SINCRONIZACION 2.0…. legado de los dioses

LAS PIRÁMIDES DE EGIPTO

Muy pocos terrestres tienen conocimiento del hecho de que las tres grandes pirámides, que se yerguen en el antiguo suelo del Nilo, no son otra cosa más que: Gigantescas Estructuras VRILIZANTES, aptas para condensar, catalizar y dirigir gigantescas cantidades de potencia Genético-Planetaria y Geo-Magnética. No tuvieron el fin de servir de sepulturas para los Faraones, ni se debieron al trabajo de ingentes masas de esclavos, por medio de rampas y rodillos. Fueron proyectadas por SERES DE OTROS MUNDOS y edificadas en la época Atlantídea, hace de esto unos 60.000 años aproximadamente. No fueron construidas en la forma que dicen numerosos geólogos, arqueólogos, egiptólogos, constructores y demás científicos de la Tierra, que se decantan erróneamente por la extracción de grandes moles pétreas, luego difícilmente transportadas, de una cantera situada a 800 kilómetros de Giza. En realidad, los pesados bloques fueron formados “in situ” mediante un proceso de cristalización de la arena del desierto y luego elevados a su correspondiente lugar mediante una avanzada técnica de levitación.

Toda la estructura física, de las tres pirámides, se apoya sobre un correspondiente volumen de sustancia vrílica a alto potencial de intensidad y dirigida a lo largo de una serie de Macro-Ondas, que constituyen una pirámide de CRISTAL SOLAR, con la punta orientada hacia abajo. Para que se entienda mejor, cada pirámide tiene, hundido en la arena, un volumen equivalente en masa y forma al que hay por fuera. Así, pues, cada una de las tres grandes pirámides de Egipto, está en contacto directo con un vasto templo subterráneo, en forma piramidal simétrica. Mediante una serie de robustos peldaños es posible descender hasta el VÉRTICE FINAL, donde existe un COSMO-REGENERADOR VRÍLICO, que consiste en un cristal psiquizado a muy alta carga. Dicho templo subterráneo, constituye el PODER OCULTO de la pirámide y corresponde a la más alta manifestación física de Naturaleza Solar, dejada por Ellos, los Sabios Siderales (Extraterrestres), sobre nuestro planeta.

Los tres TEMPLOS INTERNOS de las grandes pirámides están en estrecha relación entre ellos y los tres cosmorregeneradores vrílicos funcionan en fase de recíproca INTERACCIÓN, alternando las polarizaciones energéticas sobre el centro constituido por el tripolo de la pirámide truncada de CHEOPS. El poder de estos cosmorregeneradores es sobre todo el de regular (según Impulsos Superiores procedentes directamente del PROGRAMADOR situado en la ciudad subterránea de El Dorado), de determinar y de catalizar, las conversiones Energo-Bio-Vitales de la Estructura Evolucionadora Planetaria. Dicha evolución planetaria de nuestro mundo está transpolarizando las estructuras vitales desde el Plano de la TERCERA DIMENSIÓN, al de la CUARTA DIMENSIÓN (de ahí esa Luz ya fotografiada en la pirámide). Está en curso un gradual proceso de ACELERACIÓN de los RITMOS VIBRATORIOS del conjunto Biológico, en sus elementos nucleares, atómicos, moleculares, termodinámicos y magnéticos, con el fin de transportar las FORMAS FÍSICAS sobre un más Alto Nivel de EXPRESIÓN de la MATERIA.

La Evolución Genética del planeta SARAS (Tierra) está alcanzando el Máximo Nivel de Saturación Vríllico-Enzimática, para producir la necesaria SELECCIÓN Biológico-Ética apta para introducir en el nuevo RITMO, los elementos “cualitativos” de la Raza Humana, convertidos en MUDANTES GENÉTICOS… y para eliminar, por falta de INTERACCIÓN, la enmarañada masa “cuantitativa”, incapaz de un desarrollo más AMPLIO.

La relación entre las estrellas del Cinturón de Orión (Zeta, Epsilon y Delta Orionis) era evidente. Una conexión astronómica y estelar existía. Bauval encontró además características similares entre las tres estrellas del Cinturón de Orión y las tres Pirámides. Ateniéndonos a la correlación existente entre la Constelación de Orión (Celestial Handbook, Robert Burnham Jr., Dover Publications.) y la vista aérea de las Pirámides de Gizeh, el Ing. Robert Bauval insiste en la existencia de una relación de alineación astronómica entre ambas, entre la imagen del cielo y la imagen de la Tierra en Gizeh durante el año 10.500 a C. En detalle:- Las tres estrellas están alineadas en dirección sudoeste mientras cruzan el meridiano. – Las tres Pirámides están alineadas en dirección sudoeste orientados al meridión. – La estrella más alta Delta Orionis, está ligeramente desviada hacia el este de la diagonal que proyectan las otras dos estrellas. – La Pirámide del Sur, Micerinos está ligeramente separada hacia el este con respecto a la línea diagonal proyectado por las otras dos pirámides. – Delta Orionis es también mucho menos brillante que las otras dos estrellas, las cuales son de una magnitud muy similar (magn. 2.20, comparado con 1.70 y 1.79). – La Pirámide de Micerinos es también mucho más pequeña que las otras dos pirámides las cuales son de una altura muy parecida (65 metros comparado con 147 y 143 metros). – La estrella del centro, Epsilon se encuentra casi equidistante a las otras dos estrellas. – La Pirámide del medio, la de Kefrén, es casi equidistante a las otras dos pirámides.En los Textos de las Pirámides la Vía de Agua Sinuosa era visto como el homólogo celeste del Nilo. La sinuosidad del Río Nilo describe perfectamente los movimientos de la Vía Láctea con respecto a la Tierra. Más aún, la alineación sudoeste de las tres estrellas relativo al eje de la Vía Láctea cuadra con el alineamiento sudoeste de las tres Pirámides relativo al eje del Nilo. También es sorprendente que la distancia de las estrellas con respecto al eje de la Vía Láctea cuadra -en igual escala- con la distancia de las pirámides con respecto al eje del Nilo. Para Robert Bauval estos son elementos sólidos que indican una relación directa entre el Cinturón de Orión y las Pirámides de Gizeh. La posición de estas estrellas con los canales de la Gran Pirámide apuntan directamente al año 10.500 a C, la misma fecha estimada de edad para la Esfinge, en la Era del León. La relación existe, no puede negarse que hay una correlación entre la imagen del cielo y la imagen de la Tierra en Gizeh para la época del 10.500 a C, fecha dada a través del software especialmente diseñado para el movimiento de las estrellas denominado SkyGlobe.Diversos factores se interrelacionan en esa fecha para conmemorar el tiempo primigenio. En el 2.500 a C el canal Sur de la Cámara del Rey apuntaba a Zeta Orionis, la estrella más baja del Cinturón de Orión. Utilizando el software citado se comprobó que el punto bajo se alcanzó hacia el 10.500 a C cuando el Cinturón de Orión se encontraba a unos 10 grados por encima del horizonte. En el 2.500 a C el ángulo de las tres estrellas del Cinturón de Orión eran de unos 73 grados con el meridiano, sin embargo el ángulo de las tres pirámides era de 45 grados. Para el año 10.500 a C el ángulo de las estrellas de Orión eran muy próximos a los 45 grados. La relación se repetía. También en la Esfinge se comprobaba la relación de alineación astronómica. Entre sus patas existe una inscripción que dice el lugar del tiempo primigenio. La Esfinge mira al Este, lugar donde el Sol se levanta cada mañana.La estrella Zeta Orionis del Cinturón de Orión cruzó el meridiano en el 10.500 a C, lo que significa que el punto vernal (lugar que ocupa el Sol en el cielo en los equinoccios) estaba sobre el horizonte justo en el Este, en perfecta alineación con la Esfinge. Asimismo, la constelación zodiacal de Leo estaba localizado hacia el este. Sin duda alguna, la Esfinge estaba apuntando hacia el Cinturón de Orión en el año 10.500 a C cuando se encontraba en su punto más bajo en el meridiano sur en plena Era del León. Para el escritor y egiptólogo Robert Bauval todos estos datos no pueden ser atribuidos a la casualidad. Son demasiados los factores que se interrelacionan entre sí. Nos dice en La Cámara Secreta: existe y sigo convencido de que los antiguos que diseñaron Gizeh intentaron fijar una fecha para conmemorar el tiempo primigenio o la Edad de Osiris y que esta fecha fue alrededor del 10.500 a C.Hoy sabemos que todo lo que existe en la meseta de Gizeh, Pirámides y Esfinge nos describe el Universo tal y como lo vieron sus constructores. El año 10.500 a C y más atrás aún según otros estudios científicos, nos marcan el inicio de una civilización perdida que nos dejaron sus huellas a través de sus monumentos y escritos, certificando la relación estelar con el Hombre de aquellas épocas, verdaderos profesionales en Arquitectura, Astronomía y Tecnología. Protagonistas vivas, la Esfinge, las Pirámides de Kheops, Kefrén y Micerinos (o Khufu, Khafre y Menkaure) son testigos de varias civilizaciones, una perdida en la noche de los tiempos, junto a la faraónica, la griega, la romana y quizás también puedan ver la nuestra … Hoy sabemos que todo lo que existe en la meseta de Gizeh, Pirámides y Esfinge nos describe el Universo tal y como lo vieron sus constructores.

La formación de la futura ÉLITE ya está en marcha, y la energía del SOL CENTRAL en el Programador de El Dorado ya ha insertado el nuevo “circuito dimensional” en los Calibradores Vríllicos de las tres pirámides del Nilo, en conexión con otros monumentos hechos con el mismo sentido. Desde las gloriosas “nubes de fuego”, un aliento de Justicia destruirá las torres de la humana ineptitud… Y el viento equitativo de la Ley, borrará las huellas de una civilización fallada… Entonces, el glorioso cristal del Sol, resplandeciente ahora en la ciudad dorada, será nuevamente colocado sobre la cima truncada de la gran madre del Nilo… y el axial circuito de conexión, restaurará el supremo equilibrio dimensional sobre EL PLANETA SARAS.

El legado de los dioses

La Gran Pirámide parece empeñarse en mantener ocultos todos sus secretos, pero aunque los arqueólogos ortodoxos no le presten ningún valor, si existe en ella un testimonio escrito. El grabado al que nos referimos se encuentra situado en la puerta original de Keops, rodeado por el gigantesco dintel que marca la entrada al monumento. Está formado por cuatro letras que son, de izquierda a derecha, una V, un circulo partido por una línea transversal, tres rayas horizontales en paralelo, y por último, otro círculo partido por dos líneas verticales.Mucho se ha especulado sobre el autor de estos cuatro signos, y las teorías van desde que sea simplemente una broma, hasta que sea una señal de habitantes de otro planeta. Toda esta controversia no es de extrañar, ya que en Egipto no existen símbolos similares a los que podemos observar en este famoso tetragrama.
La teoría extraterrestre cuenta, en el caso de Egipto, con todo género de indicios. Simplicio dijo que los habitantes de este país conservaban observaciones astronómicas de los últimos 600.000 años. Diógenes Laercio databa la antigüedad de los cálculos astronómicos egipcios en unos 48.000 años y Marciano Capella decía que estudiaron las estrellas durante 40.000 años. Pero, por supuesto, los historiadores y egiptólogos oficiales no aceptan esto, como tampoco las cronologías que remontan las lista de sus míticos regentes predinásticos a aquella remota época.

