PALEOANTROPOLOGIA 1.0.

LA GRAN HISTORIA DE NUESTRA GALAXIA, Una lucha entre gigantes que han sido llamados dioses.

En el entorno de esta Gran Historia, si partimos de la documentación literaria o arqueológica, civilizaciones espaciales habrían librado un combate titánico entre ellas. En el remoto pasado de nuestra Humanidad, la Tierra habría sido el escenario de una lucha entre gigantes del espacio, que mas tarde fueron llamados “dioses”.

El ovnínologo británico, miembro de la cámara de los lores, Brinsley le Poer Trench dice: Da la impresión de que una operación gigantesca se desarrollo en diferentes planos en relación a nuestro planeta. Mi conclusión es que existirían como mínimo dos civilizaciones espaciales totalmente opuestas, y que están interesadas en nosotros. Esto pondría en evidencia una guerra en el cielo entre estos dos grupos de gigantes.

Franco Ossola en su obra Ovninología, teoría y hechos, escribe: Los arqueólogos espaciales no tienen ninguna duda: para nuestros antepasados la visión de seres celestes provenientes del cosmos ha sido algo común. En esos tiempos los dioses eran visibles y vivían con la Humanidad.

El mas importante de los textos védicos, el Rig Veda, narra que en el pasado los Dioses descendían regularmente sobre la Tierra. Pero cuando los terrestres se multiplicaron esas visitas fueron disminuyendo.

861ff3e09d23b39a5ea767041bc6ac2e LA GRAN HISTORIA DE NUESTRA GALAXIA, Una lucha entre gigantes que han sido llamados dioses. misterios, enigmas y ovni

Los investigadores soviéticos Alexandre Kasantsev, Modest Agrest y Viatcheslav Zaitsev han elaborado trabajos sobre los viejos textos y han realizado investigaciones sobre el terreno. Han llagado a la conclusión de la presencia en la Tierra en el pasado remoto de civilizaciones extraterrestres que han influenciado la evolución de la Humanidad. El celebre Constantin Tsiolkovsky, pionero de la astronáutica y convencido de que visitantes extraterrestres en el pasado de la Humanidad han existido realmente, se planteo que si otros han sido capaces de quebrar las cadenas de la gravitación de sus respectivos planetas, nosotros tan bien podríamos hacerlo. He aquí por qué Tsiolkovsky ha sido capaz de desarrollar una tecnología avanzada que ha permitido más tarde lanzar el primer Spupnik soviético. Pero Tsiolkovsky fue todavía más lejos . En su libro los sueños y la realidad el prevé que en la segunda mitad del siglo XX, civilizaciones del espacio utilizaran, entre otros, métodos de inducción psicológica para influenciar a la Humanidad. Y esta es justamente una expresión en la cual se manifiesta el fenómeno.

2f79902c97787170cd7deb43d8e6d70c LA GRAN HISTORIA DE NUESTRA GALAXIA, Una lucha entre gigantes que han sido llamados dioses. misterios, enigmas y ovni
Documentos literarios y arqueológicos muestran una lucha titánica entre civilizaciones de extraterrestres en nuestro planeta. Los textos hindúes Ramayana y Mahabbarata hablan de los Vimanas, aparatos voladores. Los hombres de los Vimanas, se dice, que eran capaces de viajar por los aires a grandes distancias y en un tiempo breve. Y también: Danava, el disco destructor, disponiendo de armas espantosas era capaz de destruir las ciudades. Gurkha, a bordo de su vimana de gran potencia lanzo sobre la ciudad un proyectil cargado con la potencia del Universo. Una luz igual a diez mil soles se elevo en el cielo. Los cadáveres que resultaron del fuego eran irreconocibles. Los cabellos y las uñas se les caían, las plumas de los pájaros tomaban el color blanco, los alimentos eran malsanos…. Estos efectos nos recuerdan a Hiroshima y Nagasaky.
779a1c9dfcd3ce0b35004653a5628f6e LA GRAN HISTORIA DE NUESTRA GALAXIA, Una lucha entre gigantes que han sido llamados dioses. misterios, enigmas y ovni
A este propósito Sir Frederick Seddy, químico y físico británico, premio Nobel en 1921 en su libro sobre la interpretación del radium dice: Yo pienso que han existido en nuestro pasado civilizaciones que han conocido la energía atómica y que una utilización errónea de la misma los a conducido a la total destrucción. El pensaba tan bien que nuestro planeta había sido visitado en el pasado por civilizaciones del espacio.
74cd47f0a8ada235a4c5c75196638f04 LA GRAN HISTORIA DE NUESTRA GALAXIA, Una lucha entre gigantes que han sido llamados dioses. misterios, enigmas y ovni
David W. Davenport, arqueólogo de origen ingles, experto en sánscrito y en los antiguos textos védicos ha efectuado durante años investigaciones en Mohenjo-Daro, lugar arqueológico de Pakistán. Su conclusión es que la ciudad fue destruida hace 4000 años por una explosión atómica. Los textos védicos, muestran que en el pasado han sido utilizadas armas muy sofisticadas… tecnologías a nivel de energías de tipo atómico.
0f3f886ad5b65a4e1aae6857a343e23d LA GRAN HISTORIA DE NUESTRA GALAXIA, Una lucha entre gigantes que han sido llamados dioses. misterios, enigmas y ovni
El antropólogo norteamericano Roger Wescott dice en su obra The Divine Animal: Yo pienso que los extraterrestres han vivido con los Hombres como instructores y orientadores hasta la era Neolítica… Después cuando el desarrollo de la agricultura permitió a nuestros antecesores conquistar la riqueza y multiplicarse… los instructores cósmicos se retiraron manteniendo solamente ciertas bases ocultas.
Conviene resaltar que existen diferentes tipos de civilizaciones espaciales: algunas pacificas, otras agresivas. He aquí por qué es necesario hablar de una lucha titánica entre gigantes que mas tarde fueron llamados dioses.
Salvador Freixedo, ovnílogo español de primer orden, realizó un trabajo en profundidad sobre ese personaje del Éxodo llamado Jehová. En su libro Israel pueblo-contacto llega a la conclusión de que Jehová no es ningún dios sino el jefe de una raza agresiva de extraterrestres que han sometido y tiranizado al pueblo judío.

¿CUÁL ES EL ORIGEN DE LA HUMANIDAD?

La educación (los conocimientos) que recibimos desde pequeños es inadecuada e inexacta, dicho más claramente, casi todo es mentira, pues se nos ocultan muchas cosas, sobre todo sobre nuestros orígenes como humanidad. 

Por ejemplo, la historia de los Anunnaki y los primeros seres humanos, una de las mas interesantes sobre la historia de la humanidad.

La Historia y la arqueología oficiales enseñan muy poco acerca de la civilización sumeria y sólo se mencionas cosas muy generales, como que fue la primera civilización y ahí nacieron la agricultura y la ganadería, pero ¿enseñan a fondo sobre su religión o sus dioses? ¡No!

Sin embargo, esa información se puede encontrar en bibliotecas, o internet, si  eres analítico e investigador te asombrará la cantidad de información que existe sobre lo que aquí menciono. 

LA CIVILIZACIÓN SUMERIA

El imperio sumerio fue el primer imperio oficial, hace mas de 10 mil años.

En las tablillas de barro encontradas en Nínive y otros lugares de Mesopotamia, interpretadas por Zecharia Sitchin en su gran mayoría, los sumerios dejaron registrada la historia de que sus creadores eran los anunnaki, una Raza Reptiliana extraterrestre proveniente de Nibiru, el décimo planeta del sistema solar.

Clay tablet with Sumerian cuneiform script lis...
Clay tablet with Sumerian cuneiform script listing gods in order of seniority, 2400-2200 BC (Photo credit: Wikipedia)

LOS ANUNNAKI BUSCABAN ORO

Los Anunnaki, que significa “los que del cielo bajaron”, vinieron a buscar oro porque lo necesitaban para reconstituir la atmósfera en su planeta, según las traducciones; pero tal vez también les era necesario por la electricidad, ya que el oro, el metal mas perfecto, es un excelente transportador de energía electromagnética.

CREACIÓN DEL HOMO SAPIENS

Los anunnaki necesitaban trabajadores para la extracción del oro, por lo que Enki y Ninhursag crearon una raza esclava dando genéticamente un salto evolutivo a los homínidos predecesores del Homo sapiens.

Después, por la razón que fuera, tuvieron que irse para su planeta y decidieron dejar una raza “superior” al mando, así que mezclaron su ADN reptil con el ADN de los homínidos que ya habían mutado como esclavos en África y crearon al Homo sapiens, pero también dejando a sus descendientes mas directos no mezclados (o poco mezclados) con humanos, que vendría a ser la élite que gobierna al mundo hasta el día de hoy (según algunas teorías).

En los mitos de todas las culturas ancestrales, nos encontramos con la misma historia:

Algunos seres “brillantes”  (en la mayoría de los mitos son seres en forma de serpiente) bajan del cielo, nos crean, viven con nosotros, nos enseñan a crear herramienta, el uso del fuego, la agricultura y ganadería, fitoterapia (curación con hierbas medicinales), alfarería, tejido, construcción, astronomía, matemáticas, y varias artesanías y después  estos seres creadores deciden marcharse (o esconderse de los humanos) y ya no los volvemos a ver (al menos no como antes).

 En la Biblia Yahvéh (otro extraterrestre -¿Enlil que se “pirateó” el crédito?) creó a Adán y Eva en el jardín del Edén, ellos podían verlo hasta que llego la serpiente parlante (Enki) que indujo a Eva a comer el fruto  del árbol del conocimiento, simbolizado por la manzana ¿alegoría de que Enki aumentó el cerebro de Eva y luego el de Adán?  la serpiente primero tentó a Eva y ésta a Adán; científicamente, la “Eva Primigenia” encontrada por los genetistas en África es más antigua que el Adán cromosómico.

EL CONOCIMIENTO

Yahvé les dijo que podían comer de cualquier árbol del Edén, menos de ese ¿por qué ese misterio? puede ser una historia simbólica de que los extraterrestres no querían que tuviéramos el mismo conocimiento que ellos, en el Popol Vuh se menciona que los dioses creadores no querían que los humanos se parecieran tanto a ellos en cuanto a conocimiento.

 

LOS MITOS DE LA SERPIENTE

Según la Biblia, la serpiente tentó a  Eva para que probara la manzana del árbol del conocimiento. Según lo traducido e interpretado por Sitchin, supuestamente eso ocurrió con nuevas modificaciones genéticas que hicieron Enki y Ninhursag  en el cerebro de los homínidos, para convertirlos en Homo sapiens, para que ella y Adán fueran tan sabios como los dioses (extraterrestres) que los crearon y ese era el temor de Enlil y otros anunnaki, como ya vimos arriba.

Otra versión es que Enki hizo a sus mutantes capaces de procrear por sí mismos, pues anteriormente eso no era posible.

Una versión (que no estoy segura sea de Sitchin) dice que Enki y/u otros anunnaki se aparearon con hembras humanas y tuvieron descendencia (eso está en la Biblia, cuando los hijos de los dioses se mezclaron con las hijas de los hombres y se les llamó “ángeles caídos”)

 

 

 

¿LA SERPIENTE (ENKI) ERA BUENA O MALA?

Los aztecas tienen su dios bueno Quetzalcóatl,  la serpiente emplumada (que vuela, como dragón), que les impartió muchos conocimientos culturales y religiosos y prohibió los sacrificios humanos.

En China adoran a los dragones (dragón: reptil volador que arroja fuego).

Algunas tribus africanas afirman descender de dioses serpientes, lo mismo que varias tribus indígenas australianas, norteamericanas, europeas etc.

 

MISMO MITO DE LA CREACIÓN  EN TODAS LAS CULTURAS

En todas las culturas antiguas del mundo se cuenta la misma historia, la pregunta sería ¿por qué?, según antropólogos e historiadores los mitos son formas ingenuas de nuestros antepasados de explicarse el mundo, según la real academia de la lengua española un mito es:

“Narración maravillosa situada fuera del tiempo histórico y protagonizada por personajes de carácter divino o heroico. con frecuencia interpreta el origen del mundo o grandes acontecimientos de la humanidad”.

también:

“fábula, ficción alegórica, especialmente en materia religiosa…”

y en cuanto a leyenda…: “relación de sucesos que tienen más de tradicionales o maravillosos que de históricos o verdaderos”.

PERO LA PREGUNTA SIGUE. ¿POR QUÉ los mitos de la creación en todo el mundo son similares? ¿no será que nuestros antepasados no eran tan ingenuos, no se inventaron los  mitos de la creación y solamente narraron lo que les enseñaron sus dioses o lo que los humanos mismos vivieron y transmitieron oralmente de generación en generación?

LOS ANUNNAKI Y LA ENEMISTAD DE DOS HERMANOS

Enlil with his wife, Ninlil
Enlil with his wife, Ninlil (Photo credit: Wikipedia)

Aquí hay que hacer algunas aclaraciones, según Zecharia Sitchin, en sus libros de “Crónicas de la Tierra”, el “dios” (extraterrestre) principal era Anu y tenía dos hijos peleándose por el poder:

Enki, su primogénito, pero no hijo del matrimonio con su hermana, sino hijo de otra “esposa” de origen reptiliano, por lo tanto era mestizo de un extraterrestre con apariencia de humano y de una reptiliana, con apariencia de serpiente y no era considerado como el verdadero sucesor de Anu y, por lo tanto, del poder, y

Enlil, hijo nacido después, pero era descendiente de Anu y su hermana y esposa legítima, por lo tanto Enlil era considerado el legítimo heredero de Anu.  Esto generó una enorme enemistad entreEnki (el reptiliano) y Enlil.

Te comparto aquí un video sobre el primer ser humano, no estoy muy segura de que esté basado totalmente en lo escrito por Zecharia Sitchin, si quieres comprobarlo de la fuente, lee sus libros.

ENKY Y LOS REPTILIANOS BUENOS Y MALOS

Enki as portrayed in various cylinder seals, B...
Enki as portrayed in various cylinder seals, British Museum (Photo credit: Wikipedia)

Ahora bien, quien nos creó o mutó genéticamente para hacernos humanos fue Enki (junto con Ninhursag, diosa también conocida como Mam) y se supone que él mismo fue el dios/extraterrestre que avisó del Diluvio a Utnapishtim (equivalente sumerio de Noé), al mismo Noé y a muchos otros humanos en los diferentes pueblos ancestrales que existían en la época ¿fue eso malo para los humanos? no.

