mezclarse con otros, porque se sienten superiores al resto de los Gina’abul. Su emblema es el Urin (el águila). 10983313_649944228461766_306502728049953863_oOriginalmente, el Kingú Albino era la autoridad dominante en la Constelación de Draco, donde crearon a los Usumgal. Posteriormente, emigraron con ellos a la Constelación de Lira. Pero en el tiempo de la Gran Guerra, emigraron a la Constelación del Águila, dejando a los Usumgal en Lira. Bajo un acuerdo con los Kadistu, algunos Kingú Albinos se establecieron en Tiamate (nuestro Sistema Solar). Por lo general, éstos no tienen alas ni cuernos. Para obtener autorización para trasladarse a Tiamate (nuestro Sistema Solar), los Kingú Albinos tuvieron que aceptar mezclar sus genes con la línea de los Kadistu Urmah, creando así una nueva especie: los Imdugud. Por lo general, los Kingú Albinos de Tiamate, no tienen alas y cuernos. Durante la Era Secundaria, llenaron la Tierra con diversas variedades de Husmus (Dinosaurios). A la llegada de los Anunnaki, entraron en conflicto con ellos y sus descendientes. Esto era conocido en tempranas civilizaciones humanas por todo el mundo, y representado en muchas obras de arte como águilas confrontando serpientes. Se rumorea que realmente han devorado a reptiles de otras razas, para ellos inferiores. También han sido siempre un problema para las Ama’argi, desde que su línea en Tiamate comenzó a desaparecer lentamente. Los Kingú Albinos de Tiamate no practican la clonación, sino que se reproducen por medios naturales. Mientras ninguna hembra fuera producida en el Sistema Solar, persistieron en secuestrar a ciertas Ama’argi, justo bajo las narices de los Kadistu. De todas formas, las Ama’argi detuvieron el secuestro, capturando algunos Kingú Albinos, y colocándolos a su servicio (aunque tratándolos bien). Desde entonces, las relaciones han sido más tranquilas. Rojos: Están justo por debajo de los Kingú Blancos en el Orden Social. Son Guerreros de piel rojiza, y tienen cola, cuernos y alas. Cuando los Kingú Blancos partieron de Draco, los Rojos permanecieron gobernando en su lugar. Al igual que sus pares albinos, son extremadamente arrogantes. Verdes: Trabajadores y Guerreros. Estos son los Kingú que toman parte en10las batallas en Duku al final del Libro 1. Tienen piel verdosa, un poco más clara que la de los Anunna.  LOS IMDUGUD («Sangre Noble»). Emblema del Anzu Imdugud, simbolizando la herencia genética. Babilonia. La designación sumeria Imdugud significa «Alta Tormenta» o «Sangre Noble». Corresponde al Anzu o Zu de las Tablillas Acadias. Son una mezcla de Kingú Albinos y Urmah. Debido a la genética Urmah, poseen una cierta forma de sabiduría, y su cráneo es menos alargado que el de los Nungal y Kingú. Son representados emblemáticamente en imágenes sumerias y acadias como mitad águila y mitad león, simbolizando así sus raíces genéticas. Se asemejan a los humanos, son muy altos, tienen piel blanca como los Kingú Reales, y a menudo, ojos azules. Tienen una leve mirada «animal» en sus ojos, un aspecto que está conectado con sus genes. Emiten ladridos o sonidos de silbido. Se los suele ver con garras, probablemente artificiales. Como los Kingú, ellos detestan tener que asociarse con otros. Ellos lo harán solamente en su propio interés. Son difíciles de abordar, incluso por los Gina’abul o los Kadistu. Fueron creados por los Kingú Albinos mucho antes de la llegada de los Anunna a Tiamate, para vigilar la reserva terrestre y sobre todo para servir a la reconciliación entre los Gina’abul y los Kadistu, pero los Anunna se enemistaron con ellos, así como con sus creadores. Tienen la reputación de ser pacíficos, estando siempre presentes en el fondo de los trabajos de los Kadistu. Parks no sabe si los Imdugud mantienen las mismas relaciones con los Kingú y los Anunna hoy. Él se pregunta si son los «Blancos Altos» que se han observado viviendo en la Cordillera Nellis, en Nevada. LOS UŠUMGAL («Magníficos Dragones»). Creados por los Kingú Albinos, los Usumgal crearon11a su vez a los Anunna, a los Musgir y otras razas. El Consejo Usumgal de Nalulkara fue sobreviviente de la Gran Guerra. El término Usumgal fue usado más tarde por los sumerios para designar a sus dioses y soberanos. # LOS ANUNNA. También conocidos como los «Ángeles de Yahveh». Los Anunna fueron propuestos como una Raza de Guerreros para defender a las Amasutum contra un enemigo invisible y amorfo quien, de hecho, no existía. (Esta dinámica, que hemos visto en nuestro tiempo, claramente tiene raíces antiguas). Fueron creados por An y Ninmah en el Planeta Duku, de un patrimonio