La representación más espectacular del firmamento egipcio está en el techo de una capilla del templo de Hathor. Se trata del famoso Zodiaco circular de Dendera. El notable egiptólogo y hermetista R. A. Schwaller de Lubicz demostró que en este zodiaco se encuentran las pruebas de la antigüedad del santuario. Consiste en dos círculos de constelaciones, toscamente superpuestos, centrado uno en el Polo Norte geográfico y otro en el real, el de la eclíptica, hacia el que señalaría el eje de la Tierra si no oscilase. El diámetro del zodiaco de oriente a occidente cruza la constelación de Piscis, evidenciando que se construyó en la era regida por esta constelación, hace más o menos 2.100 años. Pero un par de jeroglíficos, en su borde, insinúan la presencia de otro eje que pasa por el comienzo de la era de Tauro, suceso ocurrido ¡más de cuarenta siglos antes!

Ello indica que los egipcios conocían la precesión de los equinoccios (movimiento de los puntos equinocciales en virtud del cual se anticipan un poco, de año en año, las épocas de los equinoccios) y que la tradición religiosa mantenida en el templo de Dendera data de ¡cuatro mil años antes de lo que hasta ahora se ha aceptado!

¿Las pirámides de Egipto fueron construidas por una civilización más antigua? No ¿Fueron construidas por seres de otras dimensiones con un propósito específico relacionado con el planeta? Sí

Para que entiendas bien el propósito de la creación de las pirámides, es importante que conozcas las razones por las que fueron creadas para posteriormente, explicarte como fueron construidas y su significado para nosotros el día de hoy.

Así como la vida humana tiene un ciclo de vida, que coincide en todos los humanos, la vida en el planeta obedece a ciclos de vida cósmicos ya establecidos.
A este ciclo de vida cósmico se le conoce como precesión de equinoccios, también conocido como “gran año”.

¿Qué es eso?

En la astrología, hay 12 signos del zodiaco. A cada año, corresponde un periodo de 2, 160 años en la vida del planeta.

Por lo que, si multiplicas 12 x 2,160 te da 25, 920 años

A este período de 25,920 años se le conoce como precesión de equinoccios o “Gran año”.

Y el planeta recorre los 12 signos del zodiaco.
Durante la primera mitad de este ciclo de 25, 920 años es cuando el nivel de conciencia se expande al máximo.

Y en la segunda parte de este ciclo, la conciencia va a decreciendo gradualmente, hasta llegar a su punto máximo de oscuridad, para después pasar a otro nivel de conciencia u otra dimensión.

Hay dos puntos clave durante el “El Gran Año”, en los cuales se dan cambios profundos y trascendentales en el planeta, y que afectan los valores humanos y la historia de manera espectacular.

Estos dos puntos están situados justo antes del punto medio, y poco antes del inicio de un nuevo ciclo o “Gran Año”.
Si divides el periodo de 25,920 años entre 2, te da 13,000 años aproximadamente, verdad?

¿De que te sirve saber esto?

La Atlántida se hundió hace 13, 000 años. La causa de su hundimiento, fue llegar al punto medio del “Gran Año”. En este punto, se alcanzó el punto máximo de la conciencia.

La cultura sumeria, que se remonta a 6.000 aC, es la cultura mas antigua en la Tierra. Incluso hoy todavía se utiliza el mismo sistema matemático, el calendario, y el tiempo como ellos lo crearon hace miles de años. Los sumerios tenían un conocimiento asombroso del sistema solar, y de las estrellas próximas a la Tierra. También hablan en sus manuscritos de los “seres androide”. Los sumerios nos dicen que los Anunnaki tenian "ayudantes" que a menudo realizan las tareas dificiles o eran ayudantes en actividades diversas. Los sumerios explicaban en sus manuscritos que estos "ayudantes" no estaban vivos, sino que actuaba como entes sin alma Los sumerios no sólo hicieron figuras de los visitantes Anunnaki , también escribieron textos en escritura cuneiforme (en piedra), de los encuentros con estos "seres Androide". Zecharia Sitchin sostiene la teoría de que los antiguos sumerios conocían la existencia de todos los planetas del Sistema Solar, desde Mercurio a Plutón, éste último descubierto a principios del siglo XX. Y la presencia de un planeta más, con una órbita alrededor del Sol gigantesca (cada 3.600 años), del cual procedían los "nefilim", los dioses de su panteón y que en sus principios fueron el génesis de la vida sobre la Tierra y la causa de la rápida evolución del hombre en nuestro mundo mediante intervención genética. Lo primero es lógico, porque los sumerios estaban en contacto con extraterrestres.Para los sumerios, al igual que para otros muchos pueblos de la antigüedad, sus dioses fueron seres de carne y hueso que un día habitaron entre ellos y de los que aprendieron numerosas actividades y normas de convivencia. Ésta es una constante fija e invariable que se repite sin cesar a lo largo de todas las antiguas culturas del mundo. Y es obvio, porque sus "dioses" no eran más que extraterrestres, es decir, espíritus encarnados como nosotros, pero en otros planetas, y que lograron la teconología necesaria para fabricar naves espaciales y llegar hasta aquí…De acuerdo con numerosas especulaciones en los círculos metafísicos y campos de la llamada arqueología espacial, existiría un planeta sin descubrir dentro de nuestro propio sistema solar. La NASA misma conocería la existencia de este planeta, el cual habría sido bautizado por sus científicos como el Planeta-X. Esta información contiene la teoría sobre la existencia de un supuesto 12º planeta (contando la Luna y el Sol) que existiría en nuestro sistema estelar.Los Anunnaki, Dioses Sumerios, eran crueles y celosos: protegían a quienes les rendían culto público y privado, y perseguían a quienes no lo hacían o adoraban a otro Dios. Algunos de estos Dioses otorgaban a sus seguidores fuertes poderes mágicos, como una recompensa a su lealtad. El Urushdaur o capacidad de arrojar el Alma del cuerpo de alguien para instalarse en su lugar, se cuenta entre estos poderes otorgados por los Dioses Antiguos.

El Ritual del Urushdaur (palabra que significa «Arrojar el Alma por medio de la Sangre»), nos ha llegado en parte gracias a unas esferas de terracota extraídas del yacimiento de Eridu, en la actual Irak, que lo relatan con todo lujo de detalles. No obstante, tales esferas no están al alcance del gran público, por obvias razones de seguridad.Dichas esferas no han podido ser adecuadamente datadas mediante el procedimiento del Carbono-14, pero serían anteriores a la Gran Inundación que nosotros conocemos como el Diluvio Universal.

Una de las civilizaciones extraterrestres más poderosas se encuentra diseminada en lo que llamamos Orión, la constelación del “cazador” en la mitología griega. De acuerdo a nuestra experiencia de contacto, en Orión se produjo una batalla estelar encabezada por un ser denominado Satanael. Aquella entidad, cuyo nombre se asemeja sospechosamente al “Satán” bíblico – nombre hebreo que significa “el adversario” – dirigió una rebelión que propugnaba un cambio en la dinámica del Plan Cósmico.

Satanael no estaba de acuerdo en que la humanidad sea la civilización que debía “salvar a las otras” a través de un proyecto que no había tenido en cuenta a las propias civilizaciones de Orión. La insurrección de Satanael – y he aquí la pieza clave de aquel drama cósmico – en realidad no había germinado en Orión.

Era una postura generada por otra entidad, no extraterrestre, sino procedente del mismísimo Universo Mental. Los seres que viven allí son de energía pura, y actúan como co-creadores en el Universo Material. Por tanto nos hallamos ante un ser poderoso e impensable. Un Helell o “resplandeciente”.

Fue en el Universo Mental donde se delineó los pasos del Plan Cósmico. Según sabemos, ello se dio a través de un “Concilio de los Helell”. No obstante, una de las entidades no estuvo de acuerdo en que el proyecto sea aplicado a una nueva humanidad, proponiendo que sean las civilizaciones extraterrestres ya existentes – como la de Orión – las depositarias de los cambios para corregir el estancamiento evolutivo en que el Universo Material se hallaba sumido.

Pero las cosas no se podían hacer así. Introducir cambios tan gravitantes en las antiguas civilizaciones extraterrestres resultaba peligroso; todas ellas habían venido experimentando un orden mental, un patrón heredado de los propio Helell, y cambiar drásticamente de enfoque podría generar el colapso. Se tenía que empezar de cero.

Empezar con una nueva humanidad en donde se puedan medir, gradualmente, los cambios, y en consecuencia las respuestas que brindaría este proyecto para todo el Universo.

Lug – uno de los más poderosos Helell del Universo Mental – al ver que el proyecto se desarrolla ajeno a sus expectativas, empezará a influir en los más poderosos seres del Universo Material para boicotear la ejecución del Plan Cósmico. Lug recuerda inevitablemente a “Lucifer”, palabra de origen latín que significa “el que porta la luz”. Por tanto, Lucifer y Satán son dos entidades diferentes. El primero un ser ultraterrestre – como los ángeles – y el segundo un ser extraterrestre de Orión.

Satanael, por alguna razón desconocida, se había convertido en el leal seguidor de la postura de Lug. Por ello su insurrección en Orión.

Una batalla cósmica había estallado en aquellas lejanas estrellas. Empero, la Confederación de Mundos de la Galaxia logró controlar la disidencia, atrapando aSatanael y a sus principales guerreros. Posteriormente, todos ellos serían enviados a la Tierra en calidad de deportados. ¿Por qué? Su presencia en nuestro mundo procuraba que ayudasen a la humanidad, identificándose de una vez con el propósito superior del Plan Cósmico y resarciendo así el error cometido en Orión.

De allí en más, el relato de los Guías extraterrestres menciona que los oriones deportados envejecieron prematuramente en la Tierra, quizá por las condiciones diferentes de nuestro planeta – en sus mundos pueden vivir cientos o miles de años—; al perder la corporeidad, sus esencias o espíritus debían volver a Orión, a su lugar de origen.

Sin embargo, un grupo de Guardianes y Vigilantes (the Watchers) extraterrestres sembraron en el planeta unos poderosos cristales verdes brillantes – de aspecto piramidal – para retener en nuestro mundo a los espíritus de los oriones deportados, como si la Tierra fuese un planeta-prisión. Quedarían aquí, hasta el final de los tiempos.

