genesis de los cambios de ciclos …

https://virgiliotovar.files.wordpress.com/2012/06/zodiaco2bmaya2begipcio2b20092bflat2b2.jpg?w=762&h=429
El bajo porcentaje de desarrollo mental hasta ahora alcanzado por la humanidad presente, del 8% al 12%, ha impedido a la dicha humanidad actual comprender, que, a quien llaman DIOS, son moradores del siguiente escalón; Seres Superiores a nosotros, quienes constituyen Hermandades Espirituales altamente evolucionadas que habitan en otros sitios del Cosmos en relación con la naturaleza de la humanidad de este mundo; Ultraterrestres, de cuyos Mundos Altos vino ese Gran Embajador inter espacial a este planeta, a quien esta humanidad terrícola llamó JESUCRISTO.
Tan Alto, Muy Sublime y Excelso Visitante, vino para traernos su verdad, la que en su tiempo no se entendió ni comprendió, ni mucho menos se aceptó por sus contemporáneos, tan limitados y ciegos de entendimiento, por medio de cuya verdad trató de hacernos partícipes de la existencia de vida en otros planetas, de lo incesante de la vida, que florece en la tierra y en el Reino de los Cielos, con lo cual se refirió claramente a la vida que existe en los mundos que se encuentran dispersos en las dimensiones y frecuencias de Alta Luz, que integran solo una pequeñísima parte de la esencia de EL GRAN TODO, cuya ceguera les fue transmitida y heredada por las humanidades del pasado, y se conserva tal cual por la humanidad presente.
Con todo, dicho importantísimo y crucial mensaje sigue hasta ahora como se dijo, es decir, sin aceptarse, entenderse, comprenderse ni mucho menos atenderse, a pesar de los más de dos mil años desde entonces transcurridos, no obstante de que se está ya en altos grados de desarrollo intelectual y tecnológico en este mundo, en que se ha llegado a la clonación, incluso humana.
En efecto, por lo general la humanidad se niega a creer que haya vida en otros sitios distintos al planeta tierra, considerando que la vida solo existe en este mundo y en lo que llaman “Paraíso”, Cielo o Infinito, en donde consideran desde el punto de vista religioso que existe vida, ya que “vive DIOS”, porque de acuerdo al precario coeficiente humano se estima que en el universo solo existe suelo y cielo, ya que se cree que existe un solo universo, porque en contraposición se ignora la existencia de universos infinitos dentro unos de otros.
No se dan cuenta del sentido profundo y real de lo que nuestro Luminoso Visitante expresó cuando con perfecta claridad expresó ser proveniente de otros mundos cuando dijo: “de arriba vengo y para arriba voy”; “mi reino no es de este mundo, mi reino es el reino de los cielos”; “en el reino de mi padre muchas moradas hay”; “vosotros sois de abajo, mas YO SOY de arriba”; “muchas cosas tengo aún para deciros, mas no es el tiempo todavía”; “después de mi resurgimiento (resurrección) permaneceré cincuenta días más con ustedes (Pentecostés), y partiré después a mi mundo, del cual regresaré cuando estéis listos” (Yo volveré cuando la Luz se haga, que significa volver cuando hayan comprendido, entendido, aprendido y atendido su mensaje), pero que con la baja capacidad de entendimiento que caracterizaba a los humanos de aquellos tiempos, más baja en relación con el actual, lo que la humanidad de hace dos mil años pudo comprender de sus palabras fue muy poco, lo cual, con su deplorable bajo porcentaje de entendimiento y grado de desarrollo, lo convirtió en dogma y en religión.

Sumerios, asirios, babilónicos, egipcios, persas, minoicos, micénicos, mayas, olmecas, fenicios, etruscos, moche, aztecas, incas, polinesios, maoríes, etc. Han existido civilizaciones muy avanzadas, que han dejado un legado asombroso. Sus conocimientos en astrología, astronomía, matemáticas, escritura, arquitectura… eran demasiado avanzados, tanto, que conocían fuerzas físicas y cálculos matemáticos que estaban totalmente muy por encima de sus posibilidades.

Los mayas poseían varios calendarios, y uno de ellos se llamaba el calendario de las 13 lunas, que nos sincronizaba con el centro de nuestra galaxia. Formulaban el tiempo en una frecuencia 13:20 (13 lunas y 20 ciclos lunares), a diferencia de nuestro calendario gregoriano (instaurado por el Papa Gregorio XIII en el 1.582), que tiene una frecuencia 12:60. El calendario maya se basaba en el tiempo, y nuestro calendario se basa en el espacio.

La frecuencia 12:60 nos mantiene en un tiempo mecanizado, lineal, por el que nos mantenemos en la tercera dimensión constantemente, de materialismo y esclavitud. La frecuencia 13:20, permite elevarnos espiritualmente e ingresar en la cuarta y en la quinta dimensión, dimensiones de libertad y sincronía con el Yo Superior. En la cuarta dimensión se desarrolla la telepatía, idioma universal entre los habitantes del planeta, y posiblemente de todos los demás existentes. La sincronización con el ciclo de las 13 lunas, permite vivir el presente real, y lo sincronizamos con nuestros cuatro cuerpos inferiores; físico, mental, emocional y etérico.

La tercera dimensión es la manifestación física, concreta, es la proyección de la cuarta dimensión (no hay nada que hayamos inventado, que no haya existido antes en nuestra mente, como un pensamiento). La cuarta dimensión es una dimensión mental, imaginaria, que precede y contiene lo físico, es la dimensión del tiempo y la mente. Hoy en día, los seres humanos somos la única especie que no vive conforme a los ciclos de la naturaleza.

Göbekli Tepe es el templo de piedra más antiguo que existe, y muchos creen que podría tratarse del Jardín del Edén donde la llegada de la élite gobernante, los supuestos Observadores o Vigilantes del Libro de Enoch dieron a la especie mortal el conocimiento prohibido, que cambió para siempre la manera de pensar acerca de la vida, de la muerte, de los dioses.

El conocimiento adquirido por Adán y Eva, fue adquirido demasiado pronto, motivo por el que fueron expulsados del Jardín del Edén. Este vergel, se cree debía haber estado cerca del Lago Van, una isla en el mar al este de Turquía. El egiptólogo David Rohl, que excava en Göbekli Tepe junto al Dr. Schmidt, afirma que se trata del Edén bíblico. En Sanliurfa, además de Göbekli Tepe, también existe otro asentamiento que data del milenio IX a.C. (hace 11.000 años), llamado Nevali Çori.

Este asentamiento se construyó 500 años después de Göbekli Tepe. El edificio central, ha sido datado en el año 8.000 a.C., y consistía en un templo de 13 piedras, con un enorme monolito en el centro. El diseño del templo ha sido equiparado al Templo de Kalasasaya (Bolivia). ¿Cómo puede ser que edificaciones que se encuentran unas de otras a miles de km, tengan tantos paralelismos y coincidencias?.

En Perú, se encuentra la Cordillera de los Andes (la más larga de la Tierra), entre sus montañas, los incas establecieron su capital, Cuzco. A casi 4.000 metros de altura, se encuentra la fortaleza de Sacsayhuamán (que significa ”cabeza de halcón”).

Al igual que muchas edificaciones de este tipo, y al igual que Göbekli Tepe, esta obra representa un trabajo de cantería inexplicable. Según los datos científicos, la parte más antigua de Sacsayhuamán, fue construida por la cultura Quilque. Pero los incas estaban convencidos, que el lugar había sido construido mucho antes-unos tres mil años antes- por una raza muy superior y desconocida, bajo la dirección de un poderoso dios que descendió de los cielos.

Sacsayhuamán está construida por enormes bloques de piedra, las más grandes tienen 9 metros de alto x 5 metros de ancho x 4 metros de grosor, alcanzando las 350 toneladas. La mayoría de los bloques de granito miden 5 metros de alto x 10 metros de ancho. El granito está formado por feldespato, mica y cuarzo, esto significa que se necesitaría de la dureza del diamante para poder cortar los bloques. Y visto el tamaño de las piedras, debían disponer de abundante cantidad de diamantes o poseer una tecnología más avanzada, una tecnología que no poseían en esa época ni en este mundo.

Además, para mover esas toneladas de roca en un lugar tan elevado, parece realmente inviable que no utilizaran maquinaria. Para mover una tonelada de piedra, se necesitan unos 15 hombres, así que para mover piedras de 350 toneladas, se necesitaría sólo para ese bloque, más de 5.000 hombres. No tiene sentido. ¿Cómo se puede conseguir coordinar a tantas personas, tanto en espacio como en la ejecución del trabajo, y sólo para mover una roca?. La localización de Sacsayhuamán se encuentra a bastante altura, así que transportar los bloques sería muy complicado, por terreno escarpado y abrupto. Y no sólo habría 5.000 hombres, sino que debería trabajar mucha más mano de obra para transportar varios bloques al mismo tiempo. No hay espacio suficiente para ello.

La forma en que han sido colocadas unas con otras, recuerda mucho a la disposición de las piedras en las pirámides de Egipto, con la diferencia que las piedras de Cuzco, parecen formar un rompecabezas, para que encajaran unas con otras perfectamente.

Hay indicios que en muchos bloques, se aplicó una gran cantidad de calor para moldear la roca, y así encajara en la forma que querían. Estos enormes bloques, muy difíciles de cortar, parecen haber sido moldeados con suma facilidad. ¿Qué fuente de calor utilizaron para hacerlo?. Obviamente, el calor que proporciona una fogata no es suficiente. Estamos hablando de una fuente de calor muy elevada, como el láser.

Los lugareños cuentan que fue una “criatura alada” (alguien que provenía de los cielos), quien construyó la ciudad. Esa criatura traía consigo una sustancia química capaz de derretir la piedra. Esta criatura que bajó de los cielos, fue llamado Viracocha.

Viracocha es el dios más importante de los Andes. Cuentan que Viracocha tenía un “compañero alado”, el pájaro Inti, una especie de pájaro mago, conocedor de la actualidad y del futuro. Inti es el nombre en quechua (lengua andina hablada en lugares de Perú, Bolivia, Chile, Colombia y Ecuador) del Sol. Obviamente, Viracocha no viajaba sobre ningún pájaro. ¿Qué tipo de “pájaro”, con la capacidad de volar. puede ser conocedor del futuro y viajar a las estrellas, fuera de este mundo?. ¿No es esto una descripción de la capacidad de ese “dios”, para reflejar que tenía los medios para viajar en el tiempo y de poseer un artefacto capaz de volar?.

Las descripciones que existen de Viracocha, no concuerdan para nada con los rasgos típicos de esa zona. Viracocha tenía una larga barba y era de piel muy clara. Vestía con una túnica blanca, y tenía conocimientos muy avanzados de ciencia y “magia”. Seguramente, esa “magia”, hace referencia a que dominaba la química. En aquella época, un conocimiento avanzado en esta materia, es lógico se confundiera con la magia.

Viracocha enseñó matemáticas, arquitectura, astrología y astronomía, incluso a crear comunidades pacíficas y a convivir. Es muy curioso que la historia de Viracocha, sea tan parecida, por no decir idéntica, con las historias egipcias de Osiris o la de Quetzalcóatl (dios mesoamericano).Después del diluvio, aparecen estos seres suprainteligentes, con rasgos físicos muy alejados de los hombres de la Tierra, y que cambiaron la historia proporcionando un salto evolutivo sin precedentes.

Volviendo a Göbekli Tepe, existe un debate sobre qué representa realmente este sitio. David Rohl, quien excava en la zona junto al Dr. Schmidt, cree que el Jardín del Edén era un lugar real, y que el Antiguo Testamento es una guía que nos puede llevar a localizarlo. En su libro “Legend”, David Rohl sitúa el Jardín del Edén de Adán y Eva al norte de Irán, cerca del lago Urmía. Rohl se apoya en los capítulos segundo y tercero del Génesis, que hablan del Jardín del Edén como si fuera un destino vacacional terrenal. Se mencionan puntos cardinales, así como regiones colindantes. Hay referencias a cuatro ríos que nacen de la zona, dos de ellos son el Tigris y el Éufrates.

En la Biblia, se cuenta que fue Adán el primero en trillar el grano de la cosecha, prueba que los expertos manejan para estipular dónde tuvo origen la agricultura, y las pruebas dicen que fue en el curso superior del Tigris y el Éufrates donde se inició, exactamente en la región que precede a las cordilleras de Tauro y Zagros, en la zona fronteriza entre Irán, Irak y Turquía, donde tuvo lugar esta revolución cultural donde se asentó Göbekli Tepe hace 11.000 años. Este momento de la historia, fue crucial para que el homo sapiens, hasta entonces nómada y cazador, dejara las armas para dedicarse a la agricultura.

El Jardín del Edén, siempre se ha dibujado e interpretado como un lugar muy verde, seguramente por el concepto y la imagen que tenemos de lo que es un jardín. Pero en aquella época, se refería a un lugar donde se vivía de forma apacible, un lugar donde se trabajaba de forma pausada, tranquila, pero no tenía por qué ser verde, ni lleno de árboles ni nada parecido. En el Génesis 2:15, se dice literalmente que Adán recibió el encargo de “cultivar y conservar” el Edén, cuidar de los árboles y las plantas.

En Göbekli Tepe, apareció una pequeña placa de esteatita que mide cuatro cm de alto y parece ser una placa identificativa. Lleva grabados dos símbolos: un árbol y una serpiente. Estos dos símbolos son los que aparecen en muchos mitos antiguos. En lo que respecta al Jardín del Edén, el Árbol de la Vida y el Árbol de la Sabiduría son símbolos esenciales, además de la serpiente que tienta a Eva a probar del árbol.

Según Ezequiel 28:14, el Jardín del Edén estaba emplazado en un Monte Sagrado, como el de Göbekli Tepe. También la Biblia hace mención a que la gruta del nacimiento de Abraham, se encuentra en la ciudad de Urfa, apenas a 2 km de distancia de Göbekli Tepe. Esta gruta es conocida como el yacimiento de Balikligöl, y en su interior se encontró una escultura que incrementa el misterio de todo lo que rodea a Göbekli Tepe.

Esta es la primera escultura conocida de la humanidad, datada en el año 9.500 a.n.e. En esa época, el ser humano, el homo que dominaba el planeta, no sabía esculpir la piedra, cincelarla, pulirla… nada. ¿Quién fue el escultor de esta figura?. Su altura de 2 metros, parece indicar que hacía las funciones de un tótem, presidiendo el complejo donde todos lo pudieran ver. Las dos franjas del pecho en forma de “V”, indican que no es una figura desnuda, sino que lleva puesto un ropaje. En esa época, las ropas de los hombres que vivían en esa zona, eran harapos, telas muy simples. Pero en la estatua de Balikligöl, se observa que no es un harapo, sino más bien una vestimenta mucho más compleja. ¿Es posible que haga referencia a una especie de traje espacial?.

El rostro es sobrecogedor. Los ojos negros y profundos, han sido rellenados en la actualidad con dos piedras de obsidiana. Puede producir el doble efecto de sosiego y de inquietud. Su postura y su mirada es la de un vigilante, alguien que controla todo lo que sucede a su alrededor, y no como simple observador, sino como alguien que analiza la situación para tomar decisiones. Quizás por eso, no aparezca rastro de la boca, su presencia intimidatoria, de superioridad, es suficiente para ganarse el respeto y el temor de los demás, sin tener que dar órdenes.

En el Antiguo Testamento, se dice: “Entonces el Señor Dios modeló al hombre de arcilla del suelo, sopló en su nariz aliento de vida…”. En Nevali Çori, han aparecido un gran número de figuras de arcilla cuyo origen se remonta al año 8.500 a.C. Un sello de 4.000 años de antigüedad (que se encuentra en el Museo Británico de Londres), muestra dos personas sentadas junto al Árbol de la Vida de siete ramas. Detrás de la mujer se enrosca una serpiente. Este sello, es conocido como el “sello de Adán y Eva“, aunque se cree puede representar a una pareja de héroes, muchos ven indicios que apuntan que sean la primera pareja de seres humanos procedentes de Oriente.

Si el Jardín del Edén existió realmente, Göbekli Tepe parece ser el enclave donde los primeros homo sapiens lograron un conocimiento más avanzado, un salto evolutivo muy pronunciado, donde homos cazadores y provistos de armas, abandonaron éstas y repentinamente, tuvieron acceso a la astronomía, arquitectura, astrología, matemáticas. De la “nada”, crearon herramientas muy precisas para la construcción de fortalezas y ciudades, para pulir y trabajar la piedra, el granito, transportar ingentes bloques, esculpir figuras, y que esas figuras se correspondan con constelaciones de forma precisa.

Los mayores núcleos religiosos del mundo, son la meta de los peregrinos. El Vaticano, Jerusalén, La Meca, Bodh Gaya, son lugares espirituales para conmoverse y admirar su grandeza. Göbekli Tepe es el primero de todos esos lugares, o por lo menos, eso parece evidenciar. Todos los pilares están hechos de piedra caliza en forma de letra T mayúscula. Los pilares en forma de T, se cree representan figuras humanas estilizadas, como parecen confirmar los brazos esculpidos que parten de los «hombros» de algunos de ellos, con las manos dirigidas hacia el vientre. Esos hombres desnudos, y la parte del “bajo vientre” tapada, puede hacer referencia a cómo era la vida allí, muy similar y con muchas coincidencias y paralelismos con las figuras de Adán y Eva. Todos miran al centro del círculo, como en una reunión o una danza, representando seguramente algún ritual religioso. Las figuras humanas representadas podrían estar protegidas por los animales que están tallados en ellas.

No existe ningún indicio de asentamiento, ni pueblo en los alrededores. Algo muy extraño, ya que fueron necesarios miles de personas para tallar y le­­vantar los pilares. ¿De dónde venía toda esa gente?. Y más cuando no había agua en esa zona, donde el reducto de agua más cercano estaba a 5 km. Es decir, si Göbekli Tepe fue construido por los aborígenes de esa zona, necesitaban un sitio donde descansar a la sombra, con agua abundante para hidratarse y alimento para reponer energías, pero no existe nada de eso, ni un solo rastro. Ni casas, ni posibilidad de agricultura, ni pozos… nada. Tampoco se ha encontrado ninguna zona reservada a los más ricos, a las personas que presuntamente organizaban la construcción, ni tumbas… no se ha encontrado nada alrededor de Göbekli Tepe.

Las conclusiones del director de las excavaciones, el Dr. Klaus Schmidt del Instituto Germánico de Arqueologíade Estambul, son realmente asombrosas. El Dr. Schmidt afirmó después de haber excavado durante años en Göbekli Tepe, que una élite gobernante de base sacerdotal muy astuta y extremadamente poderosa, supo cómo manipular con facilidad y motivar a la población local, para que trabajaran para ellos. Esta primera afirmación, coincide con las conclusiones del famoso arqueólogo/linguistico Zecharia Sitchin, quien aseguraba que construcciones como las pirámides de Egipto, fueron levantadas por mentes de otros mundos, utilizando a la especie homo para hacer de “animales de carga”. Para crear seres más avanzados, modificaron genéticamente la especie, de ahí el salto cuántico evolutivo que experimentó la raza humana.

De repente, de la noche a la mañana, esas “bestias” por ciencia infusa, dejan las armas de caza, y empiezan a edificar una ciudad-templo, a transportar enormes pilares por terreno escarpado, a esculpir esos bloques y tallar figuras. Y esas figuras forman complejas disposiciones de los cielos, de las constelaciones, del ciclo de precesión, creando figuras antropomórficas, posicionando sobre el terreno los enormes pilares en círculos perfectos, creando un complejo para ser visto desde tierra y desde el aire.

Y mientras construyen la ciudad-templo, se denota que no eran simples bestias, sino que tienen conocimientos avanzados de matemáticas, arquitectura, astrología y astronomía, etc. Pero hay algo curioso, cada vez el trabajo se hace peor, menos preciso, como si los primeros ejemplos los hubiera realizado el maestro, y los siguientes los alumnos. ¿No es más lógico pensar que ese salto evolutivo tan abismal, fue dado por alguien y no adquirido de forma inexplicable?. Y esto no sólo ocurrió en Sanliurfa, sino que ha ocurrido en Sudamérica y Centroamérica, en Europa y Asia… mismas o parecidas construcciones, surgidas de la nada. Ciudades levantadas con enormes bloques de piedra, toneladas transportadas por ríos, por desiertos, por lugares escabrosos, en montañas… y no se sabe cómo.

Y en todas esas ciudades, los mitos y las historias nos retrotraen a iguales acontecimientos. Seres que bajan de los cielos, con grandes poderes, tomados como dioses, levantan ciudades con mano de obra humana, enseñan a nuestra especie disciplinas desconocidas, incluso les enseñan dónde están situadas estrellas que no se podían ver a simple vista. Y en un espacio corto de tiempo a nivel evolutivo, todo cambia, todo se transforma, ya nada es lo mismo. Y tal como esos dioses vinieron, se fueron.

