DESDE LA PIRAMIDE MAYOR DE LOS ANDES…

El Valle de Urubamba

Desde Cusco parte un camino pavimentado que asciende hasta el paso y continúa por la pampa antes de descender al Valle del Urubamba. En Pisac, cruza el río por un puente y prosigue por la orilla norte del río hasta Ollantaytambo, donde termina el camino pavimentado.

Atraviesa Calca, Yucay y Urubamba (también se llega desde  Cusco por Chinchero).  Dado que el valle (a 2,800 metros de altura) está  600 metros más abajo que Cuzco, es un buen lugar para aclimatarse física y culturalmente antes de ascender a la antigua capital incaica.

Como muchos lugares del valle, Urubamba (a 2,863 metros sobre el nivel del mar) es un hermoso escenario con picos nevados a la vista. La plaza principal, con una fuente coronada por una mazorca, está rodeada de edificios pintados de azul. La Calle Berriozabal, en el lado oeste de la ciudad, está flanqueada por árboles pisonay. La gran plaza del mercado está a una cuadra hacia el oeste de la plaza principal. La carretera principal bordea la ciudad y el puente del camino que conduce a Chinchero está al este de la ciudad. Visite el taller de cerámica  de Pablo Seminario, cuyos artesanos emplean técnicas y diseño precolombinos.

Ocus Urubamba
Tarabamba, a seis kilómetros al oeste de Urubamba,  es el lugar donde un puente cruza el Río Urubamba.  Gire a la derecha después de pasar el puente con dirección a Pichingoto, un pueblo en ruinas construido debajo de un acantilado.  Asimismo, justo encima del puente y antes de llegar al pueblo a la izquierda de un pequeño cementerio  amurallado, hay una corriente salada. Siga el sendero que discurre junto a la corriente hasta Salinas, un pequeño poblado debajo del cual hay muchísimas salinas en andenes incaicos, que aún se utilizan (hay más de 5,000). La caminata a las salinas toma aproximadamente 30 minutos.  Le aconsejamos tomar agua, porque este lado del valle tiene un clima muy caluroso y seco. Mayo y junio son los meses de la cosecha y se celebran fiestas locales y muchas procesiones siguiendo costumbres ancestrales. La fiesta mayor de Urubamba es la fiesta del Señor de Torrechayoc, que se celebra la primera semana de junio.

Ollantaytambo. La ciudad inca de Llacta sobre la que se asienta la ciudad actual (a  2,800 metros sobre el nivel del mar) es considerada como un excelente ejemplo de las canchas incas (manzanas) que están casi intactas y siguen ocupadas detrás de la plaza principal.  Al entrar a Ollantaytambo desde Pisac, la carretera corre paralela a un muro largo con 100 nichos. Note la inclinación del muro que se ladea hacia la carretera.  Como los Incas tenían la costumbre de construir las paredes  inclinadas hacia el interior de los edificios, se deduce que la carretera, que entonces era mucho más estrecha, fue construida dentro de una sucesión de edificios.  El camino que sale de la plaza cruza un puente hasta llegar a una iglesia colonial con su recinto amurallado.

El tramo de los andenes que asciende hasta la ciudad es magnífico, al igual que los andenes en curva que siguen el contorno de las rocas, desde donde se domina el Urubamba.

La construcción del tempo fue iniciada por Pachacutec quien  utilizó a los indígenas Colla del Lago Titicaca; de ahí la similitud de los monolitos que miran hacia la plataforma central con las ruinas de Tiahuanaco. Se dice que los Colla dejaron el trabajo a medio hacer, lo que explica el gran número de bloques sin terminar que quedaron en el lugar.

Recientemente, se ha identificado una pirámide en el lado oeste de las ruinas principales de Ollantaytambo, que fue descubierta por Fernando y Edgar Elorietta. Los dos exploradores sostienen que se trata en realidad del cerro Pacaritambo, desde donde surgieron los cuatro hermanos inca que fundaron el imperio (una de las leyendas sobre la creación del imperio incaico). Independientemente de que esto sea cierto o no, la pirámide sigue siendo una obra arquitectónica maestra con estupendos campos en andenes y un muro de 750 metros con nichos, que se alinea con los rayos del solsticio de invierno el 21 de junio de cada año.  La misteriosa pirámide puede ser apreciada claramente desde el otro lado del río.

 

PROFECIAS INCAS

 

“TARYPAY PACHA” EDAD DORADA. EPOCA DEL REECUENTRO CON NOSOTROS MISMOS

   Según la profecía andina, desde aproximadamente el 1º de Agosto de 1990 hasta el 1º de Agosto de 1993 el mundo experimentó un Pachacuti o Pachacutec de Luz que significa la abolición del tiempo y el espacio. La palabra “Pachacakuti” procede del nombre del noveno Inka Pachacutec, que fue en buena medida responsable de la construcción del gran Imperio Inka, por cuanto amplió sus dominios conquistando los terrenos que integran hoy en día la zona de Colombia y parte de Chile.   En la tradición profética el término “pachacuti” se aplica a la transformación cósmica. Este movimiento de  energía, de conciencia, surca todos nuestros conceptos en cuento a tiempo,  espacio y de interconexión  con la gran red del ser.

   Según la profecía andina este reordenamiento cósmico tuvo lugar a principios de la década del 90 y marcó el comienzo de los años de formación del legendario TARIPAY PACHA, la época del reencuentro con nosotros mismos. Este período inicial duro 7 años, durante este período la conciencia humana tuvo la posibilidad de evolucionar. Esto se manifestó a través del desarrollo de nuestra intuición y la posibilidad de desarrollar poderes curativos, señal del quinto nivel del sagrado sacerdocio andino equiparable con el concepto de quinto nivel de evolución de los Hopis y los Mayas.

   Este fue un nuevo ciclo histórico que marcó el comienzo de la formación de una nueva clase de ser humano, es así como empezamos a restar importancia al plano físico para darle lugar al espiritual, convirtiéndonos así en seres ligeros, verdaderos hijos del sol.

   Tras este período de 7 años que llegó hasta el año 2000, señalando el cambio de milenio, sobreviene otro período de  12 años, el cual estamos transitando y la humanidad seguirá madurando y evolucionando aun mas a una época de renovación espiritual, armonía y vuelta al reino de la naturaleza. En este período se manifestará la aparición de los gobernantes sabios, el SAPA INKA, que significa único señor o supremo gobernante y COYA, su equivalente femenino. Ésta es una pareja espiritual sabia de sexto nivel de conciencia, se los reconoce porque sus cuerpos físicos están envueltos en un aura de color blanca o dorada y se ocuparán de preparar el terreno para la aparición del sexto nivel de desarrollo humano. Toda la humanidad debe ayudar y contribuir para que suceda esta transformación cósmica en la conciencia colectiva. Cualquier individuo este donde este y pertenezca a la tradición espiritual que pertenezca, posibilitará con su propia evolución a que se produzca el cambio de conciencia colectiva. La profecía indica que las personas de quinto y sexto nivel de evolución, no necesariamente deberán ser pacos andinos, ni ser parte integrante del sacerdocio Inka, no importa cual sea su etnia , raza, cultura o religión.

   Una vez que se haya manifestado el sexto nivel en la tierra se desarrollará la EDAD DORADA del TARIPAY PACHA, a partir del ano 2012, manifestándose la ciudad intraterrena de PAYTITI, donde estará aguardando INKARRI, el místico primer Inka, entonces será posible el séptimo nivel, el nivel de la divinidad o supremo príncipe creador. Durante el TARIPAY PACHA se volverá a tejer una compleja red de interacciones entre lo humano y lo no humano, lo físico y lo metafísico, lo natural y lo sobrenatural, interacciones que antiguamente, en épocas remotas de la historia, constituían el estado habitual del ser. Por consiguiente el TARIPAY PACHA no es tanto la creación de una forma nueva sino el recuerdo de una forma antigua, cuando vivíamos en sincronía con el ritmo natural del cosmos.

