ANTROPOGENESIS 1.0.

I Ching, Genética y ADN

El biólogo molecular Martin Schönberguer, Premio Nobel en bioquímica en 1.969 escribió en 1.973 un libro titulado: “El I Ching y el Código genético”

Este libro demostró que los 64 hexagramas corresponden línea por línea a los 64 codones del ADN de nuestra biología; por esto casi le quitan el premio Nobel, pero finalmente se conformaron con quitarle sus títulos universitarios y prohibirle que publique sus investigaciones en revistas especializadas, es decir; lo anularon hasta donde pudieron, le propinaron muerte académica, todo por contradecir el aciago dogma ortodoxo establecido dictatorialmente por el sistema; pues su descubrimiento implica que los chinos ya conocían el mapa del genoma humano desde hace por lo menos unos 8.000 años atrás y eso sería una brutal bofetada a la actual ciencia pacata; así que en vez de reconocer y dar a conocer abiertamente la verdad, ocultan a la pseudoneófita masa el real conocimiento.

El I Ching y la Genética Moderna:

“Lo que resulta sorprendente es que el ADN, “la molécula central de la vida”, y el I Ching, uno de los antiguos libros de sabiduría por excelencia, presentan grandes homologías en cuanto a su estructura (Gunther Stent, 1969; Martin Schönberger, 1979; Johnson Faa Yan, 1991). El objetivo de la primera parte de este artículo es resumir en que consisten dichas homologías, para lo cual será necesario describir brevemente tanto la estructura del ADN como así también el I Ching.”

En 1953, los científicos James Watson y Francis Crick determinaron la estructura del ácido desoxirribonucleico (ADN), que representa el agente físico portador de la herencia genética que se transmite de padres a hijos. A principios de la década de los 60, la manera mediante la cual el ADN almacena información fue descodificada dando lugar al código genético. Milenios antes del nacimiento de la genética molecular y la ciencia moderna, un sabio legendario de la china prehistórica, llamado Fu Hsi, desarrolló un código basado en símbolos lineales para explicar las leyes que rigen la conciencia.

Lo que resulta sorprendente es que el ADN, la molécula central de la vida, y el I Ching, uno de los libros de sabiduría por excelencia, presentan grandes homologías en cuanto a su estructura (Gunther Stent, 1969; Martin Schönberger, 1979; Johnson Faa Yan, 1991). El objetivo de la primera parte de este artículo es resumir en que consisten dichas homologías, para lo cual será necesario describir brevemente tanto la estructura del ADN como del I Ching.

A pesar de la similitud estructural entre el ADN y el I Ching, hay un aspecto de gran importancia que diferencia a ambos en cuanto a su dinámica de funcionamiento. La dogmática literatura científica ortodoxa expone que el ADN es una molécula muy estable, apenas sujeta a modificaciones, y por eso es la encargada de transmitir la información de padres a hijos de manera fiable. Por otro lado, la esencia del I Ching es el concepto del cambio, de que todo esta en continuo movimiento, de hecho es también conocido como “el libro de las mutaciones” (Richard Wilhelm, 1977). Durante los últimos años, una nueva rama de la genética llamada Epigenética está revolucionando la forma de entender el funcionamiento del ADN. La esencia de la Epigenética, al contrario de lo que propone “teóricamente” la ciencia oficial (el sistema), es el cambio, y de hecho aporta dinamismo a la información contenida en el ADN. Por lo tanto, es altamente posible que la Epigenética represente un puente de unión entre el funcionamiento del ADN y el I Ching. La segunda parte del artículo tratará sobre la Epigenética, y su relación con el I Ching y el erróneo concepto de “karma”.

I. Paralelismos entre el ADN y el I Ching Estructura, composición y función del ADNEl ADN es el material hereditario presente en todos los seres vivos (con la excepción de algunos tipos de virus) que se encarga de transmitir la información genética entre los progenitores y su descendencia. El ADN se localiza en el núcleo de las células y está formado por dos hebras compuestas de múltiples unidades encadenadas, llamadas nucleótidos, que se enrollan entre si formando una doble hélice (Figura 1A). Éstos nucleótidos se componen a su vez de tres compuestos químicos: una pentosa llamada desoxirribosa, un grupo fosfato y una base nitrogenada. Los dos primeros componentes se mantienen fijos mientras que las bases nitrogenadas son variables y se encargan de almacenar la información del ADN. Existen dos tipos de bases nitrogendas, las púricas y las pirimidínicas, que a su vez se dividen en dos subtipos en el ADN: la adenina (A) y la guanina (G) son bases púricas, y la citosina (C) y la timina (T) son pirimidínicas. Las dos hebras del ADN son complementarias, ya que la A de una de las hebras se une siempre con la T de la hebra opuesta, y la G se une con la C. Cada par A-T o G-C se denomina “par de bases”, y el apareamiento entre A y T tiene lugar mediante dos enlaces químicos (llamados enlaces de hidrógeno), y entre G y C mediante tres enlaces (Figura 1B). Asi, las letras A, G, C y T, representan el abecedario del cual se compone el lenguaje del ADN.

 

El ADN completo de tan solo una célula de nuestro cuerpo, también llamado genoma, contiene unos 3 mil millones de letras, que servirían por ejemplo para llenar una enciclopedia de 600 volúmenes de 1000 páginas. Esta encicopledia se replica en cada división celular de manera que cada célula hija tiene la misma dotación genética que la célula madre. El ADN esta altamente compactado en el núcleo celular (Figura 2), y se distribuye en 46 cromosomas (22 pares de cromosomas autosómicos y 2 cromosomas sexuales, llamados XX en mujeres y XY en hombres). Para hacerse una idea de su grado de compactación, si estirásemos el ADN de tan solo una célula, mediría aproximadamente 1.8 metros.

Figura 2: Compactación del ADN
 

Pero, ¿cuál es el significado de la enciclopedia del ADN?.
La secuencia del ADN contiene unidades básicas con significado llamadas genes. Asi, un gen constituye la unidad física de la herencia y contiene la información necesaria para crear una proteína, que lleva a cabo una determinada función celular. Hoy día se considera que tenemos unos 20.000-24.000 genes, que representan la parte codificante del genoma humano y constituyen aproximadamente el 2% del genoma completo. Esto implica que el 98% restante no contiene genes o unidades básicas de información. En la década de los 80, el término “ADN basura” se puso de moda para designar ese alto porcentaje del genoma “sin genes ni significado aparente”, y que se consideraba un producto de deshecho del más que dudoso proceso evolutivoDurante los últimos años, el ADN basura ha pasado a la historia como un término desafortunado, y se ha reemplazado por el de ADN no codificante, es decir, un ADN que no codifica ninguna proteína, pero que puede cumplir otras funciones. De hecho, los últimos descubrimientos indican que el ADN no codificante está implicado en múltiples funciones reguladoras y posiblemente en otras muchas funciones desconocidas hasta la fecha (W. Watt. Gibbs, 2004). El mecanismo molecular mediante el cual la información de un gen es descifrada para dar lugar a una proteína se basa en varios procesos celulares complejos que constituyen el dogma central de la genética molecular
Figura 3: Esquema del dogma central de la genética.

El ADN se transcribe a ARNm (ácido ribonucleico mensajero) en el núcleo de la célula. El ARNm tiene una secuencia idéntica a una de las dos hebras de ADN (llamada positiva o sentido), pero en vez de timina contiene uracilo (U), y se compone por lo tanto de A, U, G y C. Este ARNm transporta el mensaje del ADN desde el núcleo al citoplasma de la célula, donde la secuencia de nucleótidos se traduce a traves de un proceso que incluye otro tipo de ARN, llamado ARNt (o de transferencia), y los ribosomas (un complejo intracelular compuesto de proteínas ribosomales y ARN ribosomal). En este proceso, tres nucleótidos del ARNm (llamados triplete o codón) se emparejan con tres nucleótidos complemetarios del ARNt (llamados anticodón). Cada ARNt contiene un determinado codón y se asocia o bien a un aminoácido concreto (o unidad básica para sintetizar una proteína) o bien a una señal terminación de la síntesis protéica. 
La clave de todo este proceso se encuentra en el código genético, que contiene la lista de correspondencias entre codones y aminoácidos o señales de terminación. De esta manera, la información del ARNm es leída linealmente por el ARNt dentro de un ribosoma para crear una cadena de aminoácidos que darán lugar a una proteína funcional, por ejemplo, una enzima. Los 4 tipos de nucleótidos se asocian en unidades de tres en el proceso de descodificación, y por lo tanto existen 4x4x4 = 64 combinaciones (o codones) diferentes. El código genético presenta cierta redundancia, ya que como las proteínas se componen de 20 tipos de aminoácidos distintos, hay aminoácidos que son codificados por más de un codón.

El objetivo de esta descripción de los fundamentos de la genética es crear las bases para una mejor comprensión de las homologias entre el ADN y el I Ching, cuya estructura será brevemente descrita a continuación.

Estructura básica del I Ching 
El I Ching es quizás el texto clásico mas relevante que la filosofía china ha legado a la humanidad. El sistema de símbolos lineales del I Ching fue desarrollado por el legendario Fu Hsi y se considera que tuvo su origen hace unos 8000 años en la china prehistórica. La idea principal expuesta en el I Ching es el concepto del cambio, de que la realidad esta en constante movimento. De hecho, sugiere maneras para relacionarse con el cambio y fluir con él. Aunque el I Ching es convencionalmente utilizado como oráculo para predecir el destino, representa además un libro de sabiduría y un manual para la obtención de sabiduría.

El sistema expuesto en el I Ching está compuesto de 64 configuraciones diferentes de 6 líneas llamadas hexagramas, que representan diferentes situaciones vitales. Cada línea puede ser yin (representada por línea partida) o yang (línea contínua). Además, cada línea yin o yang puede ser estable o móvil, lo que da lugar a los 4 tipos de líneas posibles. Así, el lenguaje del I Ching se compone de 4 unidades: yin estable, yin móvil, yang estable y yang móvil, que se representan respectivamente con los números rituales 8, 6, 7 y 9. La combinación de tres líneas yin o yang da lugar a 8 trigramas diferentes, que representan 8 actitudes básicas para trabajar con las energias yin y yang.

Finalmente, la combinación de seis líneas o dos trigramas da lugar a cada uno de los 64 hexagramas posibles. Cada hexagrama tiene un nombre y texto asociado, y representa una determinada situación. El método mas aceptado para la lectura de los hexagramas se basa en un análisis a varios niveles: del conjunto, de los trigramas externos e internos, y de las líneas individuales, con especial énfasis en las líneas móviles. El alcance del sistema descrito en el I Ching es ciertamente amplio y difícil de clasificar. La aplicación mas difundida del I Ching es su utilización como oráculo para predecir el destino tanto de asuntos mundanos como profundos. Sin embargo, a nivel interno, el I Ching representa la base del trabajo energético que nutre las prácticas de meditación Taoísta. La meditación es su vez la base de muchas disciplinas de origen chino, por ejemplo, el Chi Kung, del Tai Chi, el Feng Shui, el masaje, la acupuntura…etc. Además, científicos modernos que han tenido acceso a la filosofía del I Ching han descubierto paralelismos fascinantes entre el I Ching y matemáticas, la física moderna y la genética, lo cual sugiere que el I Ching tiene un carácter universal.

Paralelismos entre ADN y el I Ching
Una vez expuestas la composición y estructura del ADN y del I Ching, resulta mas sencillo comprender las homologías entre ambos sistemas, que se resumen en la siguiente tabla:

Tabla 1. Lista de homologías básicas entre el ADN y el I Ching. |ADN|I Ching| |El ADN contiene la información necesaria para explicar la dinámica del funcionamiento (metabolismo) celular.|El I Ching contiene la información necesaria para explicar la dinámica de la conciencia.| |Basado en dos hebras, sentido (positiva) y antisentido (negativa).|Basado en dos líneas, yang (positiva) y yin (negativa).| |Se compone de dos tipos de compuestos químicos que a su vez se dividen en dos subcompuestos dando lugar a los 4 componentes básicos (nucleótidos) del ADN: A/G y T/C.|Se compone de dos tipos de líneas, yin y yang, que a su vez pueden ser estables o móviles, lo que da lugar a cuatro posibilidades: yang-estable/yang-móvil y yin-estable/yin-móvil.| |A, G, C y T se unen en grupos de tres para formar codones (o tripletes), que contienen la información necesaria para la síntesis de proteínas.|Las cuatro líneas posibles se unen en grupos de tres para formar trigramas o actitudes.| |Los nucleótidos de una hebra se unen con los de la hebra complementaria mediante dos o tres enlaces químicos, de manera que un determinado triplete contiene 6, 7, 8 o 9 enlaces.|Los números rituales para los cuatro tipos de líneas del I Ching son: 6 para yin cambiante, 7 para yang-estable, 8 para yin-estable y 9 para yang-cambiante.| |Existen 64 combinaciones de tres nucleótidos (codones).|Existen 64 hexagramas.||

El trabajo pionero de Martin Schönberger (1979) y mas tarde de Johnson Faa Yan (1991) sobre las homologías entre el ADN/código genético y el I Ching se basa principalmente en el análisis de los digramas:

Estos dos estudios comparativos asignan uno de los 4 digramas a uno de los cuatro nucleótidos, pero utilizan correspondencias diferentes:

Sin embargo, el método comúnmente aceptado por los investigadores del I Ching para interpretar los hexagramas no se basa en los digramas sino principalmente en la lectura de los trigramas y las líneas individuales. Esto crea una discrepancia entre el ADN y el I Ching que Johnson F. Yan soluciona de manera creativa (como el mismo aclara en la pág. 59 de su libro). Este autor propone la lectura de los digramas para entender el significado de un determinado hexagrama, y argumenta que no es infrecuente encontrar textos de origen chino que interpretan el I Ching de una manera similar. 
Utilizando los métodos de transcripción de Schönberger y Yan, uno de los 64 codones (es decir, una combinación de tres nucleótidos) equivale a uno de los 64 hexagramas (visto como combinación de tres digramas). Ante la pregunta de con qué ejemplo se han de ilustrar los dos métodos de transcripción en este artículo, el I Ching sugiere el hexagrama 33 (Tun, la retirada). Curiosamente, este hexagrama corresponde según Schönberger al codón UAA, que no codifica ningún aminoácido sino una señal de terminación de la síntesis protéica, y según Yan al codón AGG, que codifica el aminoácido Arginina. En este caso concreto, el método de transcripción de Schönberger refleja una sincronía entre el significado celular de una señal de terminación –parada de la actividad de síntesis de una proteína– y el periodo de parada de la actividad mundana reflejado en el hexagrama 33, pero no así el método de Yan.

Esta sincronía representa un ejemplo de que el alcance del I Ching es universal, y que podría ser aplicable también en la esfera del microuniverso celular “como fractal” del macro. Sin embargo, si se estudian uno a uno los paralelismos hexagrama-codón según el método de Schönberger, hay varias equivalencias con sentido pero también muchas otras que aún no tienen lógica aparente. Esto probablemente demuestra que el conocimiento actual de la dinámica celular es limitado, y por otro lado, que el I Ching no se somete al estudio racional, y tiene una profundidad mas allá de la lógica actual. Aunque los trabajos de Schönberger y Yan son ciertamente geniales, el método deductivo racional juega una papel predominante en el desarrollo de estos estudios.

2. La epigenética, el karma y el I Ching
La Epigenética desde un punto de vista científico

Durante varias décadas de investigación biológica se ha considerado que la secuencia del ADN era la única encargada de transmitir la herencia genética de padres a hijos. Sin embargo, durante los últimos años, el descubrimiento de la Epigenética esta haciendo reconsiderar este dogma científico, cambiado a su vez la forma en que los genetistas piensan sobre los mecanismos de la herencia. El término “Epigenética” significa literalmente “por encima de la genética” y se utiliza hoy día para definir el conjunto de modificaciones en el ADN que alteran la expresión génica sin alterar la secuencia del ADN. En otras palabras, la Epigenética explica cómo la información contenida en el ADN, o su potencial, se manifiesta o se silencia.

El ADN no se encuentra desnudo en el núcleo de la célula sino que se asocia con unas proteínas llamadas histonas para formar una sustancia denominada cromatina. La Epigenética consiste en el conjunto de modificaciones químicas del ADN y de las histonas, que alteran la estructura de la cromatina sin cambiar la secuencia de nucleótidos. Así, la cromatina puede estar condensada como una maraña apretada de hebras de ADN, o relajada, donde las hebras de ADN estan sueltas.
Existen varios tipos de modificaciones conocidas hasta la fecha dependiendo del tipo de compuesto químico que se une al ADN o a las histonas: la metilación tanto de ADN como de histonas, y la acetilación, la fosforilación y la ubiquitinización de histonas. Estas modificaciones tienen una gran influencia en la estructura de la cromatina y la expresión de los genes: si la cromatina esta condensada, la maquinaria que favorece la expresión génica no tiene acceso al ADN y por lo tanto la información no se manifiesta. En cambio, si la cromatina esta suelta, los genes se pueden expresar si el metabolismo celular así lo requiere; en otras palabras, el potencial del ADN se puede expresar si es necesario.

Figura 4. Esquema simplificado de la relación entre la estructura de la cromatina y la expresión génica. Cuando la cromatina esta condensada la información del ADN no se puede expresar. En cambio, cuando la cromatina esta abierta, la información se expresa en forma de ARNm y proteína.

En comparación con la secuencia del ADN, que se mantiene relativamente estable entre generaciones, los cambios epigenéticos son muy dinámicos, y aportan fluidez a la información contenida en el genoma. Descubrimientos recientes indican que los patrones epigenéticos del genoma se modifican en respuesta a diversos factores, como por ejemplo el envejecimiento, las infecciones virales y la dieta. En términos más ámplios, se podría decir que la epigenética explica la manera en la que nuestro genoma responde ante factores internos (o metabólicos) y externos (o ambientales) y como los integra.

Un aspecto importante de la epigenética, pero adrede poco estudiado, es la cuestión de que algunas de las modificaciones epigenéticas que ocurren durante la vida de un individuo también afecten a las células germinales (óvulos y espermatozoides), y por lo tanto sean transmitidas a su descendencia. Además, se ha demostrado que los patrones epigenéticos de un bebe en estado prenatal se ven modificados por la dieta y el comportamiento maternos durante el embarazo.

