alunizaje 1.0

El 20 de julio de 1969 se concreta un hito en la historia de la humanidad, la misión
espacial de los EE.UU. Apolo XI coloca exitosamente los primeros hombres en la Luna.
Neil Armstrong su comandante y Edwin F. Aldrin, piloto del modulo de exploración lunar
‘Eagle’, desembarcan en el sitio previsto del llamado Mar de la Tranquilidad. Las palabras
que pronunció Armstrong en el momento de poner el primer pie en la superficie lunar
pasaron a la historia: “Un pequeño paso para un hombre, un gran salto para la
humanidad.”
  
 EFE/ Nasa / Archivo EFE / NASA / ArchivoEFE / NASA / ArchivoEFE / NASA / Neil Armstrong / ArchivoEFE / Archivo AP / NASA / Archivo
 EFE / Michael Reynolds / Archivo
El comandante Neil Armstrong y el piloto del LEM Buzz Aldrin un 20 de julio de 19069 pasaban del módulo de mando al LEM para aterrizar por vez primera en la LUNA, lo que marco esta era moderna de nuestra generacion . Completada la decimotercera órbita lunar y cuando están en la cara oculta con las comunicaciones con Houston interrumpidas, Mike Collins, piloto del Columbia, acciona el mecanismo de desconexión y el Eagle comienza a separarse de su compañero de viaje. Con unos cuantos disparos de los propulsores de posición, el Columbia se retira, permitiendo al Eagle realizar la complicada maniobra de descenso hacia la superficie lunar. Esta maniobra comienza con un encendido de quince segundos con el motor trabajando al 10%, seguido de quince segundos más al 40%. Con este encendido consiguen abandonar la órbita de la Luna e iniciar una lenta caída hacia la superficie.

El LEM sigue ahora una trayectoria de Hohmann casi perfecta y en unos cuantos minutos llegan a la vertical del lugar previsto para el alunizaje. A quince kilómetros de la superficie, control de misión indica que todo está listo para la maniobra de descenso final o PDI, consistente en activar por segunda vez el motor del LEM.

Todos los sistemas funcionan con normalidad. Neil Armstrong dispara una corta ráfaga de impulsos con los propulsores de posición para realizar un proceso que se repite en todos los encendidos hipergólicos. Los propulsores de posición son accionados para empujar el combustible hipergólico al fondo del depósito y así eliminar burbujas o bolsas de aire en un proceso llamado merma. Tres segundos después el motor principal del LEM entra en ignición y este funciona al 10% durante veintiséis segundos mientras el sistema de control automático estabiliza correctamente la nave. Después el motor del LEM despliega toda su potencia.

Alunizaje del Apolo 11 en la Luna

El ordenador trabaja ahora según su programa 63 que es el modo totalmente automático – mas simple que un celular actual del 2013. Siete minutos después de iniciada la secuencia de descenso y a una altura aproximada de seis kilómetros de la superficie, Neil Armstrong introduce en el ordenador el programa número 64. Con este programa, el empuje del motor desciende hasta un 57% y el LEM se sitúa en posición horizontal respecto a la superficie de la Luna. El sitio exacto de alunizaje, se encuentra a menos de veinte kilómetros al Oeste. Aproximadamente en esos momentos, el oficial de guiado comunica al director de vuelo que el LEM viaja a más velocidad de la programada. Este hecho podía causar el aborto del alunizaje pero el director de vuelo decide seguir con los procedimientos de alunizaje.

Debido a esto el LEM sobrepasa el lugar donde debería haber alunizado. Al parecer, el ordenador les está conduciendo hacia un gran cráter con rocas esparcidas a su alrededor que causarían serios daños al módulo si el alunizaje se produjese en esa zona. Armstrong desconecta el programa 64 e introduce el 66. Este programa de control semiautomático controla el empuje del motor pero deja en manos de la tripulación el movimiento de traslación lateral del LEM. El comandante desliza el módulo lunar en horizontal por la superficie buscando un lugar adecuado para el alunizaje mientras Aldrin le va leyendo los datos del radar y el ordenador. El LEM pierde altura gradualmente. A menos de dos metros de la superficie, una de las tres varillas sensoras que cuelgan de las patas del LEM, toca el suelo.

El Eagle recorre el último metro en una suave caída gracias a la débil gravedad lunar. El terreno ha resistido bien el peso del aparato y todos los sistemas funcionan.

