TAO*TAQIONICO

Imagen

Los antiguos sabios chinos cuando hablaban sobre la Alquimia Interior, lo hacían en un lenguaje que para el no iniciado, resulta confuso e inteligible, por ejemplo, se utilizan  términos como: El Horno, los Calderos, los Tan-t´ien (Campos de Elixir), los Tres Tesoros, el Elíxir Dorado, el Ch´i, la Cópula del Dragón y el Tigre, el Cuervo Dorado y el Conejo de Jade, la Órbita Microcósmica, etc.

Todo este antiguo conocimiento y sabiduría sobre los procesos internos de desarrollo, hoy en día están siendo revelados, para  tener acceso a estos ancestrales secretos que conducen a la salud, la longevidad, la lucidez y plenitud de funciones en edad avanzada, incremento en la creatividad, el manejo consciente de los estados de percepción y la vivencia del “Éxtasis Curativo”.

Principios Fundamentales de la Alquimia Sexual Interior

 1.    Antes de nuestro nacimiento, éramos parte del Tao. Desprovistos de forma e “indiferenciados” del Tao, no estábamos sujetos ni al nacimiento ni a la muerte, ni al crecimiento ni a la degeneración. En semejante estado, no hay forma, ni mente, ni cuerpo, ni sentido, ni sentimiento.

 2.    Cuando coinciden las energías generadoras del padre y de la madre, cierta energía del Tao entra en el vientre de la madre para formar al feto. El feto representa una separación del Tao: ha tomado una forma y no es “indiferenciado” del Tao. Sin embargo, encerrado en el vientre de su madre, el feto aún no ha tenido contacto con el mundo material, así que su energía es aún prístina.

 3.    A medida que crece en el vientre de la madre, el feto se diferencia y desarrolla. Cuando su forma es completa, sale del cuerpo de la madre y se convierte en una entidad independiente. En su primer contacto con el mundo, su energía interior está formada por tres componentes (los Tres Tesoros): energía generativa (ching), energía vital (ch´i) y energía espiritual (shen). Cuerpo y mente empiezan a separarse.

 4.    A medida que el bebé crece y pasa de la infancia a la juventud y la edad adulta, las tres energías se van disipando. La energía generativa se escapa con el deseo sexual, la energía vital se pierde con el desarrollo de las emociones y la energía espiritual se debilita con el aumento de la actividad mental.

 5.    Las personas comunes no están conscientes de que la pérdida de sus energías es la causa de la mala salud, del envejecimiento prematuro y de la muerte.

 6.    La práctica de la Alquimia Interior principia con la toma de consciencia de que la fuga de energía es la causa de muchos problemas físicos y mentales en la vida. A través de una serie de transformaciones internas, podemos recobrar la energía que recibimos antes de nacer. Así, somos capaces de alcanzar salud y longevidad y volver al estado originario “indiferenciado” para unirnos de nuevo con el Tao.

 7.    La longevidad implica recuperar la salud y detener el proceso de envejecimiento. A su vez, la inmortalidad es dejar en libertad al espíritu para que se reúna de nuevo con el Tao cuando la “cáscara” del cuerpo muera.

 8.    En este sentido, la longevidad es un medio para la inmortalidad, y la prolongación de la vida en la esfera mortal nos da tiempo para prepararnos a dejarla de una manera adecuada. A este fenómeno le podríamos llamar “trascendencia”.

 Imagen

El Taoísmo alquímico interno es una de las opciones más rigurosas de entrenamiento espiritual, equivale a escalar un acantilado. Para seguir esta senda de formación espiritual se necesita la guía de un maestro experimentado. Sin constante retroalimentación y un programa sistemático de entrenamiento, la práctica de la Alquimia Interna puede resultar peligrosa.

Ni los maestros aceptan alumnos a la ligera, ni la búsqueda del maestro debe hacerse apresuradamente. Aunque es posible tener varios maestros, esto no es aconsejable durante los primeros estadios del entrenamiento, en estas etapas, es preferible seguir un solo programa de entrenamiento. El Maestro Mantak Chia es uno de los pilares en el mundo en la enseñanza de este fascinante arte amatorio. (Anexo curricula)

Los cultivadores de la Alquimia Interna están de acuerdo en ciertos principios generales y en los estadios de la transformación, sin embargo, difieren en las técnicas utilizadas. Estas diferencias han dado lugar a sectas y programas de formación que a veces resultan conflictivos.