El correcto funcionamiento de un organismo y de los diferentes órganos requiere un equilibrio entre regiones del ADN que se expresan y regiones que se silencian. Cuando este equilibrio se rompe y se mantiene de forma persistente, aumenta la probabilidad de enfermedades como por ejemplo el cáncer. De hecho, las células cancerosas continen un ADN con un patrón epigenético alterado (el patrón mas estudiado es la metilación), que fomenta el crecimiento descontrolado de las células y da lugar a un tumor. También existen enfermedades hereditarias en las que ciertos genes con patrones epigenéticos alterados son la causa de las mismas (W. Watt. Gibbs, 2004).

La controvertida ley del Karma
La controvertida ley del karma se define como la ley de causa y efecto, y el karma como el resultado de las acciones que realizamos. A su vez, es la ley de la supuesta interdependencia, de que todo esta relacionado. El karma positivo (dharma) es el resultado de las acciones virtuosas, y el karma negativo resulta de las acciones no virtuosas. Al ser el karma/dharma la suma de las acciones positivas y negativas, la repetición de unas u otras hace que acumulemos karma/dharma en un sentido o en el otro de la balanza. El karma acumulado moldea la forma en la que percibimos e interpretamos la realidad, y de alguna manera traza los límites de lo que somos o creemos ser.

Hay dos tipos de acciones, o factores, que llevan a la acumulación de karma/dharma. El primero es la actividad del alma, como el pensamiento y la intención, y el segundo es la actividad física o verbal.

A veces se interpreta la ley del karma como una ley determinista que lleva a una aceptación pasiva de nuestro destino. Sin embargo, la teoría del karma no es en absoluto determinista, sino mucho mas dinámica. De hecho, por negativos que nuestros actos hayan sido en el pasado, siempre existe la posibilidad de invertir los polos con acciones virtuosas generadoras de dharma. Por lo tanto, la teoría del karma implica los conceptos de posibilidad y responsabilidad; posibilidad porque los actos positivos tienen la virtud de compensar los patrones kármicos negativos y crear un karma positivo (dharma), y responsabilidad en nuestros pensamientos y actos pues estos tendrán un efecto acorde a la naturaleza de los mismos.

Si nuestras acciones crean karma, estas deben dejar huellas en algún lugar. Según el sistema budista, las acciones se almacenan en la conciencia arquetípica (en sánscrito Alaya-Vijnana). Así, el término Alaya-Vijnana se define como la conciencia primigenea donde se depositan todas las huellas kármicas y de donde parten los impulsos mentales (Lama Karta, 1997).

Relación entre la Epigenética, la ley del Karma y el I Ching
El I Ching está impregnado de la ley de causa y efecto. De hecho, el texto asociado a cada hexagrama indica cual sería el efecto de una acción concreta en un determinado momento. Desde este punto de vista, se puede considerar al I Ching como una guía precisa para generar acciones virtuosas, y con ellas un buen karma (dharma) que allane en algo el camino hacia el despertar espiritual.

La genética afirma que la secuencia del ADN y su patrón epigenético contienen nuestra esencia, y por lo tanto la información que moldea la forma y funcionamiento de nuestro cuerpo, y a su vez interviene en los pensamientos y emociones. Según los nuevos descubrimientos, la epigenética explica como nos relacionamos con nuestro entorno a nivel molecular, y cómo nuestras experiencias vitales tienen a su vez un efecto en nuestro material genético (Figura 5). Se podría decir que el resultado de nuestras acciones se acumula en nuestro ADN, que es a su vez una de las estructuras desde donde son intervenidos nuestros pensamientos, emociones y actos. Así, los cambios epigenéticos afectan la expresión génica en nuestras células (por ejemplo, los neurotransmisores en el cerebro y las hormonas en los órganos endocrinos) y, por lo tanto, la forma en la que interpretamos las nuevas situaciones a las que nos enfrentamos. Por así decirlo, modifican el color del cristal a través del cual observamos la realidad ilusoria.

En la primera parte del artículo se han delineado las homologías entre la estructura del ADN y el I Ching. Si se considera ahora la “ley” del karma, se podria decir que el ADN representa la expresión física de la conciencia arquetípica o Alaya-Vijnana, pues de hecho, es en el ADN donde se guardan nuestras experiencias en forma de cambios epigenéticos. Entonces, la epigenética podría representar una explicación científica del funcionamiento del I Ching y de la “ley” del karma.

Desde este marco conceptual, es posible que los pensamientos, emociones y actos virtuosos creen un patrón epigenético en el ADN asociado a un karma positivo (dharma) y, por lo tanto, favorezcan la manifestación de nuestro despertar. Por otro lado, las acciones no virtuosas podrían generar patrones epigenéticos asociados a un karma negativo que nos lleven al estancamiento y a la enfermedad.
El ADN entonces contendría un sistema impuesto de premio-castigo (¿impuesto por?).

Figura 5. Esquema simplificado sobre el posible efecto de nuestras acciones en el patrón epigenético del ADN. El patrón epigenético y el karma se modifican con pensamientos, emociones y actos, creando un nuevo patrón epigenético-karma/dharma acorde a la naturaleza de los mismos. Esto modifica la estructura del ADN para producir un cambio en la expresión génica y la síntesis de proteínas.

Como se ha explicado anteriormente, la ciencia ha demostrado que factores externos como la dieta modifican el patrón epigenético del ADN. El hexagrama 27 (I, “Las comisuras de la boca”) nos indica cuál es la actitud correcta frente a la nutrición. En términos más amplios, nutrición es todo lo que entra en nuestro ser, ya sea alimento físico, emocional o mental. Este hexagrama nos indica que prestemos atención a las influencias externas, y que desarrollemos estabilidad y una alta dosis de flexibilidad para asimilar el alimento de manera adecuada. Quizás, el I Ching nos esté indicando el modo correcto de relacionarnos con el medio externo y así crear un patrón epigenético en el ADN que favorezca la armonía celular (o física), emocional y mental.

Es posible que los cambios epigenéticos que adquirimos de nuestros ancestros y los que acumulamos durante la vida se transmitan a nuestra descendencia, lo cual infica una coherente explicación sobre el tan problemático karma familiar. Así ocurre que las acciones y vivencias importantes de los antepasados crean una huella epigénetica en ciertas regiones del ADN de las células germinales, que predispone a los descendientes a tener vivencias similares. Aunque hayamos heredado un karma negativo, el propio dinamismo de la “ley” del karma implica que existen posibilidades de compensarlo con “acciones virtuosas”.

El hexagrama 18 del I Ching (Ku, “El trabajo en lo echado a perder”) presenta una guía para limpiar el karma ancestral negativo. Este hexagrama implica que el practicante ha de profundizar en la historia familiar con estabilidad física, emocional y espiritual, que internamente ha de tener actitud positiva y alegría que se derivan de saber que el cambio es posible y, por último, energia creativa para hallar la forma de compensar el desequilibrio heredado y crear un nuevo precedente.

El descubrimiento de la epigenética hace que la luz de la ciencia externa comience a reconocer lo que los antiguos sabios orientales han estudiado desde hace siglos, la ley de causa y efecto. Como los budistas han afirmado en incontables ocasiones.
Hasta la fecha, lejos de demostrar que los conocimientos obtenidos mediante la introspección/meditacion (ciencia interna) son equivocados, los descubrimientos científicos lentamente los van confirmando.

Fuente: Institute of Human Genetics

Fuentes bibliográficas:
Gunther Stent. The coming of the golden age. Natural history press, New York, 1969.
Martin Schönberger. The I Ching & The genetic code. The hidden key to life. ASI publishers, New York, 1979.
Johnson F. Yan. DNA and the I Ching. The tao of life. North Atlantic Books, Berkeley, 1991.
Richard Wilhelm/Cary F. Baynes. The I Ching or Book of Changes. Princeton University Press, Princeton, New Yersey, 1967. (en castellano “I Ching, el libro de las mutaciones”, Ediciones Edhasa, 1977).
W. Watt Gibbs. El genoma oculto. Investigación y ciencia, Enero de 2004(a).
W. Watt Gibbs. El nacimiento de la epigenética. Investigación y ciencia, Abril de 2004(b).
Lama Karta. Introducción al budismo. Ediciones Apóstrofe, Barcelona, 1997.

http://www.cienciasenergeticas.blogspot.com.es/

El desarrollo de las Neurociencias nos colocó en el umbral de una nueva revolución científica, así como en otra época la metalurgia cambió el destino de la edad de hierro, la mecanización abrió el camino de la revolución industrial y la genética conmovió los fundamentos de las teorías de la evolución del hombre en décadas más recientes. Nuestra estructura cerebral y nuestras funciones cognitivas no son las mismas que las de nuestros antecesores, ni nuestro propio cerebro es el mismo de ayer ni el de esta mañana. “Nunca usarás dos veces el mismo cerebro…” (1).

El cambio en el campo científico es correlativo del cambio en el plano de nuestra neurobiología. “Todo cambia”, cantaba la negra Sosa: las moléculas, las neuronas, los neurotransmisores, y hasta la forma macroscópica y el peso de nuestra masa cerebral. Significa que estamos desarrollando un nuevo órgano cerebral y, por lo tanto, una nueva percepción de la realidad.  La materia y la fisiología humanas están en constante cambio. En síntesis, estamos participando en una nueva “antropogénesis” aunque no nos demos cuenta. Nunca, como en la actualidad, el hombre pudo ser consciente de esos cambios y dirigir su desarrollo desde la ciencia y la tecnología. Esa es la novedad.

A partir de las leyes de transmisión genética que alumbraron la ciencia del siglo XIX, hasta la descripción secuencial del genoma humano en los finales del siglo XX, teníamos una  explicación de la identidad del ser humano sobre una concepción determinista basada principalmente en sus características innatas. Aun cuando se aceptaban factores ambientales en la conformación del fenotipo, el concepto de identidad siguió asentándose principalmente en el genoma.  El que nacía para pito, era inútil que soplara la corneta.

Las Neurociencias fueron dejando atrás las estructuras rígidas del cerebro mecánico y los modelos automáticos y estáticos  del sistema nervioso para concebir al encéfalo como un órgano plástico extremadamente dinámico y variable, señalando la importancia de losfactores psicosociales sobre su arquitectura y demostrando que toda experiencia, desde la más elemental hasta la más elaborada, deja una huella en nuestro sistema nervioso. Hay otra manera de expresar esto desde la perspectiva energética o cuántica para la cual,cuerpo y psiquismo son sólo diferentes densidades de la misma sustancia, así como la partícula y la onda son la misma luz observada desde sitios diferentes, así como el hielo y el vapor son estados diferentes del agua, así como el átomo (unidad básica de la materia) es, prácticamente, inmaterial. Toda la materia que conocemos es, prácticamente, inmaterial, la que constituye al hombre también… Ya sé que estoy pisando terreno resbaladizo, es mejor que volvamos a las rocas.

Cerebro y cultura

Para la teoría de la epigénesis neuronal, la neuroplasticidad y la neurogénesis son causa y efecto de una simbiosis socio- cultural – biológica que está en la base de la identidad del ser humano y de su conducta y que, a su vez, conforman la estructura de la sociedad en la que el ser humano se desarrolla.  A ver si Kathinka lo dice más clarito que yo:

“Las estructuras socioculturales se desarrollan en simbiosis con las estructuras neuronales y se influyen mutuamente… La arquitectura del cerebro determina el comportamiento social y nuestras disposiciones morales, en tanto que el tipo de sociedad influye en la arquitectura cerebral…” (2) Sí, fue más clara. Gracias Kathinka.

¿Se entendió? Ella lo escribió en Sueco por eso lo dice mejor.

Ya dijimos que nosotros somos “escultores” y al mismo tiempo “prisioneros” de nuestro propio cerebro.

Yo creo que no deberíamos pasar por esta vida sin conocer al máximo todas las posibilidades y todos los rincones de nuestra prisión, quizás así lleguemos a desarrollar, algún día, un plan para escapar de la cárcel si eso es posible, pero no nos adelantemos, por ahora sigamos intentando conocer nuestro cerebro y los recursos de nuestro ser,“epigenéticamente” almacenados en nuestras huellas sinápticas.

Entonces: ¿Cuánto aportan los genes y cuánto es producto de la cultura (neuroplasticidad) en la formación de nuestra identidad personal?

El genoma humano cuenta con 30.000 genes, aproximadamente, los cuales se expresan, en el cerebro y en todo el organismo, a través de la síntesis proteica (esenciales en la consolidación del aprendizaje y la memoria). Estas proteínas pueden degradarse o ser reemplazadas según cómo funcione nuestro cerebro y nuestro organismo en su conjunto.

Las neuronas, esas “mariposas del alma” según Santiago Ramón y Cajal, son aproximadamente 10.000 mil millones y cada una puede establecer entre 5 y 10 mil sinapsis, es decir que se pueden guardar y transferir alrededor de mil billones de bits de información en un solo cerebro. El archivo cerebral puede manejar, entonces, 100 mil veces más información que el archivo genético. Pero a diferencia del archivo genético, bastante bien ordenado y relativamente estable, el archivo cerebral está compuesto por páginas sueltas y se pueden añadir constantemente más páginas, volúmenes nuevos y rearmar y mover la biblioteca constantemente.

No obstante, mencioné en la entrega anterior, que la plasticidad no es una propiedad de las neuronas solamente sino de todo el organismo. La naturaleza se caracteriza por su dinamismo y por el constante cambio (¡gracias negra!). También en los genes hay plasticidad. Además de las mutaciones que van generando variaciones en el propio individuo y en la especie, la expresividad genética, a través de las proteínas transcripcionales ADN/ARN, está controlada por factores dinámicos y selectivos, es por eso que no todos los genes se expresan o lo hacen sólo ante determinadas influencias ambientales.

Aclaración importante: “Medio ambiente” no es sólo el espacio que nos rodea por fuera sino también todo lo que nos influye por dentro como pensamientos, creencias, sentimientos y emociones. ¿Es muy temerario acaso afirmar que lo que pensamos, creemos y sentimos (el mundo interno personal), influye en la represión y la des-represión de las manifestaciones genéticas?

Mejor volvamos con “las mariposas del alma”, sin obviar la conclusión de que los genes tienen una influencia mucho menor en las funciones cognitivas, en los sentimientos y en  la conducta que las estructuras neuronales epigenéticamente modeladas.

Por lo tanto –aunque no debiéramos ser muy enfáticos en estas cuestiones- el cerebro, más que los genes, es el órgano principal de la individualidad y de la identidad humana.

“Somos hombres y mujeres neuronales”, decía Jean Pierre Changeux en “El hombre neuronal,” polémico libro de comienzos de los 80, “…todo lo que hacemos, pensamos, sentimos, es una función de la arquitectura de nuestro cerebro, de esa materia dinámica y despierta.” “Cada pensamiento, fantasía y emoción, están hechos de millares de impulsos electro-químicos que a través de la síntesis proteica  poseen una realidad física y estructural tangible”.

Ahora me resulta comprensible, entonces, cuando yo hacía los primeros palotes de la neurología, esa proclama tenía un excitante tufillo de escándalo (perdón, siempre fui bastante excitable).

Sin duda que estamos repletos de determinantes, genéticos, sociales y neuropsíquicos, pero “la articulación de esos determinantes no está completamente determinada” (3)  Ahí radicaría nuestra libertad, en la manera como elegimos articularlos, en la manera como usamos nuestro cuerpo/cerebro/mente para modificar creativamente nuestra estructura cerebral, somática y psíquica, para lo cual es necesario, a veces, romper nuestros patrones habituales de pensamiento, desaprendiendo y volviendo a aprender. Tal vez reintegrando el camino del conocimiento con el camino de la vida en un nuevo proceso de síntesis. Creo que es ese uno de nuestros mayores desafíos.

Ya hablamos de los nuevos paradigmas (tendría que jurar no volver a usar más esa palabra) “sistémicos” u “holísticos”, que aportan una comprensión dinámica e integradora del organismo humano (cuerpo-cerebro-mente-espíritu) y del microcosmos y el macrocosmos al que pertenece tal organismo. En términos más epistemológicos, debiéramos hablar de una nueva teoría unificada de la evolución humana y del cosmosque, todavía, nos cuesta comprender en toda su profundidad. No olvidemos que nuestro modo preponderante de pensar sigue siendo dualista y secuencial, como nuestro lenguaje, del cual el pensamiento racional se nutre.

El fundamento de esta nueva “revolución científica” está en relación con la posibilidad que tiene el hombre (más que en la historia precedente) de desarrollar nuevas funciones cognitivas que le permitirán nuevos modos de conocer y de expandir su consciencia en otras direcciones,  tanto hacia afuera como hacia adentro de su ser personal (“escultores del propio cerebro”…).

Pueden objetarme que, cuando de reptiles ascendimos a mamíferos y luego a Sapiens Sapiens, también adquirimos nuevas estrategias cognitivas y se expandió nuestra consciencia. ¿Por qué ahora es algo especial que esto siga ocurriendo?

Estoy de acuerdo, cuando nos bajamos de los árboles, nos erguimos y vimos el horizonte, algo extraordinario cambió  nuestra visón del mundo y nuestra percepción… Sí, pero no éramos conscientes de lo que sucedía, simplemente todo nos sucedía, independientemente de nuestra participación o intencionalidad consciente. No había entonces capacidad de “metacognición”, no había reflexión ni valores en la base de los aprendizajes ni de las decisiones, casi todo era instinto reactivo y sólo al servicio de la supervivencia, todavía no habían llegado las pulsiones, que le aportaron fantasías al elemental instinto, y que tantos líos nos traerían pero que le dieron otro sabor a la vida… y variedad de sabores, por suerte. La fantasía y la simbolización fueron enriquecimientos para nuestra especie que vinieron con las sucesivas expansiones de las redes neuronales. Cuando vagábamos por las sabanas teníamos menos libertad  que la poca que hoy tenemos, sin duda, pero también menos conflictos porque el hombre contaba con menos opciones. El lóbulo prefrontal no era más que una nuez arrugada y chiquita, como cantaría María Elena Walsh.

