GÉNESIS EQUINOCCIAL 2015

….sobre la historia manipulada de las religiones: Desde los misteriosos origenes de los anunnakis sumerios venidos de las estrellas, hasta la conspiración de Constantino para crear el cristianismo. Todo es jerarquia, de los Illuminatio al Nuevo Orden Mundial…..

 

Existe evidencia científica que sugiere que la vida puede continuar después de la muerte, según el mayor estudio médico jamás realizado sobre el tema.

Un equipo con sede en el Reino Unido ha pasado los últimos cuatro años buscando pacientes con paro cardiaco para analizar sus experiencias, y encontró que casi el 40 por ciento de los supervivientes describió tener alguna forma de “conciencia” en un momento en el que fueron declarados clínicamente muertos.

Los expertos actualmente creen que el cerebro se apaga entre los 20 y 30 segundos tras la parada cardiaca – y que no es posible ser consciente de nada una vez que ha sucedido.

Pero los científicos en el nuevo estudio dijeron que escucharon pruebas contundentes de hechos reales que experimentaron los pacientes hasta tres minutos después de que esto sucediera – y los recordaban con exactitud una vez habían sido reanimados.

El Dr. Sam Parnia, un profesor asistente en la Universidad Estatal de Nueva York y ex-investigador de la Universidad de Southampton que dirigió la investigación, dijo previamente que los pacientes que describían experiencias cercanas a la muerte sólo relataban eventos alucinatorios.

Un hombre, sin embargo, hizo un relato “muy creíble” de lo que estaba pasando mientras los médicos y las enfermeras trataban de devolverlo a la vida – y dice que sintió que estaba observando su reanimación desde la esquina de la habitación.

En unas declaraciones a The Telegraph acerca de la evidencia proporcionada por una trabajadora social de 57 años de edad de Southampton, el Dr. Parnia dijo: “Sabemos que el cerebro no puede funcionar cuando el corazón ha dejado de latir.”

“Pero en este caso, la conciencia parece haber continuado durante un periodo de hasta tres minutos.”

“El hombre describió todo lo que había sucedido en la habitación, pero lo más importante, es que escuchó dos pitidos de una máquina que hace un ruido a intervalos de tres minutos. Por lo que, se podría medir cuánto tiempo duró la experiencia.”

“Parecía muy creíble y todo lo que él dijo que había sucedido, había sucedido en realidad.”

El estudio del Dr. Parnia involucró a 2.060 pacientes de 15 hospitales en el Reino Unido, Estados Unidos y Austria, y ha sido publicado en la revista Resuscitation.

De los que sobrevivieron, el 46 por ciento experimentó una amplia gama de recuerdos mentales, el nueve por ciento tuvo experiencias compatibles con las definiciones tradicionales de una experiencia cercana a la muerte y el dos por ciento mostró plena consciencia con recuerdos explícitos de “ver” y “escuchar” eventos – o experiencias fuera del cuerpo.

El Dr. Parnia dijo que los hallazgos del estudio en su conjunto sugirieron que “los recuerdos de las experiencias en torno a la muerte ahora merecen una genuina investigación sin perjuicios”.

El Dr. Jerry Nolan, editor en jefe de la revista que publicó la investigación, dijo: “Los investigadores deben ser felicitados por la realización de un estudio fascinante que abrirá la puerta a una investigación más amplia sobre lo que sucede cuando morimos.”

 

Nos sentimos privilegiados en tener esta información. Lo que es absolutamente asombroso es la consistencia de la información sobre lo que nos pasa al morir, la que nos viene de muchas personas, de muchos países y durante muchos siglos.

El gran científico Dr. Robert Crookall, D.Sc. Ph.D., quien acometió el estudio sistemático de muchas de las fuentes posteriores y de cientos de otras comunicaciones de la vida póstuma publicó los resultados en su libro The Supreme Adventure (La Aventura Suprema) (1961).

Su trabajo es considerado ‘científico’ porque examina la evidencia concienzuda y objetivamente, es internamente coherente y provee hipótesis consistentes con el gran volumen de evidencia verdadera.

Crookall se maravilló de la consistencia de la evidencia que nos viene de todo el mundo. Las comunicaciones de todos los países, Brasil, Inglaterra, Africa del Sur, Tibet, Europa, India y Australia son todas consistentes. Se maravilló al darse cuenta que eran idénticas a las creencias de los nativos de las Islas de Hawaii, separados de otras civilizaciones durante años antes de su ‘descubrimiento’ por el capitán Cook en 1778. Maravillóse también de la consistencia de la evidencia proporcionada por la gente que ha tenido experiencias extra corporales y las comunicaciones de los mediums de alto nivel.

Crookall era miembro de la Confraternidad de Iglesias para los Estudios Psíquicos que aparecieron en Inglaterra para permitir a quienes tenían experiencias de naturaleza espiritual o psíquica que las compartieran y para examinarlas a la luz de las enseñanzas sobre la vida póstuma de las iglesias tradicionales . El prefacio de este libro fue escrito por un antiguo Presidente de la Corte Suprema de Justicia Británica quien concluyó que:

Es necesario que todo ministro de la tierra la use.

Los mensajes vitales trasmitidos por las Más Altas Inteligencias transmitidas en diferentes países a nosotros los humanos de esta tierra en las últimas décadas REPETIDAMENTE nos informan, puesto en forma sucinta, que:

• Todos los humanos sobrevivimos a la muerte física, irrespectivamente de sus creencias.

• En el momento de la muerte tomamos nuestra mente con todas nuestras experiencias, nuestro carácter y nuestro cuerpo etéreo (el espíritu)—el que es un duplicado de nuestro cuerpo terrenal. Sale del cuerpo en el instante de la muerte y se conecta con él mediante un cordón plateado. La muerte ocurre solamente cuando el cordon plateado es separado del cuerpo físico. Silver Birch (Abedul Plateado) una muy alta inteligencia de la vida póstuma que ha trasmitido más de nueve libros, nos informa que en la vida póstuma el cuerpo etéreo y todo lo que nos rodea es tan sólido como nuestro mundo nos parece ahora.

• Inmediatamente después de la muerte física muchos sentirán la necesidad urgente de levantarse hacia arriba.

• El estado mental en el momento de la muerte es crucial. Algunos cruzan conscientemente y reconocen a los seres queridos que llegan a darles la bienvenida; otros están inconscientes y son llevados a un lugar de reposo especial.

• Aquellos que en la tierra están profundamente atrapados por fuertes adicciones — drogas, alcohol, juegos de azar, tabaco, o que tienen una indulgencia excesiva del sexo, pueden ser atrapados en el nivel astral tratando de satisfacerlas.

• En el instante de la muerte a algunas personas les resulta fácil separarse de su cuerpo físico. Otros necesitan que los ayuden activamente para la transición. Algunos muy materialistas tienen un cuerpo duplicado muy pesado y les será más difícil separarse de su cuerpo físico ya inservible.

• ADVERTENCIA: Algunos alucinógenos tienen la potencia de sacar al cuerpo duplicado fuera del cuerpo físico. Los drogadictos, vistos por las entidades de la vida póstuma, ‘… tienen un semblante patético, como si no tuvieran espíritu … lucen vacíos detrás de sus ojos. Al ver un cuerpo vacío otras entidades inferiors tratan de entrar en el cuerpo del drogadicto —entonces sucede la posesión’.

• No hay tal cosa como cielo ‘arriba en el espacio’ ni ‘infierno abajo’: la localización de la vida póstuma no cambia del plano terrenal —las diferentes esferas se interpenetran—desde las más altas vibraciones hasta las más bajas.

• Quienes tiene ideas fijas, inalterables y dogmáticas, acerca de lo que nos espera inmediatamente después de la muerte, están sujetos a experimentar serios problemas.

• Los ateos, los agnósticos y otros pueden no tener dificultad en pasar a las altas esferas — lo que hicieron en su vida y la motivación para hacerlo es lo importante, no lo que creyeron.

• Amor, amor incondicional, es la fuerza conocida más poderosa del universo.

• El amor incondicional es el lazo irrecuperable con nuestros seres queridos en la vida póstuma.

• La gente sensata común son recibidos por sus seres queridos — las almas gemelas se reúnen. Las Inteligencias Superiores nos informan que nuestra apariencia en la vida póstuma regresa a su mejor edad — primeros o medios veintes, para la mayoría de la gente.

• Los seres queridos en la vida póstuma, los recién llegados y otros, tienen la potestad de visitar a sus seres queridos todavía en la tierra.

• A los seres queridos recién llegados, usualmente en los tres primeros meses de transición, se les permite que trasmitan a través de mensajes visuales — sueños, apariciones y otros medios — la evidencia de que están vivos.

• El tipo de vida a llevar en la vida póstuma —la belleza, la paz, la luz y el amor que espera a la mayoría de la gente— es inimaginable.

• Uno todavía puede aprender lecciones espirituales en la vida póstuma y aún progresar a esferas más altas y más bellas.

• Una vez ya en la vida póstuma, se experimenta la sensación de una enorme liviandad.

• Las incapacidades físicas que la gente tiene en la tierra desaparecerán —una vez que se hayan ajustado mentalmente no habrá deformidades, enfermedades, ceguera ni ninguna otra cosa que los afectaba adversamente en la tierra.

• La mente tiene un enorme poder en la vida póstuma. Puede crear materia allí y puede transportar su cuerpo con la velocidad del pensamiento, así si uno se imagina que está en cualquier lugar del mundo, allí llega instantáneamente.