 Imagen

Existen dos enfoques básicos de la Alquimia Interior: La Vereda Singular y la Vereda Emparejada.

Se le llama Vereda Singular, porque en ella, los practicantes realizan sus transformaciones alquímicas sin recurrir a la energía que les puede transmitir una pareja sexual. Aquí, la energía interior se cultiva regulando la actividad sexual y reduciendo a su mínima expresión el deseo sexual.

En la Vereda Emparejada se utilizan técnicas sexuales en pareja para llevar a cabo transformaciones alquímicas. La Alquimia Sexual ha formado parte de la Alquimia Interna Taoísta desde los tiempos de Wei-Po-yang, en el siglo II de nuestra era. Estas técnicas pretenden almacenar energía generativa para la transmutación de ching (energía generativa) en ch´i  (vital) y ésta en shen (espiritual).

Imagen

 

A los occidentales nos enseñaron a tener sexo de manera tal vez superficial, los orientales, tanto taoistas o tantristas, consideran al sexo como un encuentro sagrado.  El sexo es un acto animal, es una unión espiritual, o es la combinación de ambas?

Imagen

R. Habría que partir de que la sexología humanista en realidad estudia las “sexualidades”, ya que existen tantas maneras distintas de experimentar la sexualidad y el erotismo, como seres humanos hay en el planeta, por eso las expresiones comportamentales de la sexualidad son tan diversas, de hecho, podríamos decir que cada individuo va desarrollado a lo largo de su vida, una cierta combinación de estas expresiones que determina la manera en que se construye el propio mapa de los reflejos eróticos.

También tendríamos que definir el sentido de la palabra “animal” en este contexto de lo erótico, para algun@s puede significar un acto meramente instintivo, donde se favorece la satisfacción sexual por encima de los vínculos afectivos, para algun@s otr@s podría significar una conexión primitiva relacionada, no solo con toda la información genética en el interior de cada una de nuestras células, heredada de nuestros antepasados, sino también relacionada con esa parte instintiva, natural, ancestral, que provoca la excitación sexual por encima de los constructos sociales y razonamientos. Sin embargo, podríamos decir que por supuesto que el instinto “animal” se puede conectar con lo espiritual, de hecho, siempre han estado unidos: el sexo es el puente entre el plano físico y el plano espiritual, estemos consciente de ello o no, es a través del sexo que se atrae un alma al cuerpo de un bebé que se gesta en el útero de una mujer.

Imagen

Nuestra cultura en occidente, tiende a establecer comparaciones entre opuestos aparentes, como animal – espiritual, bueno – malo, arriba – abajo, adentro – afuera, profano – sagrado, pero en la naturaleza no existe esa distinción, lo que existe es un flujo continuo de eventos, como una sinfonía constante donde todo es y no es al mismo tiempo, donde los opuestos se tocan, el día toca a la noche y la noche al día, cuando los opuestos se tocan, se trascienden.

Muchas personas perciben la experiencia espiritual dentro de un contexto religioso, sin embargo, donde la moral rechaza lo sexual y lo considera impuro, pecaminoso o culposo, será imposible realizar la Alquimia Sexual a la que hace referencia el Tao y el Tantra Yoga, pero si la experiencia espiritual la contemplamos como toda vivencia de contacto directo entre el Ser y su Creador, de conexión con un Poder mas allá de lo humano, con el nombre que se le quiera dar, pero que es de donde surgimos todos los seres vivos, esa dimensión a la que está relacionado el útero de cada hembra en toda especie animal, entonces el erotismo, puede convertirse en una experiencia “extática”.