genético descubierto por Ninmah en el Planeta Nalulkara. Sin duda, se resaltó la variedad de la línea celular Šutum. An ofreció a Saam como el prototipo para la raza. Originalmente fue creado como asexual (aunque más tarde modificado a macho), pues An discutió que, siendo asexuales, estarían sin distracciones y serían mejores soldados. Las guerras entre los Gina’abul los trajo a la Tierra, llegando a ser conocidos como los Anunnaki («Anunnas de la Tierra»). Muchas Tablillas Sumerias relatan las aventuras de los Anunnaki en una especie de oda extendida a estos guerreros Anunna. Las crónicas muestran en detalle cómo se establecieron y controlaron a la humanidad, la cual ellos transformaron genéticamente en ganado para su mayor placer, porque los Anunnaki son algo perezosos. Esto es el por qué ellos llegaron a ser considerados como dioses, o «Dios» a los ojos de la Humanidad. Estos Anunnaki han manipulado a los humanos durante miles de años, y continúan dirigiendo secretamente nuestros asuntos. Pero, desgraciadamente para ellos, los humanos están llenos de mutaciones, y muy pronto saltarán dimensiones… un momento histórico hace largo tiempo 12esperado en la historia de la Humanidad.  LOS NUNGAL. También conocidos como los Vigilantes, Bené Elohim («Hijos de los Elohim»), o Igigi, su nombre acadio. Fueron un derivado de los Imdugud. Considerados como Kadistus, aunque no tienen ningún conocimiento de clonación. Tiamata requería una raza sexual masculina para sus hermanas Amasutum, puesto que los Sutum estaban extinguiéndose. Saam voluntariamente se ofreció crear la raza principesca Nungal, para ese propósito, y para ser su líder. Saam-Enki ensambló apresuradamente el material genético para los Nungal antes de su partida de Nalulkara a Duku, en parte, de genes pertenecientes a los experimentos de Abzu-Abba. Mamitu quiso verificar las células que ella había seleccionado, pero Saam declaró que no tenían el tiempo, y que se deberían de conformar con indicaciones inscritas en los contenedores de los genes. Mamitu ya sabía muy bien qué células estaban usando: ella había cambiado secretamente las células en los envases, con plena intención de traer una nueva veta Kadistu a la ecuación. Pero estaba decepcionada de que Saam no había ejercido la debida diligencia. La raza resultante no tenía el poder del Gibil’lásu, que concede la Vida Eterna. Sin embargo, eran seres de largas vidas, con orientación Kadistu. Ellos fueron fuente de gran vergüenza para Saam cuando, pronto, después de la llegada a la Tierra, inesperadamente mudaron de piel —algo que nunca quisieron hacer a propósito— mostrando nueva piel que era blanca como aquella de los Kingú Albinos, con quienes estaban ultimadamente afiliados. Saam, Mamitu, y más particularmente los mismos Nungal pagaron carísimo esta situación, porque los Anunna terrestres, reconociéndolos como una subraza de su enemigo, los Kingú, usaron a los Nungal durante largo tiempo como esclavos. Por ejemplo, los Nungal fueron comisionados a cavar el Tigris y el Éufrates para abastecer de agua las futuras ciudades de los «Dioses» Anunnaki. Mientras eran tratados muy mal por los Anunna-Usumgal, los Nungal fueron cálidamente aceptados por las Amaargi, con quienes, a veces, encontraron refugio en su dominio del Abzu. Finalmente, bajo la insistente petición de su propio pueblo, Saam-Enki respondió creando los especímenes de Adam para salvar a sus Nungal. Los Anunnaki, entonces, pusieron a los Adam a trabajar como esclavos. Los Nungal eran los Igigi – aquellos que eran llamados «Los Vigilantes» en el Libro de Enoc, también llamados «Ángeles Caídos», aquellos que se aparearon con hembras humanas sin autorización de Yahveh (An-Enlil). Posteriormente, fueron seguidores de Osiris y Horus.  LOS MUŠGIR («Reptiles Furiosos»). Más conocidos por su nombre asirio, Pazuzu. Son Dragones Alados 13capaces de moverse fácilmente entre los 3 primeros Planos. Originalmente fueron creados en la Constelación de Lira por los Usumgal. An y Ninmah produjeron una segunda línea en el Planeta Duku, usando una línea celular descubierta por Ninmah en el Planeta Nalulkara. Tienen cola, cuernos y alas. Lucen como las Gárgolas que adornan las iglesias y catedrales medievales.  