Una historia muy similar a la de “los ángeles caídos”, que menciona más de una religión.

Desde luego, aquellos seres “atrapados” en nuestro mundo han intentado liberarse. Tarea nada sencilla ya que para poder escapar de su “prisión”, los espíritus de Orión necesitan tomar un cuerpo físico. Y no puede ser cualquier cuerpo.

Por ello sedujeron, con un poder asombroso como maligno, a un grupo de Vigilantes extraterrestres de las Pléyades, para que se unieran a las hijas de los hombres y engendraran hijos mestizos, ideales como “envase” a tomar para luego fugar del planeta. Todo esto explica el insólito episodio que menciona el Libro de Enoch.

Los hijos mestizos serían trasladados por los Vigilantes a un grupo de islas, en el océano Atlántico, dando con ello inicio a lo que sería más tarde el reino fabuloso de Atlántida. Un reino que, penosamente, no encontró el equilibrio necesario entre la ciencia que adquirió y su improvisada aparición. Fueron poderosos, pero sus guerras y ambición – en gran medida una influencia de los oriones atrapados – generarían su propia destrucción al atraer un desastre cósmico.

Hace 12.500 años esa civilización mestiza se hundió en las aguas.

Más tarde, los denodados esfuerzos de la Confederación de Mundos procuraron que no se perdiera el rumbo del proyecto en la Tierra, alentando la inserción de conocimientos para la formación de nuevas culturas post-diluvianas (o más bien, post-Atlántida). Consecuencia de este nuevo acercamiento de instructores extraterrestres – y también de algunos sabios supervivientes del desastre atlante – nació Sumeria, Egipto, India y otras grandes culturas.

El avance fue significativo. Sin embargo, los hombres de aquel entonces crearon peligrosos lazos de dependencia con los visitantes.

Finalmente, aquellos “dioses” – los instructores extraterrestres – resolvieron marcharse, hasta que la humanidad creciera lo suficiente como para comprender. Detrás de su partida nos dejaron leyendas y singulares representaciones rupestres, desconcertantes escritos religiosos, símbolos e ideogramas misteriosos, anomalías arqueológicas, entre otras piezas de este gran rompecabezas que la ciencia actual ha tildado en llamar “curiosidades” del pasado.

Y no les culpo. Esta información – ya lo he dicho, reconozco que roza un relato moderno de ciencia-ficción – es difícil de aceptar. Tendríamos que reconstruir todo lo que hemos llamado “historia”.

No nos quedaría otra alternativa que reflexionar hasta qué punto algunas religiones – muchas de ellas – puedan haber surgido del contacto con estos seres, o por lo menos, que los conocían y que ellos formaban parte importante de nuestro propio proceso como criaturas humanas.

Aceptar que estuvieron aquí antes que nosotros bajo un propósito, es inquietante. Y ese es el punto: la misión que pesa sobre la humanidad.

Los “dioses” se marcharon. Pero prometieron volver. ¿Qué es lo que viene para estos tiempos?

Llegar a este punto clave dentro del ciclo, ocasionó cataclismos y ocasionaron cambios en el planeta que afectaron la vida.

Alguien sabía que esto iba a suceder en la Atlántida antes de que pasara? Sí.
Los Maestros Ascendidos de ese continente, seres que habían alcanzado la conciencia crística y la inmortalidad, lo sabían, y se prepararon 200 años antes, para recibir el cataclismo.

¿Qué hicieron?

Para empezar, la memoria humana y su existencia como especie está ligada al campo magnético del planeta.
De hecho, cada especie animal tiene su propio campo magnético planetario que se relaciona con ellos.

Es una especie de red electromagnética que se extiende por toda la Tierra.
Cuando una especie desaparece, lo hace automáticamente el campo magnético que se relaciona con ellos.

Cuando se llega al punto medio dentro del “Gran Año”, el campo magnético del planeta llega al punto cero y se destruyen los campos magnéticos.
Con ello, se destruye la memoria también y se desaparece como especie.
Los Maestros Ascendidos de la Atlántida lo sabían. Necesitaban hacer algo, para que la raza humana no despareciera.

Solicitaron permiso a las Jerarquías superiores para construir un nuevo entramado crístico.

Así, cuando pasara el hundimiento de la Atlántida y se destruyera el campo magnético relacionado con los humanos, el nuevo entramado crístico tomaría el lugar inmediatamente ¡y los humanos podrían seguir existiendo como especie!
Aunque la memoria sí desaparecería. Los atlantes que sobrevivieran ya no recordarían quienes eran y empezarían de cero.

Eso no pasaría con los Maestros Ascendidos. Ellos sabían como crear campos magnéticos internamente, para conservar su memoria.

Bien, ahora empezamos a ver el propósito de la creación de las pirámides de Egipto.

Los Maestros Ascendidos Toth, Ra y Araamagot decidieron construir las pirámides, para construir esa nueva red electromagnética.

Eligieron a Egipto, porque justo debajo de la zona en que están construidas, estaba el eje del entramado de conciencia crística, que en esos momentos todavía existía.

Por lo que las pirámides tienen una antigüedad aproximada de 13,000 años.
Las pirámides, según Toth le platica a Drunvalo Melquisedec, fueron construidas con la mente y el corazón, en un período de 3 días de la cuarta dimensión. Debo aclarar que nosotros nos encontramos actualmente en la tercera dimensión. Por lo que el equivalente en tiempo en nuestra dimensión debió de ser mucho mayor
Los Maestros Ascendidos, también construyeron una nave espacial, de 3 a 5 átomos de grosor, plana en su base y techo. Con una longitud equivalente a dos edificios de extremo a extremo.

Dicha nave tenía forma circular. Fue colocada kilómetro y medio debajo de la Esfinge, en un supertono electromagnético más alto que le permitía no ser vista y atravesar la Tierra sin problema alguno.

Regresando a la precesión de los equinoccios, los cambios en cualquiera de los dos puntos clave de “El Gran Año” ocasionan grandes cambios en el eje gravitacional de la tierra y pueden dar lugar a glaciaciones, hundimiento de continentes, terremotos, etc.

Eso es lo que iba a sucederle a la Atlántida.

Y entonces sucedió el cataclismo.
Toth tomó la nave donde se encontraba debajo de la Tierra y se dirigió a la Atlántida, para salvar a los Maestros Ascendidos.

Casi inmediatamente después de haber despegado unos cientos de metros de la superficie con los Maestros Ascendidos, se hundió la última isla de la Atlántida, Undal.

Se dirigieron a una pista de aterrizaje situada en la punta de la Gran Pirámide.
Los Maestros Ascendidos conservaron su memoria, al crear su propio campo electromagnético.

Después de tres días y medio, se llegó al punto cero en el campo magnético y se emergió en el mundo de la tercera dimensión, en el que nos encontramos ahora.
Pasado esto, los Maestros Ascendidos penetraron en la Gran Pirámide por un tunel circular que los conducía a la ciudad subterránea.
Ra y un tercio de los Maestros Ascendidos se quedaron en esa ciudad subterránea. Entre esos maestros se encontraba Tat, el hijo de Toth.
En esa ciudad subterránea se formó la hermandad de Tat.
Después, volaron al lago Titicaca. Toth y otro tercio de los Maestros fundaron el imperio de los incas.

Finalmente, la nave viajó al Himalaya y desembarcó Araamagot.

El resto de los Maestros regresaron a la Esfinge.
La razón de que se escogieran la ciudad subterránea, la Isla del Sol y el Himalaya, fue para establecer la red de circuitos energéticos de una conciencia crística sintética de la Tierra.

Se dice que el nombre sánscrito “Shambhala” significa “lugar de la paz, de la tranquilidad”, denominación apropiada para la labor de sembrar la semilla de la luz en la Tierra. Nos encontramos frente a la ciudad matriz del mundo subterráneo de Agharta, un lugar que aún hoy en día es recordado por los Lamas y sabios de Oriente.

Los Maestros de origen celeste que fundaron Shambhala para polarizar la pugna de fuerzas en el mundo, han extendido su radio de acción no sólo en el desierto de Gobi o los Himalayas, sino también en América del Sur, donde se halla un verdadero laberinto de túneles que conduce a fantásticas ciudades intraterrenas.

Aunque suene increíble, aquellos seres de luz constituyen la denominada Hermandad Blanca o Gobierno Interno Positivo del planeta.

La Hermandad Blanca, a lo largo de la historia, ha venido inspirando a diversos hombres y mujeres de todas las latitudes del mundo, quienes lograron escuchar el “llamado” para encender su propia antorcha interior.

¿Con qué propósito?

Cual faro luminoso que guía las embarcaciones, el llamado de los Maestros estimula al caminante a descubrir su real “sentido” y “misión”, que aunque yace silente en algún lugar de nuestro interior, es sensible a esa activación si estamos prestos no sólo a escucharla, sino a asumirla, por cuanto requiere un compromiso para con la humanidad.

En América del Sur, se encuentran diversos Retiros Interiores de aquellos Maestros antiguos. Los tres centros principales, cual triángulo de poder que opera hace miles de años, los presentamos brevemente aquí:

Paititi – El Centro Supremo

Paititi es considerado en la actualidad por diversos investigadores como el enigma arqueológico de Sudamérica; sin embargo, no ha sido hallado y para algunos historiadores la misteriosa ciudad perdida sigue siendo tan sólo una leyenda.

Se dice que en las selvas de Madre de Dios, en la zona sur oriental del Perú, existe una ciudad de piedra, con estatuas de oro erigidas en amplios jardines.

Lo interesante de Paititi es que las “leyendas” señalan que hasta hoy en día el Imperio amazónico se encuentra en plena actividad, y por si esto fuera poco, se afirma además que es el lugar donde mora el último Inca, esperando el momento de retornar al “mundo de afuera” para restituir el orden que se quebró en el pasado desde el arribo de Pizarro y los conquistadores españoles.

El mayor de los misterios
La leyenda del Paititi ha perdurado en la mente de muchos hombres. Ya en el siglo XVII corría como reguero de pólvora la noticia de una ciudad fantástica, misteriosa, y que albergaba grandes tesoros que supuestamente pertenecieron a los incas. Algunos libros, inspirándose en crónicas antiguas o en relatos de nativos indígenas, abordaron el tema logrando con ello generar un mayor interés .

Lamentablemente, todo esto acrecentó la ambición de algunos exploradores que de inmediato se lanzaron a organizar ambiciosas expediciones. En la mayoría de los casos, lo único que se halló fue un desenlace fatal al profanar las sagradas selvas del Antisuyo incaico.

Quizá lo que más ha contribuido al conocimiento de la presunta existencia del Paititi son los petroglifos de Pusharo. Estos extraños grabados habrían sido descubiertos en 1921 por el misionero dominico Vicente de Cenitagoya , hallándolos en una gigantesca roca que se acomoda a orillas del río Sinkibenia, considerado sagrado por los machiguengas.

