¿Cuándo volverán los “dioses” de Sumer? – la huida de los “dioses”

Es un hecho astronómicamente histórico que un 19 de mayo del 556 a.C. ocurrió un eclipse solar total. Como se muestra en un mapa del Centro de Vuelo Espacial Goddard de NASA, el eclipse fue grande e importante, visto en amplias zonas, y un aspecto único acerca de él fue que ¡la banda de oscuridad total pasó exactamente sobre la zona de Harán! Este último hecho es de tremenda importancia, más aún en aquellos fatídicos años en el mundo antiguo, porque inmediatamente  después, en 555 a.C. Nabuna’id fue proclamado rey de Babilonia, no en Babilonia, sino sorprendentemente en Harán. Fue en 556 a.C. que ocurrió la profetizada oscuridad al mediodía. Fue justo cuando volvió Nibiru; fue el profetizado DÍA DE SEÑOR. Y cuando ocurrió el retorno del planeta, ni Anu ni los demás dioses esperados se mostraron. De hecho ocurrió lo contrario: los dioses Anunnaki abandonaron la Tierra.

 

La partida de los dioses Anunnaki de la Tierra fue un verdadero drama para la Humanidad. Y  su partida no es simple especulación; está ampliamente documentada. La evidencia nos llega tanto del Próximo Oriente como de América,  y algunos de los más directos y dramáticos documentos de la partida de los antiguos dioses de la Tierra nos llegan desde Harán. El testimonio se basa en documentos serios, entre ellos los del profeta Ezequiel. Estos informes están registrados en la Biblia y fueron inscritos en columnas de piedra con textos que tratan de los sucesos milagrosos que conducen a la ascensión al trono del último rey de Babilonia. Hoy día Harán es una ciudad en Turquía oriental, a poca distancia de la frontera Siria. Está rodeada por muros de los tiempos Islámicos, que se están desmoronando, y sus habitantes viven en modestas chozas de barro.

Oldcivilizations's Blog

Ver anterior artículo de la serie: ¿Cuándo volverán los “dioses” de Sumer? – Introducción

Mientras los Profetas hebreos estaban prediciendo una época de tinieblas, los otros pueblos esperaban una época marcada por la resolución de los conflictos divinos y por unos tiempos más favorables para la humanidad. Pero tuvieron una terrible sorpresa. Anticipándose al gran evento de la nueva llegada de Nibiru, el planeta de los dioses, los sacerdotes de Nínive y Babilonia,  que observaban los cielos, empezaron a tomar nota de los fenómenos celestes y a interpretar sus augurios. Los fenómenos eran documentados con meticulosidad y los reyes eran debidamente informados. Los arqueólogos han encontrado tablillas con aquellos documentos y reportes en los restos de bibliotecas reales y templos,  con textos relativos al tema o al planeta que estaban observando.

Ver la entrada original 10.260 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s