Esta estatuilla, representando un Musgir es identificada con el demonio asirio-babilonio Pazuzu, un demonio conectado con el Mundo Subterráneo y con Mundos Paralelos. Está armado con grandes alas y su cuerpo está cubierto con escamas. El universo de los Demonios estuvo muy presente en el espíritu mesopotámico, hasta el punto 14que el Musgir-Pazuzu fue considerado uno de los Demonios más poderosos. Por esto, a menudo fue usado como un amuleto, en contra de otras entidades infernales. Varios amuletos de este tipo han sido encontrados en las fundaciones de las casas mesopotámicas. Atrás de sus alas aparecía la siguiente inscripción: Yo soy Pazuzu, hijo de Hanpa. ¡El Rey de los Espíritus del Mal de los Vientos que rugen violentamente desde el Šadû (KUR en Asirio), soy yo!». # LOS MIMINU («Responsables de Tareas Desagradables»). En el idioma de los Dogón de África, esta palabra significa «Hormiga», describiendo la apariencia general de estos seres, conocidos por nosotros como los «Grises». En el idioma Zulú, estos seres son conocidos como Mantindane o «Torturadores». Trabajan como grupo y funcionan como hormigas. Son una raza de trabajadores al servicio de sus creadores reptiles. Fueron creados originalmente en Lira por los Usumgal con 15genes reprogramados de los Musgir, como parte de un programa en el que los Musgir participaron voluntariamente. De este modo, son una versión genéticamente modificada (diminutos, de piel lisa y sin alas) de los Musgir. Más adelante, otras razas Miminu fueron creadas de células fabricadas por los Kingú. Hay varias clases de ellos en diferentes regiones. Aquellos que están asociados con Tiamate, y que para eso fueron creados por los Kingú son más grandes que los otros, y poseen cabello. Según Parks, los Mìmínu poseen bases «en las cuatro esquinas de nuestro universo», y menciona que las Amasutum les tenían horror, debido a las maneras cínicas e irrespetuosas, así como glaciales de estos enanos. En cuanto a su psique, no era sofisticada como la nuestra. Los Miminu han sido concebidos sin ninguna belleza exterior. Eran todos pequeños, tenían un color gris, sin orejas, sin párpados, sólo dos agujeros como nariz y sin labios. Ellos miraban fijamente con grandes ojos negros alargados, que eran vacíos, fríos y sin emoción. La historia que recibió Parks termina hace 419884_4178137487106_359892766_nmás de 2.000 años. En consecuencia, no sabemos qué ocurrió exactamente con los Miminu después, ya que su destino parece haber cambiado de alguna forma. Parecen poseer una especie de autonomía que no tenían hace unos mil años. LOS UKUBI («Simios»). Los Ukubi fueron creados por los Kingú como alimento (tal como nosotros tratamos a nuestro ganado), y más tarde por las Ama’argi para cumplir con las órdenes de los Kingú Reales, quienes las controlaban muy estrictamente en ese tiempo. Pero Nammu clandestinamente mejoró la raza, concediéndoles autonomía, para que pudieran defenderse en contra de los Kingú. Parks encontró un texto sumerio que apoya esta afirmación: «Ellos eran feos y amenazadores, dispersos hasta los rincones del mundo, en la entrada al mundo subterráneo. Ellos también parecían solitarios, sostenidos en sus emplazamientos, solos y aislados, pero pareciendo lo suficientemente amenazadores. Pequeños y oscuros medio-hermanos y hermanas. Por lo tanto, esto debe haber sido una creación diferente e impropia de Nammu con otro dios, pero quizás también una creación experimental de los dioses…». (Extracto de la tablilla sumeria «Cómo Eligió Ereskigal el Mundo de Abajo»). LOS ADAMU («Bestias – Colonizadas»). Los primeros Adam fueron una combinación genética del humano original y el simio. Podemos distinguir a los Saggiga («Esclavos Negros»), y a los Lúbar («Hombre Blanco»). Sa’am estaba continuando lo que su madre había hecho con los simios. Una primera versión de humanoide, creado boris23como obrero del Edin, era una mezcla de Ukubi, Ama’argi y Kingú Verde. Tenía piel negra y, como herencia de las Ama’argi, también tenía cola. Los Kingú no tenían responsabilidad por esta creación. Sus células fueron incluidas para marcar la dominación de los Usumgal-Anunna sobre los Kingú, es decir, para humillarlos. Después de esto, Saam, con el apoyo y ayuda de su madre y dos hermanas, mejoraron clandestinamente la raza, bajo las narices de An y Enlil. Ellos agregaron células de los Namlu’u, dando origen al Saggiga, más humanizado. Los Kingú, entonces, le pidieron a Sa’am que agregara genes de Kingú Albino a los Saggiga, resultando el Lúbar, un humano de piel blanca pensado para marcar su supremacía, dominando a los negros. El nombre Lúbar («Hombre Blanco»), se presta para un juego de palabras con Lúbara («Hombre Soberano»), y Lúbarara («Alienígena» o «Extranjero»). Enki y sus asociados volvieron a mejorar clandestinamente a estos seres, para darles más autonomía. Estas son las primeras razas humanas, no las de hoy en día.

