12113 a.n.e. —equinocciales 2014

0b413c_8dc4b2a068cc8cb078e4225816edbd0d.jpg

Columnas de Hércules

Siempre se ha asegurado que las Columnas de Hércules estaban en el estrecho de Gibraltar, olvidando que las Columnas primigenias estuvieron al sur del Peloponeso y que incluso hubo muchos otros lugares que se denominaron así, antes de serle atribuido el nombre en exclusiva al estrecho de Gibraltar, tal vez por la costumbre de llamar Columnas de Hércules a los confines del mundo conocido, que para los antiguos no podían estar más lejos.

Y no es de extrañar que las primeras Columnas de Hércules estuvieran cerca del Peloponeso, donde a Hércules se le rendía culto como si fuera un dios y el sincretismo religioso, con el dios fenicio Melkart, se mostró muy fuerte desde el principio de la colonia que los fenicios tenían en la cercana isla de Cítera, donde se rendía culto a Afrodita (Astarté para los fenicios), culto que siempre iba unido al de Melkar, cuyo templo se solía instalar en pequeñas islas o promontorios cercanos a la colonia.

promontorios de Ceuta y Gibraltar "Los promontorios de Ceuta y Gibraltar se denominaron “Columnas de Hércules""Isla de Sancti Petri En el templo de Sancti Petri es donde realmente estaban las Columnas De donde se deduce, aunque no podamos tener una certeza absoluta de que las primigenias Columnas de Hércules estaban aquí, que no cabe duda de que existieron otros muchos lugares a los que se les llamó de esta forma, como por ejemplo a los dos cabos más meridionales del Peloponeso, es decir los de Malea y Ténaro, que configuran un estrecho paso entre la isla de Cítera y el continente, y a los islotes de Pori y Poreti situados a mitad de camino entre Creta y el Peloponeso. Sin olvidar los comentarios de Mario Servio, sobre Virgilio, que escribe: “pues sabemos de Columnas de Hércules tanto en el Ponto como en Hispania”, así como las referencias de Estrabón a otras Columnas de Hércules situadas en el estrecho de Mesina (Torres de Péloro y de Regio), en los Altares de los Filenos en las Sirtes, cerca de la actual Ras Lanuf, donde un inmenso arenal señalaba el límite de Cartago con la colonia griega de Cirene, en el istmo de Corinto, donde existía una columna alzada a medias entre los jonios que ocupaban el Ática y los dorios del Peloponeso, en la que grabaron en el lado que daba al Ática: “Esto no es el Peloponeso sino Jonia” y en el otro “Esto es el Peloponeso, no Jonia”, sin olvidar las Columnas de Proteo, en Faros (Alejandría), las situadas en la lejana Frisia, en el mar del Norte, y otras situadas en los confines del mar Rojo, citadas ambas por Tácito, o las más lejanas aún del Indo, referenciadas por Estrabón, en el límite de las conquistas de Alejandro.

islotes de Pori, Poreti y Nautilos Los islotes de Pori y Poreti fueron las primigenias “Columnas de Hércules”Islotes al norte de Anticítera En el templo de Anticítera es donde realmente estaban las Columnas Por otra parte, los que sitúan la Atlántida en las proximidades del estrecho de Gibraltar pretenden que Platón dijo que las Columnas de Hércules estaban en las proximidades de dicho estrecho, cuando lo único que dijo el maestro es que la Atlántida estaba frente a las Columnas de Hércules, pero sin especificar de que lado, que eso no tiene demasiada importancia, ni su ubicación geográfica, que sí es importante y no conviene confundir.

Para corroborar que no hay nada que sustente que necesariamente tuvieran que estar las Columnas de Hércules en las proximidades del estrecho de Gibraltar, baste recordar que Cádiz fue fundada por los fenicios mucho antes de que Platón escribiera sus diálogos y la llamaron Gádir, que quiere decir amurallada. Luego vinieron los griegos y, porque les sonaba mejor, le añadieron una “a” con lo que paso a llamarse Gadira y después Gadeira.

Recreación del templo de Hércules Melkart en Sancti Petri Tanto el templo de Hércules Melkart en Sancti Petri, como el de Anticítera, pudieron tener un aspecto semejanteEnsenada de Xiropótamos en Anticítera En la ensenada de Xiropótamos debió haber un pequeño asentamiento fenicio y un templo dedicado a Hércules Melkart. Siglos más tarde, se instaló en dicho lugar un templo dedicado a Apolo Más tarde, Platón dijo en uno de sus diálogos, que la región de la Atlántida más cercana a las Columnas de Hércules se llamaba Eumele en egipcio, que significa ganadera, equivalente a gadeiros en griego (recordemos que Gádir en fenicio significa amurallada), no pudiéndose deducir de una simple similitud fonética que se estuviera refiriendo a la misma región o a la misma ciudad, máxime cuando Columnas de Hércules, como hemos dicho antes, es una denominación genérica y se encuentran documentados múltiples lugares con ese nombre, entre los que se encuentran los que se referencian en el mapa adjunto.

Otras Columnas de Hércules

También conviene recordar que Aristóteles afirma que "las columnas que ahora se llaman de Hércules, se llamaron antes de Briáreo, hasta que Hércules purificó la tierra y el mar y se convirtió, en benefactor de los hombres". Pero resulta que según la mitología griega, Briáreo, que también se llamaba Egeón, era un gigantesco dios de los mares que defendió a los dioses en su lucha contra los titanes, de cuyo nombre derivó después el epónimo mar Egeo, sugiriendo este y otros datos indirectos, la posibilidad de que originalmente existieran en Grecia otras columnas, que no se llamarían de Hércules necesariamente y que no estarían en Gibraltar, sino en el mar Egeo.

¿Existió la Atlántida?

Podríamos exponer aquí los mismos textos, teorías y pensamientos publicados en numerosos libros y publicaciones que hablan del mítico continente de la Atlántida. Sin embargo, partimos del hecho -para nosotros real- de que tal continente no solamente existió sino que aún hoy existe.

Reconstrucción de la Tierra antes del Golpe
Ver ampliación

La actual palabra Atlántida proviene del término Elengoa ATELANDIDA que significa: ATE = fuera, que se fue – L(ANDA) = tierra – ANDI = grande – DA = es. O sea: “Es tierra grande que se fue”. Los Paios (humanos de raza amarilla) del Primer Imperio la denominaron SEPAGO, SEPANGO o PATAGONIE. Así la Atlántida no es sino el Continente Americano que, hace más de doce mil años estaba unido a África por el Sur y a Europa por el Norte tal y como lo muestra el mapa que simula una reconstrucción de nuestro Globo antes del GOLPE.

linea.gif

EL GOLPE

Queriendo Jaungoiko castigar a los Pales por su comportamiento para con Iezus, las Xurides y toda su descendencia Bere, persiguiéndolos en todo momento para exterminarlos y, en especial, por haber dado muerte a su Hija María en Obeidu (Al-Ubayyid o El Obeid en Sudán) al ser herida por una piedra en la sien, decidió dar su Primer Golpe de Poder.

El Golpe sería el primer aviso para la Humanidad, demostrando con él lo que podría ocurrirles más adelante en caso de no querer acatar los designios del Cielo.

El Be advirtió a los justos en su ONUE (Consejo). Pocos escucharon la advertencia pero el Primer Golpe llegó. Muchos se rieron de quienes creyeron en el ONUE. Éstos, siguiendo instrucciones, construyeron grandes arcas donde guardaron a cuantos animales pudieron cobijar, por parejas, hembras y machos. Luego se refugiaron en ellas los Creyentes en el Consejo de Dios y sus familias. Otros se hicieron con barcazas que prepararon para la Catástrofe decretada por el Cielo. Pero, la gran mayoría de la Humanidad no hizo caso del Consejo dado por Dios. Bebían, comían y disfrutaban sin prestar atención a la advertencia.

El Golpe aconteció en el año 777 de la Llegada de las Marías (10.099 a.C.). Dios hizo traer de las lejanías del Cielo un Globo ya muerto para hacerlo chocar contra la Tierra. Al producirse el choque se turbó la órbita del Globo terrestre y la Tierra tembló en toda su extensión produciendo gran desolación. Las aguas de los océanos, mares y ríos se salieron de sus cauces inundando grandes regiones de tierra firme y hundiéndolas bajo su tempestuosa acción. Grandes terremotos asolaron la Tierra, de Norte a Sur, de Este a Oeste. El continente de América, en el Sur quedó separado de África trasladándose hacia el Oeste unos 4.000 kilómetros. Toda la placa continental se deslizó bruscamente miles de kilómetros hacia el Oeste alzando su parte tocando al Océano Pacífico. Así surgieron los Andes, elevándose en un solo día miles de metros sobre el nivel de las aguas.

La ciudad de Elduradu quedó sumergida bajo las aguas. Muchas otras ciudades fueron destruidas por completo. El Urioro, el canal del Atlántico cuyas aguas separaban la actual Sudamérica de África, desapareció al ser engrandecido considerablemente por un gran mar lleno de lodo y vegetación desgarrada de la tierra. Un mar sombrío e innavegable por muchos años. El Sahara, antes lleno de lagos y bosques, quedó totalmente calcinado. Violentos fuegos acabaron con la vegetación, luego las prolongadas sequías producidas por drásticos cambios climáticos lograron la desertización de la zona. Dios lo convirtió en desierto yermo y en gran frontera entre el Norte y el Sur.

Zonas de Asia sufrieron grandes cambios geográficos. El clima, la duración del día y de la noche se trastornaron. La Tierra -antes más cerca del Sol- se vio trasladada a una órbita mayor, más alejada del Astro Sol. El año, que antes del Golpe duraba 302 días, pasó a durar 365 y un cuarto. El Golpe acabó con la vida de las tres cuartas partes de la Humanidad y, bajo su acción, casi todos los grandes animales del pasado desaparecieron.

La Tierra quedó gravemente trastornada quedando muchos territorios aislados de otros por centenares de kilómetros de mares intransitables por el lodo y la vegetación, o vastos territorios anegados por los pantanos y regiones yermas castigadas por un Sol implacable. América, la tierra de origen de los Bere y lugar de aterrizaje de los Pales, quedó sumida poco a poco en el olvido. Pronto, para media humanidad, pasó a ser una tierra legendaria para los supervivientes de Europa, Asia y África. De igual manera, los americanos olvidaron poco a poco que más allá del gran mar existían tierras y hombres. Europa, Asia y África se convirtieron en una leyenda cantada por los viejos de las tribus.

El mito de la Atlántida tiene su origen en el Primer Imperio de los Paios, mas también se mezclan en él el origen de los Bere y Elduradu. La Atlántida era lo que hoy se conoce como América, lo que queda de aquel basto continente que se situaba mucho más cerca de Europa y África que en la actualidad.

La ciencia oficial se puede reír cuanto quiera de las explicaciones que aquí vamos a exponer sobre el Gran Cataclismo que asoló la Tierra hace poco más de 12.000 años. Deberían saber, no obstante, que existen textos de extremada antigüedad que cuentan con detalle lo que aconteció en aquel entonces, además de existir numerosas leyendas en todo el mundo que hablan de dicho Cataclismo. Añadiremos que también hay indicios geológicos que demuestran que los acontecimientos ocurrieron tal y como los exponemos.

Aquel Gran Cataclismo de hace más de 12.000 años produjo cuantiosas transformaciones geológicas y la desaparición de numerosas especies animales, entre ellas la de los grandes saurios. No se sabe con exactitud cuantos seres humanos murieron en aquella catástrofe de dimensiones universales aunque pueden calcularse en unas 5/6 partes de la población de aquel entonces que tal vez rondase los 80 o 100 millones.

Antes de explicar todo el proceso de lo que se vino a llamar EL GOLPE es necesario decir que la Luna no giraba en aquel entonces en torno a la Tierra. Nuestro Globo terrestre no poseía satélites aunque existen sospechas de que dos pequeños asteroides pudieron ser capturados en tiempos remotos. Ambos debieron ser de dimensiones insignificantes (de parecidas características a los que posee actualmente Marte). De todos modos, esto es una conjetura que todavía no puede tomarse como concluyente.

La Tierra -antes del Golpe- giraba más cerca del Sol. Puesto que los antiguos textos especifican que en aquel entonces un año -o sea el tiempo que la Tierra precisaba para dar una vuelta completa al Sol- duraba 302 días, hemos establecido que nuestro Globo terrestre se situaba a unos 123 millones de kms. del astro Rey. En la actualidad gira a unos 26 millones de kms. más lejos (149 millones de kms). Por tal razón, es deducible, que la Tierra era más cálida que hoy y mucho más fértil y lluviosa. En aquellas condiciones la vegetación se extendía por la práctica totalidad de la Tierra, existiendo frondosos bosques y numerosas extensiones de zonas selváticas. Los casquetes polares eran más reducidos que en la actualidad y el eje de inclinación terrestre se situaba en latitudes diferentes a las actuales. En aquellos tiempos existían los grandes saurios y otras especies de animales que hoy se consideran extinguidas. En modo alguno los grandes saurios desaparecieron hace millones de años como nos quiere hacer creer la ciencia. Los científicos, sin embargo, intentan explicar su desaparición de un modo muy parecido al que exponemos aquí ya que piensan que pudo muy bien ocurrir a causa de la colisión de un gran asteroide con la superficie terrestre.

Ya hace algunas décadas, al analizarse la composición química y geológica de las muestras traídas por los astronautas que pisaron la Luna, se evidenció que nuestro satélite era mucho más antiguo que la Tierra. Ello echó por tierra la teoría (ampliamente extendida entre los científicos de los años 60-70) de que la Luna se originó de un fraccionamiento primario de la nuestro Globo terrestre cuando este estaba en fase de condensación y enfriamiento. Curiosamente, hoy en día, un gran número de investigadores admite que nuestro satélite pudo tener un origen independiente y lejos de su situación actual que, más tarde, y debido a las perturbaciones gravitatorias de otros astros pudo transformar su órbita siendo capturada por el campo de gravedad de la Tierra. Dicho en otras palabras: la Luna vino de otro lugar del espacio y fue capturada por el campo gravitacional de nuestro Globo terrestre.