 

PROFECIA INCA: LA REUNION DEL AGUILA, EL CONDOR Y EL QUETZAL

 

   Esta es una profecía conocida tanto por las naciones originarias del norte como del sur de América, nos habla de la unión de las aves, animales de poder sagrados que claramente representan el mundo espiritual  y la evolución de la conciencia. En el vuelo, en la elevación, en alcanzar las alturas esta representado nuestro camino hacia nuestra evolución espiritual. Sin conciencia, sin alas, nos quedamos atados al nivel mental, adheridos a la superficie de la tierra sin posibilidad de ver mas allá del horizonte.

   Las aves sagradas de los originarios están destinadas a unirse. El Águila del norte no puede ser libre sin el Cóndor del sur y esta unión está señalada para ligar las diferentes culturas sobre las que sobrevuelan en dirección al punto de encuentro. La nación maya, allí espera el Quetzal, aguardando el momento en que finalmente bendigan el continente americano con sus vuelos. Este será el momento en que la espiritualidad y la sabiduría de los pueblos serán reconocidas por lo que son: verdaderos instrumentos para la transformación espiritual del hombre.
   Esta unión esta anunciada para estos tiempos, ya estamos viendo las manifestaciones de su cumplimiento.    La era de Acuario es una era de luz, una era de despertar, una era de volver a las formas naturales. Todos nosotros, los seres humanos encarnados, estamos aquí para ayudar a la ascensión, entendiendo el mensaje del corazón, la intuición y la naturaleza.
   Desde el comienzo del Pachacutec de Luz en 1993, hubo varios encuentros que en si mismos ya son el signo de la presencia de esta profecía del Águila y el Cóndor, a la que se le suma el Quetzal, por ser ésta el ave de la nación maya que será como un puente de unión de las otras dos aves que representan el norte y el sur del continente americano. Surgiendo así el llamado a la unidad en todo el continente, a todos los habitantes de la Madre Tierra.
   Cuando la conciencia despierte, podremos volar alto como el águila, o el cóndor…todos somos parte de la Pachamama, Madre Naturaleza, ella esta dentro de nosotros y nosotros estamos dentro de ella. Pertenecemos a la evolución de la naturaleza en nuestros cuerpos físicos pero también tenemos un cuerpo espiritual que viene del sol, no del sol que se puede ver con nuestros ojos sino del sol que existe en otra dimensión. Un sol dorado que arde con el fuego de la luz espiritual. La luz interior de los seres humanos emana de esa fuente espiritual. Nosotros venimos a la tierra desde ese sol para tener experiencias aquí que nos dan la oportunidad de evolucionar y retornaremos a ese sol porque somos todos HIJOS DEL SOL.

 

En el caso de los Andes Equinocciales, se han llevado acabo estudios por parte de cuatro investigadores, el polaco Marius Ziowlskoysky sobre una breve observación de las direcciones de las rampas de las pirámides de Cochasquí, sin resultados que provean de información útil. El ruso Valentin Yurevich, ex Director del Observatorio Astronómico de la Alameda de Quito, quien realiza algunas observaciones, apuntes y mediciones con respecto a algunos discos líticos existentes en el valle de San Antonio de Pichincha, antiguamente conocido como Lulumbamba. Sus investigaciones han sido muy útiles para estudios posteriores y exploraciones llevadas acabo por el estudiante israelita Daniel Zborover quien intentó realizar algunas interpretaciones de las plataformas de barro cocido ubicadas en las cimas de las pirámides de Cochasquí; y de la misma manera para las investigaciones llevadas a cabo por Cristóbal Cobo, autor del presente texto, quien se dedica a la investigación más detallada y exhaustiva de la misma región, pero considerando al Sitio Arqueológico del Monte Catequilla como un posible sitio escogido y construido por las culturas preincas con una posible consciencia de su desplazamiento en la línea equinoccial.

Los cuatro autores han realizado investigaciones aplicando metodologías y tecnologías apropiadas para este tipo de estudios. De la misma manera los estudios han sido publicados como corresponden, (revisar Bibliografía).

Lastimosamente, ninguno de los proyectos han podido establecer resultados concluyentes, debido al poco interés por parte de la sociedad académica y de las instituciones encargadas de la salvaguarda e investigación del Patrimonio Cultural. La dificultad de disponer de fondos para la investigación, no ha permitido que se pueda proponer un proyecto de largo aliento e integral. Únicamente el proyecto Quitsato, dedicado a la investigación de Catequilla , ha podido continuar con algunos estudios en los últimos quince años, estudios que presentamos de manera breve y simple en el presente texto, con el fin de exponer una descripción sencilla, la hipótesis en la que se está trabajando actualmente.

Consideraciones indispensables para la introducción de estudios arqueoastronómicos en los Andes Equinocciales.

Si se pretende comprender en lo posible, la cosmovisión del habitante de la región en las épocas prehispánicas, debemos renunciar a patrones establecidos y fundamentados en la cosmovisión del presente. Es simplemente imposible tratar de interpretar la geografía, arqueología, astronomía de la región con convencionalismos impuestos por un proceso histórico, el mismo que importó un pensamiento totalmente exógeno al entorno que estamos tratando en este análisis. Debemos, ineludiblemente repensar en un orden natural del medio a estudiar, para así poder en lo posible correlacionar la vida del habitante antiguo de la región con su hábitat.

Así, empezaremos por un reconocimiento del entorno espacial.

Orientación.

Orientación, del latín Oriens, por donde el Sol Aparece. Oriente, Origen, Orien, Orto, Oro, palabras relacionadas con su significado etimológico y su origen.

El ubicarse en dirección Norte-Sur o Sur-Norte, son perspectivas excluyentes del entorno espacial, suponiendo que el observador dirige su observación hacia el Norte, perderá la perspectiva de la bóveda celeste austral, lo mismo sucederá si el observador dirige su mirada hacia el Sur, perderá la perspectiva de la bóveda celeste boreal. Además que no existen puntos fijos de referencia astronómica, por ejemplo la estrella polar, Polaris de la Osa menor, no es un punto fijo en la bóveda celeste, debido al movimiento de precesión de la Tierra.

El punto más fijo en el cosmos para un observador en La Tierra, será el Este u Oriente, por donde el sol aparece en los equinoccios. Este es un punto casi fijo, apenas tiene una ligera oscilación de carácter permanente pero de desplazamientos variables tanto temporales como espaciales de no más de 0.40 segundos de arco, es decir de alrededor de 14 metros. Sin embargo en relación al Sol, este desplazamiento debido a efectos gravitacionales de la Luna y el Sol, resulta ser imperceptible para el ojo humano, debido a que el tamaño del disco solar aparente, es de alrededor de 31 minutos de arco.

La única dirección integral hacia la que deberíamos dirigir nuestra observación, con el fin de obtener una perspectiva natural, es hacia el Oriente, es decir orientándose de verdad, como el significado de la misma palabra lo dice, es decir, orientarse hacia el Oriente.

Con la perspectiva hacia el Oriente, no solo obtendremos un punto fijo de observación, sino también la capacidad de observar la bóveda celeste integralmente, con todas sus estrellas visibles, y así lograremos comprender los movimientos aparentes de los astros y en consecuencia los movimientos verdaderos de los mismos, ya que observaremos los puntos por donde aparecen los astros y sus respectivos tránsitos o movimientos aparentes.

Decimos movimientos aparentes ya que no son los astros los que se mueven con respecto al observador, sino que la Tierra es la que rota, por lo tanto parece ante nuestra mirada que los astros tienen su movimiento.