Además debemos tomar en cuenta de que así como hay reptilianos “malos” (que hacen daño a los humanos) también los hay “buenos” (que nos ayudan), lo mismo se puede decir de los otros extraterrestres.

En resumen, la respuesta a la pregunta de si Enki fue bueno o malo para los humanos no es simple; en primer lugar él nos convirtió en humanos (Homo sapiens) mutándonos a partir de los homínidos de África, posiblemente del Homo erectus o quizá, en etapas sucesivas, desde los Australopitecus, pasando por todos los homínidos que los evolucionistas reconocen como nuestros ancestros.

  • Su objetivo era crear esclavos: malo para nosotros
  • En algún momento y en contra de los deseos de su hermano Enlil, nos dio mayor capacidad cerebral, convirtiéndonos en Homo sapiens: bueno para nosotros.
  • Cuando ocurrió el Diluvio Universal, avisó a varios seres elegidos por él para salvarlos: bueno para nosotros.
  • Según la mitología mundial (con excepción de la Biblia, que dice lo contrario) el dios serpiente (Enki) nos dio la cultura y nos enseñó: bueno para nosotros.

La conclusión final de si Enki/serpiente es bueno o malo, depende de cada quién.  Sin embargo debo recalcar que Enki no es el único extraterrestre reptiliano y que entre los reptilianos hay buenos y malos.

LOS DIOSES QUE BAJARON DE SIRIO

El reciente descubrimiento de que Sirio es, en verdad, un sistema estelar triple, está levantando todo tipo de controversias. Y es que, lo que nuestra astronomía acaba de reconocer, era ya sabido por pueblos antiguos como los egipcios o la tribu de los dogones en Malí. Y lo sabían, al parecer, porque un día descendieron unos “dioses instructores” de ese sistema y se lo contaron.

La noticia nos sobrecogió. Dos investigadores franceses, D. Benest y J.L.Duvent, hacían público hace escasas semanas el resultado de sus últimas investigaciones en torno a la estrella, la más brillante del firmamento y ubicada a unos 8,7 años luz de la Tierra.

Según sus conclusiones Sirio es, en verdad, un sistema estelar formado por tres estrellas y no por dos, como desde mediados del siglo pasado asegura nuestra astronomía; y lo pudieron averiguar al estudiar con detenimiento las variaciones en la órbita del sistema de Sirio desde 1862 hasta nuestros días, lo que les llevó a pensar que un tercer cuerpo estelar estaba influyendo en su recorrido.

Benest y Duvent dedujeron, además, que la nueva Sirio C es una enana roja, una clase de estrella quinientas veces menos masiva que el Sol y muy poco brillante, para cuyo descubrimiento óptico – que todavía no se ha confirmado – será necesario utilizar los más potentes telescopios en un futuro inmediato.

Pero lo que realmente nos sobrecogió de la noticia fue que la conclusión a la que han llegado estos dos investigadores galos recientemente, era ya de sobra conocida por algunos de los pueblos más antiguos de África, como los egipcios y los dogones. Estos últimos, que actualmente viven en la planicie de Bandiagara, en las montañas Hambori de Mali veneran desde tiempos inmemoriales a la estrella Sirio a la que parecen conocer hasta en sus detalles más íntimos.

En 1931 el antropólogo francés Marcel Griaule visitó por primera vez a esta tribu, descubriendo que en sus tradiciones más sagradas y secretas se hablaba de una estrella compañera de Sirio, a la que llamaban Po Tolo, y de la que sabían que tarda cincuenta años en completar una órbita en torno a ésta y que, además, es extraordinariamente densa, lo que es rigurosamente cierto. Por si esto fuera poco, los dogones sabían de la existencia una tercera estrella a la que llaman Emme Ya (y que corresponde a la recién descubierta Sirio C), de la que dicen es “cuatro veces más ligera que Po Tolo aunque que tarda el mismo tiempo que ésta en completar su órbita alrededor de Sirio A.

Aquellos conocimientos, que Griaule completó quince años más tarde con otras investigaciones de campo que realizó junto a la etnóloga Cermaine Dieterlen, fueron considerados en principio pura mitología; pero aún con todo, en medios académicos, escépticos como E.C. Krupp, director del Observatorio Criffith de Los Ángeles y uno de los mas reconocidos especialistas mundiales en arqueoastronomía, reconocieron que – además de su conocimiento sobre Sirio – era difícil explicar cómo conocían también los anillos de Saturno o las cuatro lunas galileas de Júpiter, descubiertas por Galileo Galilei siglos después de que los dogones hablasen de ellas, gracias a su primer telescopio.

LOS ORIGENES DEL SABER

Además de los dogones, otros pueblos vecinos como los Bambara, los Bozo de Segu y los Miniaka de Kutiala, comparten desde tiempos inmemoriales idénticos conocimientos sobre Sirio, en torno a cuyo sistema gira buena parte de la vida ritual de estas gentes. Cada cincuenta años, por ejemplo, y cumpliendo estrictamente con el “ciclo u órbita de Sirio B alrededor de Sirio A, estas tribus celebran sus ritos de renovación a los que llaman Fiestas Sigui, en honor a Sigui Tolo que es como conocen a Sirio A. Es entonces cuando elaboran complejas máscaras de madera para celebrar la entrada del nuevo ciclo, que después almacenan en un lugar sagrado y donde los arqueólogos han podido encontrar piezas que datan, al menos, del siglo XV.  Ahora bien, ¿de dónde obtuvieron los dogones en ‚ época tan remota sus precisos conocimientos astronómicos?

Griaule y Dieterlen prefirieron limitarse a describir aquello que les fue transmitido por los dogon, o jefes de cada pueblo iniciados en el secreto de Sirio, sin hacer una valoración de sus hallazgos. Pero en 1970Cenevieve Calame-Griaule publicó en un libro que tituló Génesis Negro, algunas de las notas que su padre Marcel no se atrevió a dar a la luz. En ellas se describía como los dogones creían en un dios hacedor del Universo al que llaman Amma, que mandó a nuestro planeta a un dios menor, al que conocen como Nommo, para que sembrara la vida aquí. Nommo descendió a la Tierra y trajo semillas de plantas – describe una de las tradiciones recogidas por Griaule de boca de un dogon llamado Ogotemmeli -, que habían ya crecido en campos celestes… Después de crear la Tierra, las plantas y los animales, Nommo creó a la primera pareja de humanos, de los que más tarde surgirían ocho ancestros humanos, que vivieron hasta edades increíbles.

LA CONEXION EGIPCIA

De Nommo, los dogones dicen también que era una criatura anfibia – probablemente muy parecida al dios babilónico Oannes -, y que regresó al cielo en un arca roja como el fuego después de cumplir con su tarea. Pues bien, con todos estos datos, en 1976 Robert K.C. Temple, un lingüista norteamericano miembro de la Royal Astronomical Society británica y afincado en Londres, publicó un osado libro que tituló El Misterio de Sirio, en el que aventuró que Nommo fue un extraterrestre que dejó en la Tierra, hace entre siete y diez mil años, toda clase de pistas sobre su origen estelar. “Cualquier otra interpretación de las citadas pruebas no tendría sentido, concluyó Temple. Y quizás no le faltase razón, pues sus argumentos, lejos de haber sido refutados con el tiempo, se ven reforzados por descubrimientos como el de Sirio Cque ya anunció en su obra hace casi veinte años.

Pero el conocimiento del sistema triple de Sirio no fue patrimonio exclusivo de los dogones y de los pueblos vecinos, lo cual nos obliga a abrir aún más el radio de esa supuesta influencia extraterrestre en el pasado. Los antiguos egipcios, por ejemplo, mostraban una gran veneración hacia la “estrella del Perro” o Sirio, que se encuentra en la constelación del Can Mayor. Fue sir Norman Lockyer, astrónomo británico fundador de la revista Nature, el primero en darse cuenta de que muchos templos egipcios estaban alineados hacia Sirio, cuya aparición y desaparición en los cielos sirvió como base a uno de los dos calendarios usados en Egipto. El primero de ellos era de uso popular y de escasa complejidad matemática estableciendo la duración del año en 365 días exactos, pero el basado en Sirio además de servir para fechar cuestiones sagradas y dinásticas, se fundamentaba en observaciones astronómicas extraordinariamente precisas y establecía la duración del año en 365,25 días.

Se comprobó, por ejemplo, cómo muchos de los templos egipcios, orientados hacia el sol naciente (lo que dio pie a que los arqueólogos especulasen con la existencia de una religión solar), estaban flanqueados por dos obeliscos que, ubicados en un lugar previamente determinado, servían a los sacerdotes para ver sobre la línea del horizonte por donde salía el sol a lo largo del año, pudiendo marcar así el inicio de los solsticios de verano e invierno.

Aquel control del Sol sirvió a los egipcios para comprobar que había un día en el que Sirio y el Sol salían por el mismo punto.

Comprobaron igualmente que cada cuatro añosSirio se retrasaba un día en acudir a su cita, lo que originó el ciclo de Sirio o sóthico en honor de la diosa Isiso Sothis que se cumplía cada 1460 años; es decir, pasado ese periodo de tiempo el calendario sóthico y el vulgar volvían a coincidir al inicio del año nuevo (1460 años X 0,25 días de error = 365 días).

Este calendario sóthico ha permitido fechar con precisión acontecimientos que sucedieron 43 siglos antes de Cristo, lo cual demuestra que hace ya más de cuatro mil años los egipcios conocían estos ciclos.

¿Cuándo, pues, hicieron ‚ éstos sus observaciones de Sirio para establecer su calendario? ¿Acaso fue este un conocimiento llegado por los mismos dioses delos dogones y una nueva pista sobre su origen? La identificación de Sirio con la diosa Isis (la Señora de los Dos Fuegos), refiriéndose a sus dos estrellas más grandes, A y B, fue confirmada hace ya varias décadas por los estudiosos Otto Neugebauer y Richard Parker. Lo que nunca supieron interpretar fue el por qué‚ en la iconografía egipcia Isis iba a menudo acompañada de las diosas Anukis y Satis, que ahora, desde luego, pueden entenderse como Sirio B ySirio C.

Otra clave simbólica puede tener que ver con Osiris, mitológicamente hermano y compañero de Isis y encarnación de la Tierra, cuyo nombre en jeroglífico es representado frecuentemente como un ojo sobre o bajo un trono, lo que podría dar lugar a pensar en la rotación de nuestro planeta (y, por ende, de todo el sistema solar) en torno a Sirio. No en vano Kant definió a Sirio como “el Sol de nuestro Sol”, hipótesis que llevó a muchos astrónomos decimonónicos a establecer la distancia entre Sirio y nosotros como “unidad astronómica. Y lo chocante es que los dogones conocían a Sirio A también como la “estrella sentada”. ¿Simple casualidad?

LAS PIRÁMIDES APUNTAN AL CIELO

A ella no puede, desde luego, recurrirse cuando se averigua – como hizo el astroarqueólogo ruso Vladimir Rubtsov – que el antiguo vocablo iranio que se usaba para referirse a Sirio era Tistrya, palabra que se origina en el vocablo sánscrito Tri-Stri, y que significa tres estrellas! Es decir, que el conocimiento de que Sirio es un sistema estelar triple fue casi universal en nuestro más remoto pasado. ¿Pero por qué? ¿Quién difundió semejante “secreto”? Los egipcios posiblemente hicieron evidente ese secreto en la meseta de Giza, junto a El Cairo, precisamente gracias a las tres monumentales pirámides que allí pueden contemplarse. No en vano cada día somos más quienes creemos que la Gran Pirámide fue en verdad un templo – y no una tumba – dedicado a Isis, la diosa que encarna a Sirio A, y en cuyas medidas y proporciones fundamentales se encuentran encerrados saberes relacionados con el monumento original de la pirámide de Micerinos, antaño cubierta por losas de granito de este color.

Por la misma regla de tres, la ciencia algún día podría llegar a comprobar que las tres pequeñas pirámides satélite que hay junto a la de Keops representan tres planetas junto a Sirio A, al igual que las otras tres pirámides menores que flanquean a Micerinos (Sirio C). Curiosamente esta disposición no sitúa ninguna pirámide menor junto a Kefrén, quizá por lo que los astrónomos ya saben: el enorme peso gravitacional de Sirio B hace imposible que ningún planeta orbite en torno suyo sin ser fatalmente atraído hacia la estrella.

PiramidesPortada

Frente a esta hipótesis, en el último año se ha acuñado otra no menos interesante. En 1994 los investigadores Robert Bauval y Adrian Gilbert hacían público que tres de los cuatro canales de ventilación de la Gran Pirámide estuvieron orientados hacia estrellas concretas. Así el canal norte de la cámara del Rey miró hacia Alpha Draconis, el canal norte de la cámara de la Reina hacia la estrella más baja del cinturón de Orión (las tres estrellas centrales de la constelación) , y el canal sur de esta misma cámara hacia Sirio.

Su particular “descubrimiento” les llevó a formular su aventurada “teoría de la correlación con Orión” de la que se desprende que las pirámides de Giza son una réplica exacta del cinturón de Orión y que el Nilo así como el resto de pirámides egipcias ocupan los lugares correlativos a la Vía Láctea y otras estrellas importantes.

Pero hay más. La orientación de los canales de la Gran Pirámide corresponde – según Bauval y Gilbert – a la posición de las tres estrellas citadas en el 2450 a.C” aunque la ubicación de las pirámides marca el lugar del cénit donde estuvo Orión en el 10450 a.C.

UNA ESTRELLA FASCINANTE

Lo que proponen ambos investigadores para explicar esta diferencia cronológica es que, si bien la Gran Pirámide fue erigida en el 2450 a.C. (perpetuando así la falsa tesis arqueológica oficial de que fue construida por Keops), en cambio conmemoran un acontecimiento remoto que tuvo lugar en el 10450 a.C. Pero, ¿cual? Independientemente de cual de las dos hipótesis para la disposición de las pirámides de Giza est‚ más próxima a la verdad, lo cierto es que la vinculación de Sirio y Orión, al menos desde un punto de vista astronómico, es innegable, pues los egipcios sabían que Orión se perdía tras el horizonte una hora antes que Sirio, lo que sirvió de referencia también para el establecimiento del calendario sóthico.

En definitiva, pese a toda la evidencia expuesta, los historiadores prefieren seguir ignorando el porqué de la fascinación que ejerció sobre los egipcios (y sobre otros pueblos tan alejados de ellos como chinos o dogones) la estrella Sirio, aunque todos ellos se esforzaron en aclararnos estas dudas en sus templos y mitos: sus “dioses instructores” descendieron un día lejano de aquel sistema triple y habitaron quizá entre nuestros antepasados.