Pues bien, esto es exactamente lo que ocurrió. La Luna fue traída literalmente de otro lugar del espacio a las inmediaciones de la Tierra. La causa no fue natural sino que fue provocada por una fuerza descomunal que la impulsó inteligentemente hasta nosotros. Esa fuerza descomunal, tal y como afirman los textos antiguos, es la que posee la sabiduría de Dios Todopoderoso. Lo que explican los antiguos textos parece absurdo e ilógico. Se piensa que el hombre no puede ser capaz de producir una fuerza tal que haga que un globo terrestre escape de su órbita gravitacional y sea dirigido a un lugar en concreto del Cosmos. Sin embargo, varios científicos han pensado en tal posibilidad creyendo que en las próximas centurias el hombre habrá alcanzado el conocimiento y la tecnología necesaria para hacer esto posible. ¿Es tan increíble pensar que Dios, poseedor de una sabiduría y tecnología cientos de miles de años más avanzada que la nuestra, sea capaz de hacer algo así?.

Nuestros antepasados creían en Dios como un Ser semejante a ellos pero que había alcanzado una inconmensurable sabiduría. Era por ello considerado como el Señor de los Cielos. Es así como lo denominaban: Jaungoiko (JAUN: Señor, GOIKO: de las alturas). Era también el ZAR (Sabio, Anciano) Supremo de la Humanidad Blanca. En esencia, era un ser con cuerpo y alma que podía ser visto y que tenía un vehículo y forma física. En la actualidad se piensa en Dios de una manera diferente. Se cree que Dios es un Ente abstracto e inmaterial que expresa una Fuerza o Energía Cósmica incomprensible. De esta manera, Dios se confunde en las Fuerzas de la Naturaleza. Cualquier fenómeno o causa producida por las Leyes de la Naturaleza se tienen como obra de Dios. Pero ello no es así, Dios es un Ente vivo de inconmensurable sabiduría y poder pero no es la Naturaleza misma. Dios se vale, por tal causa, de su gran conocimiento de la mecánica de las Leyes Naturales para manifestar su Poder.Choque y fricción de la Luna

Tal y como hemos explicado sucintamente en el capítulo “¿Existió la Atlántida?”, Dios Todopoderoso (Jaungoiko) tomó la resolución de enviar un Globo ya fenecido (la Luna) a chocar contra la Tierra como justo castigo y advertencia a la humanidad por haber causado la muerte de su Hija Maistatu, Reina de los 12 Globos de Mundo y Princesa de todos los Globos colonizados por los Eduen.

¿De dónde provino la Luna?. Los textos hasta ahora traducidos no lo especifican pero sí dejan claro que vino como si de un cuerpo errante se tratase de los confines del Cielo. Creemos que tal vez la Luna era alguno de los globos muertos que giran en torno a nuestro Sol, como Mercurio, el cual es de naturaleza y dimensiones bien parecidas a la Luna aunque su densidad de núcleo es sensiblemente diferente. También, la Luna pudo venir de fuera de nuestro Sistema Solar. Caben ambas posibilidades a falta de datos más concluyentes. Lo que es cierto por los muchos indicios que hay de ello es que la Luna vino de algún lugar fuera de la órbita gravitacional de la Tierra

El Poder de Dios, es decir su alta tecnología y conocimientos, hicieron que la Luna abandonara su órbita original allá donde quiera que se situase y viajara a través del espacio hasta colisionar con nuestro Globo terrestre. Puesto que, desde el momento en que María (Maistatu, Hija de Dios) muere a causa de una herida producida en la cabeza por las piedras que le lanzaron los Kain en la ciudad de Obeidu (actual El Obeid), hasta que se produce el Golpe no transcurre mucho tiempo, es de suponer que la Luna no estaba demasiado lejos de la Tierra.

La Luna es un Globo sin vida con unas características muy especiales. Para empezar, su densidad es muy inferior a la que debiera poseer un cuerpo de sus dimensiones. Debido a ello los científicos creen que su interior es hueco o al menos tal posibilidad explicaría su escasa fuerza de gravedad. Otra característica curiosa es que sólo nos sea visible una parte de ella mientras que la otra se oculte -en gran parte- tras la oscuridad del frío espacio. Su comportamiento gravitacional está lleno de pequeñas irregularidades y fluctuaciones. Es algo realmente extraño que sólo puede explicarse por su extrema sensibilidad a los campos de gravitación de otros cuerpos celestes cercanos, o por la acción provocada de algún tipo de fuerza que se oculta en el interior de la Luna. Expresándonos con más claridad: la Luna actúa como un reloj que, cuando se da cuenta de que se atrasa o adelanta, corrige su hora para llegar puntualmente a la cita. Así sus vueltas en torno a la Tierra duran más unas veces y otras menos, dependiendo de quién sabe qué extrañas fuerzas cósmicas. Por supuesto, estas variaciones son muy pequeñas, pero importantes como para tenerse en cuenta. Además de otras muchas características especiales, la última ha sido que se hallase agua en estado sólido (congelada) en la cara oculta de la Luna tal y como muestra la fotografía que adjuntamos en esta página.

cara_oculta.jpg

Los científicos no pueden explicar la presencia de agua congelada en la cara oculta de la Luna. No es una pequeña cantidad de agua, sino grandes cantidades, tal y como muestra la fotografía. Y lo que observamos en la misma es solamente una fracción. ¿Cómo apareció este agua en la Luna?. Los científicos no tienen ninguna explicación coherente al respecto. Nosotros sí. Además, tenemos una segunda pregunta y dirigida exclusivamente a dichos científicos: ¿Cómo es posible que después de centenares de misiones de exploración llevadas a cabo a la Luna desde la década de los 60 sea ahora, después de casi cuarenta años, que se descubre (?) que la Luna posee grandes cantidades de agua congelada en su cara oculta?. ¿Acaso antes no se tenían medios técnicos para localizar este básico y preciado elemento químico?. Sospechamos que tales científicos conocían, desde hace tiempo, la existencia de agua en nuestro satélite y añadimos que también conocen otras muchas cosas que nos ocultan para no dejar en evidencia su total desconocimiento de ese extraño astro que ilumina nuestras noches.

Pero, expliquemos ya como se desarrolló el Gran Cataclismo que sacudió a la Tierra en el año 10.099 antes de nuestra Era Cristiana, es decir hace 12.113 años a contar desde 2014.

El poder de Jaungoiko fue capaz de mover a la Luna del lugar donde se hallaba y dirigirla hacia nuestro Globo terrestre. Se acercó hasta él lo suficiente como para rozarlo. La Tierra sufrió su fricción y ello produjo el Golpe Divino asestado contra la humanidad.

La Luna, al irse acercando a nuestro campo gravitatorio, se tornó rojiza. La causa de ese color sería -tal vez- un fenómeno producido por la propia atmósfera terrestre. La Luna se acercó lo suficiente como para colisionar con la Tierra, una colisión de friccionamiento que se produjo al acercarse nuestro satélite a unos 1.000 kms. de distancia. Cosa que hizo pero, no en un ángulo de 90 grados, sino en otro bastante menos abierto -entre 45 y 50 grados quizás-. Ello produjo un choque de fricción, como el que se produciría entre dos bolas de billar cuando una de ellas es lanzada hacia la otra apuntando casi fuera de su punto central. Una bola de billar golpeada en uno de sus extremos se ve forzada a girar mientras se mueve a través del tablero. Eso es ni más ni menos lo que hizo la Tierra al ser golpeada por la Luna. Su velocidad de rotación se vio momentáneamente acelerada y su órbita alrededor del Sol alterada de tal forma que se desplazó varios millones de kilómetros más allá del astro Solar antes de poder estabilizar su movimiento rotatorio y de traslación. La Luna tras golpear lateralmente a la Tierra se alejó unos cientos de miles de kilómetros impulsada por su propia velocidad antes de verse frenada por la fuerza gravitacional de nuestro Globo terrestre. Así quedó unida a nosotros.

La repentina aceleración de la rotación de la Tierra al ser friccionada por la Luna debió de ser un fenómeno impresionante para la humanidad de entonces. Aquellos que en aquel momento estaban en la parte de la Tierra que era de noche vieron que las estrellas del Cielo se movían todas presurosas hacia una misma dirección, como si todas ellas parecieran caerse del cielo. Los que estaban en la parte iluminada por la luz del Sol vieron que un gran Globo luminoso se acercaba, luego una Gran Luz como un incendio pavoroso, inmenso. Una luz semejante a la que produce una gran bomba atómica.

Allí donde la Luna colisionó con la Tierra (ver foto), la destrucción fue apocalíptica. En esa zona en concreto la atmósfera se calentó en miles de grados centígrados calcinando todo cuanto encontró a su paso. Desde el desierto del Gobi, pasando por Irán, la península Arábiga, todo el Sahara hasta llegar al desierto del Oeste de Norteamérica se produjo un inmenso arañazo de destrucción a causa de la fricción de la Luna colisionando lateralmente con la Tierra. La destrucción en esta zona fue total. No sólo quedó todo calcinado a causa de las elevadísimas temperaturas que se produjeron en la colisión, sino que muchas zonas fueron literalmente aplanadas mientras que otras se arrugaron formando elevadas cadenas montañosas.

El resto del Globo terrestre sufría, mientras tanto, un descomunal terremoto. La humanidad entera, junto con todos los seres vivos que poblaban la Tierra, tuvieron que sentir una sensación en sus estómagos semejante a la que se produce cuando uno es lanzado al vacío. Las aguas de los mares se vieron sacudidas por tan terribles maremotos que las olas tuvieron que alcanzar fácilmente cientos de metros de altura. En tales condiciones, al llegar estas monstruosas olas a las costas de los valles, estos se vieron inundados hasta alturas superiores a los doscientos metros.

Minutos después del Golpe, fuertes terremotos proseguirían sacudiendo la superficie terrestre. La propia fricción de la Luna con la Tierra hizo que la gran masa continental, que en aquel entonces formaban nuestros continentes, se fracturase por su lugar más débil. Así, dos inmensas áreas de tierra se separaron de lo que hoy es África y Europa. Impulsadas por la propia fuerza de la colisión se separaron a gran velocidad abriéndose una grieta entre ambas. Una grieta que fue llenándose al mismo tiempo por las aguas de los océanos. Cientos de millones de metros cúbicos de agua anegaban con gran violencia aquella inmensa grieta. Los actuales continentes de América del Sur y del Norte se desplazaron miles de kilómetros de los continentes de África y Europa en cuestión de minutos. Más al Sur, una masa continental se desgajó de África siendo lo que hoy se conoce como la Antártida. Otra masa desgajada de ésta es lo que hoy se conoce como Australia.

Los grandes saurios, así como otros grandes mamíferos que habitaban aquel entonces lo que hoy son los continentes americanos, murieron fulminantemente aplastados por su propio peso a causa del violento movimiento de las capas tectónicas y de los fuertísimos vientos que se originaron. Sólo los animales más pequeños fueron capaces de salvarse de la catástrofe. Algunos hombres también lo consiguieron. Estas mismas causas produjeron la muerte de los grandes saurios de todo el mundo. Unos pocos lograron sobrevivir pero en los siguientes milenios fueron aniquilados por el hombre por considerarlos una gran amenaza para sus vidas. Pese a todo, es posible que todavía quede algún ejemplar vivo en lugares remotos de la Tierra o -sobre todo- en los fondos marinos y en algunos lagos y lugares pantanosos. En aquellos sitios donde la acción violenta del Golpe fue menor, pudieron salvarse grandes mamíferos como los elefantes, las cebras, etc. De todos modos, la mortandad de todas las especies animales fue descomunal mientras se produjo el Golpe y prosiguió después por las consecuencias posteriores ocasionadas por él.

La Luna, en su colisión con la Tierra, produjo muchísimo calor. Allí donde friccionó calcinó la Tierra e hizo evaporarse en minutos lagos, ríos y mares enteros de agua. Las aguas de los océanos se vieron precipitadas hacia el cielo atraídas por la gravedad lunar. Gigantescas columnas de agua ascendían a la Luna como si esta fuese una gran pala de molino. Pero esa agua no era líquida, el calor era tan inmenso que lo que realmente subía al cielo eran columnas de vapor. La Luna, un cuerpo muerto, recibió grandes cantidades de este vital elemento que es el agua. Cientos de millones de metros cúbicos quedaron atrapados en la gravedad de nuestro mortal compañero de viaje estelar.

Luego, cuando la Luna se alejó lo suficiente de la Tierra y estableció su órbita programada alrededor de ella, esa agua se enfrió rápidamente congelándose en su superficie y en sus numerosísimas cavidades ya que la Luna es un inmenso queso de gruyere. Afirmamos, sin ningún temor a equivocarnos, que hay más agua en el interior de la Luna que en el exterior y que el origen de toda ella es terrestre.

Pero no toda el agua evaporada por las grandes temperaturas que alcanzó la Tierra fue a parar a la Luna, sino que se quedó en la atmósfera. El volumen de agua evaporada alcanzó tal magnitud que nuestro Globo terrestre se vio cubierto por espesísimas nubes, tan densas y tan oscuras que la Tierra se vio envuelta en tinieblas. Los pocos supervivientes a tanta catástrofe todavía debían de sufrir otra gran calamidad. Los que escucharon el ONUE (Consejo) dado por el Be (el enviado de Jaungoiko) se ocultaron en elevadas cavernas, bien aprovisionados de comida y de agua a la espera de que todo aquello pasase. Pero aquella tenebrosa oscuridad, aquel calor asfixiante y la niebla húmeda y saturada tan persistente hacían presagiar lo peor.