Los textos antiguos, las creencias religiosas, están basadas y alimentadas por muchos de estos mitos e historias, que han sido interpretados dándole un nuevo sentido. Parece muy probable que Göbekli Tepe fuera el Jardín del Edén, y allí fue donde los primeros humanos se crearon. Y si nos atenemos a los datos, parece ser así. En esa época la especie homo se acercaba más bien a las bestias que a la razón y al pensamiento. Con la creación de Göbekli Tepe, un nuevo nacimiento surge, un nuevo ser humano que crece en un lugar apacible, trabajando la tierra, y poseedor de un conocimiento antes vedado.

Este conocimiento, se asemeja al Árbol del Conocimiento del cuál obtuvieron el fruto, y que acercó al hombre a los dioses, y esto fue un pecado. ¿Es esta la razón de que se tuviera que enterrar bajo toneladas de arena la ciudad?. ¿Fue un castigo de los dioses por haber intercedido en nuestra especie, dotándola de un saber que no les correspondía?. Actualmente, cuando pensamos en la posibilidad de viajar en el tiempo, siempre se piensa que no debemos interceder en la evolución de los seres que viven en la época, para no desvirtuar el proceso lógico y natural de los acontecimientos. ¿No es probable que esto fuera lo que ocurriera, que los seres que bajaron de los cielos, no debían interceder en la evolución en la Tierra y sí lo hicieron?.

Y al hacerlo, nos entregaron el conocimiento que ellos poseían. Y este acto, según aparece en el Libro de Enoch y en diferentes textos antiguos, fue lo que llevó a los jefes a determinar el castigo, a quedarse aquí en la Tierra, a ser mortales y morir como nosotros, a involucionar como especie. Y fue en ese momento, según relata Zecharia Sitchin, cuando decidieron mezclarse con nuestra raza, creando una especie mejorada. Por este motivo, no hay una secuencia lógica en los descubrimientos arqueológicos, con demasiados eslabones. Por este motivo, se hallan homínidos cada vez más antiguos, edificaciones más antiguas, porque esta raza estuvo aquí mucho tiempo antes, y los arqueólogos no consiguen cuadrarlo en su escala evolutiva.

Y no lo consiguen porque descartan esta posibilidad, descartan la posibilidad que todo provenga de otro mundo. Por eso, no consiguen encontrar las respuestas a muchas preguntas, y teorizan sobre todo, porque las dataciones, la astronomía, las evidencias les contradicen. Ellos deben posicionar todo en unos tiempos determinados, pero no pueden hacerlo, porque saben que si lo hacen, que si ceden, deben cambiar toda la perspectiva que tienen, y habría que cambiar toda la historia antigua.

Pero cada vez más, aparecen científicos paleontologos, geologos, astronomos y arqueólogos que están dando un paso adelante, gente admirada, seria, respetada, eminencias de universidades, profesores, que abren esa puerta, porque apoyados por los datos, encuentran respuestas lógicas amparadas por todas las pruebas. Muchas veces parece increíble que miles de millones de personas, a lo largo de la historia, crean y tengan tanta fe en un dios todopoderoso, en un creador único omnipresente, cuando no existe ninguna prueba de su existencia.

En cambio, cueste creer que el salto cuántico, el avance evolutivo que experimentó el homo, su legado en forma de ciudades mastodónticas, cuando no poseía conocimiento alguno de nada, fuera porque sí, sin pensar que todas las civilizaciones nos hablan de dioses que bajan de los cielos, y son los responsables y creadores de todo. Los libros dicen que las civilizaciones y la vida avanzada comenzó alrededor del año 3.500 a.C. ¿Y qué ocurre con todas las edificaciones, textos y manuscritos anteriores?. No tiene ninguna lógica.

Göbekli Tepe es otra prueba más, una prueba tangible, que se puede ver y tocar, que se puede estudiar y analizar, que demuestra que hay que revisionar muchas cosas que damos por hechas. Las civilizaciones son mucho más antiguas de lo que nos dicen, y su aparición, avance e inteligencia, que apareció en un espacio de tiempo increíblemente corto, no surgió de la nada, sino que fue dado por dioses que bajaron de los cielos según relatan todas las culturas.

Göbekli Tepe ¿El Jardín del Edén Bíblico?

A 15 km al nordeste de Sanliurfa (Turquía), cerca de la frontera con Siria, actualmente está siendo excavado por arqueólogos una compleja estructura de piedras, levantada por recolectores y cazadores hace 11.500 años. Sanliurfa, era la original Ur de los caldeos, donde se dice que nació Abraham. El Libro de Enoch menciona que los Vigilantes, residían en la Alta Mesopotamia (donde se encontraba Caldea), cuando Abraham y su familia, los ancestros de los israelitas y judíos, emprendieron camino hacia Canaán, la futura tierra de Israel.

Misteriosamente, todo este complejo de piedras, pilares y esculturas, fue deliberadamente enterrado bajo arenas en el año 8.000 a.C., permaneciendo abandonado durante miles de años. Su estructura se construyó para ser visto desde los cielos ¿Quién podía volar hace 11.500 años?. ¿Por qué se construyó y cuál era su función?.

En 1.994, un pastor de la zona, como otro día cualquiera, se levantó para trabajar. Cuando ascendió una colina con su rebaño, descubrió la punta de una piedra que sobresalía, y el pastor se dio cuenta que esa piedra era extraña. Así que empezó a excavar, y acabó desenterrando un pilar de casi 6 metros de altura. Las aristas eran muy precisas, y en el centro del pilar, había tallado un extraño animal. Este acontecimiento desencadenó que la comunidad científica se desplazara a la zona para excavar esa colina. Esa zona se ha convertido en el lugar de culto religioso más antiguo del mundo descubierto hasta ahora. Su nombre es Göbekli Tepe.

Los arqueólogos hacían dataciones de carbono-14 a medida que iban profundizando. Se ha desenterrado solamente un 10% de toda la estructura que permanece bajo tierra. Göbekli Tepe es una ciudad compuesta de círculos perfectos, y en el interior de cada círculo yerguen columnas de 6 metros de alto que pesan 15 toneladas cada una.

Este lugar, dobla la antigüedad de la historia de la humanidad, la época donde pensábamos comenzaron las civilizaciones. Este complejo tiene una antigüedad miles de años más que las pirámides y Stonehenge. Aún no se ha encontrado ninguna herramienta con la que cortaron la piedra, la pulieran… nada. Al igual que ocurriera con las pirámides de Egipto, se desconoce qué utensilios y herramientas se utilizaron para tal obra de ingeniería.

En las columnas están talladas las figuras de aves, mamíferos, insectos, e incluso seres humanos. ¿Por qué tallaron estas figuras?. ¿Qué significado tienen?. A 500 km de Göbekli Tepe, se encuentra el Monte Ararat, el lugar donde los creyentes y estudiosos de la Biblia, creen es el lugar donde se posó el Arca de Noé. ¿Hacen referencia los animales tallados, y la ciudad de Göbekli Tepe, a un arca en piedra?. Si esto fuera así, la estructura narra el acontecimiento de una catástrofe, el famoso diluvio que aparece en más de 2.000 mitos en distintas etnias humanas. Esto significaría, que la fecha del gran diluvio se retrasaría a la época de la última Era glaciar, mucho antes del período bíblico. ¿Es por este motivo que Göbekli Tepe se encuentra en lo alto de una colina, para salvaguardar la vida de los seres vivos de aquel diluvio o se construyó por otro motivo?.

¿Qué representan realmente los animales tallados?. Vamos a ver y analizar más detenidamente algunas columnas que han aparecido en Göbekli Tepe.

Por ejemplo, en esta columna, aparecen tres aves (A, B, C), que corresponden a las estrellas del “Triángulo de Verano” (aunque sería más correcto llamarlo el “triángulo de agosto”). Las tres aves, una representada por cada estrella son: Altair, Deneb y Vega (las estrellas más brillantes de sus constelaciones, las llamadas estrellas alfa), y conecta las constelaciones Águila, Cisne y Lira respectivamente.

Altair es la estrella alfa (la más brillante), de la Constelación del Águila. Los árabes, también veían en esta constelación una gran águila volando, por este motivo la llamaron elnars-el-tair, de donde derivó el nombre de Altair, estrella que ocupa la posición nº 12 de las estrellas más brillantes de nuestro firmamento. Deneb es la estrella alfa de la Constelación del Cisne, y la 18ª del firmamento. El nombre deriva del árabe dhaneb (cola), entendida como “la cola del ave” (dhanab ad-dajājah). Fue considerada la Estrella Polar durante miles de años. Vega es la estrella alfa de la Constelación de Lira, y la 5ª más brillante del firmamento. En un primer momento se la llamó Wega, y proviene de la palabra árabe wāqi‘ (cayendo, aterrizando).

El ángulo de las estrellas de la Constelación del Cisne, coincide con la forma del cuerpo del ave B, con los pies en la misma dirección que el cuello de la Constelación del Cisne. El ave C, corresponde a la estrella Vega.

El ave D, con alas hacia arriba forma la Constelación de Pegaso, compartiendo algunas estrellas de Andrómeda para formar las alas hacia arriba, y otra estrella de Pegaso definiendo las piernas en ángulo hacia fuera, en dirección a la derecha. La cabeza estaría formada por estrellas menores, donde las dos estrellas dentro de la cabeza, se corresponderían con los dos ojos en el plano.

Por debajo corre una línea divisoria, que podría representar la eclíptica o el ecuador celeste. Debajo de esta línea divisoria, estaría el escorpión (E). La cabeza del ave F, debajo del escorpión, corresponde a varias estrellas representadas principalmente por piscis. La parte izquierda del escorpión, combina algunas estrellas de acuario junto con estrellas de piscis. Algunas de las estrellas de acuario parecen representar parte de la cabeza y extremidades del jabalí (H).

El zigzag que se observa en la letra M, representa la Vía Láctea, que tiene aspecto de columna vertebral en forma horizontal. Una representación metafórica muy ajustada y exacta, de querer reflejar que la Vía Láctea es la “columna vertebral”, la zona principal donde se asientan todas las estrellas de nuestra galaxia. ¿Cómo podían saber esto en aquella época?. Ese conocimiento hace 11.000 años sólo estaba al alcance de seres de otros mundos.

El animal J, representa probablemente una ardilla, haciendo referencia a la posición aproximada y la orientación de Casiopea (constelación conocida entre los nórdicos como la ardilla Ratatösk). La figura L, a la izquierda de la ardilla, es la Constelación de Perseo, y la figura N sería la Constelación de Hércules. El círculo K, sobre el ala izquierda del ave D, no corresponde con ninguna estrella fija en un mapa estelar actual. Se cree que podría representar otro objeto, como la luna llena o una supernova. Una supernova es posible, dada la concentración de estrellas a lo largo de la Vía Láctea, que aumentaría las probabilidades de una estrella brillante en esa ubicación.

Parece evidente que las figuras de las columnas, hacen referencia e intentan representar constelaciones. No sólo hay una conexión entre esta columna y las constelaciones. Vamos a analizar otra columna.

BoarBirds

Esta columna presenta unos grabados más simples que la piedra anterior. Aquí la figura central es el jabalí (A), que coincide de forma muy estrecha con la Osa Mayor. Debajo del jabalí, aparece un jabalí mucho más pequeño (B), que es representado por las estrellas de la Constelación del Lince. Hay cinco estrellas brillantes que están claramente presentes en posiciones similares; tres (C, D, E) de la Constelación de Cefeo, y dos (F, G) de la Constelación del Dragón. Esto pone de relieve la ubicación de la estrella polar, que se produciría en el punto donde está la letra H, en un agujero en la roca, destinada a representar el punto de giro. Es decir, el centro sobre el que gira el universo, como una rueda alrededor de un eje.

Parece claro que quienes crearon la estructura eran conscientes de que sus cifras representaban constelaciones.

Esta piedra muestra lo que parece ser una grulla debajo de un zorro con una vaca arriba. La grulla y el zorro pueden encontrarse dentro de otra región del cielo nocturno apareciendo como la Constelación de Escorpio. La forma de la grulla coincide perfectamente con Antares, como la estrella Shaula (el aguijón). La parte superior de la constelación, son las estrellas que componen la frente del zorro.

Los círculos de piedra, están orientados norte-sur. Dado que el norte era una dirección de muerte y renacimiento, Göbekli Tepees una referencia del movimiento de las estrellas circumpolares alrededor del polo celestial septentrional, porque en el año 9.500 a.C., no existía la estrella polar. Si utilizamos el programa astronómico Skyglobe, y retrocedemos hasta ese año, la única constelación que podía haber sido objeto de observación, era la Constelación del Cisne, que en la tradición popular europea sobre las estrellas, es el cisne celestial. En la Antigua Mesopotamia, el Cisne era visto como un velocirraptor, mientras que en mitología clásica se le ve como una especie de buitre, el símbolo de la trasmigración del alma en el culto a los muertos del Neolítico.

Cuando la función para la que fue construida, ya hubo terminado, Göbekli Tepe se enterró cuidadosamente, permaneciendo oculto miles de años, y la gente del lugar se trasladó a otro sitio. ¿Por qué no lo destruyeron o lo dejaron al aire libre, y emplearon tanto tiempo en enterrarlo?. ¿Cuál era realmente la finalidad de construir semejante ciudad?. Enterrar completamente Göbekli Tepe, sin dejar huella, tuvo que llevar muchos años. ¿Por qué emplear tanto esfuerzo y tiempo?.

Para construir Göbekli Tepe, fue necesario reunir en un solo lugar más personas de las que jamás se habían reunido hasta entonces. Los constructores lograron extraer, tallar y transportar piedras de 16 hasta 50 toneladas. ¿Cómo lo consiguieron si desconocían el uso de la rueda, de poleas, gruas, etc…?. Ni siquiera disponían de animales de carga. No existía la escritura, ni el arte cerámico, ni trabajar el hierro ni el acero. Göbekli Tepe está situada en una colina (la traducción de este lugar sería “montaña ombligo” o “montaña panzuda“), ¿cómo consiguieron subir las pendientes con piedras de tanto peso, sin las herramientas ni los medios posibles para ello?.

Si la teoría es que lo hizo esa tribu de ganaderos o cazadores que vivían en esa época en ese lugar, la respuesta sería inexplicable. Ni los datos ni la lógica apoyarían todas las teorías que emergieran de la posibilidad que fuera la raza humana quien construyó ese lugar. Simplemente habría que creerlo, sería una cuestión de fe, más que una cuestión científica y lógica.

Si nos apoyamos en la teoría que no fueron seres de este mundo quienes lo hicieron, al igual que parece ha ocurrido con muchos otros monumentos, donde la astronomía, física, matemáticas… y diferentes ramas de ingeniería, y apoyados por la lógica, dicen que son resultado de un conocimiento mucho más elevado de la época que ocurrieron, que el salto evolutivo fue tan abismal, que para ajustarnos a las conclusiones, sería como asegurar que un boeing 747 ha sido construido con una navaja suiza. ¿Esto qué significa?. Significa que la ciencia ha datado esa zona con una antigüedad de 11.500 años, y las personas que vivían en esa época, es totalmente imposible pudieran realizar semejante edificación, tanto por sus características técnicas (peso de los pilares, pulido y perfección de las mismas, sus perfectos círculos…), como su elevado conocimiento en disciplinas a años luz de su dominio (matemáticas, astronomía, astrología…).

Este planisferio muestra las áreas del cielo que están representadas por cada una de las piedras que han aparecido en Göbekli Tepe.

Si analizamos los animales, insectos, aves… que aparecen tallados en los pilares, y observamos la posición de los astros, del firmamento, de las constelaciones en idéntica conjunción a como aparecen en la piedra, esa información nos dirá exactamente, o en una aproximación muy ajustada, en qué momento, época concreta, fue construido Göbekli Tepe. Una buena referencia es la ubicación del sol, que normalmente se encuentra a lo largo de la eclíptica según su posición en el equinoccio de primavera (o vernal). El equinoccio de primavera agronómicamente es muy importante, ya que determina la época del año donde se comienza a plantar. Si retrocedemos en el tiempo, podemos ubicar la época en que el sol apareció entre las Constelaciones de Libra y Virgo. En los pilares descubiertos por ahora, el astro aparece representado por la vaca Hathor. Esta divinidad cósmica, es comúnmente representada como una diosa vaca con cuernos, los cuales sujetan un disco solar.

El primer ciclo del sol ocurrió hace 25.800 años. Esta fecha corresponde a los años que la Tierra tarda en completar un ciclo de precesión, que es el cambio lento y gradual en la orientación del eje de rotación de la Tierra, debido a las fuerzas que ejercen la luna y el sol sobre el ecuador de la Tierra. Esto significa que cada 2.150 años, avanzamos un Ciclo, una nueva Era. Para llegar a la cifra de 25.800 años, hay que pasar por 12 Eras (las doce constelaciones).

Ahora fianlizamos la Era de Piscis (por eso, el símbolo de Jesucristo son los peces). Anterior a Piscis, del 2.150 a.C. hasta el 1 a.C. fue la Era de Aries (el carnero). Anterior a Aries fue la Era de Tauro del 4.300 a.C. hasta el 2.150 a.C. Si vamos retrocediendo, llegaríamos a la Era de Virgo (12.900 a.C.) y a la Era de Libra (15.050 a.C.). Si nos basamos en estos datos, la disposición de los animales que aparecen en los pilares de Göbekli Tepe, nos están diciendo que la construcción se remontaría al año 13.000 a.n.e., cuando el sol estaba entrando en Virgo.

Hay que tener en cuenta, que el hecho de que los griegos midieran el sol en el equinoccio de primavera, no significa que los seres humanos que vivían hace 10.000 años lo hicieran. Pero sí está comprobado que abandonaron las armas para dedicarse a la agricultura y al cultivo, y para ello, sí era necesario conocer y saber manejar los ciclos, vital para que las cosechas prosperaran y para la supervivencia de la especie.

La fecha arqueológicamente aceptada de la antigüedad de Göbekli Tepe, está próxima al año 9.500 a.C., por lo que habría una diferencia de 3.500 años aproximadamente. Si tomamos esta fecha arqueológica como la correcta, esa fecha situaría al sol entre Cáncer y Leo en el momento del equinoccio de primavera.

Otro cálculo que se podría hacer, es basarse en la posición del polo y la identificación de la estrella polar. En el año 12.000 a.C., la estrella polar aparente era la estrella Vega (la más brillante de la Constelación de Lira). Pero esta teoría no parece encajar con la posición aparente del centro, que corresponde mejor a Polaris, nuestra actual estrella polar. Posicionalmente, el centro parece estar correctamente situado por encima de la Constelación del “gran jabalí”, que correspondería a Polaris. Ninguna otra estrella parece encajar, a menos que el centro no estuviera destinado a representar el eje de la esfera celeste.

La última vez que Polaris apareció en ese lugar en el cielo, hubiera sido hace 26.000 años aproximadamente, según el actual método de cálculo utilizado. Así que existiría una discrepancia acerca de por qué la posición del centro fue asociada con la posición de la estrella polar del norte actual, la que podemos ver si miramos al cielo, y no con la verdadera estrella que aparecería en esas fechas, la estrella Vega.

Es muy posible que haya que esperar a que todo el complejo de Göbekli Tepe sea desenterrado. Los arqueólogos calculan que estarán excavando alrededor de 100 años, así que ninguno de nosotros será testigo de ver todo el complejo, y seguramente comprender las posiciones de las estrellas, incluso comprender por qué fue construido, cuál era su finalidad, por qué se enterró de forma cuidadosa y no se destruyó, o simplemente se abandonó. Es evidente que quienes lo enterraron, tenían un motivo evidente de preservarlo, ¿quizás para volver en un futuro?.

El Dr. Schmidt afirma que no existe ninguna explicación para la existencia de una elevada cultura en la Alta Mesopotamia a finales de la última Edad de Hielo, cuando el resto del mundo estaba todavía poblado por comunidades de cazadores-recolectores, preocupados por la supervivencia del día a día y poco más. Sin embargo, estos ”seres anónimos”, crearon algunas de las obras de arte más fascinantes del mundo antiguo, no siendo superadas en la actualidad.

Zecharia Sitchin, ha encontrado en el Dr. Schmidt, un colega que ha llegado por motivos de evidencias y de lógica, a las mismas conclusiones. Sitchin hablaba de los mitos y leyendas sumerios, que hablan de dioses llamados Anunnaki, que vinieron de otro mundo, proporcionando a los habitantes de aquí los conocimientos y los instrumentos y herramientas necesarios para el avance de la civilización. El Dr. Schmidt dijo: “Creo que existe una fuerte evidencia que sugiere que los “Vigilantes”, y su prole, los Nefilim, eran realmente la élite chamánica o sacerdotal que fundó los centros de culto del Neolítico temprano de la Alta Mesopotamia”.