• Quienes eran malos consistentemente, son dejados solos, o son encontrados por otros con las mismas bajas vibraciones, con la misma espiritualidad muy baja para ser atraídos por las esferas más bajas y oscuras.

• Algunas personas de la tierra tienen una mejor transición a la vida póstuma que otras —cuanto mayor conocimiento tenemos de la vida póstuma tanto más fácil es la transición.

• Algunos se quedan entrampados ‘entre los dos mundos’. Al sentir su cuerpo sólido no aceptan que en realidad están muertos. Muchos entran en confusión mental y pueden perderse durante décadas y aún más.

• La energía—positiva o negativa—es un ‘boomerang’. Cuando le enviamos buena energía a alguien, esa buena energía nos es devuelta tarde o temprano. Si enviamos energía negativa siendo deshonestos, o hacienda trampa, o mintiendo, o asediando, o desacreditando, o haciéndole daño a alguien, esa clase de energía negativa inevitablemente regresa a nosotros.

• ‘Cosechamos lo que sembramos’ es la reconocida ley espiritual universal. Karma significa que nada se escapa. Todos los actos negativos contra los demás tienen que ser experimentadas en carne propia con el propósito de ‘continuar progresando espiritualmente’

• Todo pensamiento, toda palabra y toda acción son registrados … en la revisión de nuestras propias vidas todos experimentaremos los efectos de todos ellos.

• En las altas esferas es posible recordarlo todo y ver tridimensionalmente cualquier evento en cualquier período de nuestra existencia.

• El abuso del poder y el hostigamiento sistemático de los demás son dos de las acciones más kármicas. Un karma horroroso espera a aquellos cuya misión era proteger a la sociedad pero que intencionalmente abusaron de su poder, se entregaron a trasgresiones arbitrarias y causaron daños y perjuicios a los demás.

• NADIE será excusado de su mal comportamiento aduciendo que sólo cumplía órdenes.

• La crueldad—mental o física contra seres humanos o animales—es altamente kármica y nunca se justifica.

• Después de llegar a los reinos más oscuros, aquellos que consistentemente hostigaron a otros tendrán que disculparse y pedir perdón a las víctimas antes de que puedan progresar. Sólo las víctimas inocentes tienen el poder de remover la culpa de aquellos que infringieron castigos inhumanos, asesinatos, hostigamiento o crueldad.

• Si quienes fueron crueles y hostigaron a otros no son perdonados, permanecerán en su condición miserable hasta que sean perdonados.

• El infierno por toda una eternidad y la condenación eterna fueron inventados por el hombre para manipular los corazones y mentes de los desprevenidos — NO existen. Si bien es cierto que en la vida póstuma HAY esferas inferiores que son particularmente oscuras, desagradables y aún apavorantes —algunos las llaman ‘infierno’— NO se llega allí por toda una eternidad. La Ley del Progreso universal asegura que alguna vez en el futuro, aquellos con bajas vibraciones eventualmente, aún si les toma miles de años, obtienen vibraciones más elevadas y pueden graduarse a esferas superiores.

• Nadie nos juzga ni nos condena a las esferas inferiores. Nos condenamos nosotros mismos a las esferas horrorosas (“infierno”) por nuestras bajas vibraciones (baja espiritualidad) que adquirimos durante nuestras vidas en la tierra.

• ¿Conversión en el lecho de muerte? Hemos sido informados por las Fuentes Elevadas, y nos lo repiten continuamente, que inmediatamente después de la muerte nuestras vibraciones no cambian, aún si nos arrepentimos poco antes de morir. Nos llevamos las vibraciones acumuladas (espiritualidad) que adquirimos, o perdimos, durante toda nuestra vida en la tierra. El bautismo y el arrepentimiento son absolutamente absurdos como un medio de obtener ‘un mejor trato’ inmediatamente antes de la muerte.

• Si Ud. le ayuda tan solo a una persona a obtener el conocimiento verdadero, Ud. habrá justificado su existencia en la tierra, Abedul Plateado (Silver Birch).

• Impedir a los demás el acceso al conocimiento de la verdad es altamente kármico.

• Nadie en la tierra ni en ninguna parte puede dañarte espiritualmente.

• No nacemos iguales espiritualmente.

• El egoismo es una de las mayores trasgresiones contra la espiritualidad y es altamente kármico.

• No todos tenemos que ‘reencarnar’. Si usted ha pagado sus deudas kármicas, usted no tiene que regresar a la tierra de nuevo.

• No venimos a este mundo a una vida de ensueño —sin pena, sin sufrimiento y sin problemas. Cuanto más variada sean nuestras experiencias, cuanto más aprendamos de nuestros errores, tanto más valiosa es nuestra existencia.

• Muchos de nosotros seremos defraudados, denigrados y perseguidos injustamente … pero se hará justicia … no en este mundo pero ciertamente en la vida venidera.

• Las leyes universales funcionan aunque no las conozcamos.

• Siempre que hay una inconsistencia entre la ciencia y las creencias, tales como la religión, las creencias tradicionales, o el escepticismo, la ciencia prevalece inevitablemente.

• Ser religioso no quiere decir necesariamente ser espiritual.

• No participar en los ritos religiosos, p.ej., bautismo, confesiones, y no creer en dogmas ni en doctrinas NO le impide a nadie de alcanzar la mayor espiritualidad ni las esferas superiores de la vida póstuma.

• En la vida póstuma la comunicación se hace por telepatía.

• La comunicación entre los dos mundos, la vida terrenal y la vida póstuma puede hacerse (y se hace) por telepatía.

• Hay algunos peligros inherentes en comunicarse con las entidades de la vida póstuma.

• Quienes están en la vida póstuma pueden leer nuestras mentes y poner ideas y pensamientos en nuestras mentes. Las entidades más bajas y traviesas pueden poner ideas y pensamientos negativos, y los seres positivos y más iluminados nos ayudan con ideas y pensamientos positivos. Mucho se deja para hacer uso de nuestro libre albedrío.

• Estamos en libertad de llamar a los poderodosos protectores de la vida póstuma para que nos ayuden a enfrentar los problemas diarios pero ellos no decidirán por nosostros.

• Los materialistas y demás gastan mucho tiempo preocupándose por los últimos diez o veinte años en la tierra y no gastan ni una pequeña fracción de su tiempo pensando en lo que les va a pasar en los siguientes diez o veinte mil años, cincuenta mil años … y mucho, mucho más.

• Lo que le pase a una persona que se suicide depende de muchas cosas. La motivación es siempre muy importante. Por ejemplo, habrá una gran diferencia entre uno que comete suicidio por la muerte inevitable y otro que se suicida para evitar responsabilidades. Quienes se quitan la vida para evitar problemas y responsabilidades probablemente aumenten sus problemas y responsabilidades en la vida póstuma.

• Hay diferentes niveles de esferas en la vida póstuma —desde las vibraciones más bajas hasta las más altas. Al morir físicamente vamos a la esfera que mejor se adecúe a las vibraciones que acumulamos durante nuestra vida en la tierra. Poniéndolo en forma simple, la mayor parte de la gente va a la ‘tercera’ esfera —que algunos llaman de Tierra de Verano. Cuanto más altas son las vibraciones, tanto mejor son las condiciones —las que nos llevarán a esferas más altas. Somos informados que las esferas más altas son demasiado bellas para imaginarlas. Para aquellos con vibraciones muy bajas, existen muy serios problemas.

• Consistente con la Ley del Progreso, eventualmente, aún si toma miles de años, todos llegaremos a las altas esferas.

• Las personas semejantes se atraen entre si. A diferencia de lo que sucede en el plano terrenal, quienes tienen bajas vibraciones no se pueden mezclar libremente con quienes están en las esferas elevadas.

• Hay realmente una Guerra entre las Fuerzas de la Luz y las Fuerzas de la Oscuridad. Quienes continuamente dispersan oscuridad: ignorancia, propaganda falsa y perniciosa, odio, hostigamiento a los demás, abuso de poder, mentiras, estafas, dominación para explotar y otras energías negativas, atraerán y muy probablemente formarán parte de las Fuerzas de la Oscuridad. Quienes trabajan y divulgan un mayor entendimiento, conocimiento, paz, amor, luz, armonía, y otras energías positivas, atraerán y formarán parte de las Fuerzas de la Luz.

• Responsabilidad propia— a fin de cuentas, cada uno es responsable de sus propios actos y omisiones durante su vida en el plano terrenal.

LAS PRIMERAS 7 DIMENSIONES DE LA OCTAVA VIBRACIONAL

Las dimensiones son los diferentes estados de conciencia, estados de la existencia que experimentamos durante el camino hacia el Ser Único. Son los pasos evolutivos que el Ser decidió experimentar para regresar a la Fuente Divina.

Todos los niveles dimensionales se encuentran en el aquí y el ahora. La diferencia es la longitud de su onda (frecuencia). Las dimensiones son frecuencias, dentro de la cual vibramos. Son algo parecido a las ondas de radio, son sus frecuencias.

Existen 7 dimensiones preceptúales, que van a la octava dimensional, donde se encuentra la Tierra en estos momentos.

Igualmente, existen otras dimensiones, que corresponden a otras octavas vibratorias, que se encuentran actualmente fuera de nuestra comprensión humana.

Cada dimensión está regida por un conjunto de leyes y principios específicos, para funcionar en sintonía con la frecuencia de esa vibración.

Cambiar de dimensión significa expandir nuestra conciencia (expandir nuestra forma de percibir la realidad).