 

Si Ud. está planeando asistir al Encuentro Anual de la Sociedad de Física a llevarse a cabo este sábado en Illionis, EE.UU., quizás se lleve una sorpresa con uno de los disertantes. El físico Dr. John Brandenburg presentará su teoría sobre una ancestral civilización en Marte que fue borrada de la faz del planeta por un ataque nuclear de otra raza extraterrestre.

Según la teoría del Dr Brandenburg , los antiguos marcianos conocidos como cydonianos y utopianos fueron masacrados en el ataque —y la evidencia de este genocidio puede ser vista hoy en día. Ya en 2011 el científico había postulado que el color rojo de Marte podía deberse a una explosión termonuclear natural: «La superficie marciana está cubierta con una fina capa de substancias radiactivas, incluyendo uranio, torio y potasio radiactivo —y este patrón irradia de un punto caliente de Marte», declaró.

«Una explosión nuclear pudo haber enviado todos estos desechos alrededor del planeta». Desde entonces, Brandenburg ha avanzado en su teoría al punto que ha descartado que pueda deberse a una explosión natural. En su lugar, propone que fue el acto premeditado de una raza alienígena inteligente. La conclusión de su último ensayo dice que los isotopos nucleares en la atmósfera se asemejan a los de una bomba de hidrógeno, «quizás lanzada desde el espacio en un ataque nuclear a Marte».

Esto estaría respaldado por los datos sobre la alta concentración de Xenon-129 de la atmósfera marciana, y el uranio y torio de la superficie, recogidos por la nave de la NASA Mars Odyssey. Previamente, los científicos han apuntado que la presencia de estos elementos no es para sorprenderse debido a que son elementos naturales que se encuentran en todos lados.

Sin embargo, el Dr Brandenburg es reacio a tales argumentos y asegura que son los remanentes de al menos dos explosiones nucleares sobre la superficie. El físico expondrá su teoría mañana bajo el nombre de «Evidencia de Explosiones Termonucleares Masivas en el Pasado de Marte, la Hipótesis Cydoniana, y la Paradoja de Fermi». Asimismo, también publicará un artículo en las revistas científicas Journal of Cosmology y Astroparticle Physics.

Batallas Nucleares

La teoría a exponer se basa en que Marte tuvo alguna vez un clima parecido al de la Tierra, con vida animal y vegetal, y una civilización inteligente tan avanzada como los antiguos egipcios del planeta vecino.

mars-nuclear-e1416604117986

Esto último se basa en el análisis de dos regiones, una es Cydonia Mensae, donde se encontrarían una serie de estructuras piramidales junto con la famosa y tan debunkeada Cara de Marte. De acuerdo al Dr Brandenburg esta sería una construcción hecha por la ancestral civilización marciana.

La otra región sería la de Galaxias Chaos. «Las últimas imágenes de los orbitadores y robots en Marte muestran fuerte evidencia de objetos arqueológicos erosionados», destaca el científico en una declaración previa a su presentación mañana.

El Dr Brandenburg sostiene que su teoría podría explicar la Paradoja de Fermi —la contradicción entre las estimaciones que afirman que hay una alta probabilidad de existencia de civilizaciones inteligentes en el universo, y la ausencia de evidencia de dichas civilizaciones. Además, el científico cree que debemos preparar cuanto antes una misión tripulada a Marte para averiguar lo que realmente ocurrió en el pasado. «Providencialmente, estamos advertidos ya sobre este posible aspecto del cosmos».

mars-nuclear3-e1416604252523
Cara de Marte, región de Cydonia.

No se puede negar que, prejuicios antropocentristas ortodoxos aparte, la teoría de Brandenburg suena más que interesante. Antiguos escritos hindúes nos hablan sobre batallas nucleares entre los «dioses» en el remoto pasado, e incluso se ha encontrado evidencia en nuestro propio planeta que sugieren la presencia de este tipo de armas en el pasado (e.g. Mohenjo-Daro). Desde luego, también puede ser la proyección del temor de la humanidad a su propia autodestrucción en un apocalipsis nuclear…

 