El celebre autor de “Crónicas de la Tierra”, Zecharia Sitchin, depués de más de 30 años de investigación, poseyendo los objetos y los textos más antiguos de los que se puede disponer, llegó a la conclusión que las antiguas civilizaciones (mucho más antiguas y esplendorosas de lo que suele creerse), fueron el producto del conocimiento que trajeron a la Tierra los Anunnaki, es decir, «los que descendieron del Cielo a la Tierra».

Sitchin, es una de las contadas personas en el mundo, capaz de leer los textos sumerios. La Civilización de Sumer, son la primera forma de civilización humana conocida, establecida hace 6.000 años. Esta civilización, dejó plasmado en tablillas de arcilla y sellos cilíndricos, pruebas y evidencias, donde se relata visitas de seres de otros mundos, y datos astronómicos sorprendentes, que una civilización de esa antigüedad era imposible que conociera.

Este sello, expuesto actualmente en un Museo de Berlín, muestra el Sistema Solar, con el sol en el centro. La Teoría Heliocéntrica, no se demostró hasta el año 1.549, cuando Nicolás Copérnico lo pudo demostrar. Antes de eso, se pensaba que todo, estrellas y planetas, giraban alrededor de la Tierra (Teoría Geocéntrica), siendo nuestro planeta el centro del Universo (teoría apoyada y defendida por filósofos como Platón y Aristóteles).

Si nos fijamos en la imagen del Sistema Solar, en la parte superior, entre las cabezas del personaje central y el de la izquierda, se puede ver claramente al Sol, mucho mayor en tamaño que los planetas que lo rodean, y el número de estos planetas es exactamente nueve. El planeta Plutón, no se descubrió hasta el año 1.930. ¿Cómo podían saber hace 6.000 años, que el Sol era el centro del Sistema Solar, y que estaba acompañado por nueve planetas?. La respuesta no deja lugar a ninguna duda, solo podían saberlo por conocimientos transmitidos por seres que no pertenecían a este planeta.

Si nos fijamos nuevamente en esa parte de la escena, podemos ver un décimo planeta, que está fuera del círculo de los nueve planetas. Ese planeta X, es llamado por los sumerios Nibiru, de donde provenían los Anunnaki o “Gigantes Celestiales”. Este planeta, hace una elipse de 3.600 años alrededor del Sol.

Si miramos detalladamente las tres figuras, parecen tener las mismas proporciones, ser de la misma estatura. El personaje que está sentado, representa a un dios. La medida existente entre las rodillas, y la cintura, nos hace ver que, si se levantara de su trono, sería mucho más alto que las otras figuras que permanecen de pie. Esto es un fiel reflejo de las escrituras que dejaron los sumerios en diversas tablas, donde se dice que los Anunnaki, medían 1/3 más que los seres humanos actuales.

Los textos sumerios, nos hablan que los Anunnaki llegaron del espacio, aterrizando en la zona entre el Tigris y el Eúfrates, y empezaron a montar una colonia llamada E.DIN. Según el Génesis, en el Edén (E.DIN), Adán (nombre dado como E.DIN), fue creado a partir del polvo, y Eva a partir de una de sus costillas. Una de las misiones de los Anunnaki, era la recogida de oro, para transportarla a su planeta, ya que era una materia prima y un mineral, con el que conseguían energía. Pero se dieron cuenta que necesitaban abundante mano de obra para acelerar el proceso, así que mezclaron esperma de un Anunnaki, con el óvulo de una especie primitiva, de una raza prehistórica, cuyos restos están apareciendo actualmente en África, como es el caso de la famosa Lucy, descubierta en Etiopía, y que representa el esqueleto bípedo más antiguo encontrado, con una antigüedad de 3,2 millones de años.

En esta escena se puede apreciar, la diferencia de tamaño entre un Anunnaki, y una especie como Lucy, que rondaba el 1’20 metros. Se podría afirmar, que los Anunnaki fueron los creadores de la esclavitud. Esos seres medían entre dos y tres metros, tenían el pelo blanco, piel pálida, casi albina, ojos azul claro y vestían túnicas blancas, y no llevaban calzado. Se comunicaban por el sonido y por telepatía.

La mezcla de los genes Anunnaki y la especie terrestre, produjo un híbrido que se convirtió en lo que denominamos “hombre de Cro-Magnon”, el hombre moderno. En la Bíblia, se dice que cuando los hijos de los dioses vieron a las hijas de los hombres, las desposaron, y de sus úteros nacieron gigantes. El Señor, creó el diluvio para destruir toda la vida de la tierra. El libro apócrifo de Baruc (el secretario de Jeremías), describe cuántos gigantes (titanes) murieron, un total de 409.000 titanes, pero unos pocos sobrevivieron, aunque su reinado en la tierra se acabó, y los humanos se convirtieron en la especie dominante.

Queda mucho por delante para desenterrar todo Göbekli Tepe, irán apareciendo más pilares, más esculturas talladas, se resolverán misterios y se añadirán nuevos. Pero hay respuestas, que aunque no sean las más verosímiles, son las más cercanas a la verdad. Este complejo significó un cambio de Era en la evolución de la especie homo. Los hombres que por allí vivían, cazaban para poder alimentarse, desconocían completamente las artes y las ciencias . Sus vidas se basaban en la supervivencia más cruda, en condiciones realmente duras, sin ningún atisbo de un cambio significativo.

Incomprensiblemente, las técnicas de construcción empleadas fueron empeorando. Los primeros círculos, son los más grandes y de mayor complejidad técnica y artística. Los círculos posteriores, cada vez eran más pequeños y sencillos, y an­­clándose al suelo con menos habilidad. Parece ser que finalmente la actividad cesó por completo hacia el año 8.000 a.C., momento en que enterraron todo el complejo. ¿Cómo puede ser que el primer círculo fuera perfecto, y según iban añadiendo círculos, cada vez se hicieran peor?.

No tiene ninguna lógica, excepto que ese primer círculo, fuera construido por seres que comprendían y controlaban las técnicas en todas sus vertientes, y que esos conocimientos tan avanzados, fueran legados a seres de este planeta, que aún teniendo los conocimientos teóricos, no manejaban la práctica. Jan L. A. van de Snepscheut dijo: “En teoría, no hay diferencia entre teoría y práctica. Pero en la práctica, sí que la hay”. Y Göbekli Tepe es un claro ejemplo de ello.

La mayoría de la gente cree y piensa que no estamos solos en el Universo, pero sólo son una minoría los que se atreven a decir y afirmar que no lo estamos. (Jorge Palazón 24/06/2012).

Si existe un enigma o misterio que ha generado gran controversia y ríos de tinta, sin duda es la investigación y la búsqueda de la Atlantida y la civilización que la habitaba. Es uno de los grandes enigmas de la historia y de los más maltratados. Si ahora saliera cualquier persona, y dijera que ha encontrado la Atlántida, ¿cuántos le tomarían en serio?. Y esto es porque se la ha situado en muchos lugares de la Tierra. Se puede afirmar, que cada investigador situaba la Atlántida en su país, por lo que sus investigaciones no resultan serias, haciendo un daño enorme a aquellos que sí han investigado y tratado de buscarla y situarla en el lugar que la corresponde de forma objetiva.

La mayoría de la gente considera la Atlántida un mito, que jamás existió. Pero esto también ocurría con Troya, hasta que Schliemann la descubrió. Si algo ha invadido la mentalidad de nuestra época, es la soberbia de nuestra mentalidad, que nos impide ver en los mitos y enseñanzas antiguas algo próximo a la realidad, y a la verdad. Los mitos tienen un significado histórico, que hay que interpretar, donde se mezcla realidad y ficción, distinguir qué parte es real y cuál no, es fundamental al analizar los mitos.

Cuando muchos mitos, de diferentes culturas y separadas en el espacio y el tiempo, coinciden , es que ocultan una realidad, no puede ser casual. El lenguaje de los mitos es simbólico y no descriptivo como puede ser el científico, por lo que interpretarlos no es una tarea sencilla. Al estudiar la Atlántida, existen unos textos fundamentales para intentar encontrarla, como son los diálogos de Platón y el Libro de Dzyan.

El Libro de Dzyan, por su descripción y contenido, es un libro perteneciente a una época en la que el ser humano todavía no habitaba la Tierra. Se cree que proviene del Espacio, o fue forjado por Dioses. Este libro, también conocido como Las Estancias del Dzyan, no posee textos, sino que es un libro místico lleno de objetos simbólicos, cuyo significado sólo puede ser interpretado y comprendido por personas con poderes psíquicos elevados. Es decir, el libro sólo puede ser leído por algunos “elegidos”. Hasta el día de hoy, Madame Blavatsky, ha sido la única que ha podido extraer el significado de esos símbolos.

Helena Blavatsky es la mujer más brillante de todos los tiempos en materia de ocultismo, metafísica, teosofia, parapsicología, esoterismo, etc… Albert Einstein, tuvo como cabecera en su dormitorio, los libros de esta mujer, seguramente porque Einstein creía que existían otros mundos, un universo paralelo multidimensional donde todo es posible.

Blavatsky escribió “La Doctrina Secreta”, donde incluye 2.000 citas, con indicaciones exactas de páginas y de autores, relacionando libros que no había podido leer, y el libro “Isis sin velo”, con más de 1.300 páginas. Según el crítico británico William Emmett Coleman, para escribir este segundo libro, Blavatsky necesitaría haber estudiado 1.400 libros, lo cuál es totalmente imposible, porque muchos de esos libros se encontraban muy lejos de donde ella vivía, y muchos sólo estaban disponibles en algunos museos o bibliotecas. Así que su lectura, la habría llevado varias vidas. ¿Cómo pudo entonces Madame Blavatsky, conocer el contenido de todos esos libros y relacionarlos de forma tan concisa?. La respuesta es, porque sabía interpretar y descifrar el contenido de un solo libro, al que nadie ha tenido acceso.

Madame Blavatsky explicó que escribió ambos libros, con la ayuda de los Mahatmas (grandes almas), que le transfirieron sus conciencias a su cuerpo físico, en un proceso llamado “tulku“. Blavatsky afirmaba que dicho proceso no era mediúmnico, porque los mahatmas no eran espíritus de muertos, sino seres humanos verdaderos en cuerpos físicos. Según ella, algunas descripciones y citas le fueron mostradas a través de la luz astral, otras veces mientras dormía. Según su versión, páginas enteras fueron precipitadas en su propia letra, o las cartas de los maestros se materializaban en el papel. Esto es muy parecido a lo que le sucedía a Srinivasa Ramanujan, el gran matemático hindú, quien descifraba complejas ecuaciones matemáticas gracias a la intervención de la diosa Namagiri, quien le desvelaba secretos matemáticos que rigen el cosmos.

El enigmático Libro de Dzyan, se encuentra en la “Gran Biblioteca Universal”, situada en una estancia de 250 m de profundidad, bajo el cordón de la vertiente del Himalaya, y es propiedad del Rey del Mundo. Ningún ser humano tiene acceso al Gran Libro de los Misterios Desvelados. No obstante, Helena Blavatsky tuvo acceso a él por “imposición” de su maestro.

En algunas partes, se menciona que la Tierra ya estuvo habitada hace 18 millones de años, y que estos seres, sin huesos, como si fueran de “goma”, vegetaban sin entendimiento ni inteligencia. Debieron de haberse creado a sí mismos por división. De este modo, y a través de una larga evolución, debió de haber aparecido, hace 4 millones de años, una especie pacífica de seres que vivió un periodo de suave deleite, en un mundo de sueños felices.

Durante los 3 millones de años siguientes, se desarrolló una raza de gigantes. Éstos eran hermafroditas, según se dice en el Dzyan, y se fecundaban a sí mismos. Sólo hace 700.000 años, empezarían a hacer lo mismo que los animales, pero el resultado de aquellas nuevas fecundaciones dieron lugar a horribles monstruos. En el año 9.564 a.C. se hundieron grandes franjas de tierra ante las actuales costas de Cuba y Florida. ¿Sería una de éstas tierras la Atlántida?. Esta fecha es muy acorde con las fechas que se barajan del cataclismo que provocó la caída de la Atlántida.

El Libro de Dzyan, derivado de la palabra sánscrita dhyân (meditación mística), es el primer volumen de los siete que conforman los secretos de Kiu-te. En poder de los lamas gelugpas del Tíbet, en su biblioteca hay 35 volúmenes de Kiu-te para uso profano (exotérico), y 14 libros de los comentarios y anotaciones de los instructores iniciados. Tal y como Madame Blavatsky dijo, han sido encontrados en la biblioteca de cada monasterio gelugpa del Tíbet, así como en otros pertenecientes a diversas sectas, manuscritos de este libro como en los Kargyupda, Nyingmapa y Sakyapa.

Al igual que no se puede aceptar los mitos como verdades absolutas, tampoco se pueden menospreciar y descartar para encontrar la verdad. Y si existe un mito común en todas las civilizaciones, es la historia del diluvio universal, que acabó con un mundo o una civilización anterior. Las descripciones que esos mitos hacen de este diluvio, son muy similares entre sí, y muy distantes geográficamente para ser casual.

La religión tamil, refleja las creencias de los antiguos habitantes drávidas (las lenguas dravídicas no están relacionadas con ninguna otra familia lingüística conocida) de la India (hace 4.000 años), donde ya hay referencias del diluvio y pueblos tragados por las aguas. En la tradición tamil, existen unos poemas llamados “Ciclo de Sangam“, que recogen aspectos de su historia, divididos en tres grandes ciclos o sangam:

  • El primer Sangam duró 4.400 años, y dio lugar a 4.500 poetas.
  • El segundo Sangam duró 3.700 años y dio lugar a 4.500 poetas.
  • El tercer Sangam duró 1.850 años y dio lugar a 450 poetas.

Obviamente, estas cifras, al igual que las edades de muchos personajes bíblicos, son simbólicos, pero si sumamos la duración de los Sangam, el resultado es de 9.450 años (fecha idéntica a la especificada por Madame Blavatsky). Este texto fue escrito alrededor del primer o segundo siglo de la era cristiana. Esto significa, que la historia de la civilización tamil comenzó hacia el año 9.800 a.C., fecha muy próxima a la citada por Platón para el hundimiento de la Atlántida, y fecha también muy próxima a lo que muchos investigadores y científicos, datan el comienzo de las civilizaciones. ¿Casualidad?. No (en un futuro trataré el tema de la casualidad, donde como siempre digo, la casualidad no existe).

La epopeya de Atrahasis, es un poema que abarca desde el origen del mundo hasta la creación del hombre, pasando por el diluvio, escrita en el año 1.700 a.C. La copia más antigua y completa se encuentra en el Museo Británico de Londres. El poema narra que antes del hombre, los dioses menores tenían que hacer el trabajo pesado, pero se declararon en rebeldía después de 3.600 años. El dios Enlil, convocó a los grandes dioses, quienes mezclando con arcilla la carne y la sangre de uno de los rebeldes, crearon al hombre para que se ocupara de esos trabajos.

Esto es idéntico a lo que Zecharia Sitchin afirmaba de los Annunaki, una raza de dioses venidos de otro mundo, que para poder extraer el oro, hizo modificaciones genéticas para crear al hombre, y así crear mano de obra esclava. El dios Enlil, es muy parecido al dios de los textos sumerios, que nos hablan que los Anunnaki llegaron del Espacio, aterrizando en la zona entre el Tigris y el Eúfrates, y empezaron a montar una colonia llamada E.DIN. Según el Génesis, en el Edén (E.DIN), de donde surgió el nombre de Adán (nombre dado como E.DIN). El dios de estos Annunaki se llama Enki (Enlil – Enki – Edin – Adán), una secuencia muy parecida.

La epopeya de Atrahasis (que significa “infinitamente sabio”), es el equivalente al Uta-Napishtim (que significa “yo he encontrado la vida”), de la epopeya de Gilgamesh. Atrahasis consta de tres tablillas con 1.245 líneas, de las que se conservan 170 líneas.

La epopeya de Gilgamesh fue descubierta en los restos de la antigua biblioteca de Nínive (capital de los asirios), destruida en el siglo VI a.C. Enuma Elish (significa en acadio “cuando en lo alto”, y son las dos primeras palabras del poema), es un poema babilónico que narra el origen del mundo también. Esta tablilla se encontró en las ruinas de la biblioteca de Asurbanipal. Lo que se narra en el Enuma Elish, es prácticamente idéntico a lo narrado en las otras epopeyas. Es decir, lo tratamos como mitos, pero sus paralelismos encierran una verdad, algo que realmente sucedió, y aquellos que lo vivieron y dejaron constancia de ello en estas tablillas, lo explicaron con sus palabras y los conocimientos que poseían. Así que algo ocurrió verdaderamente.

En la Biblia, el superviviente del gran diluvio fue Noé. En la epopeya de Gilgamesh fue Uta-Napishtim el único humano al que le concedieron la inmortalidad. Los dioses, en todos los poemas, decidieron aniquilar a los humanos, pero las razones que llevaron a esta decisión no se saben. Pero siempre, en todos los mitos, los dioses decidieron salvar al más justo, a alguien merecedor de la vida. Curiosamente, el diluvio duró 7 días (el mismo tiempo empleado por Dios para crear la vida), cuando el arca se posó en el monte Nisir, al oeste del río Tigris, una montaña de 3.000 m.

Los textos nos muestran cronologías de reyes y dinastías anteriores y posteriores al cataclismo. En las ruinas de la antigua capital asiria (Khorsabad), se encontraron listas de reyes sumerios, que establecían tres grandes dinastías. La primera dinastía que es anterior al diluvio, estaba compuesta por ocho reyes que habían reinado durante 241.000 años. las dos siguientes dinastías eran postdiluvianas. La segunda tuvo 23 reyes que reinaron 24.510 años. La tercera tuvo 12 reyes que reinaron durante 2.300 años. Algunos reyes de esta tercera dinastía, son reyes históricos de los primeros tiempos de la civilización mesopotámica.

La historia del pueblo judío comenzó cuando Abraham salió de Ur, en la baja Mesopotamia, hacia el año 1.700 a.C. Años más tarde, durante el exilio al que Nabucodonosor sometió al pueblo judío en Babilonia, entre los siglos VII y VI a.C., es cuando se empezó a recopilar los libros de la Biblia. Por este motivo, las historias bíblicas son tan parecidas de los textos más antiguos, estos son:

  • los dioses habitaron la Tierra hace muchos miles de años.
  • los textos hacen referencia a que crearon al hombre para bien y uso propio, y que debido a su inclinación al mal, decidió exterminarlos.
  • para hacerlo, recurrieron a un gran diluvio, a fuerzas naturales que arrasaron con toda vida sobre la Tierra.
  • en todos los mitos, los dioses decidieron salvar a uno, el más justo y quien más lo merecía.
  • todos los textos hablan de gigantes “hijos de los dioses”, que se juntaron con las “hijas de los hombres”.

Para recopilar y poder comprender los hechos de forma cronológica, estos hechos serían: seres de otros mundos vinieron a la Tierra, y vieron que muchos de sus recursos les eran útiles, pero ellos eran pocos para realizar semejantes funciones de trabajo. Así que decidieron crear un “homo”, un animal parecido a ellos, pero sin su perfección, como “animal” de carga y de trabajo, para extraer todos los recursos lo más rápido posible. Crearon tantos hombres, que empezaron a ser un peligro, y la conducta de estos hombres, diferían mucho de cómo eran esos gigantes, así que decidieron exterminar su creación. Pero ellos, no querían empezar de cero nuevamente, porque vieron que había hombres justos, donde su comportamiento era parecido al de ellos, así que decidieron salvar ese individuo de la destrucción. No se sabe si fue una decisión conjunta, o fueron unos pocos gigantes quienes informaron a esas personas de lo que iba a suceder, advertiéndoles que intentaran salvarse.

Estos hechos son los que describen todos los textos antiguos, encontrados en diferentes puntos del planeta, en civilizaciones que nunca tuvieron contacto entre sí, y de épocas diferentes. Esto significa, que mucho más allá del mito, existe una realidad, una verdad que no se puede ignorar. Las preguntas que todos nos deberíamos hacer son:

  1. ¿Cómo es posible que todas las civilizaciones, muchas separadas en el espacio y el tiempo, narren una catástrofe de esas dimensiones de forma tan similar?.
  2. ¿Por qué inventarían algo así para explicar el comienzo de la humanidad, si realmente no ocurrió?.
  3. ¿Cómo es posible que todos los textos coincidan en determinados detalles, esenciales para el transcurso de los acontecimientos?.
  4. Si pensamos que este mito se transmitió vía oral, y de ahí las coincidencias, ¿por qué todos los demás mitos no son repetidos o no son comunes al resto de civilizaciones?.