Días después de que el Golpe aconteció, la Tierra estaba en tinieblas mientras se sucedían temblores de tierra, cada vez menos intensos. La temperatura de la atmósfera empezó a bajar y poco a poco las inmensas nubes que cubrían todo el Globo terrestre empezaron a condensarse y a caer a la tierra en forma de lluvia. Y llovió por semanas enteras, con tanta violencia y persistencia que los valles volvieron a anegarse y las aguas subieron y subieron haciendo que los pocos seres supervivientes buscasen cobijo en las más altas montañas. Pocos lo conseguían. La mayoría perecían arrastrados por las impetuosas aguas que corrían violentamente por las rieras y los barrancos. No en todos los sitios llovió con igual intensidad y por igual número de días pero, cierto es, que llovió copiosamente en todos lados y como mínimo, durante semanas enteras. Este fue el Diluvio Universal tan nombrado por todas las religiones y leyendas de todos los pueblos del mundo.

Después, el Sol lució con fuerza. Los que habían tenido suerte de sobrevivir, dieron gracias a Dios por ello. Habían sido testigos del enorme Poder de su Justicia y ahora eran testigos también de su Misericordia. Pues aún daba otra oportunidad a la Humanidad para poder rectificar sus errores y confiar en Él y en su sabia directriz.

ZATALITU

Y al llegar la noche, vieron en el Cielo una luz nueva, blanquecino-plateada, una luz muerta (IL-ARGI) que brillaba misteriosa y amenazante en el negro fondo del firmamento. Jaungoiko la había dejado allí como señal y recordatorio. Les dijo que les daba un plazo para enmendar sus errores. Si no eran capaces de volver al Buen Camino y aceptar sus directrices entonces el Golpe se repetiría, pero esta vez, con tal violencia que con seguridad nadie viviría para contarlo.

La catástrofe que hundió la isla principal (Poseidonis), fue causada por varios tsunamis, y un cambio de las corrientes marinas asociadas a un cambio brusco del clima, derritiendo los hielos y provocando un cambio en el movimiento del eje de rotación de la Tierra, que desplazó el polo Norte desde un punto de Groenlandia a su posición actual. La temperatura media en esa época eran 10ºC inferiores a las actuales, y las diferencias de temperaturas entre las altas y las bajas latitudes, eran tan grandes que los vientos barrían la superficie de la Tierra en enormes extensiones de desiertos helados.

La corriente del Golfo, frenada hasta ese momento por la isla, se abrió hacia latitudes más altas, transportando grandes cantidades de agua y aire caliente hacia los glaciares, deshelando los casquetes y aumentando las lluvias, tornados y huracanes, y formando lo que hoy conocemos como “cinta transportadora de calor“. afectando a todos los mares y océanos del planeta.

La subida del nivel del mar, provocado por el deshielo, creó nuevos pasos como el Estrecho de Bering y el Estrecho de Magallanes. Un grupo de atlantes se instaló en América Central y en la zona de los Andes, llevándose consigo los conocimientos arquitectónicos y técnicos, que legaron en los nuevos asentamientos, y que coinciden con los que existen esparcidos por el mundo. Otro grupo llegó a las Islas Canarias (guanches), quienes heredaron el temor a los océanos. Otro grupo llegó a Asia Central (el origen de los pueblos indoeuropeos), Mesopotamia y Egipto.

Las glaciaciones que han ocurrido en la Tierra son:

Nombre Años Era

Biber 2,5 millones de años

Biber – Donau 2 millones de años

Donau 1,8 millones de años

Donau – Giunz 1,4 millones de años

Giunz 1,1 millones de años

Giunz – Midel 750.000 años Pleistoceno

Midel 580.000 años

Midel – Riss 390.000 años

Riss 200.000 años

Riss – Wiurm 140.000 años

Wiurm 115.000 años Holoceno

Última Glaciación 11.500 años

Las glaciaciones son un factor esencial en la distribución del peso sobre la corteza terrestre, ya que acumulan enormes cantidades de hielo en las áreas de mayores latitudes, vaciando de agua las cuencas oceánicas. Esto significa, que durante las épocas glaciares, las zonas continentales que se encontraban bajo el inmenso peso de los hielos, se hundieran provocando un ascenso en las áreas colindantes como reacción.

Los avances y retrocesos de los hielos, son acordes con los llamados “ciclos de Milánkovich“, que son las alteraciones en la Tierra debidas a los cambios en los movimientos de rotación y de traslación en el eje (entre 21,5º y 24,5º en períodos de 41.000 años). Actualmente, el eje de rotación apunta a la Estrella Polar, pero hace 14.000 años apuntaba a la Estrella Vega (constelación Lira).

Parece más que evidente, que la humanidad prehistórica era mucho más compleja e inteligente de lo que se quiere admitir, y que estaban mucho más intercomunicadas de lo que se cree y se nos dice. Una civilización fue destruida, pero de esa destrucción, nacieron muchas civilizaciones nuevas, que ahora son las que estudiamos y conocemos.

¿Qué nos dice la Historia según los textos de nuestros Antepasados?

A la luz de lo descubierto gracias al desciframiento de más de un millar de textos y con el auxilio de documentos inéditos y custodiados desde hace miles de años esto es, en resumen, lo que se pretende ocultar a la opinión pública mundial con respecto a la Historia de la Humanidad:

1. Tanto el hombre blanco como el de la raza amarilla no son originarios de esta Tierra sino que vinieron en naves interestelares de otros Globos terrestres. Los de raza amarilla (los PALE o PAIOS) llegaron hace aproximadamente 17.000 años. Los de raza blanca (los EDU o BERE) lo hicieron, según el computo de tiempo efectuado de documentos traducidos de gran antigüedad, hace 12.84901 años casi con exactitud contado desde el año actual (2014).

2. La raza negra es autóctona de esta Tierra, apareciendo la misma -con sus características originales- al menos hace más de 300.000 años. Las culturas blanca y amarilla eran diferentes en muchos aspectos, en especial por creer los primeros en Dios Todopoderoso y en Dios Be, y los segundos por adorar a Dios Padre o los Dioses Padres, que asociaron al Sol que se convirtió por este motivo en símbolo de su divinidad.

3. Los de raza amarilla se consideraban hijos del Sol, al que tenían por su Pâ, Padre, por ello se llamaron Paio: de PA = Padre (Creador) I = letra representativa del hombre, el macho y O = letra representativa de la mujer, la hembra. O sea todos los hombres y mujeres de Pâ. Los Paios también llamaron a Dios/es Padre/s con el calificativo de Râ: el Creador, el Hacedor.

4. Los de raza blanca (los Bere) creían en Dios Todopoderoso, llamado también JAUNGOIKO: "Señor de los Cielos". Se denominaba así a Aquel de entre los más sabios del Cielo, quien había conseguido desentrañar los misterios de Râ siendo capaz de crear como él y perfeccionar sus creaciones. Para los Bere, Jaungoiko era el Gobernante de los Cielos al cual debían obediencia en honor a su demostrada sabiduría y justeza. También creían en Dios BE (Dios "Segundo" en lengua EDUEN) quien era el heredero al trono del Reino de los Cielos.

5. La raza blanca en esta Tierra fue generada a partir del esperma de Dios Be, al cual el mismísimo Jaungoiko le encomendó la misión de generar la raza blanca en este Globo terrestre.

6. Para llevar a cabo dicha misión, el Señor de los Cielos bendijo la boda de Dios Be con su Hija MAISTATU, la cual sería luego conocida en la Tierra con el nombre de MARIA.

7. Debido a un accidente acaecido a bordo de la nave que los portaba a este Globo terrestre rumbo a su misión, Dios Be perdió la vida. Pero se pudo conservar el semen de su cuerpo maltrecho.

8. En el año 10.876 antes de nuestra Era, la nave estelar de Baleden tripulada por las tres MARIAS (palabra queriendo decir "Cosmonautas") aterriza en este Globo terrestre, en el lugar actualmente conocido como México y no muy lejos de su capital. Esta fue la región donde finalmente se posó la nave después de dar siete vueltas en torno a la Tierra.

9. Una vez en la Tierra, el semen conservado del Be fue introducido (por inseminación artificial) en la matriz de Maria. Así el Be pudo volver a tomar cuerpo (por transmigración anímica) y fue de esta manera el primer hombre blanco nacido en esta Tierra y padre después de toda la humanidad Bere. Maria es, por lo tanto, la Abuela de la humanidad blanca.

10. El Be fue apodado por los Paios con el apodo de IEZUS, que quiere decir "creado sin el auxilio de un varón". Después en el tiempo y en toda la Tierra se le conocería más con este nombre que con otros como GOBERIEL (Gabriel), EL, etc.

11. Estos son los legítimos y originales personajes de IEZUS y de MARIA, los cuales jamás nacieron en Tierra Santa (TARSAIS) ni fueron protagonistas de los episodios narrados en los Evangelios cristianos. Iezus no murió crucificado sino de muerte natural y en su lecho de DAETXEBEIL (actual Byblos) en el año 10.094 antes de nuestra Era.

12. Iezus fue enterrado en donde hoy se yerguen las ruinas del llamado Templo de Salomón en Jerusalén. Su tumba fue conocida indistintamente con los nombres de DABEDA o ELKUDAIS. Maria fue enterrada en una Necrópolis especialmente construida para tal fin en BALBEK. Esta Necrópolis sufrió importantes destrozos tras el Golpe (Diluvio Universal), por lo que el sarcófago fue llevado por los árabes a SEIRI (actual ciudad de Damasco).

13. Debido al espantoso crimen cometido por los KAIN (primeros judíos) al asesinar a Maria -Hija de Dios Todopoderoso- en OBEIDU (El Obeid, Sudán), Jaungoiko decide castigar a la Humanidad y recordarles que su inmenso poder y voluntad están presentes en los actos de los hombres. Así se produjo el Golpe hace 12.104 años, el cual se recuerda aún en todas las leyendas de los pueblos de esta Tierra y ha sido llamado de numerosas maneras, siendo la más conocida la del Diluvio Universal.

14. Nadie ha sido capaz de explicar con exactitud el porqué del odio ancestral de los Bere y los Paios en contra de los Kain, pero lo cierto es que en un principio y durante milenios fueron perseguidos y maldecidos por ser cómplices del espantoso asesinato de Maria (la cual fue apedreada por ellos en su estancia en la ciudad de OBEIDU). Los motivos ahora esgrimidos para explicar su constante condición de raza errante y maldita no son más que un lamentable intento de querer explicar una causa ya hace siglos olvidada.

15. El Golpe produjo formidables cambios geológicos y climáticos en la Tierra. Este se produjo por la aproximación deliberada por Jaungoiko a nuestro Globo terrestre de un astro el cual pasó muy cerca de ciertas zonas de la Tierra. De la fricción gravitacional producida por este astro teledirigido, grandes áreas de la Tierra quedaron calcinadas a causa del inmenso calor generado. Los polos terrestres se vieron alterados y ello produjo numerosos terremotos de escala apocalíptica. Donde antes había llanuras se alzaron cordilleras enteras de montañas mientras que otros lugares fueron hundidos en las aguas de los océanos y mares. A causa del Golpe las tierras del actual continente americano, que antes estaban pegadas a los continentes de África y Europa, se trasladaron miles de kilómetros hacia el Oeste. Estas son las tierras de la Atlántida que se recuerdan aún en muchas leyendas de los pueblos de ambos lados del océano Atlántico. MANOA, la famosa capital de los Paios, quedó cubierta por las nieves en el extremo Sur -ahora separado- del continente americano. El excesivo calor producido por la fricción gravitacional del astro enviado por Jaungoiko hizo que la temperatura de la Tierra y de las aguas ascendiera de tal forma que cientos de miles de millones de metros cúbicos de agua se evaporaran cubriendo todo el Globo de una densísima capa de nubes. Días después, al enfriarse las temperaturas, comenzó a llover en todas las latitudes por semanas enteras y con tal fuerza que grandes áreas de la Tierra quedaron cubiertas por las aguas. Este fue el Diluvio Universal.

16. Tres años después del Golpe, el Be acaba de escribir el BIBELE ("El Destino de los BELE") en escritura ANERE (hoy conocida como cuneiforme). En el 10.094 antes de nuestra Era moría en Daetxebeil, llamada después BIBELOS y actualmente Byblos.

17. Después del Golpe, los Paios fundaron su nueva capital en KAIDE (hoy ciudad de Cádiz) y volvieron a crear un Imperio. Los Bere y los Paios estuvieron durante milenios enfrentados en constantes guerras hasta que finalmente el Imperio Paio llegó a dominar toda la Tierra a excepción de un pequeño territorio en la península Ibérica (el interior de Euskadi) y las tierras de la KARELIE (península Escandinava y Finlandia).

18. El 11 de Enero del año 7.255 de la llegada de las Marias (3.621 antes de nuestra Era) nace, en una ciudad -llamada en aquel entonces BURUGA- situada al Sudoeste de la actual Suecia, la segunda encarnación del Be. La ciudad de Buruga, tiempo después y por tal motivo recibiría el nombre de GOTEINBURUGA "Ciudad capital donde nació Dios" (actual Göteborg). El niño Dios fue llamado Alexandre y era hijo del Rey Nikolau, Señor del Reino de ITULE ZORIONEKONA o Karelie (hoy Finlandia, Suecia y Noruega). Este glorioso nacimiento estaba previsto en la Bibele hacía más de 6.000 años atrás.

19. Y tal como está escrito, Alexandre, a la edad de 19 años declara la guerra al Emperador del Imperio Paio de aquel entonces llamado Omaitzoi, haciendo su famoso Llamamiento en KAIFARU (Helsinki) a los Bere de todas las tierras ocupadas para que se alzasen en armas hasta suprimir al Imperio ESPANIOL ("es de los viejos Paios"). Alexandre y sus tropas consiguieron ganar una batalla tras otra haciendo que los Bere creyesen definitivamente que él era, efectivamente, la segunda encarnación del Be tan esperada por todos los creyentes. En la Bibele se repetía una y otra vez que Dios Be, en su Segunda Existencia en esta Tierra, doblegaría al León Paio liberando a los Bere de este Globo de su dominio y opresión.

20. Los Paios se hicieron fuertes a todo lo largo de la orilla sur del Sena (Francia). En TROIA (actual ciudad de Troyes) Omaitzoi establecería su Cuartel General y cerca de este se libran las batallas más feroces. Esta fue la famosa Guerra de Troya de la antigüedad que tuvo una duración de diez años. Trece años después del Llamamiento de Alexandre, en el año 3.589 a.E., la fortaleza de Troia cae en manos de los Bere y con ella, poco después, todo el Imperio Paio.