gilgameshPlaneta Azul continúa adentrándose en la conciencia ancestral del escritor y canalizador Anton Parks, buscando la verdadera connotación de los dioses que encarnaron el bestiario celeste en la antigüedad.  Parks encuentra numerosas correspondencias entre el Enki-Ea sumerio y el Osiris egipcio, y también con Quetzalcóatl, que así respaldan sus “recuerdos” de que ellos, de hecho, eran el mismo individuo. Para ello destacaremos algunos puntos principales: La palabra sumeria ENGUR generalmente designa a las aguas subterráneas del Abzu, el mundo subterráneo. A menudo se emplea como un sinónimo de “Abzu”. ENGUR también corresponde al término acadio Apsu. Era un nombre santo asociado con la diosa Nammu y su hijo Enki. Podemos descomponer el termino como EN-GUR8 y traducirlo de dos maneras: “El señor (o antepasado) de las profundidades, o también “a las profundidades”. Parks encuentra una forma egipcia en el jeroglífico En-Khu-Ur (”Para el orgullo del príncipe”). El signo cuneiforme para ENGUR se parece al plano del Osireion de Osiris en Abdju.“Enki” [Señor de la Tierra] se declina “E-A” [(Maestro del) Templo del Agua] en acadio.  Parks muestra un sello cilíndrico 1mesopotámico que representa a Enki-Ea, solitario y vegetativo, en su santuario acuoso Engur- Abzu. En la parte superior esta la imagen egipcia correspondiente, una representación simbólica del Osireion de Abdju (Abydos).Los significados ocultos del Engur de Enki, tales como “el lugar donde uno restaura el corazón” o “lugar absorto en el descanso” se corresponden perfectamente con los diversos templos egipcios, tales como el Osireion, en el cual se escondían las tumbas en honor a Osiris. Observe a la derecha de Osiris, el Ankh, símbolo de vida. El símbolo ENGUR aportado por Parks, es un rectángulo que contiene una cruz, símbolo del KIR-IŠ-TI [Decodificador], adoptado por la Iglesia cristiana como símbolo de Jesucristo. El símbolo, por supuesto, es muy anterior a la cristiandad, y se encuentra en numerosos monumentos antiguos, especialmente los de Centro América, donde es identificado como la “Cruz de Quetzalcóatl” – un ser asimilado a la Estrella de la Mañana y el Cristo de la cultura precolombina. Veremos que parece ser un doble de 2AHorus.  La cruz dentro de un circulo de Quetzalcóatl simboliza el nuevo (quinto) sol de la cultura azteca, creado después de la destrucción del mundo precedente por Quetzalcóatl, y su “sombra”, Xólotl.  El planeta Venus, como Estrella de la Mañana, también fue considerado como el nuevo sol por los antiguos egipcios, y no era otro que Horus, el “Cristo” egipcio. El símbolo de Engur igualmente se parece a un sarcófago o ataúd, esta semejanza se ve confirmada por el hecho de que este signo puede ser pronunciado ZIKUM, que significa “cielo” en sumerio. !Pero ZIKUM también puede descomponerse como ZI-KUM, que significa “vida herida”, “espíritu herido”, o incluso “herido y llevado lejos”!. .El espíritu de una persona mortalmente herida no asciende al cielo? ¿No es lo que le sucedió al espíritu de Osiris? Dado que la pronunciación acadia de ZIKUM es Šamu, Parks ofrece más de un juego de palabras. Consulte la explicación en el Decodificador para Šamu. En resumen, Parks ha puesto de manifiesto una serie de3 conexiones entre el Enki-Ea mesopotámico y el “dios” egipcio Osiris, y con las nociones relativas a la resurrección del “dios” egipcio. El menciona que…… numerosas ciudades egipcias poseían centros culturales designados como “Per Ankh”, “Casa de Vida”, generalmente vinculados a los principales templos de los reyes. Pudiéramos compararlos con escuelas o universidades para aprender distintas ciencias siguiendo disciplinas tales como historia, astronomía, escritura, entre otras. La ciudad de Abjdu (Abydos) tenía la reputación de haberse especializado en medicina. Es interesante que Enki-Ea fuera, a los ojos de los sumerios, el gran doctor, la serpiente sanadora de los “dioses”.  Los lectores probablemente conocerán que Carl Sagan y su co-autor I.S. Shklovskii (Vida Inteligente en el Universo) hablaron acerca del relato del historiador babilónico, Berosus, sobre el maestro anfibio Oannes, que trajo el conocimiento a los pueblos neolíticos del Golfo Pérsico. Su estudio, junto con el trabajo de Zecharia Sitchin, cuyo primer libro fue publicado diez años después de lo que escribieron Sagan y Shklovskii sobre el misterio de Oannes y las leyendas relacionadas conNommo de los Dogones de Mali, y la obra de Robert Temple, El Misterio de Sirio (The Sirius Mystery), que se enfoca más en los Nommo, constituyen las fuentes de muchas de las investigaciones en 4curso y de las especulaciones