La respuesta es evidente, porque sí ocurrió lo que se narra en estos textos, que nosotros llamamos mitos. El “mito” del diluvio aparece en todas las civilizaciones antiguas, en las tradiciones griegas, celtas, mesoamericanas, orientales, en las esquimales (como la tradición del Golfo de Norton, los algonquinos…), en las tradiciones indias de América del Norte (como los indios athapescan, los indios hopi…), Quetzalcóaltz en México, en el Códice Chimalpopoca, el Popol Vuh de los mayas, el pueblo chibcha en Colombia y el dios Bochica, Tiahuanaco en Bolivia, los indios tupinambas en Brasil y su héroe Monán, en los aborígenes polinesios, en pinturas rupestres de Arnhem, posiblemente las pinturas más antiguas de las que tenemos constancia, aparece una gigantesca serpiente que representa una gran inundación.

La tradición de un diluvio universal es contado por todas las civilizaciones antiguas. Pero además de estos mitos, existen otras pruebas que nos debería hacer reflexionar sobre la existencia o no de esos mitos.

Uno de esos mitos que se convirtieron en realidad, fue la existencia de la ciudad de Troya, cuando Heinrich Schliemann la descubrió en 1.870. En el siglo VIII a.C., el poeta griego Homero, escribió sobre esta ciudad y sus guerras en la “Iliada”, y durante muchos siglos, se pensaba que Troya era un lugar ficticio, sólo un mito. Muchos investigadores creen que lo mismo puede suceder con la Atlántida.

Para encontrarla, en lugar de la “Iliada” de Homero, hay que leer los diálogos de Timeo y Critias de Platón, donde más detalles aparecen sobre cómo era la Atlántida, su ubicación, su orografía, etc… El Timeo empieza diciendo: “Escucha, pues, Sócrates, una historia muy singular, pero absolutamente verídica, sobre lo que dijo cierta vez Solón, el más sabio de los siete sabios”. Solón fue quien otorgó las leyes a Atenas (y bisabuelo de Critias, el narrador de la historia).

Cuenta que Solón estuvo aprendiendo en Egipto, en la ciudad de Sais, que era el centro egipcio dedicado a los estudios históricos más importantes del Mediterráneo. Un sacerdote de Sais, le instruyó sobre las historia de los atlantes. No hay que olvidar que Platón, fue el padre de la teoría de las Ideas, y de los ideales de belleza, bondad y justicia, la inmortalidad del alma y la verdad. ¿Por qué el mejor filósofo que representaba la verdad, y que tanto lo defendía y valor le daba, iba a engañar a sus discípulos y sus principios?. ¿Por qué incide tanto en demostrar la veracidad de la fuente de donde parte toda la historia, si ésta no fuera real?.

Solón describe de esta forma la Atlántida:

“En aquel tiempo, era posible atravesar este mar. Había una isla delante de este lugar que llamáis vosotros la Columnas de Hércules. Esta isla era mayor que la Libia y el Asia unidas. En uno de los lados, dentro de este estrecho, no había más que un puerto de boca muy cerrada y hacia afuera, un continente. En esta isla Atlántida, unos reyes habían formado un imperio grande y maravilloso, dueños de la isla entera y muchas otras islas más. Vecina a nosotros, poseía Libia hasta Egipto y la Europa hasta la Tirrenia. Hubo terribles temblores de tierra y cataclismos. Durante un día y una noche horribles, todo el ejército fue tragado de golpe por la tierra, y así mismo la isla Atlántida se abismó en el mar y desapareció. He aquí por qué todavía hoy ese mar de allí es difícil e inexplorable, debido a sus fondos limosos y muy bajos que la isla, al hundirse, ha dejado…”

Platón nos habla de la Atlántida como de un conjunto de islas o archipiélago, así que no era un continente. Sí dice que al otro lado, había un continente (en occidente), que rodea el océano (por la descripción debe ser América). ¿Cómo podían saber que existía este continente, si aún no fue descubierto?. ¿No es más lógico pensar que el continente americano ya era conocido mucho tiempo atrás de lo que creemos?. ¿Existe alguna prueba de que los egipcios, hubieran viajado hasta América hace miles de años, y por eso Solón tenía constancia de ello?.

Bolivia tiene más de 30.000 ruinas inexploradas. Pero una conocida, desvela que los egipcios sí estuvieron en América hace mucho tiempo. Este lugar se llama Tiahuanaco. En esta ciudad se adoraba a un dios alto, de raza blanca y rasgos caucásicos (rasgos imposibles en esa zona en aquella época), barbado… es decir, rasgos totalmente opuestos a las tribus que poblaban aquella zona hace más de 4.000 años. Este dios era llamado Viracocha.

Se cuenta que Viracocha llegó a esta zona, después de un tiempo de caos y destrucción, a través de las aguas de los mares, para traer a la raza humana una renovación. Viracocha también es conocido como Quetzalcóatl, y fue quien trajo el conocimiento. Su símbolo es la serpiente emplumada, que aparece en cada rincón de la ciudad de Teotihuacan (que significa “lugar donde fueron hechos los dioses”). El nombre de Quetzalcóatl, se compone de dos palabras: ”quetzal”, que es un ave de gran plumaje que habita la selva centroamericana, y “cóatl”, que significa “serpiente”. Este apodo o nombre, seguramente le fue dado por el poder que tenía este ser para viajar por el cielo, por tierra y por mar.

Cuando los españoles llegaron a América, las tribus allí establecidas, creyeron que Hernán Cortés era Quetzalcóatl. ¿Cómo es posible que hace miles de años, en estas tierras aborígenes, existiera la figura de un hombre con rasgos totalmente caucásicos, que tuviera el don y el poder de viajar por los cielos y surcar los mares?.

Cuando Hernán Cortés conquistó el Imperio Azteca en el siglo XVI, preguntaron a los nativos quién/es habían c0nstruido esos colosales edificios y avenidas. Los aztecas contestaron que ellos no lo hicieron, sino que fueron los Quinanatzin, una raza de dioses gigantes que habían llegado desde el cielo en tiempos del Segundo Sol (según la mitología azteca, ahora estaríamos en la época del Quinto Sol). Los aztecas desconocían el verdadero nombre de esa ciudad, y la llamaron Teotihuacan, que hace referencia a la ciudad donde los hombres se convierten en dioses.

Llamaron a las dos pirámides (idénticas en muchos aspectos a las de Egipto), Totatiuh y Meztl Itzaquati, que significa “Casa del Sol y de la Luna” respectivamente. La pirámide del Sol, estaba recubierta, según los aztecas, de basalto negro y de todos los colores del arco iris.

En la parte superior de la pirámide del Sol, se encontró una gruesa capa de mica, un mineral muy resistente a la electricidad y al paso de neutrones, siendo un perfecto aislante dentro de un reactor nuclear (este hecho está argumentado en los episodios que dediqué a las pirámides). Nunca más se ha encontrado este mismo material en ningún otro yacimiento arqueológico americano, así que no es un hecho casual, sino que se recubrió por algún motivo muy específico. Este tipo de mica, actualmente, sólo se puede encontrar en Brasil, y es uno de los más apreciados para la elaboración de aislantes eléctricos en todo el mundo.

Un año antes de este descubrimiento, en 1.905, Leopoldo Batres inició las excavaciones en Teotihuacan, para limpiar la base y la superficie de la pirámide del Sol. Necesitó cinco años para retirar las miles de toneladas de tierra dispersada de forma artificial, por alguna extraña razón que se encontraban sobre ella. Toda la superficie estaba cubierta por una capa de cuatro metros de tierra, que fueron depositados cuidadosamente, antes del abandono de la ciudad. Es como si hubiesen pretendido ocultar o aislar a la pirámide del resto del mundo. Este procedimiento, es idéntico al encontrado en Gobekli Tepe (el jardín del Edén bíblico), que también se abandonó ocultándolo cuidadosamente bajo tierra, en lugar de destruirlo. ¿Por qué decidieron ocultar estas ciudades y edificaciones?.

En estos casos, siempre digo que hay que pensar con lógica. Los seres humanos, desde sus comienzos, si abandonaban su pueblo para trasladarse a otro lugar, no enterraban el pueblo, simplemente lo abandonaban, dejándolo al descubierto o lo destruían. Sobre todo, porque enterrar ese tipo de ciudades y edificios mastodónticos, requiere muchísimo tiempo y excesiva mano de obra, que ningún ser humano podía permitirse.

Ahora bien, pensemos que lo hicieron seres de otros mundos, con los conocimientos para transportar esa cantidad ingente de tierra, los conocimientos astronómicos para edificar esas ciudades respecto a los cielos, con conocimientos sobre las posibilidades de los minerales, etc… Una vez que esos edificios y ciudades ya no les hacía falta, ¿por qué destruirlo, si les podían ser útiles en un futuro?.

Imaginemos que el hombre, nosotros, llega el día que conseguimos construir una base espacial en otro planeta. Una vez que los astronautas volvieran a la Tierra, ¿gastarían fuerzas, tiempo y recursos en destruirlo, o intentarían dejarlo oculto como una posible base para el futuro?. La segunda opción tiene mucha más lógica y coherencia.

Los paralelismos existentes entre Egipto y estos pueblos americanos son muy evidentes.

Ambas ciudades tienen pirámides alineadas exactamente con los puntos cardinales, incorporando avanzados conocimientos matemáticos y astronómicos. Ninguna civilización conocía la rueda ni la polea, aún así, consiguieron transportar y erigir enormes bloques de piedra de forma perfecta, ensambladas con ángulos en forma de “L”, sin necesidad de utilizar ningún material entre los bloques. Ambas utilizaron el arte de la momificación para preservar y honrar a sus muertos.

La Dra. Irina Balabanova, de la Universidad alemana de Ulhm, descubrió que muchas momias de Egipto contenían cocaína y nicotina, naturales de Sudamérica, plantas que llegaron a esta parte del mundo, sólo después del descubrimiento de América en 1.492 por Cristóbal Colón. Esta prueba, resultado del estudio de cientos de momias, dejaba claro que los egipcios sí habían estado en América. ¿Cómo es posible que los mayas, supieran predecir eclipses en el futuro de forma tan precisa, y no supieran medir el peso de un saco de cereales?. No hay que olvidar, que esta civilización desapareció, siendo una de las causas más importantes, que no fueron capaces de construir canales de riego ni cualquier otro método de agricultura para alimentarse.

Una civilización tan avanzada como los mayas, con pirámides perfectas, conocimientos astronómicos increíbles, capaces de “ver el futuro” en los cielos, con grandes artes y conocimientos del cuerpo humano, su descomposición… y no son capaces de inventar un método simple para alimentar a su pueblo y optimizar sus recursos. Es como si actualmente, que hemos llegado a la luna, y depositado un robot en Marte, no fuéramos capaces de construir una cabaña. No tiene ningún sentido, excepto la teoría que esos pueblos, estaban rezagados en todo tipo de conocimientos, hasta que llegaron los “dioses”, y les enseñaron algunas disciplinas y campos, y otros no.

Los olmecas, por ejemplo, también tenían en sus imágenes que adoraban rasgos africanos y caucásicos, y otras figuras que nos transportan al futuro.

En esta escultura, se puede ver un hombre de rasgos no mesoamericanos, que está dentro de una especie de traje espacial, donde se distingue claramente la escafandra y cómo maneja una especie de volante. ¿Cómo el pueblo olmeca, se le ocurrió hacer una escultura de este tipo, si no fuera porque lo vieron?. Y si lo vieron, ¿qué personas hace miles de años podrían ir con esa vestimenta?. Por este motivo, todos los dioses de estas civilizaciones, tienen nombres que hacen referencia a las aves, para describir con sus palabras, lo que vieron, gente que bajaba de los cielos y que trajeron el conocimiento.

En el Monte Albán (Oaxaca, México), en la Etapa Lítica (entre el 33.000 a.C. y el 2.500 a.C.), hay evidencias de ocupación humana hacia el año 10.000 a.C., época que concuerda con los textos del desastre que destruyó la Atlántida, que forzaron a los atlantes a establecerse en otras tierras muy lejanas a las suyas. En esta zona, existen una serie de estelas en piedra, que muestran personas con rasgos europeos.

Esta es una de las estelas que se pueden ver allí, y es muy parecida a la anteriormente expuesta de los olmecas, donde se distingue una persona que viste un ropaje futurista. Los símbolos y dibujos del torso, el accesorio de la cabeza, la postura, el elemento entre las piernas a modo de asiento, y la mirada hacia el cielo, es una constante en muchos lugares de México y mesoamérica. Parece evidente, que los egipcios sí estuvieron en América hace miles de años, por eso Solón y otros sacerdotes y eruditos egipcios, podían tener constancia de la existencia de un continente al otro lado del Atlántico, y cuando estuvieron allí, pudieron ver a esos atlantes, a esos dioses, una raza evolucionada con poderes especiales, que tuvieron que huir y abandonarlo todo, porque un gran cataclismo lo destruyó.

Martin Bernal, profesor de historia de la Cornell University dijo:”Estamos obteniendo cada vez más evidencias de viajes transocéanicos en épocas remotas. La seda por ejemplo, llegó desde China a Egipto hacia el año 1.000 a.C. Creo que los científicos modernos tienen la tendencia a creer rígidamente en cómo se desarrolló el progreso en el mundo, y que sólo el hombre moderno, puede hacer tales cosas”.

Los arqueólogos se resisten a admitir la existencia de hombres civilizados mucho antes de lo que se presupone, en la Edad de Hielo, en la última glaciación, cuando los restos óseos encontrados no se diferencian en nada de los restos posteriores. Entonces, ¿cuál es el problema?. El “problema” es que no se ha encontrado restos humanos en aquella época asociado a alguna construcción urbana avanzada.

Para los arqueólogos (y otras disciplinas), asumir que durante la Edad de Hielo hubo una civilización avanzada, tanto en conocimientos como en tecnología, significaría dar un vuelco a los paradigmas que tenemos asimilados y dados como ciertos e implicaría reescribir los libros de historia, cambiar la mentalidad a todas las personas, para que asumieran otra realidad, otra verdad, explicando que la historia del hombre es mucho más antigua de lo que se creía, lo que supone directamente, que esos hombre antiguos, esos hombres primitivos, eran muy avanzados, y tener que explicar y reescribir la historia respondiendo y argumentando por qué eran tan avanzados, no es algo que se quiera hacer ni asumir.

Toda la información que tenemos, está basada en tres disciplinas científicas especializadas, que son:

  1. arqueología, que estudia los restos enterrados de los que deducimos el comportamiento social de esa persona o pueblo, el estudio de su cráneo que nos dirá su nivel de inteligencia, forma de vida, cultura, restos de objetos y útiles, conocimiento del medio. tipos de relaciones sociales, etc…
  2. paleontología, que estudia los fósiles, de los que se estudia la forma de caminar que tenían (si lo hacían erguidos o no, si eran bípedos…), volumen del cráneo, capacidad del habla, …
  3. biología molecular, que estudia las proteínas de las especies de animales, su composición genética, establecer parantescos y creación de un árbol genealógico creando una línea temporal y secuencia “lógica” de evolución.

Estas tres ciencias deben complementarse unas a otras y no contradecirse, pero sí lo hacen los resultados, habiendo un desentendimiento y discrepancias en dataciones, que ocultan y tapan de diferentes maneras, porque si no lo hicieran, toda la información que tenemos, todo lo que creemos, se vendría abajo. ¿Y qué es lo que hacen?. Datan los diferentes restos dentro de esa línea que separa la evolución que ellos piensan es la lógica (con esto me refiero, a que el ser humano actual, el hombre moderno, no puede ser anterior a “X” fecha). ¿Y cómo lo hacen?. En el caso de los restos orgánicos (fósiles), cuando no cuadran los datos, hacen referencia a un “eslabón perdido”, que en lenguaje llano, significa que no saben de dónde procede ese fósil, que nos les cuadra las dataciones, ni su morfología, nada… y lanzan hipótesis y probabilidades de que es posible que fuera una especie creada a partir de “X” familia. Es decir, suposiciones.

Hay mitologías de tribus y pueblos, donde se dice que el mono es posterior al hombre, es decir, son ellos los que proceden de la línea evolutiva humana hace miles de años. Madame Blavatsky, habla de 18 millones de años atrás. Actualmente, existen tres eslabones perdidos principales:

  1. el antecesor de los homínidos que dará como resultado al primer hombre, al primer sapiens.
  2. el origen del género “homo”, que se considera el precursor del homo habilis, y se suponía que era el siguiente en la línea evolutiva tras el australopithecus (hace 2 millones de años). Tras estudiar diferentes restos en los yacimientos de Hadar y Laetoli, han retrocedido esta fecha hasta 3,5 millones de años.
  3. el origen del “homo sapiens” u hombre moderno, y sus relaciones de parentesco con el Neanderthal, se databan hace 40.000 años. Tras el descubrimiento de un niño y dos adultos junto al río Awash (Etiopía), se ha retrocedido esta fecha 160.000 años.

Así que los tres eslabones perdidos que estas ciencias aún buscan y no consiguen descifrar, casualmente son los eslabones más importantes para explicar cómo surgió nuestra especie, y curiosamente, cada vez se retrocede más en el tiempo para calcular las edades de cada familia de primates.

En el año 2.003, Tim White descubrió lo que se conoce como el “cráneo de Herto“. Este descubrimiento, demuestra que mucho antes de lo que creíamos, ya existían hombres con la misma capacidad cognitiva que nosotros, y según los paleontólogos, Herto marca el comienza de nuestra especie (hasta que se encuentren nuevos restos que digan otra cosa).

La bióloga genetista Sarah Tishkoff, ha comparado 1.327 marcadores de ADN en unos 4.000 individuos de poblaciones africanas, afroamericanas y no africanas. Los resultados muestran que nuestros orígenes específicos, están en Namibia (África del Sur) y se remontan a 200.000 años. Cada vez retrocedemos más y más y más en el tiempo. Hemos pasado de 40.000 años a 200.000 años, y sólo con la especie sapiens.

El 11 de junio de 2.003, el periódico ABC publicó una noticia sobrecogedora, que hablaba del mito del diluvio universal y sus consecuencias. Según estudios de la Universidad de Stanford y la Academia de Ciencias Rusa, estudiadas y analizadas diferentes muestras genéticas de 53 regiones del mundo, la humanidad estuvo en verdadero peligro de extinción en algún momento en los últimos 100.000 años. En algún instante dentro de esos años, la población humana eran poco más de 1.000 habitantes.

Esta hipótesis, se deriva de las escasas diferencias genéticas detectadas en ciertos fragmentos de ADN llamados “microsatélites“, que representan un alto nº de mutaciones o errores entre los humanos de todo el globo, de cada rincón del planeta. Esta mínima alteración, se debió a una cambio medioambiental muy agresivo, ocurrido hace 70.000 años. La última glaciación tuvo lugar hace 100.000 años, y las consecuencias de una glaciación, son inundaciones masivas de tierra y diluvios, que hoy día nos costaría imaginar cómo sería en la realidad, con un poder de destrucción inimaginable.

El final de la glaciación provocaría una catástrofe a nivel global, incluso desplazó el eje de rotación terrestre, una alteración climática con devastadoras tormentas, enormes olas (mucho más destructivo que cualquier tsunami), el deshielo de los glaciares aumentaría el nivel del mar considerablemente, inundando extensas zonas costeras hacia el interior.

¿Es esto lo que le ocurrió a la Atlántida?. ¿Dónde se situaba geográficamente esta isla-continente?. ¿Qué nos dice Platón sobre su existencia?. Poco a poco, nos damos cuenta que nada es casual, todo está relacionado, y allí donde muchos sólo ven mitos, otros vemos la realidad.

Los científicos Michael A. Cremo y Richard L. Thompson, denunciaron lo que ocurre cuando una evidencia contradice las teorías arqueológicas. Cremo dijo: “En los últimos 150 años, los arqueólogos y antropólogos, han enterrado tantas evidencias como las que han desenterrado, literalmente”. Por su parte, Richard L. Thompson dijo: “Estamos ante lo que se llama un filtro del conocimiento, un rasgo fundamental de la ciencia y la naturaleza humana. La gente tiende a filtrar cosas que no convienen. Cuando los arqueólogos ven que algo no se ajusta al paradigma aceptado, tienden a eliminarlo. No se enseña, no se discute, y la gente ni siquiera se entera de ello“. Estas palabras de Richard L. Thompson, son totalmente ciertas, y la mayoría de los arqueólogos, por su “reputación” y por miedo a tener que enfrentarse a la opinión profesional y pública, prefieren obviar muchas pruebas que contradicen lo que aparecen en los libros. Gracias a unos cuantos investigadores y científicos que no temen estas represalias, se está consiguiendo que cada vez más especialistas, no teman informar de aquello que los datos dicen, aquello que los resultados revelan, por mucho que esos resultados no vayan acorde a lo establecido.