Más tarde, los petroglifos fueron observados por numerosos exploradores. Ya en 1970, el sacerdote y antropólogo A. Torrealba fotografió y estudió los grabados. Muchos investigadores coinciden en que los petroglifos no fueron hechos por los incas, entonces ¿quién los hizo?

Pusharo no es la única evidencia de una obra humana en las selvas del Manú, también se han encontrado numerosas ruinas y caminos parcialmente pavimentados. Las pirámides de Paratoari son una prueba fehaciente de estas obras.

Diversos estudios demuestran que estas grandes moles no serían producto de la naturaleza, sino la obra de una civilización desconocida.

La imagen de la polémica
Gracias a la tecnología moderna se ha podido fotografiar la cordillera del Pantiacolla, que generalmente se halla cubierta por sospechosas “nubes”. La fotografía fue tomada en diciembre de 1975 por el satélite norteamericano Landsat 2, que formaba parte de un ambicioso proyecto de la NASA.

El enigma se inició cuando el Landsat 2 logró unas espectaculares fotografías en el sureste peruano donde se apreciaban con nitidez unos diez “puntos” agrupados en pares; es decir, dos filas de cinco. Por si esto fuera poco, posteriores análisis identificaron a cada punto como “una pirámide trunca de proporciones enormes”.Como era de esperarse, el descubrimiento generó las más encontradas opiniones, y el más profundo cuestionamiento: ¿Qué es esto? De seguro ello fue lo que se dijo a sí mismo el explorador japonés Yoshiharu Sekino, quien partió en busca de las “pirámides del Pantiacolla” (como se les bautizó posteriormente) sin llegar a dar con ellas debido a la tupida jungla.

Como un dato adicional, es bien sabido que el tamaño calculado a cada uno de los “puntos” equivale a las dimensiones de la Gran Pirámide de Egipto (!). Al margen de ese misterio, los propios nativos de la zona, los machiguengas, sostienen la existencia de otras pirámides en la meseta del Pantiacolla. Según el testimonio de ellos, son doce construcciones, y seres “vestidos de blanco” viven en ellas…

Curiosamente, en esta extraña meseta se han reportado numerosas expediciones desaparecidas, perturbaciones electromagnéticas en los instrumentos, “apariciones” de inusitadas luces, ruidos extraordinarios que parecían surgir del suelo, y para añadirle el ingrediente final, los relatos de los machiguengas, quienes afirman, con total naturalidad, que “al otro lado” (con esto se refieren al Pongo de Mainiqui) existe una civilización muy antigua que “lo sabe todo”.
Egipto es el punto masculino de la red, los Mayas-Incas el femenino y el Himalaya el punto neutral.

En términos científicos, esta red de conciencia crística, es un campo electromagnético que se extiende por toda la tierra y tiene formas geométricas.
Posteriormente, los Maestros hicieron miles de pirámides en la cuarta dimensión, que no son visibles para nosotros.
También, esta vez con la ayuda de los humanos, construyeron pirámides y catedrales para ayudar a la red de conciencia crística.

En el complejo religioso de Teothiuhacán, México, hay dos grandes pirámides, la del Sol y de la Luna.

¿Que crees?
La pirámide del Sol, que es la mayor, tiene lados de 215 metros, por lo que su base es semejante… ¡a la de la Gran Pirámide de Egipto!

Esta coincidencia se explica, por ser los Maestros ascendidos de la Atlántida los creadores de estas pirámides, ya sea físicamente o intelectualmente con la ayuda de los humanos de las culturas locales.
Así como en Egipto, que la historia oficial dice que las Pirámides y la Esfinge fueron construidas de repente, sin ningún conocimiento importante de las culturas anteriores…
¿Que crees? La historia oficial dice que en Teotihuacán pasó EXACTAMENTE LO MISMO.

Y en un pueblo, que no conocía herramientas de metal, ni utilizaba maquinas simples para la construcción…

Y así como Toth parece ser la persona histórica concreta que enseñó a los egipcios todo lo que aprendieron en aquellas lejanas épocas, en Teotihuacán existe la historia de que Quetzalcóatl llegó con esta cultura, y fue un Dios civilizador que dio a los hombres cultura y sabiduría.

Te hago notar que, antes del hundimiento de la Atlántida, se había llegado a una conciencia de la unidad con el universo y del valor del amor, por haber llegado al punto máximo de despertar de la conciencia, en el punto medio del "Gran año".
Los atlantes eran extremadamente intuitivos y desarrollados del lado derecho de su cerebro, el lado femenino.

Por eso, los Maestros ascendidos tenían valores muy diferentes y sabiduría desconocida por los pobladores locales a los que llegaron.
Y su función, repito, fue insertar nuevamente algunos conocimientos de la Atlántida, así como construir con la ayuda de los humanos, Pirámides y lugares energéticos, para ayudar a la nueva red de conciencia crística del planeta.
En los Mayas, se habla de Pakal, un Dios que tenía una apariencia blanca, alta… muy parecida a la de Quetzalcóatl.

Y en los Incas, está la leyenda de Manco Capac.
Hay una enorme coincidencia la apariencia física de estos personajes: blancos, altos, en algunos casos barbados y con unos conocimientos astronómicos y sabiduría infinitamente superior… y que lo enseñaron a los pobladores locales.
¿Conclusión lógica? Estos seres: Toth, Quetzalcóatl, Pakal, Manco Capac, fueron…
LOS MAESTROS ASCENDIDOS DE LA ATLANTIDA.

Se nota que la construcción de pirámides y lugares místicos, tiene lugar principalmente en una franja a lo ancho del trópico de cáncer.
Su función, es ser una especie de batería que almacena la energía del cosmos y alimenta a la red de conciencia crística, cuyo eje está debajo de la Gran Pirámide de Egipto.
Se sabe que, en esa franja, es más fácil captar la energía que viene del Cosmos. También, se ha descubierto que la terminación en punta de las pirámides facilita la absorción de dicha energía.
Y como la red de conciencia crística es una red de energía electromagnética, entenderás porqué se ubicaron las pirámides y catedrales en esta franja.
He hablado de que hay una ciudad subterránea debajo de la Gran Pirámide ¿Hay pruebas?
Sí.
En 1996, Larry Hunter y otros investigadores descubrieron una red de túneles bajo el complejo de Gizeh.

Hunter afirma que esta red lleva a una enorme ciudad subterránea, 13 metros de superficie y 12 pisos de profundidad, que abarca un área de 10.5 x 12 km.
Cómo la ves?
Regresando al hundimiento de la Atlántida, se originó por entrar al punto medio en “El Gran Año”, y esto se vio acompañado de una enorme inundación, y un cambio en los campos magnéticos y eje gravitacional de la tierra, que ocasionó cambios geológicos importantes e inundaciones.
West afirma que la erosión que hay en la Esfinge fue provocada por agua, no por el viento, como afirman los egiptólogos tradicionales.
Dice que esta erosión por agua, se dio al final de la última era glacial, hace 12,000 años aproximadamente.
¿Es una coincidencia que casi cuadre con el periodo del hundimiento de la Atlántida y construcción de las pirámides hace casi 13,000 años?
Recuerda que la Esfinge fue construida hace unos 13,000 años antes del cataclismo de la Atlántida.
Es lógico suponer que sufrió por un periodo fuerte de lluvias que la erosionaron durante el desastre. De hecho, en el diluvio de Noé, se dice que las lluvias no cesaron durante varios días.
¿Qué significa todo esto para nosotros, hoy en día?
Te recuerdo que el “Gran año”, que es la precesión de equinoccios, comprende 25,920 años y hay dos puntos clave en el ciclo: el que le pasó a la Atlántida… y el que está a punto de sucedernos.
Los puntos se dan, uno, poco antes de la mitad del periodo de 25,920 años (cuando se hundió la Atlántida) y el otro, poco antes de finalizarlo.
Y nos estamos acercando… al segundo punto. Estamos cerca de finalizar el período de 25,920 años.
En los últimos 2,000 años hemos estado en el signo de Piscis. Y estamos a punto de pasar a la Era de Acuario. Los cambios de signo significan cambios culturales y de valores muy profundos.
El cambio de signo… coincide con la finalización del Período del “Gran Año”.
Estamos acercándonos al punto más bajo de conciencia. Y a punto de pasar a otra dimensión, la cuarta.

¿Cómo se refleja esto actualmente? En las guerras, terremotos, suicidios, etc.
Eso tiene que ver con el campo magnético de la Tierra. El sistema nervioso humano está íntimamente ligado al campo magnético.
Y éste se está desestabilizando, como debe ser por su acercamiento al fin del “Gran Año”.

Gradualmente, el campo magnético se está acercando a cero… como le pasó a la Atlántida.
Es por eso, que los seres humanos nos volvemos un poco desmemoriados y desequilibrados emocionalmente en esta época.
Y es por eso que gradualmente hay más terremotos, por estar siendo desequilibrado el campo magnético y el eje gravitacional del planeta.
Al acercarnos más al punto cero… la memoria se vuelve más volátil.
Porque cuando se llega al punto cero, se pierde la memoria por completo.

Y emergeremos… a la cuarta dimensión. En esta dimensión, los pensamientos se vuelven realidad al instante.
Y es importante que aprendas a activar tu campo magnético, conocido esotéricamente como campo merkaba, para que conserves tu memoria, como hicieron los Maestros Ascendidos en la Atlántida.
Por eso hay tantos seres de otros mundos y otras dimensiones en estos momentos en el planeta para guiarnos.
Por eso has estado escuchando de OVNIS, Pleyadianos, Arturianos, Saint Germain, Sirios, etc. abruptamente en este siglo, cuando en los anteriores se había dado con menor intensidad.
Algunos seres de otras dimensiones están como simples espectadores, porque saben lo que va a venir al planeta y quieren presenciar tan notable acontecimiento.
Otros, saben que está a punto de suceder un acontecimiento de carácter universal al planeta, y desean ayudarnos a pasar sin mucho dolor, de la tercera a la cuarta dimensión.
Por eso, tienes que ser impecable con tus palabras y con tus pensamientos. Por eso estos amigos cósmicos insisten tanto en la pureza de pensamientos y la fuerza del amor.
No hay cabida para sentimientos no positivos en la cuarta dimensión.
Aparte de que, por el acercamiento al punto cero, el campo magnético te está afectando en tus emociones, y fácilmente puede hacer que te desesperes por pequeñas cosas y pienses negativamente.
Los terremotos tienen que seguir y las guerras también. Pero el gran cambio de dimensión está muy cercano. Parece que se daría en el 2,012 según las profecías mayas, que como afirma el Dr. Ronald Bonewitz, no son mayas ni son profecías.
Este investigador menciona que los mayas heredaron estos conocimientos de otra cultura.
Hay un códice maya, el códice Madrid, que habla del continente Mu.
Como su destrucción es casi idéntica a la de la Atlántida, se presume que Mu… era la Atlántida.