sobre el contacto extraterrestre con las primeras civilizaciones humanas. Realmente no es mucho para empezar, y parece que no ofrecen nuevas ideas sobre lo que ocurrió, lo cual resulta muy desafortunado, considerando el impacto monumental que tal conexión habría tenido en la trayectoria del desarrollo humano que conduce al mundo en el que nos encontramos actualmente. Sucede que la ‘realidad virtual’ de los recuerdos de Parks están llenos de información acerca de los anfibios Oannes y Nommo, quienes son Abgal procedentes de Sirio, y esto se transmite en los dos libros que ha publicado hasta la fecha: Le Secret des Etoiles Sombres y Ádam Genisiš. En esta sección correspondiente al apéndice Neb-Heru de Ádam Genisiš, Parks contrasta sus recuerdos con antiguas leyendas y mitos, y demuestra que el contacto, si eso es lo que era, dejo residuos mucho más amplios que debemos considerar. Esto es importante no solo en sí mismo, sino en relación con el panorama Mulge / Mulge-Tab / Estrella de la Mañana, debido a una importante conexión entre los anfibios Abgal y Mulge, el planeta perdido. El término egipcio Abdju (Abydos) posee un homófono cuyo sentido es “pez”. Este pez sagrado servía como piloto en la barca solar de Ra. Su función era advertir a los pasajeros de la barca de los enemigos enviados por Seth. No tenemos ninguna dificultad para identificar al pez Abdju con un simbólico Horus, o incluso mejor con Osiris descarga (1)reencarnado, mientras que el homólogo sumerio de Osiris es Enki, quien a su vez poseía el símbolo del pez. Este pez que precede a la barca solar es evidentemente el planeta Venus, que hoy guía [por lo menos lo hace ocasionalmente] el curso del sol (Ra). Sabemos que el pez igualmente representa a Sirio, la otra estrella sagrada de los egipcios, y el hogar de los Diseñadores de Vida anfibios. Por supuesto, esto nos recuerda a los seres acuáticos llamados Nommos, frecuentemente mencionados en Ádam Genisiš. Los dogones afirman que los Nommos restauraron el mundo varias veces, y que ellos trasmitieron a la humanidad dones tales como el habla y el grano. Para los sumerios, los Nommos son los 30648610famosos Abgal que siguen las órdenes de Enki. El término sumerio Abgal se traduce a Apkallu en acadio, una designación para un sabio, y también un sacerdote. Berossus, historiador babilónico y sacerdote del Templo de Bel en Babilonia, nos aporta algunos detalles concernientes a un Abgal-Apkallu en un fragmento sobreviviente de su libro The Babyloniaca, desafortunadamente perdido en los vaivenes las grandes conspiraciones que ocultan la historia verdadera. Sus descripciones son una reminiscencia de las de los dogones. En Babilonia había mucha gente de diversos orígenes que moraban en Caldea y vivían sin leyes, como animales en los campos. Durante el primer año apareció un ser que salió del Mar Erytheraeum, que corre paralelo a Babilonia. Se dice que su nombre era Oannes, y era un animal dotado de razón. Su cuerpo parecía el de un pez. Tenía bajo su cabeza de pez otra cabeza; también tenía pies como los de un hombre, saliendo de su cola de pez. Su voz y lenguaje eran humanos en su articulación. Esta representación ha sido conservada hasta nuestros días.  Este ser estaba 5acostumbrado a pasar el día entre los hombres, pero nunca tomo alimento alguno. Les dio elementos para aprender en letras, ciencia, metalurgia, arte, el modo de construir ciudades, de fundar templos, de crear leyes. Enseñó los principios de la geometría. Les mostró cómo distinguir los granos de la tierra y a cosechar frutos. En resumen, los instruyo en cada cosa que les sirviera para acomodar sus necesidades y humanizar su vida (civilización). En aquel tiempo, ningún material necesito ser añadido para mejorar estas instrucciones. Y cuando se ponía el sol, este ser, Oannes, regresaba al agua para pasar la noche en las profundidades, porque era anfibio. Allí siguieron otros animales parecidos a Oannes. Berossus, en Los Antiguos Fragmentos, Isaac Preston Coy, 1980. Menciona que los registros del egipcio Helliadius informan que un hombre-pez llamado Oe vivió en el Golfo Pérsico. Había salido de un huevo luminoso y se consagro a la erudición de la humanidad. Hay un mito entre las tribus indígenas Pomo de California que cuenta la historia de la llegada de un supremo ser fundador que “salió del océano y se transformó en un hombre”. En China aparecieron los Lingyus, seres acuáticos con rostros, manos y pies humanos, pero con el cuerpo de un pez. ! En Egipto, el pescado era consumido por el pueblo, pero estaba estrictamente prohibido en la mesa real del Faraón! Sin duda alguna, los faraones conocían la verdad simbólica del pez. De alguna manera, algunos de ellos recordaban los orígenes “anfibios” de su “dios”, Osiris, que fue “masacrado” por su enemigo, Seth. Curiosamente, Jesucristo fue sacrificado en un viernes, el día en el que los cristianos comen pescado. La Iglesia cristiana, obviamente, ha optado por apropiarse de los símbolos.  