Nuestras capacidades cognitivas, nuestra anatomía y nuestra fisiología, las huellas psíquicas y sinápticas, esa “simbiosis socio-cultural-biológica” de la que hablamos en las otras entregas, estaban mucho menos desarrolladas.

Ya no nos alcanza con los instintos para sobrevivir en la nueva jungla, necesitamos desarrollar estrategias suprainstintivas para no ser comidos por los modernos predadores, para no colapsarnos ante el aluvión de información y estímulos que invaden en cada segundo nuestros sentidos, provenientes de un ambiente cada vez más complejo.  Tuvimos que fabricar nuevas herramientas entre las cuales está nuestro cerebro frontal. Necesitamos poseer discernimiento, motivación, voluntad, planificación y control ejecutivo de nuestros actos (cualidades no innatas sino adquiridas mediante educación y experiencia de trabajo personal) para poder sobrevivir (concepto de epigénesis).

Yo no me crié en la sabana pero transcurrí mi infancia formativa entre el papel glasé,  la goma de pegar y los Billiken,  casi abandono la primaria cuando apareció el Simulcop, las copias del secundario las hacía con carbónico, cuando terminé el curso de dactilografía Pitman se dejaron de fabricar las máquinas de escribir, y hoy estoy trasnochando para diseñar el power point para la clase del miércoles…  Desde que los hombres se bajaron de los árboles hasta que pintaron las primeras rocas pasaron sesenta mil años. ¿No fue el mío un milagro mucho mayor al cambiar el papel glasé y los recortes del Billiken por el power point en menos de cincuenta? ¡Cómo no ser un fanático  proselitista del culto a la neuroplasticidad y la neurogénesis!

Miremos ahora no hacia el pasado sino al devenir, desde la dialéctica que nos proponen las neurociencias.

Dijimos  que el camino del conocimiento y el camino de la vida no pueden quedar disociados (bueno, como poder pueden porque lo venimos haciendo desde el fondo de la historia), pero el modo de conocer, en la nueva antropología, es co-extensivo con el modo de vivir. En realidad no serían procesos separables sino un único proceso.

El nuevo conocimiento es concebido como una trasformación evolutiva de todo el individuoal servicio de la sociedad y de la naturaleza, y no ya como una herramienta de poder y de dominación. Mi conocimiento de las cosas no será para ganarle la partida a mi vecino y desplazarlo “en la competencia por la vida” sino para mejorar, junto a él, el mundo en el que vivimos. No es  tampoco cuestión de seguir expoliando la naturaleza y sus recursos sino de integrarnos en colaboración con ella.  Esto que pude parecer un slogan de Green Peace y hasta obvio, no lo es, porque apenas nos auto observemos veremos qué pocas veces, si es que alguna, pensamos, sentimos y actuamos de una manera integrada y acorde con lo que hemos aprendido.

Puedo ser un gran budólogo y jamás practicar el budismo, puedo dar la vida por las focas de Tasmania pero me alimento con cadáveres de todas las especies obtenidos por los medios más crueles, como también es posible repartir subsidios y fideos entre los pobres y vivir en Puerto Madero y así,  pongan ustedes sus propios ejemplos para ver la escasa armonía entre nuestros centros intelectivo, emocional e instintivo, y la todavía más escasa armonía entre el hombre y su ambiente (tanto externo como interno).

Tenemos la ilusión de la unidad de nuestro ser, si es que la tenemos, porque creo que launidad e integración del ser  sigue siendo una preocupación en los ámbitos religiosos o esotéricos más que en los intelectuales o científicos.  El nuestro es un tímido intento de acercar ámbitos y “refundir” conceptos (la neurobiología de la creatividad se sustenta en la interpolación conceptual de campos heterogéneos).

La evolución del hombre  es un proceso “natural” que se produce sin nuestra intervención hasta cierto punto de su recorrido, a partir del cual pasa a depender de nuestro deseo de evolucionar y de nuestro esfuerzo volitivo y consciente requiriendo de nuestra participación activa y responsable en tal proceso, como postulaba Gurdjieff y muchas otras escuelas de sabiduría (“somos escultores y prisioneros…” ¿recuerdan?).

Creo que el devenir de nuestra evolución nos propone un pensamiento de síntesis que integre el conocimiento y la vida, como adelanté en párrafos anteriores, transmutando la materia humana mediante ese conocimiento plasmado en cada célula del hombre (en la entrega anterior hablamos de “plasticidad genética” y de la influencia del mundo intrapsíquico en la expresión de los genes). Hacen falta nuevas herramientas para esa síntesis. Se necesita de un salto cualitativo en la anatomía y la fisiología del hombre para alcanzar un nuevo estado de consciencia que afecte todas sus células. Esto parece ciencia ficción, como la predicción de internet lo era hace veinte años y la televisión hace sesenta.

No es el exceso de conocimientos lo que le da significado a nuestra vida. Y  las cuestiones del significado y del sentido están en el centro de nuestra evolución como individuos y como especie. “Exceso de información, carencia de significado”, subtitulaba Muñoz Soler un capítulo de su Antropología.

Se plantea un peligroso desfasaje entre el desarrollo técnico y el desarrollo humano. Hemos perfeccionado exponencialmente los instrumentos ópticos y acústicos para el diagnóstico, tenemos ahora que perfeccionar nuestros ojos, nuestros oídos y nuestro sistema nervioso para arribar a nuevas interpretaciones, es necesario desarrollar nuevos sentidos para captar el conocimiento que llega desde el futuro. Habrá que calibrar ahora la sensibilidad del hombre que usa los sofisticados instrumentos.

¿De qué manera podríamos nosotros influir en la formación o expansión de nuevos órganos de percepción y conocimiento?

¿Es posible dirigir, de algún modo, nuestra neuroplasticidad y nuestra neurogénesis?

Por esta senda intentaremos continuar.

 

El poeta romántico Novalis, en el siglo XVIII, afirmaba: “Todo pensamiento engendra una sustancia”. Faltaba mucho tiempo para que las neurociencias lo demostraran y crearan términos y conceptos que le dieran sustento “científico” a aquella afirmación. No es novedad que los científicos digan con nuevas palabras lo que místicos y poetas anticiparan con otro lenguaje.

Fritjof Capra, en “El Tao de la Física” dice: La teoría cuántica ha abolido la noción de objetos fundamentales separados, ha introducido el concepto de “participante” para reemplazar al de “observador” lo que implica la necesidad de introducir la conciencia humana en la descripción del mundo observado

La pretensión de objetividad va dejando de ser un requisito del pensamiento científico porque sabemos que no existe un observador “objetivo” ni métodos que cumplan con esa condición por haber sido diseñados por investigadores subjetivos que necesariamente “participan” en aquello que investigan.  No se degrada el pensamiento científico con este nuevo modelo sino que se amplía al incorporar el ejercicio “metacognitivo” en su misión de desarrollar más conocimientos. Conocer la propia conciencia nos hace conocer mejor.

Desde la neurobiología sabemos que aquello que descubrimos está influido por nuestra manera de ver… Y nuestra manera de ver es una interpretación sensorial sustentada en nuestras percepciones previas, nuestra historia, la educación, los escenarios interiores y externos, nuestras creencias, emociones y estados corporales, por mencionar algunos de los condicionantes epigenéticos o precursores de nuestra manera de ver el mundo.

La neurocientífica Sophie Scott lo ejemplifica lindo: “Si ves la cara de Jesús en una tostada, esto revela qué está pasando con tus expectativas y cómo estás interpretando el mundo a partir de ellas, más que referirse a algo que aparece en la tostada”.

Antes de retomar el camino de la neurobiología en las próximas entregas déjenme divagar un poco sobre el modelo de pensamiento todavía predominante en occidente. En gran medida nuestro pensamiento racional y positivista se construyó a partir de la lógica de Aristóteles que describía con exactitud la única manera correcta de pensar. Esa lógica tiene tres principios fundamentales: el de identidad, que afirma que A sólo puede ser A; el principio de no contradicción, que indica que A no puede ser no-A; y el principio deltercero excluido, que sostiene que A es verdadero o es falso sin que pueda existir una tercera posibilidad. Si hay dos proposiciones contradictorias al menos una de ellas tiene que ser falsa. Según ese principio Juan es bueno o Juan no es bueno, sin que haya la posibilidad de algo intermedio, no caben en la lógica juicios entre los contrarios como la bondad y la maldad. Pobre Juan, que a veces es bueno y otras veces es malo y que, en realidad, no es ni bueno ni malo. Depende de quién lo juzgue y de cuál sea el código moral que utilice… Estos principios fundamentales de la lógica no se cuestionaron durante siglos simplemente porque eran incuestionables. El método científico positivista es hijo de la lógica aristotélica y modelador de la visión mecanicista de la ciencia newtoniana – cartesiana;  fue y es útil para aplicar en algunos campos del conocimiento pero no, precisamente, en el de la consciencia humana.

En contraposición, la lógica que subyace al modelo de pensamiento oriental se denomina lógica “paradójica” que considera que algo o alguien pueden ser A y no-A sin ningún tipo de contradicción.

Paradoja significa “contrario a la opinión recibida y común”. Esta forma de pensamiento paradójico tuvo cultores en occidente (en la antigua Grecia: Heráclito, Pitágoras, Sócrates y, en el tiempo más cercano: William James, Carl G. Jung, David Bohm, Ken Wilber, Fridjof Capra, entre tantos otros) pero esa mirada indivisa del mundo proviene de la máxima expresión de los sistemas filosóficos de los Vedas y el Vedanta hinduista, que comparten la certeza de que los opuestos que la mente percibe no reflejan la naturaleza de lo observado, sino de la mente que observa, y que la oposición dualista es una ilusión de la mente, no una cualidad de la realidad.

La esencia de la psique humana es paradójica”, afirmaba C. G. Jung “sin la experiencia de lo contradictorio, no existe experiencia alguna de la totalidad”.

Lo que me parece más interesante destacar de estas diferencias entre el pensamiento de occidente y el de oriente es que, mientras nosotros privilegiamos la “ortodoxia” en el sentido de privilegiar el pensamiento en sí, en oriente , particularmente en el Hinduismo y el Budismo, privilegian la “ortopraxis”  – el recto actuar –  apuntando a una transformación integral del individuo como consecuencia directa del conocimiento lo que se confirma en el área de los hábitos y las conductas más que en el mero engrosamiento del intelecto. El esfuerzo mental de oriente está al servicio de configurar una práctica del dharma que evoca el cotidiano esfuerzo de actuar correcta y humildemente a la luz de la sabiduría.

En resumen, la lógica paradójica llevó a la tolerancia y a un esfuerzo de auto transformación. La consideración aristotélica condujo al dogma tanto en el plano religioso, filosófico como científico, disociados de la práctica de vida cotidiana del hombre. En Occidente, el camino del conocimiento y el camino de la vida no fueron todavía unidos.

Cuando nosotros insistimos en la interrelación y la interdependencia de todos los fenómenos (biológicos, psicológicos, ecológicos, sociales, espirituales) y de toda la humanidad en la biosfera, también lo hacemos sobre la relación transformadora del conocimiento y la vida, intentamos trascender las dualidades de nuestro propio pensamiento y percibir la realidad como un todo integrado del que somos parte. Por supuesto que nuestro obstáculo es el lenguaje proposicional, sucedáneo de un pensamiento categórico,  secuenciado y métrico. La metáfora o el lenguaje poéticoconstituyen un puente entre lo lógico y lo paradójico y con ellos podemos hacer alusión a lo inefable y, tal vez, introducirnos en un pensar esencial, que no fragmente ni mutile la totalidad, que sea capaz de contemplación y, a la vez, de discernimiento. Poeta es, en este sentido, el que puede ejercitar un pensamiento meditante al renunciar a toda intervención agresora sobre el mundo para ver la realidad tal como es.

El filósofo Martín Heidegger trató de abolir la tradicional distinción entre theoria y praxis: “Pensar el pensamiento exige que el hombre se comprometa en la realización del pensamiento escuchado”.

Por lo tanto, la esencia del pensamiento no puede ser percibida más que si nos apartamos del pensamiento”.

¿Cómo sería posible “des-identificar al hombre con lo que este considera lo más propio de si” para acceder a otros niveles de la consciencia?

Serán necesarias otras incursiones por la Neurobiología antes de regresar a esta propuesta paradójica de observar nuestro pensamiento desde afuera del pensamiento.

Enrique maloberti

(1)   “A cada cual su cerebro” Francois Ansermet y Pierre Magistretti.

(2) (3)   “Neuroética, cuando la materia se despierta.” Kathinka Evers.

Pueden haber gatos sin sonrisas pero nunca una sonrisa sin gato.
(Alicia en el país de las maravillas)
Nuestro cerebro es una chapuza tendente a averías. El problema del cerebro es que es un ente vivo y no un motor (que puede pararse) o un ordenador (que puede reiniciarse). Cuando se dan estas circunstancias se provoca sufrimiento.
Es seguro que nuestros ancestro sufrieron: frio, hambre, decepción y dolor… y esta es precisamente la razón de la emergencia de la conciencia humana.
El cerebro humano no puede desenchufarse o pararse como un motor pero puede hacer crear otra cosa destinada a aliviar su sufrimiento: la cultura. Es la tesis de Roger Bartra, antropólogo, desarrollada en su libro “Antropología del cerebro”
Los primeros hombres anatómicamente modernos de hace unos 250 mil años contaban con una cultura formada por unos pocos componentes: habla, sistemas de parentesco, imaginería visual, música, danza, mitología, ritual y memoria artificial. Por supuesto, se apoyaba en las habilidades para producir y usar instrumentos primitivos, y sobre todo la idea de grupo: la evidencia de que los otros seres poseen intencionalidad igual que nosotros mismos. Bartra llama prótesis tanto a la cultura, a los símbolos, al lenguaje y en suma a la sociedad. A partir del momento en que se inventó la cultura nuestra especie dejó de ser “natural” y se convirtió en “cultural”. Y la cultura evoluciona más rápido que la evolución.
Estas muletas cognitivas que le dieron cobertura e hicieron su vida más soportable (la tecnología, la ciencia, el saber-compartido, el arte y la conversación) estas prótesis, que Bartra llama exocerebro, no son ninguna energía metafísica que puede separarse del cuerpo como el gato de Cheshire de Alicia en el País de las Maravillas. A su vez están estrechamente vinculados al entramado neuronal. Es un feedback entre la cultura y el cerebro.
Son los órganos sensoriales los canales por donde discurre esta comunicación entre exocerebro y endocerebro y nuestra conciencia es la que hace de enlace. La conciencia no radica simplemente en el percatarse de que hay un mundo exterior (un hábitat), sino en queese habitat “funciona” como si fuese parte de los circuitos neuronales, como un cerebro por fuera. A la vez, el cerebro es sensible al hecho de que es incompleto y de que necesita de un hábitat externo. La conciencia es el enlace.
Si suponemos que la extraña criatura dotada de una epidermis neuronal es capaz de colorear su vientre cuando piensa en rojo, y otros organismos de la misma especie lo pueden contemplar e identificar, entonces nos acercamos a nuestra realidad: el exocerebro cultural del que estamos dotados realmente se pone rojo cuando dibujamos nuestras experiencias con tintas y pinturas de ese color.
Pero hay algo que nos diferencia con el resto de los animales y sus señales, y es que carecen de símbolos. Un ejemplo es el experimento con unos polluelos de una gaviota. Apenas salen del cascarón, comienzan a  picotear la mancha roja que su madre tiene en el pico amarillo: ella entonces les da comida. A estos polluelos se les presentó simplemente un palo amarillo con tres rayas rojas, y éstos incluso mostraron mayor entusiasmo ante este curioso artefacto que ni siquiera se parecía a un pico de gaviota. Aquí es donde entra la idea que expone Bartra en palabras del Dr Ramachandran:
“Si las gaviotas argénteas tuvieran una galería de arte, colgarían en la pared un largo palo con tres rayas rojas; lo venerarían, pagarían millones de dólares por él, lo llamarían Picasso, pero no entenderían por qué… por qué quedan hipnotizadas por esta cosa aún cuando no se parece a nada”
Esta atracción humana por ciertos rasgos enfatizados y deformados se expresa por ejemplo en figuras antropomórficas con rasgos sexuales amplificados, como las famosas venus prehistóricas o las representaciones fálicas. Pero aquí habría una conexión entre señales que recibe el cerebro y los símbolos del culto a la fertilidad. Hasta donde se sabe el cerebro sólo es capaz de procesar señales (rasgos sexuales) pero no símbolos (la fertilidad). Eso nos lo dan los modelos socioculturales, y cada uno de forma diferente.
Otro ejemplo es el cuadro de Magritte, que nos plantea una duda: ¿para que queremos algo que no es una pipa, sino sólo su representación, si podemos tener una de verdad y fumarla con deleite? ¿Para qué queremos el arte si tenemos la vida cotidiana? Porque nos permite traducir lo que parece intraducible. Y sobre todo, porque la conciencia es “aquello que sabemos de una forma compartida” y que incluye la recursividad“una percepción que percibe que percibe”. Una recursividad compartida con otros seres semejantes que a su vez también tienen recursividad. Es así como se mira el arte.

En plena búsqueda angustiosa de su identidad, Rimbaud dejó caer una frase inquietante: “Je est un autre” Yo es otro. La conciencia de nuestra identidad individual se extiende y abarca a los otros. El poeta nos recuerda que la conciencia nace mediante el concurso de otros, gracias a que nos confundimos con ellos para afirmar nuestra perecedera identidad. Así, perdemos el alma pero ganamos la conciencia.
 