Ahora nos encontramos pasando a una realidad más energética. Se parece más al mundo de los sueños y la imaginación.

Los seres humanos trascendidos, pueden permanecer en varios estados o niveles de conciencia, en forma simultánea, pues todos somos seres multidimensionales. Ellos lo saben conscientemente, y lo utilizan, con una labor de servicio, para ayudar a trascender a otros seres.

Las dimensiones vibracionales

LAS 7 DIMENSIONES

1. PRIMERA DIMENSIÓN: MICROCOSMOS MONÁDICO

Se sabe por ley de correspondencia (“como es arriba es abajo”) que cada unidad fractal es el reflejo de un todo. Cada dimensión es un espejo de la dimensión superior. El microcosmos refleja el macrocosmos y viceversa.

En la primera dimensión se encuentran pequeñísimas e imperceptibles unidades substanciales energéticas llamadas mónadas, éstas son como átomos pero de carácter metafísico que contienen dentro la información codificada de todo el cosmos.

Vibran a una frecuencia muy sutil, y a través de éstas, la conciencia universal (Dios) crea los distintos mundos.

A nivel material, ésta dimensión es descrita como un campo cuántico que transforma la energía en materia; esta dimensión es la matriz de la existencia, por lo que está conectada con la séptima dimensión de forma cíclica.

La Primera Dimensión es la encargada de transformar la energía en materia. Es la frecuencia básica de los átomos y las moléculas, por lo tanto, es la energía del microcosmos. Es la frecuencia vibratoria de activación del ADN.

Maneja un nivel de conciencia elemental, puntual, sabe cómo dirigirse de un punto a otro.

Los minerales y el agua vibran en esta frecuencia. Los minerales son el aspecto cristalino de la misma, y el agua el aspecto líquido de la misma.

Se encuentra también en los fluidos y las corrientes eléctricas del cuerpo humano. Activa el código genético e impulsa energéticamente el sistema celular.

Si tomáramos, como metáfora, al ser humano para describir las dimensiones, podríamos decir que la primera dimensión la experimentamos en la etapa pre-fetal; donde somos un conjunto de potencialidades, con un programa de división celular y mantenimiento de funciones.

Todas las dimensiones funcionan a todas las escalas, y las de esta octava, son las mismas en todo el universo.

2. SEGUNDA DIMENSIÓN: MUNDO ELEMENTAL

Esta frecuencia vibratoria, corresponde al mundo básico de la fuerza biológica que impulsa la vida, los seres unicelulares, las plantas, los insectos y algunos animales hacen parte de este estado de conciencia bilineal.

Nuestras células son un micro-reflejo de nosotros mismos, por lo que poseen su propia conciencia pero inconsciente de sí misma, sincronizada con el ritmo de la segunda dimensión, ellas funcionan en conjunto pero de modo predeterminado, ayudando a que se desarrolle la biología interna.

Del mismo modo, muchos animales actúan por “instinto” aunque posean lo que podríamos denominar una infraconsciencia, una mente que hasta ahora está empezando a madurar.
En esta dimensión la conciencia es grupal, es decir, que varios seres tienen la misma conciencia que los dirige, de modo automático, para que evolucionen como un conjunto. Las bandadas de aves que migran, por ejemplo, trabajan simultáneamente al unísono como si fueran todas ellas una sola mente. Lo mismo ocurre, por ejemplo, con los enjambres de abejas, las colonias de hormigas e incluso las células y otras entidades microscópicas similares, trabajan como si fueran uno.

La Segunda Dimensión es la frecuencia donde existen la mayoría de los animales y las plantas. Es también física e impulsa la identidad biológica. Es la vibración que mantiene la unión entre las especies. Lo que se ha llamado el inconsciente colectivo de las especies. Es la forma en cómo se reconocen los animales de una misma especie, para cumplir con sus funciones reproductoras.

No posee diferenciación individual, ni auto-reconocimiento.

En este nivel de conciencia, no hay referencia temporal/espacial. La conciencia es lineal y bidimensional.

A nivel geométrico, se corresponde con las formas planas como el círculo, el cuadrado, etc.

Es la responsable de la variedad biológica y de todas las energías que se encargan de propiciarla; como las fuerzas elementales de la naturaleza.

Podemos tomar como ejemplo, las bandadas de pájaros, que actúan coordinadamente como un todo. También los bancos de peces. Ambos han sido objeto de estudio, y se ha comprobado que actúan como un cuerpo consciente, donde cada uno de los miembros, mantiene una distancia matemática entre ellos, y solamente rompen la formación cuando son atacados.

Dentro de este campo vibracional de segunda dimensión se encuentran además las fuerzas energéticas que rigen los cinco elementos (tierra, agua, fuego, aire y éter), prácticamente éste es el mundo que rige el curso de la naturaleza y la evolución estableciendo las bases fundamentales de la tercera dimensión.

Siguiendo la metáfora del ser humano, la segunda dimensión se podría comparar con la etapa fetal. Flotamos siendo uno con el entorno, en un estado de no ego, y sin referencia temporal/espacial.

3. TERCERA DIMENSIÓN: MATRIX. EL MUNDO FÍSICO

Cuando una conciencia ha desarrollado una percepción acerca de sí misma, entonces ocurre una individualización del ser, creando una personalidad o “ego”.

En ese momento el individuo pasa al tercer estado de conciencia que corresponde a la frecuencia vibratoria del mundo material.

La tercera dimensión es el mundo en el que habitamos los seres humanos, es la más fundamental debido a que casi todo el aprendizaje sobre la existencia lo adquirimos aquí a través de nuestras experiencias personales.

De hecho, el mundo físico podría considerarse el primer nivel existencial (en varias corrientes esotéricas se le denomina la primera dimensión), pues además de ser el más denso energéticamente por cantidad de vibración condensada en materia, es la morada del ser auto-consciente, aquél que posee una identidad y una percepción acerca del mundo que lo rodea.

Realmente, el camino evolutivo/espiritual comienza aquí, en este plano; cada alma es puesta a prueba en un largo camino que llamamos “vida”. Durante este trayecto, la conciencia desempeña un papel determinado en un juego virtual.

La tercera dimensión es un universo holográfico, tal como lo describe la teoría de los físicos Gerard ‘t Hofft y Leonard Suskind.

Los científicos David Bohm y Karl Pibran también postularon la idea de que nuestro universo funciona como un holograma basado en descubrimientos de la mecánica cuántica.

Dentro de esta realidad virtual, nos enfrentamos a una serie de retos, obstáculos para ayudar a despertar la conciencia y recordar quiénes somos y de dónde venimos.

Si bien la vida parece ser a veces demasiado dura y cruel, ten en cuenta que el sufrimiento es de cierto modo necesario para que el ser humano desarrolle su fuerza interior y valore lo realmente importante en la vida.

Las experiencias amargas que tenemos son parte de nuestro proceso evolutivo, todo va de acuerdo al plan del creador, así que, no todo es tan malo como parece. Después de todo, la tercera dimensión que tantos problemas nos acarrea, no es más que un espejismo, lo que debemos hacer es aprender a ver más allá de esa ilusión.

La Tercera Dimensión es la frecuencia donde existimos los seres humanos. También es física, y el tipo de conciencia es volumétrica y tridimensional.

A nivel geométrico, se perciben formas como la esfera, el cubo y los sólidos platónicos.

Hay una percepción lineal del tiempo y el espacio, con la capacidad de recordar el pasado, y proyectar el futuro, estando en el presente.

Se basa en la polaridad y la ilusión de separación, en el desarrollo de la identidad individual, y la pérdida del sentido grupal.

Ésta es la frecuencia donde nos hacemos conscientes de nosotros mismos, desarrollamos el ego y creemos que estamos separados del Todo. Es en esta dimensión donde nos percibimos más separados del Todo, que en ninguna otra, por lo tanto, es aquí donde al Ser Único se le presentan más retos de integración y crecimiento.

En el ser humano, comienza a partir del segundo año de vida, cuando el niño empieza a diferenciarse del entorno como individuo, a expresar sus deseos, a formar su ego.

Es una etapa de aprendizaje muy importante, donde comienza la fragmentación.

En tercera dimensión experimentamos un proceso de división del Ser. Es parte del trabajo de evolución, el recoger y juntar todas las partes.

El Apocalipsis Cuántico y El Universo Holográfico

Los Secretos de la Matrix. Realidad ilusoria:

 

4. CUARTA DIMENSIÓN: PLANO ASTRAL

Cuando una persona fallece, su conciencia se traslada a la cuarta dimensión, cruzando “una luz que se encuentra al final de un túnel”. Este umbral ha sido descrito por millones de personas que han sufrido encuentros cercanos con la muerte.

El “más allá”, como muchos lo conocen, corresponde a un mundo paralelo denominado “plano astral”.

Dicho plano se encuentra dividido en dos zonas principales:

– El “bajo astral”. Es donde habitan los seres de muy baja vibración: las entidades oscuras, los demonios, espíritus malignos, etc. También llamado inframundo o infierno por la cultura popular.

– El “alto astral”. Es donde habitan los seres de vibración elevada; como las almas despiertas, los elementales o espíritus de la naturaleza (duendes, hadas, gnomos, salamandras, ninfas, etc.), los guardianes guía (espíritus benevolentes que ayudan en la evolución espiritual), y en algunos casos hasta ángeles y extraterrestres.

Para la gente que es escéptica, todo esto le parecerá increíble, pero de hecho hay una forma de comprobar la existencia de todo lo anterior escrito.