Anubis, el 6dios embalsamador, encargado de la momificación de Osiris y del rito del KRST (funeral). Osiris fue el primer “dios” en ser enterrado y traído de regreso de entre los muertos. Tumba de Khabeknet, 19ª dinastía. Hay un cuasi-homófono de Abdju [consulte la sección anterior, Abzu (2)] en la lengua egipcia: Abtu. Según Budge, este término tiene el significado: masacre, matanza, derramamiento de sangre. Observo que el término igualmente significaba “sacrificio(s)”, y que todavía en la 19va dinastía, como se refleja en El Libro del Amduat (Div 7), los egipcios creían que los sacrificios humanos se originaban en la época en que Osiris fue enterrado. Continuando con esta exposición, Parks muestra que la representación jeroglífica del nombre de Sa’am tiene los significados “matar” y “asesinar”. El nombre de “Osiris” (Usir= la sede del ojo) fue dado a Sa’am después de su muerte por los egipcios, quienes conocían su verdadero nombre. (En próximos artículos haremos más correlaciones históricas con los sucesos aquí mencionados).

1BPlaneta azul continúa adentrándose en los misterios que revela Anton Parks en su obra, donde sostiene que en la vastedad del tiempo, especies enteras han emigrado de un sistema estelar a otro. Específicamente, este es el caso de los Kingu-Babbar, quienes se trasladaron desde Ušu (draco), donde crearon a los Ušumgal, quienes luego crearon a los Anunna, hasta Ubar’ra (Lyra), y posteriormente algunos se fueron a Te (Aquila). En el mapa genealógico, las ubicaciones asociadas con razas fuente o con especies nuevamente creadas se refieren a los lugares de residencia en el instante en que tuvo lugar la creación. Por lo tanto los Kingu-Babbar generalmente se muestran asociados con Ušu. Los Gina’abul tienen un concepto de padre ymadre. Sin embargo, la reproducción a través de medios naturales (embarazos) no era muy habitual; de hecho, estaba prohibida por ley. Sa’am fue creado por su “padre” An en el laboratorio. Aunque está claro que para su creación, An contribuyo con algo de su propio material genético, también es evidente que había algo más, que identificar ese algo más, es objeto de gran interés e investigación a través de los libros de Parks. Como se refleja en la genealogía, en realidad Sa’am incorpora material genético de su eventual amante, Mamitu-Nammu, quien debido a su herencia Abgal, era en parte anfibia. La herencia genética de Enlil 2 tiene gran interés. Sa’am había estado intentando crear Nungal especiales, modificando constituciones físicas y caracteres. Él había conseguido extraer información genética de las células de varios progenitores – tanto de sí mismo, como de células Gina’abul en poder de Mamitu, programando y combinando estas hasta crear un grupo de siete clones. Igualmente, agrego componentes genéticos del prototipo Nungal, que se derivaban de la misma base a partir de la cual Abzu-Abba había creado a los Šutum originales. Finalmente, mezclo todo ese conjunto con otros genes de diferentes antepasados Gina’abul tomados de su archivo de patrimonio genético. Los especímenes de Sa’am contenían aproximadamente una décima parte de su persona, eran casi como unos hijos biológicos. El resultado fue terriblemente decepcionante. Aunque aparentemente brillantes, eran astutos, sagaces e indisciplinados. Las creaciones genéticas de Sa’am fueron pensadas para alcanzar la categoría de los Kadištu, pero resultaron ser violentos y propensos a asaltar a las Nindigir (sacerdotisas celestiales). Desafortunadamente, los siete emergieron de sussiensišárs (matrices artificiales) mientras Sa’am estaba en otra parte, sometiéndose a una crítica (iniciación). Durante su ausencia, las sacerdotisas mataron a seis de los siete, pero uno escapo, probablemente con la ayuda de una sacerdotisa que se compadeció de él. A su regreso, Sa’am se enfrentó y capturó al séptimo, pero al ver reflejado mucho de sí f2_d5m9cd3mismo en su retoño, y recordando cómo había salvado su propia vida en una situación parecida, le concedió la libertad. Ese era, por supuesto, el futuro Enlil. La historia proporciona los diversos nombres asumidos por los personajes cuyas largas vidas se extendieron a través de muchas épocas. Por ejemplo, en Ádam Genisiš se revela que Sa’am en realidad es el famoso Enki. Y así comprendemos que verdaderamente Enlil no debería ser considerado un hermano de Enki, tal y como entenderíamos nosotros el término hermano y como asumen algunos “entusiastas” sumerios actualmente. Ambos poseen algunos genes de An.