En el caso de la Luna y los planetas visibles, hay que considerar que cada uno de ellos tienen su movimiento independiente y comprender el movimiento de los mismos es muy complejo y no trataremos sobre este tema en el presente texto.

La dirección del Occidente u Oeste, es la menos funcional, ya que es imposible observar los astros y los movimientos aparentes de los mismos desde que desaparecen.

Por lo tanto la dirección que nos ayuda desde el inicio a tener una conciencia integral del espacio circundante es hacia el Oriente. Y para las culturas ancestrales como los Mayas, Griegos, Chinos, Hindúes, etc., el Este siempre fue su referente y la mayor parte de sus edificaciones principales estaban orientadas.

Movimientos aparentes de los Astros.

Desde las primeras etapas del desarrollo del ser humano, éste siempre estuvo observando su entorno para poder obtener las fuentes primarias que le permita su subsistencia. Este importante aspecto de observación paciente y sistemática ayudó a la evolución del conocimiento, sobre todos los recursos que le rodeaban, el cual ha ido desde la diversidad biológica, los recursos hídricos, los recursos geomorfológicos, así como también un gran conocimiento de la topografía de los territorios donde se desenvolvía; es decir, un cabal entendimiento de su entorno geográfico y ambiental. Observaban también que tanto la fauna como la flora se comportaban de distinta manera de acuerdo a cambios climáticos, o los cambios estacionales más visibles como los del día y la noche; incluso, aprendieron a distinguir las variaciones del medio ambiente en diferentes épocas las cuales estaban regidas y relacionadas con los movimientos de los astros; y es así que con seguridad aprendieron a definir y clasificar las diferentes regiones y direcciones, que a su vez indicaban diferentes periodos con ciclos y ritmos del tiempo.

Conforme fueron evolucionando los diferentes procesos de sedentarización, el ser humano también comenzó a desarrollar un paulatino conocimiento de los movimientos planetarios, ubicando las diferentes salidas y puestas de los astros, su aparecimiento y ocaso en los horizontes; tal es el caso de los astros más importantes como el Sol y la Luna, los cuales indicaban muy fácilmente los períodos de tiempo, señalando los extremos de sus ortos y ocasos en el horizonte.

Oblicuidad de la Eclíptica

Nuestro planeta se encuentra 23° 26´29´´, inclinado con respecto al plano de su órbita en el sistema solar. Es gracias a esta inclinación que constituye uno de los importantísimos factores para que exista vida en nuestro planeta. Así es como tenemos la presencia de las estaciones, ya que una Época del año el Sol ilumina el hemisferio sur y otra época el hemisferio norte, entonces se presentan las estaciones.

Para comprender de mejor manera esta situación tenemos que previamente comprender dos modelos, el Heliocéntrico y el geocéntrico. (Bakulin, Kononóvich, Moroz, 1983)

MODELO HELIOCÉNTRICO

Helio significa Sol, entonces es cuando ubicamos al sol en el centro de nuestra perspectiva, así observaremos que podemos dividir al posicionamiento de la tierra en su órbita en cuatro fases:

  • Cuando el Sol proyecta su radiación perpendicularmente en la línea equinoccial.

  • Cuando el Sol proyecta su radiación en el hemisferio norte del planeta y perpendicularmente en el Trópico de Cáncer.

  • Cuando el Sol proyecta su radiación en el hemisferio sur del planeta y perpendicularmente en el Trópico de Capricornio.

  • Cuando el Sol proyecta nuevamente su radiación perpendicularmente en la línea equinoccial.(IBDEM)

Modelo heliocéntrico

EFECTOS DE LUZ EN LOS EQUINOCCIOS Y LOS SOLSTICIOS

MODELO GEOCÉNTRICO

GEO significa Tierra, entonces es cuando en cualquier punto nos ubicamos y observamos al horizonte, vamos a poder observar que los astros salen y se ponen en diferentes posiciones todos los días y vuelve a repetirse en el transcurso de un año.

Este movimiento es el movimiento aparente de los astros, ya que no son los astros los que se mueven sino que es nuestro planeta el que tiene esta inclinación de 23 ½, exactamente 23grados 26 minutos y 29 segundos, esta inclinación sufre de ligeros cambios a través del tiempo dado por efectos gravitacionales de la Luna y su movimiento de Nutación que responde a un ciclo de 18.6 años, (Bakulin, Kononóvich, Moroz, 1983).

Modelo Geocéntrico, Rosa de los Vientos.

REPRESENTA AL MODELO GEOCENTRICO CON SUS 12 ALINEAMIENTOS

MOVIMIENTO DE PRECESIÓN.

El sol y la luna aplican un impulso rotativo a la Tierra, lo que causa un cambio en al orientación de su eje de rotación. En consecuencia, la declinación de las estrellas se mueve hasta 47 grados en un lapso de 25800 años, desplazando el lugar en el cual ellas salen y se ponen. La ruta seguida por el eje de rotación de la tierra es un pequeño círculo en el cielo que mantiene la oblicuidad de la eclíptica en alrededor de 23.5 grados, de modo que la precesión no cambia la posición y puesta del sol.

La posición en la cual los objetos celestes salen y se ponen cambia lentamente con el paso del tiempo. Desde la época incaica, los cambios en la “oblicuidad de la eclíptica” han desplazado a la posición en la cual el sol sale y se pone en los solsticios. La precesión cambia la orientación del eje de rotación de la tierra y ha desplazado en varios grados la posición en la cual algunas estrellas salen y se ponen. Esto corresponde a un desalineamiento espacial de menos de cinco metros (ya sea en el horizonte o en el punto mismo), una diferencia insignificante en comparación con la incertidumbre referida al lugar preciso desde el cual se hacían las observaciones dentro de los sitios arqueológicos, (Dearborn, 1998.)

Precesión

MOVIMIENTO DE PRECESION

LOS SOLSTICIOS Y EQUINOCCIOS

Desde un punto fijo observaremos que el Sol se levanta cada mañana y se acuesta por la tarde, en diferentes sitios, parte del año recorrerá hacia el norte y parte del año recorrerá hacia el sur y retornan para realizar el mismo movimiento parando en los sitios del norte y del sur en los mismos sitios. Esos sitios los llamamos los puntos de los Solsticios, que significa Sol quieto, estos puntos están marcados por el Trópico de Cáncer al norte y Trópico de Capricornio al sur. Si nosotros nos ubicamos en cualquiera de estos puntos durante el año vamos a ver que el Sol se ubicará perfectamente en el cenit que es el punto más alto en el espacio.

Entre la mitad de estos puntos encontraremos la línea Equinoccial que es en la cual el sol se ubicará perfectamente perpendicular y está determinado por los equinoccios. Equinoccio, significa noche igual, puesto que tenemos la observación tanto del espacio del norte como del sur por igual.

El retorno de un punto al mismo punto en los solsticios se presenta con un ciclo de un año y en los equinoccios cada seis meses en el mismo punto.

Los Solsticios y Equinoccios a su vez dividen el año en cuatro secciones marcadas por las estaciones; en el solsticio del norte el sol calienta la parte norte del hemisferio por lo tanto es verano en el norte y el sur es mas frió, entonces será invierno en el sur, en los equinoccios se presenta un balance por lo tanto son otoño y primavera, y en el solsticio del sur el cambio estacional se invierte, siendo verano en el sur e invierno en el norte.

El ciclo de un año ha sido dividido por el hombre en 12 meses y los meses que corresponden a los solsticios y equinoccios son:

Solsticio del norte: junio 21

Equinoccio: septiembre 23

Solsticio del sur: Diciembre 22

Equinoccio: marzo 21. .(Bakulin, Kononóvich, Moroz, 1983)

Estas fechas también están sujetas a otras variables, como por ejemplo, los años bisiestos donde tendremos que adelantar un día.