Houston…aquí base Tranquilidad, el Águila ha alunizado

En Houston son las 15:17 del 20 de julio de 1969 (las 20:17:39 h UTC5 ) y en LA GRITA 16:47 hs hora de casino. El Eagle está posado sobre la superficie del satélite. En el momento del contacto el motor de descenso posee sólo unos 30 segundos de combustible restante, alunizando a 38 m de un cráter de 24 m de diámetro y varios de profundidad.

Seis horas y media después del alunizaje, los astronautas están preparados para salir del LEM. El primero en hacerlo es Armstrong, quien mientras desciende por las escaleras activa la cámara de televisión que retransmitirá imágenes a todo el mundo. Una vez hecho esto, describe a Houston lo que ve, y al pisar el suelo a las 2:56 del 21 de julio de 1969 (hora internacional UTC), dice la famosa frase: “Un pequeño paso para un hombre, un gran salto para la Humanidad”.

http://www.javipas.com/wp-content/_amstrong.jpg

Veinte minutos más tarde, Edwin Aldrin (Buzz) se reunía con Armstrong en la superficie selenita para pasar también a la historia. Todo el mundo observaba por televisión los primeros pasos del hombre en nuestro satélite natural. Irónicamente, quizás el único hombre que no vio esos primeros pasos por TV fue Michael Collins, quien orbitaba la Luna en el “Columbia” y era el ser humano más cercano a Armstrong y Aldrin en ese momento. En aquel instante era un héroe olvidado. Sin duda alguna que Collins tenía que ser un hombre de mucho temple, pues su papel era my difícil. El no solo no veía lo que acontecía en la Luna , sino que, cuando pasaba por la cara oculta de nuestro satélite natural, perdía todo contacto con la Tierra y con el Módulo Lunar. Entonces quedaba en un silencio total y absoluto.

A la hora del regreso dejan sobre la superficie lunar una placa en inglés que dice: “Aquí, unos hombres procedentes del planeta Tierra, pisaron por vez primera la Luna en julio de 1969. Vinimos en son de paz en nombre de toda la humanidad”. Luego de que los astronautas colocaron los experimentos y equipos programados sobre la superficie de la Luna , subieron de nuevo al módulo lunar. La sección de ascenso de “El Aguila” subió para acoplarse con el Columbia. El Módulo de Servicio impulsó a los astronautas hacia la Tierra luego de que la sección de ascenso de “El Aguila” fue dejada caer sobre la Luna. El día 24 de Julio amarizaron al sudoeste de Hawai. El mundo entero les dio un recibimiento apoteósico.

La NASA inició el programa Apollo (o Apolo) en Julio de 1960, este proyecto fue parte de la continuación de las misiones del proyecto Mercury. El objetivo oficial era el de sobrevolar la Luna para encontrar una zona apropiada en donde nuestros astronautas pudieran alunizar. Para 1961, el aquel entonces presidente de EEUU John F. Kennedy anunció lo que se conocería como la “carrera espacial”, que consistía en poner un hombre en la Luna antes de finalizar la década.

Esta “carrera espacial” fue muy mediática, protagonizada por estadounidenses y rusos, con un propósito en común: ser los primeros en llegar a la Luna. Sin embargo, esta “fachada” debe ser estudiada con más detalle.

Los planes de poner a un hombre en órbita y posteriormente llevarlo a nuestro satélite, comenzaron muy posiblemente en la Alemania nazi, hay que recordar que los avances científicos y tecnológicos impulsados por los nazis no solo se limitaban a armamento bélico.

A finales de la segunda guerra mundial, tanto rusos como norteamericanos se repartieron el botín alemán, más de 700 científicos fueron “reclutados” por ambas naciones, planos, documentos, armamento y un largo etc (Véase Operación Paperclip). Entre aquellos científicos estaba Wernher Von Braun, prominente ingeniero aeroespacial alemán considerado como uno de los más importantes diseñadores de cohetes del siglo XX, quien posteriormente sería la cabeza principal de la NASA y diseñador del cohete Saturno V, que llevó al hombre a la Luna con las misiones Apollo.