Los antiguos sabios chinos taoístas, conocían desde hace mas de 5,000 años la estructura energética interna para realizar la Alquimia Sexual basada en la Acupuntura y la MTC (Medicina Tradicional China). Ellos cultivaban desde la antigüedad los secretos sexuales que permiten el acceso a estados de éxtasis, donde el practicante experimenta una gran excitación sexual con experiencias multiorgásmicas, de manera que la energía sexual no sale del cuerpo ni se pierde, como es el caso de los orgasmos eyaculatorios masculinos, sino que permanece circulando por determinados canales de acupuntura, donde se mezcla con la energía de amor y compasión del corazón y si se cultiva el “Arte de la Inyaculación/Absorción Orgásmica”, entonces en vez de que las convulsiones orgásmicas tengan lugar en la próstata para eyacular, como en el caso de los hombres, o en el útero en el caso de las mujeres, éstas convulsiones orgásmicas tendrían lugar en el centro de la cabeza, estimulando las glándulas superiores, tales como la pineal, la pituitaria, la hipófisis, el hipotálamo, éste último segregará una serie de neuropéptidos, neurohormonas que en la antigüedad se conocían con el nombre en sánscrito de “Amrita”, los taoístas lo conocían como “El néctar de los dioses que conduce a la inmortalidad”, hoy en día gracias a la neurociencia, podemos conocer en qué consisten exactamente estas substancias que no solo inducen estados incrementados de consciencia sino que además ayudan a retardar el proceso de envejecimiento.
 
¿Cuanto influyen los mandatos sociales, culturales, religiosos y familiares en la manera que tenemos sexo los occidentales? Deben existir límites en una relación sexual? Cuales considera que son aquellos que debemos traspasar para tener una vida sexual mas plena?

Podríamos decir que los mandatos socioculturales en occidente para el ejercicio de la sexualidad y el erotismo son diversos, multifactoriales e incluso contradictorios en muchos casos: por un lado, están muy influenciados por los estereotipos que se promueven en los medios de comunicación masiva, donde podríamos decir que la principal fuente de información sobre temas sexuales para el grueso de la población mundial hoy en día, es la industria de la pornografía que ha alcanzado niveles de difusión global impresionante, con una enorme facilidad para accesar a ella incluso por prepúberes, donde podemos encontrar algunas expresiones comportamentales de la sexualidad que pueden resultar verdaderamente patológicas (algunas parafilias), por otro lado también podemos tener acceso a los grandes avances en el estudio científico de la sexualidad como nunca antes se había hecho en occidente, donde la sexología, que es una disciplina relativamente reciente (los primeros intentos de establecer la Sexología como disciplina fueron a principios del siglo XX), a diferencia de Asia, donde encontramos tratados clásicos de sexología que fueron escritos, según los expertos alrededor de 2,800 a. C., incluyendo una visión energética (basada en la Medicina Tradicional China) y ontológica (desde la perspectiva del Ser).

Por otro lado está la religión, que aún tiene una gran influencia en grandes grupos sociales, con su carga de culpa, pecado y miedo relacionado al placer erótico, exhibiendo en muchos casos, una doble moral, un doble discurso en especial en temas como la homosexualidad, la homofobia y la pederastría clerical que ha alcanzado niveles escandalosos en varios países, por mencionar solo algunos. Conocemos asimismo, por reportes médicos y de terapeutas sexuales, de un altísimo porcentaje de personas que experimentan diversas disfunciones sexuales que deterioran y hasta pueden aniquilar su relación de pareja, que no han sido capaces de integrar su mapa de los reflejos eróticos de una manera sana, únicamente por experimentar una dicotomía entre el placer y la culpa, asociado a sus creencias religiosas “castrantes”.

Imagen

De tal manera que todas estas influencias externas, provenientes unas del condicionamiento social y otras promovidas por un deseo de búsqueda de información sobre temas sexuales, aunadas a las orientaciones específicas de cada individuo, serán las que determinarán a final de cuentas, la manera en que se integre el mapa de los reflejos eróticos en cada uno de nosotros.

Los límites que debemos considerar, tanto en sexología humanista occidental como en la oriental, son las que conforman las tres reglas de oro:
1) Evitar hacerse daño a sí mismo
2) Que las prácticas sexuales sean consensuadas (que los participantes estén de acuerdo en la práctica o juego erótico)
3) Evitar hacer daño a terceros.