Figura del texto funerario egipcio del Amduat, en la tumba de Thutmosis III (18ª dinastía), 6ª hora, registro 1, escena 5. Una sacerdotisa llamada “La Devota de Dios” atiende a tres matrices artificiales en las cuales, según las “imágenes”, se3Bensamblan los cuerpos. En la parte superior de cada una de las matrices aparece un óvulo fertilizado por un espermatozoide. El texto afirma: “La carne está jubilosa y se regocija. La cabeza habla después de haber reensamblado sus miembros”. “Estas son las imágenes secretas del Duat”. “Aquellos que están en su vientre (reptiles) los protegen.” “Cuando Râ (la luz) ilumina su oscuridad, la cabeza habla después de que la llama el Devoto de Dios”. Para la mayor comprensión de las revelaciones de Anton Parks en sus libros, planeta azul  le pro proporciona al lector el siguiente vocabulario: 1- Kingu, Acadio: Quingu. Sumerio: KIN-GU = “gobernador sobre la Tierra (o regiones)”. Logo: el águila. Categoría de origen principesco de los Gina’abul. En guerra con imageslos Ušumgal. Hay tres tipos: blancos [Kingu-Babbar, gran realeza; Te (Aquila)]; rojos [guerreros-limpiadores; Ušu (Draco)]; verdes [el pueblo, también guerreros]. La mayoría de los Kingu posee una marca en la frente, como un tercer ojo. Kingu-Babbar Kingu real albino, originalmente eran la autoridad dominante en la constelación de Ušu (Draco), donde crearon a los Ušumgal. Trasladados a Urbara’ra (Lyra) con los Ušumgal, a quienes dejaron allí en el momento de la Gran Guerra. Reubicados en la constelación Te (Aquila). Algunos están presentes en nuestro sistema solar, originalmente de Té, y son protagonistas de los acontecimientos descritos enmultidimensional-beings-non-physical-extraterrestrials el segundo libro de Parks, Ádam Genisiš. Están en conflicto con los Anunnaki y sus Kingu Rojos, justo por debajo de los Kingu-Babbar en el orden social. Especialistas en la guerra, soldados. Piel de color rojizo. Tienen cola, cuernos y alas. Cuando los Kingu-Babbar partieron de Ušu, los Kingu Rojos permanecieron gobernando en su lugar. 2- Ušumgal, “Magníficos Dragones”, más tarde término sumerio para sus dioses y soberanos; descienden de los Kingu-Babbar; creadores de los Annuna y otras razas. El Consejo Ušumgal de Nalulkara estaba formado por supervivientes de la Gran Guerra. 3- Anunna, Guerreros. “Ángeles de Yahvé”. Creados por An y Ninmah en Duku, Mulmul (Pléyades) de un patrimonio genético descubierto por Ninmah en Nalulkara. Sin duda mejorando la linea celular Šutum. Guerras entre los Gina’abul los trajeron a la Tierra. Anunnaki = “Anunna de la Tierra.” Han manipulado humanos durante milenios. 4- Un grupo de razas “reptiles”, conocidas como los Gina’abul, y estas son las divinidades de quienes se escriben en las tablillas mesopotámicas. (Palabra sumeria para lagartos). Descomponiendo una palabra requiere un conocimiento del contexto, que ha conducido al ensamble original de sus términos. Por ejemplo, explica, el Gina’abul sumerio, 4Bpuede ser descompuesto como GINA-AB-UIL (“ancestros genuinos del esplendor”). 5Sa’am pertenecía a un grupo de razas “reptiles”, conocido como losGina’abul, y estos son las divinidades que se describen en las tablillas mesopotámicas. Sa’am poseía cierto cristal que era llamado “Girkú”. La información que Parks estaba recibiendo estaba, de alguna forma, viniendo del cristal, lo cual le condujo a preguntarse si la experiencia estaba siendo recreada en su mente por el cristal, o si el realmente era este “Sa’am” a quien pertenecía el cristal. 6 An, “Séptimo de los Ušumgal,” creador de Sa’am y de los Anunna, de quienes es el jefe supremo. 7Abgal, Subgrupo Kadištu. Genéticamente afiliado a los Gina’abul, pero son considerados anfibios, con genes de una remota raza anfibia. Sabios del sistema Gagsisa (Sirio). Al igual que los descargaUrmah, esta es una extraña raza Kadištu que puede evolucionar en KI (la 3 a dimensión). Poseen una deliciosa mirada cargada de compasión. Un halo de luz 19 energética emerge de su cuerpo. Una raza Gina’abul rebelde. 