El plano astral es de fácil acceso puesto que limita seguidamente con nuestra dimensión 3D. Para los que deseen conocerlo, solo deben estudiar una práctica llamada “desdoblamiento astral”.

Dentro de esta 4D también se halla el llamado “mundo onírico” o de los sueños.

La mayoría de las veces que sueñas (más de un 80%) estás en realidad visitando el plano astral. Cuando nuestro cuerpo se queda dormido, el alma realiza un desdoblamiento involuntario, saliéndose del cuerpo y viajando al plano astral (la cuarta dimensión), pues es una frecuencia vibratoria donde la conciencia navega libre de cadenas.

Aquí también se encuentra la memoria de la matrix – conocida como los “registros akáshicos – donde se guardan el pasado, presente y futuro del cosmos. Accediendo a esta memoria podemos navegar por la mente del holográfico y conocer los profundos misterios de las esferas metafísicas.

La Cuarta Dimensión es un pasaje a la quinta dimensión. Es la frecuencia en la que comenzamos a tener conciencia de que no sólo somos un cuerpo físico, y comenzamos a percibir más allá de los sentidos físicos. Los llamados “deja vú” y la sincronicidad, comienzan a hacerse repetitivos y generalizados. Nos damos cuenta de que a muchas personas les ocurre lo mismo. Empezamos a percibir muchos cambios, tanto dentro como fuera de nosotros. Existe una inclinación a “saber”, a tener conocimientos sobre lo espiritual, más que lo religioso, a buscar más información para saber diferenciarlos.

Se siente un llamado, de nuestro Ser Interior, a la necesidad de estar con nosotros mismos. El auto-análisis y el auto-descubrimiento están presentes en este pasaje de la cuarta dimensión. También nos damos cuenta del cambio que se está produciendo fuera de nosotros; vemos que el clima cambia constantemente, ya no permanece en estaciones, como antes, las horas del día se hacen más cortas, el tiempo ya no nos alcanza para hacer las cosas que hacíamos antes.

En esta dimensión, percibimos el tiempo en décadas cíclicas o en forma de espiral.

Existe un campo cuántico donde se presentan simultáneamente todas las posibilidades y alternativas.

Es la frecuencia de la sincronicidad absoluta, la empatía y la telepatía. Es la última dimensión donde experimentamos con el cuerpo físico, compuesto de carbono 14, como vehículo de aprendizaje.

En esta frecuencia, percibimos la multidimensionalidad, y nos damos cuenta de nuestra responsabilidad, al hacernos conscientes que cada una de nuestras acciones, afecta al Todo.

A nivel humano, tenemos la necesidad de compartir con grupos, revisar nuestras relaciones, buscar sanación y crecimiento con terapias. También es la causa del desmoronamiento de estructuras físicas, económicas y políticas, establecidas desde hace mucho tiempo y que ya no se corresponden con esta nueva vibración. Y cada vez vamos a ver y experimentar más cambios en todos los niveles de aquello que no se corresponda con la nueva energía.

El cambio dimensional es a todas las escalas, no sólo lo estamos experimentando los seres humanos, sino también la Madre Tierra y a una escala mayor, toda la galaxia.

El cambio dimensional no sucede de un día para otro, sino por capas paulatinas de conciencia.

Aceptar la conciencia de la cuarta dimensión, es lo que se llama el salto cuántico, y es el paso más difícil del cambio dimensional, ya que éste implica un profundo cambio de creencias.

5. QUINTA DIMENSIÓN: LA ETERNIDAD

La Quinta Dimensión es el portal hacia la Conciencia Crística. La Conciencia Crística es aquella conciencia colectiva que se reconoce a sí misma como unidad.

Es la frecuencia de la sabiduría y es totalmente pura energía. Es donde se encuentran los Maestros Ascendidos y los espíritus guías.

En 5D experimentamos el fundirnos con el grupo de espíritus ascendidos, a cual pertenecemos vibracionalmente, y al Ser Superior o Multidimensional.

Es la dimensión donde recordamos quiénes somos, y despertamos nuestra sabiduría interna.

Es en esta dimensión donde se experimenta la conciencia grupal que forma un solo Ser de mayores dimensiones. Es una frecuencia energética, no física. El tiempo es un continuo, solo existe el eterno ahora.

Muchos de los seres que están en 5D, al contactarse con su sabiduría, escogen ser los guías espirituales de los que estamos en la dimensión física, como parte de su servicio en el proceso de evolución.

Muchos de los seres canalizadores, hoy en día, están en 5D.

Como es una dimensión de luz, percibimos holográficamente y en formas lumínicas de una gran intensidad.

Aquí el mundo ilusorio de la materia desaparece para concebir una frecuencia vibracional que es pura energía.

Dentro de este mundo, la conciencia individual se fusiona con los diferentes grupos de almas que poseen el mismo nivel vibratorio, formando un solo espíritu.

En la quinta dimensión, también se encuentran los seres de luz que guían a los hombres en su desarrollo espiritual (aquellos denominados ángeles).

Es un mundo donde se cultivan las verdaderas almas libres navegando en un océano infinito que está más allá del tiempo y el espacio. Por eso se le llama la eternidad.

La diferencia entre Quinta y Sexta Dimensión, así como entre Sexta y Séptima, no es tan evidente como la de Tercera y Cuarta. A partir de la Quinta, las dimensiones se encuentran solapadas, o fundidas, y sus fronteras son difusas. Esto es debido a que estamos hablando de energía, no de materia.

6. SEXTA DIMENSIÓN: LA MATRIZ SAGRADA

La Sexta Dimensión es la que se llama Crística o Búdica, porque es aquí donde se llega al estado de remembranza total. Donde se toma responsabilidad por el Todo y se es el Todo.

Es conocida, por los místicos, como la verdadera realidad, los budistas le llaman “nirvana” y los cristianos “el cielo”.

Es un estado de conciencia compasiva, el estado de Iluminación.

Es el regreso a Casa, al Ser Único.

En 6D, el proceso de evolución del Ser y el Todo, se experimentan como Uno. Es el lugar de la conciencia ilimitada y unificada. Esta conciencia se manifiesta como individual y colectiva, simultáneamente.

La 6D es la creadora de las matrices morfogénicas que se manifiestan en otras dimensiones, como tercera, segunda y primera.

Estas matrices son las formas geométricas y las redes que llamamos Geometría Sagrada. Son los patrones geométricos de luz, creadores de vida y responsables de su materialización.

Aquí es donde se materializan de inmediato los pensamientos. Aquí no existe maldad, por eso los pensamientos siempre son positivos. Se materializan solo energías positivas.

Aquí yace la conciencia iluminada y la matriz numerológica en forma de sabiduría, como si se tratara de una gran biblioteca, que está ubicada a un paso de Dios.

7. SÉPTIMA DIMENSIÓN: LA MORADA DE DIOS

La Séptima Dimensión es la frecuencia de la integración total. Ya no quedan partes dispersas. La conciencia se experimenta multidimensionalmente, es decir, se tiene conocimiento de las partes que alguna vez estuvieron desmembradas en el pasado, con una nueva perspectiva de integración.

Aquí se encuentran los Seres que están en la energía del Amor, y son puro amor.

Es una dimensión energética donde el cuerpo espiritual se sobrepone al cuerpo físico. Es la dimensión de conciencias de luz pura, en donde, la muerte, como la hemos experimentado a través de todas las desencarnaciones que hemos tenido, deja de existir, pues la función que cumplía, ya no será más.

La fuente divina de toda la existencia cósmica. Aunque algunos aseguran que tal vez existan 8, 9, 10, 11 y hasta 13 dimensiones, se sabe que en hay un punto de frecuencia vibracional donde la conciencia deja de percibir los diferentes mundos como separados, para integrarse con el “Uno” o lo que llaman los hinduistas el “Brahma” o “Atman”, el alma, la mente y el cuerpo del cosmos.

En el último estado de conciencia mora el Espíritu Supremo que creó el absoluto. Aquellas almas puras que han podido contemplar algunos destellos de esta inexplicable dimensión, afirman que se trata de la Morada de Dios.

“Las realidades de otras dimensiones y de otros niveles no estan fuera del alcanze del ser humano; al contrario están dentro de él, son parte de su vida, pues todo lo que existe es conciencia”

 

Los minerales se retroalimentan entre sí. Aunque estoy convencido de que es porque cuando aparecieron, al originarse el planeta, no había nadie más que comerse, que sino serían como en el tenis: que no se pegan raquetazos porque están separados por la red. Pero puede ser que no, tampoco me voy a poner bravo.

Cuando estas formas simples se replican y tienen la capacidad de relacionarse tanto consigo como con el medio exterior, se transforman en el reino vegetal, se alimentan de la posición evolutiva mineral anterior y de la suya.

En el siguiente paso, las formas animales, hacen lo mismo, se nutren del los niveles inferiores, mineral y vegetal, y del propio. Y nosotros, como animales, ni más ni menos, incluso el canibalismo ha viajado con nuestra especie desde el principio.

Bien mirado (por la basura que comemos), somos mayormente grasa insana y proteínas comestibles de baja calidad. Un asco, pero solo en el plano material. En el aspecto emocional damos más juego. Si alguna forma de vida superior se alimentase de nosotros, tendría un rico cóctel de vibraciones emocionales en el menú.