El SOL

Al sol se le atribuía la superioridad de todas las cosas adoradas y veneradas, y a el estimaron por universal hacedor de todo lo hecho, y proveedor de todo lo creable, dijo Miguel Cabello de Balboa refiriéndose a las costumbres paganas e idolátricas de las culturas pre-Incas.

Desde las primeras etapas de desarrollo del ser humano, este siempre estuvo observando su entorno para poder obtener las fuentes primarias que le permitan su subsistencia. Observaba también que el entorno ecológico dependía de los movimientos de los astros. Por ejemplo, la práctica de la agricultura se la ejercía por medio de calendarios agrícolas para saber cuando sembrar y cuando cosechar. Y el único medio de desarrollo que dichos calendarios eran los cálculos y observaciones astronómicas.

Conforme fueron evolucionando los diferentes procesos se sedentarización, el ser humano también comenzó a desarrollar un paulatino y mas exigente conocimiento de los movimientos de los astros mas importantes, como el sol y la luna, sus ortos y ocasos de los horizontes.

Los antiguos habitantes de la zona equinoccial posiblemente siguieron con mucha paciencia estos movimientos y suponemos que así lograron determinar los sitios donde durante los equinoccios el sol no proyecta sombra alguna en el medio día porque se ubica perfectamente en el cenit. Y así, posiblemente, fue en parte, uno de los medios por el cual posiblemente determinaron el posicionamiento de la Línea Equinoccial, en Catequilla, un monte ubicado en la parte al lado oriental del pueblo de San Antonio de Pichincha.

Monte Catequilla

MONTE CATEQUILLA, VISTA OESTE.

A partir de la selección de este observatorio, posiblemente comenzaron a ubicar otros sitios siguiendo las líneas que proyectaba el Sol en los solsticios y Equinoccios, esto les pudo permitir realizar mediciones más complejas del tiempo y del espacio, conocer también su territorio de igual manera, controlar a su población, desarrollar calendarios agrícolas, para las siembras, riegos, cosechas. Es así que se levantaron otros sitios de observación astronómica como pirámides y asentamientos perfectamente distribuidos y diseñados en sitios estratégicos para honrar a sus Dioses, los astros, el Sol y la Luna.

Garcilaso de la Vega, Inca cuzqueño, sostiene que:

Los incas del Cuzco “dezían que aquel día era el equinoccial”, cuando la sombra proyectada por una columna recorría una línea recta este-oeste. Los incas también sabían que en Quito, el sol pasaba directamente por encima durante los equinoccios, sin proyectar sombra alguna a mediodía. Garcilaso sostenía, además, que “(p)or esta razón…tuvieron en mayor veneración” a las columnas quiteñas. (Tomado de Dearborn, 1998).

A pesar de que este cronista es considerado como no confiable dentro de la historiografía andina, esta información que nos describe, jamás podía inventarse ya que lo que escribe, acontece con precisión absoluta dentro de la mecánica celeste, por lo tanto debemos considerar a esta información de vital importancia para explicar que Quito, como destino implicaba un objetivo sagrado, ya que era el asiento del sol, Inti, el sitio de su Dios. La razón de la conquista de Quito por parte de los Incas tiene mucho más sentido y justificación si es que se toma este argumento mucho más convincente que suponer una simple expansión territorial.

Los Andes Ecuatoriales o Equinocciales.

El espacio geográfico del Ecuador, sobre todo con lo que respecta a los Andes Equinocciales, presenta una singularidad con respecto a todas las cordilleras montañosas alrededor del mundo, y es su posicionamiento casi perpendicular a la línea Equinoccial. Los Andes Equinocciales, constituyen dos estructuras que recorren paralelamente de norte a sur, las cordilleras oriental y occidental, las mismas que se convirtieron en el instrumento ideal para observaciones del horizonte, puesto que se convierten en un horizonte perfecto, para el estudio de los movimientos aparentes de los astros y así efectuar las más complejas mediciones tanto de tiempo como de espacio.

Este relieve montañoso goza de una varias ventajas que carecen otros sitios alrededor de la línea equinoccial en el Mundo, como es el caso de la amazonía colombiana y brasileña, o en los bosques de Gabón, Congo, Zaire, así como también en las cordilleras de Uganda y Kenia en el África, y las islas de Sumatra y Borneo en Indonesia en el Asia. Los factores más importante radican en las alturas de las dos cordilleras andinas, que recorren longitudinalmente de Norte a Sur y la presencia del valle interandino, donde el domo de Catequilla es el único que se encuentra en la latitud cero por lo tanto se convierte en el mejor sitio del mundo para observaciones astronómicas, ya que se tiene una observación íntegra de la bóveda celeste, es decir se ve con precisión tanto la bóveda boreal como la austral.

En el caso de las selvas y bosques que existen en otras longitudes, el horizonte natural se encuentra en permanente cambio, es un horizonte vivo donde la vegetación está sujeta a diferentes cambios biológicos y artificiales por la mano del hombre, por lo tanto no se pueden definir puntos específicos en el horizonte, para la señalización de los movimientos aparentes de los astros, ese es el caso de la selva amazónica, los bosques de África occidental, los valles de Uganda, Kenia e Indonesia. Otro factor muy importante es la corta distancia entre las cordilleras orientales y occidentales de los Andes las mismas que facilitan la comunicación entre diferentes sitios. El manejo geodésico por parte de las diferentes culturas ancestrales, se complica aún más cuando existe la presencia de agua donde resulta imposible el determinar puntos específicos en su superficie, por ejemplo gnomones, como es el caso del lago Victoria entre Uganda y Kenia, el mismo que presenta una distancia de 198 kilómetros entre el extremo Oriental y el extremo Occidental, donde el horizonte natural llega a perderse para el observador, debido a la distancia.

Fue por estas y muchas más razones que esta singular región de los Andes Equinocciales ha tenido un trato primordial en cuanto a observaciones astronómicas y mediciones geodésicas, tal es el caso de las Misiones Geodésicas Francesas de 1736, las mismas que seleccionaron a esta región para sus investigaciones. Las mediciones se basaron en la selección de puntos específicos a lo largo de las cordilleras orientales y occidentales para someterlas a cálculos trigonométricos utilizando la gran parte del callejón interandino de lo que ahora comprende el país del Ecuador. La tarea específica de estos exploradores fue el medir un grado del meridiano para comprobar la verdaderforma del planeta. (Ibdem.)

Sección mapa geodésicos

Sección del mapa de las Misiones Geodésicas,en detalle se puede observar, las triangulaciones realizadas usando las montañas de la región.

En este espacio territorial, también existe un hecho singular al que debe darse la debida importancia y consideración, este es el caso particular de las sociedades andinas equinocciales, cuyos desarrollos culturales que por distintas razones del caso, han sido muy poco tomadas en cuenta por parte de la sociedad científica. Quizás se deba a que en esta zona no se encuentran las monumentales estructuras como las que existen en Meso América (los templos del sol y la luna, Chichen Itzá, el Petén) o en Perú (Machu Pichu, Sacsa Huamán, Sechín, etc.). Sin embargo, hay que analizar y entender que el concepto de monumentalidad al parecer ya existía en la concepción de las sociedades equinocciales, y estaban dadas por las majestuosas estructuras de los volcanes y montañas de esta región, como es el caso del Cayambe (5790 m.s.n.m.) que es el único volcán, posicionado a muy escasos segundos al norte del paralelo cero; el Cotopaxi (5950 m.s.n.m.), el Chimborazo (6310 m.s.n.m.); lagunas como la de Mojanda, San Pablo, etc.