8 Enlil, Nungal perfeccionado. Creado por Sa’am y Mamitu-Nammu. Nombre original: Enimin. Defectuoso, programado para ser destruido, pero escapo a su destino. Ninmah tuvo compasión de él, solicito un nuevo nombre, que significa Señor del Aliento (o Palabra o Soplo), como referencia a sus facultades de oratoria. En el momento de su primer periodo de Gibil’lasu (renovación de la piel), se reveló el verdadero color de la piel de Enlil – que sorprende a todos menos a Sa’am, que lo había creado – es claramente menos blanco que de un Nungal común, pero más pálido que el de un Anunna. No sorprende a Sa’am, porque sabía que Enlil era un mestizo y como tal, la diversidad de sus genes puede generar incertidumbre en la programación física y psíquica. 9Nungal, Grandes Señores. “Ángeles Caídos”. Libro de Enoch: vigilantes (watchers). Bene Elohim (Hijos de los Elohim). Se aparearon con hembras humanas sin autorización de Yahvé (An-Enlil).  Acadio: Igigi. Varones. Creados (con mucha prisa) por Sa’am y Mamitu-Nammu de genes Imdugud con los nammucuales Abzu-Abba había estado experimentando. Considerados Diseñadores de Vida, aunque sin ningún conocimiento de clonación. Seguidores de Osiris y Horus. Una raza Gina’abul rebelde. 10Abzu-Abba, Ušumgal. El anciano, “padre” de los Gina’abul, progenie de la raíz de origen real de Ubar’ra (Lyra), amo y legislador absoluto del interior (Abzu) de Nalulkara y de los Abzus de todos los planetas Gina’abul. Durante los primeros días de su vida, Sa’am visita a Abzu- Abba, lo mata y hereda sus tierras. 11Šutum, Varones Gina’abul*. “Lagarto” en sumerio. Creados por Abzu-Abba para fecundar a las Amašutum, pero sus capacidades reproductivas estaban en declive. Sufrían una enfermedad de causa desconocida. Originalmente obreros, trabajaban para toda la raza de los Gina’abul. Margid’da (Osa Mayor). 12Kadištu, Acadio: Qadistu, evocando una sacerdotisa de alto rango. Sumerio: NU-GIG, significando “no malvada” pero también “la imagen del mal” – prostitutas sagradas. Relacionado con el caduceo latino. Emisarios de la “Fuente Original”, ellos viven en “dimensiones más altas” llamadas “Angal”. Su papel es unificar las especies del universo. Muy poderoso pero no interfiere en los asuntos de seres en evolución en las “frecuencias reducidas”. Los Kadištu “Diseñadores de Vida” son los guardianes de lugares claves en el universo. Su objetivo es causar que reine una forma de organización y de “disciplina” que emana de “la Fuente”, que uno pueda asimilarse en Dios. En esto, uno podría pensar en ellos como “ángeles de Dios”. A pesar de su alta tecnología y su extrema inteligencia, los Kadištu no están en misión de resolver todos los problemas. En cuanto a lo que concierte la historia de la Tierra y su desarrollo, los Diseñadores de Vida parecen haber elegido dejar la Tierra, aunque sea un lugar sagrado, en las manos de los Gina’abul reptiles. Esto no parece ser un abandono, más bien un retiro transitorio, porque hasta este día, los Diseñadores de Vida no han cesado de mantener el ojo vigilante sobre su creación. A nivel humano, esto pudiera parecer estar tomando un tiempo muy largo, pero para los Diseñadores de Vida del saamUniverso, esto no es nada. LosKadištu normalmente no interfieren en el desarrollo de razas en plena evolución – en este caso los reptiles Gina’abul. Yo imagino que es más simple dejar que los Gina’abul resuelvan sus problemas familiares entre ellos, ya que existen, en el pecho de la familia reptil, el grupo Amašutum – las hembras – quienes realmente forman parte de los Diseñadores de Vida. Estoy pensando igualmente, que el tipo Homo originalmente de la Tierra y del Sistema Solar tiene un karma que está conectado a los reptiles, dado que el tipo Homo ha sido, en numerosas ocasiones, genéticamente manipulado por estos mismos reptiles Gina’abul… 13El Duat en egipcio también sugiere la idea de un doble lugar, a la vez celeste y subterráneo, siendo ambos territorios sagrados para los “dioses”. Mundo subterráneo/después de la vida…. Los textos funerarios egipcios explican que en el corazón del Duat terrestre fluye la extensión subterránea del Nilo, llamada Urenes. En este río navega la barca divina que transporta el cuerpo del rey fallecido hacia su tumba y la luz. El Duat era un ámbito en el cual los poderes de las regiones más bajas y más altas estaban unificados, una especie de espejo invertido en el cual los secretos más sagrados eran manifestados. En este lugar, el cuerpo de un gran Kadištu había sido cuidadosamente enterrado, de una manera que permitió que su alma se separara del mundo material y se elevara hacia la luz. Antes del entierro de su cuerpo, el Kadištu fallecido había sido sometido en la montaña al rito de las puertas estelares, que le permitió regresar a su lugar original en los cielos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s