El comienzo del gran encubrimiento de la historia del Hombre

En 1881, el congreso de los Estados Unidos le dio $5000 a la Institución Smithsoniana para que condujera excavaciones arqueológicas de la conducta relacionada a los Constructores de Montículos prehistóricos y a los mismos montículos prehistóricos. El Sr. Wills de Haas de Wheeling, West Virginia, fue puesto a cargo del proyecto. El Sr. De Haas, quien ha estudiado el Montículo Grave Creek en Moundsville, West Virginia, renunció después de un año. El fue reemplazado por Cyrus Thomas y el proyecto continuó hasta 1890.
El fin de las exploraciones a los montículos era resolver la pregunta de quienes fueron los Constructores.
¿Fueron ellos una antigua raza desaparecida, como creen muchos estudiosos o fueron los ancestros de los indios americanos?
Para la terminación del proyecto en 1890, más de 2000 montículos y terraplenes habían sido estudiados en el este de los Estados Unidos.
Aproximadamente 100 de éstos estaban en el Valle de Kanawha.
En 1894, Cyrus Thomas publicó su libro, Reporte sobre las Exploraciones de Montículos de la Oficina de Etnología y probó que los Constructores de Montículos no fueron una raza desaparecida, sino que fueron los ancestros de los Indios Americanos. Este fue el nacimiento de la Arqueología moderna Americana, y el lugar de nacimiento americano del Gran Encubrimiento de la Raza Perdida…
Una vez, la pregunta sobre la identidad de los Constructores de Montículos fue dirigida lejos de cualquier otra cultura avanzada pre-existente, los arqueólogos, entonces, ciegamente enfocaron ocultamente toda su atención en rastrear el desarrollo de la cultura India Norteamericana.
“Por los 1880s, los establecimientos que gobernaban la cristiandad temían la misma palabra ‘arqueólogo’. Y así, las excavaciones arqueológicas fueron conducidas bajo estricto control, y sus financiamiento y empresas tenían que ser aprobadas por autoridades nuevamente designadas.”
“Uno de éstos, el Financiamiento de la Exploración de Egipto fue establecida en Gran Bretaña en 1891, y en la muy primera página de su memorándum y Artículos de la Asociación es indicado que el objetivo del Financiamiento es para promover trabajos de excavación “para el propósito de elucidar o ilustrar la narrativa del Antiguo Testamento”.
“En fin, esto significó que si se encontraba algo que pudiera utilizarse para apoyar las enseñanzas de las escrituras, entonces nosotros (el público) sería informado. Cualquier cosa que no apoyara la interpretación de la Biblia de la Iglesia no estaba destinada a ver la luz en el dominio público.”
LOS KURGANOS
Los Kurganos son un pueblo ‘Más temprano’ que los egipcios faraónicos y los babilonios.
Kurgano significa “Constructor de Montículo”. En la lengua Larva, KUR, – significa “montículo, colina”, lo que corresponde al Sumerio KUR.MA “una estrella que se levanta”, todo con la misma raíz básica KUR- “colina, montículo” como en KURgan. El significado ruso y turco significando que es ‘túmulo o colina’ o ‘montículo artificial’.
Garija Gimbutas escribe que los Kurgans Yamnaya (o cultura de Hoyo-de-Sepulcro), aparentemente comenzó sus migraciones en el Sur de Rusia y las estepas ucranianas en el Mar Negro, llegando a Anatolia y  a través de los Balcanes y Grecia, a través del Cáucaso y luego hacia el este, a Asia Central y hacia el sur a Irán.
Estas migraciones explicarían todas las culturas de tumbas-montículos que conocemos, incluso aquellas que emergen en China (a través de los Tocharianos) y en el Valle de Indus aproximadamente por ese tiempo.
Se trasladaron los Kurganos a causa de la Inundación?
¿Fue esta fecha 5500 AC en el tiempo de la Inmersión de la Plataforma del Mar Negro?
¿Eran éstas las gentes en ese entonces conocidos como los sumerios en Mesopotamia quienes trajeron hacia el sur los túmulos de montículos, conduciendo a la construcción de los ziggurats (es decir, tierra horneada en vez de puros montículos de tierra) y después la construcción de las pirámides de piedra (donde los constructores de montículos perfeccionaron su sistema?)
Los templos iniciales del Egipto faraónico fueron hechos de “ladrillos de lodo” (como en Mesopotamia), mientras que la construcción en piedra vino después de esto, “mimetizando” el mismo estilo de construcción arquitectónica que fue previamente usado para la construcción en ladrillos de fango. Este hecho condujo al egiptólogo Walter Emery a concluir que la cultura egipcia faraónica remontaba su origen hacia atrás a una gente inmigrante, quizás del sur de Mesopotamia.
Los Kurganos nos suministran con una gente “ANTERIOR” que enterraba a sus muertos de una manera que debe ser reconocida como precursores técnicos de los más tardíos montículos de entierro de Babilonia y Egipto, una gente de Europa.
DESPERTANDO DE UN PROFUNDO SUEÑO
…¿Serán los liranos, sirios y Anunnaki los Mismos?
Si, de hecho, nos referimos a los liranos y sirios como los Anunnaki, entonces, Enlil y Enki serían equivalentes a liranos y sirios An Una Ki = An + (A)na + Ki = Dios + Diosa + Tierra = dioses y diosas de la Tierra = gobernantes masculinos y femeninos de la Tierra.
En El Prisma de Lira (The Prism of Lyra), los sirios (Enki) son representados como interfiriendo con los planes de un grupo de Lira (Enlil), que estaban tratando de crear una especie que no debía tener conocimiento del bien y el mal.
El Prisma de Lira afirma que los liranos y los sirios, quienes habían trabajado juntos en la creación de los humanos, los trabajadores primitivos, discrepaban filosóficamente en cuanto a su creación. Mientras los liranos (Enlil) querían crear a una especie desprovista del conocimiento de la polaridad – o del “bien” y el “mal” – los sirios (Enki) vieron que los humanos no podrían evolucionar espiritualmente sin este conocimiento.
Royal y el Priest señalan que Enki, en los textos sumerios, es a veces representado como una serpiente – una malvada serpiente – y que quizás este fue complot de los Liranos para evitar que la humanidad siguiera las instrucciones de los sirios, quienes estaban tratando de ayudar a la humanidad. La aristocracia y el sacerdocio implicaban que fue el grupo de sirio (Enki, Serpiente, Satán) quien animó a Adán y a Eva a comer del árbol del conocimiento en la historia del Jardín de Edén, según lo contenido en la Biblia.
Los sirios (Enki) pudieran, por lo menos, haber estado temporalmente coartados por los Liranos (Enlil) en el Jardín de Edén, pero parece que los sirios (Enki) se rieron de último.
Según El Prisma de Lira, el grupo de sirio insertó un latente código de ADN en los humanos:
El código es accionado por una vibración en aceleración que ocurre cuando una civilización comienza a evolucionar espiritualmente. Al acelerarse la Tierra hacia la auto-conciencia y la cuarta densidad, (lo cual está ocurriendo actualmente), el código se activa. Una vez activado, la raza humana desarrolla su visión limitada como una bovina, hasta la expansión de que ‘Todo lo que ES o Existe’ se vuelve visible.
EL PLANETA X y MARDUK
La Leyenda de Marduk
El Rey de Marduk se llamaba Annu. (An/Ana, Conexión Melliza, es decir, Osiris e Isis).
Un cuerpo gobernante fue formado, más adelante conocido como El Consejo de los Doce (seis de Lira y seis de sirio).
A Enlil (Liranos) se les dio reinado sobre un sector de la Tierra, y a Enki (sirios) se les dio reino sobre el otro sector. Los Liranos permanecieron como supervisores para las operaciones en los valles de Mesopotamia, mientras que los sirios permanecieron con las operaciones de minería de oro en Sudáfrica.
Los textos sumerios relatan cómo Enlil, mientras visitaba las minas de Sudáfrica, fue informado de una revuelta de los mineros Anunnaki y sus intenciones de abandonar las minas. Enlil convocó a sus guardias personales, en una tentativa de encontrar el líder de la rebelión, y ordenó su pronta ejecución. Se esperaba que la muerte del traidor permitiera la continuación de las operaciones de minería sin más interrupciones.
Cuando le informaron a Enlil que Enki era el responsable de la sublevación de los Anunnaki, él llamó a su padre, Annu, y convocó al Consejo de los Doce para que resolviera la disputa.
Después de años de minería elemental, los Anunnaki expresaron al Consejo de Doce su rechazo a trabajar en las minas. Enlil le explicó al Consejo que durante 150,000 años, sus hermanos de Marduk habían trabajado para salvar la atmósfera de Marduk. Los Anunnaki no podían continuar soportando las largas y agotadoras horas necesarias para la continuación de las exitosas operaciones mineras. Ellos se rehusaron a aguantar el trabajo, sudor y el polvo.
Enki también pidió la intervención del Consejo, así como permiso para permitirle a su media hermana, Ninhursag, quien era también la Principal Científica e Ingeniero, para experimentar y crear a través de ingeniería genética una mutación de vida animal existente en el planeta. Esta creación genética fabricada sería conocida como un “lulu”. Su principal propósito sería trabajar en las minas como trabajadores esclavos de los Anunnaki.
Estos esclavos serían genéticamente diseñados, con la inteligencia necesaria para comprender y tomar órdenes, pero serían significativamente alterados para sumisión, para mantener orden dentro de las minas y eliminar futuras rebeliones. Los Anunnaki nunca tendrían que trabajar otra vez en las minas con estas mutaciones genéticamente diseñadas como sus obedientes trabajadores esclavos. El Consejo acordó, y al pasar el tiempo, fue creado el primer lulu sin propiedades procreativas. Estos seres eran los prototipos para los primeros seres humanos creados por los Anunnaki.
Sumer, una de las más antiguas civilizaciones conocidas al hombre, atribuyen el comienzo de la civilización a los Dioses Marduk. Esta civilización se dice que comenzó mucho antes de que fuesen creados los seres humanos. Después de la creación de los humanos, los GIGANTES Anunnaki Marduk se volvieron Dioses para los humanos. A los humanos se les enseñaron habilidades básicas y se les proporcionó el contenido de escrituras Anunnaki. Estas escrituras fueron dadas a los sumerios para suministrarles una cuenta histórica del comienzo del origen humano.
La propiedad de los lupus presentaba una continua batalla entre Enlil y Enki. Enlil capturó a algunos de los lupus y los llevó a un área den Sumer conocida como E-din. Los lulu cautivos tuvieron el mismo destino que los otros lulu fabricados: se volvieron trabajadores sirvientes para los Dioses Marduk y trabajaban en las minas de oro en Sudáfrica durante miles de años.
Después de haber pasado mucho tiempo, el Dios Enki les concedió el don de la procreación entre los lupus. Enki les había tomado simpatía, sin duda por sus similitudes a los Dioses. El don de la procreación hizo a los lulus seres humanos hechos y derechos, y les aseguró un linaje continuado de seres humanos por venir. Los lulu consideraron este don de la procreación como una bendición de su Dios, Enki.
Enlil no estaba muy complacido con la decisión de Enki, de alterar más a los lulu y proporcionarles capacidades procreativas. Enlil sentía que los esclavos no eran tan productivos como habían sido antes de habérseles dado el don de la procreación, y el sintió que los esclavos se habían vuelto un fastidio. El decidió que no había otra opción que expulsar a los esclavos, lejos de su vista. Los Adamu/lulu (los humanos) fueron expulsados del jardín hacia los Montes Zagros.
Enki tuvo compasión de estas criaturas exiliadas. Sitchin hace paralela esta historia con la cuenta bíblica de Adán y Eva siendo exiliados lejos de su tierra hogar, Edin. (Los registros sumerios y la interpretación del Sitchin igual implicaron que había muchos Dioses).Al desarrollarse la historia, la idea de muchos Dioses podrían haber evolucionado hacia la imagen condensada de un solo Dios.
Previamente mencionamos los ciclos planetarios de Marduk, en donde el planeta periódicamente se alinearía a sí mismo dentro de la trayectoria entre Júpiter y Marte (lo cual extrañamente es reminiscente del “….amanecer de la edad de acuario”). Este realineamiento planetario ocurrió en ciclos aproximadamente cada tres mil quinientos años terrestres. Fue aproximadamente la época del advenimiento del siguiente ciclo de tres mil quinientos años que Enlil supo que el alineamiento de Marduk crearía cambios terrestres de tremendas proporciones.
Los científicos Anunnaki predijeron una enorme onda de marea, cuya magnitud amenazaría la supervivencia de todas las partes habitadas del mundo. Enlil no quería que los lulu supieran del desastre que sobrevendría. El persuadió al Consejo de los Doce de suprimir este conocimiento de ellos. El estaba consciente del pánico y miedo que sería generado a través de la tierra.
Fue también aproximadamente en este período en la historia sumeria que la nueva casta de terrestres comenzó a incrementar en números sobre la faz de la tierra. Los Hijos de los Dioses tomaron como mujeres a las hijas de los seres humanos terrestres, mezclando así la sangre de los lulu con la sangre de los Dioses de más allá de los cielos. Enlil desanimó esto y pensó en una manera de destruir toda la carne. Esto también es un extraño paralelo a las referencias bíblicas para “…el final de la manera de toda carne.”)
Enki era el protector de sus creaciones, pero porque el quería evitar el pánico y mantener el control, se negó a contarle a los humanos de las inundaciones que estaban por sobrevenir. El formuló un plan y Ziusudra (nota del autor: un llamativo paralelo a la historia bíblica de Noé) fue convocado. Enki le dijo a Ziusudra que se parara detrás de una pared de cañas y conversara con la pared.
Enki le dijo a la pared que le relatara a Ziusudra que ocurriría una horrenda inundación.
A Ziusudra se le dijo que, “…juntara a su familia y todos deberían construir un barco seguro. Este barco sería hecho con los materiales de mejor calidad, para asegurarlo de filtraciones de las aguas que vendrían. Que pusiera suficiente alimento en el barco para todos, para que pudieran consumirlos libremente, y dos de cada una de las criaturas animales que co-habitaban sobre la tierra con ustedes, y luego que cerraran la puerta. Que no abrieran el barco hasta que todas las señales de las aguas de la rabiosa inundación se hubieran retirado y el mar estuviera tranquilo.”
Enki estuvo satisfecho por haber protegido parte de sus creaciones y, sin que Enlil lo supiera, se había asegurado de la supervivencia de por lo menos una de las familias de los seres humanos genéticamente diseñados – Ziusudra y su familia.
Los Nephilim Anunnaki tendrían también que dejar la Tierra por las torrenciales aguas de la inundación, que engullirían la superficie entera. Ellos permanecieron en órbita hasta el tiempo en que la Tierra pudiera, de nuevo, ser habitada.
Después de que pasó la gran inundación, la Tierra fue poblada de nuevo por Ziusudra y su familia. La familia había sido bendecida con el conocimiento de la agricultura, y la Tierra rendía abundante alimento y bonanza para sus habitantes.
Los textos sumerios afirman que los Anunnaki (Marduk) regresaron a la Tierra después del diluvio.
Aunque ellos conservaron poder y control como los guardianes y administradores de la Tierra, también formaron una alianza benigna con los seres humanos sobrevivientes. Más adelante, ellos les ayudaron a los seres humanos a construir las antiguas ciudades reales. Incluso los modernos arqueólogos no pueden penetrar cómo una mano de obra ordinaria pudo haber movido los gigantescos pilares y losas y colocarlos a especificaciones tan exactas. Los Marduk también sostuvieron Consejos, los cuales concernían al futuro de los Dioses y su continua asociación con el Hombre en la Tierra.
El Dios Enki inició una raza de líderes humanos más realzados con genes Anunnaki, los Reyes Pastores… Los Dioses les enseñaron a éstos futuros líderes los avanzados conocimientos científicos de los Anunnaki. Incluso en la actualidad, se alega que esta línea de sangre real supuestamente ha llegado hasta la actualidad, a través de estos reinados de sangre. También se ha sugerido, y con lo cual estoy de acuerdo, que lo que creemos que son los pequeños ‘alienígenas’ grises son, de hecho, androides desarrollados y usados por los Anunnaki como ‘vigilantes’ sobre las criaturas de la Tierra.
Si alguna vez pudiéramos determinar con seguridad la existencia de un décimo planeta, entonces podemos lógicamente asumir la existencia del planeta Markuk/Nibiru. Más allá, podemos, entonces, aseverar que las historias de los Anunnaki son ciertas.
Lo que sigue es lo que sí sabemos sobre los acontecimientos que están sucediendo en este tiempo.
En los años sesenta, un grupo de físicos de Boeing se reunió para lanzar un estudio privado dirigido a explicar las muchas anomalías de la Tierra y otros planetas del sistema solar que no pudieron ser explicadas por la física normal. Lo que ellos concluyeron apoyaba las propuestas de Velikovski. Ellos llegaron al acuerdo de que alrededor de 5000 AC, un enorme cuerpo, Júpiter, se cruzó a través del sistema solar. Esto tiró a los planetas exteriores en desorden, explicando así sus actuales anomalías de dirección de giro y de velocidad.
Júpiter se estrelló con un planeta que alguna vez orbitaba entre donde están actualmente Marte y Júpiter, y los escombros de este planeta, dicen ellos, puede verse el, de otro modo inexplicable cinturón de asteroides que ocupa el espacio entre Marte y Júpiter.
Posiblemente uno de los tres cataclismos atlantes pudiera haberse destruido en etapas, sucediendo alrededor de 10500 AC, y fue causado por un paso cercano de la Tierra por Marte, el cual fue sacado fuera de la orbita original. James Churchward dice que hay enormes ‘cinturones de gas’ y cámaras bajo la Tierra, y cuando estos ‘explotan’ a inmensa escala, la Tierra es destruida. El dice que corrían cinturones de gas debajo de Lemuria/Mu y Atlántida.
Churchward explica que existieron civilizaciones por decenas de miles de años antes de que emergiera Sumer. Central a estas cuentas sumerias estaban los ‘dioses’, que los sumerios llamaban los Anunna (Hijos de An). Los nombres semíticos de más tarde fueron los Anunnaki (Aquellos que del Cielo a la Tierra Vinieron) y DIN.GIR (Los Justos de los Ardientes Cohetes).
Los Anunnaki eran una raza reptil de las estrellas. Las tablillas sumerias describen una colisión entre las lunas de un planeta que ellos llamaron Nibiru y otro orbitando entre el actual Júpiter y Marte. Los escombros de la colisión crearon lo que los sumerios llamaron ‘el gran Anillo de Brazaletes’… el anillo del asteroides.
Los físicos de Boeing sugirieron que parte de Júpiter se quebró por el impacto con otro planeta. Este es el cuerpo que ahora llamamos Venus, concluyeron. Fue propulsado hacia Marte, destruyendo la atmósfera y la vida en ese planeta. Después de devastar Marte, el cometa ‘Venus’ fue capturado por el halón gravitacional de la Tierra, piensan ellos.
Orbitó varias veces la Tierra, causando la ola de marea y la devastación que finalizó con la Edad Dorada, y lanzó inmensas cantidades de hielo ionizado a los polos. En el ímpetu, entonces, fue lanzado a su actual órbita como “Venus”, el planeta. Sincronísticamente, los más antiguos registros mesopotámicos y centroamericanos no incluyen a Venus en sus cuentas planetarias, pero los últimos sí lo hacen, y hubo un enfoque en Venus con sacrificios humanos hechos a él.
Velikovsky, los físicos de Boeing y una cantidad en aumento de otros investigadores, nos traen hoy la escala del tiempo para el fin de la vida en Marte, a estar dentro el periodo que vio el fin de la Atlantida y Lemuria-Mu. Brian Desborough sugiere, junto con otros, que la Era de Oro fue el resultado de visitas a la Tierra de muchas razas extraterrestres y de otras dimensiones, que operaban abiertamente dentro la población humana en un periodo muy largo de al menos miles de años.
Que la tierra estaba antes de estos acontecimientos mucho más cerca del Sol, y que Marte orbitaba en el área que ahora ocupa la Tierra. El Dr. C. J. Hyman y C. William Kinsman sugirió que la Tierra una vez siguió la actual órbita de Venus y que Marte estuve ubicado en la actual órbita de la Tierra. Antiguas leyendas dicen que los días y años de la tierra fueron alguna vez más cortos que ahora, y que los humanos eran mucho más longevos. Mientras más cercana esté la órbita al Sol, dice Desborough, hubiera demandado que las primeras razas terrestres habrían sido negras, con la necesaria pigmentación para hacerle frente a los rayos solares más feroces.
Las tablillas sumerias describen que los Anunnaki dejaron la tierra antes de las grandes catástrofes… y que la gente que se refugiaba en lo profundo subterráneo o en las cordilleras de montañas sobre el agua de la inundación, la cual, según el estudio de Boeing, pudiera haber alcanzado alturas de 10,000 pies. La tierra está cundida con túneles y cavernas, naturales y creadas, las cuales datan hacia atrás hasta los tiempos antiguos….Después de las catástrofes, la gente salió de sus refugios y los Anunnaki retornaron.