Después de haber analizado muy brevemente el desenvolvimiento de otras culturas en el mismo continente (mayas, aztecas e incas); es necesario no perder de vista las facilidades visuales de los horizontes que disponían las sociedades equinocciales, en distancias relativamente cortas. Situación que hace factible la posible existencia de un complejo conocimiento de la Astronomía por parte de estas sociedades, que hipotéticamente pueden estar correspondiendo a la cultura pre-Inca, Quitu-Caranqui.

Catequilla.

El proyecto partió de descubrir que un singular y desconocido sitio arqueológico estaba ubicado exactamente en el paralelo cero ( 0º 0´ 0” ) .Es la cima del Monte Catequilla cuya posición se comprobó con el datúm WGS 84,que es el más exacto y actualizado en sistemas de posicionamiento global. Este lugar posiblemente no solo era el sitio de la Línea Equinoccial posicionado por la cultura pre -inca, si no también podía ser el eje matriz de un ordenamiento territorial muy complejo que se desarrollo hacia aproximadamente mil años.

Foto Aérea de Catequilla

FOTO AÉREA DEL SITIO ARQUEOLÓGICO DEL MONTE CATEQUILLA, EXACTAMENTE EN LA LATITUD CERO.

 Catequilla es una elevación que se encuentra a 2630 metros sobre el nivel del mar y se presenta muy independiente con relación a las estructuras montañosas circunvecinas. Esto le proporciona características especiales la mas importante es que se encuentra en el paralelo 0º, su cima goza de un visibilidad de 360 grados desde donde se puede observar 25 poblaciones antiguas diferentes, absolutamente todos los sitios arqueológicos de la región sin ayuda a instrumentos ópticos, por lo que la observación es directa y simple. Su ventajosa posición en medio de las 2 grandes cordilleras de los Andes, permitió que el relieve oriental fuera usado para observar las salidas y el occidental para las puestas de los astros. Esta es la única elevación del mundo que presenta estas características.

Los Indígenas no contaban con instrumentos ópticos, razón fundamental para que el horizonte natural de los relieves montañosos de los Andes hayan sido usados como la herramienta ideal para las observaciones horizontales.

El sitio arqueológico presenta un muro en forma de semicírculo, el mismo que está construido con material del sitio y piedra, tiene un diámetro aproximado de 70 metros, con una altura de 1.80 metros

El Arqueólogo Oswaldo Tobar, en la loma de Catequilla, inició una excavación arqueológica en el mes de abril de 1999, y halló cerámica pre-inca en un deposito volcánico perteneciente a la erupción del volcán Guagua Pichincha que data de hace 980 años, según el análisis analizado por la vulcanóloga Patricia Mothes Investigadora del Instituto Geofísico Politécnica Nacional.

Paralelamente se verificó la relación existente entre Catequilla con los diferentes sitios Arqueológicos de la misma región equinoccial con la ayuda de un teodolito y un GPS. El resultado alcanzado fue que los sitios mas preponderantes, como es el caso de las pirámides de Cochasquí y el sitio arqueológico de Pambamarca, confluyen en el centro arqueológico de Catequilla siguiendo las caídas y salidas del Sol en los solsticios de junio y diciembre.

Otros sitios arqueológicos no solo se posicionan en relación con los solsticios sino también con otras direcciones con base astronómicas. La mayoría de sitios han sido posicionados satelitalmente en este estudio y se han logrado marcar los alineamientos con ángulos astronómicos exáctos.

Estas evidencias apoyan fuertemente la hipótesis que este sitio arqueológico fue construido específicamente para observaciones astronómicas, además pudo servir como un pivote de un gran engranaje en el ordenamiento territorial de los antiguos habitantes de la zona.

Proyecto Quitsato

Este es un estudio multidisciplinario con base arqueológica y astronómica , encaminando a realizar una correcta interpretación del significado y funcionalidad de los contextos culturales prehispánicos existentes en el área de los Andes equinocciales.

Los contextos culturales han sido interpretados desde diferentes perspectivas, como fortalezas militares, lamentablemente estas interpretaciones muy ambiguas carecen de argumentos y fundamentos científicos, Pero cuando la Astronomía es aplicada se pueden encontrar evidencias concretas las cuales nos proveen de datos medibles, cuantificables y comprobables.

Este proyecto parte desde un enfoque natural para la interpretación del contexto cultural, que consideramos mas apropiada porque se relaciona con la cosmovisión prehispánica. Así también quiere aportar con un adecuado estudio de los elementos naturales, como los cuerpos celestes y estructuras geológicas, que posiblemente incidieron en la selección y ubicación de los diferentes sitios arqueológicos por parte de las sociedades anteriores a la conquista Española.

Se aplicó la tecnología mas avanzada existente en la actualidad, como el caso de la satelital, los sistemas de posicionamiento global y sistemas de información geográfica (SIG) ; la documentación de los contextos en estudio por medio de formatos fotográficos videos, planos , cartografía imágenes satelitales y su respectiva georeferenciación, para poder realizar un estudio integrado de datos.

EL PATRON ASTRONÓMICO

Las respectivas salidas y ocultamientos del sol en las fechas más importantes proyectan alineamientos, los mismos que posiblemente fueron utilizados por las culturas ancestrales para determinar el posicionamiento de otros sitios dentro de su red geográfica astronómica . Estos alineamientos de los solsticios y equinoccios a su vez pueden ser proyectados perpendicularmente mediante sus respectivos ejes, tal es el caso del alineamiento de los equinoccios el cual corresponde a Este 90º y Oeste 270º respectivamente y sus correspondiente eje es Norte 0º y Sur 180º , asimismo los ejes perpendiculares de los solsticios o el plano de la eclíptica resultan ser los ejes de la eclíptica.

Estos alineamiento con sus respectivos ejes son aplicados en los sitios arqueológicos para poder encontrar una relación astronómico – geográfica con respecto a otros sitios arqueológicos en la región en cuestión. Estos alineamientos deben tener 2 o mas sitios arqueológicos y a su vez los sitios arqueológicos deben acumular diferentes alineamientos para que se puede encontrar una relación astronómica.

Durante los últimos años hasta la fecha de esta publicación se ha llevado a cabo la filmación de los fenómenos lumínicos de influencia astronómica por lo tanto, el proyecto tiene un registro documental de los mismos. Estos fenómenos se presentan en momentos exactos relacionados con los solsticios y los equinoccios .

El mejor medio para lograr la valorización de estas estructuras milenarias es llegando a entenderlas desde su verdadera funcionalidad de acuerdo a su apropiado uso para el que fueron construidas y usadas. Esta es la única manera de llegar a entender el valor y función que algún día tuvieron para la sociedad que pobló esta región, y solo así la sociedad actual podrá comprender la importancia de la existencia y conservación de estos bienes, colateralmente , también se podrá obtener información esclarecedora sobre los procesos históricos que han afectado a la región , lo que nos permitirá comprender muchos factores que han intervenido hasta el día de hoy, como es el uso del espacio geográfico, el uso del suelo y de los recursos naturales. Nuestra identidad cultural.

“…La vista, pues, es en mi opinión la causa de los más elevados beneficios para nosotros, en la medida en que no podría haberse dicho ni una sola palabra de nuestro discurso sobre el universo, si no hubiéramos podido ver las estrellas, el Sol y el cielo. Pero la vista del día y de la noche, de los meses y los años que giran, del equinoccio y el solsticio, ha causado el invento del número, y nos ha otorgado la noción del tiempo y el estudio de la naturaleza del mundo, de donde hemos derivado toda filosofía, de modo que ningún favor mayor se le ha hecho nunca o se le hará jamás al hombre mortal que un don del cielo.” Platón, Timeo.

La Atlántida forma parte de una historia escrita por Platón que describe distintas formas de gobierno. La Atlántida, nombre de una isla mayor que Libia y Asia juntas estaba en el oceáno Atlántico frente a las Columnas de Hercules, pero que habría desaparecido en el mar en un día y una noche de temblores e inundaciones.