No sabemos de forma oficial hasta donde llegaron los Nazis en sus avances, ni de lo que encontraron los rusos y norteamericanos cuando saquearon Alemania, pero lo que si sabemos es que posteriormente inició una carrera para llegar de primeros a la Luna, y cuando digo “carrera” me refiero a que se pusieron millones de dólares a disposición del programa espacial con tal de ser los primeros. Pero ¿porqué tanto apuro? ¿qué buscaban exactamente? ¿porqué tanto rusos como norteamericanos se dirigían a la misma zona en la Luna? Y me refiero a la cara oculta de la Luna, porque la distribución de las misiones en la cara visible varían en la superficie.

Hasta nuestros días se nos ha dicho que esta carrera hacia la luna era por cuestiones patrióticas, por motivos de aventajar al enemigo y conquistar el espacio. Pero lo cierto es que todo esto surgió pocos años después de finalizar la segunda guerra mundial, pero no sabemos “oficialmente” que hay más allá, no sabemos a ciencia cierta que encontraron en Alemania, ni lo que sabían todos los científicos “reclutados” que los hiciera volcarse lo más rápido posible hacia el espacio.

Las misiones Apollo

Oficialmente las misiones Apollo fueron 17. De las que 6 de ellas alunizaron en la Luna (de la 11 a la 17 a excepción de la 13). Después de la misión 17 fueron enviados 3 cohetes pero fuera del programa Apollo y su objetivo no era la Luna, al menos esta es la versión oficial; el objetivo fue enviar tripulantes a la estación espacial Skylab.

Los Apollo 2, 3, 4, 5 y 6 fueron usados para “pulir” detalles en los cohetes del Saturno V, que fue construido por Boeing, North American Aviation, Douglas Aircraft Aviation e IBM. El objetivo de los Apollo 7 (11 de octubre de 1968) y 9 (3 de marzo de 1969) fue llevar tripulantes fuera de la atmósfera terrestre y permanecer en órbita con diferentes tareas como comprobación de equipos y comunicaciones.

El Apollo 8 sería el primer vuelo tripulado capaz de escapar de la atracción gravitacional de la Tierra, orbitar gravitacionalmente nuestro satélite, escapar de dicha fuerza y reentrar a nuestro planeta sin ningún tipo de problemas. La misión duró 3 días en llegar a la Luna, orbitó en ésta por 20 horas y fue realizada por Frank Borman, Jim Lovell y Bill Anders el 21 de diciembre de 1968.

El Apollo 10 no solo orbitó la Luna, también logró situarse en una órbita lunar elíptica cuyo perilunio quedó situado aproximadamente a unos 10 kilómetros de la superficie de nuestro satélite en 31 órbitas. Esta misión se llevó a cabo el 18 de mayo de 1969. Esta misión tiene sus misterios. Se dice que el cosmonauta ruso Yurin Gagarin seguido por el estadounidense Alan Shepard, vieron en la luna un extraño objeto al que llamaron “Monolito”. En el clásico de Kubrick “2001: Una odisea en el espacio“, se hace referencia a este extraño artefacto con propiedades desconocidas; es más que evidente que Kubrick está hablando del “Monolito” encontrado por los astronautas.

El Apollo 11 ya es historia conocida, en ella estaban Neil A. Armstrog, Edwin E. Aldrin y Michael Collins un 16 de julio de 1969. El 21 de Julio Armstrog pondría un pie en la Luna, al sur del Mar de la Tranquilidad. Pero Armstrog no solo sería recordado por sus célebres palabras (“Un paso pequeño para el hombre, un gran salto para la humanidad“) sino que muchos años después saldría a la luz pública parte de las grabaciones de aquel día, grabaciones que permanecieron en secreto.

El Apollo 12 también alunizó en nuestro satélite el 14 de noviembre de 1969. Parte de su tarea fue recoger partes de la Surveyor 3 para su estudio.

El Apollo 13 ya es muy conocida por la película del mismo nombre. El 11 de abril de 1970 James A. Lovell, John L. Swigert y Fred W. Haise partían rumbo a la Luna, pero por falla técnicas (una explosión e un tanque de oxígeno causó problemas de temperaturas, agua potable y el exceso de dióxido de carbono) tuvieron que regresar.