A pesar de que el cerebro aloja más de 30 mil millones de neuronas y que éstas forman parte de una red de unos mil millones de millones de conexiones sinápticas, las estructuras sociales y culturales no caben en él: no hay manera de que el cerebro pueda absorber y contener en su interior más que una pequeña parte de los circuitos socioculturales. El cerebro, como dice el poema de Emily Dickinson, es más vasto que el cielo, más profundo que el mar; pero la cultura humana lo desborda con creces.
A Genie se la prohibieron. Su padre la había mantenido encerrada todo el tiempo desde la edad de 20 meses hasta los 13 años, en una habitación, atada con camisas de fuerza y aislada de la familia. Le castigaban si hacía ruido. Le habían prohibido mantener ninguna relación social con su entorno. Al salir de su encierro no podía entender más de una docena de palabras, no hablaba, no mascaba alimentos, pesaba apenas 27 kg, medía 1,37 cm, era incontinente y no podía siquiera llorar. Aprendió algunas palabras, matemáticas, y recibió cuidados maternales, pero a los cinco años llegó a un límite de sus habilidades y sus normas sociales eran muy escasas. Fue cayendo en un silencio taciturno y fue transladada a una institución para adultos inválidos. Genie no fue capaz de construir un nexo con el exocerebro.
Helen Keller, sorda y ciega de nacimiento, tuvo mejor suerte. En sus primeros años, no tuvo contacto con el exterior, vivía como relata ella “en un mundo que era un no-mundo” “un tiempo inconsciente, aunque consciente, en la nada” y rehusaba de ser acariciada. En un pozo, comprendió que los signos que la maestra le deletreaba en una mano simbolizaba el líquido fresco que se derramaba sobre la otra, es decir,comprendió por primera vez la relación entre las señales y las cosas del exterior, lo que simbolizaban. Allí atrapó en sus manos el fluido que la conectaba con el mundo, la comunicación con el exterior. Y no deja de perfeccionarlo. Ella misma lo explica cuando, molesta, critica a quienes creen que los ciegos y los sordos no tienen derecho moral de referirse a la belleza, los cielos, las montañas, los pájaros y los colores. “Y sin embargo, un espíritu atrevido me impulsa a usar palabras sobre la visión y el sonido cuyo significado puedo adivinar gracia a a analogías y fantasías”
 
“Cuando consideramos lo poco que se ha descubierto sobre la mente, ¿no es asombroso que uno presuma que puede definir lo que uno puede conocer o no conocer? Admito que puede haber innumerables maravillas en el universo visible. De igual manera, oh confiado crítico, hay una miríada de sensaciones que yo percibo en las cuales tú ni sueñas” 
Ella, más que la mayoría, gracias a sus terribles carencias fue capaz de reconocer en la cultura las prótesis simbólicas que le permiten sustituir las sensaciones auditivas y ópticas. No es muy diferente a lo que hacemos leemos los versos de un poeta, o escuchamos una música que nos evoca a algo.

La sinestesia es una condición en la que diferentes señales se cruzan y se mezclan. Así, una señal táctil produce un sabor amargo, una nota musical al ser escuchada provoca que se vea el color azul o ciertos números son vistos de diferentes colores. Una persona con sinestesia conecta, por ejemplo, el número 5 con el color rojo. Hay autores que suponen que esta condición puede ayudar a comprender el origen del lenguaje, de como los primeros homínidos asociaban símbolos y metáforas a partir de sensaciones visuales y sonidos. Una palanca importante para la formación de los nombres para los objetos. Actualmente, se podría decir que los medios masivos de comunicación son las que envuelven al hombre occidental en una sesión diaria de sinestesia. 

“Antropología del cerebro. La conciencia y los sistemas simbólicos” Roger Bartra.

Decolonizando el saber, reiventando el poder: el epistemicidio.

Rafael Marchante
“Se ha realizado un epistemicidio masivo en los últimos cinco siglos, por el que una inmensa riqueza de experiencias cognitivas ha sido perdida.”  Boaventura de Souza Santos, sociólogo.

Únicamente el 6% de la humanidad produce en todo el planeta, toda la teoría crítica, la teoría científica, la filosofía, la historia, etc., para entender todo el mundo.” Ramón Grosfoguel, sociólogo.

“Se piensa como Descartes: “Pienso, luego existo”. Pero no es así. El hombre, antes que un sujeto de actos psíquicos, es un ser en el mundo.” Enrique Dussel, filósofo e historiador.
“Para abordar el tema”, afirma Ramón Grosfoguel, “es necesario comenzar por plantearse el“pienso, luego existo” cartesiano como fundamento del conocimiento.”…. Y continúa en su conferencia:
“Y para plantear el problema hay que remontarse a Al Andaluz. En ese territorio dominaba un sultanato que reconocía en sus códigos jurídicos una multiplicidad de identidades y espiritualidades.

Un mito vigente se basa en la falsa idea de la invasión musulmana en España. España no existía en el siglo VIII, de modo que los musulmanes no la invadieron. En realidad lo que hubo fue una conquista por parte de la monarquía católica de un territorio donde habían convivido judíos, musulmanes y cristianos.
Consumada esa conquista, la monarquía planteó a la población musulmana y judía tres opciones: convertirse al cristianismo, ser aniquilados o ser expulsados. Buena parte de la población judía y  musulmana que se libró del exterminio se fue al norte de África, región dominada por musulmanes y donde los judíos tenían plenos derechos. (Y en este punto cabe destacar otro gran mito que tiene historia. Solemos creer que judíos y árabes han estado en lucha eternamente. Nada más falso.)
Mónica Jover

El discurso de la monarquía cristiana no era todavía racista, sino proto-racista: La humanidad del “otro” no se ponía en cuestión, lo que se cuestionaba era su religión.

Aquí surge el plan de Cristóbal Colón llamado “Empresa de las Indias”, presentado a los reyes católicos. (Aquí, de nuevo, hay que lidiar con el mito de que Colón se habría lanzado al vacío, sin saber exactamente qué encontraría. Mentira. Colón contaba con mapas chinos. En esos mapas, lo que después serían las Américas aparecían como una extensión o península de Asia).

Los reyes católicos adoptaron con mucho interés el proyecto de Colón. Pocos días después de la caída de Granada, el 11 de enero de 1492, le autorizan el viaje.
Colón llega el 12 de octubre de 1492 a la isla que denominó “La Española”. Y

tiempo después pondría en sus diarios: “estos son pueblos sin religión”. A fines del siglo XV, en el imaginario europeo todos los seres humanos tenían religión y, por tanto, alma. De no tener alma, esos seres podían equipararse a bueyes o burros. Y así fueron tratados. Fueron sometidos a la esclavización.

En realidad, las Américas no vivían en aislamiento respecto de las del resto del mundo. Musulmanes, chinos, vikingos, africanos habían llegado anteriormente y los indígenas tenían comercio –en sentido amplio- con el mundo, en momentos en los que Europa era no más que una aldea oscurantista medieval. Colónno llegó a un lugar aislado, ni lo descubrió primero que nadie.
Los métodos que se usaron para conquistar a los moros –la espada y la Biblia- fueron los que se reprodujeron en América. En ambos casos se produjo genocidio y epistemicidio: ¡se quemaron bibliotecas enormes en Al Andaluz! Cuando la monarquía católica no tenía más que diez libros… En América, se quemaron códices, y el problema no era ya solo de religión, sino de raza.

El concepto de epistemicidio es de Boaventura de Souza Santos. Es la aniquilación, la extirpación, elexterminio de toda forma de saber que no sea la de quienes detentan el poder hegemónico.

Por cuanto al debate sobre el alma, esa resolución es la que se produjo a partir del juicio de Valladolid, de 1552, en el que se enfrentaron las posiciones de Sepúlveda y Las Casas.

Para Sepúlveda, la población indígena americana no tenía alma. Una prueba de ello era que carecía de sentido de la propiedad privada y de sentido del mercado. Aquí se ve que racismo y capitalismo llegaron juntos. No es que el racismo forme parte de la superestructura del sistema capitalista; el racismo y el sexismo son principios intrínsecos de esta economía política.

En contraste, para Las Casas los indígenas americanos tenían alma, pero constituían pueblos “bárbaros” que debían ser cristianizados. (Ayer había que cristianizarlos; hoy hay que civilizarlos. En el fondo, lo mismo.)
El vencedor a largo plazo sería Las Casas, y por ello surgió la esclavitud de africanos traídos a América. (Sigue vigente el mito de que los africanos traídos a América ya eran esclavos en África. No, no lo eran. Era población libre.)

En esa misma época, en el siglo XVI, se produce un quinto genocidio/ epistemicidio: el de lasmujeres sabias y transmisoras de antiguos conocimientos indígenas de Europa, llamadas brujas. Millones de mujeres fueron quemadas vivas. Pero en ese caso los libros eran ellas mismas. Con ellas murió su saber.

Y es precisamente en ese marco de genocidio/ epistemicidio donde surge Descartes con su“pienso, luego existo”.
Descartes reemplaza a Dios con un “yo” cognoscente, un yo que es capaz de producir conocimiento verdadero al margen de toda particularidad y corporeidad.

El “pienso, luego existo” cartesiano está montado sobre la idea de un universalismo: el conocimiento se produce más allá de cualquier particularidad y de cualquier situación específica, de cualquier marco social. (De aquí la palabra“UNIversidad”) Y ésta es la base para descalificar e inferiorizar cualquier otra forma de pensamiento “situado”, quecamufla y oculta al sujeto particular y situado, osea, cualquier otro conocimiento fuera del hombre (varón) occidental.

Enrique Dussell la describe como “conquisto, luego existo”.
Añádase a ello que Descartes, siendo francés, trabaja en Amsterdam, el nuevo centro del sistema- mundo después de la hegemonía del Imperio español.

Así pues, ese “yo” cognoscente, universal e imperial se monta sobre los cinco genocidios/ epistemicidios: judíos, musulmanes, indígenas, africanos y “brujas”; y es el fundamento mismo de toda la ciencia moderna con sus pretensiones de objetividad y neutralidad, que niega cualquier otra vía de conocimiento.
Luc Gnago

“Un ejemplo lo ilustrará”– argumenta el sociólogo Boaventura de Souza Santos- “El filósofo ghanés Kwasi Wiredu clama que en la cultura y el lenguaje de los Akan, el grupo étnico al cual pertenece, no es posible traducir el precepto cartesiano “cogito ergo sum”, “pienso, luego existo”. Esto es porque no existen palabras que puedan expresar esta idea. «Pensar», en Akan, significa «medir algo», lo cual no tiene sentido para esta frase. El «ser» de «sum» resulta también muy dificultoso para explicar, porque el equivalente más próximo es algo como «Yo estoy ahí», que tampoco tendría sentido en esta frase. (…) Esto significa que es posible desarrollar argumentos autónomos con base en la filosofía africana,(…) muchas ideas alternativas que ella puede expresar y que la filosofía occidental no puede hacerlo.”

El sujeto cognoscente de otro filósofo, Kant, también es únicamente un hombre varón blanco. Para Kant las mujeres no tienen uso de razón, como no lo tienen los “amarillos” o los “negros” (como los llama él) Se trata de una epistemología que sólo cubre la experiencia masculina de cinco países –es decir, la experiencia del 6% de la humanidad-.

El llamado es, entonces, a decolonizar las ciencias sociales y la universidad occidentalizada. Nosotros, los latinos, negros, asiáticos, decimos: “No queremos ser objeto de estudio, sino espacio de crítica radical al conocimiento que se produce y transmite en la universidad blanca”. 

Hay universidades indígenas en América que ya se llaman “PLURIversidad”. Las hay en Quito, Nicaragua, Bolivia… Son espacios propios de producción de conocimiento. Lo que se propone es reorganizar las ciencias sociales no a partir de disciplinas, sino de problemas.”
Fuentes:
“Para una descolonización epistemológica del paradigma moderno del conocimiento” Conferencia. https://www.youtube.com/watch?v=DYks4qCoZEo
“Descolonizar el saber, reiventar el poder.”  Boaventura de Souza Santos. http://www.boaventuradesousasantos.pt/media/Descolonizar%20el%20saber_final%20-%20C%C3%B3pia.pdf
“Introducción a la filosofía de la liberación” Enrique Dussel. http://www.ifil.org/dussel/textos/14/03pp84-108.pdf

Foto: Recent sequencing of ancient genomes suggests that interbreeding went on between the members of several ancient human-like groups more than 30,000 years ago, including an as-yet unknown human ancestor. “We’re looking at a ‘Lord of the Rings’ type world — that there were many hominid populations,” says Mark Thomas, evolutionary geneticist at University College London. All humans whose ancestry originates outside of Africa owe part of their genome to Neanderthals; and certain populations living in Oceania, such as Papua New Guineans and Australian Aboriginals, got DNA from interbreeding between their ancestors and Denisovans, and all living populations with African ancestry have DNA from an archaic African species not found in the DNA of any non-Africans, probably Homo heidelbergensis or Homo erectus. http://www.huffingtonpost.com/2013/11/19/ancient-humans-sex-mystery-species-dna_n_4302031.html

La reciente secuenciación de antiguos genomas sugiere que el mestizaje sucedió entre los miembros de varios grupos antiguos tipo-humanos, hace más de 30,000 años, incluyendo un antepasado humano, que aún se desconoce. “Estamos hablando de un mundo tipo ‘El Señor de los Anillos’ – había muchas poblaciones de homínidos”, dice Mark Thomas, genetista evolutivo de la Universidad Colegio de Londres. Todos los humanos, cuyo ancestro se origina fuera de África, deben parte de su genoma a los Neandertales; y ciertas poblaciones que vivieron en Oceanía, como Papua Nueva Guinea y los aborígenes Australianos, obtuvieon el ADN del entrecruzamiento entre sus antepasados y los Denisovanos, y todas las poblaciones que viven con ascendencia Africana tienen ADN de una especie Africana arcaica que no se encuentra en el ADN de los no-Africano, probablemente el Homo heidelbergensis o Homo erectus

HARAPPAS…CUNA DE LA CIVILIZACIÓN DEL INDO..

En el valle que riega el Indo, nació una de las más antiguas civilizaciones de la humanidad.En estas tierras vivieron unas de las primeras civilizaciones neolíticas . Los Harappas fueron la cuna de la civilización del Indo y uno de los núcleos culturales más importante del mundo entero entre el 2600 y 1700 ac.Se han encontrado las imágenes en terracota y en sellos de cerámica de diversas divinidades que bien pueden considerarse como precursoras de las posteriores representaciones brahmánicas. Esta cultura, que ya se comunicaba regularmente con la mesopotámica en el siglo XXIV a. C., tenía al toro como animal emblemático principal, dado lo abundante de sus representaciones, seguramente como garante de la fecundidad y como símbolo de la vida tras la muerte; el toro o buey sagrado compartía su popularidad, a juzgar por el número de hallazgos, con una diosa madre que también estaría a cargo de la protección de la fecundidad, de un modo similar al que lo haría siglos más tarde la diosa Devi,esposa de Siva, una figura de la que pudo ser antecesora esta diosa innominada del valle del Indo.

El ubicuo y predominante toro sagrado aparece también en otras representaciones de perfil ante una pira ritual, como lo hará después una de las advocaciones de Siva, Nandi; así como otra representación del toro sagrado, en lugar preeminente junto a otros animales, puede ser, por su parte, asimilada a la posterior advocación de Siva como protector de los animales, el dios Pashupanti. Otros animales emblemáticos terrestres y aéreos también aparecen profusamente en la cerámica de Harappa, y son, naturalmente, los mismos elefantes, tigres, serpientes, búfalos, águilas, monos, etc., que seguirán siendo parte importante de las personificaciones zoomórficas de los dioses del panteón indio.Esta civilización poseía un sistema de escritura y se ha encontrado miles de cosas que prueban esto enterradas en el área en la cual vivía este pueblo. Lamentablemente, los intentos que hicieron los eruditos para descifrar las antiguas inscripciones no fueron exitosos. Recientes excavaciones prueban que en el 3300 a. de J.C. –es decir, siete siglos antes del apogeo de Harappa (2600 a. de J.C.)– había una aldea en el lugar donde Harappa fue finalmente edificada. Ciertas inscripciones en vasijas muestran que estas personas escribían usando símbolos casi al mismo tiempo que los habitantes de Mesopotamia desarrollaran el supuesto primer sistema de escritura.Los arqueólogos han catalogado más de 400 símbolos diferentes que fueron escritos en sellos y vasijas. La más larga inscripción contiene 26 símbolos. Ciertos lingüistas opinan que la lengua pertenece a la familia dravídica (que incluye el Tamil y otras 25 lenguas más que aún se hablan en el subcontinente). Sin embargo, la antedicha escritura es diferente de cualquier otra conocida. Algunas vasijas que se hallaron en Harappa (las cuales datan del 3300 al 3000 a. de J.C.) tienen signos grabados en ellas que son similares a una inscripción en la forma de un tridente. Esta inscripción en forma de tridente fue hallada en un sello que se utilizó unos cuantos siglos después. A partir de los hallazgos arqueológicos se prueba que Harappa era una ciudad de artesanos y comerciantes, o sea, una sofisticada sociedad basada en la clase media. No se encontraron en Harappa ruinas de grandes templos como en la Mesopotamia (no hay ninguna evidencia de que se halla establecido un reino o una teocracia en Harappa). No hay ningún indicio de la existencia de un ejército tampoco (no hay grabados o esculturas que muestren escenas de guerra, como en Egipto y Mesopotamia).
denisovans-encounter

Un nuevo estudio presentado hace pocos días en la reunión de la Royal Society en Londres ha revelado un hallazgo que agrega otro misterioso capítulo a los orígenes de nuestra especie: el genoma de uno de nuestros ancestros, el homínido de Denisova, contiene segmentos de ADN que parecen provenir de una especie actualmente desconocida para nuestra ciencia. denisovans-encounter

Representación de encuentro entre denisovanos y humanos modernos.

El descubrimiento sugiere que hace más de 30.000 años atrás hubo un mestizaje desenfrenado entre los antiguos humanos en Europa y Asia. Pero, aún más significativo es encontrarse con el hecho que nuestros primitivos ancestros copularon con una especie totalmente desconocida, que no era ni humana ni neandertal.

Luego de enterarse del hallazgo, los científicos debatieron los resultados e inmediatamente comenzaron a especular con cuál podía ser esta especie desconocida. Algunos indicaron que ese grupo de homínidos pudo haberse ramificado a Asia desde el Homo heidelbernensis, que residió en África hace cerca de medio millón de años y se cree era el ancestro de los neandertales europeos.