La Pregunta es: ¿Parte de la descripción de La Atlántica de Platón es cierta, o podría ser que la hubiese inventado en su totalidad? ¿Parte de ella corresponde a un lugar real?

 

EL USO DE LOS QUIPUS SE MANTUVO 150 AÑOS DESPUÉS DE LA CONQUISTA

 

Se creía, y así se sigue enseñando, que los españoles los eliminaron del todo. Existe evidencia de piezas utilizadas en los tribunales y las cuentas nacionales. En el distrito de Raraz, provincia de Oyón, en la sierra de Lima, se encuentra ESTE QUIPU QUE MIDE MÁS DE 200 METROS.

Ver: www.spade10.blogspot.com

 

NELLY LUNA AMANCIO

“Lo primero, hijo mío, has de pensar bien tus pecados, y hacerQUIPO de ellos”. III Concilio Limense.1583-1584

En 1622 el párroco de Andahuaylillas (Cusco ), Juan Pérez Bocanegra –cusqueño y gran conocedor del quechua y el aimara–, escribió un texto que siglos después nos daría luces sobre el uso del quipu durante la Colonia: el quipu confesional. El sacerdote dedicó varias páginas de su “Ritual formulario” a describir cómo los indígenas acudían a confesarse con quipus en los que registraban sus pecados. A Pérez Bocanegra no le agradaba tal práctica. Había descubierto que sus parroquianos reutilizaban los cordeles en diferentes situaciones y, a veces, incluso se los prestaban a otros.

La historia de Pérez Bocanegra nos ayuda a entender los usos de los quipus después de la Conquista. Las investigaciones más recientes nos revelan que el empleo de estos instrumentos no solo comenzó antes del Estado Inca, sino que se prolongó durante la Colonia. Se creía –y así se continúa enseñando en algunas escuelas– que los españoles suprimieron todos los quipus y que persiguieron a los quipucamayoc, pero en los últimos años se han descubierto documentos que iluminan la historia de este medio en los siglos XVI y XVII.

LA VERSIÓN COLONIAL

¿Cuánto más sabemos hoy de los quipus? Hay más certezas, pero también más preguntas. “Tenemos que reconfigurar la idea de que los quipus se usaron solo durante el período inca. Su uso se extendió hasta 150 años después de la llegada de los españoles. Hay documentación que señala que también se utilizaban en los tribunales, en la mita, las encomiendas y las cuentas nacionales”, precisa el historiador Marco Curatola , profesor de la Universidad Católica y uno de los editores del libro “El quipu colonial”, que recoge los más importantes y recientes estudios alrededor de estos.

Las investigaciones mencionan que las décadas anteriores y posteriores al III Concilio de Lima (entre 1582 y 1585, cuando se definieron los asuntos de la evangelización indígena) los quipus tuvieron gran aceptación inicial como ayuda para aprender oraciones y recordar los pecados antes de la confesión.

Según el estudio del profesor Galen Brokaw, si bien el número de referencias a los quipus en documentos oficiales se reduce dramáticamente a partir de 1583, “existen muchas evidencias de que hubo continuidad en el uso de estos instrumentos en la administración de comunidades locales”. Brokaw señala que incluso en 1639 varias comunidades indígenas incluían en su organización el puesto oficial de quipucamayoc.

Según el especialista, aun cuando el III Concilio de Lima prohibió el uso de quipus, estos continuaron siendo útiles. ¿Entonces por qué dejaron de usarse? “La caducidad de este medio se debió más a la difusión del alfabetismo y al deterioro de las instituciones socioeconómicas tradicionales que a la supuesta prohibición universal de este medio”, concluye Brokaw.

PRUEBAS DE CARBONO

Hay certezas alrededor de los quipus. Se sabe que era un sistema muy sofisticado de contabilidad y memoria de hechos históricos de los incas. Se sabe también que el sistema de cuentas era decimal, pero lo que no sabemos es qué registran: “No sabemos si se refieren a animales o a otra cosa. Eso falta responder y en ese tema cada especialista tiene su opinión”, dice José Carlos de la Puente, otro de los editores del libro de la PUCP.

Un gran problema a la hora de analizar estos instrumentos ha sido la falta de contexto arqueológico. La mayoría de quipus fueron saqueados y terminaron en manos de coleccionistas privados.

Entre América y Europa se han contabilizado 734 ejemplares. La colección más grande de quipus está en Alemania: el Museo Etnográfico de Berlín tiene 350. Adicionalmente, se calcula que en colecciones privadas puede haber otros 200.

Durante años se ha creído que estos quipus eran incas, pero las pruebas de radiocarbono hechas a 13 de estos ejemplares –analizadas por Elmo León, investigador del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú– muestran que la mayoría provendría de la época colonial. Para Curatola y De la Puente, les resulta sorprendente que “ninguno de los cordeles hasta ahora fechados haya resultado pertenecer a ciencia cierta al tiempo del Tahuantinsuyo”.

Además de estos resultados, ahora se sabe que de los cientos de ejemplares de quipus hoy existentes, ninguno proviene del corazón del Estado Inca, el Cusco. La mayoría procede de la costa peruana, y de ellos, 133, de Pachacámac. “No es que no hayan existido quipus de la época inca, solo que estos no habrían resistido el paso del tiempo”, aclara Curatola. En la costa, la ausencia de lluvias y la aridez del subsuelo sí habrían permitido la conservación de estas piezas.

EL QUIPU ROSETTA

Uno de los esfuerzos más ambiciosos –y el más importante en este momento– para estudiar los quipus está en Estados Unidos. El Khipu Database Project, auspiciado por la Universidad de Harvard, tiene una detallada base de datos sobre la estructura, color y número de 600 ejemplares estudiados. Su director, Gary Urton, es el experto en quipus más importante del planeta.

Uno de los últimos estudios de este proyecto revela lo que podría significar –de confirmarse la hipótesis– el hallazgo de un quipu rosetta (en alusión a la piedra que permitió comprender los jeroglíficos egipcios): un quipu cuyos nudos muestren correspondencia con un documento de la época colonial.

Urton explica que durante ese período los españoles llamaban a los quipucamayoc para que leyeran sus quipus mientras que un intérprete traducía al castellano y un escribano tomaba registro de las cuentas y memorias del Estado Inca. Entonces, si había quipus transcritos al castellano habría que encontrar un ejemplo de esta transcripción.

Y Urton cree haberlo encontrado. Ha hallado un documento que registra el tributo que debían pagar los pobladores de una comunidad del valle del Santa. Simultáneamente, en el Museo Temple Radicati de la Universidad San Marcos ha encontrado seis quipus procedentes de esta zona cuyos hilos están organizados en 132 reparticiones, que coinciden precisamente con los 132 nombres que aparecen en el documento. Aunque aún no hay certezas sobre el hallazgo, el equipo del proyecto espera que la investigación pueda dar muchas más luces para entender la estructura narrativa.

Las crónicas hablan no solo de quipus contables, sino también de aquellos que narraban los mitos y las hazañas históricas de las familias reales. ¿Estamos lejos de entender estos quipus narrativos?, le preguntamos al profesor Curatola. “Honestamente quisiera que se encuentre la clave. ¿Cuándo se podrá lograr eso? No lo sabemos. No creo que sea en un tiempo breve”, dice, y se sorprende: “Lo más extraño de todo es que teniendo cronistas tan brillantes en ese período, ninguno nos dejó una explicación de cómo funcionan”.

Las investigaciones hurgan en las historias que estos nudos encierran. Comprenderlas, como dicen los investigadores, nos permitirá conocer no solo “los pormenores de la organización administrativa del más grande imperio de la América antigua, sino también las circunstancias de la vida económica, social y religiosa de los pueblos andinos durante la Colonia”.