El 31 de enero de 1971 el Apollo 14 recogió 43 kilos de rocas y polvo lunar para su posterior análisis. Curiosamente mucho de este material recogido nunca fue analizado, al menos no se dieron resultados públicamente. Edgar Mitchell fue parte de esta misión, Mitchell viajó a bordo del Apollo 14 junto con el comandante Alan Shepard y tiene el récord por ser el hombre que más ha caminado por la superficie lunar, durante nueve horas y 17 minutos. Hoy con 77 años, Mitchell denunció públicamente que la tierra ha sido visitada por seres de otros mundos por lo menos en los últimos 60 años. Gordon Cooper, que participó en los años 60 en el programa Gemini de la NASA, también era un firme creyente en los extraterrestres, y declaró haber tenido varios contactos con ellos.

El Apollo 15 inició su viaje el 26 de julio de 1971 para luego permanecer 14 días en nuestro satélite. En esta misión se usó un vehículo que le permitió a los astronautas (David R. Scott, James B. Irwin y Alfred M. Worden) desplazarse por la superficie lunar de forma mucho más práctica.

El Apollo 16 fue lanzado el 16 de abril de 1972. Parte de su tarea consistió en reunir 98 kg de material. En esta misión también se presentaron algunos pequeños accidentes.

El 7 de diciembre de 1972 fue lanzado al espacio el último vuelo tripulado hacia la luna, el Apollo 17. Sus tripulantes fueron Eugene A. Cernan, Harrison H. Schmitt y Ronald B. Evans. En esta misión dejaron una gran cantidad de material científico en nuestro satélite para realizar mediciones tanto en la superficie como el efecto gravitatorio que ejerce nuestro planeta sobre el. El módulo de servicio, portaba una sonda que poseía un radar de baja frecuencia que podía profundizar hasta los 1.300 metros dentro de la corteza.

Tanto el Apollo 15 y posteriormente el 17 lograron fotografiar una nave de proporciones gigantescas. La Universities Space Research Association (USRA) publicó una imagen original en donde se aprecia la nave ligeramente hundida en un cráter lunar. Hace poco publicamos aquí un artículo hablando de esto: Moon Rising: Los secretos de la Luna develados. En la página Web de la NASA se pueden apreciar las imágenes que fueron tomadas.

La historia del Apollo 19 y 20 es una de esas que hay que coger con pinzas y mirarla en detalle con lupa, resulta difícil saber hasta que punto es verídica. Oficialmente es negada (era de esperar) pero hay testimonios de astronautas y personal retirado del ejército, fotografías y grabaciones de video.

Posiblemente el testimonio de mayor peso en relación a las misiones Apollo 19 y 20 lo tenga William Rutledge, hoy en día retirado y viviendo en Rwanda, África. Rutledge fue astronauta, el afirma haber trabajado en al menos dos misiones a la Luna, incluyendo el fracaso del Apolo 19 y el Apolo 20, que fue lanzado clandestinamente en agosto del 1976 desde la Base Vandenberg de la Fuerza Aérea de EE.UU. Según Rutledge, ambas fueron misiones conjuntas y “clasificadas” como resultado de la colaboración entre los gobiernos de EE.UU. y la Unión Soviética, por lo que no aparecen en ninguna lista de misiones oficiales de la NASA.

Aparte de William Rutledge, la misión contaba con Leona Snyder, ex CSP de los laboratorios Bell/NASA, y Alexei Leonov, el cosmonauta soviético del “Apollo-Soyouz”.

De acuerdo a la información de Rutledge, la tarea del Apollo 19 y posteriormente el 20, era investigar la zona de impacto de la nave que se mencionó anteriormente. El “objeto” se encontró en la cara oculta de la luna, en la región Izsak D, al sureste del cráter Delporte. El “Station 1″ o primer lugar de aterrizaje del Apollo 20 en la Luna fue “The city” (La ciudadela); el “Station 2″ fue “The ship” (La nave). Cuando se menciona “La ciudadela” es porque ese fue el nombre que le dieron a lo que supuestamente son las ruinas de ciudad en la Luna.

El astronauta norteamericano recuenta que ellos lograron alunizar muy cerca de la gigantesca nave y que entraron en ella. “Ciertos artefactos fueron descubiertos y recuperados, entre ellos dos cuerpos que presuntamente eran los ‘cosmonautas’ – uno se encontraba en excelentes condiciones y era de sexo femenino. El segundo cuerpo estaba demasiado deteriorado y sólo la cabeza fue recuperada“. Rutledge dice que la mujer fue apodada “Mona Lisa”.