21. Alexandre entrará victorioso en Kaide, la capital del Imperio Paio, y tiempo después liberaría las tierras del Oriente. Allí establecerá la capital (BABEL) de su basto Reino que bautizó con el nombre de ARAGON: "la Creación de Dios". La figura de Alexandre nunca ha podido ser borrada de la historia pese a los numerosos intentos hechos por sus enemigos. Aun hoy se recuerda con el nombre de Alejandro Magno pese a lo que se cuenta de él está muy distorsionado y falseado. Un detalle a tener en cuenta; el rostro de Alexandre está en numerosísimas monedas ibéricas.

22. Después de haber liberado la totalidad del Globo terrestre del dominio del Imperio Paio, Alexandre muere martirizado en la ciudad de Babel, en manos del traidor Iurri, el 18 de marzo del año 3.544 a.E., contando 77 años de edad. Tanto el nacimiento, hechos y muerte de este personaje son hoy explicados de manera muy distorsionada en la conocida biografía oficial de Alejandro Magno. Todos los estudiosos de la vida de este magno personaje parten de la obra Vidas paralelas de Plutarco (siglo II d.C.) y de Anábasis de Arriano (siglo II d.C.). Nuestras fuentes de información son muy anteriores a estas fuentes oficiales, las cuales fueron escritas con el único propósito de narrar unos hechos totalmente distorsionados de la verdad para confundir a los historiadores de entonces y a los del porvenir.

23. La civilización ELEN durará unos 600 años. Durante todo este tiempo los Bere fueron perdiendo territorios en todo el Globo terrestre hasta que los Paios proclamarían el Tercer Imperio Paio, que fue conocido por Imperio de la Medie. Este Imperio tuvo una duración aproximada de dieciocho siglos. A este le sucedería el Cuarto Imperio Paio, el Imperio Paien o Pagano. Al Imperio Paien le sucederá el Imperio Romano-Bere el cual durará hasta el 315 d.C. Actualmente, puede decirse que estamos en el Quinto Imperio Paio.

EGIALDE

Alexandre nació en Damasco en 1920 y falleció en Barcelona en diciembre de 2004. Huérfano a los trece años pasó su infancia y parte de su juventud en Francia. En 1965 y en la ciudad de Barcelona, convencido de que el actual conocimiento sobre los hechos del pasado estaba equivocado se puso a la tarea de descubrir el secreto de las antiguas escrituras reputadas indescifrables.

Tras dos años de arduos esfuerzos logra interpretar su primer texto en escritura Ibérica, valiéndose de la lengua Euskera que resultó ser la más antigua de las habladas en la Tierra. Este primer texto era el conocido con la denominación de "Plomo de la Serreta de Alcoy" hallado en unas excavaciones en 1922.

Alexandre Eleazar
Luego, al estudiar en profundidad bastantes grafías, incluidos los jeroglíficos egipcios, así como los vocablos y expresiones empleados, llegó al convencimiento de que los antiguos se sirvieron en primer lugar de una sola y única lengua: el Elengoa, el cual su pariente lingüístico más cercano aún existiendo en la actualidad es el Euskera.

Se dio cuenta igualmente que a partir de ella se crearon una infinidad de modismos, los cuales tuvo que utilizar constantemente. Esto le permitió traducir numerosos textos, obteniendo así cuantiosas y valiosas informaciones procedentes directamente de los escritores, historiadores y Reyes que habitaron la Península Ibérica hace más de 5.000 años. El Telón del gran teatro de la Historia se levantaba para este investigador incansable.

Con los éxitos logrados en el campo de la interpretación de los signos íberos y otros de parecida textura gráfica, decidió aplicar el sistema de traducción a los jeroglíficos egipcios, comprobando -y no sin gran asombro- que este funcionaba a la perfección, echando así por tierra las afirmaciones y teorías enunciadas por Champolion y por otros acerca de la interpretación y traducción de los textos egipcios. Pudo observar como tales teorías estaban equivocadas principalmente a causa de que los investigadores no conocen cuál era el lenguaje hablado por los egipcios, siendo este una derivación del Elengoa y por tanto más parecido al euskera que a las ramas lingüísticas semita o copta. Como consecuencia de ello, los egiptólogos actuales interpretan mal el verdadero significado de los signos jeroglíficos, cometiendo en esencia hasta un 90% de errores en sus traducciones, las cuales por ello quedan muy incompletas e incoherentes.

En su fase postrera, el investigador se decidió por la traducción de textos en escritura cuneiforme. Descubrió, en contra de lo que afirman los estudiosos del tema, que dicha escritura no es jeroglífica sino que se fundamenta en una forma de criptografía, que consta de un elemento semántico clave y un conjunto de componentes aglutinados en torno a este que lo complementan morfológicamente. Si no se conoce el elemento clave actuando de semantema es imposible darle un significado correcto a los tres, cuatro o cinco signos precedentes e incluso todos los demás del texto, por desconocerse el tema básico sobre el cual trata un texto determinado.

Este es el famoso disco de Faistos hallado en la isla de Creta

"Trabajé exhaustivamente con textos Ibéricos mas el que me dio aquella llave fue el llamado disco de Faistos. A partir de su lectura correcta pude traducir mi primer texto Ibérico." A. Eleazar

Después de dos décadas de exhaustivas investigaciones y descubrimientos prodigiosos, Alexandre Eleazar publica en 1985 y en Barcelona un densísimo libro titulado "Los Bere", en el cual revela el resultado de tantos años de desvelos y sacrificios. Este libro es el primero de una serie en proyecto junto a "Los Paios" y "La Bibele"de próxima publicación.

Esto es, en una muy reducida síntesis, la crónica de la Historia que se nos revela en los más de un millar de documentos descifrados por Alexandre Eleazar en diferentes escrituras antiguas, incluidas los jeroglíficos egipcios y la escritura cuneiforme. Como puede evidenciarse, nuestra "versión" de la historia es sensiblemente diferente de la relatada por nuestros maestros de Historia.

“Han transcurrido 9.000 años desde que estalló la guerra, según se dice, entre los pueblos que habitaban más allá de las Columnas de Hércules y los que habitaban el interior de las mismas…”. Este párrafo del Critias de Platón, refleja un dato inquietante. Nueve mil años antes de Platón, sería irnos hasta el año10.000 a.C. Los astrónomos, estudiando la posición de los astros hace miles de años, llegaron a la conclusión, que la fecha cuando se erigieron las pirámides de Egipto fue en esa época, muchos miles de años antes de lo que nos dicen. ¿Casualidad? No.

¿Por qué los astrónomos toman esta fecha como la correcta respecto a Egipto y sus pirámides?. La situación geográfica de las pirámides no son nada casual. Si las pirámides son un reflejo del cielo en la Tierra, ¿dónde estaba situada la Vía Láctea en el año 10.000 a.C.?. La astronomía demuestra, una vez más, que los egiptólogos y arqueólogos están equivocados. El río Nilo es para los egipcios, en la Tierra, el espejo de la Vía Láctea. La Vía Láctea no coincide en esos años con la representación de los cielos, pero si retrocedemos en el tiempo, el firmamento va cambiando, y al parar el cielo para que coincida exactamente con la posición de Orión y la Vía Láctea con las pirámides y el Nilo, la fecha que marca es realmente sorprendente… año 10.000/10.500 a.C. La precisión no deja lugar a dudas. Todo lo que hemos leído, aquello que nos dicen los libros de texto, es erróneo.

Hubo una reina egipcia llamada Hatshepsut, que envió una expedición compuesta de cinco navíos, que partieron en torno al año 1.480 a.C., desde el Mar Rojo, y tardaron tres años en regresar. En el Templo Deir el-Bahari, se encuentran relieves que narran esta aventura.

Cuando esta expedición llegó a su destino, los habitantes de ese lugar, que los egipcios llamaban “Punt“, preguntaron: “¿Cómo habéis llegado a este país desconocido para los hombres. Habéis venido volando o habéis navegado por el Gran Océano del País de los Dioses?.” ¿Qué expedición tardaría más de tres años en regresar, si no es de un destino lejano?. Y sobre todo, ¿cómo es posible que en aquella época, se pudieran hacer viajes transoceánicos?.

La explicación más plausible y científica, hace referencia a las corrientes marinas, que son como ríos dentro del mar. En el año 1.969, el explorador y biólogo marino noruego Thor Heyerdahl, demostró la posibilidad de llegar a América desde África utilizando una balsa construida por él, con troncos, plantas y materiales naturales disponibles en aquella época y zona geográfica, y viajó aprovechando estas corrientes marinas. Esta expedición se llamaba Kon-Tiki. Heyerdahl hizo su embarcación siguiendo el modelo egipcio, con el fin de demostrar que los egipcios y los fenicios, pudieron llegar a América. Para alimentarse, se proveían de lo que el océano les brindaba. Este es el recorrido que los egipcios hicieron para llegar a las costas americanas.

La tierra de Punt, se sitúa en Sudamérica, en la región de Puno, en los bordes del Lago Titicaca (Perú). En esta zona, se extrae anualmente el 70% de la producción de oro peruano, así como antimonio, mercurio, zinc, estaño y cobalto (recordar que como decía Zecharia Sitchin, los Annunaki, los dioses que vinieron de los cielos, crearon mediante modificaciones genéticas un ser, un “homo”, que les sirviera como mano de obra para extraer minerales, sobre todo oro). El primer viaje a Punt (que se tenga referencia), lo organizó el faraón Sahure, en el año 2.550 a.C. La expedición trajo de América incienso, mirra, oro y plata, entre lo más destacado. Por las pruebas extraídas en diferentes momias, también trajeron plantas (como la coca y el tabaco), ya que se han encontrado restos de estas sustancias en decenas de momias, y estas plantas no llegaron supuestamente a Europa y África hasta después del descubrimiento de América en 1.492.

En 1.976, el profesor y doctor en análisis informático, que participó en los programas de la NASA para el lanzamiento de las sondas ”Pioneer” sobre Júpiter y Saturno (1.973-1.975), Albert Slosman, publicó un libro titulado“El gran cataclismo”, donde con gran detalle narra un acontecimiento ocurrido hace 12.500 años, concretamente el hundimiento de la Atlántida.

Slosman aseguraba que el origen de la civilización egipcia no había tenido lugar a orillas del Nilo, por consiguiente, el monoteismo tampoco, sino que los ancestros de los primeros faraones procedían de otra parte, con toda probabilidad del Atlántico, es decir, de Occidente. Slosman advirtió que en Marruecos, los nombres de determinados lugares eran extrañamente parecidos a los usados en los textos jeroglíficos que componían el Libro de los Muertos, como el “Duat” y ”Ta Mana” entre otros. Los supervivientes escaparon en todas direcciones, pero una buena parte de ellos se dirigieron hacia lo que había sido hasta entonces la Tierra de Poniente, que es precisamente lo que significa la palabra MOGHREB (actualmente se conoce como Magreb, el lugar por donde se pone el sol (poniente), la parte más occidental del mundo árabe). Desde allí se dirigieron en un largo éxodo hacia el Nilo.

En Taouz (Marruecos), en medio de un enclave funerario sagrado, losbereberes afirman que ese lugar sagrado, era aquel en el que yacía un “gigante”, hijo del Dios Único, con todos los soldados que lo habían defendido contra otro “gigante” hermano de sangre, pero traidor al Padre, que lo había asesinado a lanzazos.

En lenguaje jeroglífico, la Atlántida era conocida como Ahâ-Men-Ptah (Amenta para los griegos), o “Primogénito-Durmiente-de-Dios”, denominación que experimentó posteriormente una contracción en el conjunto de textos que conforman el Libro de los Muertos. El nombre continuaba evocando el significado original de “País de los Muertos”, “País de los Bienaventurados” y “País del Más Allá”.

Los sucesivos monarcas de este continente, fueron los Ptah-Ahâ (que significa en lengua jeroglífica “Primogénito-de-Dios”), puesto que todos los reyes descendían por línea directa del primer Hijo de Dios (del Primogénito). Ahâ se pronuncia Ahan, y Ptah también se escribe Phtah (de su fonetización en lengua griega), así que la letra “pi” se convierte en “phi” (fi), por lo que Phtah-Ahan fue fonetizado “Faraón”. Por consiguiente, de Primogénito-de-Dios pasó a ser “Hijo-de-Dios”. De esta forma, Ath-Kâ-Ptah (Segundo-Corazón-de-Dios),se convirtió en la fonetización griega, en Aegyptus (Egipto).

En la región de Dendera (Egipto), se encuentra un templo que se ha reconstruido seis veces, siguiendo los planos originales del primer templo construido en el mismo enclave. Es el emplazamiento donde los bisnietos de los supervivientes del éxodo del Gran Cataclismo, llegaron en primer lugar. En los muros de este templo, se puede leer: “En el principio, estas palabras enseñaron los ancestros, aquellos Bienaventurados de la Tierra primera: Ahâ-Men-Ptah. Los que convivían con las Creaciones del Corazón-Amado: el Corazón-Primogénito”.

Allí se narra el origen y la llegada de los primeros supervivientes, está autentificada no sólo por los textos, sino también por las sepulturas encontradas bajo la colina de los Pontífices, a menos de tres kilómetros del templo. Allí reposan los “Sabios entre los Sabios”, los Bienaventurados que poseyeron el “conocimiento de la voluntad divina”. Uno de ellos impartía enseñanzas bajo un “Maestro” de la II dinastía, en el IV milenio a.C. Un escriba Real, señala que el templo fue reconstruido por su señor (la 3ª reconstrucción), siguiendo los planos encontrados en los cimientos originales, escritos sobre rollos de cuero de gacela por los “Seguidores de Horus”. Es decir, por los propios Primogénitos, mucho antes de que el primer Rey de la I Dinastía ocupara el trono. Fueron, por tanto, estos descendientes directos, quienes transmitieron la Ley Divina, cuyas “Combinaciones-Matemáticas” permitirían a los hombres regirse por sí mismos según cánones de Justicia y de Bondad.