Por otra parte, otros como el paleoantropólogo del Museo de Historia Natural de Londres, Chris Stringer, admitieron que “no tienen la más pálida idea” de cuál pudo ser esa misteriosa especie.

denisovan-cave

denisovan-cave Excavación en la cueva de Denisova, Siberia.

Rastros de un genoma desconocido fueron detectados en dos dientes y el hueso de un dedo de un denisovano, restos que fueron descubiertos en una cueva de Siberia en el año 2010. Y, a pesar que aún no hay muchos datos disponibles que ayuden a saber cómo era la apariencia de los denisovanos debido a la carencia de fósiles, los genetistas e investigadores se las arreglaron para ordenar el genoma entero de forma precisa.

“Esto abre la puerta a la posibilidad a que estemos ante un mundo al estilo ‘El Señor de los Anillos’, donde hay muchas poblaciones de homínidos diferentes”, dijo Mark Thomas, un genetista del Colegio de la Universidad de Londres.

La respuesta a si estamos o no estamos solos en el universo podría estar debajo de nuestras narices, o, mejor dicho, dentro de cada célula del cuerpo. ¿Podrían nuestros genes haber sido escritos hace muchísimos eones en algún lugar remoto de la galaxia y tener la estampa de un “diseñador inteligente”? Esta marca dejada por el diseñador o arquitecto de nuestro código genético sería la ineludible estampa de una civilización extraterrestre maestra que nos precedió por muchos millones o billones de años.

Vladimir I. shCherbak de la Universidad Nacional al-Farabi Kazakh de Kazajistán, y Maxim A. Makukov del Instituto de Astrofísica Fesenkov, dicen en su hipótesis que la señal inteligente incrustada en nuestro propio código genético es un mensaje matemático y semántico que no puede ser explicado completamente por una evolución Dawiniana natural. Ellos la llaman “SETI biológico”.

En un reciente artículo científico, los investigadores aseguran que: “Una vez arreglado, el código puede mantenerse sin cambios durante grandes escalas de tiempo cosmológicas; de hecho, es la construcción más duradera jamás conocida. Por lo tanto, representa un excepcional y fidedigno almacén de datos para una firma inteligente. Cuando el genoma es reescrito apropiadamente, el nuevo código resultante permanecerá en la célula y su progenie, lo que luego será transmitido a través del espacio y tiempo”.

Para pasar la prueba de “la marca del diseñador”, los patrones del código genético deben ser muy significantes a nivel estadístico y poseer características inteligentes inconsistentes con cualquier proceso natural conocido, aclaran los autores.

Los científicos discuten detalladamente el análisis del genoma humano y muestran un meticuloso mapa sobre el orden y precisión entre los nucleótidos y aminoácidos del ADN. “La disposición simple del código revela un conjunto de patrones aritméticos e ideográficos de lenguaje simbólico”. Agregan que esto incluye el uso de notaciones decimales, transformaciones lógicas, y la utilización del símbolo abstracto de cero. “Concisos y sistemáticos, estos patrones subyacentes parecen producto de una precisión lógica y computación compleja”, aseveran los autores del estudio.

Esta interpretación los lleva a una conclusión reveladora: el código genético, “parece haber sido inventado fuera de nuestro sistema solar y tener ya billones de años de antigüedad”. La singular declaración científica, apoya la idea de la panspermia, la hipótesis que dice que la Tierra fue sembrada con vida interestelar. Ciertamente también coincide con los mitos de creación de civilizaciones ancestrales como la sumeria, donde los dioses Anunnaki crean al hombre a partir de la ingeniería genética.

Aunque también existen otras posibilidades para intentar explicar lo declarado por los científicos kazajos, como aquella que habla de la posibilidad que nuestro universo no sea más que una simulación informática, un programa de computadora corriendo, el mismísimo concepto de la películas de The Matrix. De esta forma, la noción que un programador escribió el código genético para la vida en su propio modelo del universo, es consistente con la sugerencia dada por los autores de este informe.

Y aquí es donde surge la clásica cuestión, si el ADN es considerado la huella de un diseñador extraterrestre, entonces, ¿quién diseñó al diseñador?

La ciencia médica ha establecido que tenemos 2 hebras de ADN y 10 hebras de ADN “basura” , pero no han entendido el propósito de esa “basura” “DNA. Información reciente ha revelado su propósito más elevado, el apoyo a una conciencia multidimensional, nuestro estado natural. La realineación, volver a conectar y activar nuestros 10 filamentos de ADN basura (también conocido como Proceso de la recodificación de ADN o RRA) es el proceso por el cual alcanzamos ese estado. Cuando estamos multidimensional, nuestras habilidades físicas se volvieron a despertar y han desarrollado una segunda red neuronal a nivel etérico. Esta segunda red neuronal es lo que nos permite vivir en múltiples dimensiones a la vez. Podemos escuchar, ver y comunicarse con los demás en estas dimensiones. Hay 9 niveles en el proceso de recodificación del ADN, y cada limpieza emocional requerida en el nivel que activa el timo para cambiar la secuencia de codificación de nuestro ADN. Recodificación en este caso significa encender los códigos 44 ADN que fueron cambiados previamente apagado. Podría compararlo con la remodelación de su cuerpo a nivel celular cuando todavía vivía en ella. El proceso de recodificación del ADN trabaja en el etérico, algunos lo llaman el cuerpo a nivel de la luz. En este nivel las 10 hebras de ADN basura junto con sus 2 hilos conectados se vuelven a alinear por encima de su corona. Ya que el ADN es holográfico, puede ser al mismo tiempo realineada, vuelve a conectar con la cuenta activada. Esto significa que sus 10 hebras de ADN basura se vuelven a alinear al mismo tiempo en la parte superior de la cabeza (corona), vuelve a conectar a sus 12 cristales Chakra Corona y reactivados para que la energía de fuerza vital fluye a través de ellos.


1. La activación de los Cristales Chakra Corona. Usted se sentirá esto como una picazón en el Chakra Corona. No es lo mismo que un picor caspa.
Una vez que los filamentos de la DNA 12 se conectan de nuevo en sus 12 Cristales Chakra Corona, el ingeniero de la genética y el empleo Guía de recodificación son casi completa. Seguirán velar por ti y supervisar su 12 filamentos reconexión hasta llegar a la frecuencia necesaria para activar plenamente la reconexión. La activación de las 12 hebras sucede en 3 pasos:

2. La activación de la MerKaBa antena. La antena MerKaBa se utiliza para recibir mensajes de otras dimensiones.

3. La activación del hipotálamo. Este es el Traductor Universal y convierte todos los mensajes en el idioma elegido. Los mensajes se reciben como frecuencia formas de pensamiento. Muchos son completos con las emociones, las imágenes y el lenguaje. Algunos tienen sólo uno o dos de estos. El hipotálamo también le proporciona la identidad del remitente. Usted aprenderá a identificar los remitentes después de recibir durante un tiempo. Una vez que el hipotálamo se activa el proceso de DRR es completa y su diagrama de ADN también se ha completado. La prueba es visual (aura fotos), emocional (que no desempeñan las emociones negativas en el cuerpo) y físico (sentirse más en control de su poder y mensajes auditivos al día).

Imágenes integradas 1

Debido a que muchas personas solicitarán la recodificación del ADN, se ha diseñado como un proceso de auto-accionada. Usted recibirá la asistencia de fuera del mundo de un Ingeniero de Genética. Normalmente son seres de Sirio A. También se le dará una Guía de recodificación del ADN para ver a través del proceso. Asistencia gratuita basada en la Tierra se realiza a través del Foro del Consejo de Nibiru como Yahoo Groups. Es un grupo muy activo que recoders van a conseguir ayuda en el movimiento a través del proceso. Todo nuestro sistema solar y la galaxia de la Vía Láctea, ha entrado ahora en una parte muy cargado de espacio.

Estamos inmersos en el Cinturón de fotones (radiación Menasic), un período de intensa luz entramos a finales de 1990 y en el que vamos a permanecer por un período de 2000 años. Durante este tiempo notable las energías del Cinturón de Fotones están provocando un reordenamiento completo de la vida tal como la conocemos. Esto ocurre porque la energía de fotones de luz tiene la capacidad de levantar toda la vida en una dimensión mayor frecuencia, ya que lleva la semilla de la iluminación de todos. Las estructuras atómicas dentro de las células de nuestro cuerpo están poco a poco volver a sintonizarlas mismos para que coincida con estas frecuencias crecientes. Estamos pasando de un tercer cuerpo basado en carbono dimensional (de uno que coincida con la frecuencia atómica y giro de carbono) a un quinto o más alto cuerpo cristalino tridimensional o cuerpo de luz (para que coincida con la frecuencia atómica y efecto de cristal). Así también los cuerpos de los animales, la vida vegetal y todo sobre y dentro de la tierra están haciendo esta transición, al igual que toda nuestra galaxia. A medida que el proceso de reconstrucción de nuestros cuerpos de luz continua que poco a poco se empiezan a notar los efectos de ser plenamente consciente o múltiples -dimensional. Este estado se logrará cuando nuestros 12 filamentos de ADN finalmente han sido re-fundido, reconectado y activado. A continuación, vamos a experimentar la vida dentro de la conciencia de la multi-dimensionalidad. En este nivel de conciencia que pudiéramos vivir en la tercera dimensión sin perder nuestra conexión y las relaciones con los seres en los reinos superiores. Ya no vamos a estar separados de otras dimensiones, ya que actualmente somos y vamos a operar a partir de un estado de compasión centrada en el corazón, ( la conciencia de Cristo ).

Esto sucederá con independencia de qué dimensión nos encontramos habitando. Con el tiempo vamos a aprender a vivir con éxito en una sociedad galáctica y en última instancia en una sociedad universal. En la actualidad la mayoría de los seres humanos tienen dos hebras de ADN activos, representados por una doble hélice entrelazada. Algunas personas han desarrollado e integrado tres o más hebras y actualmente haber nacido un gran número de nuevos bebés (los niños cristal) tienen muchas hebras de ADN activo. Un simple análisis de sangre puede verificar este hecho. Cada uno de los 12 filamentos de ADN representa uno de los doce aspectos de la conciencia multidimensional. Tres cadenas de ADN representan y gobiernan el cuerpo físico, otros tres tienen que ver con el cuerpo emocional, otros tres con el cuerpo mental y los tres restantes con el cuerpo espiritual. Todos estos aspectos están representados en nuestros cuerpos como nuevas conexiones neuronales en el cerebro. Están conectados y alimentados por el sistema endocrino de las glándulas de secreción interna. Estas glándulas trabajan en conjunto con los vórtices de energía dentro de nuestros cuerpos conocidos como el sistema de chakras. Cuando todos los caminos de los nervios están trabajando libremente con nuestro sistema de chakras que proporcionará el conducto hacia los reinos superiores, resultando en nuestra experiencia de la conciencia multidimensional.

círculo cadena actualización dna cultivos

círculo cadena actualización dna cultivos

12 hebras de ADN

El Sistema de Chakras

Vivimos en un universo impulsado por las leyes de la electricidad y el magnetismo y todas las formas de vida tercera dimensión dentro de él en este sentido. Nuestras estrellas y los planetas (formas de vida geo-magnéticos) tienen un polo norte y un polo sur con líneas de fuerza magnética que fluye entre ellos. Nuestros cuerpos humanos (formas de vida bio-magnéticos) también cumplen con este campo magnético bi-polar, con la parte superior de nuestra cabeza que refleja nuestro polo norte y las plantas de los pies, el polo sur. En una tercera representación tridimensional, estas líneas de fuerza se mueve entre la cabeza y los pies abarcan completamente el cuerpo dentro de una estructura etérica conocido como un tubo toro. Imagínese este campo energético en forma de anillo que se extiende completamente alrededor de su cuerpo. Se llama el aura. ¿Ha notado que cuando se conoce a otra persona por primera vez, es posible que instintivamente atraído hacia ellos? Esto podría ser evidencia de que ambos de sus auras están vibrando en resonancia simpática. Lo mismo sería cierto si la presencia de otro se siente incómodo. Tal vez las energías electromagnéticas en sus auras se repelen entre sí. En el centro de cada campo magnético bipolar es un núcleo magnético que corre de norte a sur. En el caso de una simple imán de barra es una pieza magnetizada de metal. En el caso del cuerpo humano bio-magnética es un canal, sólo observable en la materia sutil, llamado el tubo pránico. En este núcleo se lleva a la fuerza vital para sostener la creación de cada individuo durante su existencia. Cada tradición espiritual identifica y reconoce la fuerza de la vida, ese gran campo de posibilidades que da lugar a continuación, y sostiene todas y todos en la existencia de un momento a otro. En las enseñanzas espirituales chinas la fuerza de la vida se llama qi o chi, (por ejemplo, Tai Chi, el aumento de la fuerza de la vida), mientras que los japoneses y los coreanos llaman ki, (Reiki, sanación con la fuerza de la vida). En las tradiciones indias y tibetanas se identifica como prana. La tradición cristiana da nombre a la fuerza de la vida, la gracia santificante o gracia. Los practicantes de la nueva espiritualidad de la edad se refieren a este campo como la luz o la luz blanca, y para el físico, se le conoce como el campo sub-atómico o cuántico. En este momento también se está intensificando la fuerza de la vida y se expandió por el Cinturón de Fotones. A medida que avanza entre el número de personas que llevan adelante sus negocios en cualquier gran ciudad, se puede observar e identificar muchas de las personas que sufren de una disminución en el acceso a la fuerza de la vida. Se nota en su estado de salud, su sentido de la apertura y la confianza en sí mismo e incluso su forma de relacionarse con los demás y llevar a sí mismos. Todos debemos acceder a la fuerza de la vida plena y completamente a maximizar sus beneficios a nuestra existencia diaria. Nuestro sistema de chakras es el vehículo que ha sido muy bien diseñado para cumplir esta función. Chakra es una palabra sánscrita que traduce como “un disco giratorio” o “una rueda.” Es uno de los muchos nombres humanos de lo que se percibe como una conexión bio-físico a nuestra alma o espíritu. Estos existen conexiones de energía o chakras en que el alma o el espíritu se sumerge en el cuerpo físico y se mezcla todo. En la actualidad cada uno tiene siete de estas conexiones de energía que se tejen en los centros meridianos de nuestro cuerpo con un poco de mentira a lo largo de la columna vertebral. Estos centros son similares en función a la caja de conexiones se encuentran en el sistema eléctrico de una casa u oficina. Nuestro cuerpo físico también se controla a través de un circuito de neuro-eléctrica muy complicada, con un número de ubicaciones especiales en las que estos circuitos convergen. Cada una de estas ubicaciones se controla a través de un mini especial neuro-ordenador conectado a través del sistema nervioso central para el cerebro. Es estos lugares específicos que se llaman chakras y cada uno cumple varias funciones. Además hay ciertas glándulas endocrinas asociadas con el funcionamiento de cada chakra. Y puesto que el campo vibratorio de la luz, también se activa el color y tono, cada uno de los chakras produce su propio color y sonido específico. RED, (glándula endocrina: las glándulas suprarrenales), el chakra de la raíz, que nos enlaza con el mundo físico y sirve como base para construir y desarrollar nuestra personalidad. Este es el chakra de la aceptación, lo que nos permite sentirnos arraigados, estable y seguro. Cuando funciona plenamente sentimos presente en el aquí y ahora y conectado al cuerpo físico. NARANJA, (las gónadas: ovarios / testículos) el chakra pro-creativa o sacro es el centro de la energía sexual y la creatividad, el equilibrio de la entrega libre y recibir de los sentimientos y emociones en todas sus relaciones. AMARILLO, (bazo) el chakra del plexo solar es donde se origina el honor, la integridad y el poder. Es la esencia de lo que eres. Cuando está abierto tenemos el control y mantenemos suficiente autoestima. VERDE (timo) el chakra del corazón es el centro del sistema. Conocido también como el gran transformador que genera la capacidad de amar libremente sin miedo o auto conciencia. Cuando funciona plenamente uno es compasivo, amable y capaz de trabajar en armonía en todas las relaciones. AZUL CLARO (tiroides), el chakra de la garganta es donde los sentimientos y las emociones se transforman en expresiones. Este chakra ayuda a encontrar el equilibrio entre el silencio y habla y le ayuda a decir lo que sientes con sinceridad. Cuando está abierto, no hay problemas con expresarse verbalmente o artísticamente. INDIGO (pineal) el ” tercer ojo “en el entrecejo por encima de la nariz, le conecta con su ser espiritual e invita a la intuición y la conciencia en su vida diaria. Este centro nos permite experimentar nuestro sexto sentido de saber intuitivo y fantasear. VIOLETA (pituitaria), el chakra de la corona le conecta con el total de su ser con la conciencia de que, el universo y el Gran Creador sois uno. . Cuando funciona libremente sin prejuicios y somos conscientes del mundo, a nosotros mismos ya otras dimensiones las cadenas de ADN y las glándulas endocrinas Cada uno de los siguientes doce filamentos de ADN representa uno de los doce aspectos de la conciencia multidimensional. Capítulo 1: Valor para avanzar e integrar nuestra temores Strand 2: Capacidad para centrarse en algo y seguirlo hasta el final Capítulo 3: Mantener el equilibrio de género entre hombre / mujer de potencia Strand 4: Equilibrio entre nuestro campo energético y el cuerpo físico Strand 5: Vivir en paz en un estado de aceptación Strand 6: Fuerza de estar en uno de verdad, sin importar el resultado Strand 7: Capacidad para aceptar tanto nuestra oscuridad y la luz lados Strand 8: Capacidad de mantener límites personales, independientemente de los resultados del capítulo 9: Capacidad para aceptar y vivir dentro de una comunidad diversa Strand 10 : Capacidad para sintonizar y escuchar el alma o yo superior Strand 11: Potencia de imaginar, crear y manifestar estas visiones en 3D Strand 12: Capacidad para aceptará, amable y apreciar el valor de todas las cosas El Endocrino Glándulas Hipotálamo – traduzco lo que creo Pineal – que veo o imagino lo que recibo pituitaria – He oído lo que recibo de tiroides – Yo hablo lo que recibo timo – Me clara y transmutar lo que recibo del corazón – Siento lo que recibo Gónadas – I crear y manifestar lo que recibir suprarrenales – Tengo por cierto que lo que recibo y por lo que en el proceso de recodificación cada hebra que ser individual vuelve a conectar a cada glándula y luego se activa. Esto proporciona la actualización de ADN necesaria para mantener la plena conciencia y la comunicación con los reinos superiores. Estos aspectos están representados en el mundo físico como nuevas vías neuronales en el cerebro y cuando se completa la conexión nuestra conciencia multidimensional serán totalmente fieltro y acceder. La luz del Cinturón de Fotones que entra por nuestras glándulas pituitaria y pineal está impulsando todo este proceso de recodificación. También estamos siendo reconectados muy lentamente de lo contrario nuestro cuerpo físico y nuestros sistemas nerviosos podrían “quemar” y que no iba a sobrevivir intacto. Podemos cooperar activamente en este proceso, tratando de llegar a un entendimiento sobre lo que nos está pasando. Nuestra capacidad de interactuar y absorber las nuevas frecuencias de luz en nuestros cuerpos físicos, determinará la forma en que los avances en este siguiente paso de nuestra evolución física y espiritual. Y observando cuidadosamente nuestros sistemas de creencias y nuestras acciones, mientras que con la emoción y la voluntad como el combustible para avanzar espiritualmente, nos cambiamos y claro muchas viejas formas y patrones de pensamiento indeseables que ya no nos sirven. Tenga cuidado con los que ofrecen las técnicas para acelerar o indebidamente avanzar en su recodificación del ADN – en particular si éstos llevan una etiqueta de precio grande. Muchos seres superiores, guías angélicos y maestros están involucrados activamente con nosotros en este momento. Ellos están ayudando a cada uno de nosotros en este proceso de recodificación para la estancia de más de nuestros pies “y no tratar de adelantarse. Tampoco este procedimiento acelerado por cualquier cosa que se puede leer en un libro o compra en una botella. Está ocurriendo exactamente en el marco de tiempo correcto sin importar cómo podríamos tratar de interferir. Este escenario es inmensa e incluye toda nuestra galaxia, la Vía Láctea. Está sucediendo en respuesta al Plan Divino para nuestro universo, iniciado por el Creador de todas las cosas. Así que relájese y vaya con el flujo, permitiendo que todos los que se manifieste a su debido tiempo. Disfrute el viaje. Los resultados finales serán impresionante y dará paso a todos nosotros en una experiencia multidimensional de vivir con compasión en el Cielo en la Tierra.