El Legado perdido de Egipto y..El génesis de la Civilización

La Gran Pirámide es el mayor logro arquitectónico de la humanidad.
Dos y medio millones de bloques, que varían en tamaño desde dos hasta setenta toneladas por pieza, se utilizaron en la construcción de este silencioso centinela del pasado, la más grande y tal vez la más enigmática de las tres estructuras correspondientes en la meseta de Giza. Cubre un área de 13 acres y pesa unos increíbles seis millones de toneladas, y hasta la construcción de la Torre Eiffel, que fue la estructura más alta del mundo.
Hay más de piedra en la gran pirámide que en todas las iglesias, capillas y catedrales construidas en Inglaterra.
Sin embargo, esta maravilla del pasado es algo más que una curiosidad arquitectónica, ya que incorpora un nivel de sofisticación muy superior a cualquier cosa que el mundo se ha producido nunca desde esta edad.
En los últimos 200 años, muchos centenares de libros se han escrito acerca de los misterios de la Gran Pirámide, la mayoría de ellos más fantasía que realidad.
Sin embargo, brillando a través de todos ellos hay un núcleo de evidencia que muestra que los constructores de las pirámides estaban al tanto de conocimiento universal mucho más allá de lo acreditado para los antiguos egipcios, que vivieron hace unos 4,500 años, el marco temporal en el que se dice que las pirámides deben haber sido construidas.
Permítanme darles algunos ejemplos.
La Gran Pirámide se considera que ha sido construida como una representación geodésica exacta de la hemisferio norte de la Tierra. La geometría de precisión incorporando armónicos, proporciones y acústica de sonido fue incorporada en su diseño exterior e interior.
Sus cuatro lados se alinean con los puntos cardinales con una precisión tal que los topógrafos de hoy en día tendrían problemas para replicar este tipo láser de precisión, mientras que en relación con la tierra, la Gran Pirámide se encuentra en el centro mismo de su mayor masa de tierra.
Al sonido de la trompeta
Más extraordinario aún es el conocimiento de que los constructores de las pirámides, que también podrían haber poseído una forma de tecnología sónica que incluía la capacidad de levantar bloques de piedra en el aire y penetrar a través del granito en un avance sin igual, que incluso hoy en día aún no conocemos.
Desde hace tiempo se sabe que muchos de los templos y monumentos del Egipto faraónico incorporan un conocimiento íntimo de la acústica de sonido, mientras que una leyenda específica preservada por un escritor árabe del siglo X D.C. llamado al-Masudi registra cómo eran los constructores de las pirámides capaces de mover bloques de piedra a una distancia de “un tiro de ballesta” a través de una avenida de postes metálicos, simplemente golpeando con una vara.
Además, existen las antiguas leyendas de lugares como Bolivia, México y Grecia, que hablan de las primeras ciudades siendo construidas por figuras míticas que podrían elevarse en el aire únicamente mediante el uso de sonido.
En el sitio de la antigua ciudad de Tiahuanaco, arriba en lo alto del Altiplano boliviano, por ejemplo, las leyendas indias locales hablan de los primeros habitantes de la ciudad como capaces de mover las piedras de la cantera local a sus lugares de destino al “sonido de una trompeta”
Entonces, ¿Qué realidad hay detrás de estas salvajes afirmaciones?
¿Habrán todos de ser descartados como ingenuas ilusiones de pueblos primitivos?
Precisión Imposible
En un profundo estudio de los templos y monumentos de Giza en la década de 1880, el respetado egiptólogo W.M. Flinders Petrie descubrió evidencia clara de una tecnología de precisión con piedra que supera cualquier otra cosa lograda en el mundo antiguo.
Se incluyó el uso de sierras de nueve metros de largo, con punta de gema para cortar y formar objetos tales como el sarcófago interior de la cámara de la Gran Pirámide del Rey. También encontró que los constructores de las pirámides utilizan técnicas de perforación altamente especializadas para perforar agujeros perfectos en granito duro, hermosos cuencos terminados, de diorita dura, y exquisitos jarrones de piedra con agujeros más grandes que un dedo meñique.
El técnico estadounidense, Christopher Dunn, ha completado recientemente un estudio en profundidad de la increíble industria de la piedra los antiguos egipcios, y ha demostrado de forma convincente que ellos utilizaban la vibración inducida por ultrasonidos para mejorar sus capacidades de perforación.
Esta conclusión puede parecer incomprensible, pero el presente autor ha descubierto pruebas contundentes para demostrar que las comunidades monásticas tibetanas, tan tarde como el siglo actual, se encontraban en posesión de una tecnología sónica que incluía la creación de la ingravidez en bloques de piedra, y la destrucción de la materia física utilizando una vibración de ultrasonido.
Además, ahora ha salido a la luz que un científico rebelde del siglo XIX llamado John Ernst Worrell Keely encontró con total independencia una manera de elevar objetos pesados en el aire y de desintegrar trozos de granito usando un aparato vibratorio muy sensible.
¿Cómo hicieron los constructores de las pirámides hace 4,500 años para tener una visión tan extraordinaria en una ciencia y tecnología tan poco conocida aún hoy en día?
¿Qué pasó con esta tecnología perdida, y por qué mucha de ellos sólo ha sido redescubierta en nuestra época actual?
Para responder adecuadamente a estas preguntas, hay que embarcarse en un viaje que revelará un mundo casi alienígena, habitado por una cultura olvidada, compuesto por una elite sacerdotal que vivía en Egipto, en el fértil valle del Nilo durante una época tan distante, mucho antes del génesis aceptado de la civilización.
Revelará la existencia en Giza de edificios y monumentos aparentemente dejados por esta Antigua raza, así como la firme presencia por debajo de la Gran Esfinge de un complejo subterráneo conocido hoy como el Salón de los Registros.
Para tratar de comprender este misterio más plenamente tenemos que volver a la meseta de Giza y examinar sus extraños templos megalíticos, ya que estos sugieren una fecha de construcción mucho antes de la era de las pirámides.
Los templos de los Dioses
Los egiptólogos afirman que el Valle de los Templos, que se sienta en el borde de la meseta, fue construido en la época del faraón Kefrén, en torno a 2550 A.C.
Ciertamente, está vinculada a través de una calzada de piedra a otro antiguo templo en el lado oriental de la Segunda Pirámide, que también está acreditado a Kefrén. Otra evidencia de esta conclusión, dicen, es la similitud del Valle de los Templos al diseño de otros templos en la meseta de Giza, así como su proximidad a la Gran Esfinge y el hecho de que se encontraron estatuas de Kefrén abandonadas en un pozo situado debajo de su piso .
Esto parece ser incorrecto, ya que estudios geológicos recientes de la Gran Esfinge han puesto de manifiesto que los efectos atmosféricos visibles en su cuerpo y en la muralla cerca, no fueron causados por el viento, como creen los egiptólogos, pero por precipitación del agua – en otras palabras, lluvia. Mucha, mucha lluvia, en un muy, pero muy largo período de tiempo.
Tal suposición crea problemas insuperables para los académicos, ya que se sabe que la última vez que Egipto produjo suficiente lluvia para haber creado esos torrentes de agua fue durante la recta final de 3000 años entre 8000 y 5000 antes de Cristo.
Más irrecusable aún a los puntos de vista ortodoxos de los egiptólogos es el conocimiento de la investigación astronómica reciente con respecto a la orientación y la ubicación de los monumentos de la meseta de Giza apuntan claramente hacia una fecha de fundación en algún momento entre 11.000 y 9.000 A.C. – varios miles de años antes de la época de los faraones.
¿Cómo puede ser esto posible?
Los estudiosos sostienen que en el marco de tiempo bajo la pregunta, el undécimo y décimo milenio antes de Cristo, el valle del Nilo fue habitado solamente por,  “grupos de personas que vivían en pequeñas cabañas o refugios y se mantenían a sí mismos por la caza y la recolección”.
También afirman que las comunidades estos primeros nilóticos (es decir, los que viven por el Nilo), “no erigieron grandes estructuras de piedra de ningún tipo” y no habían “tomado aún los primeros pasos hacia la domesticación de plantas y animales”.
Esto simplemente no es verdad.
Hay mucha evidencia del hombre prehistórico a lo largo del Nilo durante esta misma edad, y se nota claramente que entre el 12.500 y 9.500 A.C. algunas comunidades no sólo poseían una industria de fabricación de herramientas de avanzada, sino también animales domésticos y desarrollaron la primera agricultura en todo el mundo.
Además, a sólo 300 kilómetros de distancia de Giza, en lo que hoy es Jericó, sus habitantes de 8000 A.C. estaban construyendo enormes murallas, excavando grandes fosas en el lecho de roca dura y erigiendo una torre de piedra gigante en la defensa contra un enemigo desconocido.
Proyectos de ingeniería de esta magnitud habría requerido un alto nivel de la estructura social y operaciones coordinadas.
Nadie puede decir que la humanidad en esta era distante no tuviera la capacidad para forjar la imagen de unos 240-pies de largo de un león echado, y sin embargo, aceptamos esta hipótesis trae consigo un problema aún mayor.
Puesto que los bloques de piedra caliza centrales – muchos de hasta 100 toneladas una sola pieza – utilizados en la construcción del Valle de los Templos, el Templo de la Esfinge, así como al menos una estructura similar en la meseta de Giza, fueron extraídos de la cubeta de la Esfinge, debemos admitir que éstos también datan de la misma época lejana.
Si este es el caso, entonces los faraones de la era de las pirámides meramente restauraron estas enormes estructuras del templo, lo que plantea la cuestión de quién exactamente les hizo construir.
Época de los Dioses Mayores
Los antiguos egipcios vieron su cultura y religión como si hubiera sido heredada directamente de una raza divina que existió hace miles de años antes de la llegada de los faraones.
Por ejemplo, el fragmentado Papiro Real de Turín, que data de la dinastía XIX, c. 1300 A.C., contiene una lista de diez Netjeru – una palabra que significa simplemente “divinidades” o dioses – que reinaron antes de los primeros reyes de Egipto.
Los antiguos egipcios también vieron la necrópolis de Giza como el “Espléndido Lugar De La Primera Vez”, literalmente, la morada de los dioses que habían gobernado la tierra durante esta brumosa época.
Más significativamente, los textos de ‘construcción’ del jeroglífico encontrados en las paredes del Templo de Horus en Edfu, en el sur de Egipto, nos dicen mucho acerca de las actividades de los Ancianos Dioses, los habitantes divinos, que habitaban el valle del Nilo durante la época de la Primera Vez.
La Isla de los Dioses
En cuanto a la meseta de hoy, con el telón de fondo del desierto y sus sorprendentes pirámides-como- centinelas, que no pueden dejar de exudar un sentido marcado de la permanencia, es difícil imaginar a Giza de una manera diferente.
Sin embargo, la cuenta de Edfu, que fue recopilada usando una serie de libros ahora perdidos, atribuidos al dios-luna, Thoth, nos permite construir una imagen bastante notable de cómo la meseta de Giza, podría haberse visto hace más de 11,000 años.
Si fuéramos a encontrarnos una máquina del tiempo y viajando a esa lejana época, lo más probable es que entrásemos a un ambiente caluroso y húmedo lleno de exuberante vegetación verde o del tipo que usted puede encontrar hoy en día en África ecuatorial. Si los textos habrán de creerse, Giza aparentemente poseía un lago poco profundo, alimentado directamente desde el propio Nilo.
Tal suposición no es mera fantasía, ya que se sabe que en tiempos pasados el río fluía mucho más cerca del borde de la meseta, mientras que la evidencia de un lago sagrado y el muelle de fecha a la época del Imperio Antiguo han sido encontrados más allá de los límites occidentales de la meseta. Para los Ancianos Dioses, esto hubiera significado el mar primigenio del caos, del cual surgió la primera tierra al principio de los tiempos.
A orillas de este lago sagrado habían, al parecer, altos pilares-djed tallados, quizás en piedra oscura, mientras que de pie cerca de la orilla estaba una pared del recinto más allá de la cual estaba un templo blanco brillante conocido como la Mansión de Wetjeset-Neter, el “lugar de las cañas”.
En las aguas poco profundas estaba una pequeña isla, que simboliza el primer punto de la Creación, coronada por una estructura de piedra simple que proclamaba su inmensa santidad. Esta isla se menciona en los documentos de Edfu como la Isla del Huevo o la Isla de Pisotear, mientras la estructura de piedra es recordada con el nombre de Plaza del Pozo.
Localmente podríamos haber encontrado pueblos indígenas de fines del Paleolítico tendiendo tierras de cultivo, criando animales salvajes domesticados, fabricando hermosas herramientas de piedra y usando lanzas de madera como arpón para pescar en el cercano río Nilo.
Sin embargo, detrás de las altas e imponentes paredes del recinto sagrado, los textos hablan de un tipo completamente diferente de persona – figuras imponentes referida por varios como los Shebtiu, los sabios, los Ancianos y los Halcones. Estos individuos míticos toman la apariencia de las aves, implicando quizás que eran sacerdotes mayas que se adornaban con plumas de aves.
También se dice tenían caras radiantes que deben haber los hecho muy imponentes en apariencia. Esta extraña colección de animales salvajes de seres divinos, de quienes se decía que eran sesenta en número, se habla de ellos como Netjeru o divinidades.
Este, entonces, es el curioso cuadro que emerge de los escritos de los propios egipcios.
Sin embargo, ¿Quiénes eran exactamente estas personas chamánicas que se dice que construyeron los primeros monumentos y templos?
¿Fueron ellos los responsables de la escultura, no sólo de la Gran Esfinge, sino también los monumentos megalíticos más antiguos encontrados hasta hoy en lugares como Giza y Abydos?
Si este es el caso, entonces, ¿qué pasó con esta cultura olvidada, y qué más podría haber dejado como legado al mundo?
El Salón de los Registros
Al entrar en el nuevo milenio, muchos grandes descubrimientos se están realizando en la meseta de Giza.
Nada puede ser más extraordinario que la detección por debajo de caja, en forma de cuña de la Esfinge, de una serie de nueve cámaras ocultas de origen no-natural. Estos fueron vistos por primera vez en los sondeos sísmicos de la roca dura de dos programas de investigación, uno dirigido por el sismólogo Thomas Dobecki en 1991 y el otro coordinado en 1996 por la Universidad de Florida en asociación con el millonario Joseph Schor, de siempre un miembro de la Fundación Edgar Cayce (ver más abajo).
Mitos y leyendas que se remontan a la época faraónica hablan de un mundo subterráneo que existe debajo de la meseta de Giza.
Psíquicos de hoy en día, las sociedades ocultistas y místicos de la nueva era, todos creen firmemente que un complejo subterráneo, compuesto por corredores y cámaras ocultas, actualmente desconocidos serán eventualmente encontrados en Giza. Se refieren a este complejo subterráneo como el “Salón de los Registros”, las “Cámaras de Cristal” o la “Cámara de Iniciación”, y sugieren que contiene la sabiduría arcana y el conocimiento escondido del mundo de la cultura de los Antiguos de Egipto antes de la gran inundación.
Durante la década de 1930 un psíquico estadounidense llamado Edgar Cayce dijo que el Salón de los Registros sería encontrado y abierto en secreto durante 1998. Trabajando en esta indicación, un consorcio británico de topógrafos y geofísicos, apoyados por el Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto, realizará una búsqueda a gran escala para la entrada al Salón de los Registros en julio de este año.
¿Qué pueden esperar encontrar? ¿Qué es realmente lo que espera a ser descubierto debajo de la cama de roca de Giza?
Desde la época romana han existido rumores sobre la existencia debajo de la meseta de Giza de una serie de cámaras subterráneas y túneles.
Por ejemplo, el historiador romano Ammianus Marcellinus (fl. 360-390 D.C.) habla de “fisuras subterráneas y sinuosos pasadizos llamados jeringas” presentes debajo del campo de la pirámide de Giza.
Estos fueron construidos, dijo, por,”aquellos familiarizados con los antiguos ritos, ya que tenían conocimiento previo de que un diluvio iba a venir, y temía que la memoria de las ceremonias fuera destruido”.
¿Cuáles eran exactamente esos “antiguos ritos” que debían ser preservados de perderse en un “diluvio”?
Los geofísicos trabajando en los recientes proyectos de Giza ¿realmente registraron los ecos de los Dioses Mayores, cuya memoria colectiva aún yace dormida debajo de su lecho de piedra caliza?
Mundo Subterráneo del Alma
Los Textos de la Construcción de Edfu hablan largo y tendido sobre la presencia de este dominio subterráneo debajo de la isla de la creación, una vez situada en el borde de la meseta de Giza.
Conocida como el Inframundo del Alma, esta estructura fue utilizada por los individuos divinos conocidos como los Shebtiu para llevar a cabo extrañas ceremonias, que se describen como actos de creación, utilizando objetos de poder manuales. Se dice que ganaron su resplandor de otro objeto mucho mayor descrito variadamente como el embrión, la semilla, el huevo, el loto o incluso el benben, o piedra-falo.
Esto fue visto como la fuente creadora de la isla, incorporando los poderes regenerativos de ambos sexos.
No se dice exactamente lo que este objeto podría haber sido, aunque hay indicios de que, al igual que los objetos manuales de poder utilizados por los Shebtiu, podrían haber sido una piedra de forma cónica similar a los llamados lingams colocados en santuarios subterráneos dentro de algunos templos hindúes.
Estos también son considerados de encarnar los poderes regenerativos dualistas de la primera creación.
¿Podría ser esto lo que espera a ser descubierto en el dominio de los bajos fondos de Giza – poderosas piedras lingam que una vez fueron usadas en extraños ritos, por los precursores del Egipto dinástico?
¿Es esto lo que se encuentra dentro de las Cámaras de la Creación, el llamado Salón de los Registros, si es de verdad descubierto durante el próximo año?
Que los antiguos egipcios creían que un objeto físico de inmenso poder creativo yace bajo las arenas de Giza no parece estar en duda.
Entre el cuerpo de literatura mágica conocida como los Textos de los Sarcófagos se habla de lo que se describe como,  “la cosa sellada, que está en la oscuridad, con el fuego a su alrededor.”
(Nota: Las renombradas Textos de La Pirámide fueron adoptados posteriormente por el pueblo y pintado en sus ataúdes de madera. Entonces fueron llamados los Textos de los Ataúdes y eventualmente fueron transcritos en papiro y conocidos como El Libro de Los Muertos. Conjuntamente, los tres grupos de texto fueron referidos usualmente como El Libro de Los Muertos.)
Se dice que contiene “los eflujos de Osiris”, el dios del mundo subterráneo, y fue “puesto en Rostau”, el nombre dado por los antiguos egipcios para la platea de Giza.
El texto en cuestión continúa afirmando que esta “cosa sellada” ha sido,
“escondida, ya que había caído de él (Osiris), y es lo que descendió de él en el desierto de arena”.
El lugar del entierro del cuerpo de Osiris está íntimamente ligado con el concepto egipcio del inframundo del alma, así como la propia Giza.
De hecho, el templo del valle de Kefrén es referido en realidad en las inscripciones antiguas como la “Casa de Osiris”. Parece cierto que la “cosa sellada” de los Textos de los Sarcófagos, por tanto, es otra alusión al núcleo de la isla sagrada – la llamada semilla, embrión, loto, huevo o falo encontrada en el corazón de las Cámaras de la Creación de Giza-Rostau.
Las ilustraciones que acompañan los textos egipcios detallan lo que será encontrado dentro de las cámaras ocultas, que muestra en su corazón un extraño objeto en forma de campana de color fuego-naranja sobre el cual está el jeroglífico de “noche” o “oscuridad”, implicando que este poderoso objeto permanece en la oscuridad esperando ser descubierto.
Esto en cuanto a los contenidos de este mundo perdido, pero, ¿dónde podría haber estado situado, y dónde puede ser encontrado hoy?
La Esfinge y el Río
Durante la época del Primer Tiempo (Zep Tepi), los iniciados Shebtiu quizá habrían surgido de las Cámaras de la Creación, el llamado Salón de los Registros, que estaba sobre la isla sagrada, rodeada por las aguas primordiales de Nun.
Sin embargo, con la desecación del Sahara oriental y el surgimiento del Egipto faraónico alrededor de 3100 A.C., la configuración cambió de manera espectacular. Ya no éramos capaces de mirar hacia fuera sobre el lago poco profundo, creado por las aguas del cercano río Nilo, y ver más allá de los primeros templos de los dioses.
También la isla sagrada se había ido, con su estructurado recinto y entrada subterránea a los bajos fondos del complejo de Giza. En su lugar, nos encontramos en algún lugar en las proximidades del campo de la pirámide de Giza. Sin embargo, ¿dónde exactamente?
Es mi conclusión que el lago sagrado debe haber permanecido al este o al norte-este de la Gran Esfinge y del Templo del Valle, en el borde oriental de la meseta. De ninguna manera puede haber sido localizado en la misma meseta, porque se levanta demasiado abruptamente más allá de la tercera pirámide de Menkeure, en su lado occidental.
Sólo en su lado oriental podemos encontrar un área baja de suficiente tamaño como para haber creado ya sea temporal o más permanente, un lago o embalse. Esta observación es apoyada por el reciente descubrimiento de un muelle de piedra en el lado oriental del Valle de los Templos, que puede ser el mismo de los últimos restos del primer templo, construido por los Ancianos Dioses en el borde del lago sagrado.
Si estoy en lo correcto en estos supuestos, entonces bien podría significar que la entrada a la Sala de los Archivos se encuentra ahora por debajo de las calles de la aldea Nazlet el-Samman, situada más allá del borde oriental de la meseta.
En muchos aspectos, espero que me equivoque en esta evaluación de la evidencia disponible para nosotros en la actualidad. A pesar de ello, estos resultados parecen estar de acuerdo precisamente con las lecturas inspiradas del psíquico americanoEdgar Cayce.
En 1933 reveló el paradero del complejo subterráneo con las siguientes palabras:
En posición, esto se encuentra – al levantarse el sol de las aguas – como la línea de la sombra [o la luz] cae entre las patas de la Esfinge, fue creado más tarde como el centinela o guardia, y no puede entrarse desde las cámaras conectando la pata derecha de la Esfinge hasta que el tiempo se haya cumplido, cuando los cambios sean activos en esta esfera de la experiencia humana. Entonces [yace] entre la Esfinge y el río.
Entre la Esfinge y el río – en otras palabras, al este de la Esfinge y Templo del Valle.
Si estaba en lo cierto en este sentido, entonces esperemos también que él tenga razón en su creencia de que las cámaras de conexión conducen desde el complejo subterráneo a una posición coincidente con la pata derecha del monumento de la Esfinge. Si esto es así, todavía tenemos una oportunidad razonable de localizar a un segundo punto de entrada usando un equipo de resonancia de hoy en día.
Si las nueve cámaras descubiertas en 1996 debajo de los entornos de la Esfinge por el equipo juntado por la Universidad de Florida, en realidad están conectadas con el complejo subterráneo de Giza o no, está por verse.
Es muy posible que, a pesar de ser una construcción hecho por el hombre, y por lo tanto de profundo interés para el conocimiento de la historia de Egipto, se encuentran muy cerca de la superficie para ser conectada con las Cámaras de la Creación.
Por otra parte bien podrían contener la prueba definitiva de una existencia anterior en Egipto, de una elevada cultura de mentalidad casi alienígena, cuyo conocimiento de la tecnología antigua y las ciencias naturales cambiará toda la forma en que percibimos la evolución humana.
Segunda Parte
 