Algunas partes del cuerpo se encontraban en condiciones inusuales de preservación, (como el pelo) y la piel estaba protegida por una delgada capa transparente. Como dijimos al control de la misión, por su condición, no parecía estar ni muerta ni viva. No teníamos entrenamiento médico, por supuesto, pero Leonov y yo realizamos una prueba fijando nuestro equipo biomédico en el cuerpo de la mujer, pero para sorpresa de todos, la telemetría recibida y verificada por uno de los médicos del equipo del control de la misión en la Tierra fue positiva. Aparentemente se encontraba en un profundo estado de hibernación o animación suspendida. Pero esa es otra historia

También encontramos un segundo cuerpo, prácticamente destruido, pero trajimos de vuelta la cabeza. La piel era de color azul-gris, azul pastel. La piel tenía algunos detalles extraños por encima de los ojos y la parte delantera, además tenía una correa alrededor de la cabeza, sin ninguna inscripción. El ‘cockpit” de la nave nodriza estaba lleno de escrituras y estaba formado por largos tubos semi hexagonales.”

También entramos en otra nave triangular que se encontraba dentro de la gran nave. La exploración determinó que se trataba de una nave nodriza muy antigua, que navegó el espacio hace por lo menos 1.5 millones de años” Agrega Rutledge.

El cuerpo, la ciudad y la nave tenían un aspecto muy antiguo, las estimaciones (1500 millones de años) fueron hechas basándose en la cantidad de polvo lunar que lo recubría y en los impactos de meteorito de su fuselaje. También según Rutledge, esta nave ya había sido explorada antes de que la primera expedición humana alcanzara esta zona lunar.

Rutledge continua con sus afirmaciones: “Habían muchas señales de biología en su interior, encontramos vestigios de antiquísima vegetación en una especie de “motor” en la sección donde estaban. También encontramos rocas especiales triangulares que emitían “lágrimas” de un líquido amarillo que aparentemente tienen algunas propiedades medicinales especiales y por supuesto, restos de otras criaturas extra solares”.

En el siguiente video se pueden apreciar las fotografías tomadas por el Apollo 15, que posteriormente publicó la NASA. William Rutledge expresó que estas imágenes fueron el motivo de que existieran las misiones Apolo 19 y 20.

Aparte de la gigantesca nave, pudieron dar con algunas estructuras subterráneas, aparentemente alguna clase de “base”. Al parecer, también en el año 69 un científico ruso de nombre Lev Mohilin atravesó con su hijo la frontera de Turquía para refugiarse en Francia. Posteriormente daría unas declaraciones diciendo que el 5 de junio de 1968 Rusia lanzó desde la base de los Urales una nave tripulada de nombre Marx I, sus tripulantes eran Ilya y Eugini; su destino: el lado oscuro de la luna. De acuerdo a las polémicas declaraciones, dicen haber encontrado restos de construcciones de lo que fue quizás una civilización antigua.

Moon Rising (o Luna Creciente) es un gran documental que investiga y revela secretos increíbles de la NASA y de los varios viajes que se han realizado hacia la luna. Cuenta con testimonios de astronautas y personal retirado de companías espaciales y la estelar dirección de José Escamilla.

¿Te has preguntado porqué todas las fotos que toman los satélites y telescopios de diferentes partes del Universo y de los planetas son muy coloridas pero las de la Luna siempre son en blanco y negro?
¿Te has preguntado porqué en fotos de la Luna los fondos siempre son negros y nunca vez las estrellas?
¿Acaso sabes lo que realmente hay en la luna? ¿Piensas aún que las misiones tripuladas hacia nuestra luna son solo para recoger piedritas?

Pues bien, en este documental se aprecia como se han elaborado las fotos que NASA quiere que veamos, tapando de forma descarada los “objetos” tanto en tierra como en la atmósfera que no quieren que veamos; así es el caso de Clementin Image Browser, en donde se puede apreciar un mapa (oficial) de la Luna con descarados parches que evitan ver lo que realmente hay.

En este documental muy bien realizado podrás ver como es realmente la Luna y de que colores está formada, notarás la diferencia. Ademas, Escamilla hace uso de su talento para “mejorar” la calidad de las fotos oficiales publicadas por NASA a lo largo de los años, el resultado final habla por si solo.

2 pensamientos en “alunizaje 1.0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s