Una prueba de esto sucedió en México en 1.996, cuando la arqueóloga Jean Steen-Mackintyre, amenazó con echar abajo la teoría convencional de que el ser humano es relativamente nuevo en la Tierra, que llegó a Siberia hace 30.000 años y a América hace 20.000 años. Steen-Mackintyre, descubrió en México herramientas de piedra y huesos humanos y los sometió a diversas pruebas científicas. Al terminar sus análisis dijo: “Cuando lo datamos mediante una batería de métodos, supimos que tenían una antigüedad de 250.000 años, y no de 20.000 años”.

Cuando intentó que esta información llegara a la luz pública, todo fueron trabas y problemas. El yacimiento donde se encontraron los restos fue cerrado y los permisos para seguir investigando fueron denegados. Intentar decir la verdad, una verdad que convulsionaría todo lo que creemos, le costó su carrera. Treinta años después, unos arqueólogos descubrieron en Siberia vestigios de seres humanos de 300.000 años de antigüedad. Esta datación apoyó la teoría dada por Steen-Mackintyre en su día.

¿Por qué sucede esto?. Es un tabú instaurado en la psique de los arqueólogos, como si no pudieran datar restos en fechas que no cuadren con lo que creemos. Si lo hicieran, sería como cavar su reputación y su carrera, por eso existe miedo, temor a no poder seguir ejerciendo y temor a no ser creído. Esto es parecido a lo que ocurre con los avistamientos ovni, vivimos en una sociedad que afirmar haber visto uno, puede hacer que seas marcado socialmente. Así que no estamos ante un engaño deliberado, sino ante algo que ocurre automáticamente en la comunidad científica.

Cuando una evidencia difiere de la teoría predominante no se habla de ella, no se da información. Y eso significa que la ciencia deja de progresar de la forma en que sería deseable. Y yo me pregunto, ¿qué credibilidad puede uno tener como científico, si no cree en sus investigaciones, sus estudios y análisis, y los resultados que salen de ellos?. Sinceramente, prefiero ser honesto conmigo y fiel a mis principios, que ocultar unos resultados por miedo.

La esfinge se construyó para observar el cielo. Cada 2.000 años, un signo del zodiaco nuevo, aparece tras el sol definiendo otra época, otra Era astrológica. Ahora estamos en Piscis, con Acuario emergiendo. Los egiptólogos nos dicen que la esfinge se construyó en el año 2.500 a.C., es decir, en la constelación de Tauro. ¿Por qué, los egipcios, tan detallistas y perfeccionistas en todo, utilizaron el cuerpo de un león y no de un toro?. Sería absurdo que un faraón, hubiera construido un marcador equinoccial con forma de león en esa época. Sólo existe una época que tuviera sentido construir una esfinge con la forma que tiene, la Era de Leo, que empezó en el 11.000 a.C. hasta el 9.000 a.C. Nuevamente, la ciencia y la lógica corroboran con datos empíricos, que la construcción de las pirámides es mucho más antigua de lo que nos dicen.

El experto geofísico, geólogo y reputado Robert M. Schoch y su colega el sismólogo Thomas L. Dobecki, llegaron a la conclusión después de sus estudios e investigación sobre la esfinge, que ésta presenta dos tipos de erosión:

  1. producido por el viento, por los golpes y fricción de los granos de arena transportados por el viento.
  2. canales verticales provocadas por la lluvia (acanaladuras).

Sin embargo, la lluvia no es una característica de Egipto. Estas acanaladuras, nos revelan una época de clima muy lluvioso, lo que se conoce como “máximo térmico del Holoceno” (hacia el año 7.000 a.C.). Esta historia se cuenta en la estela llamada “Estela Inventario”, y jamás fue tomada en serio por los egiptólogos, ya que admitir esta estela, supone reescribir toda la historia de Egipto desde el principio. Así que es más “cómodo” ignorarla.

Esta estela, mandada erigir por el faraón Keops, y descubierta por Auguste Mariette, relata que la Gran Pirámide y la Esfinge, ya existían mucho antes de la aparición de los gobernantes de la IV Dinastía. La Estela Inventario, es también conocida como la “Estela Maldita”, ya que ningún egiptólogo oficialista, respetuoso con el orden establecido en la historia, admite que esta estela sea verdadera, sino una falsificación de algunos sacerdotes que la copiaron de una más antigua, introduciendo algunas modificaciones hacia los gobernantes de la IV Dinastía.

Se trata de una estela de la dinastía XXVI, en la que los saítas hacen un inventario de estatuas contenidas en el pequeño Templo de Isis (junto a la pirámide de Henutsen), y comentan su restauración. Dichas estatuas de dioses contemporáneos, están mencionadas junto a sus medidas y/o material del que estaban hechas. La estela comienza con el nombre de su autor, Jufu (Keops), en un intento saíta de rendirle culto y honrar su memoria.

Traducción de la estela que hace mención al inventario:

“ ¡Que viva el Horus-Medyed rey del Alto y Bajo Egipto, Jufu, dotado de vida!, él encontró el Templo de Isis, Señora de las Pirámides, al lado del Templo de Hurun, en el noroeste del Templo de Osiris, Señor de Rosetau. Él construyó su pirámide al lado del templo de esta diosa y construyó la pirámide de la hija real Henutsen, al lado de este templo “.

Las inscripciones que contiene, nos revelan una información realmente increíble, donde se desvela que las pirámides, no fueron realizadas por los faraones Keops, Kefrén y Micerinos. Destacar que fue el propio Keops quien redactó esta estela, y donde él mismo solamente se erige como constructor en Gizeh. Las tres pirámides, se erigieron en tiempos mucho más antiguos, cuando los dioses gobernaban Egipto, y eran propiedad de la Diosa Isis, al igual que el templo donde se encontró la estela y que Keops ordenó restaurar. También esta estela hace referencia a la existencia de la Esfinge, que corrobora algunas dataciones geológicas que la sitúan varios miles de años antes de la aparición de Kefrén, su supuesto constructor.

La distribución cronológica que nos ofrecen las dataciones arqueológicas, parecen ilógicas, por este motivo yo las llamo “arqueoilógicas”. Los monumetos mejor acabados, que a su vez, son los más complejos, parecen los más antiguos, mientras que los más modernos tienen un aspecto primitivo. ¿Cómo puede ser que los primeros monumentos, sean tan perfectos, y los que se realizaron en dinastías y fechas posteriores, aparezcan errores y estuvieran mucho peor contruidos?.

Sólo existen dos respuestas; 1.- que exista un error en las dataciones; 2.- que se hubiera producido una involución tecnológica con el transcurso del tiempo, donde las siguientes generaciones, por algún motivo, no poseían los conocimientos para realizar esas construcciones en las mismas condiciones. Pero, ¿cómo es posible que se perdieran esos conocimientos?. Y si no se perdieron, ¿por qué no fueron capaces de mantener el nivel de perfección?.

Un ejemplo de esto, es cuando se tuvo que trasladar el Templo de Abu Simbel, ya que al construir la Presa de Asuán, había peligro de que sus aguas se desboradaran, debido a las constantes subidas de la altura de la presa, se decidió reunir a expertos de 22 países abanderados por la UNESCO, para dilucidar qué hacer para salvar el templo. En 1.963, se decidió cortar en grandes bloques toda la estructura, de unas 20 toneladas cada bloque, y trasladarlos a otro emplazamiento más seguro. Un año después se empezó la tarea faraónica del traslado, que costó 36 millones de dólares (de hace 50 años). Se tardó casi cinco años en terminar la obra de llevar los bloques a unos 200 metros de distancia, en una zona más elevada.

Es decir, el tiempo empleado con tecnología avanzada, para quitar los bloques, transportarlo, restaurarlo, y colocarlos nuevamente a 200 metros de distancia de su ubicación inicial, fueron casi cinco años. Mientras que los egipcios, en preparar la explanada, el muro donde se apoyan, esculpir y pulir las figuras gigantescas, transportar los bloques de lugares muy lejanos, levantarlos, orientarlos de la forma perfecta, conseguir que cada figura fuera perfectamente simétrica… les llevaron 20 años. Si compararamos la supuesta tecnología de aquella época, con la empleada en 1.964, se podría afirmar que los egipcios fueron mucho más rápidos, eficaces y minuciosos en su trabajo. ¿Cómo es esto posible?.

En la ubicación original, la orientación de Abu Simbel, hacía que dos veces al año, y con precisión matemática, los rayos del sol penetraran en el templo hasta el santuario, situado en lo más profundo, iluminando las estatuas de Amón, Ra, y Ramsés, y quedando sólo la cara del dios Ptah en penumbra, seguramente de forma intencionada, ya que era considerado el dios de la oscuridad. Este acontecimiento tenía lugar el 21 de febrero (fecha del nacimiento de Ramsés II), y el 21 octubre (fecha de su coronación).

Los ingenieros, debido a un error en el emplazamiento del templo y/o al desplazamiento acumulado del Trópico de Cáncer, durante los últimos 3.280 años, ha provocado que este acontecimiento ya no suceda el día calculado por los egipcios, sino que se ha desplazado un día. Es decir, ahora el fenómeno se produce el 22 de febrero y el 22 de octubre. ¿Cómo es posible que ingenieros, con amplios conocimientos de construcción, no calcularan correctamente estos datos, y sí lo hicieran los egipcios con herramientas rudimentarias?.

La esfinge está tallada en la roca, sobre un montículo existente sobre la planicie, siendo los laterales una especie de foso. La roca que forma la cabeza, es más dura que la roca que forma el cuerpo, donde se alternan estratos de roca más blanda con otros de roca más dura. La erosión del viento y la humedad han provocado la aparición de surcos horizontales en toda la escultura.

El cuerpo está realizado a una escala de 22:1, y la cabeza a escala 30:1. Robert M. Schoch y el arqueólogo George Andrew Reisner, afirman que la desproporción existente entre la cabeza y el cuerpo de la esfinge, es porque la cabeza fue tallada con posterioridad sobre la escultura original. Las paredes del foso muestran señales evidentes de erosión por torrentes de agua de lluvia. En esta zona de Egipto, el clima es semidesértico, por lo que habría que remontarse a una época muy anterior para encontrar un clima lluvioso que explique estas erosiones en la roca producidas por el agua. La fecha que encontramos sería el año 9.000 a.C. Desde esta fecha, hasta que el clima semidesértico se impuso en esa zona, hubo tiempo más que suficiente para que la esfinge sufriera los agentes climáticos a los que se vio expuesta.

El egiptólogo John A. West, fue el primero en atreverse a decir que la erosión de la esfinge vino provocada por grandes cantidades de agua. Muchos defendieron, que esas acanaladuras, fueron provocadas por las inundaciones del Nilo, a lo que West refutó: “Absolutamente imposible, porque las inundaciones del Nilo vendrían desde abajo, y el modelo de erosión sería diferente, las paredes estarían hundidas. Es decir, se hubiera producido una enorme erosión por debajo, no por encima, y tampoco veríamos esas profundas fisuras”.

Los geólogos encontraron acertados los argumentos de West, dándole la razón en su disputa con los egiptólogos. West también afirma, que la cabeza no es la original, ya que su tamaño no tiene relación al cuerpo, y su estado de conservación es mucho mejor. West afirma que Kefrén solamente restauró la cabeza, y no fue el constructor original de la esfinge. ¿De dónde procedía todo el agua para conseguir una erosión de ese tipo?.

Se supone que las pirámides fueron erigidas por esclavos, bajo el yugo de un faraón tiránico, pero las excavaciones de las viviendas demuestra que no eran esclavos, sino artesanos, con unas condiciones de vida muy alejadas de lo que imaginamos o presuponemos que son las que debería tener un esclavo. Los egipcios apenas tenían esclavos, pero sí utilizaban mano de obra procedente de prisioneros de guerra. También es muy extraño, que los egipcios, que dejaban plasmado en jerogíficos, pinturas y relieves cada acontecimiento, no hayan dejado ninguna referente a la construcción de las pirámides, y sí lo hicieran con los templos, obeliscos, canales y la esfinge.

Cada vez parece más evidente, que la Gran Pirámide es muy anterior a la fecha que dicen los arqueólogos, y que se trata de un monumento para recordar el cataclismo del Diluvio. La Gran Pirámide es 100.000 veces el nº pi, con una exactitud de seis decimales (algo que no se conseguió hasta el año 500 d.C.). La pirámide tenía un zócalo que da su unidad de medida, el codo real (0,5236 metros). La pirámide medía 440 codos reales de base x 281 codos de altura.

Los 281 codos de altura no es una medida casual, sino que existe una proporción con la distancia al Sol. El momento exacto cuando la Tierra está más cercana a la Tierra (ese instante es conocido en astronomía como “perihelio“), la distancia existente entre la Tierra y el Sol es de 147 millones de km. Pero el metro, es la medida actual, así que si pasamos la medida de la altura en codos a metros, la altura de la Gran Pirámide es de 147 metros.

La suma en codos reales de la superficie, el volumen y el perímetro de la Gran Pirámide, da como resultado un múltiplo de 888. Al hacer la transformación de codos reales a metros a través del número Phi (la proporción áurea), la suma de la superficie, el volumen y el perímetro en metros da como resultado nuevamente la ley del 888. La Gran Pirámide tiene cuatro canales estelares, dos en dirección al norte (Cámara del Rey), y dos en dirección al sur (Cámara de la Reina). Existen dos alineaciones de Marte con los canales estelares del sur, que permiten fijar con exactitud las fechas inicial y final de la Gran Pirámide. Al inicio del reinado de Keops, hubo una alineación de Marte con uno de los canales, y al final de su reinado, se produjo otra. Entre una alineación y la otra, pasaron 6.216 días, es decir, 888 x 7.

NOTA: Para saber mucho más sobre las pirámides, leer los episodios que dediqué a este tema http://jorgepalazon.wordpress.com/2011/11/26/118/

Así que el número 888 tiene un significado muy especial para ellos, y la pirámide, es una enciclopedia pétrea donde reside todo el conocimiento y el saber del pasado, donde se revelan informaciones y afirmaciones increíbles, que conocían el número Pi, Phi, el nº “e” y el nº plástico (relacionado con el número áureo y la sucesión de Fibonacci), en cuanto a las matemáticas se refiere. En el campo de la astronomía, conocían las distancias a las estrellas, la precesión, incluso estrellas que no son visibles sin la ayuda de un telescopio. En el campo de la geodesia, conocían la Tierra perfectamente, los puntos cardinales, los puntos de energía, existencia de tierras supuestamente inexpolaradas en esa época, las medidas de la Tierra, un sistema de coordinadas muy exactas…

Los alineamientos de la Gran Pirámide, con las diferentes localizaciones de civilizaciones, es de todo menos casual. Desde Giza hasta la Isla de Pascua hay 40.000 km. Si trazamos una línea entre ambas, ésta pasa por diferentes zonas de Perú muy significativas: Nazca, Machu Pichu, Cuzco, Ollantaytambo, Sacsayhuamán y las pirámides de la ciudad perdida de Paratoari. La línea asciende un ángulo de 30º respecto al ecuador.

En África, atraviesa las tierras de la cultura Dogón (Mali), un pueblo con datos precisos y detallados sobre el sistema solar, donde sabían que Júpiter (al que llamaban “Dana Tolo“), tiene cuatro grandes satélites. También conocían los anillos de Saturno, y que los planetas describen órbitas elípticas alrededor del Sol. Lo más misterioso de los Dogón, es que aseguraban conocer la existencia de una estrella (Sirio B), que ellos llamaban “Po Tolo“, que es imposible de ver a simple vista, y que no fue descubierta hasta el año 1.862 por A. Clarke, con la ayuda de un telescopio. Para ellos, esta estrella era la más importante del firmamento, y gira alrededor de Sirio A (la más brillante del cielo en la Constelación Can Mayor). Lo curioso, es que al ojo humano, estas dos estrellas parecen una sola. Sólo se ha podido descubrir que es una estrella binaria gracias a la utilización de potentes telescopios. Incluso los dogones, conocían la estrella Sirio C, que llamaban “Emme Ya“, y que era cuatro veces más ligera que Sirio A. ¿Cómo podía conocer esta tribu este dato astronómico?. En el saber siriano, el término “iranio” para describir la estrella Sirio, es “Tistrya“, inspirado en el vocablo sánscrito “Tristi”, que significa “tres estrellas” (Sirio A, B y C).

También en África atraviesa la zona sahariana de Tassili n’Ajjer (sur de Argelia), donde existen unas pinturas rupestres sorprendentes. Las pinturas reflejan por orden de edad las ocupaciones de los pueblos que allí vivieron: caza y pesca (7.000 a.C.), cría de ganado (4.000 a.C.) y cría de caballos (1.700 a.C.). En toda la zona no se ha encontrado ningún resto funerario, lo cual es raro, pero aún lo es más las extrañas pinturas de seres con casco y escafandras parecidas a la de los actuales astronautas.

En Asia, la línea recta cruza Persépolis y Ur, la ciudad de Abraham, considerada la primera ciudad de la humanidad, y donde se encuentra un zigurat, el británico Sir Leonard Woolley, entre 1.922 y 1.934, encontró debajo partes de edificios que se remontaban a miles de años atrás y muchos objetos elaborados. Consta de 1.850 tumbas, aunque muchas de ellas fueron expoliadas, dos permanecieron intactas, y se cree que pertenecieron a reyes sumerios, siendo los más importantes en cuanto a la riqueza de su ajuar los de la I Dinastía de Ur y destacando reyes como Meskalamdug, Mesanepada, Shulgi y Amar-Sin y a miembros de la familia real como, Puabi y Abargi. Los objetos encontrados tan elaborados, y el descubrimiento de éstas tumbas, llevó a los historiadores y arqueólogos a modificar su forma de pensar respecto a Sumer, ya que hasta ese momento, se ignoraba el grado de sofisticación y complejidad que podían alcanzar estos rituales funerarios .

En Pakistán, cruza la ciudad de Mohenjo-Daro, donde todas las pruebas realizadas en la zona, dan como resultado que la ciudad fue destruida por una bomba nuclear. El investigador británico David Davenport, tras 12 años de investigación, llegó a la conclusión que las pruebas apuntaban a lo que ocurrió exactamente en Nagasaki. Había un epicentro de 50 yardas de ancho, donde todo fue cristalizado, fundido o derretido.

Los ladrillos están fundidos en un lado, indicando una explosión. Esta explosión, fue plasmada en un manuscrito hindú llamado “Mahabharata“, donde se puede leer: “Humo blanco y caliente, que era mil veces más luminoso que el Sol, subió en brillo infinito y redujo la ciudad a cenizas. El agua hirvió, caballos y carrozas de guerra fueron quemados por miles, los cadáveres de los caídos fueron mutilados por el terrible calor, tanto que ya no parecían humanos”. Los textos dicen, que a los 30.000 habitantes les dieron siete días para evacuar, una clara advertencia que todo iba a ser destruido. Muchos, no creyeron la advertencia ni la amenaza y se quedaron en la ciudad. En 1.927, fueron encontrados 44 esqueletos humanos.

En Camboya, cruza Angkor Wat, ciudad donde aparece representado un estegosaurio, una especie que habitó la Tierra hace 150 millones de años. Este saurio era originario de los continentes de América del Norte y Europa durante el Jurásico, así que es un misterio que conocieran este animal para representarlo en un relieve. En Camboya, también cruza Preah Vihear.

Angkor Wat se encuentra exactamente a 72º al Este de Giza, un número precesional. Graham Hancock, el más influyente de los investigadores, dijo: “La precensión de los equinoccios posee unas cualidades matemáticas rígidas y repetitivas que pueden ser analizadas y pronosticadas en profundidad. No obstante, es extremadamente difícil de pronosticar y medir si no se poseen unos instrumentos sofisticados. En esto reside la clave de uno de los grandes misterios del pasado, donde los hombres de las antiguas civilizaciones ya conocían el llamado ciclo precesional.”

Los 72 templos representan a la constelación del Dragón, orientados con precisión a los cuatro puntos cardinales. Y al igual que las pirámides de Giza, los templos de Angkor Wat están alineados con las estrellas del Dragón, cuando se encontraban en su punto más bajo sobre el horizonte Norte, durante el equinoccio de primavera del 10.500 a. C. Desde Angkor Wat, en esa fecha se podía observar a Leo en el Este, Acuario en el Oeste y Orión en el Sur. El mismo cielo que se veía cuando se construyeron las pirámides y la esfinge.

La persona que descubrió el movimiento de precesión de la Tierra (movimiento por el cual los polos terrestres cambian de lugar cada 25.800 años), fue el matemático griego Hiparco. A principios de la década de 1.990, Jane Sellers descubrió que se habían codificado ciertos números clave que utilizaban los egipcios para calcular los grados de variación de la precesión.