¿Cuál fue el destino de la Antigua Cultura Egipcia capaz de construir la Esfinge?
Los Textos de Edfu son específicos sobre en lo que se convirtieron al menos algunos de los habitantes divinos de Wetjeset-Neter y su dominio sagrado. Dicen que, al final de su tiempo, el Shebtiu “navegó” lejos a “otra parte del mundo primigenio” donde podrían “continuar su labor creativa” sin ser molestados.
Más evidencia de que estos míticos seres eran marineros o navegantes viene del hecho de que un Shebtiu es nombrado como “el marinero”, mientras que, en conjunto, los seguidores de un individuo conocido como el Halcón se conocen como “la tripulación”.
Sin embargo, donde podrían haberse ido? Para dónde alzaron velas al final de su tiempo en Egipto? Lo que sabemos es que la evidencia más antigua conocida de la agricultura primitiva, en cualquier parte del mundo proviene de las comunidades del valle del Nilo, entre los milenios XIII A.C. y en algún momento alrededor de 9500 A.C.
Es entonces cuando desaparece de Egipto, y no vuelve a aparecer hasta alrededor de 5500 A.C., unos 4000 años después.
¿Por qué de repente cesa y, más apremiante? y ¿qué fue de los principales impulsores de este enorme cambio desde simples cazadores-recolectores a agricultores domésticos?
Sabemos por la investigación de respetados egiptólogos como Fekri Hassan, de la Universidad de Londres, que entre 10.500 y 9.500 A.C., el valle del Nilo sufrió varias ocasiones extremas inundaciones en una escala masiva. Esto, por sí solo podría haber obligado a sus habitantes a buscar nuevos territorios en los que continuar con su estilo de vida agrícola.
Sin embargo, si comenzaron de nuevo en otro lugar, ¿es posible rastrear su destino?
Puerta de entrada al Edén
La aparición de la llamada edad neolítica marcó la transición del Paleolítico, de cazadores-recolectores a una forma más estable de la vida en lugar de moverse de un lugar a otro, la humanidad comenzó a trabajar en cooperación con la naturaleza.
El elemento clave de este gran cambio en el estilo de vida fue, por supuesto, el desarrollo de la agricultura y la domesticación de animales, lo que hizo necesario el establecimiento de asentamientos más permanentes en los que una comunidad podría trabajar en conjunto para producir suficientes alimentos y ganado para sostenerse a sí misma a través de los meses de invierno.
Quitando el elemento de incertidumbre de la vida cotidiana de los habitantes habilitó a los pueblos neolíticos para iniciar el desarrollo de capacidades técnicas y reguladoras de la vida por primera vez.
Esto, al menos, es la visión ortodoxa de cómo el cambio gradual del paleolítico al neolítico comenzó de una manera humilde, en algún momento después del final de la última Edad de Hielo.
Sin embargo, existen importantes deficiencias en este supuesto, ya que es claro que la transición de cazadores-recolectores a agricultores resueltos no ocurrió en todas partes al mismo tiempo.
De hecho, parece haber surgido por primera vez en una sola región, y se mantuvo en virtual aislamiento aquí por lo menos 1,000 años antes de extenderse muy lentamente hacia afuera.
El punto de arranque de la llamada revolución neolítica o Génesis son los fértiles valles del Eufrates superior del norte de Siria y el este de Anatolia, la moderna Turquía. Aquí desde alrededor de 9500 A.C. en adelante, las pruebas para el cultivo de cereales silvestres, así como la cría de animales, comienza a aparecer en los sitios importantes, tales como los extensos “pueblos de agricultores” en Tell Abu Hureyra, en el Eufrates superior, en el norte de Siria.
Al igual que en las comunidades de Niloticas de Egipto, la evidencia de cultivo de cereales ha venido del descubrimiento aquí de morteros de piedra, piedras de frotamiento y piedras de molienda.
Además de esto, los arqueólogos también encontraron una gran cantidad de semillas a partir de tres diferentes tipos de granos de cereales – dos de los cuales previamente habían sido cultivados por las comunidades nilóticas del Egipto paleolítico.
El hecho claro que la agricultura aparece en el Cercano Oriente alrededor del mismo tiempo que se desvanece en el valle del Nilo es sorprendente, y no puede ser pasado por alto.
En mi opinión, no parece haber una relación directa entre estas dos muy diferentes regiones agrícolas separadas por varios cientos de kilómetros, y la solución más obvia es la transmisión de conocimientos agrícolas y habilidades a través de la migración de personas desde Egipto al Cercano Oriente.
Así que, ¿sería posible que algunos de los Antiguos restantes partieron de Giza hacia los fértiles valles del Eufrates superior, llevando con ellos sus capacidades tecnológicas, en algún momento alrededor de 9500 A.C.?
Veamos un poco más de cerca del surgimiento de la sociedad civilizada en el Cercano Oriente.
En los 4000 años siguientes a la aparición de la era neolítica en el Cercano Oriente alrededor de 9500 A.C., muchos avances se hicieron en esta región, considerada desde hace mucho tiempo como la cuna de la civilización y de la tierra bíblica del Edén (también conocida como Dilmun en la antigua Mesopotamia, es decir antigua tradición iraquí), que algo bastante singular parece haber ocurrido.
Esta aislada región ha producido la evidencia más antigua del uso del metal batido y fundido, la confección da tela de lino, el uso de cerámica cocida, la domesticación de las frutas y hortalizas, la producción de alcohol en forma de un tipo de vino de resina, la introducción de la escritura y el uso de fichas de trueque.
Todos estos avances se hicieron por primera vez en los fértiles valles del norte de Siria, al sur-este de Turquía y el norte de Irak – un vasta y muy desolada zona conocida hoy como Kurdistán, el hogar de los tan atribulados pueblos kurdos.
Más particularmente, las primeras comunidades neolíticas del Eufrates superior eran capaces de confeccionar y taladrar collares de cuentas de ágata de hasta 5 centímetros de longitud ya en 7000 antes de Cristo.
El nivel de sofisticación técnica necesaria para perforar agujeros de menos de 5 mm de diámetro, y hasta una pulgada (2,5 cm) de profundidad en cada extremo de un larga y delgada cuenta de ágata de tan solo 7 u 8 mm de espesor, está casi más allá de la comprensión. Para perforar agujeros similares en ágata hoy requiere el uso de una broca altamente especializada, con punta de diamante, y carburo de tungsteno, e incluso esto tiene que ser constantemente enfriado por agua corriente.
Sin embargo, a pesar de ello, estas cuentas se han encontrado en un número de sitios en el Cercano Oriente.
Nadie ha representado satisfactoriamente por qué la revolución neolítica comenzó donde lo hizo – un rompecabezas que animó a Mehrdad R. Izady, profesor de estudios del Cercano Oriente en la Universidad de Nueva York, para hablar de la explosión del neolítico en el Cercano Oriente como una “etapa de evolución tecnológica acelerada”, impulsada por “fuerzas aún inciertas”.
¿A qué tipo de “fuerzas inciertas” se habría referido el profesor Izady aquí?
¿Hubo cambios en la flora y fauna regional, provocados por los cambios climáticos post-edad de hielo que propiciaron la aparición gradual de una revolución cultural, o fue la repentina aparición en la región, de individuos altamente organizados que trajeron con ellos un nuevo estilo de vida?
El Profesor Izady se complace en aceptar la última solución como una posibilidad muy real.
¿Podrían estas talentosas haber sido los últimos vestigios de la cultura de los Antiguos de Egipto, que parecieran haber sido los responsables de la aparición de la agricultura y la tecnología a lo largo del valle del Nilo?
¿Fueron ellos quienes ayudaron a catalizar la revolución neolítica – un evento que finalmente llevó a la génesis de la civilización entre las colinas y llanuras del antiguo Irak unos 5,500 años más tarde?
¿Podríamos encontrar ninguna evidencia real para sugerir que los primeros pueblos del Cercano Oriente eran descendientes de aquellos que supuestamente construyeron la Esfinge en algún momento entre 10,500 y 9,220 antes de Cristo?
Adoradores de las Estrellas
Buscando a través de las tradiciones religiosas de los mandeos, una religión neo-babilónica tribal encontrada principalmente entre los árabes de los pantanos del sur de Irak, descubrí algo de inmenso valor para este debate.
Los mandeos creen que sus antepasados vinieron originalmente de un lugar mítico conocido como la Montaña del Madai, ubicado al norte o al este de la ciudad de Harran. Como Altinbasak moderna, este antiguo centro religioso de gran aprendizaje se encuentra justo en la frontera con Siria, en el sudeste de Turquía, en un afluente del río Eufrates, a unas 78 millas (125 km) de distancia de Abu Hureyra, donde se encontró la evidencia más temprana de la agricultura en el Cercano Oriente.
Los mandeos también afirman que la Montaña del Madai no es el verdadero lugar de origen de su raza.
Ellos dicen que sus antepasados más lejanos vinieron originalmente de Egipto. Un manuscrito Mandaeano incluso habla de “el interior de Harán (ie. Harran) admitiéndolos” a su llegada a esta tierra, poco después de que,
“entraron en el monte de Madai, un lugar en el que estaban libres de la dominación de todas las razas”.
Más significativamente, varias palabras encontradas en el lenguaje de los mandeos tienen claras raíces egipcias.
Estos incluyen el nombre de un dios creador llamado Pthahil. Él es simplemente que una interpretación del dios egipcio Ptah, quien se dice que dio forma a los primeros seres humanos en un torno de alfarero en el principio de los tiempos.
Otra palabra raíz es ntr, que en mandeo significa “observar”, “observar-casas” o “vigilante-watcher”, un término usado para expresar seres sobrenaturales que viven en su concepción del cielo.
Esta misma palabra raíz es egipcia, donde se utiliza para referirse a una divinidad o un dios.
Los mandeos eran una rama de los pueblos adoradores de estrellas que habitaban Harran, en el sudeste de Turquía desde los primeros tiempos hasta la Edad Media. Ellos también colocaron una gran importancia a Egipto, y se sabe que a partir de principios del segundo milenio antes de Cristo harían peregrinaciones a la Gran Esfinge de Giza, donde dejaban piedras votivas en honor al monumento leonés.
Esta práctica continuó a través hasta la época medieval, el geógrafo árabe del siglo XI Yakut el-Hamawi nos dice que en su día, los sabeos peregrinaban a la Gran y a la Segunda Pirámides de Giza.
Para los mandeos y sus primos los sabeos, Egipto parece haber sido visto como una especie de patria ancestral donde sus primeros antepasados vivieron antes de su llegada en el Cercano Oriente. Tales supuestos fueron, sin embargo, pura especulación.
Lo que realmente se necesitaba era una evidencia más firme de la existencia en los fértiles valles del Eufrates superior, de una alta cultura que saltó a la fama poco después de 9000 A.C. y cuyo estilo de arquitectura igualaba a aquel encontrado a lo largo del valle del Nilo.
Sólo entonces se podría decir que se habían encontrado los dioses originales del Edén.
De Pájaros a Hombres
Tal evidencia me llamó la atención a finales de 1996, cuando se me notificó del reciente descubrimiento de un sitio arqueológico conocido como Nevali Cori, situado cerca Hilvan en el sudeste de Turquía.
Aquí se había descubierto un extraordinario templo fechado a 8000 antes de Cristo.
Este llamado “edificio de culto”, como lo nombró el excavador alemán Harald Hauptmann de la Universidad de Heidelberg, mostraba bloques megalíticos bellamente tallados que una vez apoyaron un techo de madera, así como un piso perfectamente nivelado hecho de “terrazo”, una mezcla de cal y mortero, y una enorme puerta de enlace compuesta por dos altos pilares megalíticos de 3-metros.
En estos, en bajo relieve habían formas humanas con el pelo largo y suelto y manos de cinco dedos semejantes a las aletas del vientre de un anfibio (Nevali Çori se perdió en 1992, cuando la reciente finalización de la presa de Ataturk causó que la crecida de las aguas del río Eufrates, inundara el sitio).
Un complejo de templos muy similar se encuentra a sólo 60 millas (100 km) de distancia hacia el norte-este, en un sitio neolítico conocido como Çayönü. Un edificio de culto también tiene un suelo de terrazo, mientras que el otro contiene megalitos verticales y un piso de pabellón de piedra similar en estilo al templo del valle de Kefrén en Giza.
En una nota más preocupante, una clara evidencia de ritos macabros sangrientos y sacrificios humanos han sido descubiertos, tanto en Çayönü como en Nevali Cori, dejando en claro que ésta élite gobernante no eran simples y benignos portadores de la sabiduría.
Similar al dominio sagrado de Giza durante la época de la Primera Vez, el grupo de élite de sacerdotes mayas de Nevali Çori se ataviaban en prendas de plumas de aves, en particular, el buitre – el símbolo del culto a los muertos en los tiempos neolíticos.