Y es probable que estas “profecías” son heredadas de los atlantes. Se dice que los mayas fueron sobrevivientes del cataclismo de la Atlántida.
Y no son profecías.
Es como si nosotros sabemos que una mujer, a determinada edad empieza a menstruar, a determinada edad desarrollarsele las caderas, los senos, etc.
No es una profecía de la mujer, verdad?
Simplemente, se conocen los ciclos naturales de la vida de una mujer, por lo que se puede saber con cierta anticipación cuando va a tener sus cambios físicos.
De la misma forma, el conocimiento de los mayas, corresponde al conocimiento de este ciclo natural de la vida del planeta, conocimiento heredado de los atlantes.
Tenemos el destino en nuestras manos. Con nuestros pensamientos positivos de amor hacia los demás, podemos crear nuestro futuro y nuestra ascensión sin dolor.
Hay muchas opiniones encontradas entre los esotéricos, seres de otros planetas y aún entre los Maestros Ascendidos, en que la transición a la cuarta dimensión se puede dar sin tantos cataclismos, como es usual.

Lo que sea, lo único que puedes hacer es:
Se impecable con tus pensamientos.
Se impecable con tus palabras.
Se impecable en tu amor hacia ti y hacia los demás.

Aaaahhh… se me olvidaba algo. Las pirámides también son lugares de iniciación, en los que en la época del Rey Akenatón, se enseñaba a las personas como obtener la conciencia crística y ser inmortales.
Akenatón era un ser que provenía de la estrella de Sirio y vino a cumplir una misión específica. No era humano.
El gran sarcófago que hay en la Gran Pirámide, no era para sepultar a nadie. Era el lugar en el que los iniciados en los conocimientos perdidos descansaban por tres días, después de “morir” y resucitar nuevamente, pero ya con la conciencia crística, después de pasar por todo el proceso de iniciación dentro de la Gran Pirámide.

Estos seres que adquirieron la conciencia crística convivieron muy de cerca con la hermandad de Tat y vivieron en la ciudad subterránea por un tiempo.
Posteriormente, éstos seres inmortales salieron a la superficie y se fueron a Masada, donde se les conoció como los esenios.

Se dice que María, la madre de Jesús, fue uno de éstos seres inmortales.

Bueno, me despido, estos temas son apasionantes, y probablemente he dicho cosas que no son correctas y he cometido algunas imprecisiones.
Pero también se que muchas cosas aquí expuestas sí son ciertas.
Encajan perfectamente como piezas de un rompecabezas que explican muchas cosas del planeta y del universo mismo.

También explican porque hay pirámides con funciones tan parecidas en culturas y lugares tan distantes.

Explica porque en varias culturas hay huellas de "dioses" de constitución física diferente a la población promedio de las regiones a las que llegaron.
Y explica porque hay un conjunto complejo de conocimientos astronómicos y científicos muy parecidos… en lugares totalmente alejados.
Y explica porque, abruptamente, culturas con ningún antecedente cultural importante, empezaron a mostrar conocimientos muy difíciles de alcanzar para nosotros en nuestra época.

Al terminarse la ultima Era de Hielo, nuestros remotos antepasados sufrieron una de las catástrofes globales mas mortíferas que han ocurrido en el transcurso de la historia humana por la influencia planetaria de Nibiru sobre la orbita terrestre. Las mentes inteligentes de ese tiempo, consideraron imperativo el diseño de un mensaje que perduraría a través del tiempo y que sería entendido por los descendientes de los sobrevivientes. Usando criptogramas sofisticados con técnicas similares a los usados por astrónomos actuales en el diseño de comunicaciones con extraterrestres, ellos crearon un mensaje de capsula de tiempo que describe la causa celestial de este trágico desastre, avisándonos que podría ocurrir entre intervalos largos y llegar a la Tierra prácticamente sin advertencia.Este antiguo código está representado en los cielos bajo la forma de las 12 constelaciones del Zodiaco (Versiones Griegas/ Egipcias y Babilónicas), su informativo contenido siendo transmitido oralmente en las tradiciones de astrología. También ciertas llaves esotéricas fueron dadas para ayudar descifrar este mensaje, La Esfinge siendo una y El Tarot otra.Esto no es ciencia ficción. El descubrimiento arqueológico de este importante código antiguo fue hecho por primera vez a mediados y finales de los años 1970 en la Universidad de Portland por el Científico y Astrónomo, Dr. Paul A. LaViolette.Pasando a través de la Nebula Orion de Esfinge Stargate a continuación, Aquí ofrecemos la oportunidad de sentir la misma emoción que el sintió descifrando el criptograma zodiacal y descubriendo el antiguo enigma de la Esfinge. Información y alusiones son dados mas abajo para ayudarle en esta aventura. Además, proveemos un compendio de información esencial para esta tarea en los libros Génesis de los Cosmos y Tierra bajo Fuego ( Earth Under Fire ).William Henry, sostiene que en el antiguo Egipto, se conocía la ciencia del viaje entre las estrellas, creando un portal en 2 extremos del universo conectado por un agujero de gusano, una puerta estelar o “Stargate”. Un pliegue del continuo espacio/tiempo, que conecta dos regiones del universo alejadas entre sí.

Una ciencia avanzada y sagrada que se transmitía solo a aquellos pocos sacerdotes de alto rango, que aunque no comprendían de forma exacta los mecanismos que manipulaban, sí conocían cual era su uso y motivo. Otra vez la realidad superando a la ficción…

DENDERA…Conocimientos astronómicos sorprendentes

Cuando las tropas de Napoleón llegaron a Dendera en 1798 el templo luchaba por emerger sobre el mar de arena que se empeñaba en hundirlo. Su entrada tan solo se adivinaba. Y mientras que los científicos se armaban de paciencia y de trabajo para despejar el conjunto, los militares se armaron en el techo del templo para defender la posición desde tan estratégica atalaya. Cuentan que una caja de municiones colocada sobre la arena que también cubría la terraza se deslizó por un tragaluz hacia el interior. Cuando bajaron a buscarla vieron que había abierto un camino hacia las salas superiores del templo. Y en una de ellas realizaron un descubrimiento espectacular cuando las teas encendidas iluminaron un monolito que medía 3,60 metros de largo por 2,40 de ancho, y un grosor de casi un metro. Ocho metros cúbicos de roca que llegaba a pesar 16.000 kg. y que se encontraba colgado del techo. Para la Historia el descubrimiento fue realizado en 1799 por el general Louis Desaix y por sus representaciones astronómicas se le conoció a partir de entonces como el Zodiaco de Dendera.

Estudios posteriores comprobaron que no sólo esa sala, sino todo el templo estaba dedicado al firmamento. Albert Slosman, doctor en matemáticas y en informática y colaborador de la NASA en los proyectos Pioneer sobre Júpiter y Saturno, indicó que todos los fundamentos de astronomía y de astrología del antiguo Egipto partían de Dendera. Según Slosman existe un papiro del escriba del faraón Keops que se conserva en el Museo de El Cairo y en el que se precisa que,

"…por orden de Khufu, el templo de la Dama del Cielo de Dendera será reconstruído por tercera vez, sobre el mismo emplazamiento y según los planos establecidos por los "sucesores de Horus" sobre pieles de gacela y salvaguardados en los archivos del Rey…".

Algunos estudiosos como E.C. Krupp indican que el zodiaco se realizó en el año 30 a.C. y que fue importado de Mesopotamia. Por su parte Sir Norman Lockyer, el famoso astrónomo estudioso de Stonehenge, mantenía que Dendera era mucho más antiguo y que se había construido en alineación con Sirio. Para el filósofo alsaciano R.A. Schwaller, el zodiaco de Dendera encierra indicios internos de una vetustez remota. Giorgio de Santillana y Herta von Dechend señalan que el movimiento de precesión se conocía desde la más remota antigüedad y que controlaba la actividad celestre y la terrestre. Efectivamente, una marca en el zodiaco de Dendera indica el polo eclíptico norte que, junto a otros jeroglíficos del borde del disco, indica las posiciones de los equinoccios en una época muy anterior a la que es fechado. El gran problema que se planteaba era el mencionado por Otto Neugebauer y R.A. Parker, quienes afirmaban que "un amplio conocimiento de la precesión no es compatible con una descripción no matemática de la astronomía". Para ellos los egipcios expresaron en términos alegóricos los conceptos astronómicos. La paradoja es que acertaron de pleno. Y si no poseían instrumentos apropiados, ¿de dónde les vino tal conocimiento?.

Un conocimiento que no fue adquirido por evolución sino que aparecía ya desde el principio de su civilización aunque aludiendo, eso sí, a la presencia de unos dioses que mediaban en la hazaña y eran los destinatarios de tal ofrenda. La ceremonia del "estiramiento de la cuerda" se asociaba con la fundación del templo, ya que consistía en colocar su eje paralelo a una cuerda que unía dos estacas. En las inscripciones de Dendera se indica que el rey tenía su ojo puesto en una estrella de la constelación de la Pata delantera del Toro (Osa Mayor). I.E.S. Edwards indica que ese rito del estiramiento de la cuerda es antiquísimo y menciona el relieve encontrado en el templo solar del faraón Niuserre (V dinastía). Si las alineaciones astronómicas y el estudio de los ciclos precesionales eran anacrónicos para griegos y romanos, ¿cómo es posible que los egipcios del Imperio Antiguo ya lo conocieran?

Los dioses atlantes

Albert Slosman publicó en París en 1976 su libro titulado "El Gran Cataclismo", donde documenta con todas las pruebas que ha podido obtener el hundimiento de la Atlántida hace 12.500 años y el éxodo de los atlantes hasta su llegada a Egipto. Esta fecha aparece en el zodiaco de Dendera al ser la constelación de Leo la que sobre una barca parece guiar a todo el conjunto. Fecha tan arcana fue también mencionada por el grupo de astrónomos de Charles Dupuis que estudiaron el zodiaco a su llegada al Museo Imperial de París (futuro Museo del Louvre) en 1822.

Aparte de la interpretación del zodiaco, apunta la posibilidad de que la conexión de Egipto con la Atlántida se corresponda con el carácter fonético del país del Nilo. Según Slosman la antigua Atlántida se llamaba AHA-MEN-PTAH (Amenta para los griegos y Amenti en español) cuya traducción sería el "primer corazón de Ptah o corazón primogénito de Ptah", siendo Ptah el dios principal atlante. Los supervivientes fundaron tras el cataclismo otro país llamado ATH-KA-PTAH, que significa el "segundo corazón de Ptah", que los griegos fonetizaron en la palabra Aegyptos. Por ello la palabra EGIPTO sería el nuevo nombre del país atlante.