Evolución y Complejidad

Pero no perdamos el hilo, al llegar a un cierto punto evolutivo, el mundo animal necesita regularse. No siguiendo un patrón divino o predeterminado, sino en el tablero de la existencia y la adaptación. En el juego eterno de sobrevivir o perecer y extinguirse.

No estamos aquí porque esté escrito ni nada de eso, sino porque desde que existe el mundo, las formas de vida que nos han precedido han salvado su culo, y con él, el nuestro. Y visto así, somos los descendientes de los campeones de la supervivencia. Por miles de millones de años nuestros antepasados han traspasado sus genes.

Ni uno ha fallado, ni uno hasta nosotros, somos la leche. Hasta el friki más cetrunio y borrico es, genéticamente, heredero de una saga de ancestrales supervivientes por incontables de generaciones, hasta los procarios primigenios de hace 3.800 millones de años. Pero todo cambia y sigue un proceso.

Los ñus que ves en los documentales del Serengueti africano durante su migración, lo hacen en gigantescas oleadas. De hacerlo en pequeños grupos, no sobreviviría ninguno en los encuentros con los numerosos depredadores que los acechan. Pero entre multitudes solo mueren los más pequeños, enfermos o menos hábiles, y el resto puede continuar transmitiendo sus genes.

En cambio, otros animales, como los leopardos tienden a vivir en solitario, puesto que sus territorios y su forma de caza, les facilitan de este modo su perduración como especie. Ello no quiere decir que estas sean las maneras perfectas y definitivas. Cambiando el hábitat o cualquier circunstancia, cambiarán a la forma más eficaz de sobrevivir. O desaparecerán.

El Sistema Organizativo Animal: La Jerarquía

Pero para que esas adaptaciones puedan darse, los animales necesitan de algún sistema de organización. Llegados a un cierto grado de complejidad deben establecer un orden o su esquema social se desarticularía. Necesitan unas normas aceptadas de común e instintivo acuerdo a lo largo del tiempo. De otro modo, no llegarían a estructurarse de forma conveniente con el entorno.

El sistema organizativo de los animales es la jerarquía. Porque es común a todos los animales, y porque solo tienen la aptitud para acceder a ese nivel primitivo de orden. Nosotros, por el contrario, tenemos la capacidad de alcanzar otras escalas superiores de relación. Aunque la mayoría de veces parecemos tontos y no queramos comprenderlo.

Cuanto menos evolucionado, más primitivo, es el ser humano, con mayor facilidad acepta y se adapta a la jerarquía. Es lo más fácil y cómodo, mantenerse en el ámbito de las bestias, mandar u obedecer. Los dos comandos, por naturaleza, pertenecen al mundo animal. Corresponden a una escala inferior, limitada por condicionamientos de percepción: No le pidas a un león que sienta empatía por su presa.

La jerarquía se basa en la imposición del más fuerte, por medio de la violencia, pero del mismo modo por la aceptación de la derrota, la sumisión. De no ser así, acabaría en muchos casos en la muerte o en el no reconocimiento del nuevo macho dominante, con lo cual el conflicto se eternizaría. Y antes o después, concluiría con la desaparición de la especie.

Los Rangos Emocionales Jerárquicos: El Miedo

Por medio del electroencefalograma sabemos que podemos emitir emociones que van desde el terror absoluto, el miedo, hasta el éxtasis místico, el amor. La diferencia entre ambas reside en su frecuencia: baja y lenta en el extremo del miedo, y alta y rápida en el del amor.

Y los rangos emocionales jerárquicos, tanto de la violencia y agresividad, como del sometimiento, obediencia y sumisión, se encuentran focalizados entre las frecuencias vibracionales bajas y lentas del miedo.

Las Jerarquías y el Matrix

Y esta es una de las claves de nuestro encadenamiento a creencias en una realidad inducida por otros. Al doble engaño: a estar sometidos en una cárcel invisible, dentro de una cárcel mental.

Realmente hay que reconocer lo brillante y diabólico de la manipulación ejercida sobre nosotros, al César, lo que es del César: no es fácil descubrirla y despertar de un sueño dentro de otro sueño.

Y con ello entramos de lleno en el Sancta Sanctórum de la manipulación creadora del Matrix: elsubconsciente colectivo jerárquico… ¿Pero qué narices me estás contando, te preguntarás? El mundo es real, todo puede ser tocado y comprobado, lo demás son bobadas de gente que no sabe qué hacer para no aburrirse.

El Matrix Manipulado: El Sistema Financiero

Vale, vale, caballero o caballera. Pues veamos un ejemplo de ese mundo real y tangible: ¿Te parece suficientemente real el dinero y todo el entramado que hace posible que podamos utilizarlo y nos sirva como moneda de cambio? Pues observémoslo un poquito de cerca.

El dinero es papel pintado. Por ejemplo, los euros garantizan su valor con la compra de su equivalente en dólares. Y los dólares, desde 1971, no se garantizan con nada, bueno dicen que con la confianza de los mercados, je, je. Antes estaban respaldados por oro, pero ya no. Esos papeles no tienen ningún bien o servicio tras ellos. Son una ilusión abstracta a la que otorgamos un valor.

Igual que cualquier otra divisa, como el peso o el dinar, los euros son dólares pintados de euros, y los dólares papel pintado. Son entes ficticios sin nada detrás. Y ese valor fluctúa al ritmo que marca esa entelequia que denominan “los mercados”. Que no son sino estructuras fuertemente jerarquizadas por quienes controlan este juego ilusorio de espejos llamado finanzas. Las élites.

Estas unidades ficticias sirven como medida para la representación del valor de las empresas o los estados, las acciones u obligaciones: “Valen” determinado dinero. Que son compradas y vendidas en tanto que su precio cambia. Ahora arriba, ahora abajo, como hojas al viento del otoño que todo lo barre.

Y entonces, las bolsas apuestan sobre su valor futuro, no el actual, los derivados financieros, o el casinito. Y que a su vez oscilan según los vaivenes bursátiles, geopolíticos, sociales, o los tipos de interés… por decir algo. Sobre los cuales se vuelven a hacer apuestas en base a su hipotético beneficio futuro. Y que servirán para calcular el riesgo de la siguiente jugada.

Y así una y otra vez, creando gigantescas ganancias basadas en nada: Aire, no hay otra actividad real que la especulativa. Un circo de números vertiginosos en ordenadores, que actúan como parásitos infecciosos sobre el trabajo del resto de la Humanidad y los bienes que producen. Y que hacen ir cambiando sus etiquetas, el número que asignan a su precio. Y que no tiene nada que ver con su valor real.

En la actualidad se calcula que el dinero fabricado, lo que podemos tocar, pero que solo es un símbolo ficticio de la riqueza sin respaldo alguno, exclusivamente supone como máximo entre el 3 y el 5% del total de la economía mundial, del circulante. El resto, más del 95%, es pura especulación bursátil. La economía real, basada en bienes y servicios, hoy por hoy es solo una ínfima parte de las finanzas.

O sea, y resumiendo: Representaciones ficticias de conceptos abstractos basados en especulaciones y apuestas sobre las fluctuaciones de hipotéticos valores futuros.

¡Toma ciencia económica! Porque claro, a eso le llaman ciencia económica, para que nadie, excepto los iniciados, se entere. O eso es lo que pretenden. Y que por otro lado, nunca acierta en sus científicas predicciones. Siempre te acaban contando aquello de “la caída era imprevisible”. Según parece, entre los expertos y lumbreras economistas, nadie se entera de nada.

Aunque casualmente, los peces gordos, las élites financieras en lo alto de la jerarquía, siempre acaben ganado. Entre otras cosas, porque los movimientos en esa compleja e intrincada jungla solo se pueden ver en perspectiva, desde arriba, tirando de los hilos. Y cada vez los ricos, las minorías, son más ricos, y el resto, nosotros, “a galeras a remar”. Por tontos crédulos.

Y estamos hablando de lo más básico, la pasta, lo contante y sonante. No te estoy relatando alucinadas teorías espirituales conspiratorias. Te estoy describiendo lo más primitivo y material que afecta y condiciona tu vida, el dinero. Este etéreo teatro manipulado es la base del supuesto mundo real que nos proyectan. Y en el que vives, si te lo crees.

Pueda parecerte una exageración, o una fantasía, cuando nombro el Matrix. Pero a poco que utilices el sentido común, fantasía sin ningún respaldo material real, es la especulación financiera, el sistema económico base de nuestra sociedad.

Y en cambio, casi nadie duda de que el mundo sigue existiendo gracias a él, ¿O es que te has vuelto loco? Eso es de verdad, hay estadística y datos y estudios ¡Y sale en la tele!… bueno, si tú lo dices.

El Subconsciente

A lo que íbamos, habíamos quedado en el subconsciente colectivo jerárquico. Con lo cual lo primero que debemos saber es que es el subconsciente, lo que es llamado la mente profunda.

En el subconsciente se almacenan los recuerdos, las vivencias, las emociones y todo cuanto hemos vivido. También los condicionantes reflejos de nuestras funciones básicas, como respirar, tener hambre o latir.

Toda la información que haya interactuado en nosotros, ha ido impregnando el subconsciente. Lo que llamamos pasado, habita en él aunque no lo recordemos, en un aquí y ahora eterno.

Esta acumulación de información es independiente de la mente consciente. Y actúa por su cuenta. Es ciega como un centinela impasible, no valora, ni juzga, ni toma partido, ni tiene sentido del humor. Solo aprueba o rechaza. Acumula información hasta que sus mecanismos activan la que es ratificada como válida.