Un extraordinario número de estatuas y esculturas representando hombres-pájaro o figuras adornadas con plumas, han sido encontradas en asociación con la construcción de cultos desde su primera fase, que las pruebas de carbono 14 ha revelado que fue ya en 8400 antes de Cristo.
Todo indica que estos individuos eran el cuerpo gobernante de muchas de las comunidades neolíticas, y que eran de hecho los descendientes directos de la cultura de los Antiguos de Egipto.
Más significativamente, la construcción de cultos de Nevali Çori – construidos en un tiempo en que se pensó que el hombre de la edad de piedra apenas había salido de su primitivo estilo de vida cazador-recolector – es alineado con precisión al sur-oeste. Esto en sí mismo debería sonar las alarmas entre la comunidad arqueológica.
Sin embargo, esta orientación suroeste parece más que un simple efecto estético de alinearse con el lejano río Eufrates, como se ha sugerido.
El caos primordial de la que surgieron por primera vez las culturas de los montes y llanuras del Cercano Oriente fue visto mitológicamente como un monstruo marino o enorme dragón primigenio llamado Tiamat o Kumarbi.
La leyenda habla de que el mundo físico siendo formado a partir del cuerpo de esta mítica criatura, mientras las lágrimas que brotaban de sus ojos formaron los cursos de agua de los ríos Éufrates y Tigris. Tanto Tiamat y Kumarbi llevaban una contraparte celestial vista como formando las estrellas de la constelación conocida como Cetus – la gran ballena o monstruo marino – que nadaba en la forma celestial del río Éufrates.
En términos astronómicos, esta cadena de 34 estrellas, que se extiende entre las patas delanteras de Cetus y el pie izquierdo del gigante Orión, se conoce como la corriente estrellada de Eridanus y el Río de la Noche.
Toda la zona de sur-oeste en el que están colocadas estas constelaciones se conocía en tiempos de Babilonia como la Puerta de las Profundidades, más allá del cual se escondían las oscuras aguas primordiales del caos con el que Tiamat había amenazado con ahogar al mundo antes de la era actual del mundo.
Mediante el uso de cálculos por ordenador, se puede establecer que al amanecer del equinoccio de primavera en el 8000 antes de Cristo, la construcción de cultos de Nevali Çori habría estado alineado precisamente hacia las estrellas de Cetus que habrían colgado bajo en el cielo del sur-oeste. Por otra parte, si se puede demostrar que el río Eufrates se habría alineado con su contraparte celestial, el Eridanus, en el mismo momento.
¿Estas constelaciones primitivos tienen algún tipo de significado especial para los habitantes de Nevali Çori?
Veamos de nuevo en su orientación muy específica, precisamente hacia el sur-oeste.
Regresando a Casa
Los lugares de culto de la fe judía y musulmana están orientados hacia sus mayores centros religiosos – las sinagogas le dan la cara a Jerusalén, mientras que las mezquitas le dan la cara a la Meca.
¿Podría ser posible que los diseñadores del culto de Nevali Çori, se orientaban, no sólo hacia la dirección que más se asocia con sus propios mitos y leyendas, sino también a la patria de sus antepasados más tempranos – en otras palabras, de Giza en Egipto?
Otros cálculos por ordenador, considerando la curvatura de la tierra, mostraron que la base de Giza, desde la posición de Nevali Çori es 221.8º, a un total de 1.8º total desde la orientación 223.6º del monolito, y una masivo 3.1º si tomamos en cuenta la orientación del propio culto.
Si la alineación vinculando Nevali Çori con Giza es válida, entonces se sugiere que los sacerdotes mayas realmente vieron al suroeste como la dirección más asociada con la creación de su mundo. El hecho de que esta línea imaginaria que se extiende por las aguas del Mar Mediterráneo oriental también es, quizás, significativo.
Con Egipto como su patria ancestral, este viaje a través de las aguas a través de la Puerta de las Profundidades podría haber sido comparado con el surgimiento del orden cósmico de las aguas primordiales que habían amenazado con hundir el mundo en el principio de los tiempos.
Después de haber conquistado la faz del abismo, es decir, el Mar Mediterráneo, para llegar al Levante, los Ancianos que sobrevivieron, como los primeros dioses de Mesopotamia (es decir, el antiguo Irak), habrían sido vistos como iniciando una nueva era mundial.
En esta mítica época, los mortales eran vistos habiendo vivido junto a sus maestros inmortales – utópicos recuerdos que llevaron a mucho más tarde a leyendas sobre este reino paradisíaco, conocido en hebreo como el Edén y en la antigua Mesopotamia como Dilmun, ambos relacionados con los territorios situados entre el cabeceras de los dos grandes ríos – el Tigris y el Éufrates.
Hay, sin embargo, un enlace adicional con Egipto.
El monstruo oscuro
En un importante trabajo sobre la antigua leyenda de la estrella Euphratea, escrita por Arato, un conocido astrónomo y poeta griego que vivió alrededor del 270 A.C., el monstruo marino Cetus es conocido como “el monstruo oscuro” – un nombre que se ha dicho para expresar “el azul-negro del cielo nocturno “.
Para los sumerios era conocido como Kumar, “oscuro”, del que deriva el nombre Kumarbi.
En arameo-hebreo, que es una lengua semítica estrechamente vinculada al acadio, la misma raíz de la palabra se convierte en Akem , “ser negro” y “quemado por el sol”.
En la lengua egipcia, esto se convierte en kem, “negro”, o kemet, que significa “tierra negra” – el nombre dado al antiguo Egipto por su propio pueblo.
La leyenda mitológica afirma que este nombre se refiere al limo negro que quedó cubriendo la primera tierra, es decir. Egipto, después de que las aguas de Nun retrocedieron desde el montículo primigenio en el principio de los tiempos, reflejado en los muy reales depósitos aluviales cubriendo el valle del Nilo después de la inundación anual.
Más curiosamente, la palabra kem se utiliza para denotar “el fin de un período, terminación, un final”, mientras que kemet también puede significar “hasta el final, para traer a su fin”.
Estas definiciones implican la realización de un período o ciclo de tiempo.
¿Es posible que kemet fue el nombre dado originalmente a Egipto como la patria primitiva, por los descendientes de los Dioses Mayores que entraron en el Cercano Oriente alrededor 9500 BC?
¿Era el nombre de un recuerdo abstracto de los lodosos depósitos de barro que habían quedado cubriendo gran parte del valle del Nilo después de la constante serie de grandes inundaciones durante los milenios once al diez antes de Cristo?
¿Se conservó también un recuerdo de la culminación o conclusión de este período caótico de inundaciones y destrucción?
Si estas ideas son correctas, entonces es probable que estos recuerdos fueron acarreados a la región del Alto Éufrates por los últimos Ancianos Dioses y mantenidas con vida por los sacerdotes mayas de las comunidades neolíticas.
Incluso hasta el segundo milenio antes de Cristo, los pueblos semitas viviendo en la antigua ciudad de Harran, en el sureste de Turquía recuerdan una relación más directa entre sus antepasados más lejanos y kemet, la tierra negra más allá del mar Mediterráneo.
El nacimiento de Sumer
En opinión de los arqueólogos e historiadores por igual, la ciudad-estado de Sumer constituyen la primera civilización conocida del Viejo Mundo.
Sin embargo, sus primeros inicios fueron en las comunidades montañosas del Zagros y Taurus oriental, donde comenzó la revolución neolítica 5000 años antes. Desde sus primeros inicios en las colinas y llanuras del norte de Siria e Irak, así como el sudeste de Turquía, la civilización de Sumer y Akkad creció en un período de 2000 años para convertirse en la sociedad más sofisticada en la tierra.
La serie de “primeros” atribuidos a los sumerios es prácticamente interminable.
Ellos diseñaron la primera cerámica de color
Se llevaron a cabo las primeras operaciones médicas
Hicieron los primeros instrumentos musicales
Presentaron las primeras habilidades veterinarias y desarrollaron la primera lengua escrita
También se convirtieron en ingenieros altamente exitosos, matemáticos, bibliotecarios, autores, archivistas, jueces y sacerdotes
Pero a pesar de todo esto nadie está muy seguro de que quienes fueron los Sumerios o por qué parecen haber evolucionado mucho más rápido que cualquier otra raza.
Existe amplia evidencia que demuestra que la capacidad innovadora de los sumerios se deriva de lo que heredaron de sus antepasados de las montañas, como la élite gobernante de las culturas llamadas Halaf y Ubaid.
Estos eran una casta sacerdotal identificada entre los restos anatómicos descubiertos en varios lugares en todo el Cercano Oriente.
No sólo tienen similitudes genéticas, ya que eran un grupo de familia de la élite, sino que se distinguieron de otros de las distintas comunidades alargando sus cabezas a través de la deformación craneana intencional durante la infancia, haciendo que los ojos aparecieran distorsionados dándoles un aspecto total impactante.
Estos individuos son representados en forma abstracta en el arte religioso, y claramente eran vistos como teniendo caras largas semejantes a serpientes.
Además, al igual que los sacerdotes mayas de Nevali Çori y los habitantes divinos de Wetjeset-Neter en los Textos Edfu de Construcción, estos individuos se adornaban con ropas ceremoniales de plumas.
Fue a partir de este grupo de élite de sacerdotes chamanes, muy posiblemente los descendientes directos de los Ancianos Dioses de Egipto, que el viejo mundo ganó su conocimiento o civilización.
Volver a la Fuente
Completando el ciclo está el hecho de que los precursores de los pueblos más antiguos mesopotámicos parecen haber entrado a Egipto desde el Levante durante la época pre-dinástica, en algún momento entre 4500 y 3500 antes de Cristo.
Ellos ayudaron a iniciar la era faraónica que comenzó con la institución de la primera dinastía de un Egipto unido en torno a 3100 A.C. En muchos aspectos, esta migración a Egipto parece haber sido como una especie de retorno a la fuente – el regreso a una patria ancestral dejada atrás tanto como 5000 años antes.
En el Egipto faraónico, todas las ideas de aquellos que habían preservado la semilla de la antigua cultura finalmente la entendieron y la pusieron en práctica.
Aunque los pueblos indígenas del valle del Nilo podrían haber sido los herederos directos del antiguo legado de los Ancianos Dioses”, que parece haber incluido el arte de la tecnología sónica, éstos individuos eran muy probablemente sólo pequeños grupos religiosos que mantenían vivas las tradiciones arcaicas en los centros de culto tales como Giza.
Solos podían hacer muy poco. No tenían ninguna influencia real sobre las dinastías tribales gobernantes, y no estaban en condiciones de re-encender el esplendor de sus antepasados divinos.
Sin embargo, con la ayuda de arquitectos entrantes, artesanos, diseñadores, líderes religiosos, así como una nueva elite gobernante, ahora eran capaces de iniciar el proceso de continuar las glorias de la cultura de los Antiguos, que se había dispersado a diferentes partes del mundo muchos miles de años antes.
Imhotep fue el arquitecto de la primera pirámide de piedra jamás construida en Saqqara durante la tercera dinastía de su rey, el poderoso Djoser.
Su diseño escalonado recuerda mucho a las estructuras zigurat de siete niveles de Mesopotamia, mientras que las fachadas de las paredes que rodean el complejo de la pirámide son sorprendentemente similares a las paredes exteriores de los edificios de culto en el antiguo Irak – el templo de Enki en Eridu es un buen ejemplo.
Sin embargo, la mayor importancia de esta influencia externa sobre la arquitectura del antiguo Egipto es el simple hecho de que en un lapso de tan sólo 150 años antes del reinado de Zoser, había conducido a la supervivencia de la cultura de los antiguos, la capacidad tecnológica combinada con las habilidades locales de construcción para producir lo que es sin duda el mayor logro arquitectónico del mundo, la Gran Pirámide.
Este monumento fue la joya de la corona, no sólo de Egipto, sino de todo lo que había sido secretamente mantenido vivo desde la edad de los dioses Netjeru, la época del Primer Tiempo (Zep Tepi).
La precisión de la ciencia, la geometría, la orientación, el corte de piedra, el taladrado de agujeros y la planificación arquitectónica de la Gran Pirámide fue el resultado de un legado conservado, no sólo por los sabios antiguos sacerdotes de Egipto, sino por una serie de diversas culturas en todo el Cercano Oriente
Sus antepasados más lejanos eran los dioses neolíticos del Edén, cuyos antepasados habían salido de Egipto hacia los valles fértiles del este de Anatolia durante las grandes inundaciones que afectaron a Egipto entre 10.500 y 9.500 antes de Cristo.
Es a estos individuos únicos, los descendientes vivos de una raza divina con un estilo de vida que hoy parece casi alienígena, que se debe el génesis de la civilización.