Hay muchas coincidencias entre Giza y Angkor Wat. Ambos se edificaron a gran velocidad, y en ambos se creía que un dios pesaba las almas de los muertos en un juicio. La palabra Angkor proviene de “ankh hor”, que significa “Horus vive”. En la Polinesia se halla la remota isla de Ponhpei, lugar donde se desarrolló una civilización que dejó grandes y misteriosas construcciones en medio del océano Pacífico. Dichas construcciones consisten en templos e islas artificiales de basalto y coral.

El santuario más importante de Ponhpei se llama Nan Madol. Los mitos hablan de dioses reyes (Olosopa y Olosipa), seres semidivinos (semidioses), que llegaron desde tierras lejanas y construyeron todo el complejo de islas y templos. Dejaron además una tradición que hablaba de pruebas que los muertos debían superar para alcanzar el cielo. Estos seres eran además grandes astrónomos que dejaron un gran legado en la misma época en que se construyó Angkor Wat.

La ciudad acuática de Nan Madol fue construida (nadie sabe cuándo ni por quién), con gigantescos bloques de basalto sobre 91 islotes artificiales. Estos bloques de basalto procedían de la formación volcánica de las islas, y cada bloque tiene forma hexagonal u octagonal, con una longitud ente tres y nueve metros, y un peso de cada bloque entre 2 y 10 toneladas. Se calcula que en total, en la isla, que ocupa una superficie de 0.44 km2, existen mas de 400.000 bloques.

Los antiguos pohnpeyanos hablaban de un hombre llamado Kanekin Zapatan, descendido de las alturas a Ponhpei, de un lugar desconocido, acompañado de un grupo de personas que sabían volar. Llegaron en una nube y descendieron en Sokehs, una zona al norte de la isla. Kanekin Zapatan, se fijó en la hija de uno de los jefes nativos. Esta mezcla de dioses con las hijas de los hombres, es una constante en todas las civilizaciones.

Los aborígenes cuentan que en aquella época, la raza de los hombres era distinta. Estaban mejor dotados, ya que eran capaces de transformar la piedra y de efectuar trabajos muy difíciles en la misma, pero que esa gente habilidosa ya no existe en Pohnpei. Hoy ya no son como la gente de antes, son distintos, ya que aquellos poseían poderes mágicos y eran fuertes. Hablan de que esos hombres, se metían en sacos voladores, que eran vehículos con la capacidad de volar, de gran movilidad y con capacidad para un solo tripulante. Según la historia que ha pasado de generación en generación, estos seres penetraban en grandes pájaros, pronunciaban palabras mágicas, el pájaro se alzaba y volaban con ellos dentro.

La línea termina (y empieza) en la Isla de Pascua. Se acaba de descubrir, que los moais tienen cuerpos alargados bajo tierra. Muchos arqueólogos han intentado ocultar este descubrimiento (como llevan haciendo durante años cuando no les cuadran los tiempos), pero una entidad privada sin ánimo de lucro, como es http://www.eisp.org/ se ha puesto al frente de las excavaciones para informar a la opinión pública, sin mentiras y sin ocultar ningún dato revelador.

Se han encontrado inscripciones grabadas en los cuerpos de los moais. Las personas que están analizando estas excavaciones, aseguran que la clave está en la profundidad de los Moais. Si se demuestra que la profundidad es de 8 metros, afirman que estaríamos sin duda ante una antigüedad superior a 15.000 años, lo que nos colocaría en un evento con tsunamis próximo a la última glaciación, algo que sería incompatible con la existencia de escritura, al menos en base a los actuales axiomas ortodoxos de la ciencia.Esta es una de la razones, por la que se pretende datar a los moais en el año 1.500 a.C.

Los moais que están descubiertos, carecen de inscripciones, y los que están enterrados, presentan inscripciones y son de mayor tamaño que los que no están enterrados. ¿Por qué enterraban los de mayor tamaño con inscripciones, que supuestamente nadie leería?. ¿Por qué los moais sin inscripciones no fueron enterrados?.

El director de las excavaciones dijo: “La hipótesis más probable, es que una ola gigante barrió la isla y su antigua civilización, se perdió en las brumas del tiempo. Las estatuas no fueron enterradas, pero el paso del tiempo, el escombro y el polvo borraron a esta civilización, de la cual no se sabe nada”.

Si tomáramos esta línea que atraviesa todas estas zonas tan misteriosas, como referencia, como si fuera el ecuador terreste, y calculáramos su polo norte, tendríamos que el triángulo formado entre el polo norte, Giza y Nazca, coincide exactamente con las dimensiones de la Gran Pirámide. Lo mismo ocurre si tomamos la línea entre Mohenjo Daro y la Isla de Pascua. La distancia entre las pirámides de Giza y la Isla de Pascua, es 10.000 veces el número Phi (número de oro), y si multiplicamos el número Phi x la distancia entre Angkor Wat y Giza, equivale a la distancia entre Giza y Nazca. ¿Es casual que todos estos lugares, famosos por sus misterios con seres de otros mundos, se encuentren ubicados en la misma línea que cruza el planeta?. ¿Es casualidad que todas tengan referencias de seres de otros mundos, ya sea por cataclismos, pinturas, esculturas, edificaciones, exterminio, armas y herramientas avanzadas.. pero todas coinciden en muchos paralelismos, aún estando a miles de km unas de otras?.

En Japón, existe una pequeña isla llamada Yonaguni, se ha encontrado una estructura, dispuesta y esculpida por acción de seres inteligentes, y no por acción de la naturaleza. Se ha comprobado que se trata de una pirámide escalonada de cinco niveles, una estructura de 120 metros de largo x 40 metros de ancho x 20 metros de alto.

Existen canales, ángulos rectos, grabados en la piedra, escaleras dentro de los canales, túneles, incluso una gigantesca cabeza humana de 7 metros de altura, al igual que la esfinge. Las pruebas arqueológicas efectuadas en esta enorme estructura, han dado como resultado, que se hundió a finales de la última glaciación, es decir, se trataría de una construcción realizada hace 14.000 años.

Existen partes de la estructura, compuestas por piedra calcárea, un tipo de piedra que no existe en la región, que tuvieron que transportar de lugares más lejanos. El origen es anterior al final de la Era glacial, según la opinión del geólogo Teruaki Oshī, quien dijo: “el hombre las construiría aprovechando algunas formaciones geológicas preexistentes, en donde hay conexiones interestructurales que posteriormente fueron destruidas por sucesivos sismos, lo que denota un gran nivel de organización. Así, en la época en que fueron originadas, el área de Yonaguni formaba parte del “puente” que unía las islas de Taiwan, Ryukyu y Japón con Asia, en tiempos de la última glaciación, dado que el nivel del mar era más bajo que el actual a causa de la acumulación de hielo en las zonas templadas. Sus supuestos constructores pertenecerían a una civilización mucho más sofisticada que las conocidas de la antigüedad, formadas después del IV milenio a.C.”

El último puente de tierra que conecta las islas con China, pudo haber aparecido durante el último período glacial a finales delPleistoceno, conectando una serie de importantes islas a través de Taiwán, Okinawa y Amani Oshime, con el área de Kyushu. La última vez que la estructura de Yonaguni se encontraba fuera del agua, fue hacia el año 8.000 a.C. aproximadamente, cinco milenios más antigua que la Gran Pirámide.

Afirmar estos datos y resultados, es ir en contra de lo establecido, lo oficialmente aceptado por la arqueología. Este tipo de construcción, requiere un nivel organizativo, que los historiadores no aceptan que pudiera existir hace 10.000 años. Por lo tanto, afirmar que estas formaciones fueron realizadas por el hombre y que tienen esa edad, significaría tener que revisar la historia, la cronología arqueológica actual y cambiar lo que dicen los libros, porque es erróneo.

En el Golfo de Khambhat (India), se han encontrado estructuras megalíticas parecidas a una ciudad. El ministro de Ciencia y Tecnología Murli Manohar Joshi, afirmó que las construcciones sumergidas son los restos de una ciudad que fue arrasada por una súbita inundación, y además, se dijo que las ruinas mostraban un fuerte parecido con las de Harappa y Mohenjo-Daro.La arqueología tradicional remonta estas antiguas civilizaciones hindúes a la cultura neolítica llamada Mehrgarh (10.000 a.C.).

Se han recuperado docenas de artefactos y objetos de madera y cerámica. Algunos de esos artefactos, se remontan a una antigüedad de 32.000 años, pero según los oceanógrafos, la zona quedó cubierta hace 9.000 años. Los hallazgos fueron enviados a algunos laboratorios hindúes y europeos (Oxford y Hanover). y a través del método de la termoluminiscencia, obtuvieron dataciones de 13.000 a 32.000 años atrás. Las reliquias fueron analizadas con la técnica de difracción de los rayos X. Los resultados evidenciaban que el material arcilloso utilizado era típico de la zona y fue cocido a 700º para obtener la cerámica. Así que la ciudad sumergida del Golfo de Khambat, se remontaría a 10.000 años atrás. Así que los datos científicos coinciden, y no se contradicen. Una ciudad de miles de años de antigüedad, fue inundada en la época que la Atlántida lo hizo.

Al noroeste del Golfo de Khambhat, se encuentra la ciudad de Dwarka, donde se han encontrados restos de un asentamiento que acabó inundado por el mar. A 20 metros de profundidad, se han encontrado calles adoquinadas, paredes de arenisca y restos de lo que fue un puerto. Los antiguos textos hindúes, hablan que la antigua ciudad de Dwarka, era el lugar de residencia de Khrishna, una deidad hindú. El texto épico Mahabharata, Dwarka era una inmensa y rica ciudad construida sobre una isla por el dios Krishna. Debido a una maldición que pesaba sobre Krishná y su familia (los iadus), la isla se hundió en el mar.

Todo aquello que creemos que son mitos, no lo son. La correlación, coincidencias, cronología, datos científicos que concuerdan en sus afirmaciones y resultados en diferentes disciplinas y campos, todo se relaciona de forma perfecta, para hablarnos de la existencia de un cataclismo que inundó grandes porciones de tierra, donde se asentaban pueblos muy avanzados, pueblos que ya estaban desde hace 30.000 años, lugares donde aparecen evidencias de seres de otros mundos, pirámides alrededor de todo el planeta, asentamientos en lugares clave, porciones del planeta específicas de fuerzas magnéticas, civilizaciones que por algún motivo, fueron “castigadas” por sus dioses, donde muchos consiguieron salvarse del cataclismo, y levantar nuevos pueblos, ciudades que actualmente podemos visitar, lugares edificadas por un mismo pueblo dispersado por fuerzas sobrenaturales: Isla de Pascua, Egipto, Angkor Wat, Perú… y desde estos asentamiento, a su vez, se dispersaron por otros territorios.

Si recopilamos todas las pruebas, si escuchamos abiertamente todos los mitos, si observamos y analizamos cada construcción de cada civilización, si entendemos que les rodean los mismos misterios, su principio y su final son parecidos, si creemos en la ciencia y sus resultados, que para seguir creyendo lo que nos dicen los libros, deberíamos creer en azar tras azar tras azar, una casualidad tras otra, casualidades a escalas increíbles… debemos empezar a llegar a conclusiones más lógicas.

Las civilizaciones son muy antiguas, miles de años antes de lo que creemos, donde todo empezaría en un punto determinado, una tierra de seres con conocimientos avanzados. En una época donde se presupone que vivíamos en cavernas, se ha comprobado que existían civilizaciones muy inteligentes. estos seres, podrían ser perfectamente los atlantes. Después de miles de años, un cataclismo les sobrevino, y huyeron por diferentes vías, se desperdigaron por el globo, y levantaron ciudades. estas ciudades son muy parecidas porque provienen de los mismos conocimientos, de una raza que es la misma. Por eso, no es casualidad que existan pirámides en todo el planeta, ni que sus esculturas o edificaciones estén orientadas a los mismos puntos del cielo, ni que los mitos que escuchamos sean todos los mismos, ni que pinturas en Australia, África y América, presenten seres con escafandras, seres que no deberían estar ahí.

La búsqueda de la Atlántida ha constituido, y continúa siendo, un enorme desafío. Los supervivientes de este mítico continente han dejado huellas por todo el planeta. Pero, qué sabemos realmente sobre su historia y sociedad, su arquitectura y ciencia. ¿Es posible precisar dónde se encontraba, por qué desapareció y qué tipo de civilización poseía?
La Atlántida está a nuestro alrededor, como ha sugerido el escritor inglés John Mitchell. No se trata de un mero recurso retórico. La presencia de numerosos restos arqueológicos y megalíticos ciclópeos en muchas zonas de la Tierra, levantados con orientaciones astronómicas muy precisas, supuestamente anteriores a la Edad de Piedra, sugieren que una civilización de grandes astrónomos e ingenieros precedió a la prehistoria humana. ¿Fueron erigidos por quienes sobrevivieron a un gran cataclismo o por sus descendientes?

Cuando Platón describió la existencia de la Atlántida en sus diálogos Timeo y Critias, algunos autores clásicos, coetáneos de filósofo, comenzaron a interesarse por el mítico continente. Plutarco, Estrabón, Plinio el Viejo y Diodoro de Sicilia, entre otros, tratan este asunto en algunos de sus escritos.

Las primeras referencias a la Atlántida aparecen en el Timeo y el Critias, textos en diálogos del filósofo griego Platón. En ellos, Critias, discípulo de Sócrates, cuenta una historia que de niño escuchó de su padre y que este, a su vez, supo de Solón, el venerado legislador ateniense, a quien se la habían contado sacerdotes egipcios en Sais, ciudad del delta del Nilo. La historia, que Critias narra como verdadera,se remonta en el tiempo a nueve mil años antes de la época de Solón, para narrar como los atenienses detuvieron el avance del imperio de los atlantes, belicosos habitantes de una gran isla llamada Atlántida, situada frente a las Columnas de Hércules y que, al poco tiempo de la victoria ateniense, desapareció en el mar a causa de un terremoto y de una gran inundación.

En el Timeo, Critias habla de la Atlántida en el contexto de un debate acerca de la sociedad ideal; cuenta cómo llegó a enterarse de la historia y cómo fue que Solón la escuchó de los sacerdotes egipcios; refiere la ubicación de la isla y la extensión de sus dominios en el mar Mediterráneo; la heroica victoria de los atenienses y, finalmente, cómo fue que el país de los atlantes se perdió en el mar. En el Critias, el relato se centra en la historia, geografía, organización y gobierno de la Atlántida, para luego comenzar a narrar cómo fue que los dioses decidieron castigar a los atlantes por su soberbia. Relato que se interrumpe abruptamente, quedando inconclusa la historia.

Los textos de Platón sitúan la Atlántida frente a las Columnas de Hércules (lugar tradicionalmente entendido como el estrecho de Gibraltar) y la describen como una isla más grande que Libia y Asia juntas.Se señala su geografía como escarpada, a excepción de una gran llanura de forma oblonga de 3000 por 2000 estadios, rodeada de montañas hasta el mar. A mitad de la longitud de la llanura, el relato ubica una montaña baja de todas partes, distante 50 estadios del mar, destacando que fue el hogar de uno de los primeros habitantes de la isla, Evenor, nacido del suelo.

Según el Critias, Evenor tuvo una hija llamada Clito. Cuenta este escrito que Poseidón era el amo y señor de las tierras atlantes, puesto que, cuando los dioses se habían repartido el mundo, la suerte había querido que a Poseidón le correspondiera, entre otros lugares, la Atlántida. He aquí la razón de su gran influencia en esta isla. Este dios se enamoró de Clito y para protegerla, o mantenerla cautiva, creó tres anillos de agua en torno de la montaña que habitaba su amada.La pareja tuvo diez hijos, para los cuales el dios dividió la isla en respectivos diez reinos. Al hijo mayor, Atlas, le entregó el reino que comprendía la montaña rodeada de círculos de agua, dándole, además, autoridad sobre sus hermanos. En honor a Atlas, la isla entera fue llamada Atlántida y el mar que la circundaba, Atlántico.
Favorecida por Poseidón, la isla de Atlántida era abundante en recursos. Había toda clase de minerales, destacando el oricalco, rara aleación natural de oro y cobre; grandes bosques que proporcionaban ilimitada madera; numerosos animales, domésticos y salvajes, especialmente elefantes; copiosos y variados alimentos provenientes de la tierraTal prosperidad dio a los atlantes el impulso para construir grandes obras. Edificaron, sobre la montaña rodeada de círculos de agua, una esplendida acrópolis plena de notables edificios, entre los que destacaban el Palacio Real y el templo de Poseidón Cada viaje hacia la ciudad era vigilado desde puertas y torres, y cada anillo estaba rodeado por un muro. Los muros estaban hechos de roca roja, blanca y negra sacada de los fosos, y recubiertos de latón, estaño y oricalco. Finalmente, cavaron, alrededor de la llanura oblonga, una gigantesca fosa a partir de la cual crearon una red de canales rectos, que irrigaron todo el territorio de la planicie. Construyeron un gran canal, de 50 estadios de longitud, para comunicar la costa con el anillo de agua exterior que rodeaba la metrópolis; y otro menor y cubierto, para conectar el anillo exterior con la ciudadela.

Desde entonces, se han planteado infinidad de hipótesis para demostrar la existencia de un continente, que con el paso del tiempo, ha llegado a convertirse en arquetipo de una civilización ideal. La Atlántida siempre resuena en nuestros oídos como un viaje épico hacia el descubrimiento de nuestros orígenes. Su nombre continúa estimulando nuestra imaginación.

A diferencia de otras civilizaciones extinguidas bien documentadas, como la Maya, la Micénica o la Babilónica, sobre las que se ha podido reconstruir un lenguaje común, precisar lugares geográficos y trazar contactos específicos con culturas contemporáneas, en el caso de la Atlántida esto no ha sido posible.
¿Qué pensar, por ejemplo, de los mitos universales que preservaron el remoto conocimiento de la precesión de los equinoccios, un fenómeno astronómico supuestamente descubierto por Hiparco en el 127 a.C.

pirireis-full.jpg270px-Piri_Reis_map_interpretation.jpg

Los mapas preservados por marinos como Piri Reis, con la Antártica cartografiada sin hielo hace miles de años, confirman también que un conocimiento semejante sólo podía haber sido acumulado por una civilización marítima anterior a los cambios de nivel sufridos por el mar a finales de la última edad glaciar, hace unos 11.500 años. Piri Reis, almirante turco, dibujó un mapamundi en 1513 basándose en viejas cartas marinas. En el mapa figuraba la costa oriental de América del Sur y parte de la Antártida. Este mapa fue examinado en 1956 por los Flem-Ath, por Hapgood y por expertos de la USAF. Lo sorprendente del mapa es que en la época de procedencia del mapa la costa oriental de América del Sur todavía no había sido cartografiada por entero y la Antártida no había sido descubierta hasta 1820. En el mapa el continente aparece sin hielo y es casi igual que una carta geológica de la Antártida de 1949. Los investigadores llegaron a la conclusión de que la costa había sido cartografiada antes de ser cubierta por la capa de hielo, y en esta región el hielo tiene actualmente más de un kilómetro y medio de espesor. Se ignora cómo se pudo hacer este mapa con los datos y el nivel de conocimientos geográficos de 1513, ¿ provenía quizás de los antiguos habitantes de la Atlántida ? ¿ De dónde sacó Piri Reis la información para confeccionar el mapa ?. Entonces se encontró otro mapa misterioso, otro documento " imposible": el de Oronteus Finaceus, copiado en 1531. En él figuraba la totalidad de la Antártida con un gran detalle, incluyendo la situación precisa de montañas, llanuras y ríos. Todo ello estaba reflejado en la carta geológica de 1949 y concuerda con la descripción que hizo Platón 2.000 años antes. Las cartas originales en las cuales se basaron estos mapas debieron ser hechas por personas que habían alcanzado un nivel tecnológico que el hombre sólo ha adquirido plenamente a lo largo del presente siglo. Para que tal civilización pudiese desarrollarse con éxito tuvo que estar emplazada en un continente de clima benigno, capaz de sustentar a una población en expansión. Si se sitúa la Atlántida 3.200 km al norte del Círculo Polar, se hubiera podido tratar de una civilización de navegantes.

Muchos consideran que la Atlántida fue una fantasía elaborada por Platón, en sus diálogos Critias y Timeo, pero eso no ha impedido su búsqueda por parte de numerosos historiadores, eruditos, geólogos, submarinistas, paleontólogos y arqueólogos, sin olvidar a los visionarios ocultistas y dotados psíquicos.
El hecho de que este ciclo se complete cada 26.000 años sugiere que los humanos habrían estado observando el cielo sistemáticamente durante milenios, según expusieron con todo detalle Giorgio de Santillana y Hertha Von Dechend.