Y es un guardián feroz e implacable, toda palabra que dices, es oída y registrada en sus mil rincones. Cada pensamiento que surge en tu mente es captado al vuelo, nada escapa a su control. Todo lo ve y todo lo oye. Porque es parte de ti, una parte de la que desconoces su existencia en la mente consciente.

Una parte que rige tu comportamiento de modo sutil e instintivo, pero a la vez férreo e inflexible, para lo bueno y para lo malo. Todos tus pensamientos son dictados que se guardan y acumulan en el subconsciente, en espera de tener suficiente poder para accionar independientemente.

Del Subconsciente a la Materialización en la Realidad

Y eso ocurre cuando la repetición y el impacto emocional, hacen que las redes neuronales implicadas en esa creencia, sentimiento, emoción, actitud, comportamiento o función, se refuerzan hasta activarse de modo reflejo.

Entonces esa idea se convierte en realidad, se hace verdad en nuestro reino de la tercera dimensión. Lo traspasamos al exterior, a lo que ignorantes llamamos lo “real”: y que no es sino el espejo que refleja nuestro mundo interno. Lo materializamos en nuestro imaginario Universo físico.

No piensas una por una las palabras que dices al hablar, no piensas cada letra que escribes, no piensas los movimientos que haces al andar, no piensas los gestos que fuerzas al reír. No piensas cuando tu corazón se acelera y empiezas a sudar, al recordar que te dejaste los pantalones, o la falda, en el bar a las cuatro de la mañana… aaamigo.

Algo más allá de la mente consciente, del yo con nombre y apellidos, se hace cargo. Cuando tu yo desaparece en el sueño cada noche, y ni siquiera recuerdas quien eres, algo en ti sigue pensando: Algo que habita en tu interior, tu verdadero yo profundo.

El reino de la mente subconsciente rige nuestra vida la mayor parte del tiempo, aunque no nos demos cuenta. Porque exactamente esa es su naturaleza, estar “por debajo de la conciencia”. Más allá.

Lo hace mientras cerramos la puerta con el pie porque llevamos las manos en los bolsillos (¿Ah, tú no? Vale), o mientras dormimos soñando y expeliendo ventosidades (¿Tú tampoco, verdad?), o mientras reaccionamos con emoción cuando habla el presidente (vale. esta si me la creo).

O sin ir más lejos, cuando vamos a exonerar el vientre al lavabo. Y no me digas ahora que tú tampoco, por favor, a ver si te hemos de llevar a un circo, ¡Tú como todo el mundo!

Desde nuestros orígenes ha servido para actuar de modo reflejo, sin perder tiempo pensando lenta y conscientemente. Aumentando de este modo nuestras posibilidades de sobrevivir ante imprevistos y peligros con respuestas automáticas. O no dejando de latir o respirar al dormirnos.

Recepción de Información Animal Más Allá de la Percepción Humana

En otro orden de cosas, pero ligado a lo anterior, los animales tienen mecanismos que, a priori, podrían ser considerados, desde la óptica científica oficial, casi mágicos. Mientras se ríen de los “poderes” de brujos o chamanes para poder percibir pensamientos o fenómenos sin ser transmitidos por medios técnicos o físicos, lo aceptan en los animales.

Algunos de ellos, como aves migratorias, ballenas o tortugas marinas, se orientan por los campos geomagnéticos terrestres, pero estos no podemos verlos, oírlos o tocarlos. Sin embargo, al parecer si es posible para ellos, y no se trata de hechizos o de ningún efecto paranormal o esotérico.

Las alineaciones de antiguos monumentos y puntos sagrados sobre la superficie de la tierra, también siguen un patrón. Que aunque se intenta ridiculizar hablando de vórtices telúricos y otras descalificaciones, el descubrimiento de la resonancia electromagnética debida al núcleo de hierro y niquel de la tierra, y su coincidencia con muchos de ellos, nos hacen volver la vista atrá.

¿Cómo lo podían saber?, ¿O de nuevo hay que hablar de casualidades? Realmente en esos puntos fluye energía electromagnética en muy diferente magnitud que en otros. Cual sea el efecto, si fue buscado o no, si eran conscientes de ello o si todo, repito, fue casualidad, es otro asunto. Pero es un hecho constatable.

Pero no quiero profundizar en este tema, porque está manipulado, en muchos casos, con desinformación interesada por parte de grupos New Age y nuevas religiones, que ya sabemos que están dirigidos y financiados por las élites Ilumínati. Y ya puedes intuir que pretenden.

Continuando con los animales, también se comprobó en un experimento con termitas, que llevándose a la hormiga reina no hubo reacción en la comunidad, su vida siguió igual. Pero en el momento de morir la reina (aislada fuera del termitero), inmediatamente el hormiguero se deshizo y empezaron a diseminarse para crear de nuevos. Supieron instintivamente que ya no habría continuidad.

Si algo semejante hubiese ocurrido en una tribu amazónica, habrían dicho que eran supersticiones primitivas. Supercherías y creencias en espíritus y mundos mágicos, ideas arcaicas e incultas.

Pero como esa transmisión de información sin soportes físicos o técnicos, la hicieron hormigas, o la utilizan aves o ballenas, no entran en conflicto con los intereses de la organización jerárquica humana.

Pueden hacerlo pasar como algo sin importancia, cosas de bichos. No pasa nada. Nosotros no tenemos derecho a percibir nada que no pueda ser visto o tocado, pero los animales sí. Así está bien, no le des más vueltas. Haz caso al amo bueno.

La Realidad es La Interpretación de la Energía Percibida

Cuando creemos ver el mundo exterior, en realidad solo es una interpretación de nuestros sentidos. Por ejemplo, nuestra retina por medio de las células fotorreceptoras conos y bastones, percibe frecuencias de onda dentro del espectro de luz visible humana (entre 380 y 780 nanómetros).

Esta percepción es transmitida al cerebro por el nervio óptico por impulsos bioquímico eléctricos. Información que es procesada en distintas partes del cerebro (recuerdos, distancia, comparación, superposición, etc.), pero al mismo tiempo. Y en un microsegundo es interpretado como una imagen.

Pero esa imagen solo existe dentro de nosotros: afuera exclusivamente hay frecuencias de onda, energía en modos y formas infinitas. Nosotros interpretamos esa información como cosas reales, pero son una ilusión simulada por nuestros sentidos en el cerebro.

Es igual que con el Universo, miras al cielo por la noche y crees verlo. Pero si observas con un telescopio, muchísima más información aparece ante ti. Y pueda parecerte que eso es lo único que existe allí afuera.

Pero cuando utilizamos radiotelescopios, que captan frecuencias de onda en mayor amplitud, otros mundos se hacen presentes. Tanto que actualmente se asume desconocer más del 90% de lo que compone ese supuesto Universo. Se le ha denominado con las etiquetas de energía oscura y materia oscura.

En nuestro estado evolutivo solo podemos percibir y procesar un ínfima parte de la información, la energía, que compone el mundo que habitamos. Ahora mismo a tu alrededor, y traspasando tu interior, hay ingentes formas de comunicación que no eres capaz de distinguir.

Si suena tu celular o teléfono móvil, o si enciendes un televisor, procesarán y transmitirán una información que tú no puedes ver ni percibir. Y sin embargo, están presentes en tu misma realidad. En tu mismo espacio físico. En tu mundo de verdad. Pero sin un receptor, para ti no existen.

El mundo como lo conocemos, solo es real porque nosotros lo experimentamos. Sin nosotros vuelve a ser lo que es, vibración eterna entrelazada indisolublemente. Nuestro propio Universo puede ser un punto microscópico en un insondable mar de conciencia.

Las Emociones Son Interpretaciones del Observador

En el aspecto emocional ocurre lo mismo: La realidad cambia según el observador. La persona que tienes a tu lado puede ver la vida de un modo diametralmente opuesto al tuyo. Y el mundo debería ser, objetivamente, el mismo. La diferencia la marcan las creencias. “El cristal con que se mira”. Y eso habita en el interior de cada uno.

Si para alguien el mundo es una caca, ya intentarás hacerle comprender la hermosura del brillo de la luna reflejándose en un estanque de nenúfares, bajo la delicada luz del crepúsculo otoñal, que de la patada que te dará llegarás hasta ella. Hasta la luna, digo, ¿Me explico? Bueno.

La realidad de tu vida es solo la interpretación que haces de ella. El mundo no es como es, es como crees que es. Es como lo piensas. Y siempre ha sido así. Pero lo hemos olvidado. Hemos andado perdidos buscando respuestas, en una alocada carrera en el laberinto de la existencia.

La Realidad Es El Espejo De Nuestro Interior

Persiguiendo la verdad sin darnos cuenta de que así nos alejábamos de ella, huyendo hacia el exterior. Sin llegar a comprender que todo surge de dentro, de que el pensamiento, la conciencia, es la fuente y el origen de todo poder.

Que la verdad no está en la imagen mostrada en el espejo de la realidad, sino que solo es una representación de nosotros mismos proyectada en él. Y solo cambiando nosotros cambiará la imagen reflejada. El secreto está frente a nuestros ojos esperando a que lo recordemos.

Desde tiempos inmemoriales estos conocimientos han sido patrimonio de las élites gobernantes. Y que se han traspasado por milenios entre ellos, aunque guardados celosamente para si. Desde las escuelas de misterios sumerias, los conocimientos herméticos egipcios, hasta las logias masónicas y sociedades secretas actuales.