Los sacerdotes atlantes, sabedores del peligro que se avecinaba, hicieron construir unas barcas para salvar a su pueblo. Serían las "barcas sagradas" que aparecen en todos los grandes templos. Un dato curioso es que nosotros llamamos ahora al norte de África Magreb, siendo los países de Marruecos, Túnez y Argelia llamados magrebíes. Esta palabra proviene de la antigua "Moghreb" que significa "Tierra de Poniente o del oeste". No existe tierra ni civilización que desde el este pudieran llamar así a África, a no ser aquellos que alguna vez habitaron la Atlántida, porque sólo desde allí podría verse Africa al oeste. Dicha palabra, por tanto sería otra aportación atlante.

El techo de la sala hipóstila de Dendera sería una escenificación del cataclismo atlante. En la interpretación ideográfica de los jeroglíficos una línea quebrada significa "agua"; dos líneas señalarían en plural "aguas"; tres líneas apuntarían "la crecida del Nilo"; y el "diluvio" estaría representado por cinco líneas. Pues bien, tanto en el techo del templo como en el zodiaco aparecen ocho líneas quebradas, el superdiluvio o gran cataclismo que produjo el hundimiento de la Atlántida y que fue descrito por Platón en Timeo y Critias.

Al sur del templo de Hathor, se halla el templo del nacimiento de Isis, decorado en tiempos de Augusto. En los “Misterios de Osiris“, Dendera fue una de las tumbas de Osiris, celebrándose allí la representación ritual de su resurrección.
En el templo se encuentran un conjunto de inscripciones y jeroglíficos, junto a enormes relieves y pinturas que no incluyen una sola palabra de texto, siendo dos los zodiacos que se encuentran allí, uno es circular (que es el mas conocido), y fue robado por Napoleón llevándolo a Francia en pedazos, encontrándose hoy en el Museo del Louvre, para el museo este calendario circular era un calendario astronómico.
El otro zodíaco, rectangular y menos conocido, está bellamente pintado con armoniosos colores, que aún se conservan, y ocupa una larga franja a todo lo largo del techo de la sala hipóstila.

Una característica que le brinda especial importancia al Zodíaco de Dendera es la relación que establece, con el nacimiento del la civilización egipcia a partir del éxodo de los atlantes, según la teoría de Albert Slosman, profesor de matemáticas y miembro del equipo de la NASA, que se ocupó de las sondas Pioneer a Júpiter y Saturno. De todo ello ya hablamos en este otro artículo dedicado exclusivamente al tema.

Saqqara es la primera manifestación de los avanzados conocimientos en todos los campos de los sacerdotes de la Escuela de Misterios de El Ojo de Horus, cuyas ruinas llegan hasta nuestro tiempo.
Allí se usaron por primera vez bloques modulares de piedra para construir un edificio, y se tallaron hieroglifos en los muros con los primeros textos religiosos de la historia. Allí se construyó un enorme complejo subterráneo. Doce pisos bajo tierra, con cámaras y galerías decoradas con las primeras baldosas de cerámica horneadas por el hombre. En estas cámaras, bajo tierra, se encontraron más de 40.000 urnas, cuencos y vasos de alabastro. ¿Para qué servían? ¿Qué lograrían al realizar con tanto esfuerzo túneles, cámaras y salones, 30 metros bajo tierra? ¿Iluminaron estos espacios con las bombillas a las que hemos hecho referencia? ¿Por qué las construcciones son volúmenes macizos de piedra sin ninguna utilidad aparente?

Saqqara es uno de los misterios más grandes de Egipto. Su historia nos revela las más increíbles respuestas, comenzando por el genio multifacético, el fabuloso personaje que la diseñó y de la que dirigió su construcción.
El arquitecto Imhotep, cuyo nombre significa el sabio que viene en paz, sumo sacerdote de La Escuela de Misterios de El Ojo de Horus, tiene uno de los lugares destacados en la historia del hombre. Fue Primer Ministro, Gran Visir y Canciller del faraón Djoser, que reinó en la tercera dinastía alrededor del año 2800 antes de Cristo.

Imhotep nace un 31 de mayo, hijo del arquitecto Kanopher y de su mujer Kreduhuonc. Unas pocas estatuillas lo muestran como un ser sencillo, vestido con la sobriedad de un monje. Padre de la arquitectura, pasa de la madera y el barro cocido a los bloques modulares de piedra, diseña las primeras columnas talladas con flores de loto en el capitel, los más refinados detalles arquitectónicos…
Fue el primer filósofo de la historia del hombre; se dedicó a pensar y a analizar conceptos fundamentales, como espacio, tiempo, volumen, la naturaleza de la enfermedad, la existencia de Dios y de la inmortalidad. Expresa la base conceptual de la civilización egipcia, como el movimiento de la conciencia hacia Maat, hacia lo justo, lo recto, lo armónico y lo equilibrado. Platón nos dice que la historia que le contaron a Solón los sacerdotes egipcios sobre la Atlántida, se remonta a Imhotep. Astrólogo y astrónomo, realizó el primer registro sistemático de la bóveda celeste, dejando los primeros mapas de las constelaciones. Demuestra su conocimiento de la precesión de los equinoccios al usar los cambios de era para determinar las etapas de revelación en el desarrollo espiritual de la civilización egipcia. Pero fueron las grandes dotes de Imhotep como médico, las que le dieron su popularidad. Sólo 50 años después de su muerte, el faraón Micerinos le dedicó un templo, que fue sitio de peregrinación y curaciones milagrosas.
Los griegos que estudiaron en Egipto y que le cambiaron el nombre a todo, lo llamaron Asklaepios o Esculapio para marcar sus logros como médico. También lo llamaron Hermes Trismegistus, el tres veces grande, por sus dotes como filósofo y físico que reveló las bases de cómo funciona el universo. Imhotep fue el primero en recopilar información sobre cómo diagnosticar y curar muchas enfermedades. Para un gran número de estudiosos la civilización antigua egipcia debe sus extraordinarios conocimientos a los atlantes. Para Slosman, además, le deben también sus dioses. Sostiene que el capítulo XVII del Libro de los Muertos "recoge la teología original del mundo de la cual todas han derivado… El Antiguo Testamento no es sino una copia de esta Teología original, en la que Moisés era Príncipe de Egipto y, por tanto, había sido elevado a Gran Sacerdote". El nombre de Moshe, Moisés, no significaría "salvado de las aguas" sino "nacido de las aguas" por lo que tiene una connotación con los "nacidos de las aguas del cataclismo", los "primogénitos" descendientes de Osiris y sucesores de Horus en Egipto. Moisés, por tanto, no sería un príncipe cualquiera sino que aprendió la cosmogonía egipcia y también la tecnología de los dioses.


Dioses extraterrestres

Los dioses atlantes aparecen en procesión subiendo la escalera principal que conduce a la terraza del templo de Dendera. La comitiva está compuesta por todos aquellos dioses primigenios, sucesores de Horus, cuya representación pictórica en el Antiguo Egipto muestra una clara diferenciación con el resto de los mortales… son verdes. El caso es que si la teología atlante es idéntica a la de Abraham y a la de Moisés, y por ende el Antiguo Testamento proviene de ella, ¿dónde estarían esos hijos de dios que se unían a las hijas de los hombres y ellas les daban hijos que fueron los héroes de la antigüedad? (Génesis, 6-1)

Este jeroglífico, es maravilloso por su enigmática singularidad. Fijaos en la segunda fila. Ya lo hemos comentado en una entrada anterior y aporté una somera traducción basándome en la que dichos jeroglíficos podían representar.
Tenemos en centro esas dos figuras antropomorfas flanqueando un objeto ovalado, a al lado de ambas dos enigmáticas representaciones, muy similares a las famosas linternas. El hecho de no saber con certeza su transliteración, es decir su conversión a letras para posteriormente traducirlas, ha hecho que me centre más en el posible significado simbólico, puesto que de la otra forma, el intento de traducción quedaría muy incompleto.

Y utilizando la simbología en cuanto a los signos concocidos, leyéndolo de derecha a izquierda como marca la orientación de las figuras, tenemos:

1º- Una palma…………………Que le confiere carácter digamos que sagrado al evento.

2º- Un ojo……………………….Vió, contempló.

3º- Un junco…………………… Está comunmente aceptado que representaba al Señor del Alto Egipto. Este título se instauró hacia el 3.100 A.C.

4º-Justo antes del enigmático conjunto tenemos un ave, puede que un polluelo de codorniz, o puede que un Ibis, lo que añade más confusión al asunto.

5º- Ya a la izquierda nos encontramos con dos signos verticales que significan:

-El más próximo a las dos figuras: APOYO
– El que está a su lado: FIRMEZA, fijaos en su aspecto firme, semejante a un pilar.

Después viene un conjunto de signos, que lo único que hace es afirmar la dualidad de estos "seres", pero ojo….. dualidad FEMENINA. Un semicírculo, dos barras horizontales y un indicador de a quien se refiere.

Así pués, nos quedaría como sigue:
VIO EL SEÑOR DEL ALTO EGIPTO COMO LOS ENVIADOS DE JONSU LE OTORGABAN SU FIRME APOYO.

JONSU.- Divinidad del Egigto antiguo, ya existente en el periodo predinástico y al que la arqueología hace escasa referencia, por no decir que ignora apesar de ser una de la divinidades más antiguas de esta civilización. Se le asociaba con la Luna, artes mágicas y otros conceptos.

Y es por eso por lo que defiendo el simbolismo lunar del objeto ovalado. Por eso y por que no hay ni un solo signo solar en la escena, como si se quisiera respetar el carácter Lunar del mismo.
Así mismo fijaos en los destellos que desprende. Parece que el escriba quiso resaltar por encima de todo dicho objeto, otorgándole un carácter muy especial. Para mi es una representación de la LUNA Y DE SU DIOS, JONSU.

En los años recientes, muchos físicos prominentes y de mente más abierta han propuesto la idea de universos paralelos, agujeros de gusano y mostraron un incrementado interés en la existencia de otras dimensiones. Una nave espacial entraría en lo que es llamado agujero de gusano y encontrarse a cientos o aun a miles de años luz de su posición original en el espacio. El uso de agujeros de gusano como ventanas en el espacio permitiría a las naves saltar hacia otro cuadrante del espacio bastante rápido. También se he teorizado que los dispositivos antigravedad podían abrir un agujero de gusano hacia un universo paralelo.

Mundos no vistos al ojo desnudo no pueden todavía ser comprendidos completamente, pero su existencia no debería ser negada. Formas de vida extraterrestre pueden más bien originarse de otros planetas, así como universos paralelos, reinos astrales y etéreos. Un estudio más cercano de ciertos reportes indican que los seres extraterrestres a veces se manifiestan a nuestros sentidos como apariciones y se teleportan a sí mismos a nuestro mundo desde otra dimensión.