Según muchas pruebas e indicios, habría que retroceder 25.000 años (época en la que Ahâ-Men-Ptah existía como un continente de clima templado, vegetación exuberante, numerosas especies de una fauna hoy ya extinguida en su mayor parte, y en el que la especie humana habitaba pacíficamente en auténticas ciudades edificadas), para comprender muchos escritos que aparecen en Dendera.

El día que la Atlántida desapareció sobre la aguas, el 27 de julio de 9792 a. C., Orión, Venus y otros planetas y estrellas ocuparon “posiciones codificadas”. Los OSIRIS, dueño de las dos tierrassumos sacerdotes que escaparon del cataclismo se llevaron consigo los conocimientos y los guardaron en el laberinto (Círculo de Oro) en Egipto, donde fue trazado un plan maestro para avisar a la humanidad sobre el cataclismo siguiente. Esta asombrosa historia debe ser conocida por todos porque, en el año 2012, las estrellas ocuparon exactamente en la misma posición que ocuparon el año en que la Atlántida fue sumergida.

La historia de Osiris comienza en el año 10000 a. n.e.

L’An-Nu, sumo sacerdote de Aha-Men-Ptah, reunió su consejo. Tenía alarmantes noticias, gracias a “cálculos matemáticos de configuraciones estelares”, estaba en condiciones de calcular la fecha del fin del mundo. Se basaba en los acontecimientos del cataclismo anterior ocurrido el día 21 de febrero del año 21312 a. C., cuando la Atlántida fue parcialmente destruida (la Tierra giró 72 grados en el zodíaco). Su mensaje fue duro y doloroso. No hay duda de que debemos organizar un éxodo de nuestro pueblo hacia otras regiones. No me baso en las Sagradas Escrituras, sino en combinaciones matemáticas que pueden ser comprendidas por cualquiera. Cualquier movimiento de las estrellas y los planetas se produce en armonía según las leyes de Dios. Sabemos con certeza que las “combinaciones matemáticas celestes” tienen influencia sobre todos los organismos de la Tierra a través de las configuraciones que representan. Los cálculos de mis predecesores y los científicos establecen una catástrofe de proporciones desconocidas; durante cataclismo anterior, el Norte de nuestro país se convirtió en un iceberg y otras partes del mundo fueron destruidas, en esta ocasión nuestro país desaparecerá por completo bajo las aguas. Uno de los miembros más anciano rebatió: no dudo de sus palabras, pero si las damos por buenas significaría la construcción de centenas de miles de barcos, sin mencionar la comida necesaria para alimentar a millones de personas, será necesario la intervención de varias generaciones.

L’An-Un, tomó la palabra. La ley celestial determina la armonía de los cielos y el movimiento matemático de la Tierra a lo largo del tiempo. Partiendo de esa base, nosotros, conocedores de los números, determinamos que la fecha exacta del cataclismo sucederá el día 27 de julio del año 9792, dentro de 208 años y será inevitable. Así, tendremos que tomar las medidas necesarias para que dentro de dos siglos todos puedan abandonar estas tierras e iniciar sus vidas en una nueva patria. Las primeras señales de lo que nos aguarda ya son visibles en el horizonte, donde el Sol está más rojo al amanecer… el Este será rojo, tan rojo como nuestra sangre, porque nuestro imperio pertenecerá a los muertos. A partir de ese día comenzaron los preparativos.

Los años transcurrieron, en 9842 a. C. nació el primer hijo del rey Geb y la reina Nut, era niño y su madre le puso el nombre de la constelación que dominaba el cielo meridional: Osiris u Orión. Estaba predestinado a ser el 589º gobernador de Aha-Men-Ptah (posteriormente, los filósofos griegos dieron a Aha-Men-Ptah el nombre de Atlántida). En 9841 a. C. nació su hermano Seth y un año más tarde sus hermanas gemelas Isis y Nepthys. Seth envidiaba a sus hermanos, pero sobre todo envidiaba a su hermano por ser el heredero del trono. Osiris e Isis siempre estaban jugando y riéndose, el rey al verles tan contentes juntos decidió que se casaran. Seth no asistió a la boda, rabioso se fue a maquinar su venganza. De la unión entre Osiris e Isis, nació Horus. Mientras Seth reunía un ejército cada vez mayor, había muchos habitantes rebeldes por las medidas restrictivas tomadas a causa del futuro cataclismo y se unían a Seth. En ese tiempo Osiris se convirtió en el nuevo gobernante a los 32 años de edad, transcurría el año 9805 e faltaban apenas trece años para el cataclismo. Osiris formó un ejército para luchar contra los rebeldes y proteger almacenes de comida y los puertos, pero a pesar de la vigilancia muchos botes almacenados habían sido destrozados y convertidos en leña. Una gran cantidad de material preparado para el éxodo fue destruido o inutilizado a causa del caos causado por Seth. Horus tenía 24 años cuando su tío Seth se incorporó al 7º Estado y ordenó la destrucción de 4000 “Mandjists”, barcos a prueba de naufragio que garantizaban la sobrevivencia de 30.000 personas. Después de esa destrucción hubo una tregua de 3 años, pero dos semanas antes del cataclismo, Seth intensificó el ataque y en la noche del 26 de julio atacó la capital por sorpresa. Los habitantes preocupados y atareados por los preparativos del éxodo, no fueron capaces de defenderse debidamente y el resultado fue desastroso. Por estar sus soldados completamente ebrios, Seth no se atrevió a enfrentarse a las tropas reales y, así sólo se salvó el palacio real de la masacre. Entonces a Seth se le ocurrió un ardid, envió a un mensajero al palacio ofreciendo su rendición. Sólo exigía para firmar su rendición, era imprescindible la presencia de Osiris.

A pesar de las advertencias de Geb, Nut e Isis, Osiris decidió ir, dejando la defensa en manos de su hijo Horus. Osiris fue escoltado por 7 hombres, mientras caminaban por las ruinas en llamas de la capital, fueron abatidos por lanzas sin apenas tiempo para reaccionar. Osiris herido fue conducido a una casa donde le aguardaba su hermano Seth en compañía de sus hombres. Seth, seguro de su triunfo miró a su hermano con desprecio y arrogancia, mientras Osiris le miraba con profunda tristeza. Seth, con una rabia irracional cogió la espada de uno de sus hombres y se la clavó en el corazón de Osiris, que murió sin que un solo sonido saliera de su boca. Envolvieron el cuerpo de Osiris en una piel de toro y lo tiraron al mar para que fuera pasto de los peces.

Nepthys que tenía el don de la videncia, vislumbró lo que había acontecido, Horus enterado de la muerte de su padre reunió a 2000 hombres y fueron hacia el lugar donde suponía estaba Seth, pero sólo encontró muerte y destrucción, pero no halló el cuerpo de su padre, liberó la capital aunque estaba totalmente destruida. Era el 27 de julio, último día de la Atlántida. Fue un ocaso irreal, sin Sol, sin cielo, sólo una bruma roja sofocante se fue extendiendo como un manto que absorbía no sólo los sonidos, sino también la luz del Sol. Entonces todos comprendieron lo inevitable, Horus comprendió también que era el fin de su país. Pensó en dar un golpe definitivo a su tío y sus tropas, pero entonces la furia celestial se hizo conocer en toda su omnipresencia, terremotos pusieron fin a la batalla no iniciada.

Geb asumió de nuevo el mando y, decidió iniciar el éxodo, dejarían todo atrás, envió a un emisario al puerto para que iniciaran las órdenes ya dadas. Miles de Mandjits estaban rigurosamente protegidos con todo el equipamiento necesario para subsistir. Fue embarcando el pueblo y después también la familia real y los sumos sacerdotes según las órdenes recibidas con antelación. En ese momento los volcanes en erupción con una fuerza incontenible empezaron a escupir lava, piedras, tierra y la bruma se volvió de nuevo espesa. Fragmentos de piedra y lava empezaron a caer sobre el puerto y los habitantes sufrieron un ataque de pánico que hizo imposible el orden en el embarque, fue el simple instinto de supervivencia el que hizo que reinara el caos. No respetaron el número de 10 personas por barco y la mayoría por exceso de peso se fueron hundiendo uno tras otro.

Mientras tanto, Nepthys e Isis buscaban el cuerpo de Osiris. Nepthys llevaba a la hermana y la conducía a través de la bruma en busca del cuerpo del hermano y marido que a causa de haberle cubierto con la piel de toro le resultaba difícil para la “vidente” descubrir donde estaba. El pánico y los miles de cadáveres complicaba la búsqueda, ¿valdría la pena continuar si en breve también morirían? Seth se preguntaba lo mismo, su ejército le abandonó, los hombres que se habían reído de la profecía se apresuraban para huir de su desobediencia a las leyes de Dios, se sentía solo y se preguntaba qué había sido de su honor y su reino perdido.

Horus dio la libertad a sus hombres y se fue en busca de su tío para vengar la muerte de su padre.

En el puerto continuaba el caos, el miedo hacía que las personas se atropellaran unos a otros, los barcos sobrecargados se hundían, los ahogados se contaban por millares, en medio de ese infierno el sumo sacerdote junto a su familia había conseguido embarcar y partieron hacia un futuro desconocido.

Seth, gracias a una ráfaga de viento que por unos segundos limpió la bruma, vio a su sobrino Horus. Lleno de odio se dirigió hacia el hijo de su hermano con intención de matarlo. Los árboles empezaron a caer, la lava destruía todo lo que tocaba, la tierra temblaba, el olor era insoportable y, Seth sucumbió al miedo, y con un pánico irracional atacó a Horus, su espada le rozó hombro, con otro golpe alcanzó la cara de su sobrino. Horus con sus manos ensangrentadas se cubrió la cara y este gesto hizo que Seth, considerándose victorioso empezara a alejarse de aquel lugar intentando escapar del torrente de lava que se aproximaba. Aunque Horus no estuviera muerto, no podría escapar de ese fuego fantasmagórico. Horus estaba a merced de los cielos, había perdido el ojo derecho y el izquierdo estaba ensangrentado. Pero ocurrió el milagro, Horus se salvó por estar sobre una roca de granito donde la lava no llegaba. Por otra parte, Nepthys divisó una pequeña bahía que tenía una higuera y sobre una rama caída estaba el cuero que envolvía el cuerpo de Osiris. Isis con sumo cuidado cogió el cuero y lo puso en un pequeño Mandjits abandonado, lo dejó al cuidado de su hermana y unos soldados y partió en busca de su hijo. Llegó a palacio y vio a Geb y Nut prestos para partir esperando noticias de su hijo y de su nieto. Viendo la determinación de Isis de buscar a su hijo, sin demora Nut y los jefes restantes se encaminaron hacia dos galeras suficientemente fuertes como para resistir los bravos mares que les aguardaban. El nuevo país necesitaría una nueva madre, señora de un nuevo cielo que, en ausencia de Osiris y Horus enseñaría a los supervivientes a vivir en su segunda patria. Su nombre sería Ath-Ka-Ptah, que significa literalmente “Segunda Alma de Dios”, nombre que los griegos transformarían fonéticamente en Ae-guy-Ptos (Egipto).

Isis no sabía dónde buscar a su hijo. Así extendió sus brazos al cielo y rezó: “O Ptah-Hotep, rey de los cielos, abre tus compuertas y detén el fuego. Salva al hijo de tu hijo. Ordena que el día del gran cataclismo no se convierta en un día de luto. Ó Ptah-Hotep, rey de la Tierra, ordena que el gran río abra todas sus reservas”

Han pasado seis mil años y esa súplica continua grabada en todas las tumbas del Valle de los Reyes de Luxor y Déndera. En los anales de los libros se lee: “La súplica de Isis fue oída y una lluvia roja cayó sobre la tierra como si la sangre de los muertos fuera esparcida sobre la tierra despedazada” en unas pocas horas la lava se había enfriado y pudo entonces Isis andar sobre las rocas endurecidas, de pronto vio el cuerpo de su hijo. Horus a su vez, pensó que estaba teniendo una alucinación al ver a su madre. Isis lavó el ojo de Horus y pudo entonces verla. Con gran sacrificio y muchas vicisitudes llegaron al barco. Horus sabía que no se salvarían quedándose en el barco, para sobrevivir tenía que escoger un destino donde pudiesen desembarcar sin peligro.

Gracias al Maestre de las Combinaciones Matemáticas Celestiales” había aprendido que la Tierra es una esfera. La observación y cálculos minuciosos de figuras geométricas formadas por los planetas y cuerpos celestes, le habían revelado una única ley universal, que conducía a este gran cataclismo. Pero la Tierra aunque destruida continuaría existiendo. De repente se dio cuenta que los Madjists ya casi no se mantenían en la superficie y preguntó a su madre ¿algo va mal, madre? No, es el nuevo día que comienza por el lado correcto. ¿Correcto? Eso es imposible, sólo sería posible si estuviéramos en la dirección equivocada. Es el Este, porque la tierra visible está en el Oeste. Todos estaban aterrorizados y el día transcurrió con el Sol saliendo por lado equivocado sin que nada aconteciera.

De pronto Osiris apareció en el cielo estrellado, había nacido como un Dios y había sido asociado a esa constelación, renacía en el cielo. La constelación de Orión, nombre con que Osiris fue designado, encontrará su imagen en la Tierra en las tres Pirámides de Gizeh. El caso es que Orión (Osiris) volvió a despertar en el cielo estrellado y se convirtió en la fuerza conductora que sustenta la religión egipcia.

Supuesta representación pictórica del continente perdido de la Atlantida (Aha-Men-Ptah)

Ahâ-Men-Ptah (la Atlántida), debió sufrir una primera devastación volcánica, que provocó el hundimiento de tierra que dio lugar el Mar del Norte. Un período de fuertes heladas fue la constante en esta zona, acumulando hielo en un casquete polar uniforme. La propia Siberia, que era entonces una región bastante templada, vio cómo desaparecía su vegetación y eran aniquilados los mastodontes que no pudieron escapar a tiempo de las heladas.