Sin embargo, y por suerte para nosotros, al llegar a un determinado punto en nuestro ciclo evolutivo, han sido expandidas a la luz, han empezado a eclosionar por su propia naturaleza. Hemos empezado a recordar nuestra verdadera esencia. Sin ir más lejos, lo recitaba con una profunda filosofía de lo sencillo, Facundo Cabral:

Vengo de antes y de nunca, vengo de siempre y de ahora,
vengo del tiempo infinito, de las piedras y las olas,
vengo de todas las cosas, pero vengo de la flor,
si ella no dice nada, que puedo decirte yo.
Y hay quien duda todavía que nosotros somos ellos,
y olvida que lo de afuera, continúa lo de adentro.

Podría haberlo escrito el mitológico Hermes Trismegisto. Si no te llego a decir que era de Facundo, ahora mismo habría quedado como el Pepe. En fin, nunca aprenderé… ¿Dónde estábamos?

El Cerebro No Piensa, Nosotros Pensamos Con El Cerebro

Un hecho bastante evidente es el que el cerebro no es el generador de nuestro pensamiento, de nuestras emociones, que no es el creador de nuestra conciencia. Sino que solo es el receptor, el que codifica e interpreta esta información, que proviene de algo que está más allá del mundo físico, de nuestra realidad cotidiana. Y de nuestro yo consciente.

El cerebro es un complejo ordenador biológico desarrollado por nuestro ADN en un intrincado y progresivo proceso evolutivo. Posiblemente podremos llegar a determinar con mucha precisión que se activa en él cuando sentimos y pensamos, pero no porque ocurre, o mejor, qué lo motiva.

Porque no es el cerebro el que piensa, del mismo modo que no somos un cuerpo: tenemos un cuerpo. El cuerpo o el cerebro son contenedores para experimentar la existencia en este plano de realidad. Y eso depende de la mierda que me haya fumado. Porque cuando me oigo, a veces me doy miedo, ¿No es cierto?

Estos pensamientos que se propagan por medio del cerebro, pueden ser medidos. O al menos registrar sus efectos bioeléctricos. Ya hemos hablado de los rangos de frecuencia implicados en ellos, y que se pueden evaluar con el electroencefalograma.

Del mismo modo, la aceptación subconsciente de una mecánica vital jerárquica hace que nuestra mente subconsciente resuene en frecuencias bajas y lentas. Aunque episódicamente tengamos conscientemente emociones positivas, en rangos vibracionales rápidos, nuestra constante profunda continuará pausada.

La Conexión Entre Ciencia Y Espiritualidad

Desde hace años, hay un nutrido número de científicos independientes como Franz Bludorf, Graznya Fosar, Ken Wilber o Gregg Bradden, que han abierto un nuevo camino que conjuga ciencia y espiritualidad.

La manipulación de las Élites Financieras Illuminati

Evidentemente son silenciados, o al ser demasiado conocidos, atacados, insultados y ridiculizados por los estamentos científicos y los canales de comunicación oficiales. Y como no, por los francotiradores autodenominados escépticos, que encontrarás infiltrados en la web. Eso sí, siempre hablo de los que no utilizan la a educación y el respeto, o un razonamiento constructivo.

Pero si tienes la paciencia de seguir el dinero, de ver quiénes están detrás de esos organismos, sociedades, empresas, instituciones, corporaciones, grupos y lobbies, en todos los casos, llegarás hasta los Putos Amos, las élites financieras.

El control final, desde la ONU y sus organismos científicos asociados, o la UNESCO, la OMS, o las multinacionales químico farmacéuticas, o muchos estudios e investigaciones patrocinadas en Universidades, o grandes programas como el CERN, por no hablar de los medios de comunicación globales, y casi todo en última instancia, es dirigido por las grandes fortunas y corporaciones.

Un entramado de directivos, consejeros y cargos relacionados con el poder económico (que es el que está en la cúspide jerárquica), lo hacen posible. Aunque gran parte de las veces haya una ingente inyección de dinero público, ellos tienen el control real.

Mira sino quienes están tras la Troika de la CEE (la CE, el BCE y el FMI) o el gobierno de los EUA. O basta ver como los políticos que legalizan la infamia, acaban en sus consejos de administración. Que sea legal no implica que sea legítimo.

Y en este caso no me estoy refiriendo a los grandes monopolios y empresas privatizadas, que esa es otra. Es como una especie de excrecencia inmunda que todo lo invade, pero sin “como” “especie” “de”… ¿Lo pillas?

Ten presente algo, quién para rebatir las ideas de otro, lo hace atacando sin fundamento a la persona y no a sus planteamientos, da a entender principalmente que no tiene argumentos. Pero el trabajo de desinformar y desacreditar, ya está hecho. Como dijo el ministro de propaganda nazi Goebbels, “una mentira repetida mil veces, acaba siendo una verdad”.

Las Emociones y La Activación del ADN

Dicho esto, estábamos en el inicio de la conjunción de ciencia con espiritualidad (ten presente que no utilizo el término espiritualidad en un sentido religioso). Y uno de los descubrimientos más importantes, y esperanzadores, es el de la conexión entre la activación del ADN y las emociones.

Suena algo completamente fantasioso, como lo de que se pueda pulsar un interruptor en la pared, y que se encienda una luz en el techo… je, je, abracadabra, y se encenderá una vela en el techo sin una cerilla, es que se creen que somos tontos.

El ADN, El Interruptor De La Evolución

Pero vayamos por partes, a ver que dicen. Los seres vivos llevamos el manual de instrucciones dentro de nosotros mismos. Es el ADN, la descripción de lo que somos, y las instrucciones para el montaje.

El ADN es una macromolécula que contiene todo nuestro material genético. La información que hará que se desarrollen los tejidos, la anatomía, la organización de nuestra masa encefálica, y con ella todo lo que permitirá desplegar: la naturaleza humana en nuestro caso.

Entre nosotros tenemos el mismo material genético en un 999 por mil. El 1 por mil restante es lo que nos diferencia. Menos en mi caso que es al revés, por eso me dicen tanto ¿Pero tú de dónde has salido?

No entraré en una explicación detallada, más o menos sabemos de que estamos hablamos. El genoma humano es el total del ADN que se encuentra en cada célula. Y consta de unos 3.100 millones de pares de bases, entre los 23 pares de cromosomas.

Si cada letra asignada a cada base, tuviera un milímetro de longitud, sería una lista de aproximadamente unos 3.000 kilómetros de largo. Por lo cual es comprensible que hasta la aparición de la tecnología informática, nos haya sido físicamente imposible hacer estudios y comparaciones medibles.

Hasta ahora solo hemos podido deletrearlo, ponerle letras, pero aún no sabemos lo que dice, excepto pequeños trozos. Con suerte, necesitaremos gran parte de este siglo para descifrarlo.

El genoma es el que le dice a cada célula, desde dentro, lo que debe hacer y cómo realizarlo. Cuando necesita crear algo, lo consulta en su ADN, lo copia por medio del RNA, y lo ejecuta. Como he dicho, llevamos el libro de instrucciones, las piezas y las herramientas, todo incorporado.

El alfabeto de nuestro ADN está formado por cuatro letras que corresponden a cuatro bases nitrogenadas: A de adenina, T de timina, G de guanina y C de citosina. Estas se combinan en codones o tripletes, grupos de tres de las letras, que darán lugar a un aminoácido, la base de las proteínas que forman nuestros tejidos.

Pero de las 64 combinaciones posibles de los codones, solo activamos 20. Aunque hay aminoácidos no proteicos, en nosotros solo actúan estos 20. Si bien algunas combinaciones replican el mismo aminoácido, su evidente inutilización en conjunto, resulta un misterio.

El ADN Basura, El Potencial Escondido

En la actualidad sabemos que el 98% del ADN no realiza ninguna función, no codifica proteínas. Genéricamente se le llama ADN “basura”. Hay muchas teorías al respecto (transposones o virus endógenos, errores de replicación, etc.), pero la verdad es que se desconoce el porqué de ese lastre genético.

La evolución no consiste en añadir nuevos códigos genéticos, nuevas letras, sino en hacerlos más eficaces con la complejidad y diversificación. Y se ha demostrado que gran parte de este ADN basura ha sido conservado por muchos millones años.

Lo que indica que ha habido una presión selectiva en la evolución, para permitir su preservación. No es que se haya “salvado” por casualidad, sino que ha sido protegido por alguna razón, siguiendo un plan del que parecemos desconocer su finalidad.

Pudiendo ser una estrategia o alternativa. Recuerda la infinidad de formas de vida que han sido probadas a lo largo de estos 3.800 millones de años, y cuantos diferentes desarrollos del ADN han sido experimentados. Y la maquinaria de ensayo y prueba genética sigue intacta y en funcionamiento.

El ADN “basura” técnicamente es ADN no codificante, y responde a un objetivo. Un objetivo no codificado, no desarrollado en nuestro punto evolutivo. Pero que potencialmente está presente y que puede, o está esperando, ser activado. Como ha ido haciendo, una y otra vez, desde el origen de la vida.

Y en este punto entra en juego la nueva teoría de la que te he hablado. No vamos aquí a hacer una exposición detallada. Que se hace tarde y no llegaré a tiempo para la medicación, y si no me tomo las pastillas, luego empiezo a oír voces. Y a ver cosas… ¡Y a veces viene el ADN basura y me persigue!

Venga, vamos rapidito, antes de que aparezca y me lleve… un momento, ¿Y no será porque yo estoy hecho de ADN basura y quiere volver conmigo? Claro, ahora lo entiendo, por eso solo pienso en porquerías y cochinadas. Fíjate… Oye, en serio, haz ver que no me has oído, ¿Vale? Esto no lo he dicho, ¿De acuerdo?