La primera oleada de Anunnaki arribaría para crear las condiciones favorables para el anticipado retorno de la élite Anunnaki. Esto involucraría a los arrendadores Anunnaki regresando primero y activando la Puerta Estelar sumeria que sería requerida para el retorno de sus líderes. Supuestamente, esto sería anunciado como un acontecimiento sagrado que debería ser celebrado por toda la humanidad.
Los autores, Clive Prince y Lyn Picknett argumentan que ha habido una cadena identificable de acontecimientos globales implicando actores claves religiosos y políticos, preparando a la humanidad justamente para tal retorno. (29)
La segunda perspectiva sobre el "retorno de los dioses/Anunnaki" es el retorno de su mundo hogar, el planeta Nibiru. De hecho, ha habido mucho interés generado por una gama de libros y sitios Web en línea dedicados al tópico del retorno de Nibiru, el mundo hogar de los Anunnaki.
Muchos autores citan una variedad de evidencia astronómica apoyando la idea de un décima planeta que hace mucha ha sido especulado de influenciar las órbitas de Urano y Neptuno, desde que se descubrió que Plutón (descubierto en 1930) no podía ser responsable de éstas perturbaciones. A finales de los años "70, dos astrónomos del Observatorio Naval Estadounidense, Tom van Flandern y Richard Harrington, comenzaron a publicar una serie de papeles apoyando la existencia de un décimo planeta. (30)
La referencia más citada para apoyar la tesis de un décimo planeta, que es conocido pero no ha sido liberada al público en general, es una serie de comunicados de prensa por el equipo astronómico, que estaban buscando en una parte del cielo, la cual, según los cálculos de van Flandern y Harrington sugirieron que sería donde estaba el décimo planeta.
En diciembre de 1983, el jefe astrónomo a cargo del Satélite Astronómico Infrarrojo (IRAS), dirigido por el Laboratorio de Propulsión Jet (JPL), Dr. Gerry Neugebauer, anunció una posible confirmación de tal planeta.
El reportero del Washington Post, resumiendo el anuncio escribió:
"Un cuerpo celestial, posiblemente tan grande como… Júpiter y posiblemente… parte de este sistema solar ha sido encontrado en la dirección de la constelación de Orión, por un telescopio en órbita…" (31)
Después de que un total de seis periódicos importantes cubrieron el anuncio, hubo una retracción del anuncio y silencio público por parte de los astrónomos sobre la posible existencia de una décimo planeta. Comenzaron a surgir rumores de una activa campaña de supresión de información e intimidación por parte de organizaciones gubernamentales clandestinas. (32)
Por ejemplo, uno de los astrónomos en el Observatorio Naval Estadounidense, el Dr. Richard Harrington, habló públicamente y escribió artículos sobre el hipotético Planeta X, y ha habido especulación que esto contribuyó directamente a su muerte prematura por "causas naturales" en 1992. (33)
Una tercera perspectiva sobre lo que el "profetizado retorno de los dioses/Anunnaki" significa puede ser encontrado en escritores que se enfocan en el significado del próximo fin del actual ciclo maya de 5,200 años.
Según John Major Jenkins, los mayas estaba conscientes de la forma en que el plano eclíptico solar se alinea con el plano galáctico en base periódica. Esto hace posible que las energías cósmicas más intensas alcancen la tierra desde el centro galáctico. Han entonces un correspondiente aumento o disminución en el nivel de la conciencia humana, es decir, partes del cerebro ya sea se alinean o desalinean, al atravesar estos ciclos mayas sus diferentes fases.
Según Jenkins, al año 2012 corresponde al final del actual ciclo maya, y conducirá a una rápida transformación de la conciencia global.

Esto nos trae al fascinante misterio de las puertas estelares, las cuales son consideradas ser portales de los dioses.

Hay lugares en este planeta que están envueltos en mitos, magia y misterio. Hay sitios donde uno puede “sentir” la presencia de los dioses extraterrestres, nuestros antiguos amos. Hoy, me gustaría llevarlo a un viaje a Perú, y explorar lo que muchos creen que es el “portal de los dioses”.

Según una leyenda de los Nativo Americanos, hay cierto umbral inter-dimensional escondido en lo profundo de las Montañas de Los Andes. Al parecer, este es uno de un número de puertas estelares estratégicas alrededor de nuestro planeta. El portal en Perú está ubicado aproximadamente 35 kilómetros desde la ciudad de Puno.

A primera vista, la Puerta de los Dioses (Puerta de Hayu Marca) se ve como una roca tallada ordinaria, pero se supone que es mucho más que eso.La historia de la supuesta puerta estelar en Perú fue reportada por primera vez hace un par de años por Paul Daemon. Tristemente, pocos nuevos descubrimientos han sido reportados desde entonces.

La puerta es de difícil acceso, y desafortunadamente nunca ha sido completamente explorada, pero se cree que este podría ser un portal que conduce a la tierra de los dioses.

Muchos extraños e inexplicables avistamientos han ocurrido allí, y la gente que vive en el área tienen temor de visitar el lugar después de que oscurece. El hecho que los locales son a menudo reacios a hablar acerca de sus notables experiencias, hace difícil dibujar la línea entre rumores, ficción y acontecimientos verdaderos. No obstante, todavía podemos conseguir una descripción de lo que está teniendo lugar en esta región.

Testigos han reportado avistamientos de hombres altos con cabellos claros y piel clara. Estos seres a menudo van acompañados por bolas de luz azules o anaranjadas. Estas criaturas desconocidas vienen a través de este portal y silenciosamente desaparecen de nuevo. ¿Quiénes son, y de donde vienen? Los locales están convencidos que el portal conduce a la tierra y hogar de los antiguos dioses. En ciertas ocasiones, los dioses regresan a través de este portal por un corto tiempo para inspeccionar su dominio terrenal. Después desaparecen de nuevo a su mundo.

Como explico en mi libro, Voces de tiempos Legendarios (Voices from Legendary Times), y en mi artículo ¿Acabará el mundo en 2012?, las antiguas civilizaciones en todo el mundo comparten una creencia universal en ciclos mundiales. Las leyendas y mitos que encontramos en Australia, América, África, Europa, Asia, todos relatan un historia que nos cuenta que nuestro mundo actual no es ni el primero ni el último. Según antiguos registros y creencias, por lo menos cuatro maravillosos mundos han sido ya destruidos, debido a cataclismos globales en el pasado.

Personas que viven regados en pequeñas aldeas a través de los Andes piensan que los extraños visitantes observados cerca del portal son los antiguos dioses quienes en tiempos prehistóricos vinieron de los cielos y crearon vida en este planeta.

Hay una creencia común de que antes de la emergencia del próximo mundo, los dioses antiguos tendrán que arribar para informar y advertir acerca de la destrucción por venir. Los nativos no temen los inminentes cambios, porque aunque ya saben que la antigua profecía deberá ser cumplida, tienen una fe profunda en sus dioses. De la misma manera que los cristianos creen el la segunda venida de Jesús Cristo, quien vendrá a rescatarlos en tiempos de desesperación, la gene aquí cree que el regreso de los visitantes de cielo llevará a a los habitantes donde puedan estar seguros, y los protegerán de toda clase de catástrofes.

Estos notables altos seres no solo han sido vistos desaparecer a través del misterioso portal en las montañas. Este lugar es también famoso por el enorme número de avistamientos OVNI. Esferas luminosas en forma de disco son frecuentemente observadas en esta área, así como en la vecindad del Lago Titicaca y Marcahuasi, otro poderoso portal en Perú.

Gente que ha tenido la oportunidad de visitar y explorar la puerta describen una sensación de energía fluyendo a través del cuerpo al tocar la roca. Otros han tenido visiones de estrellas, de áreas iluminadas y brillantes nubes de gas. Una sensación de caída libre también ha sido reportada entre los visitantes.

Una antigua leyenda cuenta que hay una llave para el portal, un disco dorado que habilita al poseedor a abrir los portales y entrar al reino de los antiguos amos del cielo. Esta leyenda es de muy atrás en el tiempo, hasta la fundación del imperio inca. Según los nativos, Amaru Muru, más tarde conocido como Manco Capac fue el primer sacerdote rey de los Incas. El verdadero origen de Amaru Muru es un misterio. Algunos dicen que nació en la legendaria cueva de la montaña Tampu Tocco.

Durante su niñez, el fue llevado donde el Dios Sol, y más tarde regresó a la Tierra. Otra versión de la historia es que Amaru Muru fue un sabio lemuriano. Corto tiempo antes de la destrucción del continente, el fue enviado junto con otros sages a varias partes del mundo. Su misión era de crear nuevas civilizaciones, y todos llevaban con ellos un número de objetos sagrados y registros sagrados desde el legendario continente.

Amaru Muru y su esposa llegaron en naves de luz a un valle peruano. Varios templos y ciudades, tales como, por ejemplo, Machu Picchu, Cuzco, y Tiahuanako fueron deliberadamente construidas sobre poderosos vórtices. En ese tiempo, el imperio de Amaru Muru incluía no solo Perú, sino que se extendía por toda América del Sur. El también estableció la llamada Hermandad de los Siete Rayos (Brotherhood of the Seven Rays).

Oculto en un monasterio en lo profundo de los Antes, esta escuela de misterio continuó siguiendo las enseñanzas sagradas de Lemuria. Además, el monasterio también preservó los objetos valiosos traídos por Amaru desde la tierra madre. Entre estos objetos estaba un cierto disco solar sagrado. El disco ha sido raramente visto, y la mayor parte del tiempo estaba almacenado en una cámara escondida.

Al parecer, el disco dorado solo era quitado de su lugar “en tiempos trascendentales u ocasiones de carácter cósmico.”

En otras palabras, el disco era usado cuando se acercaba una catástrofe cósmica y había necesidad de abrir los portales hacia el reino de los dioses. Este precioso disco dorado se supone que es la llave para abrir la misteriosa puerta cósmica. Es interesante notar que los arqueólogos que han examinado la roca en Hayu Marca, descubrieron una pequeña depresión circular al lado de la entrada.

Ha sido especulado que esta depresión estaba quizás pensada para colocar el disco dorado, la llave para abrir la puerta.

https://fbcdn-sphotos-e-a.akamaihd.net/hphotos-ak-ash3/9205_141450252674163_1316647750_n.jpg

Un Portal Estelar ‘A’ es similar a una Puente de Einstein-Rosen o "agujero de gusano", que se ha teorizado que se forma cuando el espacio-tiempo se ve distorsionado por intensos campos gravitatorios causados por estrellas en colapso.

Las estrellas en colapso se comprimen hasta el grado de que forman un punto de singularidad en el que el tiempo se ralentiza con relación a los observadores externos. se ha considerado que los puntos de singularidad existen en el centro de los agujeros negros, y es posible que existan en otras ubicaciones donde el espacio-tiempo se distorsiona significativamente por un intenso campo gravitatorio.