Para poder ejercer una vida sexual plena, considero que es muy importante antes que nada darse cuenta de que el ejercicio de la sexualidad y el erotismo son una parte intrínseca de nuestro desarrollo psico-sexual, que éste es tan natural y necesario como tomar agua limpia y comer sano; de que tenemos derechos sexuales y que éstos conllevan un profundo respeto hacia nuestro cuerpo y al de los demás, al tiempo de que asumimos nuestro derecho al placer sexual, libre de culpa, miedo y cualquier forma de coerción. Ya a partir de estos elementos sin duda que alcanzaríamos una mayor plenitud sexual, sin embargo, desde el punto de vista de la Sexología Trascendental Taoísta, es a partir de aquí, cuando podríamos abrirnos a la posibilidad de experimentar el placer como una experiencia espiritual y utilizar la energía sexual, la libido, como materia prima para construir un puente que une lo erótico con lo espiritual, lo “terrenal” con lo divino, cultivar los estados de éxtasis curativo, que no solo nos permiten vivenciar estados incrementados de percepción, evitar los síntomas del climaterio tanto femenino como masculino y mantener así una salud y vigor aún en edad avanzada, si es que conocemos y cultivamos la estructura interna necesaria para realizar la llamada “Alquimia Sexual Taoísta”.

 
¿Qué relación existe entre el acto sexual entre dos personas y la relación/ vinculo de amor que estas dos experimentan?

Como mencionaba anteriormente, cada individuo experimenta su sexualidad y erotismo de una manera determinada, dependiendo de la manera en que éste haya construido su mapa de los reflejos eróticos, habrá parejas que sean capaces de mezclar excitación sexual con amor incondicional y habrá otras personas que durante sus relaciones sexuales no involucran ningún aspecto afectivo, como podría ser el caso de muchas de las parejas que trabajan en la industria de la pornografía, que no pueden permitirse relacionarse emocionalmente con cada pareja sexual, además el enfoque en las relaciones sexuales en esta industria tiende a ser meramente erótico-sexual y no necesariamente erótico-sexual-afectivo y mucho menos como lo promueve el Tao: erótico-sexual-afectivo-espiritual.

Imagen

Estas energías sutiles son como substancias que se pueden mezclar o no, dependiendo de la manera en que lo experimente cada individuo, por eso utilizamos el término “alquimia sexual” para referirnos al proceso de transmutación de la energía sexual en energía emocional y ésta en energía espiritual. La experiencia erótica es muy diferente para alguien que solo se excita sin abrirse a la capacidad de amar, a alguien que se excita abriéndose al amor incondicional y diferente aún a alguien que se excita, ama intensa e incondicionalmente y además se conecta con un Poder mas allá de sí mism@, que le permite entrar en un estado de éxtasis, un estado de gracia en el que se funde con la fuente de toda creación y “desaparece de este mundo”, este es un fenómeno que le ha sucedido a algunas parejas aún sin proponérselo, cuando se logran mezclar estas tres energías primordiales, muchas reportan que “perdieron conciencia del espacio donde se encontraban”, o “como que entré en el no-tiempo y el no-espacio”, algunas personas lo han llamado estado de “black out”, porque no hay una percepción física ni corporal, sino que se entra a un estado de paz, armonía, quietud y plenitud total, que los taoístas lo asocian al estado en que nos encontrábamos en el útero de nuestra madre antes de nacer, un estado en el que no hay pensamientos como tales, no han necesidades sin cubrir, solo hay paz, armonía, plenitud y la sensación de conexión con el todo.

Imagen

¿Cuál es el rol de la mujer en una relación sexual, cual es el rol de un hombre? Es beneficioso cambiar esos roles o jugar con ellos?

Podríamos decir que en base a los estudios de género, sería importante acabar con el mito de los roles de género no solo en el ámbito social, sino también en la intimidad erótica, como el que dice que los hombres deberían tener ciertas actitudes dominantes, activas, machistas, agresivas, etc., y las mujeres actitudes pasivas, sumisas, complacientes en todo lo que el hombre solicite o demande, independientemente de si lo disfrute o no. Sabemos que es una realidad que en varios grupos sociales, estos roles se siguen ejerciendo y cuando alguien se sale de ellos, esto podría provocar en algunas personas malestar, incomodidad, ser intimidante o desconcertante, sin embargo en la intimidad erótica, todo es válido siempre y cuando se cumplan las tres reglas de oro que hemos mencionado anteriormente.