La historia que estos últimos nos han contado es sin duda más fascinante que la ofrecida por arqueólogos y exploradores. Con fragmentos reunidos por unos y otros, la investigadora norteamericana Shirley Andrews, intentó esa reconstrucción en su obra "Atlantis, Insights from a Lost Civilization" (Llewellyn, 1997).
En esta visión, la Atlántida se despliega ante nuestros ojos como un mundo muy parecido al nuestro en algunos aspectos.
Pese a sus errores, los psíquicos informan con frecuencia sobre sucesos a los que no tienen acceso los historiadores, ya que se apoyan en vías de información que no están limitadas por el tiempo ni por el espacio. Por otra parte, el material Canalizado, encaja con algunas de las fuentes tradicionales relativas a la civilización Atlante. Aunque ellos lo nieguen.

¿Basaron sus relatos en las fuentes escritas conocidas? ¿Acaso se influyeron unos a otros a través de la percepción extrasensorial, como ha sugerido el investigador psíquico Alan Vaughan?

Helena Petrovna Blavatsky (1831-1891) sobre el mundo Atlante, supuestamente obtenido a partir del estudio de las tradiciones ocultistas orientales y mediante comunicaciones con otros planos, influyeron poderosamente a toda la corte de videntes posteriores. Algunas de sus propuestas resultaban absurdas y descabelladas en su época, pero un siglo después han recobrado vigor. Por ejemplo, la de que seres inteligentes anteriores al hombre coexistieron con los dinosaurios parece cada vez más plausible a la vista de los inexplicables hallazgos de huellas y fósiles humanoides, correspondientes a aquella época, en diversas zonas del planeta.
Por ejemplo, el doctor C. N. Dougherty descubrió en 1971 en el Valle de los Gigantes (Texas) numerosas huellas de Saurios de diversas especies, junto a otras de pies humanos de gran tamaño, en el mismo estrato geológico. Éste y otros descubrimientos semejantes parecerían dar la razón a Blavatsky, a Los Vedas y a otras muchas antiguas tradiciones.

El mapa de la antigüedad de la Tierra y el esquema de la evolución humana mediante diversas Razas Raíz, divididas en Sub-razas, trazados por esta ocultista, resultan más que discutibles. Pero, a medida que van aflorando fósiles humanos, cada vez de mayor antigüedad, parecen ir confirmándose algunos de sus datos.

Es preciso señalar, no obstante, que las Razas Raíces de Blavatsky, no se corresponden con nuestro concepto habitual de raza, ni siquiera con el de humanidad, ya que la primera sólo habría existido en el plano astral.

La segunda o hiperbórea, se acercaba más a los hombres actuales, pero estaba muy vinculada con el plano etéreo; y habitaba el norte de Asia y parte del Ártico. En tercer lugar estaban los habitantes de Lemuria, desaparecida en el Pacífico. La humanidad actual sería la quinta raza, mientras que la cuarta correspondería a los Atlantes: eran bastante altos, estaban divididos en dos sexos y su avanzada civilización habría dado origen a las conocidas por nosotros. Sin embargo, al igual que Lemuria, su sociedad fue destruida por diversos cataclismos.

Según los teósofos, las razas sexta y séptima que nos seguirán serán de nuevo más etéreas.
¿Cómo obtuvo Blavatsky esta información? Según ella, lo hacía accediendo a los registros Akásicos, mientras entraba en trance y consultaba antiguos manuscritos tibetanos, o bien recibía los dictados de sus guías espirituales, los Mahatmas. En su obra fundamental, "La Doctrina Secreta", recogía extractos de uno de esos manuscritos, Las Estancias de Dzyan (Ed. Sirio), que Blavatsky afirmaba haber visto en un monasterio de los Himalayas. Un discípulo suyo, W. Scott Elliot, también recopiló mucha información por esa vía.

En su libro, "Historia de la Atlántida" (1896), ofrecía fechas concretas de los diversos cataclismos que la destruyeron y aseguraba que había ocupado la mayor parte del actual océano Atlántico. Su cronología geológica resultaba ser absolutamente inviable, pero algunas de sus propuestas merecen consideración. Según él, la Atlántida se extendía desde la actual Groenlandia hasta la mitad de la actual Sudamérica y durante su larga existencia estuvo habitada por Subrazas (Así llamadas para distinguirlas de las siete razas raíces, a su vez divididas en siete). Los Lemurianos habrían medido más de 3,5 metros de estatura y algunos de sus descendientes pervivirían en algunas zonas del planeta, como Africa y Australia.
Según esta fuente, los Atlantes evolucionaron a partir de los Lemurianos. Entre sus Subrazas se contaban los primeros Sernitas y mongoles, pero la principal Subraza regente de la Atlántida habría sido la Tolteca, que conquistó el continente. Antes de la destrucción final, un grupo de iniciados Toltecas emigró a América y Egipto.

John A. West demostró que la erosión sufrida por la Esfinge de Giza, no se debía al viento del desierto, sino a la acción de la lluvia. Tal hallazgo suponía datar la Esfinge en al menos 9.500 de antigüedad, en vez de 4.500 como se creía. Una obra de tal magnitud sólo pudo haberse
Construido con unos conocimientos arquitectónicos, astronómicos y matemáticos de una cultura muy anterior a la Egipcia. Algo semejante podría decirse de la arquitectura de Tiahuanaco, construida supuestamente por los toltecas que emigraron a América. Pero la cuestión de las razas Atlantes, propuestas por los Teósofos no termina aquí.

El ariosofista Jörg Lanz Von Liebenfels (1874-1954), uno de los que mayor influencia parece haber ejercido en la primitiva ideología del Nacional Socialismo Alemán, compartía las creencias de los Teósofos sobre Lemuria y la Atlántida, pero fue más allá que ellos en relación con las razas y Subrazas Atlantes.

Von Liebenfels comenzó comparando favorablemente la antropogénesis ocultista de Blavatsky, con los hallazgos de la paleontología contemporánea. No tardó en afirmar que había descubierto la fuente de todo el mal en el mundo y el significado auténtico de las Escrituras, incluidas las ocultistas, como Las Estancias de Dzyan. El resto vino por añadidura. Según él, la octava estancia se refería a cómo los primeros Lemurianos ANDRÓGINOS, se dividieron en dos sexos y atrajeron el castigo Divino al engendrar monstruos con otras especies, atractivas pero inferiores: Tomaron animales hembras muy bellos, pero descendientes de otros que no tenían ni alma ni inteligencia.

Engendraron monstruos, demonios malvados. Según Von Liebenfels, la cuarta raza raíz Atlante, se había dividido en diversas subespecies puras y bestiales, correspondiéndose éstas con los primeros antropoides y los monos antropomórficos: El error fatal de los descendientes de los antropoides (Hombres Dioses), la quinta raza raíz de los Arios Homosapiens, habría sido mezclarse repetidamente con los descendientes de los monos (Hombres Animales).

En relación con esto último, el investigador Nicholas Goodrick Clarke, señala en "Las raíces ocultas del Nazismo" que la consecuencia fue la creación de varias razas mixtas, que según el protonazi Liebenfels, amenazaban la autoridad sagrada de los Arios, en todo el mundo. Las raíces de la eugenesia Nazi, se encuentran aquí, e ideas similares han persistido entre aquellos visionarios de la Atlántida, que se han atrevido a hablar de sexo.
La canalizadora Ingrid Bennett, lo ha hecho. Gracias a la ayuda de sus guías y ayudantes espirituales, entre ellos Nube Blanca y Águila Blanca, esta Sanadora y Médium Holandesa, recidenciada en Nueva Zelanda, desde niña ha canalizado muchísima información sobre su pasada vida en la Atlántida como Guardiana del Cristal. En sus informes ofrece datos sobre la vida íntima de los Atlantes: Las relaciones sexuales eran muy activas y los mantenían sanos. El sexo era tan importante, como el comer y el dormir. Algunos tenían relaciones con animales o con seres mitad humanos mitad animales, como los centauros.

La perversión de las costumbres en la última etapa Atlante, no se limitó sólo a la práctica del bestialismo, sino también a la de la magia. Ésta terminó por minar su sociedad, según asegura, entre otros muchos, Daphine Vigers en "Atlantis Rising" (1952): hace unos 10.000 años, los egoístas dirigentes de la Atlántida perdieron interés en el progreso científico y su respeto por el antiguo conocimiento desapareció. A medida que éstos dedicaban sus energías a peligrosas prácticas ocultas, la magia negra reemplazó gradualmente a la Religión.

Diversos autores han afirmado que la causa del desastre final, se debió precisamente a la práctica de la magia, pero otros lo han atribuido a su avanzada tecnología, la cual les habría permitido manejar poderosas energías cosmotelúricas, que acabaron escapando a su control y provocaron un gran desequilibrio en la Naturaleza.
Según Scott Elliot, la tercera raza Atlante, los Toltecas, eran gigantes. Medían 2,5 metros y vivían en la fabulosa Ciudad de las Puertas Doradas, una gran urbe circular con canales, la misma que el sacerdote Egipcio Solón, describió a Platón. Era muy similar a la Khorsabad amurallada del Rey Sargón II, en Sumeria, que estaba enterrada bajo las arenas en tiempos del filósofo griego. También se parecía a la capital de los Aztecas en México y a la de los Incas en Perú, que Platón desconocía.
Era, según la descripción de este último, una ciudad circular con palacios, puertos y dársenas. Los recintos de tierra estaban amurallados y recubiertos de metales: el primero de bronce a modo de barniz, el segundo de estaño y la acrópolis de Oricalco, un metal hoy desconocido que relumbraba como el fuego. Esta ciudad tenía también numerosos templos dedicados a diversas deidades, muchos jardines, piscinas al aire libre, gimnasios, cuarteles y un hipódromo gigantesco cuyo circuito, de un estadio de largo, discurría en círculos concéntricos. La parte de la Atlántida que daba al mar se describe como llena de acantilados, pero en la ciudad central había una campiña rodeada de montañas.

Este edificio ha sido descrito con bastante detalle por el visionario F. S. Oliver, en su obra "Caminante entre dos mundos" (1952): tenía forma piramidal y en su interior había grandes cristales colgando del techo que creaban un efecto de luz especial. Una plataforma elevada de granito rojo ocupaba el centro del templo y poseía un gran bloque de cuarzo cuyos destellos no dañaban la vista, pero producían un fuego útil para las cremaciones y sacrificios.

Excepto por la citada ciudad, los Atlantes no solían construir grandes urbes debido a su impacto medioambiental. Según expone Murry Hope en su obra "Practical Atlantean Magic" (1991), sus comunidades eran pequeñas y las casas construidas hace unos 12.000 años eran circulares. El psíquico Dale Walker, por su parte, indica que construyeron grandes torres como faros cerca del mar. Templos de gran belleza llenaban la Tierra. En ellos, la combinación de luz, color, sonido, magnetismo y energías de pensamiento se canalizaban mediante cristales para hacer maravillas en el campo de la Sanación. Este no es el único dato que aporta Walker sobre la forma en que los Atlantes ejercían la medicina.
Sus informes van mucho más allá: cuando era preciso, los sacerdotes Sanadores conectaban con las mentes de los pacientes para conseguir que las células del cuerpo se separaran, dejando al descubierto el órgano enfermo. Las células a su alrededor se soltaban y forzaban al órgano hacia la superficie del cuerpo, donde el Sanador lo tomaba y lo introducía en una cámara de rejuvenecimiento. Las células rejuvenecían solas. No había dolor ni sangre ni traumas. Esta información no es la única capaz de despertar escepticismo respecto a lo que nos cuentan sobre la civilización Atlante.

Sin embargo, existen otras aportaciones mucho más interesantes, como la de Cayce, el vidente que nos ha dejado el mayor legado psíquico sobre la Atlántida.
Edgar Cayce no sólo propuso una interesante cronología en relación con los cataclismos Atlantes, mucho más cercana a la posible realidad que la de Scott Elbot, sino que informó ampliamente sobre el avance técnico de nuestros ancestros. Nos habló, por ejemplo, del poder de los cristales y de rayos super cósmicos.
Si las catástrofes geológicas a las que se refería Cayce, ya suponían un gran desafío para las nociones científicas de su época, mucho más lo era describir las fuentes energéticas que activaban los barcos, submarinos y aviones de la civilización Atlante. Sin embargo, no pareció equivocarse demasiado. Los hombres con características anatómicas modernas ya estaban dispersos por el planeta hace unos 50.000 años, fecha próxima a la que indicó Cayce para la primera destrucción de la Atlántida.
Las demás, en las que Cayce sitúa los cataclismos posteriores, concuerdan con las de los geólogos sobre las inversiones de los polos magnéticos, cambios climáticos, terremotos, períodos de actividad volcánica y extinciones, de forma que sus visiones que anticiparon muchos de éstos y de otros descubrimientos científicos, no parecen puramente imaginarias.

Sus relatos sobre la utilización de alta tecnología, especialmente referida a cristales, resultaban hace tiempo más difíciles de aceptar, sobre todo cuando se refiere a ellos como acumuladores de información y energía para su uso posterior, pero hoy ya no resultan tan absurdos.
En la misma línea de Cayce, el psíquico Dale Walker, ha indicado que los cristales se utilizaban para convertir la energía solar en electricidad. Su increíble poder y esplendor fue posible gracias a la ciencia de los cristales. El descubrimiento del uso de los cristales para controlar la increíble reacción energética entre materia y antimateria, dio lugar a los vuelos espaciales.

Más detallado aún es el relato ofrecido por el psíquico Michael Gary Smith, según el cual éstos disponían de pantallas mágicas, en las que podían ver cuanto sucedía en cualquier punto de la Tierra. Asimismo poseían bolas de luz que se encendían y apagaban con un simple movimiento de la mano. Otro de los maravillosos inventos de esta civilización era un carro sin caballos que lanzaba un rayo de fuego, blanco por delante y rojo por detrás. Esta civilización creció hasta tal punto que disponían de barcos para llegar a casi cualquier punto de la tierra. Tampoco hay que olvidar los mágicos pájaros de plata donde la gente viajaba a través del cielo, a velocidades altísimas. Y más aún, existen indicios de que en la Atlántida había naves espaciales capaces de abandonar la atmósfera terrestre y llegar a la Luna y a otros planetas. Otro campo de la ciencia de la antigua Atlántida, era la posibilidad de crear seres humanos iguales a nosotros y el uso de máquinas mentales subatómicas.

Una tecnología tan puntera tenía que ir inevitablemente acompañada de una medicina muy avanzada. Según él, tenían un pequeño instrumento que cabía en la palma de la mano del paciente y consistía en un cristal con una capucha de cobre en cada extremo: El médico podía leer el color del aura o del campo biomagnético del paciente mediante este cristal y diagnosticar la dolencia, explica Smith.

En este sentido, los informes de J. Z. Knight, convertida en canal del espíritu Atlante Ramtha, son muy elocuentes:
Los Atlantes sabían cómo transformar la luz en energía pura mediante láser. Incluso tenían naves espaciales que funcionaban con luz, una ciencia que obtuvieron gracias a la intercomunicación con entidades de otros sistemas estelares. En sus experimentos con la luz, perforaron la capa de nubes que entonces rodeaba a vuestro planeta, como la que hoy circunda a Venus. Al perforarla, se produjeron grandes diluvios, quedando Lemuria y el norte de la Atlántida bajo un gran océano de hielo.
Nuestros científicos trabajan hoy con energía nuclear, con partículas subatómicas y rayos láser. Hemos desarrollado máquinas a imagen de nuestro cerebro, desvelado los secretos de la genética y viajado a otros planetas, pero estamos destruyendo nuestro hábitat natural. Quizá la intención, inconsciente o no, de quienes nos hablan sobre la Atlántida y las causas que provocaron su destrucción, sea la de avisarnos del peligro de que a nuestra civilización le suceda lo mismo, por efecto del uso de la Ciencia sin el sentimiento del AMOR.

“Este es probablemente el descubrimiento más grande de la historia del mundo”, indicó Maxine Asher, el co-director de una expedición científica que encontró Atlántida en el fondo del océano, reportó la Prensa Internacional Unida (UPI) y periódicos importantes en los Estados Unidos durante el verano de 1973. UPI continuó diciendo que; “Maxine Asher dijo que buzos habían encontrado datos para probar la existencia de la super-civilización de la cual se dice que se hundió debajo del mar hace miles de años” …”los buzos encontraron evidencia de carreteras y grandes columnas, algunas con motivos concéntricos espirales, en el lugar preciso descrito por el filósofo griego, Platón” (más allá de los pilares de Hércules, de España).

“El grupo de algunos 70 científicos, maestros y aventureros fueron endosados por la Universidad de Pepperdine en Los Angeles, California”…

Se revelaron más de 30 ruinas, incluyendo pirámides, domos, caminos y carreteras pavimentadas, edificios rectangulares, columnas, canales y artefactos que han sido encontrados en el fondo del océano, desde las Bahamas hasta las costas cercanas a Europa y África, dando referencia del vasto tamaño del continente perdido. Más de una docena de historiadores respetados y famosos escritores escribieron acerca de la Atlántida, creyendo en su existencia, cómo los mayas y aztecas les dijeron a sus conquistadores que ellos provenían de Atlántida y Mu, acerca de antiguas tablillas fotografiadas en Perú, calzando con aquellos dos continentes perdidos, Atlántida y Lemuria, y discutiremos antiguos mapas que muestran claramente a la Atlántida. Exploraremos evidencia geológica de que Atlántida estuvo alguna vez sobre la superficie.

Más importante, la Subida y Caída de la Atlántida, Lemuria, Thule, Lumania y otros continentes perdidos que tenían cultura, sistemas educativos, tecnología y gobiernos mucho más avanzados de los que tenemos ahora. Esta información NO está basada en ninguna canalización de Nueva Era o manifestaciones o memorias psíquicas. Está basada sobre muchas escrituras antiguas encontradas alrededor del mundo.

RUINAS

Ciudad en el fondo del Océano Atlántico, fuera de las costas de España, encontrada por la expedición del Dr. Maxine Asher en 1973 y reportada por UPI. Asher fue entrevistado, y la evidencia fue atestiguada por Steve Omar, director de la Agencia Internacional para Investigaciones, M.I.N.D, en Maui, Hawai.
Pirámide explorada por el Dr. Ray Brown en el suelo marino fuera de las Bahamas en 1970. Brown fue acompañado por 4 buzos que también encontraron calles, domos, edificios rectangulares, instrumentos metálicos no identificados y una estatua sosteniendo un “misterioso” cristal conteniendo pirámides miniatura. Los dispositivos metálicos y de cristal fueron llevados a la Florida para ser analizados en la universidad allí. Se descubrió que el cristal amplificaba la energía que pasaba a través de él. Brown, entrevistado por M.I.N.D.

Ruinas de caminos y edificios encontrados fuera de la costa de la Isla Bimini en los años ‘60s por expediciones fotografiadas y publicadas del Dr. Mansan Valentine. Steven Forsberg, co-fundador del periódico “Lahaina Times”, buceó en estas ruinas en 1082, para atestiguar de primera mano. Ruinas similares fueron también fotografiadas fuera de las costas de Cayo Sal en las Bahamas. Las ruinas son de la misma construcción como la ciudad más antigua alguna vez encontrada en tierra. Según arqueólogos, en Tiahuanaco, Bolivia, donde fue descubierto un calendario que muestra la posición exacta de las estrellas y planetas hace 27,000 años. Esto es más de 20,000 años ANTES de las más antiguas civilizaciones en los libros escolares de historia!

Ruinas submarinas similares encontradas en Marruecos y fotografiadas 50 o 60 pies bajo el agua.
El Dr. David Zink encontró en 1957, en las costas de Bahamas, una cabeza de mármol estilizada, un bloque de edificio fundido en un molde y una pieza de construcción un poco perforada en un trozo, así como una columna de piedra la cual se reportó que irradiaba energía. Forsberg, de M.I.N.D. entrevistó al Dr. Zink y obtuvo las fotografías.

Unas ruinas de un muelle, como un complejo, descubiertas en el suelo marino del mar en Bimini por el Capitán John Alexander.

El submarino de profundidades Aluminaut descubrió un camino pavimentado bien preservado en el fondo del Océano Atlántico, hecho de óxido de magnesio, corriendo a lo largo del suelo marino desde la Florida hasta Carolina del Sur.
Pilares de templos, edificios, estatuas, bulevares de anchas curvas con avenidas más pequeñas ramificándose como los rayos en una rueda, majestuosos templos y pirámides, filmado por el Capitán Reyes Miraga en el barco español llamado “Talia”.
Una enorme pirámide de 11 salones encontrada 10,000 pies bajo agua en medio del Océano Atlántico con una enorme cima de cristal, como ha sido reportado por Tony Benkl.