Uruk, la Primera Ciudad ( 3.000 A.C)

Contemplen atentamente estas bellas imágenes de los orígenes de quién fué la primera ciudad organizada de la Humanidad.
Uruk, ciudad sureña del valle de los dos ríos yació a orillas del Eufrates y desde ahí propagó su cultura e influencia por toda Mesopotamia, convirtiéndose en el primer y mas importante centro humano del mundo y cuna que vio nacer a fastuosos reyes como Gilgamesh o Enmerkar.
Mapa Imperio sumerio Uruk fue descubierta por William Loftus en 1849, aunque los momentos arqueológicos mas remarcables no llegaron hasta principio de siglo, 1912-1913, cuando Julius Jordan y su equipo de la Sociedad Alemana Oriental descubrieron el templo de Ishtar, hecho de ladrillos de adobe y decorado con mosaicos, y el antiguo muro que rodeó a la ciudad allá por el 3000 a.C., construido por Gilgamesh y que llegó a medir mas de 15 metros de alto y 9 kilómetros de largo.
Hacia 1954 Heinrich Lenzen descubrió una serie de tablillas escritas en sumerio y datadas del 3300 a.C. aproximadamente, y que alzaron a Uruk como uno de los primeros centros urbanos donde se distribuyó y utilizó la escritura como un método de comunicación cotidiano; entre los descubrimientos de este arqueólogo cabe destacar la famosa y conocida,
Lista Real Sumeria.
Todos estos descubrimientos sacaron a la luz a un núcleo urbano rico y floreciente, epicentro del mundo conocido hasta la época y que destacó por la sucesión de templos coronados en zigurats, patios y palacios, debiendo albergar hacia el 2900 a.C. la totalidad de unas 80.000 personas y convirtiendo a Uruk en la grandilocuente Roma del 3000 antes de Cristo.
Base Histórica
Uruk, como todo periodo histórico pasó por varias etapas, su fundación como asentamiento neolítico mas allá del 5000 a.C., pasando por su etapa mas floreciente que transcurrió del 4000 al 3200 a.C. (llegando a alcanzar su extensión en este periodo final mas de 600 hectáreas) y llegando hasta su desaparición mas allá del 700 d.C. Su influencia fue tal que existe un periodo cultural que lleva su nombre y seguramente se convirtió en la primera ciudad, mas influyente e importante en los albores de la historia humana.
Tabla cultural sumeria En el periodo de Uruk, fue cuando esta ciudad predominó sobre el resto, teniendo un tamaño muy superior al de los asentamientos cercanos que no superaban las 10 hectáreas, creándose una sociedad compleja en su interior, con una gran diversificación, estratificación y especialización social, llegando al máximo exponente sumerio en el ámbito social, comercial, burocrático y militar.
 Podemos dividir a Uruk en los siguientes periodos históricos; Uruk XVIII, periodo de Eridu, 5000 a.C. fundación de Uruk. Uruk XVIII-XVI, periodo tardío del Ubaid, 4800-4200 a.C. Uruk XVI-X, periodo de Uruk temprano, 4000-3800 a.C. Uruk IX-VI, periodo de Uruk mediano, 4000-3800 a.C. Uruk V-IV, periodo de Uruk tardío, 3400-3000 a.C., primeros templos monumentales del distrito de Eanna. Uruk III, periodo de Jemdest Nasr, 3000-2900 a.C., se construye el muro de 9 Km. Uruk II Uruk I
Aunque no se sabe muy bien cuales fueron las circunstancias reales que llevaron a Uruk a predominar sobre el resto, si es conocida la gran riqueza existente en la zona aluvial del valle de los dos ríos y que le llevó seguramente a tener excedentes de alimentos, que provocó la llegada de mas gente al núcleo urbano, permitiendo el comercio a otras regiones y a la par, permitiendo a las personas a no tener una vida basada en su propia subsistencia y dejándoles el resto del tiempo para dedicarse a otro tipo de menesteres y especializarse en unos concretos con relativa facilidad.
El fundador de esta ciudad según la Lista Real sumeria, fue Enmerkar, el cual construyó el Eanna, templo dedicado a la diosa Inanna, y del que podemos saber un poco mas en la historia épica que ha llegado a nuestros días, Enmerkar y el Señor de Aratta, y que narra la disputa entre éste rey sumerio y su homólogo de Aratta por unos recursos para la construcción del templo. Aunque Uruk no fue la primera ciudad sumeria que tuvo el control sobre el resto, éste debió pasar previamente por Eridu y cinco ciudades mas para llegar hasta Uruk, durante la I dinastía de dicha ciudad, Uruk, se convirtió en el centro neurálgico sumerio, periodo que se alargó durante todo el III milenio.
Este control cultural sobre toda Súmer lo fue perdiendo progresivamente con la entrada del periodo Dinástico, etapa sumeria donde el poder soberano fue pasando sucesivamente de una ciudad a otra, para volverlo a recuperar durante un periodo de tiempo relativamente corto, del 2800 al 2600 a.C. a través de la II dinastía de Uruk y volverlo a perder con la entrada del Imperio Akkadio, periodo en el cual Uruk perdió gran parte de su influencia y predominancia.
Durante la última etapa sumeria, la de la III dinastía de Ur, Uruk volvió a ganar esa predominancia e influencia cultural y económica perdida antaño, gracias al control militar que ejerció sobre Súmer la ciudad vecina de Ur, aunque con la caída de ésta, Uruk irremediablemente fue perdiendo peso en el entorno mesopotámico y debido a un mas que probable cambio del cauce del río Eufrates, acabo por desaparecer tiempo mas allá del nacimiento de Cristo.
La historia de la ciudad la conformaron las siguientes dinastías; 1a dinastía de Uruk Mesh-Ki-ang-gasher, hijo del dios Utu y fundador de Uruk. Enmerkar. Lugalbanda. Dumuzid, el pesacador. Gilgamesh. Ur-Nungal. Udul-Kalama. Emn-nun-tarah-ana. Mesh-he. Melem-ana. Lugal-Kitun. 2a dinastía de Uruk Enshakushanna, restableció la soberanía sobre todo Súmer, depués de su muerte la soberanía pasó a Eannatum de Lagash. Lugal-Kinishe-dudu, fue gobernador de Uruk bajo la soberanía de la I1 dinastía de Lagash. 3a dinastía de Uruk Lugalzagesi, gobernador de Unma que tras su victoria sobre todo Súmer estableció su capital en Uruk. 4a dinastía de Uruk
Los siguientes reyes fueron gobernadores de Uruk bajo el mandato Akkadio. Ur-ningin. Ur-gigir. Kuda. Puzur-ili. 5a dinastía de Uruk Utu-hengal, ensi de Uruk que expulsó a los Gutis y que reinó sobre Súmer un corto periodo de tiempo hasta que fue vencido por Ur-Nammu de Ur. El Uruk arqueológico Durante el III milenio Uruk estuvo formada por dos núcleos urbanos procedentes del periodo de Ubaid que se acabaron uniendo y acabaron formando los dos núcleos principales de la ciudad, el distrito Anu también llamado el Kullaba y que fue construido sobre una terraza natural coronada por un templo y el distrito Eanna, dedicado a la diosa Inanna y que estuvo formado por edificios religiosos y talleres.
Alrededor de estos núcleos administrativos y religiosos la gente de Uruk instaló sus talleres artesanales y casas y se rodeó de un anillo agrícola, se agrupó por gremios y desarrolló un tipo de vida avanzada y moderna. Uruk estuvo alimentada por una serie de canales procedentes del Eufrates que facilitaron el transporte comercial entre Uruk, el resto de ciudades sumerias y las culturas del golfo Pérsico, hecho por el cual esta ciudad es también conocida como la Venecia del desierto.
Plano Uruk Fuente, Wikipedia Autor, Gurdjieff Modificado y adaptado, historiaantigua.es El distrito Eanna El distrito Eanna tuvo su máximo exponente a lo largo de todo el III milenio, este constó de una serie de edificios de carácter tanto religioso como publico o monumental, convirtiendo a Uruk en la joya arquitectónica mundial de la época. En este distrito es donde se encontraron unas de las primeras muestras de escritura cuneiforme, lo que ha llevado a pensar en Uruk como centro primigenio en la expansión de este tipo de escritura.
Distrito Eanna, Uruk Fuente, Wikipedia Autor, Gurdjieff Modificado y adaptado, historiaantigua.es Como primer edificio principal encontramos el Edificio del Cono de Piedra, este edificio fue construido entre el 3800-3400 a.C. sobre las ruinas de un templo del periodo de Ubaid, este edificio estaba rodeado por un muro de piedra caliza elaborado con un moderno sistema de apuntalado; este edificio recibe este nombre debido a la gran cantidad de conos de piedra de colores que decoraban la fachada principal de ladrillo y que formaron parte del quizás primer templo dedicado al agua en Mesopotamia. Fue destruido ritualmente hacia el 3400 a.C. para formar parte del nuevo edificio Riemchen.
Hacia el 3400 y sobre la base de un templo del periodo de Ubaid se construyó el Templo de Piedra Caliza, situado en una especie de altoplano natural de 2 metros de altura. este edificio destaca por su tamaño y por el uso de la piedra caliza que debió ser importada de un afloramiento natural situado a 60 Km. de Uruk. Este templo se cree que debió ser el primero de los dedicados a la diosa Inanna y al igual que el Edificio de Cono de Piedra estuvo decorado con mosaicos de conos de piedra de diferentes colores y formando todo ello una estampa magnífica.
El Templo de Piedra Caliza al igual que muchos otros templos de la cultura mesopotámica tuvo forma rectangular y alineado con los puntos cardinales; interiormente constó de una sala central rodeada por otras dos de menor tamaño.
Ejemplo de revestimiento de paredes por conos de piedra Fuente, Wikipedia Entre el 3400 y el 3200 a.C. (Eanna IVb) una serie de edificios se construyeron entre las dos estructuras anteriores, estos edificios nombrados, A, C, E, K, el Edificio Riemchen y el Patio de los Mosaico Conos, junto con patios y muros adornaron la estampa de este distrito.
 Este conjunto de edificios se construyeron durante uno de los periodos dorados de la ciudad; el Edificio Riemchen llamado así por los alemanes debido a la forma particular de los ladrillo utilizados para su construcción (forma llamada Riemchen en Alemán) fue un monumento recubierto por murales de conos de colores y con un fuego ritual perenne encendido en su interior. El Templo de los Mosaico Conos formado inicialmente por el Patio de los Mosaico Conos y los edificios A,N y B con el conjunto de edificios H, G, F, K, J conformaron la estructura mas importante dedicada a la diosa Inanna de su tiempo; todas estas estructuras fueron derrumbadas y formaron parte de una nuevo complejo religioso en el siguiente periodo. El Edificio E se creyó en un principio un palacio para mas tarde comprobar que debió ser un edificio comunal. En el periodo comprendido entre el 3200 y el 3000 a.C. (Eanna IVa) se erigió el Templo Rojo sobre los restos del Templo de Piedra Caliza y los restos de las estructuras del periodo anterior conformaron un nuevo orden religioso dedicado de nuevo a la diosa Inanna y conformado por la Sala de los Pilares redondos y los edificios C, D y M. El Gran Patio rRal, un patio hundido rodeado por dos filas de bancos y decorados con mosaicos conos, al cual llegó en algún momento un pequeño acueducto que debió servir para regar unos jardines, también se construyó en esta época.
Todos estos edificios se destruyeron a principios del II milenio por razones todavía desconocidas. A principios del II milenio hacia el 3000 a.C. Uruk perdió parte de su hegemonía sobre todo Súmer, pasando ésta de una a otra ciudad del Imperio, y llevando a Uruk a parar su grandioso desarrollo construyéndose en esta época el Edificio de la Tierra Apisionada (Rammed Earth Building) y manteniendo el resto de estructuras dedicadas a la diosa Inanna con nuevas formas y edificios, formando “La casa de Inanna en Uruk”, cuya localización a día de hoy se desconoce.
El distrito Anu Este distrito es anterior al de Inanna, este distrito es mucho mas simple ya que se encuentra formado por el Gran Zigurat de Anu construido hacia el 4000 a.C., dedicado al dios del cielo, An y coronado por el Templo Blanco, construido hacia el 3000 a.C.
Distrito de Anu, Uruk Fuente, Wikipedia Autor, Gurdjieff Modificado y adaptado, historiaantigua.esTambién no formando parte del zigurat y situado al Nord-Este de éste podemos encontrar el Templo de Piedra construido hacia el 3500 a.C sobre una base de tierra apisonada y hecho a base de adobe y betún; debido al gran número de vasijas, canales y recipientes encontrados en el templo se cree que debieron efectuarse en su interior un gran número de rituales de libación.
El Zigurat de Anu; su construcción comenzó allá el 4000 a.C. y fue expandido consecutivamente durante 14 fases de construcción, llegando a alcanzar los 21 metros de altura, para, hacia el 3000 a.C. ser coronado por el Templo Blanco, llamado así al ser cubierta toda su estructura por yeso y ser visible desde grandes distancias.
Este gran faro fue sin duda uno de los símbolos de poder y grandeza de la ciudad en su tiempo. El acceso al ziggurat se realizó a través de una gran rampa con una simbología marcadamente ritual.
 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s