activación del ADN
Están sucediendo y muchos de ustedes ya se están dando cuenta y son más y más sensitivos con respecto a la calidad del entorno en el cual están inmersos. La gente comienza a escuchar cosas, ver cosas, y a menudo lo perciben como si un pájaro pasara volando y lo percibieran sólo con el rabillo del ojo, o en la Televisión o con la radio, o con las radios o televisores de sus vecinos. Sus sentidos se están afinando y potenciando debido a estos cambios.

Durante los nueve próximos años nestros cuerpos cambiarán todavía más, y serán mucho más sensibles de lo que lo son ahora mismo, y podrán observar que su cuerpo rechaza todos los alimentos procesados, o envasados, o manipulados inadecuadamente. Ningún alimento con los conservantes habituales será tolerado por su sensible vehículo que es su cuerpo. Se percatarán de cambios en sus hijos en otras personas, y que sus caras parecen diferentes, sus ojos son diferentes, las estructuras de sus cuerpos son diferentes. Todo ello debido a que genéticamente se han producido cambios, por el cambio de consciencia que están haciendo.

El miedo deforma las células del cuerpo; afecta al ADN de tal manera que cuando éste ADN es transmitido de una generación a otra manifiesta algún tipo de deformidad, manifestada en el cuerpo físico. Esta deformidad se manifiesta de diferentes maneras, no podemos especificarlo concretamente, pero a medida que vayan trabajando con este tipo de deformaciones empezarán a regenerarlas ustedes mismos. Algunos de ustedes desean conocer más cosas sobre tales deformidades en el cuerpo físico, se lo contamos de esta forma. Algunas personas han estado experimentando balbuceos, también manifestados como malestares que no tienen una explicación genética dentro de la filiación genética de la familia, algo que se ha manifestado literalmente por si mismo.

Estas deformaciones se comportan como disfunciones emocionales, mentales, y provocan una fuerte barrera para acceder a sus capacidades creativas. Un cierto sentido de ‘no ser correcto’ es otra forma de presentarse que adoptan estas deformidades. La gente tiene poca autoestima, y luego mutila sus cuerpos a consecuencia de ello. Las jóvenes generaciones deben tratar directamente sus miedos de una manera más directa y lo hacen apoyándose en el alcohol, drogas y sexo, abusando de ellos, y es ésta la explicación. Resulta fundamental que la generación adulta haga el esfuerzo de limpiarse a sí misma a nivel celular y limpiarse a nivel de genética. Cuando limpian una cuestión a nivel celular, se produce una recodificación del ADN de su cuerpo. Literalmente, sus células adoptan una nueva conformación, y sus niños cambian, y los adultos cambian también, porque no han nacido con las mismas cuestiones a solucionar. Muchos de ustedes están siendo forzados a estar en situaciones que abocan tales cuestiones a una cita con el miedo.

Específicamente miedo, porque él puede hablarle del final de usted mismo, si no supera este miedo. El futuro no podrá ser manejado con el miedo. Las jóvenes generaciones necesitan modelos que los dirijan hacia el amor, los conduzcan con el ejemplo y no se limiten a sí mismos por el miedo, y el reino cristalino ayuda a incrementar sus vibraciones para moverse más allá de esto. Tengan presente que el cristal no hará el trabajo por ustedes sino que se trata de una sencilla herramienta que pueden usar.

AHORA VAMOS CON LOS 12 CRISTALES QUE PUEDEN TRABAJAR LAS 12 CADENAS (hebras o filamentos) DE ADN.

Se trata de cristales que vibran a una frecuencia diferente cada uno de ellos y en diferente grado. Todos ellos emanan un sonido difuso, y esto hace que su frecuencia impacte la frecuencia en la que está vibrando su propio ADN humano.

  1. AMATISTA: Afecta a la primera de las 12 hebras del ADN, vibra con el número 8. Provoca una emanación energética de ADN que es un sólido fundamento para que puedan entrar en su plan divino y manifestarlo.
  2. CUARZO: Afecta a la segunda de las 12 hebras de ADN, vibra con el número 2. Es un equilibrante, trabaja manteniendo y asistiendo en el logro del equilibrio necesario para el equilibrio universal, cuando necesitan este equilibrado. Es un libro para todo.
  3. OJO DE TIGRE: Afecta a la tercera de las 12 hebras del ADN, vibra con el número 1. Hay un libro para cada cosa, en su mundo físico, es un libro de la identidad de esta cosa . A medida que cambia su propia identidad ahí está implicado esta tercera hebra del ADN, y su influencia en todos ustedes, esto es lo que maneja esta gema La mayoría de la humanidad ha sido coloreada, pintada, y condicionada por la sociedad y sus expectativas han sido colocadas encima de ella. Ustedes olvidaron quienes son. Y esta es la cuestión que su tercera hebra de ADN va a activar más y más, literalmente van a empezar a preguntarse ¿quién soy YO? ¿Por qué he venido aquí? ¿Seguramente no es ésta la única razón por la cual estoy aquí? Les digo que tienen toda la razón cuando se hacen estas preguntas.
  4. CUARZO ROSA: Afecta y resuena con la cuarta hebra del ADN humano, vibra con el número 4. Resuena directamente con el chakra del corazón. También maneja nuestras relaciones con la familia íntima, padres, tutores, profesores, hijos y amistades. Cualquier cosa que esté ligada a estas áreas de su intimidad resulta afectada por la cuarta hélice de ADN. Y ella se está activando más y más, y se van a dar cuenta que podrán encarar y atravesar los desafíos y objetivos que se encuentran en esta área de su vida.
  5. SODALITA: Resuena con la quinta hebra del ADN humano, vibra con el número 3. Tiene un enorme impacto en el chakra de la garganta. Tiene relación con la comunicación. Los profesores, la gente que está hablando de este tipo de cambios, como nosotros ahora, mediante la comunicación están activando esta quinta hebra de tal forma que lo de hoy no es lo de mañana. Está transformándose, cambiando para convertirse en una hebra fuerte, porque a medida que avanzan y dejan atrás a la vieja era de la limitación, la conciencia pequeña, la conciencia de víctima, el chakra de la garganta se activa más y más con el amor incondicional y la gran conciencia. Porque las personas necesitan dar sentido a lo que dicen y decir cosas con sentido. Para entrar en la maestría del ejemplo mediante la armonía del pensamiento, la acción y la palabra. Y todo esto tiene que ver con este quinto filamento del ADN humano.
  6. CITRINO: Tiene que ver con la sexta hebra del ADN humano, vibra con el número 6. Están conectado con el séptimo chakra, el cual está recibiendo una energía e información desde su ser Superior, de su energía del alma. Este filamento tiene la responsabilidad de mostrarle a cada uno dónde han desconectado su ser del nivel del alma. Les muestra claramente y sonoramente en qué cuestiones han entregado su poder al ego inferior. Les ilumina este hito, y a medida que ustedes activan este filamento se están reconectando con todos los aspectos de su ser pudiendo vivir una vida en equilibrio, unida, con las energías masculinas y femeninas.
  7. LABRADORITA: Resuena con el séptimo filamento del ADN humano, vibra con el número 9. Este filamento en particular afecta a las capacidades de comunicación telepática, podemos decir que este filamento es la maravilla que todos han buscado y que está en su interior desde siempre. Enfocando conscientemente su intención de alinearse con esta hebra del ADN comenzarán a comprender y aprender la mecánica de la manifestación de los milagros y la magia en su vida. La séptima hebra del ADN también extiende sus facultades imaginativas para que entren en los más elevados niveles de la conciencia. Y muchos de los nuevos niños son maestros en este séptimo filamento.
  8. PIRITA: Resuena con el filamento octavo del ADN Humano, y vibra con el número 8. Está conectado con el plexo solar. Afecta a las emociones básicas. Le obliga a honrarse y respetarse a sí mismo. Le incita a observar los límites que se ha colocado y los que está gestando. Atravesará profundos cambios en el momento en que observe estas limitaciones si está trabajando con la frecuencia de este octavo filamento.
  9. SODALITA: Resuena con la hebra número nueve del ADN Humano, y vibra con el número 4. Este filamento le empuja a tomar decisiones entre el amor y el miedo, el conocimiento y la ignorancia, la sabiduría y lo ruin. Le encara con el desafío del SI o NO: Le muestra que ya no es posible estar en la zona de los grises, lo quiera o no. Usted sigue un camino sanador o NO. Quizás lleguen a la conclusión que esta hebra del ADN humano no tiene mucho sentido del humor. ¿Comprenden lo que les quiero dar a entender?
  10. RODOCROSITA: Resuena con la hebra décima del ADN humano, y vibra con el número uno. Y esta décima hebra tiene que ver con la estructura de creencias, realidad de consenso, que han adoptado de su padre. Tanto si su padre biológico ha formado parte de su vida o no estos sistemas de creencias le están afectando porque se trata de una información genética codificada. ¿Lo captan en toda su profundidad? Entonces necesitan mirar hacia su infancia e intentar recordar o reflejar cualquier cosa que recuerden o reflejar algo que puedan recordar sobre la relación con su padre, su padre adoptivo y cualquier figura que haya jugado este rol en sus vidas infantiles. Esto les va a enseñar en qué momento exacto y dónde están ustedes saboteándose a sí mismos.
  11. CAROSITA (charoite): Resuena con el onceavo filamento del ADN Humano, y vibre con el número ( no está en el original inglés). Maneja en onceavo chakra y es el chakra que les motiva en su persistencia para que puedan superarse a sí mismos. Para que así puedan graduarse en la universidad de la vida con un resultado brillante. Cuando trabajan con este onceavo filamento están activando la búsqueda de su propósito divino. Se entregan en la búsqueda de por qué están aquí y esto automáticamente dispara una reacción en cadena de experiencias que le mostrarán aquello que apoya su divino propósito y lo que no. De alguna manera aporta los mismos desafíos de la hebra novena -quieres esto o no lo quieres – vas a cambiar o vas permanecer en esta zona de confort. Para superarse a sí mismos necesitan tener el valor de admitir y reconocer lo que ya no es suyo, lo que no les sirve y lo que los lastima.
  12. SELENITA BLANCA pura o Cristales de CUARZO: Resuena con la doceava hebra del ADN humano, también vibra con el número 4. Es dónde llegan al final de los ciclos, cuando encaran el final de la experiencia de vida, las encrucijadas por así decirlo, entonces están trabajando con el doceavo filamento del ADN humano. Situaciones donde el alma humana avanza, donde el espíritu toma el mando y pueden llamarlo fatalidad, pueden llamarlo destino y los coge donde debe cogerles. Es como si todo se transforme completamente fuera de su control y la única opción que tienen es sonreír, pueden arrastrarse o estropearlo si lo desean pero van a agotarse. Entonces lo mejor es sonreír.

Usen estos cristales, los doce cristales maestros para trabajar con estas cuestiones. Si tienen ya algunos, límpienlos, colóquenlos a su alrededor, sean agradecidos con ellos por el trabajo que están haciendo y pídanles que su energía pueda llevarles la sabiduría y hacerles entrar en las frecuencias que están emanando …. (fin de la cinta). Reconociendo la presencia de estos cristales y que los están ayudando automáticamente serán más sensibles y sintonizados con lo que el ADN de su cuerpo les está intentando decir y mostrar. También incrementarán la celeridad con que su cuerpo se está transformando desde la estructura de base carbono a la del silicio, algo que para muchos de ustedes ya está en marcha y después de esta conexión activará el proceso de cambio hacia la estructura cristalina que ya tienen activada. Todo cuanto hemos tratad o hoy redundará enormemente en su beneficio al trabajar con los cristales.

imagen-37.jpg?w=717&h=485&h=485

RECONECTANDO EL ADN ORIGINAL

En el corazón del ADN hay una enzima aun no descubierta y relacionada con el carbón.

Se utilizaron ondas de luz para cancelar los primeros diez factores del ADN por incineración.
En ese momento tuvieron lugar una serie de cambios físicos incluyendo la protuberancia en el extremo superior de la columna.
Cada uno de estos cambios se reflejó paralelamente en la realidad etérea.
El sistema nervioso y la estructura del ADN aun no están lo suficientemente desarrollados y no pueden soportar el intercambio de información que supondrá la completa activación de la Biblioteca Viviente. Cuando la Biblioteca Viviente esté completamente abierta la inteligencia hablará de todas partes de la existencia. Podrían comunicarse con una flor durante horas. Cuando esto suceda se asombran del conocimiento que pueden encontrar a cada paso. Por regla general no tenemos acceso a la información procedente del más allá del universo, puesto que en estos momentos sus cuerpos no han evolucionado lo suficiente. Pero en estos momento han acordado participar en evolución consciente en la Tierra, convirtiéndose en emisoras de radio que emiten un sonido o una frecuencia que todo el mundo pueda percibir.

A sus 12 chacras o centros energéticos solo se puede tener acceso desde dentro desde donde pueden sentir la información correspondiente a cada uno y traducir la experiencia dentro del contexto de sus mentes. Están experimentando un despertar de cambio de frecuencias.
Las 12 hebras en espiral del ADN interactúan unas con otras dentro y fuera del cuerpo. La conexión de las 12 hebras significa que los 12 centros de energía o información, los chakras, pueden empezar a funcionar y enviarse información unos a otros. Tradicionalmente 7 de estos centros se ubican en el cuerpo y 5 fuera de él y están alineados con el cuerpo giratorio de los 12 cuerpos celestiales que conocen en su sistema solar los cuales giran con información, que a su vez forman parte de otro sistema aun mayor.
Cuando el ADN humano empiece a “desvelarse / activarse”, los individuos cambiaran la cara del universo convirtiéndose en un receptáculo telepático de las energías de todo el cosmos.

Sin embargo, no sólo su ADN estará cambiando. La química del cuerpo humano cambiará en el área de la inmunidad. El sistema inmunológico será el primero en cambiar, como debe ser, A nivel celular, verán anomalías que nunca vieron antes, resistencias que nunca vieron antes. Hasta las células se dividirán de forma diferente. El humano estará cambiando y la “conciencia celular” será cambiada. Algunos lo llamarán el comienzo de las “células inteligentes”.
El más grandioso atributo del cambio humano en el nuevo milenio es el cambio de ADN, Estas partes influenciadas magnéticamente están diseñadas para despertar fragmentos de química.

fotón de energía del cinturón

Sabio no es aquel que tiene su mente atiborrada de información.


La verdadera sabiduría consiste en poder ser felices en el mundo tal como es, sin pretender acomodarlo como a nosotros nos gustaría que fuera.
Tu paz interior y tu felicidad dependen de aceptar que no puedes elegir lo que crees que debería ser, pero que sí puedes escoger como quieres ver lo que ya tienes.


Cuando juzgas como buena o mala una situación confundes la realidad con tu interpretación de ella.


Entonces harás que la paz sea imposible para ti, porque tendrás tu mente enfocada en conflictos. Y, por ley de correspondencia, conflictivas serán también las experiencias que el mundo exterior te brinde.

El doctor Hans Jenny (1904-1972), médico y científico suizo, estudió las relaciones entre materia y energía y, respaldado por una metodología muy bien documentada, que puede ser reproducida en los laboratorios, construyó el fundamento de una nueva ciencia, a la que llamó “Cimática” – Cymatics. Catorce años de experimentación le llevaron a comprobar que el mayor o menor grado de complejidad molecular y evolutiva de un ser depende de las frecuencias de energía que reciba su cuerpo.

Una dimensión es la amplitud determinada de frecuencias vibratorias, que producen en la materia un diseño particular de patrones biológicos. Cambia la frecuencia, y el cuerpo muta en forma correspondiente.