Los mamuts congelados de Siberia y Alaska presentan diversos enigmas inexplicables. Cuando se hicieron las autopsias a algunos ejemplares, se encontró en el estómago hierba recién ingerida. Esto confirma que estaban pastando en una región con un clima más cálido que el de los polos. Sin embargo, han permanecido congelados durante el período cálido del Holoceno (hace 11.500 años). La pregunta es: ¿Qué hacen unos animales de la Edad de Hielo, congelados durante el interglaciar?.

Muchos cuerpos de estos animales, fueron encontrados con evidentes signos de haber sido devorados por los lobos y habitantes de la zona, lo que demuestra que la carne estaba en perfectas condiciones y estado de conservación. El análisis de los tejidos de los mamuts, demostraron que un frío excesivo los sorprendió pastando, congelándolos al poco tiempo (en unas cuantas horas), significando la extinción de esta especie. Los mamuts son una muestra científica, que una glaciación sobrevino repentinamente en la Tierra, un cambio muy brusco que originaría grandes cataclismos.

No fue un cambio climático progresivo, sino que fue repentino, a escala global, una catástrofe donde coincidieron alteraciones climáticas que provocaron diluvios a escalas enormes en numerosos puntos del planeta, que dieron lugar a inundaciones y a una subida del nivel mar. Es decir, una consecución lógica de acontecimientos, que sepultaron bajo sus aguas muchas extensiones de tierra, y que perfectamente pudo destruir un pueblo y una civilización como la atlante.

Los eruditos de esta época, comprendían cada vez mejor los movimientos y las combinaciones celestes, así como las consecuencias metereológicas resultantes de ellos. Por este motivo, empiezan a anotar el movimiento de los planetas, del sol y la luna, sus configuraciones, así como las formas geométricas de las doce constelaciones de la elíptica ecuatorial celeste, incluso de Orión y Sirio. De aquí derivaron las repercusiones de las Combinaciones sobre la Tierra, tanto en relación al comportamiento humano, como a la evolución de la Naturaleza.

En esta escena encontrada en una de las paredes de una tumba predinástica (Nagada), se representa la huida, el día del Gran Cataclismo. La tumba es de la época del Rey Escorpión y es anterior a la Dinastía I (5.000 a.C.).

Después de este cataclismo, la vida de Ahâ-Men-Ptah se reagrupó más al sur de forma pacífica durante 5.000 años, hasta el momento que nació el primer Ahâ, el Primogénito Usir (u Osiris), engendrado por la Divinidad en Nut, inminente esposa de Geb (que fue debidamente prevenido del hecho) quien sería el penúltimo rey de aquella tierra. Geb desposó a Nut, y tras el nacimiento de Usir, la pareja tuvo tres hijos más: Usit, cuyo nombre en la rebelión posterior pasó a ser Sit (Seth en griego), y dos gemelas llamadas Nek-Bet e Iset, conocidas como Nephtys e Isis, de las cuales, la última se convirtió en la esposa de Usir (Osiris).

Usir e Iset, anunciaron que el Hijo que naciera de su unión, sería el generador de la nueva nación que surgiría de los supervivientes del Gran Cataclismo. De esta forma, nació un varón al que se le llamó Hor (Horus). Y fue poco antes de que Hor sucediese a su padre, cuando Usit atacó la capital de Ahâ-Men-Ptah con tropas rebeldes reclutadas al efecto, iniciando así el proceso de hundimiento del continente, pues al asesinar a Usir a lanzazos, la cólera de Dios se desencadenó sobre las criaturas y sobre Su creación.

Estos hechos ocurrieron en el año 9.800 a.C. aprox., fecha inequívoca gracias a la lectura e interpretación de los acontecimientos narrados en el planisferio celeste grabado en el techo de una de las salas del Templo de Hathor, más conocido con el nombre de “Zodíaco de Dendera”.

Las dimensiones de esta losa donde se ha esculpido el Zodiaco, son de 3,60 metros de largo x 2,40 metros de ancho y un grosor de 90 cm. Así que el peso de esta losa está entre las 55 y 60 toneladas. En este jeroglífico, el agua se representa con una línea quebrada (el plural de las aguas son dos líneas), con tres líneas se representa la crecida del Nilo y el diluvio con cinco líneas quebradas. Como el Zodiaco de Dendera está rodeado de ocho líneas, esto nos informa que lo ocurrido fue un Gran Diluvio o Superdiluvio, un gran cataclismo.

Charles Dupuis, erudito francés, se dedicó al estudio de la astronomía en relación con la mitología, y abogó por la unidad de los mitos astronómicos y religiosos de todas las naciones. tras el estudio del Zodíaco de Dendera, dijo:

“Todos ustedes están en un error, porque todas las constelaciones están conducidas por la de Leo, que está sobre una barca. En esa época el Sol estaba en la constelación de Leo, por tanto, es el cielo de hace 12.000 años, no 2.500″.

Esto significa que, los sabios han sabido hasta hace sólo 175 años, que el mundo existía desde hacía más de 6.000 años, pero no podían decirlo por el riesgo que corrían. La tradición estaba establecida y nadie se atrevía a cuestionarla.

El templo de Dendera, es el templo de la Dama del Cielo, y todos los fundamentos de la astronomía y astrología parten de allí, y así fue a lo largo de sus reconstrucciones posteriores, ya que actualmente la que contemplamos es la sexta reconstrucción sobre los cimientos originales, que se remontan a los arquitectos “Sucesores de Horus“, que fueron los primeros supervivientes llegados a las orillas del Nilo, tras el cataclismo atlante.

Existe un papiro del escriba del faraón Keops, en el que se precisa que, por orden de Khufu (Keops), el Templo de la Dama del Cielo de Dendera, será reconstruido por tercera vez, sobre el mismo emplazamiento y según los planos establecidos por los sucesores de Horus. Este papiro demuestra, que la Gran Pirámide ya existía desde hace mucho tiempo atrás, únicamente Keops lo que hizo, fue reconstruirla, seguramente deteriorada por la erosión del desierto y del paso del tiempo.

Dendera está situado a 60 km en la parte occidental del Nilo, al norte de Luxor. Su nombre proviene de “Tentyra”, que a su vez provenía de “Enet-te-ntr”. Las inscripciones que hay en el templo, indican que el templo original se construyó hace mucho tiempo atrás, por los “discípulos de Horus”. Durante la Dinastía XI, este templo era famoso por su biblioteca de papiros, donde posiblemente, muchos de estos papiros formaran parte posteriormente de la Biblioteca de Alejandría. Todo el templo está dedicado al firmamento. Por eso. siempre afirmo que el incendio que acabó con más del 90% de los papiros y escritos que se guardaban en la Biblioteca de Alejandría, ha sido una de las mayores pérdidas para el conocimiento de la verdadera historia, porque demostrarían que las civilizaciones son muy anteriores a lo que nos dicen, y los conocimientos que tenían eran asombrosos.

Este es el Templo de Hathor (Dendera), donde se encontró el Zodiaco.

El matemático y astrónomo austriaco Otto Neugebauer, dijo: “un amplio conocimiento de la precesión, no es compatible con una descripción no matemática de la astronomía. Los egipcios expresaron en términos alegóricos los conceptos astronómicos. La paradoja es que acertaron plenamente. Y no poseían los instrumentos apropiados, así que ¿de dónde les vino tal conocimiento?”. Si las alineaciones astronómicas y el estudio de los ciclos precesionales eran anacrónicos para griegos y romanos, ¿cómo es posible que los egipcios del Imperio Antiguo ya lo conocieran?

En el interior del templo, existe una imagen de los dioses atlantes, subiendo en procesión por una escalera que conduce a la terraza del templo. Se puede ver como una escalera es de subida, y otra simétrica es de bajada. Los sacerdotes que suben la escalera, llevan ofrendas y un objeto rectangular repleto de serpientes cobra (símbolo de energía en Egipto). En la escalera descendente, los sacerdotes ya no portan las ofrendas, pero sí el objeto rectangular, con la diferencia que las serpientes han desaparecido. ¿Qué sucedía en la terraza del templo?. ¿Para quién/es eran las ofrendas y qué sucedió con la energía que portaba el objeto?.

Analizando la terraza del templo, se observa que en su superficie se distribuyen unos orificios dispuestos en líneas. Sobre estas líneas se volcaban metales derretidos, ya que aparecieron restos de plomo, cobre y zinc. Es decir, la superficie plana del templo hacía las funciones de una placa metálica, electrónica, incluso pudiendo producir efectos de electrolisis (no descubierto hasta 1.831 por Faraday). ¿Para qué utilizaban la electricidad que producían?. Ese objeto rectangular, y el poder que emanaba de él, ¿no es una descripción exacta del Arca de la Alianza?.

Si nos parece extraño que hubiera energía, electricidad, otro hallazgo en Dendera confirma que no sólo la conocían, sino que la controlaban y manejaban perfectamente. Existen relieves donde aparece una lámpara, con su filamento, que iluminaba las estancias y las oscuras salas del templo (para saber más sobre la lámpara http://jorgepalazon.wordpress.com/2012/01/23/ooparts-parte-i/)

El Zodíaco de Dendera revela un patrón de la experiencia de la humanidad hace 26.000 años. Dendera demuestra el conocimiento iniciado del ciclo completo de 26.000 años del calendario astronómico (precesión), incluyendo la hora del punto de comienzo o la hora cero del ciclo completo. Tal precisión no es posible, sin el conocimiento de la dirección hacia el centro galáctico y la alineación precesional con el centro. El calendario maya, también consta de un ciclo de 26.000 años.

El zodiaco muestra el marco general de todas las Edades del Mundo, con especial referencia a la época actual, y los dos siglos venideros, y codifica secretos de un antiguo culto de biología sagrada, trayendo un mensaje profético para la Era de la biotecnología, en la cual la humanidad aspira a superar a la naturaleza y manipular la vida. Poder descodificar toda su simbología y significado, nos puede enseñar cómo vivir en el presente con más sabiduría.

Si extraemos la parte del zodiaco correspondiente al eje E (el 5º eje), y establecemos una línea que va desde la espiga (la estrella en la mano de la virgen (virgo) pasando por la pata del chacal, hasta llegar al altar con cabeza de carnero, se refleja el tiempo de precesión (diseño interno) y los procesos biológicos en el marco del ciclo lunar (diseño externo). La línea atraviesa la Constelación de Piscis (los peces), mostrando la alineación del equinoccio de primavera al final del Kalpa (nombre que recibe el ciclo de 26.000 años).

Un ángulo recto desde la pata del chacal del eje E, apunta exactamente al arquero (Sagitario), y la ubicación del centro de la galaxia cerca de la punta de la flecha del arquero.

Esto demuestra que no es casualidad, que no es coincidencia y que existe un conocimiento increíble del universo, ya que sabían de la existencia de 13 constelaciones (la 13ª es conocida como Ofiuco), y que el punto exterior es el centro de la galaxia, ubicada en la punta de la flecha del arquero. Los calendarios maya, azteca e hindú, también sabían de este calendario y su ciclo de 26.000 años, siendo el de Dendera el zodiaco del que nacieron los demás.

¿Cómo podían saber que el centro de nuestra galaxia, se encontraba entre las Constelaciones de Sagitario y Escorpio, y que en esa zona se encontraba la 13ª constelación llamada Ofiuco?. El zodiaco de Dendera esconde enormes secretos, que están esperando ser desvelados.

Del 4.300 a.C. hasta el 2.150 a.C. fue la Era de Tauro (el toro). Del 2.150 a.C. hasta el 1 a.C. fue la Era de Aries (el carnero). Del 1 d.C. a nuestros días, estamos en la Era de Piscis (los peces). Virgo es llamada la “casa del pan“, y la representación de virgo es una virgen con un haz de trigo. La ciudad donde nació Jesús, se traduce literalmente como “Casa del Pan”. Beth Lehem (Belén) es la casa del pan. Por lo tanto, Belén hace referencia a la constelación de virgo, un lugar en el cielo, no en la tierra. Es un esfuerzo de nuestros ancestros de acercar el cielo, el firmamento, a la Tierra. Un intento de acercar a los dioses y hacerlos terrenales. Esto demuestra que las actuales religiones están extraídas de los conocimientos ancestrales de los cielos.

Este dibujo aparece en los principales templos egipcios, y narra la escena principal del Gran Cataclismo, origen del hundimiento de Ahâ-Men-Ptah, el Edén desaparecido. La triada divina estaba a la cabeza de los evadidos, que se han convertido en supervivientes de la Atlántida, originando gracias a Hor(Horus) una dinastía de faraones o hijos de Dios.

Se ve a Nut (la reina virgen, madre de Osiris), que ha enviado a la Tierra al primogénito de Dios. Nut es la figura central con el cuerpo constelado de estrellas (ya que se la identifica con la Vía Láctea), formando un puente entre oriente y occidente. Desde el oeste (lugar donde tuvo lugar la catástrofe de la Atlántida), el mar ha sumergido toda la tierra de esta isla-continente, y sobre su superficie sólo quedan los Mandjit (embarcaciones).

En la embarcación de la izquierda (ascendente), se encuentra Osiris con la cabeza vendada. La mitad trasera de un león (informando que el cataclismo sobrevino durante la Constelación de Leo, motivo por el cual, la esfinge tiene cuerpo de león, demostrando que fue construida hace 11.500 años), está apoyada sobre las vendas, representando el caos y el desorden. Al lado de Osiris está su hijo Horus, representado por el halcón y portador del sol, ya que de su supervivencia depende el renacimiento de su pueblo. También está malherido, la Cruz Ansada (Anj), está ensangrentada, lo cual no sucede de la misma manera con la que lleva Isis (madre de Horus). Isis lleva sobre su cabeza el alma de los supervivientes, simbolizada por una pluma verde de avestruz. La embarcación de la derecha, ha logrado superar las adversidades y llegar a oriente (Ta mana), el lugar del ocaso.

Este mandjit fue encontrado en una fosa a los pies de la Gran Pirámide.