En un punto de singularidad, el tiempo efectivamente se detiene al dilatarse hasta el infinito, como lo predice la Teoría General de la Relatividad de Einstein.

Esto haría posible que cualquier persona sea capaz de sobrevivir aunque sea brevemente a los intensos campos gravitatorios que acompañan al punto de singularidad, para emerger en cualquier fecha futura que desee. Los físicos también lo consideran teóricamente posible que se forme un puente de Einstein-Rosen en el que se pueda viajar hacia atrás en el tiempo. Así, un punto de singularidad, al menos en teoría, ofrece un medio para viajar hacia adelante o hacia atrás en el tiempo.

Sin embargo, los puntos de singularidad son puntos altamente inestables y requieren enormes cantidades de energía para mantener abierta una puerta, si el viaje a través de una fuera viable.

Kip Thorne del Instituto Tecnológico de California ha argumentado que, mientras una exótica forma de materia puede ser desplegada para mantener abierto el punto de singularidad, un agujero de gusano "transitable" o Portal estelar sería teóricamente posible. Consecuentemente, al menos en teoría, un punto de singularidad que se mantenga abierto ofrece un medio para que los objetos o las formas de vida se muevan a través del tiempo.

Según el profesor Paul Davies, sería posible crear una máquina del tiempo si pudiera encontrarse un punto de singularidad, y la tecnología existente para mantenerlo abierto para el viajero en el tiempo.

Davies también describe un proceso en el que las civilizaciones avanzadas pudieran controlar una puerta estelar o agujero de gusano natural:
"Agujeros de gusano podrían haberse formado de manera natural en la Gran Explosión (Big Bang), para que una civilización avanzada con actividades espaciales pudiera esperar descubrir una en la galaxia y manejarla…"
(¿Cómo construir una Máquina del Tiempo, Pág. 69)
Por lo tanto, los principios detrás de puertas estelares, como forma de tecnología del viaje en el tiempo, en general, son bien conocidas por los científicos y factibles, aunque únicamente para tecnologías de avanzada que todavía no están disponibles al público en general.

La pregunta es si esas tecnologías secretas existen en el mundo clasificado de los proyectos relacionados con extraterrestres. En este punto es donde el testimonio de Burisch se vuelve significativo, puesto que él afirma haber estado involucrado en tales proyectos.

En lo que sigue, en primer lugar describo las afirmaciones de Burisch y luego las evalúo. Dada la intensa controversia que rodea a anteriores revelaciones públicas hechas por Dan Burisch es importante considerar los méritos de sus afirmaciones relativas a las tecnologías de portales estelares, sin dejarnos llevar por las polémicas posiciones contrastantes sobre su autenticidad e importancia.

En una reciente entrevista, Burisch sostuvo que la tecnología de portales estelares, básicamente, permite a sus usuarios entrar físicamente o mover material a través del tiempo y hacia diversas corrientes de tiempo. Burisch afirma que los portales estelares artificiales son instrumentos que entran en "puertas estelares naturales" para poder operar. Él cree que hay aproximadamente 50 portales estelares artificiales presentes en el planeta con un número no revelado de Portales estelares naturales.

Argumenta que la información para el desarrollo de portales estelares artificiales provino de los ‘sellos cilíndricos’ extraídos de Irak, tanto de la primera (1991) como de la segunda (2003) intervención militar de Guerra del Golfo por parte de los EE.UU. y sus aliados. Los sellos cilíndricos contienen información extraterrestre dada a los antiguos sumerios quienes fielmente replicaron esta información en textos cuneiformes.

La información de Burisch da credibilidad a la tesis de que la intervención militar de EE.UU. a Irak fue motivada por el deseo de descubrir y controlar la tecnología de los portales estelares. Al menos otro reciente delator entrevistado por el equipo del Proyecto Camelot, quien utiliza el seudónimo ‘Henry Deacon, afirma que la información de Burisch sobre Portales estelares es correcta.

Burisch afirma que una rama de la tecnología de portales estelares es el Proyecto Cristal de Mirar (Looking Glass), una ventana hacia diferentes líneas de tiempo. Afirma que la tecnología del cristal de mirar fue ingeniería inversa de portales estelares artificiales.

Burisch sostiene que las tecnologías del cristal de mirar dan al usuario una visión directa a diferentes probabilidades de futuros eventos o diversas corrientes de tiempos. Así, mientras que la tecnología de portales estelares nos permite viajar o enviar material de ida y vuelta en el tiempo, el Cristal de Mirar le permite a uno ver probables eventos futuros o lo que está ocurriendo en una diferente secuencia de tiempo.

Burisch afirma que la tecnología de portales estelares fue utilizada por los extraterrestres para entrar en la línea de tiempo de la Tierra, Pero sólo fue usada por los seres humanos para enviar información hacia diversas corrientes de tiempo.

Afirma que debido a la naturaleza altamente inestable de las puertas estelares, se consideró demasiado peligroso enviar seres humanos a través de ellos.

Esto es contrario a los testimonios de otros denunciantes asociados con el Proyecto Montauk y el Proyecto Talento, que regularmente fueron utilizados niños para los experimentos del viaje en el tiempo, sin importar las consideraciones de seguridad. Por ejemplo, Stewart Swerdlow afirma que fue uno de los pocos supervivientes de esos experimentos con niños y las tecnologías del viaje en el tiempo.

En una entrevista privada, el 4 de enero de 2007, Duncan O’Finioan me reveló que una de las misiones secretas en las cuales sirvió mientras estaba secretamente contratado en el Proyecto Talento, entre las edades de 14-17, implicaba que él entrara en una puerta estelar o "portal dimensional" que lo trasladó inmediatamente a un destino desconocido.

No recuerda ninguna marca especial alrededor del portal estelar.

Recordó que el evento horizonte era lleno de humo y que no experimentó "ninguna emoción, ningún temor y ninguna alegría" al atravesar la puerta estelar. En el destino, un antiguo edificio con mesas de piedra y los pisos, atestiguó de 7-8 cadáveres, todos con uniformes de color negro, idénticos al que llevaba puesto. La mayoría eran adolescentes de edad similar a la suya, excepto uno, que parecía casi de 30.

Ninguno tenía armas, sugiriendo que habían sido entrenados como él en el Proyecto Talento, para utilizar habilidades psíquicas para auto-defensa. Los testimonios de otros denunciantes sugieren que las afirmaciones de Burisch relativas a que las autoridades gubernamentales no usan puertas estelares por razones de seguridad para los viajeros no son exactas.

Burisch también sostiene que, como resultado de eventos asociados con el 2012, que los Portales estelares artificiales han sido desactivados en caso que contribuyan a posibles futuras calamidades. El se refiere a eventos tales como una incrementada actividad solar durante el próximo máximo solar que alcanza su máximo en el 2012, como parte de una serie de acontecimientos conduciendo a resultados catastróficos mundiales.

Se refiere a posibles catástrofes como la razón de por qué las tres facciones extraterrestres han llegado a esta línea de tiempo presente para influir en los acontecimientos actuales.

Sostiene que la tecnología Portales Estelares/Cristal de Mirar no puede ser utilizada para predecir con exactitud lo que sucederá en 2012 y sus inmediatas consecuencias, y que existen una serie de posibilidades. Estos posibles resultados conducen a diferentes líneas de tiempo que corresponden a cada una de las tres facciones extraterrestres que él describe.

Burisch afirma que la tecnología del Cristal de Mirar se utilizó para prever los ataques terroristas en los EE.UU. alrededor del nuevo milenio, y las posibles guerras futuras con los estados islámicos.

Este es otro aspecto dudoso del testimonio de Portales Estelares de Burisch puesto que corre en sentido contrario a la literatura emergente sobre el ‘ataque terrorista’ del 9/11.

Esta investigación ha demostrado de forma concluyente que el acontecimiento del 9/11 fue un "trabajo interno" que requirió el uso de diversas tecnologías avanzadas categorías de demolición.

Esto incluyó,
termita para destruir las columnas internas de acero de las torres gemelas (thermite to destroy the inner steel columns of the twin towers) y/o
de armas de Energía Directa supuestamente utilizadas para vaporizar las colapsantes Torres Gemelas (Direct Energy Weapons arguably used to vaporize the collapsing Twin Towers)
Hay un número de otras alegaciones formuladas por Burisch en la entrevista que son contrarias a los resultados de la investigación de otros investigadores en el fenómeno extraterrestre.

Afirma, por ejemplo, que el gran número de civilizaciones extraterrestres citadas por otros informantes / experimentadores es desinformación.

Esto es contrario a la extensiva evidencia de que 60 o más civilizaciones extraterrestres están interviniendo en la Tierra (véase Un reporte sobre las motivaciones y actividades de razas extraterrestres)

El creciente interés científico en la viabilidad de "agujeros de gusano atravesables, el viaje en el tiempo o la tecnología de portales estelares hace que sea importante tener en consideración fuentes de denunciantes del mundo clasificado o secreto describiendo la existencia de esas tecnologías y sus diversas aplicaciones.

Avanza el Túnel hacia el alternativo Inframundo Teotihuacano

Fue cerrado por los teotihuacanos hace 1,800 años, está a 14 metros de profundidad debajo del Templo de la Serpiente Emplumada, con orientación de oeste a este, la misma dirección en que se encuentra la entrada al inframundo, según relatan algunas culturas mesoamericanas, como la maya en el Popol Vuh.

Ahí, desde la superficie un georradar escanea con ondas electromagnéticas el subsuelo, el pasaje oculto que llevaría a las cámaras donde podrían encontrarse los restos de los gobernantes de Teotihuacán, un misterio que espera a ser desvelado.

Hasta ahora se han extraído con palas y cubetas más de 200 toneladas de piedra y tierra, y se ha encontrado una ruta de símbolos; se ha avanzado 10% en la exploración del túnel, que mide entre 100 y 120 metros. El georradar, del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas de la Universidad Nacional Autónoma de México, ha localizado pedazos de cerámica, huesos, piedras, agua y huecos; trozos de restos de ofrendas.

Una cámara de video en 3D hace tomas para construir con ellas recreaciones del túnel que permitan paseos virtuales o formen parte de un museo, aunque se requiere un escáner-láser para analizar a detalles las condiciones de las paredes del pasaje y evaluar la posibilidad de derrumbes.

El encargado de manejar el equipo proporcionado por la UNAM es Víctor Manuel Velasco Herrera, del Instituto de Geofísica, dirigida la excavación por el especialista del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Sergio Gómez Chávez. El túnel fue descubierto por casualidad luego que en 2003 las lluvias abrieran un pequeño hueco en el suelo.

http://youtu.be/a1CbkTuaZL8

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s