¿Es eso lo que está ocurriendo entonces con la vida en la Tierra, considerando que estamos siendo bombardeados por energías de altísima frecuencia, procedentes del sol central galáctico?

Observemos algunos efectos inmediatos…

¿Has notado como el tiempo se acelera cada día más? Ciertamente, parece transcurrir más rápido porque nuestras células han acelerado su pulso, para adaptarse al incremento del pulso de la Tierra (frecuencia Schumann). Y de la velocidad de ese pulso depende nuestra percepción del tiempo.

El tiempo se ha estado acelerando y continuará haciéndolo en la medida en que nos aproximemos al momento crítico del cambio dimensional.

La llamada resonancia Schumann, o pulso de la Tierra, antes era una constante de 7.8 hertzios, ahora ha subido a 12, y tendrá todavía que elevarse a 13 hertzios. Cuando alcance ese punto, llegará el umbral donde nos estabilizaremos en una octava superior de frecuencia, y se iniciará para nosotros otra etapa de la creación, en una realidad diferente.

Créelo, o no, ahora vives la transición, entre el tiempo lineal que bien conoces, y el infinito del eterno “ahora”.

¿Qué nos ocurre físicamente, cuando se elevan las frecuencias de luz que recibimos?

Igual que en los experimentos de Jenny, un ser vivo recibe esta energía como nueva información, que molecularmente se codifica en el ADN y lo transforma. El primer paso del cambio es hacia el caos, porque el modelo anterior debe disolverse, antes de que se pueda manifestar lo nuevo. En el siguiente paso los patrones se reorganizan en un orden más complejo, produciendo organismos más perfectos.

Si tú eres de aquellos preocupados porque tu energía opera con muchos altibajos, a veces precipitándote en un estado de intensa fatiga; y además oscilas emocionalmente entre la depresión y la euforia.

¡No, no eres un psicópata bipolar!

Simplemente todo tu cuerpo está tratando de afinarse a las nuevas frecuencias de luz. Igual que cuando vas a captar una emisora de radio, tienes que mover hacia adelante y hacia atrás la sintonía hasta captar el punto exacto, así, ahora, oscilas de un estado a otro, hasta lograr un equilibrio.

Ese mismo proceso, físico y emocional, vuelve y fluctúa cada vez que la frecuencia del planeta se eleva un grado más.

Muchas personas, jóvenes y viejas, están presentando fallas de memoria. Esto se debe a la caída acelerada del campo magnético de la Tierra, que produce ese efecto, porque el magnetismo es como el adherente que atrapa los recuerdos. Para poder asimilar lo nuevo, el disco duro de nuestro computador interno necesita ser apagado y luego encendido nuevamente.

El nacimiento del hombre nuevo se dará en el momento en que el campo magnético de la Tierra alcance el punto 0. Solo en esa circunstancia se hace posible completar la reconfiguración de todos nuestros patrones genéticos, y hacerlos aptos para la vida en una dimensión más elevada.

La remodelación del ADN produce oleadas de fatiga y dolor.

Hay un período agudo, cuando las frecuencias más altas impactan nuestro cuerpo, seguido de un tiempo más suave de asimilación. Durante el ciclo agudo hay necesidad de dormir y descansar más. Hay que advertir que todos estos síntomas son temporales, durarán mientras la Tierra completa su trabajo de parto, y con ella pasaremos por un nuevo nacimiento a la quinta dimensión.

Si por ahora no puedes concentrarte en nada, comprende que tu cuerpo se está adaptando a los cambios de la Tierra, y tu cerebro y tu sistema nervioso están en reconstrucción. Es posible que los dolores del cuerpo se hayan intensificado especialmente del lado derecho, y sientas una punzada permanente en la base del cráneo, y en las caderas.

Tal vez, sin causas médicas exista molestia en las rodillas, las piernas y las articulaciones, y un calor interno recorra tu cuerpo produciendo vibración y una sensación quemante. Si tu corazón a veces acelera sus latidos sin razón.

Felicitaciones, eso significa que ya estás activando tu cuerpo de Luz.

cienci248_small.jpg

La mejor forma de comprender este proceso es tomando en consideración que, a nivel molecular, el cuerpo físico contiene ondas de energía que responden de inmediato a la interacción con frecuencias más elevadas, adaptándonos a ellas haciendo cambios en nuestros patrones biológicos.

El proceso es simple. Las frecuencias elevadas, que están llegando a la Tierra, activan y aceleran la vibración de nuestras células, y ellas reaccionan irradiando calor hacia los espacios vacíos que las rodean.

Esta implosión despierta algunos códigos dormidos del ADN, y expande la información nueva hacia los núcleos de otras células, las que también se activan. Así nuestro cuerpo es el escenario de una reconfiguración en cadena, que resultará en una expansión de la conciencia, que es correspondiente con una forma material más sutil y más perfecta.

La consciencia es aquella posibilidad de comprender el sentido de la vida, según un determinado nivel de percepción, para los ciudadanos de la Tierra, la interpretación de la realidad ha estado hasta ahora firmemente anclada en la tercera dimensión, o capacidad de percibir solo una franja muy estrecha de la creación (el 10%), que fluctúa entre las frecuencias superior al infrarrojo y por debajo del ultra-violeta.

Por eso el cerebro , que funciona como una caja de resonancia, ha activado solo ese 10% de su capacidad; mientras duermen el 90% restante de sus posibilidades, porque corresponden a frecuencias de otras dimensiones de luz, que no estamos afinados todavía para experimentar.

cienci249.jpg

Lo que define cuál ha de ser la matriz de consciencia de una unidad, llámese planeta, o ser humano, es la energía de luz que estamos capacitados para asimilar.

En la tercera dimensión percibimos esa energía como dos ondas con propiedades diferentes:

  • electricidad
  • magnetismo

La porción eléctrica provee la información de los códigos de creación, y la magnética es el aspecto que los estabiliza. En esta forma las dos polaridades actúan coordinadamente para mantener ese nivel de realidad.

Las frecuencias de luz se producen como pulsaciones, y el ritmo de las mismas condiciona los ciclos.

La Tierra, por ejemplo, es muy vulnerable a las emisiones electromagnéticas de las explosiones solares que recibe cada once años, cuando el sol completa un ciclo y pulsa.

También existen ciclos galácticos, y cuando uno de ellos termina, nuestro centro galáctico pulsa, disparando energías de frecuencias electro-magnéticas altísimas, que cambian las matrices de vida en toda la galaxia.

Estas frecuencias viajan como ondas, llevando paquetes de información nueva, que provocan un ordenamiento más complejo en todos los niveles, desde el solar y planetario, hasta el molecular, con el consiguiente salto quántico en la apertura de consciencia y la evolución de la vida.

Si comprendemos esto, estaremos ubicándonos dentro de la situación planetaria que vivimos actualmente.

Sabemos que desde 1987 se ha incrementado en la Tierra el impacto de fotones de luz de altísima frecuencia, procedentes del centro galáctico. También hay ya confirmación científica de que, tal vez debido a este bombardeo de energía, algunas constantes planetarias, como el magnetismo y la frecuencia Schumann, (pulsación de la Tierra), han estado cambiando.

Todos los paradigmas existentes,

  • a nivel del gobierno
  • las instituciones
  • las religiones y creencias
  • los sistemas sociales
  • los sistemas familiares
  • los sistemas de salud, etc.,

…están resquebrajándose para finalmente sucumbir.

Paralelamente el clima, los elementos y la geología de la Tierra también están convulsionados. Desde el 13 de abril del año 2002 la nueva matriz de creación, o rejilla energética, está ya completa, y gracias a eso, la nueva información puede fluir, despertando la afinidad de quienes estén listos para asumir su destino como seres humanos mas completos.

Al entrar nuevas energías a la Tierra, se afectan los sistemas políticos, sociales, económicos y de creencias. Es por lo tanto una información nueva, con experiencias vibratorias diferentes, incluyendo además, nuevos paradigmas geológicos y climáticos.

Todos los calendarios: Mayas, Tibetanos, Chinos, Egipcios, etc., coinciden en que, en la época en que vivimos hoy, se dará un cambio definitivo en la VIDA DE LA TIERRA.

Es pues este tiempo, único en la historia de la humanidad.

Foto

Si tú deseas participar en esta aventura más allá de ti mismo, hay un cambio de configuración que debes hacer, para conectarte con la amplitud de onda que incluye a toda la creación.

La nueva configuración es la apertura hacia el espíritu, reconectarse con nuestra verdadera naturaleza como seres de luz, que además sirve como frecuencia de acceso a la supervivencia.

Vivimos ahora los tiempos de un gran cambio, un salto cuántico a nivel de la conciencia colectiva como especie humana.

La selección que hace cada uno y a nivel global, para nadar con la marea cósmica del cambio, o, en contra de ella, luchando inútilmente por la preservación de modelos anteriores ya caducos.

El siguiente paso que viviremos, es el despertar cósmico que experimentaran nuestras células y códigos genéticos, cuando consigan afinarse al nuevo código de creación, y cantar la canción de unidad con todo el universo, en ese momento tanto la humanidad como nuestro planeta, dejaran de estar en riesgo de extinción.

https://fbcdn-sphotos-h-a.akamaihd.net/hphotos-ak-ash4/1005687_675208322495829_1526162967_n.jpg

La Glándula Pineal y activación del ADN

1545199_276331369185913_834229392_n.jpg

Energía Axiatonal y Líneas Axiatonales

a7.jpg

Energía Axiatonal

Es una energía de alta vibración que fluye a través de una red denominada Red Axiatonal, que conecta todos los niveles de la Creación. Cuando decidiste velar partes de ti, los Meridianos Axiatonales fueron desconectados de esta red quedando en un estado latente. Cuando conectamos con esta red, la energía Axiatonal fluye hacia el interior de tus Meridianos Axiatonales, que actúan como puentes energéticos. Entonces, los Meridianos Axiatonales que yacen a lo largo de tus meridianos de acupuntura introducirán energía a través de los Puntos de Giro tanto en tu sistema Circulartorio Axial como en tus meridianos de acupuntura. Este flujo asegura que toda la red celular funcione en armonía.

Los Puntos de Giro son pequeños vórtices esféricos de energía electromagnética. Se encuentran cerca de la superficie de la piel, y emiten frecuencias de Luz y de Sonido causando que los átomos y moléculas de las células giren más rápido. Este giro incrementado crea fibras de Luz tejiendo una red para la regeneración celular. Cada célula de nuestro cuerpo tiene también un Punto de Giro. Todos ellos están conectados por el Sistema Circulatorio Axial. Los Puntos de Giro reciben sus energías por medio de las líneas axiatonales.

Las líneas axiatonales son una forma evolucionada de los meridianos de la acupuntura que se unen a la red planetaria energética y a todo el universo.

Las Líneas Axiatonales

Estas líneas no se limitan en el espacio y en el tiempo sino que son abiertas y acumulan energía de realidades supra-dimensionales. Las líneas axiatonales se parecen a las líneas temporarias de la tierra, pues no son estáticas, sino que se pueden modificar. Son energéticamente vinculadas a su intención y a su integridad. Mantienen su creatividad en la vida y le ayudan a saber que usted es más que su cuerpo físico.

El efecto de la ACU con las líneas se parece a la activación de la energía Kundalini en el reino físico. Estas líneas definen un modelo energético específico para cada individuo. Son como un enlace cósmico con “la fuente de todo lo que es” y llevan en si su perfección.

Estas líneas están en el origen de toda sanación. Las curaciones milagrosas que se producen algunas veces, en personas gravemente enfermas o moribundas, se dan porque las personas han elegido vivir y han visitado una dimensión superior donde es posible alinear o realinear las líneas axiatonales. No puede ser de otro modo pues ningún ser puede hacerlo en su lugar.

bigstock_Abstract_render_of_earth_insid_24233753-e1331058402482.jpg

Las claves de Enoch. Capítulo 3.1.7.
(Extracto del Libro de J.J. Hurtauk)

1.- Dentro de todos los sistemas biológicos está funcionando una senda de intercambiabilidad para estandarizar niveles vibratorios únicos. Nuestro cuerpo galáctico de creación controla sus funciones renovadoras mediante líneas axiatonales meridianas las cuales son el equivalente a las líneas de la acupuntura que pueden conectarse con sistemas estelares resonantes.
2.- Estas líneas axiatonales no están limitadas a un cuerpo físico ni a una creación biológica, sino que son de terminación abierta y pueden conectar el vehículo corporal con las líneas axiatonales que emanan de las diversas poblaciones estelares y existen como mecanismos código químicos.
3.- Cuando el Hombre pueda descubrir la conexión entre su espacio de vida y los retículos axiatonales que controlan el cuerpo a través de la división celular interminable, el Hombre tendrá una nueva superciencia conocida como la astronomía médica.

4.- Porque el cuerpo humano es un microcosmos o un pequeño campo espacio-temporal dentro de un campo mayor. Si podemos mantener este punto de vista podemos reconocer que la acupuntura es una de las primeras demostraciones empíricas de medición biológica dentro del universo.
5.- Si abordamos la acupuntura desde el punto de vista de la biofísica y entendemos también a los campos de fuerza superiores que pasan a través del sistema humano como un pequeño universo de terminación abierta, entonces podemos entender cómo este organismo pensante conocido como el ser humano puede conectarse a otros organismos pensantes dentro del universo local.
6.- En esencia, el ser humano es un subsistema biológico flotante que existe entre campos Magnéticos. Los campos Magnéticos modelan las líneas embriológicas de crecimiento y corresponden a los retículos magnéticos delineados dentro del cuerpo.

7.- Estas líneas embriológicas son controladas por relojes bioquímicos que a su vez son controlados por los factores de resonancia magnética del universo inmediato.
8.- Las respuestas a los problemas de crecimiento, conectados con los relojes bioquímicos en el cuerpo humano, vendrán de los experimentos conducidos fuera del campo electromagnético y gravitacional de la Tierra.
9.- La evolución humana es un “experimento precondicionado” dentro de un mundo de relatividad fortuita. Sin la programación evolutiva superior o la programación directa por una inteligencia Sobreser, el sistema biológico humano debe regresar al flujo general de campos Magnéticos cuando el sistema es desincorporado.

10.- Cuando el ser humano es programado directamente por un Sobreser, ya no es mantenido en la esclavitud bioquímica dentro de una conciencia tridimensional por las “realidades aparentes” de la Tierra.
11.- En este caso, el cuerpo es un retículo de dominios magnéticos que se mueve entre el anteproyecto primario del Sobreser y los ángulos prototípicos de los órganos humanos (es decir, la relación axial).
12.- Las líneas que unen estos dominios magnéticos son las líneas axiatonales.

13.- Las líneas axiatonales pueden existir independientemente del Sobreser, pero siguen necesitando las funciones gobernantes de la Evolución Superior.
14.- Se requieren las funciones gobernantes porque las estructuras reticulares axiatonales pasan a través de diversas ordenes evolutivas compartiendo y operando todas ellas en el mismo espacio local de vida, en diferentes dimensiones de actividad.
15.- Por lo tanto, los retículos axiatonales tienden a entrar e interconectarse con la actividad biológica que esté efectuándose en frecuencias vibratorias superiores o inferiores dentro del espacio que están usando diversas biologías. Sin embargo, estos retículos no son gobernados por las leyes y los mecanismos que controlan a la evolución física, porque operan por medio de su propio acrecentamiento de energía para mantenimiento.

16.- No obstante, en este planeta es importante saber que las líneas de acupuntura, en su carácter de líneas de acupuntura, pueden ser adquiridas con líneas axiatonales “progresivas” y “regresivas”. Esto se debe a los efectos residuales de la rebelión humana.
17.- Por lo tanto, la acupuntura, como fue usada durante los últimos 12,000 años de existencia evolutiva fue separada de los canales de programación estelar superiores “progresivos” cuando las razas raíz se rebelaron en contra de la programación del Padre. Esto causó que los doce meridianos biofísicos fueran truncados de la conexión directa con el Sobreser.
18.- Además, la interconexión biológica con la astronomía superior que requiere la intervención del Oficio del Cristo para reestructurar las líneas axiatonales se perdió en ese tiempo.

19.- Hasta ahora, al cuerpo sólo se le ha permitido operar en niveles biológicos moleculares con patrones de resonancia magnética limitados que continúen las funciones de los aminoácidos, los bloques edificantes básicos de la vida.
20.- Por esto, las características no-Adámicas aparecieron en la raza humana porque los niveles biológicos moleculares fueron separados del sistema de transmisión de información que sustentaba los mecanismos tanto de la astronomía médica superior, como de las actividades bioeléctricas de la Evolución Superior.
21.- En otras palabras, el ser humano fue separado de los puntos estelares superiores que son necesarios para mantener la forma perfeccionada del Adam Kadmon.

22.- A fin de restablecer la interconexión biológica con los planos energéticos superiores que sirven a la programación evolutiva superior, las líneas de acupuntura del antiguo programa tienen que ser unidas a las “nuevas” líneas axiatonales (en sus intersecciones) si los retículos celulares han de armonizarse con todas las manifestaciones físicas permitidas por la jerarquía gobernante.
23.- Esta es la unificación de la biología molecular con la astronomía médica dentro de programas de creación.
24.- En este tiempo, el ser humano está siendo avanzado a un nuevo programa biológico de creación.

25.- Este avance requiere que sus líneas de acupuntura sean ampliadas a las líneas axiatonales que se conectarán directamente con el Sobreser; porque si el ser humano ha de proseguir a una progresión álmica adicional, debe conectar sus líneas axiatonales a su Sobreser que está ascendiendo también al próximo nivel cuántico del Adam Kadmon, tal como el cuerpo del Adam Kadmon está ascendiendo a un programa completamente nuevo en nuestro universo Hijo.
26.- Aquí, el Adam Kadmon asume la siguiente definición del Padre Divino a través de Metatrón. El Padre Divino llama ante Él mismo a la unidad que ha sido perfectamente equilibrada entre el cuerpo del último Adam Kadmon y el cuerpo espiritual-físico del primer Adam Kadmon antes de que el Cristo colectivo, como el primero y el último, pueda ofrecer este eón al Padre y pasar a un nuevo eón de la Luz Viviente.
27.- Aquí, la creación física ya no está separada de la Ain Soph divina por causa de la caída del eón pasado, sino que es restaurada a través de la Luz Crística que penetra la carne y la Luz Divina que penetra al Sobreser para que tanto el cuerpo físico como el espiritual perfeccionados puedan unificarse ante los ojos del Padre.