Ahora, si se quiere incrementar el menú sexual y explorar otras opciones que salgan de la rutina, siendo ésta, una de las principales causas del decaimiento de la pasión en las parejas, especialmente para aquellas que tienen varios años conviviendo juntos, sería interesante salirse no solo de los roles estereotipados e incursionar en juegos eróticos precisamente de manera lúdica, sino que desde el punto de vista del Tao, si se quisiera expandir el placer hasta que se convierta en algo mas allá del placer focalizado en los genitales, se buscaría equilibrar las energías yin y yang durante la excitación, de manera que el placer se mantenga a “fuego lento”, esto es mantener el erotismo y la excitación períodos mas largos de tiempo, esto se logra equilibrando “el fuego y el agua”, en oleadas de placer que van creciendo, hasta alcanzar estados de éxtasis, donde el placer se mezcla con espiritualidad, de eso se trata la alquimia sexual.

Imagen

¿Qué es una relación sexual sana, creativa, consciente, adulta? Como identificar cual no lo es?

Podríamos decir que una sana y adulta relación sexual sería toda aquella en la que los participantes cuentan con la educación sexual y reproductiva básica, suficiente como para ejercer su sexualidad de manera responsable y satisfactoria, libre de violencia y de toda forma de coerción, libre también de culpa, vergüenza, inhibiciones, prejuicios y tabúes, en la que se cumplen con las tres reglas de oro de la sexualidad: evitar hacerse daño a sí mismo, prácticas sexo-eróticas consensuadas y evitar hacer daño a terceros.

Una relación creativa, podría ser toda aquella relación sexual en la que se involucran juegos, situaciones y roles eróticos lúdicos, que le pueden dar una refrescante sensación de variedad, humor y novedad a la relación, esto es lo que ayudará a renovar la relación de pareja y a que se sigan produciendo ciertas neurohormonas por períodos de tiempo mayores en relación a personas que no “renueven” sus relaciones erótico-afectivas.

Imagen

¿Qué consejos le daría a la mujer y cuales al hombre para introducirse en el sexo oriental? Y que consejos le daría para ampliar sus dimensiones sexuales, para explorarse o descubrirse cada vez mas? ¿Por dónde empezar y por dónde seguir?

Lo que le podría decir a la mujer que quisiera introducirse al antiguo arte amatorio oriental, sería que para empezar tomara cabal consciencia de su naturaleza divina, ya que todas las mujeres guardan en su cuerpo, el secreto de la conexión con el origen de la vida, con la fuente de toda creación. Desde la perspectiva del Tao, su útero funge como una especie de “antena dimensional”, cuando una mujer se exalta sexualmente, se abre en su cuerpo una conexión directa con la dimensión donde se encuentran las almas antes de nacer, ese plano existencial que Platón llamaba el Topus Uranus, que podríamos traducir como “Cielo Superior”, lugar de donde llegan las almas al mundo material, en su famosa alegoría de la caverna, curiosamente los chinos llaman “El Cielo Anterior”, Xian Tian, el plano de lo no nacido aún.

Cuando una mujer, toma consciencia de que ha construído su identidad y autoestima en función de la relación que tuvo o tiene con su padre, que representa su primer contacto en este mundo con la energía yang: con lo masculino, lo solar, lo tangible, la energía expansiva, etc., y se percata de que independientemente de su historia personal, ella, por el simple hecho de ser mujer, es un ser mágico, que su cuerpo tiene una conexión con “El Cielo Anterior “, especialmente cuando está excitada sexualmente, entonces se percata de que puede ser un canal con el potencial de unir el plano físico con el plano espiritual, si es que se libera de sus creencias limitantes, condicionamiento social restrictivo y culposo, entonces se puede abrir a la posibilidad de entrar en contacto con su propio Ser, con su parte divina, y asumirse como una sacerdotisa capaz de “volar en éxtasis” y llevar en su vuelo a su pareja, cuando ésta se deja guiar en esta experiencia mística-sexual.

Para explorarse y descubrirse cada vez mas, le sugiero a la mujer que de ser posible, experimente los talleres del TAO DEL AMOR o KUNG FU SEXUAL, DESCUBRIENDO A LA DIOSA INTERIOR, etc., que lea la bibliografía relacionada a la Sexualidad Sagrada donde aprenderá una serie de ejercicios y prácticas que le permitirán no solo construir su mapa de reflejos eróticos de una manera sana, plena y espiritualizada, sino que también podrá utilizar su propia energía sexual, para mantener un perfil hormonal óptimo aún en edad avanzada, lo que hará que se retarde su proceso de envejecimiento.