USO EN LA ADMINISTRACIÓN ANDINA

CIENTOS DE CORDELES

Los quipus se fabricaban con fibras de algodón o camélido, hiladas y retorcidas. Contienen entre uno y 1.500 cordeles colgantes. El número promedio de estos cordeles en los ejemplares analizados por el proyecto de investigación de la Universidad de Harvard es de 84. Los nudos, por lo general, son de tres tipos distintos.

LAS CUATRO OPERACIONES

Las operaciones aritméticas y matemáticas usadas por los contadores incas incluían la suma, resta, multiplicación y división. El tributo inca tenía la forma de un impuesto laboral que se aplicaba a todos los hombres de buena salud, entre los 18 y 50 años.

EL EJEMPLAR CONFESIONAL

El texto que escribió en 1622 el sacerdote Juan Pérez Bocanegra, “Ritual formulario”, publicado en 1631, contiene mucha información sobre cómo observar los usos que los indígenas cusqueños daban a los quipus confesionales.

NORMA DEL VIRREY TOLEDO

Entre 1570 y 1581, el virrey Francisco de Toledo incorporó oficialmente el quipu al sistema administrativo del Virreinato. Diversos documentos analizados señalan que, a pesar de la prohibición de la Iglesia Católica, los quipus continuaron utilizándose en la administración de las comunidades andinas.

 

 

LA CIUDAD MÁS ANTIGUA DE AMÉRICA

PIRÁMIDE MAYOR DE CARAL Y SU PLAZA CIRCULAR (GOBIERNO DE PERÚ)

 FESTEJA SUS NUEVOS HALLAZGOS: ESTA CIVILIZACIÓN SE FORMÓ HACE 5000 AÑOS IGUAL QUE LA SUMERIA EN MESOPOTAMIA, HARAPPA EN INDIA Y CHINA

 Anastasia Gubin

En una zona desértica al norte de Lima, entre el valle del río Supe y la costa de Perú hace 5.000 años reinaba LA ESPLENDOROSA CIVILIZACIÓN CARAL,cuyos restos urbanos con NUMEROSAS PIRÁMIDES, descubiertos hace 19 años, son considerados pertenecientes a LA CIUDAD MÁS ANTIGUA DESCUBIERTA EN AMÉRICA.

Entre el 8 y 9 de noviembre fue su aniversario, y la responsable del área arqueológica, Ruth Shady, junto con las autoridades de Gobierno aprovecharon la ocasión para mostrar al público SUS ÚLTIMOS DESCUBRIMIENTOS ydestacaron que esta sociedad se formó casi en simultáneo con las civilizaciones de Mesopotamia, Egipto, China e India”, informó el Gobierno.

LA CIVILIZACIÓN CARAL en Sudamérica, en el centro de Perú, se desarrolló casi en total aislamiento, ADELANTADA POR MÁS DE 1.000 AÑOS A LA CIVILIZACIÓN OLMECA DE CENTRO AMÉRICA.

 

 

El equipo de arqueología destacó EL DESCUBRIMIENTO DE UN SENDERO, al que denominaron “INTEGRACIÓN SOCIAL”, que une la parte nuclear de la ciudad, con las estructuras y viviendas periféricas, donde vivía la gente más humilde.

“Se trataba de una vía de uso compartido entre los habitantes del extenso sector de residencias menores y los conductores de los imponentes edificios monumentales del ÁREA NUCLEAR DE LA CIUDAD, que favorecía la interacción e INTEGRACIÓN SOCIAL entre los mismos”, destacaron los arqueólogos en el informe del Gobierno.

Los arqueólogos creen que por estar UBICADA EN EL EXTREMO NOROESTE DE LA CIUDAD DE CARAL, fue destinada al desplazamiento de los agricultores y estaba conformada por una alineación de edificios en sus costados.

En la parte alta de la zona nuclear, estaban las construcciones públicas y residenciales más grandes de la ciudad: SIETE EDIFICIOS MONUMENTALES, dos plazas circulares hundidas, dos espacios de congregación colectiva, unidades residenciales de los funcionarios, así como un extenso conjunto residencial de especialistas y servidores.

A su vez en la zona más baja, SE DESCUBRIÓ ESTE AÑO UN EDIFICIO PÚBLICO, SIMILAR A LOS MAYORES DEL CENTRO, PERO DE MENORES DIMENSIONES. De ahí partían los otros edificios monumentales menores hasta llegar a la parte nuclear.

La mitad baja, tenía un complejo arquitectónico del ANFITEATRO, EL EDIFICIO DEL ALTAR CIRCULAR Y UN CONJUNTO RESIDENCIAL, de menor extensión.

Según el reporte, la zona de la periferia, contenía residencias agrupadas y distribuidas, a modo de archipiélago, a lo largo de la terraza aluvial que colinda con el valle.

 ÍDOLO DE LA FERTILIDAD DE LA CULTURA CARAL

DESARROLLO DE LA CIVILIZACIÓN CARAL

LA CIUDAD DE CARAL es considerada y reconocida como el testimonio de una de las más grandes civilizaciones, la más antigua de América, declarada Patrimonio Mundial en el año 2009 por la UNESCO y para los investigadores peruanos, alcanzó un impresionante desarrollo y alto nivel cultural y científico.

CARAL SE REVELÓ FRANCAMENTE EXTRAORDINARIA: por la dimensión espectacular de sus construcciones, por LA BELLEZA DE SU PLAN URBANÍSTICO, por sus avances tecnológicos que permitieron una técnica de construcción antisísmica cuya concepción supera la tecnología actual”, dice un mensaje de la Asociación Latinoamericana de Sociología (ALAS), difundido por el Gobierno de Perú.

En las construcciones piramidales los arqueólogos postulan que UTILIZARON CONOCIMIENTOS DE ARITMÉTICA Y GEOMETRÍA EN EL DISEÑO Y EN LA EJECUCIÓN ARQUITECTÓNICA.

Además LOS CARALEÑOS usaron ESTUDIOS ASTRONÓMICOS EN LA MEDICIÓN DEL TIEMPO Y LA PREDICCIÓN DEL CLIMA; Y UN SISTEMA CODIFICADO EN EL REGISTRO DE LA INFORMACIÓN.

 SÍMBOLO DE LA “UNIDAD”; OJO DE DIOS, EN  LA CIUDAD DE CARAL Y EJEMPLOS DE CESTERÍA

El desarrollo agrícola fue notable y les permitió producir semillas de algodón de varios colores, apreciado internacionalmente.

EN LA CIUDAD SE OBSERVA UNA AUSENCIA DE FORTIFICACIONES,las cuales caracterizaron a las demás civilizaciones conocidas.

Se cree que “LA CIVILIZACIÓN CARAL fue venerada por los pueblos originarios que desarrollaron alcances tales como la lengua quichua cuyas formas pre-quichuas ya estaban presentes”, dice el mensaje de ALAS.

Se estima que fue “LA MADRE DE LA FANTÁSTICA COLONIZACIÓN DE TODO UN CONTINENTE, CARAL se convierte a su vez en un símbolo de nuestra identidad histórica”, dice ALAS.

Es “UNA DE LAS PRIMERAS CIVILIZACIONES que crearía la Humanidad Contemporánea”, agrega ALAS y “un orgullo para los peruanos; que nos obliga a conocer y tomar conciencia de la responsabilidad de preservar la valiosa herencia que hemos recibido de nuestros antepasados”, según el Gobierno.

El sector arqueológico incluye los asentamientos CARAL, CHUPACIGARRO, MIRAYA, LURIHUASI, ALLPACOTO, ERA DE PANDO, PUEBLO NUEVO, EL MOLINO, ÁSPERO, VICHAMA Y PIEDRA PARADA.