Sigamos, todos los seres vivos, desde las primitivas arqueas, han ido haciéndose más y más complejos. Han ido evolucionando adaptándose al entorno, y adquiriendo mayor funcionalidad. Y ha sido posible gracias a la activación de códigos anteriormente no utilizados en el ADN.

Todo sigue un patrón, nuestro cuerpo, y con él el cerebro, sería el hardware, la máquina. Y el ADN el software, el programa. Pero su vez, el ADN funciona como un microscópico bioordenador colosal, valga el contrasentido: Es como decir un gigantesco enano, pero para tonterías ya sabes que… aquí estoy yo.

El ADN tiene la capacidad de captar información transportada por ondas desde su exterior, interpretarla, y luego transferirla. Y siendo su función la de crear todo lo vivo, su efecto será el de modificar los patrones de comportamiento de las célula.

Pero la estructura del mismo ha seguido inalterable por miles de millones de años: Combinaciones de codones de cuatro de bases nitrogenadas en una doble espiral. Es su compleja e inmensa configuración la que permite casi infinitas formas de organización.

Y no se trata de un mecanismo estático o cerrado. Continúa manteniendo su disposición para expandirse. Imagínate la brutal capacidad de evolucionar que poseemos, aunque solo sea en potencia: Con el 98% de nuestro ADN de suplente en el banquillo, esperando la oportunidad de salir a jugar.

Energía, Átomos, ADN, Universo

Todo es energía, desde el interior de los átomos, la fuerza de interacción nuclear fuerte, la débil, la electromagnética, hasta la gravitatoria que atrae las grandes masas cósmicas. Y aún desconocemos gran parte de los efectos que conllevarán los descubrimientos de la física cuántica.

Pero incluso así, no sabemos qué fenómenos actúan en gran parte del Universo. De más del 90% solo lo catalogamos como energía oscura y materia oscura. Hay teorías que intentan buscar explicaciones como la de la unificación, la del Todo, la de cuerdas, pero en realidad no sabemos casi nada.

Las Emociones Y La Activación del ADN

Desde hace años se teoriza sobre la interrelación entre la energía y el ADN. En particular, con las emociones. Según ello, el porqué se activan o no ciertas partes de nuestras antenas de evolución, del ADN, viene determinado por el efecto vibracional de las mismas.

El espectro de frecuencias bajas y lentas del miedo, por su naturaleza, al ser más largas, interfiere en la cadena del ADN en menos puntos. Cuanto más rápidas, más cortas, más veces impactarán en ella. Las vibraciones del amor afectan a más posibles códigos del ADN.

El Subconsciente Jerárquico Impide Nuestra Evolución

Y la jerarquía, al tratarse de emociones integradas en el subconsciente, están constantemente ejerciendo su efecto: Nuestro estancamiento evolutivo. El interruptor que puede expandir todo el potencial no utilizado en nuestra genética, son las emociones ligadas al amor. Y no lo entiendas como una visión romántica o sensiblera, sino como algo más profundo y esencial.

Lo cierto es que no hay tanta fantasía en ello, las emociones actúan sobre nuestro sistema nervioso por medio de procesos bioquímicos y bioeléctricos, activando, por ejemplo, hormonas. Pero esa emoción, ¿De dónde proviene? Muchos dicen que del cerebro, otros que de Dios, otros que son nuestra alma espiritual, y nadie se escandaliza ni los trata como a apestados.

Quizá porque estas explicaciones no contradicen al poder establecido en cada momento histórico. A la verdad oficial, sea cual sea. Y curiosamente lo “oficial” siempre está ligado a las jerarquías dominantes, invariablemente.

Son los mismos que realizaban sacrificios humanos (aún los siguen haciendo, aunque te digan lo contrario), los que quemaban herejes o brujas, o los que satanizan a los que se atreven a dudar de los dogmas científicos establecidos: El poder. Y el poder siempre va de la mano de la jerarquía.

A ver, no nos perdamos: Las imágenes de un televisor no son más que la captación y decodificación de la información transportada por ondas electromagnéticas, originadas por un emisor.

Las Emociones Son La Interpretación de Nuestro Yo Profundo

Y del mismo modo, nuestras emociones y pensamientos son la interpretación de la energía que nuestra conciencia profunda emite, y que nuestro envoltorio temporal de carbono percibe en este plano de realidad.

Todo está relacionado: Esas vibraciones negativas bajas y lentas del miedo, la sumisión, la violencia y el odio, nos mantienen anclados a una existencia animal. Y nos impiden ascender en nuestra expansión, en nuestra evolución. El subconsciente colectivo jerárquico nos mantiene amarrados alMatrix proyectado por nuestros carceleros de la mente.

La Jerarquía, La Esclavitud de la Humanidad

Por esto desde que nos han sido impuestas las civilizaciones, hemos sido sometidos a las jerarquías. Es vital para ellos. Los carceleros de la mente necesitan las estructuras jerárquicas para mantener su poder. Sin las jerarquías, no podrían existir.

Y a su vez, nuestra aceptación inducida del subconsciente jerárquico (nos lo inculcan desde el nacimiento), nos impide evolucionar y escapar de él. Es un perverso círculo vicioso, la esencia del Matrix.

Esto te pueda parecer una fábula fantasiosa, una alucinación conspiranóica. Puedes creerla o no creerla. Y tienes el libre albedrio para aceptarlo o no, este es tu poder. No hablo de otra cosa: si crees, es real, si no crees, no existe. En este sutil punto radica la sencillez y complejidad del misterio del poder creador que habita nuestro ser.

La creencia de que somos débiles ovejas, y que hay que seguir al rebaño, es lo que nos mantiene como ovejas dentro del rebaño. Es la aceptación subconsciente de que somos un rebaño de ovejas, lo que nos convierte en animales domesticados. Somos lo que pensamos. No hay más secreto.

Nos han enseñado a creer que la verdad está en el exterior. Que la realidad es el reflejo en el espejo, en que proyectamos nuestro mundo interior. Y que la solución vendrá de él.

Nos han amaestrado a esperar que las respuestas lleguen del exterior. A que venga un nuevo líder, un maestro, un dirigente, una ideología o una religión a salvarnos. A abrazar la jerarquía. A desconectar de nuestro interior, de nuestra fuente de poder.

A inducirnos a actuar en las frecuencias del miedo y la violencia. A aceptar la jerarquía y seguir al rebaño. A romper el espejo esperando que cambie la realidad. Sin saber que ellos ya tienen preparado el próximo espejo, que será el mismo, porque no es más que una ilusión forjada por nuestra mente.

La historia nos muestra como, una y otra vez, hemos caído en la trampa de las guerras, la injusticia, el egoísmo y toda la infamia que conlleva la negatividad, el mal. Les hemos seguido el juego.

Y solo han cambiado los nombres, las innumerables etiquetas que nos han puesto delante para mantenernos enfrentados, siglo tras siglo, en una macabra representación.

A continuar aceptando el subconsciente colectivo jerárquico, vibrando en frecuencias bajas y lentas. Impidiendo, nosotros mismos, romper las cadenas que nos mantienen esclavizados en el plano de las bestias.

Es el brillante y maléfico plan urdido desde hace milenios por las élites gobernantes: ellos subconscientemente nos indican el cómo, pero somos nosotros quienes creamos el Matrix con nuestro convencimiento. Porque nos han enseñado en que creer: Son poderosos porque creemos que son poderosos. Su poder es nuestro regalo.

Y no me malinterpretes, no estoy diciendo que no hay que luchar, que hay abandonarse y dejarlos hacer, quedándonos apartados en una especie de retiro espiritual. Estoy diciendo todo lo contrario, que el juego y el adversario lo hemos de elegir nosotros.

La Verdad Está En Tu Interior

Tenemos el poder, somos los creadores. Sin nosotros este mundo no existe. Nada, ni ellos, pueden cambia eso. La ignorancia de este hecho es nuestro auténtico problema, que desaparecerá con eldespertar de la conciencia de la Humanidad. Uno a uno. Y después solo hay un enemigo, el miedo.

Y el miedo es una emoción, y como tal también la creamos nosotros. Es así de fácil, si tu único enemigo es el miedo, tu verdadera lucha está en tu interior. Cambia tu modo de pensar y de sentir y el mundo cambiará.

Hemos de arrancar los dogmas impuestos, los esquemas heredados, sus códigos y patrones. Hemos de liberarnos de los carceleros de la mente volviendo a pensar por nosotros mismos. Cada uno es un mundo, todos somos el Universo. Y hemos de volver a viajar con él, expandiendo nuestra conciencia hasta los límites que solo nosotros decidamos.

Y no esperes a que nadie te siga, es tu camino. Y aunque sea largo ya no importarán las circunstancias. Ellos habrán perdido su poder, y con cada paso irá apareciendo el futuro… ¡Toma, toma y toma, que bonito! Es que me subo a un pulpito y arraso, me hago de oro en cuatro días… esto también puedes borrarlo.

Total, que mucho cuento y mucha historia, pero yo me tengo que ir a recoger ciruelos. Ah, una última cosa, sea lo que sea, yo no he sido. Soy Xavier Arriarán de El Pensamiento Positivo, y tú no. Después del Subconsciente Jerárquico, te espero en el próximo artículo del Nuevo Despertar de la Concienciay a ser buenos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s