Algo que vale la pena mencionar, es que por ejemplo, según investigaciones recientes sobre el orgasmo femenino, sabemos que la gran mayoría de mujeres (y muchos hombres), no conocen las tres zonas erógenas primarias femeninas (clítoris, cuello de la matriz y el punto “G”), ni el “ESE” (Estímulo Sexual Efectivo) para cada una de éstas, además la mujer tiene el potencial de obtener orgasmos simultáneos por estimulación de estas diferentes zonas erógenas primarias, si las mujeres conocieran y exploraran su propio potencial erótico en plenitud, podrían conocer estados donde el placer genital se convierte en un estado de gracia mística.

Al hombre, le recomendaría que para empezar su aproximación al descubrimiento de este arte amatorio buscara el Yin dentro del Yang, esto es, cultivar su naturaleza femenina profunda o mujer interior, a través  del desarrollo de la sensibilidad, el erotismo, la sensualidad, la intuición, la capacidad afectiva, la capacidad empática, ya que gran cantidad de hombres tienden a favorecer lo genital por encima de las necesidades eróticas de la mujer. Hay que recordar que el arte amatorio es un arte femenino, que Yang penetra a Yin, o sea, que el hombre es un invitado a un mundo ajeno y desconocido para él, por ello la mujer debe de comportarse como una anfitriona en el mundo de lo sagrado femenino, donde el verdadero placer para el hombre consiste en crear las condiciones necesarias para que esa mujer, a través del erotismo y experiencias multiorgásmicas, experimente un estado de éxtasis, donde él entra en resonancia armónica con ella y puede percibir lo que ella esta sintiendo, éste es un verdadero privilegio para el hombre mulltiorgasmico.  

Un occidental acostumbrado a tener sexo de manera occidental, tal vez acostumbrado a pensar en el orgasmo, en el fin antes que en el proceso, puede desaprender todo lo incorporado y aprender a vincularse como propone el Taoísmo? Cual considera que sería el camino si así fuese?

Por supuesto que un(a) occidental podría desaprender todo lo incorporado y decidir abrirse a otras posibilidades de experimentar su sexualidad y erotismo, como las que ofrece El Tao, de hecho así sucede, algunas personas llegan al Tao para conocer nuevos paradigmas y expandir su placer hasta que se convierta en algo mas allá de lo conocido, otr@s se acercan a esta antigua sabiduría china al intentar resolver alguna disfunción sexual, cuando éstas no son de origen biológico o psiquiátrico (enfermedades, medicamentos o drogas que afecten el funcionamiento sexual, así como ansiedad o depresión), que podrían ser eyaculación involuntaria (para no utilizar la palabra precoz), disfunción eréctil, anorgasmia, dispareunia (dolor durante las relaciones sexuales), vaginismo, trastorno de la fase lubricativa, etc., algun@s mas se acercarcan a estas enseñanzas para mejorar su relación de pareja, encontramos que el Tao nos ofrece valiosas herramientas no solo para resolver disfunciones sexuales, alcanzar mayor plenitud como individuo y en las relaciones de pareja, sino que nos permite tomar cabal consciencia de que el sexo consciente es en sí mismo un Camino de realización interior.

Imagen

¿Qué actividades, caminos, costumbres debe adoptar una persona para elevarse espiritualmente paralelamente al sexo? Es decir para acompañar la evolución espiritual o elevar el nivel de consciencia?

Las actividades y costumbres de practicantes del Tao del Amor o Kung Fu Sexual, están enfocadas al Cultivo y transformación de la energía sexual (Jing) en energía vital (Chi) y ésta en energía espiritual (Shen), los hombres cultivan el Poder Seminal y las mujeres el Poder Ovárico, por lo que están atent@s a las fugas de energía del cuerpo, como las emociones negativas (ira, rencor, celos, ansiedad, prepotencia, miedo, tristeza, preocupación, etc.) y por otro lado, la fuga de la fuerza de vida como ocurre en la eyaculación masculina y en el fenómeno de la menstruación.