¿Por qué estaban malheridos y al borde de la muerte?. Nut se vio arrastrada por los incontrolables elementos. Una enorme explosión sacudió a los atlantes, sumergiéndolos en el caos, e hizo que Nut se viera arrastrada por los acontecimientos. En cuanto se dio cuenta del desastre que sobrevino, dudaba que Horus estuviera con vida, pero Isis no quería abandonar la búsqueda, así que decidieron buscarle. Cuando el aire se limpió y se pudo ver con claridad, estando lejos de la actividad volcánica y por fin reinó algo de silencio, Isis extendió sus brazos hacia el cielo y rezó:

-”¡Oh, Ptah-Hotep, rey de los cielos, abre tus esclusas y detén el fuego; salva al hijo de tu hijo! Ordena que este día del gran cataclismo no se convierta en el día del gran luto. Oh, Ptah-Hotep, rey de la tierra, ordena que el gran arroyo abra todas sus reservas!”-

Esta súplica aparece cincelada en todas las tumbas del Valle de los Reyes (Luxor), y también en Dendera. La leyenda cuenta que sus plegarias fueron escuchadas y una lluvia rojiza cayó. Pasadas unas horas, la lava se enfrió e Isis pudo caminar por ella, encontrando el cuerpo de Horus. Esto ocurrió, según Slosman, el 27 de julio del 9.792 a.C, gracias a la lectura e interpretación de los acontecimientos narrados en el planisferio celeste del Zodiaco de Dendera.

Este es un extracto del Libro de los Muertos, en el que se narra la epopeya de los supervivientes y la resurrección de Osiris.

Fue a Ta Mana donde llegaron en diferentes grupos los supervivientes del Gran Cataclismo. En un grupo se encontraban Nut, Nek-Bet y su esposo el An-Nu(Pontífice), con el cadáver de Usir envuelto en una piel de toro. En otro grupo se encontraba Isis junto a Horus gravemente herido (tenía una rodilla rota y había perdido un ojo). En un tercer grupo de supervivientes se encontraba Usit.

NOTA: Recordar de episodios anteriores, que Zecharia Sitchin afirmaba que losAnunnaki fueron lo primeros pobladores, los dioses que provenían de otros mundos. Aquí encontramos como el sumo Pontífice, se llamaba “An-Nu”, y Anunnaki significa “los de sangre real”.

Osiris, resucitó a fin de poder completar la instrucción de Horus, y declararlo su sucesor y único heredero legítimo, primer Ahâ de los supervivientes del hundimiento de Ahâ-Men-Ptah. A partir de este momento, a Horus (Hor) se le conocerá como “Hor el Puro”, es decir “Hor-Ro“, para indicar la pureza de su alma (de aquí deriva la palabra “oro” como metal de gran pureza, valor y resistencia).

Una vez todos los supervivientes se instalaron en estas tierras, se crearon dos grupos bien diferenciados, los “seguidores de Horus”, y los rebeldes de Seth (hermano de Horus). Estos dos clanes estarían enfrentados durante milenios, donde Horus simbolizaba el bien y Seth el mal.

Pruebas científicas de que sucedió una glaciación devastadora, que dio lugar a grandes diluvios, inundaciones, erupciones volcánicas, subida del nivel del mar… que provocó la destrucción de una tierra donde vivía una civilización avanzada, donde algunos consiguieron escapar del caos. Unos llegaron a tierras americanas, otros a tierras africanas. Éstos se establecieron en Egipto, donde construyeron los monumentos que ahora conocemos, la Gran Pirámide, la esfinge y diferentes templos. En estos templos, dejaron plasmados en pinturas, jeroglíficos y bajorrelieves lo ocurrido, creando un zodíaco enigmático donde se refleja el avanzado conocimiento de los astros que tenían. El pueblo egipcio tenía constancia de que otros atlantes se establecieron en otros lugares, por eso decidieron crear misiones de búsqueda. Esos otros atlantes, establecidos en América, son los creadores de las civilizaciones maya, azteca… donde aparecen calendarios idénticos al de Dendera, pirámides idénticas a las de Egipto, con los mismos procesos de construcción y perfección, donde todas esas civilizaciones eran capaces de transportar ingentes cantidades de bloques de piedra de varias toneladas, donde adoraban a los mismos dioses, donde sus historias, mitos y leyendas son idénticas, y los paralelismos no son nada casuales, donde orientaron sus edificios a las mismas estrellas y constelaciones, y donde cada vez son más los científicos que afirman que estas civilizaciones son mucho más antiguas de lo que los libros dicen.

Hay muchos indicios que demuestran que sí existió una civilización atlante, que por causas de fuerza mayor emigraron y se desperdigaron por el planeta, dando origen a las civilizaciones que hoy conocemos y son todo un misterio.

Los supervivientes decidieron celebrar una nueva alianza con el Creador, agradeciéndole salvar sus vidas y le pidieron perdón por sus faltas. A fin de lograr la paz eterna en la Tierra, escribieron todo lo ocurrido para crear lazos y que nunca olvidaran lo ocurrido las siguientes generaciones. Gracias a esto, se puede rastrear y estudiar su éxodo. Cuando arribaron en las costas de Marruecos, siguieron una ruta delineada hacia Egipto, en una travesía que duró muchísimo tiempo, permaneciendo siempre en el mismo grado de latitud. Esto lo hicieron los seguidores de Horus y también los rebeldes de Seth.

Aquí todo tiene sentido, todos los datos y pruebas cuadran, no existen eslabones perdidos ni se entierran aquellos datos o pruebas que no coinciden de forma cronológica con los hechos, como se ha demostrado hacen los arqueólogos y egiptólogos, como denunciaron Cremo y Thompson.

El Diluvio Universal que provocó un gran cataclismo global, y que narran todas las civilizaciones y religiones del mundo, no fue un mito. Que este cataclismo de proporciones épicas devastó una civilización existente, no es un mito. Si entendemos por mito, un relato que narra acontecimientos asombrosos, lo que nos cuentan los libros de texto, la mayoría de los arqueólogos y egiptólogos, cómo se edificaron estas civilizaciones hace tan sólo 4.000/5.000 años, intentado encajar los datos como un puzzle que no tiene sentido, sí que estamos ante un mito, ante un cuento fantástico que nos han inculcado, que no tiene sentido, que se contradice constantemente, y donde cada vez más, científicos y expertos muestran sus conclusiones sin miedo, denunciando que los datos son erróneos y que hay que reescribir todo nuevamente, para contar la verdad.

Nueva hipótesis geológica explica la continua habitabilidad de la Tierra

Los ciclos geológicos actúan de control climático, liberando y absorbiendo el dióxido de carbono atmosférico en un equilibrio que ayuda a mantener el planeta ni demasiado caliente ni demasiado frío.

Cordillera andina

Los investigadores de la USC y la Universidad de Nanjing, en China, han documentado la evidencia que sugiere que parte de la razón de que la Tierra no sea tan sofocante como Venus ni tan frígida como Marte se encuentra en un dispositivo integrado regulador de dióxido de carbono atmosférico, los ciclos geológicos que agitan la superficie rocosa del planeta.
Los científicos saben desde hace mucho tiempo que la roca “fría”, empujada hacia la superficie a través de la formación de las montañas, actúa de manera efectiva como una especie de esponja, absorbiendo el gas CO2 de efecto invernadero. Este proceso, por sí mismo, simplemente reduciría los niveles de CO2 en la atmósfera a un punto que sumiría a la Tierra en un invierno eterno, en unos pocos millones de años, durante la formación de las grandes cadenas montañosas, como el Himalaya, que evidentemente no ha sucedido .
Mientras se ha atribuido ampliamente a los volcanes ser la fuente del dióxido de carbono, ellos solos no pueden equilibrar el exceso de absorción del dióxido de carbono por grandes cadenas montañosas. En cambio, resulta que la roca “fresca” expuesta por el levantamiento, también emite carbono a través de un proceso de meteorización química, el cual repone el dióxido de carbono atmosférico a una velocidad comparable .
“Nuestra presencia en la Tierra depende de este ciclo del carbono. Y es la razón de por qué la vida es capaz de sobrevivir”, señaló Mark Torres, autor principal de un estudio cuyos resultados aparecen en la revista Nature del 20 de marzo. Torres, becario doctoral en USC Dornsife College of Letters, y miembro del Center for Dark Energy Biosphere Investigations (C-DEBI), colaboró ​​con Joshua West, profesor de Ciencias de la Tierra en la USC Dornsife y Gaojun Li, de la Universidad de Nanjing, en China.
Mientras que el dióxido de carbono en la atmósfera producido por el hombre está actualmente impulsando cambios significativos en el clima de la Tierra, el sistema geológico ha mantenido las cosas en equilibrio durante millones de años .
“La Tierra es como un gran reciclador natural”, dijo West. Torres y West estudiaron rocas recogidas de la cordillera de los Andes en Perú, y hallaron que los procesos de meteorización que afectan a las rocas liberan mucho más carbono de lo estimado previamente; en concreto, la rápida erosión en los Andes desentierra abundante pirita, un brillante mineral conocido como el “oro de los tontos” por su apariencia engañosa, y su descomposición química produce ácidos que liberan CO2 de otros minerales, lo que les motivó a considerar las implicaciones globales de la liberación de CO2 durante la formación de las montañas.
De igual forma que muchas otras grandes cadenas montañosas, como los grandes Himalayas, los Andes comenzaron a formarse durante el periodo Cenozoico, que comenzó hace unos 60 millones de años, y coincidió con una importante perturbación del ciclo del dióxido de carbono atmosférico. Usando los registros marinos del ciclo del carbono a largo plazo, Torres, West y Li, reconstruyeron el equilibrio entre la liberación de CO2 y la absorción causada por el levantamiento de grandes cadenas montañosas, lo que hallaron fue que el CO2 liberado por la erosión de las rocas pudo haber desempeñado un papel importante, aunque hasta ahora no reconocido, en la regulación de la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera durante los últimos casi 60 millones de años.

El sistema de numeración binario – donde cada posición se escribe como un 0 o 1 – es la base de todos los sistemas informáticos modernos. En esencia, el código binario produce una representación de la realidad, sino que está detrás de las imágenes digitales que vemos en las pantallas de LCD, la música que escuchamos en los CDs, y las películas que vemos. A veces es difícil concebir que podemos reconstruir escenas de todo el mundo y llevar a cabo funciones de computación altamente avanzados utilizando sólo dos números.
Uno de los más famosos matemáticos de la 17 ª siglo, Gottfried Wilhelm Leibniz, se le atribuye la invención de este importante sistema de numeración. Aunque los habitantes de la remota isla de Mangareva utilizaban un tipo de sistema binario por sus siglos sistemas de comercio antes de Leibniz, dada su lejanía es probable que Leibniz llegó con código binario de forma independiente – Mangareva es una pequeña isla de 18 kilómetros cuadrados situado a medio camino entre Isla de Pascua y Tahití.
Entonces, ¿cómo Leibniz descubre un código que formaría la base de cualquier sistema de computación en todo el mundo? Según David Walter , escritor de la columna de "cosas raras" en The Guardian, Leibniz recibió su inspiración de un texto chino de 5.000 años de edad, conocido como el I-Ching, o Libro de las Mutaciones.
El I-Ching es uno de los más antiguos de los textos clásicos chinos y sistemas de adivinación y se cree que son anteriores a la historia escrita. Aunque el manuscrito más antiguo que se ha encontrado data del periodo de los Reinos Combatientes (475-221 aC), las cuentas tradicionales chinos afirman que sus orígenes se remontan a la 3 ª milenio antes de Cristo y se transmiten como la tradición oral. Leyenda china antigua dice que el I Ching se originó con el mítico Fu Xi, uno de los primeros gobernantes legendarios de China (2800 aC-2737 aC), con la reputación de haber tenido los 8 trigramas reveladas a él de manera sobrenatural. En la época de la legendaria Yu 2194 aC – 2149 aC, los trigramas supuestamente se habían convertido en las famosas 64 hexagramas del I-Ching.
8 TrigramasLa línea continua representa el Yang, el principio creativo, mientras que la línea abierta representa Yin, el principio receptivo. Juntos, expresan la idea de la complementariedad de los cambios. Los hexagramas combinan dos trigramas juntos. Con seis de tales líneas apiladas de abajo hacia arriba hay 64 combinaciones posibles, y así 64 hexagramas representan, cada uno con su propio significado y interpretación. Para utilizar el I-Ching, una persona utiliza o bien lanzar una moneda o tallos de milenrama para generar un hexagrama y recibir su declaración de la adivinación.
I-Ching
Walter explica que los 64 hexagramas dicen representar las situaciones arquetípicas de la vida humana: "En la filosofía del I-Ching, la realidad no es del todo real. Es algo más parecido a un sueño o una ilusión. Este sueño de la realidad surge de los binarios del Yin y el Yang, ya que desempeñan sus infinitas combinaciones. No es de extrañar entonces, desde la perspectiva del I-Ching, que nada en el sueño de la realidad se puede representar como un modelo de sus componentes binarios, de una serie de 1s y 0s, procesada por una computadora. "
Leibniz estaba tan influenciado por la filosofía arraigada en el I-Ching que él tituló su ponencia sobre la nueva aritmética: "Explicación de la aritmética binaria, que sólo utiliza los caracteres 1 y 0, con algunas observaciones sobre su utilidad, y la luz que arroja sobre las antiguas figuras chinas de Fu Xi ".
Según Walter, la intuición de Leibniz del I-Ching fue que incluso el aspecto más complejo de la realidad potencialmente podría representarse en forma binaria como 1 y 0. En su artículo Explicación de l’Arithmétique Binaire (1703) Leibniz escribió que había encontrado en los hexagramas base para reivindicar la universalidad del sistema de numeración binario. Él tomó el diseño del ejercicio combinatorio que se encuentra en los hexagramas para representar secuencias binarias, por lo que | | | | | | correspondería a la secuencia binaria 000.000 y | | | | | | sería 000001, y así sucesivamente.
Es alucinante tener en cuenta que el fundamento mismo de todos los dispositivos de computación que se utilizan actualmente tiene su raíz en el antiguo texto adivinación del I-Ching.