28.- Actualmente desde finales del 2012 se está creando una especie completamente nueva con la unificación de la creación humana-Sobreser Adámica que permitirá que esta expresión biológica-espiritual de la Raza Crística sea avanzada a la siguiente zona de tiempo de conciencia de creación.
29.- Las líneas axiales son parte de un sistema circulatorio pentadimensional que combina color y sonido, las cuales se usan para hacer descender la energía básica desde el cuerpo Sobreser usada para las funciones renovadoras del cuerpo evolutivo humano.
30.- A la inversa, las líneas axiatonales operan antes que el potencial de acción para la animación de la especie humana.

31.- Además, unifican las importantísimas vibraciones tonales que gobiernan cada eje y todas las actividades ultrasónicas conectadas con los colores de curación que se relacionan con cada tono y los múltiplos de éste.
32.- De ahí que las líneas axiatonales puedan ser usadas para la regeneración completa de un órgano e incluso para resucitar a los muertos al ser activadas por las energías correctas.
33.- Esta clave es para usarse en el tiempo en que los retículos moleculares evolutivos humanos estén en alineación directa con los retículos resonantes evolutivos superiores, permitiendo que las pulsaciones ultrasónicas den lugar a cambios directos dentro de los cuerpos vasculares.

34.- La astronomía médica, en conjunción con la biología molecular (cuando este vínculo de comunicación dual es restablecido), permitirá que las moléculas del ARNt afecten a las células para que alteren sus propiedades normales que entonces recibirán las transmisiones genéticas originales (del Adam Kadmon), dadas a una célula por medio de un ‘punto de giro’. Estas transmisiones en los puntos de giro proveen una instrucción regeneradora para la producción de enzimas y proteínas que son los bloques edificantes para el ‘nuevo tejido’ o la nueva forma del ‘órgano’, la cual se regenera en el plano físico.
35.- De este modo, las líneas axiatonales hacen que ocurran nuevos patrones de circunvolución celular.
36.- El proyectar energía al punto de giro permite la formación de un blastema (masa de un tipo primitivo de células) que da origen al tejido regenerado.

37.- De este modo, a través del punto de giro, las células se convierten en el tejido responsable de la generación y transmisión de las señales de corriente directa usadas en los procesos de regeneración.
38.- Bajo las condiciones biológicas actuales, el desarrollo evolutivo en los cuerpos vivos desde el más temprano principio sigue la semiconductividad unicelular como una matriz piezoeléctrica viviente a través de etapas que permiten a los tejidos básicos primitivos (neuroglia, células de Schwan y satélites) sostener a las neuronas en el sistema humano, donde la fuente principal es eléctrica.
39.- Esto se ha visto especialmente en la reacción del crecimiento óseo ante la tensión mecánica y ante las fracturas que se ha demostrado que tienen características de sistemas de control que usan electricidad.

40.- Los potenciales de corriente directa, medibles sobre las superficies intactas de todos los seres vivos, demuestran un patrón de campo complejo que se relaciona espacialmente a la estructura anatómica del sistema nervioso. Los mecanismos de control y transmisión de información en los organismos vivos han sido limitados básicamente al potencial de acción neural, a los agentes químicos y a los sistemas ADN-ARN.
41.- Los potenciales superficiales están asociados directamente con elementos de los diversos sistemas circulatorios.
42.- Cuando las estructuras de la superficie y las estructuras internas con energías creativas superiores se unen con el quinto sistema circulatorio (a través de arreglo axiatonal), se puede programar una superficie corporal completamente nueva a partir de una célula dérmica de uno o de varios sectores principales del cuerpo.

43.- El quinto sistema circulatorio está conectado con una corriente interna (que opera a través de las líneas de acupuntura) continuamente en operación y disponible para modelar el sistema del potencial de acción.
44.- Por lo tanto, este sistema del potencial de acción en el cuerpo existe sobre un substrato de potenciales de corriente directa que preceden a los potenciales de acción de un mecanismo de transmisión de datos. De este modo, los potenciales preexistentes de corriente directa tienen funciones originales que gobiernan las funciones que controlan las propiedades básicas de los organismos vivos.
45.- Esta clave da el principio de una ciencia completamente nueva llamada astronomía médica, la cual permitirá que el nodal de la memoria celular sea estimulado de modo que nuevos miembros, órganos y tejidos llenen el espacio anatómico del cuerpo que está regenerándose.

46.- El quinto sistema circulatorio es el modelo para la transmutación física.
47.- Los puntos conectantes entre este quinto sistema circulatorio y los puntos nodales de la memoria celular son conocidos como puntos de giro. Estos puntos admiten vibraciones sónico-lumínicas que cambian el giro de las moléculas celulares a una velocidad mayor, originando la formación de micro-fibrillas de luz que permiten entonces, en la ausencia de membranas, el crecimiento de un área de tejido u órgano completamente nuevos.
48.- La singularidad del punto de giro es que toma energía y teje los retículos lumínicos que forman la estructura de la regénesis celular.

49.- El patrón lumínico tejido por los puntos de giro controla los puntos de presión en la superficie celular en una forma tal que las fluctuaciones de presión son ajustadas durante sus operaciones, para que las nuevas células estén perfectamente equilibradas con los tejidos circundantes.
50.- Los puntos de giro reciben sus energías por vía de las líneas axiatonales.
51.- El intercambio axiatonal de luz que es estimulado por patrones de temperatura ruido hace girar los momentos atómicos que son los puntos de pulsación básicos en las vibraciones del cuerpo junto con el campo normal de intercambio. El tejido recibe también un estímulo renovador y puede admitir un nuevo miembro, órgano o espacio de un tejido controlando las reacciones inmunes.

52.- Esto evita que el crecimiento del tejido regrese al mismo patrón de limitación. Aquí la nueva energía absorbe, en el proceso de formación, las limitaciones de la antigua, las subdivisiones principales de las actividades celulares.
53.- En otras palabras, este proceso de renovación está unido con la estructura atómica subyacente y la pulsación-onda de actividad corporal la cual se abre a nuevas energías que cambian las paredes de dominio de crecimiento.
54.- El proceso de la vida que es ilustrado en la división celular interminable, es aquí reorganizado por las actividades combinadas de las energías lumínicas axiatonales trayendo al sistema biológico una nueva resonancia magnética que resulta en la activación de los puntos de giro por el flujo lumínico de líneas axiatonales en la creación de los retículos microcelulares de Luz.

55.- Estos retículos están organizados para intercambiar información genética a través de todo el cuerpo mediante un sistema reticular de células mensajeras que son enviadas a cualquier parte del cuerpo. En otras palabras, a través de los retículos axiatonales se provee la estructura clave necesaria para la formación correcta de un nuevo miembro, órgano, etc. Este sistema reticular dentro del cuerpo se conecta con la columna espinal que es la antena principal para aterrizar las señales de Luz.
56.- Tal como la célula se puede dividir, el sistema reticular de la columna espinal completa puede dividirse en líneas axiatonales en una gran cantidad de sistemas reticulares corporales paralelos, porque la columna espinal acopla los siete campos principales del cuerpo (los chakras) en relación al tallo cerebral primitivo y la corteza cerebral.

57.- Esto controla la cuantización espacial necesaria para el equilibrio del cuerpo en relación a la médula, el puente, el mesencéfalo, el tálamo e hipotálamo que pueden estimularse para aceptar el nuevo miembro, órgano o tejido.

58.- Esta clave se refiere al ser ghumano completo en todos los siete niveles, haciéndose y rehaciéndose en la energía de la Shekinah. El sistema reticular axiatonal de la Shekinah controla las fluctuaciones de presión geométrica, las cuales subyacen a mecanismos que controlan nuevas mutaciones y ayuda en la conversión adecuada de la química del espectro lumínico humano a las formas de longitud de onda de la Evolución Superior.
59.- A través del arreglo axiatonal, tanto las vibraciones acústicas de la Luz espiritual como del Amor sustentador son transmitidas al sistema humano trayendo el gozo y la gloria de la Luz Viviente.
60.- Todas ellas están conectadas las líneas axiatonales con una serie completa de formas ondulares universales que incluye frecuencias sónicas y ultrasónicas. Las formas ondulares universales establecen las vibraciones que ajustan el patrón para la formación de la vida.

61.- Una vez que está establecido, las calibraciones de temperatura ruido gobiernan y sincronizan los mecanismos de la vida a través del sistema reticular axiatonal.
62.- La clave abre entonces la puerta a las vibraciones sónicas (sonido y ultrasonido en estructura cristalina) generando luz gravitacional dentro del cuerpo.
63.- Las regiones espaciales asociadas con conjuntos, ondulares determinados (de un programa) permiten que el sistema reticular del punto de giro desarrolle el miembro, órgano y tejido correctos en el ‘lugar correcto’ del cuerpo.

64.- Al explorar este conjunto ondular, la Hermandad de Luz tiene la capacidad de examinar la forma ondular del cuerpo para detectar anormalidades. Si existe una anormalidad, se puede inyectar energía que tenga la forma ondular normal o saludable del órgano a cualquiera de estos puntos reticulares específicos, conocidos como puntos de giro y el órgano será restaurado a su forma sana.
65.- Este campo polarizado (de líneas axiatonales) permite que las nuevas células crezcan en una configuración más saludable, debilitando el campo original de la estructura anormal o enferma y fortaleciendo el campo de la estructura normal o sana.
66.- Una vez que estas líneas axiatonales dentro del cuerpo humano son estimuladas plenamente por las calibraciones de temperatura ruido, a la Hermandad le es posible curar directamente el cuerpo a través de las líneas axiatonales-campos de acupuntura.

67.- Este proceso de sanación establece primero parámetros de burbujas lumínicas que son formas de luz tipo envoltura. Estas burbujas lumínicas actúan como un medio sustentante alrededor de los puntos de giro.
68.- Se establecen por calibraciones de temperatura ruido que han sido generadas por radiaciones cristalinas.
69.- Las proporciones correctas entre las formas de densidad molecular y los patrones de temperatura ruido permiten a los parámetros de las burbujas lumínicas ser edificadas alrededor de las paredes de dominio principal, dentro de las cuales pueden empezar las regeneraciones de los puntos de giro.

70.- Las paredes de dominio son zonas de transición a través de las cuales el proceso de magnetización en el tejido degenerativo o inmune invierte la dirección. La fuerza ejercida por la pared de dominio se combina con la fuerza del campo externo, a fin de reducir la destrucción o pérdida momentánea del dominio.
71.- El proceso continúa a una cierta fuerza de campo de patrones de temperatura ruido hasta que las discontinuidades son reducidas a “dominios islas” y los diminutos campos magnéticos adversos desaparecen.
72.- La intensidad de este proceso, al cambiar las paredes de dominio de crecimiento sobrepasa los métodos actuales usados para distinguir entre las esferas adheridas al antígeno y las esferas que están desunidas por anticuerpos fluorescentes.

73.- Esta consistencia lumínica puede controlar directamente la eficacia del anticuerpo reparando los mecanismos que controlan las reacciones inmunológicas.
74.- Cada burbuja lumínica emplea su propia luz coherente monocromática dependiendo de las funciones que desempeña. La longitud de onda de la burbuja depende de su función y está conectada con breves pulsaciones de luz, por lo cual la burbuja se expande y engloba el nodo donde se efectúa la regeneración de tejidos y órganos.
75.- Aquí, el proceso de luz-vida renovado dentro de las regiones ópticas de nuestro espectro opera donde las funciones no-lineales son acopladas a nuevos espectros de Luz (a través de polarización no-lineal de cristales).

76.- La Evolución Superior debe ajustar las calibraciones de temperatura ruido para que estén escalonadas con cualquier matriz cristalina en el sistema biológico humano, incluyendo las estructuras cristalinas que tienen centros asimétricos.
77.- La Hermandad establece calibraciones de temperatura ruido a través de cristales de Luz, alineando ambientes cristalinos de regiones de transparencia cristalina pura a regiones de formación cristalina lineal. Esto permite que complejos retículos cromáticos acompañen cualquier conjunto de patrones de temperatura ruido. La transparencia cristalina pura puede operar con una multiplicidad de regiones de nuevas longitudes de onda.
78.- Aquí vemos una demostración del uso de los poderes de regénesis de los Urim y Tummim que controlan los patrones de temperatura ruido y estimulan las líneas axiatonales, que son los retículos de luz usados en relación directa con la Hermandad que reorganiza una sección particular de la evolución humana.

79.- Incluso bajo las circunstancias de los poderes creadores Urim y Tummim, la sanación médica y la regénesis de los tejidos han de ser entendidos como un evento que sucede en una área en particular, donde una persona, tejido, órgano o miembro es sanado hasta el punto de la entropía normal.
80.- Cuando nuestro sistema solar inmediato sea expuesto a regiones de nueva longitud de onda, será posible sustentar los mecanismos regeneradores de la vida.
81.- Entonces, el poder de la transparencia cristalina pura que ocurre en las regiones de Sistemas Estelares de Población II y III, serán usados para controlar las disociaciones de energía rápidas e inestables en los Sistemas Estelares de Poblaciones I.

82.- Nosotros somos parte de un Sistema Estelar de Población I, donde el cruce-intersistemático de coeficientes vibratorios de alta energía causa grandes pérdidas de energía disponible para la estructura cristalina humana, para la electromedicina, el poder cristalino y la codificación de la estructura genética hacia estados energéticos alternos.
83.- No obstante, con un rayo coherente de calibraciones de temperatura ruido que estimule nuevas líneas axiatonales se efectúa la formación de nuevos complejos moleculares en estado excitado.
84.- Cuando una molécula existe en el estado excitado de tener iones de hidrógeno satélites o estados de resonancia de multi-ejes, puede ser transformada a estados de extensión múltiples de las regiones espectrales.

85.- Los rangos de emisión estimulados en la banda de la región son una indicación de lo que el ser humano debe confirmar antes de que pueda entender las calibraciones de temperatura ruido.
86.- La astronomía médica necesita las disciplinas hermanas de la electromedicina y la psicología Evolutiva Superior a fin de preparar a la conciencia humana para auto-liberarse de las diversas formas de campos de iluminación defectuosa e interactuar con la Luz Viviente proyectada.
87.- Los campos de iluminación defectuosa o campos de luz contaminados que son diferentes del espectro natural, perecerán con la llegada de un nuevo sistema fotobiológico que causa efectos químicos y biológicos en la vida vegetal, animal y humana en un nuevo ambiente lumínico.

88.- Actualmente, la ausencia de ciertas porciones del espectro de luz crea anormalidades en la producción de hormonas.
89.- Las emisiones lumínicas ruido estimuladas curarán los mecanismos que causan ceguera, artritis, leucemia, cáncer y ciertos casos de enfermedad mental cuando las calibraciones de temperatura ruido se enfoquen a través de ciertas células del cuerpo.
90.- (Por ejemplo, las células epiteliales pigmentadas del ojo mostrarán estados ampliamente variables de crecimiento anormal al ser colocadas bajo el foco de las calibraciones de temperatura ruido).

91.- Además, las combinaciones apropiadas de color y sonido establecerán un retículo de resonancia saludable dentro de la matriz del hidrógeno de la vida, permitiendo que la expresión humana del ADN-ARN se equilibre adecuadamente con las células de las 64 letras usando el nombre divino.
92.- Por medio del umbral Lumínico apropiado, la imagen y semejanza del retículo divino (la expresión Adam Kadmon) son así equilibradas con el retículo de las 64 letras sagradas del ADN-ARN.
93.- Con la venida de la Hermandad habrá un ambiente lumínico completamente nuevo sobre la Tierra. Las microfibrillas de celulosa darán la expresión a toda forma de vegetación mediante largas cadenas de reacciones con vibraciones axiatonales para desarrollar nuevos materiales alimenticios de un ambiente sintetizado lumínico que estará enfocado sobre los ambientes contaminados del planeta.

94.- En ese día aún las enzimas no estarán atadas a las membranas, porque la síntesis artificial permitirá la formación de enzimas en la ausencia de antiguas estructuras membránicas. En ese tiempo, el reino vegetal, animal y humano acumularán luz a la magen y semejanza como fue posible en mundos previos a éste.
95.- Amados, Yehovah Yedor Yahveh está renovando y siempre renovando. El nombre sagrado será una firma sobre cada color químico de tu manto de carne, y será una señal para abrir tu manto de vida a la siguiente creación.
96.- Que la nueva creación sea transmitida a través de las vibraciones acústicas de luz espiritual y que el amor sustentante sea siempre transmitido.

El Libro del Conocimiento; Las Claves de Enoch (J.J. Hurtauk)

403831_417356238307402_2027652282_n.jpg

Si alzamos la vista hacia el cielo en una noche despejada podremos contemplar de un vistazo varios miles de estrellas. Sin embargo, más allá, escondidas en la oscuridad, existen millones, apenas visibles, distantes y misteriosas…

milkyway-full-annotated.jpg

Para entender nuestra galaxia, en primer lugar tenemos que cartografiarla, es decir,trazar un mapa de ella. Para hacerlo, la Agencia Espacial Europea (ESA) ha lanzado un satélite capaz de escanear el cielo con una nueva y poderosa mirada:Gaia.

Gaia creará un detallado mapa en 3D de la Vía Láctea, algo nunca antes visto en la historia de la Astronomía.

“La precisión sobre la posición de las estrellas será mucho mayor a la estimación que podemos hacer desde el suelo: al menos mil veces superior”, explica el astrofísico Laurent Chemin.

milky_way_galaxy.jpeg

La ciencia de catalogar y cartografíar las estrellas, conocida como astrometría, data de los albores de la civilización. El primero en hacerlo fue el griego Hipparcos, que obtuvo la posición de un millar de estrellas y describió su movimiento en el cielo.

Fuente

1476202_275563549262695_1606880224_n.jpg

1531870_274429546042762_2040795142_n.jpg

1459082_276088709210179_1941155740_n.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s