En cada uno de los asentamientos se recuperaron instrumentos que fueron usados en actividades cotidianas, como la preparación y consumo de alimentos. Las ofrendas en cambio, algunas como “EL OJO DE DIOS” son similares a las contemporáneas de AMAZONAS, o aquellas de losMAPUCHE en el sur de Chile.

“El registro arqueológico demuestra que LOS CARALINOS usaron mates como contenedores, botellas, tazas y platos; también, cucharas de madera tallada, platos, tazones y morteros de piedra. Para contener algunas sustancias también usaron valvas de moluscos”, destacan los arqueólogos.

Al igual que en las sociedades más tardías, los estudios reportan que se organizaban grandes festines y banquetes por parte de la clase gobernante.

PARA CARAL  las acciones de la vida social, en la política, religión, economía y ciencia, estaban relacionadas entre sí, señalan los antropólogos, y “los LÍDERES RELIGIOSOS eran, a la vez, líderes políticos especializados en ASTRONOMÍA o MEDICINA, entre otros campos”.

Se cree que esta sociedad  tuvo UNA COSMOVISIÓN DEL MUNDO EN ARMONÍA CON LA PRESERVACIÓN DEL MEDIO GEOGRÁFICO Y SUS RECURSOS Y EL ESPACIO SIDERAL.

Su economía era de intercambio agrícola-pesquero. Los pobladores del litoral pescaron y recolectaron principalmente la anchoveta, choros y machas, y los agricultores del valle produjeron algodón, mates y especies alimenticias como achira, frijol, camote, zapallo, calabaza, papa, maní, palta, ají, pacae, guayaba, maíz, etc.

EN EL PERÍODO TARDÍO DE CARAL, (2100 a. C. a 1800 a. C.), los edificios fueron remodelados usando piedras más pequeñas que en períodos anteriores. Algunas estructuras de la ciudad fueron enterradas y la ciudad finalmente es abandonada.

 

 

LA MÚSICA

LA MÚSICA FORMÓ PARTE IMPORTANTE DE SU CULTURA, algo perdura en las sociedades andinas de hoy. Se recuperaron tres conjuntos musicales, conformados por instrumentos de viento. La práctica musical era colectiva e incluía caracoles, como instrumentos de percusión.

LA MÚSICA ERA INCLUIDA EN LAS ACTIVIDADES RELIGIOSAS Y SOCIALES  A CARGO DE GRUPOS ESPECIALIZADOS EN ESTA ELABORADA EXPRESIÓN ARTÍSTICA.

DESDE TIEMPOS MUY TEMPRANOS, YA ESTABA PRESENTE EL INDISPENSABLE: KIPU, APLICADO A TODAS NECESIDADES DE LA CONTABILIDAD 

OTROS DESCUBRIMIENTOS

Entre otros descubrimientos de este año 2013, se destaca el hallazgo de“UNA FIGURA DE UN PERSONAJE CON RASGOS FELINOS EN UNA ACTITUD VIGILANTE Y AMENAZANTE”, en el sitio arqueológico dePIEDRA PARADA, según el arqueólogo Gustavo Espinoza, de acuerdo al reporte de abril.

SE CREE QUE FUE FABRICADA EN BARRO “NO COCIDO”, y modelada manualmente con detalles acabados con la ayuda de un objeto menor.Originalmente llevaba colores verde, rojo, rosado, negro y blanco, logrados con pigmentos. El personaje llevaba LA CARA ROJA Y EL CUERPO VERDE, y estaba trepado en un tronco blanco.

El objeto se encontró en un depósito de unos de los edificios (A-5), que contenía ceniza, cuarzo, “y allí, el arqueólogo Luis Fernández hizo el registro de la figura con todos sus materiales asociados”, dice el reporte.

“El contexto arqueológico del objeto, en este caso las cenizas y los cuarzos, indican que la figura fue cuidadosamente depositada. Probablemente formó parte de un “RITUAL O UNA CEREMONIA” de enterramiento. Esta actividad era típica cuando construían una nueva edificación sobre una anterior”, señala Gustavo Espinoza.

Con motivo del último aniversario de CARAL, en noviembre, en un acto multitudinario se inauguró el Museo Comunitario de Supe y la presentación de la ciudad iluminada.

 

 

 

 

 

SE ENCUENTRA EN CHANKILLO PERÚ EL OBSERVATORIO SOLAR MAS ANTIGUO DE AMERICA

 

En e la prestigiosa revista Science, se da cuenta de las investigaciones llevadas a cabo por los arqueólogos Iván Ghezzi, de la Universidad Católica de Perú, y Clive Ruggles, de la Universidad de Leicester, del Reino Unido.

Según estos autores existen evidencias de lo que sería el observatorio solar más antiguo de América: “Las torres de Chankillo nos proporcionan una prueba de las primeras observaciones solares y de la existencia de avanzados cultos al Sol, los cuales precedieron casi 2.000 años a los del Cuzco incaico”, afirman los arqueólogos.

Hasta este momento se creía que los primeros observatorios solares estaban en la región de Cuzco, o habían sido construidos por la cultura Moche en la costa peruana, 600 años después de Chankillo. Chankillo fue construido en el periodo que se corresponde arqueológicamente con el colapso de uno de los mayores centros religiosos de los Andes, el de Chavín de Huántar, entre el año 200 y el 300 a.C.

Los restos arqueológicos están ubicados a unos 15 kms al sur de Casma,( a 400 kms. de Lima, Perú), Chankillo está compuesto por una fortaleza estratégicamente ubicada en lo alto de un cerro, de tres gruesas murallas de piedra ovoides, concéntricas, (con cinco, cuatro y tres entradas respectivamente desde la exterior hasta la interior). Estos accesos nivelados dan paso a unos elaborados corredores, cuyos techos están hechos con gruesas maderas de algarrobo. Rodeados por estos círculos concéntricos se haya dos estructuras redondas y una circular.

Tomando como referencia la madera de algarrobo encontrada, mediante análisis con el C14 se estima la antigüedad en unos 2300 años.

“Desde el siglo XIX se especulaba que la fila de 13 torres podría ser una referencia a la luna, pero nadie decidió seguir esa pista”, dijo Ghezzi. “Miles de personas podrían haberse reunido para observar impresionantes eventos solares. Estos amaneceres y atardeceres podrían haber sido utilizados en función a una agenda política”, comenta el investigador Ivan Ghezzi. “Por ejemplo, durante la época del solsticio de verano en junio (el día más largo del año) el sol sale justo a la izquierda de la torre más septentrional”.

 

Un pensamiento en “DESDE LA PIRAMIDE MAYOR DE LOS ANDES…

  1. Estoy profundamente impresionado. Cuanta similitud encuentro entre nusetras antiguas culturas; Nahoas, Mayas, Incas… Ahora puedo comprobar quienes fueron nuestros ancestros, de donde venimos y en donde hemos venido a parar… Sin embargo la esperanza no ha terminado de morir. Nosotros aun vivimos, aunque pobres y abatidos, aun podemos mirar los cielos, y más, aún escarbamos con dedos sangrantes el suelo divino en donde florecieron tan grandes civilizaciones. Aún buscamos las raices más profundas de nuestro origen, para con ellas nutrir nuestras tristes esperanzas. “Nuestros Sol ha tenido a bien ocultarse” Dijo Cuauhtemoctizin, nuestro joven abuelo. Guardemos todo el conocimiento y las obras magnificas de nuestros ancestros, miremos al pasado y entendamos que el pasado es el futuro ahora. Vayamos con paciencia y amor sembrando las semillas del futuro. Gracias profundas a todos ustedes que han realizado este tan magnifico documento, un viento de lluvia que biene a refrescar nuestra esperanza.
    Timotlazcamati.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s