La Lista de los Reyes Sumerios aún desconcierta a los historiadores después de más de un siglo de investigación

sumerian-king-list.jpg

De los muchos artefactos increíbles que han sido recuperados de los sitios en Irak donde floreciente ciudades sumerias estuvo una vez, pocos han sido más interesante que la Lista del Rey Sumerio, un antiguo manuscrito grabado originalmente en la lengua sumeria, listando reyes de Sumer (antiguo sur de Irak ) de sumerios y dinastías vecinos, sus longitudes reinado supuestos, y los lugares de la realeza "oficial". Lo que hace este artefacto tan especial es el hecho de que la lista se mezcla gobernantes pre-dinásticos aparentemente míticos con los gobernantes históricos que se sabe que han existido. El primer fragmento de este texto raro y único, una tablilla cuneiforme de 4.000 años de edad, fue encontrado en el año 1900 por el académico estadounidense de origen alemán Hermann Hilprecht en el sitio de la antigua Nippur y se publicó en 1906. Desde el descubrimiento de Hilprecht, se han encontrado al menos otros 18 ejemplares de la lista del rey, la mayoría de ellos datan de la segunda mitad de la dinastía de Isin (c. 2017-1794 aC.). No hay dos de estos documentos son idénticos. Sin embargo, hay suficiente material común en todas las versiones de la lista para dejar claro que se derivan de una sola cuenta, "ideal" de la historia sumeria.
sumerian-king-list-2.jpg
Entre todos los ejemplos de la Lista de los Reyes Sumerios, el prisma de Weld-Blundell en la colección cuneiforme Ashmolean Museum de Oxford representa la versión más extensa, así como la copia más completa de la Lista de los Reyes. El 8 de pulgada de altura del prisma contiene cuatro lados con dos columnas a cada lado. Se cree que originalmente tenía un husillo de madera que va a través de su centro, de manera que pueda ser girado y leer en los cuatro lados. En él se enumeran los gobernantes de la antediluviana ("antes del diluvio") dinastías al gobernante decimocuarta de la dinastía de Isin (ca. 1763-1753 aC). La lista es de inmenso valor, ya que refleja las tradiciones muy antiguas y, al mismo tiempo, proporcionar un marco cronológico importante en relación a los diferentes períodos de la realeza en Sumeria, e incluso demuestra notables paralelismos con las cuentas en el Génesis. La antigua civilización de Sumer Sumer (a veces llamada Sumeria), es el sitio de la civilización más antigua conocida, situada en el extremo sur de la Mesopotamia entre el Tigris y el Éufrates, en la zona que más tarde se convirtió en Babilonia y es ahora el sur de Irak a partir de alrededor de Bagdad al Golfo Pérsico . Por la 3 ª milenio antes de Cristo, Sumer era el sitio de al menos doce ciudades-estado separadas: Kish , Erech , Ur , Sippar , Akshak , Larak, Nippur , Adab , Umma , Lagash , Bad-Tibira y Larsa . Cada uno de estos estados comprendían una ciudad amurallada y sus pueblos de los alrededores y de la tierra, y cada adoraban a su propia deidad, cuyo templo estaba la estructura central de la ciudad. El poder político pertenecía originalmente a los ciudadanos, pero, como la rivalidad entre las diversas ciudades-estado aumentó, cada uno adoptó la institución de la monarquía . La Lista de los Reyes Sumerios , registra que ocho reyes reinaron antes de una gran inundación. Después del diluvio, varias ciudades-estado y sus dinastías de reyes ganaron temporalmente el poder sobre los demás. Mítico pasado de Sumer La Lista de los Reyes Sumerios comienza con el origen mismo de la monarquía, que es visto como una institución divina: "la realeza había descendido del cielo". Los gobernantes de las primeras dinastías se representan como reinante períodos fantásticamente largos: Después de la realeza descendió del cielo, el reino estaba en Eridug. En Eridug, Alulim llegó a ser rey, él gobernó por 28,800 años. Alaljar gobernó por 36,000 años. 2 reyes, que gobernaron durante 64.800 años. Algunas de las reglas mencionadas en la lista de principios, tales como Etana, Lugal-banda y Gilgamesh, son figuras míticas o legendarias cuyas hazañas heroicas son sujetos de una serie de sumerios y babilónicos composiciones narrativas. La lista de nombres primeros ocho reyes con un total de 241.200 años desde el momento en que la monarquía "descendió del cielo" para el momento en que "el diluvio" se apoderó de la tierra y una vez más "la realeza fue bajado del cielo" después del Diluvio. Interpretación de los reinados largos El increíblemente larga permanencia de los primeros reyes ha provocado muchos intentos de interpretación. En un extremo está la desestimación completa de los astronómicamente grandes figuras como "completamente artificial", y la idea de que no son dignos de seria consideración. En el otro extremo, es la creencia de que los números tienen una base en la realidad y que los primeros reyes eran realmente dioses que eran capaces de vivir mucho más tiempo que los humanos. En medio de los dos extremos es la hipótesis de que las cifras representan el poder relativo, el triunfo o importancia. Por ejemplo, en el antiguo Egipto, la frase "morir edad 110" se refiere a una persona que vive la vida al máximo y que se ofreció una importante contribución a la sociedad. De la misma manera, los extremadamente largos períodos de reinado de los reyes tempranos pueden representar lo increíblemente importante que fueron percibidas como a los ojos de la gente. Esto no explica, sin embargo, por qué los períodos de tenencia más tarde cambió a plazos realistas. Relacionado con este punto de vista es la creencia de que, si bien los primeros reyes son históricamente atestiguada, esto no excluye su posible correspondencia con dirigentes históricos que más tarde fueron mitificada. Por último, algunos estudiosos han tratado de explicar las cifras a través de una investigación matemática y la interpretación (por ejemplo, Harrison, 1993). Relación con Génesis Algunos eruditos (por ejemplo, madera, 2003) han llamado la atención sobre el hecho de que existen notables similitudes entre la lista y cuentas en Génesis rey sumerio. Por ejemplo, Génesis narra la historia de "la gran inundación" y los esfuerzos de Noé para salvar a todas las especies de animales de la Tierra de la destrucción. Del mismo modo, en la Lista de los Reyes Sumerios, hay una discusión de un gran diluvio: "la inundación barrió sobre la tierra." La Lista de los Reyes Sumerios ofrece una lista de los ocho reyes (algunas versiones tienen 10), que reinó durante largos períodos de tiempo antes del diluvio, que van de 18.600 a 43.200 años. Esto es similar a Génesis 5, donde se registran las generaciones desde la Creación hasta el Diluvio. Curiosamente, entre Adán y Noé hay ocho generaciones, al igual que existen ocho reyes entre el comienzo de la realeza y de la inundación en la Lista de los Reyes Sumerios. Después del diluvio, la Lista de los Reyes registra reyes que gobernaron durante periodos mucho más cortos de tiempo. Por lo tanto, la Lista de Reyes Sumerios no sólo documenta una gran inundación en la historia temprana del hombre, pero también refleja el mismo patrón de disminución de la longevidad como se encuentra en la Biblia – los hombres tenían una vida extremadamente larga se extiende antes de la inundación y la vida mucho más corto se extiende después de la inundación (Wood, 2003). La Lista del Rey Sumerio realmente es un misterio desconcertante. ¿Por qué los sumerios combinaría gobernantes míticos con los gobernantes históricos reales en un documento? ¿Por qué hay tantas similitudes con el Génesis? ¿Por qué fueron los reyes antiguos describen como gobernante desde hace miles de años? Estas son sólo algunas de las preguntas que aún siguen sin respuesta después de más de un siglo de investigación.

UNIVERSO ANTRÓPICO

antropico.jpg

Antrópico (de anthropos, hombre en griego), es un principio que se suele enunciar como sigue:

El mundo es necesariamente como es porque hay seres humanos que se preguntan por qué es así. En cosmología el principio antrópico establece que cualquier teoría válida sobre el universo tiene que estar relacionada con la existencia del ser humano. En otras palabras: "Si en el Universo se deben verificar ciertas condiciones para nuestra existencia, dichas condiciones se verifican ya que nosotros existimos".

Stephen W. Hawking, en su libro Historia del tiempo, habla del principio antrópico :

"vemos el Universo en la forma que es porque nosotros existimos". Expone que hay dos versiones del principio antrópico: la débil y la fuerte. Sobre el tema de la formación del universo, dice que si no fuese como es (o que si no hubiese evolucionado como evolucionó) nosotros no existiríamos.

El Principio antrópico cosmológico también es el título del libro de John D. Barrow y Frank J. Tipler publicado en 1986 en el que se expone la versión más fuerte del principio antrópico la cual implicaría la aparición forzosa de vida inteligente como consecuencia cosmológica de la evolución del Universo.

El principio antrópico implica que cualquier teoría sobre la naturaleza del universo debe permitir nuestra existencia como seres humanos y entes biológicos basados en el carbono en este momento y lugar concretos del universo.

Origen

El primer uso del término principio antrópico se atribuye al físico teórico Brandon Carter quien en 1973, argumentando que la humanidad tiene un lugar especial en el Universo. Así, en su charla sobre "las innumerables coincidencias y el principio antrópico en la cosmología" Carter declara que "Aunque nuestra posición no es necesariamente céntrica, es inevitablemente privilegiada en cierto sentido."

Pero el término ya había sido utilizada antes de aquel año en varias ocasiones. En 1957 R.H. Dicke escribió: "La edad ‘actual’ del Universo no es casual sino que está condicionada por diversos factores biológicos (los cambios en los valores de las constantes fundamentales de la Física) deberían concluir con la existencia de un humano que considera el problema.".

En autores anteriores, ya se pueden encontrar formulaciones equivalentes del principio en textos como "El lugar del hombre en el Universo" de Alfred Russel Wallace, publicado en 1903 donde dice : "Un Universo tan vasto y complejo como en el que sabemos que nos rodea puede que sea absolutamente necesario… para producir un mundo tan adaptado al desarrollo de una vida que habría de culminar en la aparición del ser humano."

Los proponentes del principio antrópico sugieren que vivimos en un universo cuidadosamente ajustado, es decir, un universo que parece haber sido adaptado para permitir la existencia de la vida que conocemos. Si cualquiera de las constantes físicas básicas hubiese sido diferente, entonces la vida tal como la conocemos no habría sido posible. En este sentido, se han escrito diversos artículos que indican que este principio podría explicar la necesidad de diversas constantes físicas tales como la constante de estructura fina (es la constante física fundamental que caracteriza la fuerza de la interacción electromagnética. Es una cantidad sin dimensiones, por lo que su valor numérico es independiente del sistema de unidades usado), el número de dimensiones del Universo y la constante cosmológica (Enrelatividad general fue propuesta por Einstein como una modificación de su ecuación original del campo gravitatorio para conseguir una solución de universo estático.Sin embargo, el descubrimiento de la aceleración cósmica en los 90 ha renovado el interés en la constante cosmológica).

Existen tres versiones principales del principio antrópico que fueron categorizadas en 1986 por los físicos Barrow y Tipler como sigue:

El principio antrópico débil (WAP) indica que "los valores observados de todas las cantidades físicas y cosmológicas no son igualmente probables, sino que están restringidos por el hecho de que existen lugares del Universo donde se ha podido desarrollar la vida basada en el carbono y el hecho de que el Universo sea suficientemente antiguo como para que esto haya ocurrido." La versión débil del principio asume que no es posible que se den otras formas de vida (por lo que ha sido tildado por algunos de chovinismo del carbono).

El principio antrópico fuerte (SAP) indica que "el Universo debe tener unas propiedades que permitan a la vida desarrollarse en algún estadio de su historia."

El principio antrópico final (FAP) indica que "un modo de procesamiento inteligente de la información debe llegar a existir en el Universo y, una vez que aparece, nunca desaparecerá".

Algunos de los filósofos de la ciencia que apoyan las afirmaciones del principio antrópico invitan a la conjetura del diseño inteligente. Pero, también hay quienes sugieren la existencia deuniversos alternativos e invocan al principio antrópico : suponiendo que algunos universos de entre todos los posibles fuesen capaces de albergar vida inteligente, algunos de los universos concretos deben haber hecho realidad esta capacidad, y el nuestro es claramente uno de ellos.

El principio antrópico cosmológico

En libro El principio antrópico cosmológico escrito por John D. Barrow el cosmólogo londinense, pretendía explicar la increíble serie de coincidencias que permiten nuestra presencia en un Universo que parece haber sido perfectamente preparado para garantizar nuestra existencia. Todo lo que existe, desde las constantes energéticas concretas del electrón hasta el preciso nivel de la fuerza nuclear fuerte parece haber sido precisamente ajustado para nuestra existencia y la existencia de otros seres vivos. La existencia de la vida basada en el carbono en este Universo es compatible con diversas variables independientes; y si alguna de estas variables independientes tuviera un valor ligeramente diferente, la vida basada en el carbono no podría existir. Así, el principio antrópico implica que en cualquier caso, que todas las variables tengan el valor correcto.

En publicaciones más recientes (2004) utilizando la función de onda básica del Universo como base para sus ecuaciones, Hawking ha concluido que el Universo puede llegar a existir sin que exista relación alguna con nada anterior a él, es decir que podría surgir de la nada. En cualquier caso, el propio Hawking se había preguntado cuestiones que parecen apuntar a preguntas básicas del principio antrópico: "¿Qué es lo que insufla el fuego en las ecuaciones y hace que describan un Universo?… ¿Porqué se molesta el Universo en existir?" (Hawking, 1988).

Razonamiento antrópico

En 2002, Nick Bostrom asume que los sistemas automuestrales son aquellos en los que "puedes pensar que tú mismo eres un observador aleatorio de una clase de referencia adecuada." Esto se expande en un modelo de razonamiento antrópico bajo la incertidumbre introducida por el hecho de no saber cuál es nuestro lugar en el Universo, o incluso quienes somos. Esta puede también ser una forma de superar los diversos límites en la percepción inherentes a los humanos que hacen las observaciones y comparten los modelos del Universo utilizando las matemáticas.

amanacer-galactico-grafico-conceptual-web.jpg?w=632

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s