31 December, 2013 23:22

Foto: EL AÑO 2014 INICIA CON LA LUNA NUEVA EN CAPRICORNIO....SUPERLUNA DE ENERO.... Mas el mensaje es “doble”, es dual. El 1 de enero es Luna Nueva en Capricornio, más el 31 de enero es también Luna Nueva en Acuario. O sea, dos Lunas Nuevas en el mes de enero. Enero inicia con Luna Nueva en el signo de Capricornio, más es digno de tomar en cuenta que el Sol se encuentra también en Capricornio. Enero cierra con Luna Nueva en Acuario y el Sol también en Acuario. Curioso, todo doble, nos habla de una tendencia hacia el equilibrio entre la Luna y el Sol, entre lo femenino y lo masculino, maravilloso, dualidad en equilibrio. La Luna Nueva representa todo aquello que es profundo, la sabiduría de lo “viejo”, de los ancestros, que nos invita a aprender del pasado para crear con sabiduría un nuevo y renovado presente. A aprender de nuestros errores, para no volver a incurrir en ellos, perfeccionando nuestro hacer, a través de la voluntad creadora. Capricornio es signo de Tierra, Acuario es signo de Aire. Y curiosamente el año nuevo en la cuenta Tolteca del tiempo es Ome Tochtli, Ome (dos) – Tochtli (conejo). Relacionando estos aspectos, son evidentes las siguientes cosas: a Capricornio se le representa frecuentemente en la cima de una montaña, por su asociación con la tierra; y al aire – viento de Acuario, lo podemos asociar con Ehecatl. Hay un sitio en México, una Montaña, la del Tepozteco, en Tepoztlan, Morelos, en donde se veneraba a Ometochtli, al Dos Conejo. Cuenta la leyenda, la cual viene de tiempos muy antiguos, que Tepoztecatl, el cual tiene muchas particularidades, fue hijos del Viento, o del Jade, nacido por ende de una Virgen. Se le liga al Tamonchan, a los preparadores de Pulque “que subieron al cielo” y se asocian a las Pléyades y a la vía Láctea. Son muchos y diversos los mitos que acompañan al héroe Tepoztecatl. Se cuenta que la montaña del Tepozteco “guarda un tesoro”, en donde la turquesa y el jade, son de suma importancia. Nuevamente nos encontramos con el lenguaje de los símbolos, que hablan de la influencia estelar, presente en los “huesos” de los ancestros, en nuestros propios huesos, y en la importancia de colaborar para preservar la vida en la naturaleza, y la propia clave de vida que reside en nuestra preciosa sangre. La Luna y el conejo, están íntimamente conectados con Meyahuel o Mayaguel, con el Pulque. Ello advierte la importancia de no dejarse atrapar por vicios de conducta, “pasiones” que dieron pauta a que la humanidad perdiese su honorable y digno camino. Es tiempo de erradicar lo malo y consolidar lo bueno, el llamado es hacia la depuración. El 2014 es un año de REVELACIONES, que así arrancará el año, incrementándose ello a partir del 12 de marzo, con el inicio del Ome Tochtli. Intuición y razón me indican que claves de la evolución, que muestran el “tesoro” de nuestros “orígenes” serán mostradas. Que algunas cuevas abrirán su “puerta” para mostrarnos cosas sorprendentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s