Las disciplinas psicofísicas taoístas como El Tai Chi Chuan, las artes marciales internas y el Chi Kung, ayudan precisamente a cultivar el Chi y a desarrollar un Yo Observante que nos permite darnos cuenta de cómo se mueve la energía en nuestros cuerpos, ya que el movimiento de ésta, depende de la manera en que respiraramos, por eso se dice que el arte del Chi Kung es un asunto de la mente y la respiración.

Cuando uno se adentra en la práctica del Kung Fu Sexual o El Tao del Amor, se percata de que el problema real no se encuentra en las cosas que ignoramos, ya que éstas se pueden aprender con relativa facilidad, sino que el problema real radica en gran cantidad de conceptos y creencias que hemos dado por ciertas toda nuestra vida, pero que simplemente no lo son, como por ejemplo: la creencia de que lo sexual debe de estar separado de lo espiritual o de que para que el hombre tenga satisfacción sexual debe de eyacular, ya que si no lo hace, sería muy factible que se le inflamen los testículos y probablemente la próstata, lo cual sería cierto si es que la persona solo se excita y no eyacula, sin contar con la estructura interna taoísta, pero si se trata de un experimentado practicante del arte de la Inyaculación, que cuenta con la estructura interna para realizar y cultivar este arte amatorio, éste puede desarrollar la habilidad de tener orgasmos internos e implosionar la energía orgásmica en el centro de la cabeza, estimulando así las glándulas superiores y experimentando estados de éxtasis, que son estados de percepción donde la excitación sexual se convierte en una experiencia erótico-sexual-afectiva-espiritual.

Imagen

¿Considera que para satisfacer al otro, primero uno debe aprender a satisfacerse uno mismo? Así como el sexo entre dos es un rito, la masturbación también lo debe ser? Qué debe tener en cuenta un hombre para ejercitar bien ese rito? Y cual una mujer?

Podríamos empezar por preguntarnos: ¿puede alguien amar a otra persona si no se ama a sí misma? ¿puede alguien dar placer a otra persona si no se sabe dar placer a sí misma? Definitivamente antes de poder conocer el mapa de los reflejos eróticos de nuestra pareja, es necesario conocer cómo es nuestra propia respuesta sexual y especialmente en el caso de los hombres, dónde se encuentra el famoso “punto de no retorno”, que es el punto donde el hombre podría decidir si eyacula o no, esto le permitiría tener un control absoluto del impulso eyaculatorio con lo que podría formarse como un “hombre multiorgásmico”.

La palabra “masturbación” es una palabra sexofóbica, desde el momento en que se acuñó el término, llevaba ya una carga de culpa y vergüenza, por eso l@s profesionales de la sexualidad, estamos haciendo esfuerzos por substituir esa palabra por “autoerotización”, esta palabra nos permite experimentarla sin culpa, ni vergüenza, sino con el conocimiento de que esta práctica nos lleva a conocernos a nosotros mismos, a darnos cuenta de las diferentes etapas de nuestra respuesta sexual y a identificar el ESE (estímulo sexual efectivo) en las diferentes zonas erógenas primarias, especialmente importante en el caso de las mujeres y sus diferentes tipos de orgasmos.

Imagen

 

 

El Tao va un poco mas allá, al describir con precisión una práctica fundamental que llamamos: “La Autoerotización con Propósito Divino”, que consiste en un verdadero entrenamiento del hombre y la mujer multiorgásmicos, esta práctica se realiza en solitario, ya que para el arte amatorio es de vital importancia saber manejar y transformar nuestra propia energía sexual antes de aplicar estos principios en una relación de pareja, que es donde se realizan las “bodas alquimia del fuego y el agua”, los cuerpos de los amantes forman un solo ser con dos sexos, un ser “andrógino”, a imagen y semejanza de la divinidad misma, el fenómeno trascendental de donde surgen “los diez mil seres”, la fuente de toda Creación, el puente entre la materia y el espíritu.

Imagen
“Cuando el Hombre y la Mujer practican el Tao,
abrazan al Infinito, en el acto del Amor”

Curso Online: La Pareja Multiorgásmica

Textos tomados de….

http://www.taodelamor.com

Jerónimo García…Sexólogo Educador, Senior Instructor del Universal Healing Tao System del Grand Master Mantak Chia, Profesor Certificado de Chi Kung Sexual y Artes Marciales Chinas.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s