Varios acres de ruinas como de mármol blanco encontradas en suelo marino con azulejos, fuera de las costas de Cuba, reportó Lieceser Hemingway.
Misteriosas estructuras abovedadas han sido vistas en aguas claras, por varios pilotos, en los Estrechos de la Florida.
Expediciones soviéticas al Amperio Atlántico Seamount resultaron en fotografías de ruinas destruidas por lava (tal y como los Aztecas y Mayas escribieron que fue destruida Atlántida, su isla de origen). Este descubrimiento salió publicado en el periódico New York Times el 21 de mayo de 1978. Las fotos fueron desarrolladas por la Academia Petrovsky Marakuyev, y reportado por el director asistente del Instituto de Oceanografía de la Academia Soviética de Ciencias, el Profesor Aksyonove, quien también reportó ruinas encontradas frente a Cádiz, España, en la misma área del descubrimiento previo del Dr. Maxine Asher.
Una expedición en 1981 de P. Cappellano descubrió unas misteriosas ruinas con extraños símbolos en ellas, en el suelo marino, frente a las Islas Canarias.
Un reporte sobre una enorme pirámide encontrada frente a las costas de Cayo Sal en las Bahamas, fotografiada por la expedición de Ari Marshall, unos 150 pies debajo del agua. La pirámide era como de unos 650 pies de altura. Misteriosamente, el agua circundante estaba iluminada por blancas aguas chispeantes fluyendo fuera de las aberturas de la pirámide y rodeada por agua verde, en vez del agua negra que se encuentra por todas partes a esas profundidades.

Una urna fue traída a la superficie por la expedición del Dr. Asher.
En el suelo marino, fuera de las costas de la Isla Andros, fueron fotografiadas las fundaciones de una estructura de 100 pies por 75.

Una ciudad hundida aproximadamente 400 millas de las costas de Portugal fue encontrada por expediciones soviéticas, conducidas por Boris Asturua, con edificios hechos de un concreto y plásticos extremadamente fuertes. El dijo “los restos de calles sugieren el uso de monocarriles para transporte.” El agregó que trajo una estatua hacia la superficie.

Una columna de siete pies o aguja protuberante de una base de doble círculo, como engranaje, encajada en el suelo oceánico, con unas peculiares emanaciones de luz desde el fondo del eje, mostrándose en fotografías tomadas por el Dr. William Bell en 1958.

Pilares encontrados en el suelo oceánico en 1969 por Robert Fero y Michael Grumley, un pedazo de los cuales fueron tallados de roca NO encontrada en ningún lado en esa parte del mundo.

Una calle fuera de las costas de las Bahamas fue explorado por el Dr. Manson Valentine.

Dimitri Rebikoff
, usando su plataforma subacuática y unos lentes especiales, reportó haber encontrado ruinas circundando una fuente submarina de agua fresca.

Una Acrópolis de mármol debajo del agua a lo largo de cinco acres de columnas estriadas, levantada en pilares.

Heinrich Schliemann
, el hombre que encontró y excavó las famosas ruinas de Troya (que los historiadores pensaban que era solamente una leyenda), dejó una cuenta escrita de su descubrimiento de una vasija de bronce con un metal desconocido a los científicos que lo examinaron, en el famoso Tesoro de Príamo. Dentro de el se encuentran glifos en fenicio, indicando que le pertenecía al Rey Chronos de Atlántida! Cerámica IDÉNTICA fue encontrada en Tiahuanaco, Bolivia.

Veinte investigadores, incluyendo arqueólogos, un biólogo marino, un geólogo y un cartógrafo, bucearon sobre las ruinas del suelo marino fuera de las costas de Bimini, en 1975, y trajeron artefactos de los cuales concluyeron que las paredes y caminos estaban hechos de materiales no encontrados en esa parte del mundo.
Platón y otros escribieron que la Atlántida era un enorme continente como África. Los aztecas, mayas e Incas y otras tribus indígenas le contaron a los exploradores de la hundida ATLAN en el Atlántico y la hundida MU (Lemuria) en el Pacífico.

En el Pacífico, ruinas de una Antigua ciudad fueron exploradas en el suelo oceánico, fuera de las costas de la Isla Ponape. Otra fue encontrada debajo del agua, a 30 millas fuera de las costas de la Isla de Pascua. Una calle en ruinas en la Isla Karotonga va hacia el océano, corre debajo del agua a lo largo de muchas millas, ¡y sale del océano en otra isla en línea recta! El Profesor Menzies, de la Universidad de Duke, fotografió las ruinas de una civilización en el fondo del mar, entre Perú y Tahití, con jeroglíficos desconocidos sobre una columna.
Ruinas monolíticas de una civilización perdida fueron encontradas en media docena de Islas en el Sur Pacífico, de las cuales se dice que son picos montañosos de la Lemuria sobre la superficie.

MAPAS DE EVIDENCIAS

El Profesor Charles Hapgood, profesor de Geología en la Universidad de New Hampshire reportó que una gran isla atlántica desconocida aparece en un antiguo mapa (el famoso mapa de Piri Reis, visto en Televisión y en docenas de libros).
Un antiguo mapa que pertenecía al Rey Enrique, en 1500 D.C. muestra claramente Atlántida.
Documentos griegos y mapas mostrando Atlántida, que estudió Cristóbal Colón antes de fijar su viaje hacia América, incluyendo el mapa Benincasa de 1482, mostrando las islas de Atlántida ¡que ya no existen!

ANTIGUOS ESCRITOS SOBRE LA ATLÁNTIDA

Platón escribió una cuenta detallada de la Atlántida con su ubicación, historia tardía, cultura y destrucción. Antiguos escritos de los aztecas y mayas, como el Chilam Balam, el código de Dresden, el Popol Vuh, el Código Cortesianus, y el Manuscrito Troano fueron también traducidos a historias de la destrucción de la Atlantida y la Lemuria.
El libro Oera Linda, de Holanda se dice que es uno de los libros más viejos alguna vez encontrados. Adela cuenta de la destrucción de la gran isla Atlántica por terremotos y maremotos.
El historiador Diodorus escribió que miles de años antes, los fenicios habían ido a la inmensa isla atlántica (donde Platón escribió que estaba la Atlántida). Notese que los jeroglíficos fenicios han sido encontrados en numerosas ruinas en las selvas suramericanas que son tan antiguos que las tribus indias “blancas” casi perdieron la memoria de quien construyó estas ruinas. ¡Diodorus escribió que los Atlantes tenían GUERRAS con los Amazonenses!
El Kantor griego reportó haber visitado Egipto donde vieron una columna de mármol tallado con jeroglíficos sobre la Atlántida. El historiador griego Ammianus Marcelinus escribió acerca de la destrucción de Atlántida (el era altamente respetado). Proclo visitó las islas fuera de las costas de África (Canarias o Azores) donde los nativos le contaron de la destrucción de Atlántida alrededor de 450 D.C., mucho antes de esa fecha).

Plutarco
escribió acerca del continente perdido en su libro “Vidas”. Herodoto, considerado por algunos uno de los más grandes historiadores de la antigüedad, escribió acerca de la misteriosa civilización isleña en el Atlántico, y una ciudad en ella, ubicada en la región en la cual la expedición del Dr. Asher encontró todo eso! El historiador griego Timageno escribió de la Guerra entre Atlántida y Europa y dijo que las tribus en la antigua Francia decían que era su hogar original. (Noten que las brillantes pinturas en cavernas en Francia claramente muestran gente vistiendo ropas del siglo 20: una pintura conducía a una complejo subterráneo de pirámides. El historiador y arqueólogo francés, Robert Charroux las fecha en 15,000 A.C. Claudio Aeliano se refirió a Atlántida en su obra del siglo III, “La Naturaleza de los Animales”. Theopompos, historiador griego, escribió del enorme tamaño de Atlántida y sus ciudades de Machimum y Eusebius y una edad dorada libre de enfermedades y labores manuales.

James Churchward escribió varios volúmenes de libros, documentando antiguas escrituras que él afirma haber traducido en el Sureste de Asia referente a Atlántida y Mu, mientras el geólogo William Niven afirma haber excavado tablillas idénticas en México.
El Dr. George Hunt Williamson, autor de varios libros sobre su investigación Atlante-Lemuria en los años ‘50s, fue un explorador antropológico una vez listado en “Quien es quien en América”- Williamson escribió cómo los descendientes de los Incas lo guiaron a un antiguo manuscrito en un templo en las Montañas de Los Andes, que contaba de la destrucción de Atlántida y Mu, que tenían una tecnología avanzada, por terremotos y maremotos. Williamson también visitó docenas de tribus indígenas en los Estados Unidos y México que le contaron de Atlántida y Mu, incluyendo los indos Hopi.

Una tablilla de Lhasa, Tibet y también de la Isla de Pascua.
Es claro, de antiguos escritos, que la creencia en la Atlántida era común y aceptada en Grecia, Egipto y Mayax (los Imperios mayas y aztecas) por historiadores. Los Vascos de España, los Guales de Francia y las tribus de las Islas Canarias y Azores, una tribu en Holanda, y docenas de tribus indias, todos hablan de sus orígenes en una gran isla perdida y sumergida en el Atlántico.
Creencias en el Gran Hundimiento:

Huellas humanas y huellas de calzado, un cubo perfectamente construido, joyería, un animal prehistórico con un agujero en su cráneo que los científicos admiten que solo una bala podría haberlo hecho, el remanente de un tornillo, y otros artefactos modernos han sido encontrados en estratos sedimentados de roca. Los geólogos admiten que estos objetos fueron formados ¡HACE MILLONES DE AÑOS! Todos estos descubrimientos fueron impresos en periódicos diarios de noticias cuando ocurrieron, y fueron dejados fuera de los libros de historia simplemente porque los historiadores no podían explicarlos en SUS teorías.

Casi todas las civilizaciones antiguas creían en los TITANES, la raza de gigantes humanos que habitaron la Tierra hace mucho tiempo. Diversas razas los conocían por nombres diferentes. Estos humanoides de 7 a 12 pies de alto fue creído que eran legendarios, hasta la excavación de más de una docena de esqueletos de 8 a 12 pies de alto, alrededor del mundo, les dio una buena sacudida a los arqueólogos. Estos esqueletos eran positivamente humanos. Algunos de estos restos esqueléticos estaban en cavernas de lava en Maui, cerca de Ulupalakaua y Olowalu. Los conquistadores españoles dejaron diarios de hombres salvajes de cabellos rubios, ojos azules de 8 a 12 pies de altura, corriendo alrededor de los Antes durante la conquista de los Incas. Un par fueron capturados, pero murieron en la ruta hacia Europa. Si los animales gigantes (dinosaurios) fueron posibles, ¿porqué no hombres gigantes?

Los Alemanes y los Nórdicos Escandinavos hablaban de un continente desaparecido en el océano Atlántico Norte, llamado THULE, con la civilización de HIPERBÓREA, ubicada en él. THULE, se informa, se estiraba hacia lo que es ahora la capa polar nórdica, donde está enterrado debajo de millas de hielo, por lo que no podemos verlo.
Los geólogos alrededor del mundo convienen que el hielo en Alaska y la mayor parte de otros países polares en el norte, eran tropicales hace miles de años. Muchas plantes, peces y animales nativos a climas subtropicales han sido encontrados encerrados debajo de los glaciares árticos. Hay corales y palmeras congelados en Alaska. Animales congelados también fueron encontrados devorando vegetación tropical, aplastados en manadas, en posiciones de correr de algún desastre cataclísmico que ocurrió INSTANTÁNEAMENTE. Científicos tienen ahora las pruebas que el Polo Norte ha cambiado su posición varias veces por muchos miles de millas!

¡Lo que fue alguna vez tropical son ahora capas de hielo! Aquí en 1990, EXPERTOS CONVIENEN que este revés ocurrirá DENTRO DE LOS PRÓXIMOS CINCUENTA (50) AÑOS O MENOS!

Si nuestras ciudades fueran enterradas por millares de pies de hielo pesando billones de toneladas, nuestros científicos convienen que las molería hasta hacerlas polvo, más allá del reconocimiento, acompañado por millares de años de moho y putrefacción… a polvo. ¿Es eso lo que ocurrió con la civilización de THULE, de la que hablan muchos antiguos?

Muchos escritores famosos, como Diodurus, Plinio, y Virgilio escribieron sobre THULE, una tierra que los griegos sabían que existía antes de su tiempo. Ellos describieron a Thule en el Atlántico Norte como cálida y verde, rodeada por altas montañas, conocidas por sus mujeres impresionantemente hermosas. Su raza era, según se informa, rubia con los ojos azules; los hombres eran excepcionalmente hermosos, aunque algunos escritores hablan de una raza con piel color violeta con cabellos de oro, que gobernaban a este pueblo (que bien pudo genéticamente extinguirse con los dinosaurios).
Los antiguos acordaban que la RAZA HIPERBÓREA era alta y en excelente condición física, y algunos contaban cómo conquistaron el proceso de envejecimiento y se veían jóvenes en la vejez. Eran, según se informa, vegetarianos y frugíferos que vivían en armonía con la naturaleza. A pesar de que varios escritores antiguos creían firmemente en Thule, los historiadores de la Edad Media, quienes no tenían evidencia de que el norte fue alguna vez cálido, y por ello estaba habitado, naturalmente lo censuraron fuera de los libros de historia que heredamos!
Ahora la ciencia sabe que el lejano norte fue alguna vez tropical! El continente del Polo Sur de Antártida estuvo también una vez libre de hielo, y este hecho es claramente demostrado en los antiguos mapas de Piri Reis, visto en los documentales de televisión, que muestran gamas montañosas ¡no descubiertas hasta en los años ’40! Ese mapa SÓLO pudo haberse hecho ANTES de la capa de hielo! Aun los esquimales hablan de tierras cálidas en el norte, que fueron la cuna de la civilización como ellos la conocen.

Un arqueólogo alemán, Jürgen Spanuth, escribió que fue a Egipto, donde descifró algunos jeroglíficos contando de un Imperio Perdido en el Norte. En 1953, Jürgen encontró ruinas de una antigua ciudad desconocida en el fondo del Mar del Norte, y produjo evidencia fotográfica.

Entre los años ’20 y ’30, investigadores alemanes que estaban explorando antiguas escrituras Nórdicas se convirtieron en creyentes del continente perdido de Thule, y la raza de super-hombres que existió entonces, durante la gloriosa Edad Dorada. Ellos estaban convencidos que los Super-hombres eran genética y culturalmente la raza más avanzada en la historia del mundo, y convenció a Hitler y a su Círculo Interno que la Raza Aria Nazi eran descendientes de los Súper-hombres de Thule. Estos profesores alemanes e historiadores creían que los Hiperbóreos tenían poderes telepáticos y cósmicos, habían sido destruidos por el hielo, y que la humanidad se había degenerado.

Cuando Borman, Hitler y sus asistentes centrales escucharon sobre esta investigación, ellos teorizaron que la Raza Nórdica Aria en Alemania había descendido de los Súper-hombres que una vez habían gobernado el planeta, y por lo tanto los arios eran la raza superior. Hitler acopló la ideología que el Tercer Reich de los Nazis Arios era el regreso de la Super Raza para una futura Edad de Oro.

Recuerde que la ciencia Nazi, en los años ’30 y ’40 era, de muchas maneras, más avanzada que en los Estados Unidos y otras naciones. ¡Los nazis tuvieron cohetes, aviones jet (de reacción), radares y muchas armas ANTES que cualquier otro país, y tenían submarinos superiores y las primeras autopistas! En 1945 ellos estaban experimentando con verdaderos platillos voladores que fueron destruidos en bombardeos de los aliados, y los inventores quemaron los patrones.
Los aliados conquistadores estaban asombrados de encontrar naves espaciales rudimentarias, pero en funcionamiento, y trataron de reproducirlas en estricto secreto (pero sin éxito), mientras que, ¡científicos alemanes de cohetes, capturados, inventaron el Programa Espacial Estadounidense! Aun mucho más impactante eran los diarios de los líderes Nazi que seriamente basaban sus planes mundiales en literatura acerca de Thule, poderes psíquicos, Atlántida, y antiguos super-hombres.

Los fundadores de los Nazis creían que estaban destinados a crear la nueva Super Raza que gobernaría este planeta en la futura Edad Dorada. Los líderes Nazis estaban convencidos que toda la historia estaba en ciclos, consistente de edades doradas seguidas por desastres. Hitler afirmó que la repetición de la historia requería esto para recrear los super-hombres que habían venido y se habían ido, los Nazis debían exterminar a todas las razas inferiores que creían que habitaban el planeta. Era su creencia que era el destino de los Nazis, en le plan universal, manifestar la Edad de Acuario y la Nueva Raza.

Ellos creían que la Tierra se estaba acercando a un Ciclo cuando todas las naciones serían destruidas de nuevo… por un cambio polar, terremotos, fuego y maremotos. Los Nazis tenían planes de sobrevivir en ciudades subterráneas en América del Sur, ya que creían que los Atlantes tenían, los que rodearon a los Aztecas, Incas y Mayas.
Los Nazis transfirieron millones de dólares de sus ejércitos de oro y armas secretas, y a muchos científicos a una remota región en Argentina para sobrevivir. Los infames experimentos genéticos en prisioneros en los campos de concentración Nazi eran tentativas para manipular genes para crear y criar la Nueva Raza, que debía ser fundada por tropas SS Nazi de gente rubia, de ojos azules.

Hitler envió generales y agentes SS a las montañas del Himalaya, para que trataran de aprender las técnicas yoga y mente-sobre-materia para la Nueva Raza (los detalles pueden ser encontrados en el libro titulado “El Retorno de Los Brujos”). No estamos seguros hace cuánto fue destruida Thule. Algunos escritores antiguos afirman que los Hiperbóreos se volvieron tan altamente evolucionados sobre miles de años, que se volvieron seres transparentes (¿es esta es la teleportación la cual nuestros propios científicos admiten sería posible en el futuro?)
Un bello cáliz hecho de zinc y plata con intrincados diseños de flores en él fue excavado 15 pies en profunda roca sólida, la cual los geólogos confirman fue solidificada hace millones de años. En 1851, un clavo construido de hierro fue encontrado en Salzburgo, Austria, en un cuarzo de cristal perfectamente formado, el cual los geólogos dicen se solidificó hace 12 millones de años.

Los Nazis de Hitler pudieron haber hecho bien con sus conocimientos avanzados, sin embargo los emplearon mal para propósitos científicos malos e inmorales, bastante como lo hicieron los Atlantes. También usaron mal los poderes psíquicos, ¡justo como lo hicieron los Atlantes!

REFLEXIONES CÓSMICAS

De 1972 a 1978, una agencia de investigación científica con base en Maui, llamada MIND International tenía sus agentes alrededor del globo, coleccionando evidencia acerca de civilizaciones desaparecidas. Fueron creadas Investigaciones Mentales hacia Desarrollos de Noticias en 1967, como Departamento de Información, y fue renombrado en 1974 para abarcar todo tipo de conocimiento en el planeta, en busca de la “última” verdad. M.I.N.D. envió agentes alrededor del mundo a coleccionar información que necesariamente estaba excluida de los libros de historia en los Estados Unidos.
Muchos artefactos y ruinas fueron descubiertos y publicados en diferentes ubicaciones alrededor del mundo, pero fueron necesaria y conscientemente omitidas del sistema educativo de los Estados Unidos. ¡La edad y el avance tecnológico de muchos artefactos y ruinas contradecía los textos de historia educativa.

La creencia en super civilizaciones y sus reliquias es común en Perú, India, Ecuador y el Tíbet. En 1976, los directores de MIND, Phillip Geiger, Steve Forsberg y Steve Omar publicaron un pequeño periódico llamado INTELIGENCIA INTERNACIONAL, en Van Nuys, California. Gelger trabajó muy de cerca con su socio, Nick Edwards, quien había buceado en las ruinas cerca de la Isla Bimini en las Bahamas, ruinas que se creía eran de la Atlántida. Los tres directores habían personalmente entrevistado al Dr. Maxine Asher, el descubridor más celebrado y publicitado de la Atlántida. Todos los agentes de MIND tenían diferentes misiones. Por ejemplo, Omar estuvo primero asignado a estudiar cada religión, filósofo e historiador en la historia registrada en las bibliotecas universitarias.

Omar tenía título en historia, en la Universidad. En Francia había 6 volúmenes de historia antigua por el famoso historiador francés y arqueólogo Robert Charroux, quien había amasado datos de recorridos en áreas remotas y unos 30 años de investigación en museos, monasterios y cavernas. Hoy en día, ninguno de éstos volúmenes puede ser encontrado en su forma original o reimpreso, en ninguna parte de Hawai o los Estados Unidos. En su volumen, “Maestros del Mundo – Masters of the World”, Charroux escribe:

“La verdadera historia de la civilización es prohibida. Poderosas conspiraciones tratan de permitir que se exprese solamente una versión distorsionada. Nuestra historia social y religiosa ha sido falsificada durante miles de años, desde los Egipcios, olvidando o ignorando las verdades dadas a ellos por sus ancestros, se dieron el título de los “primeros iniciadores y pueblos civilizados. Los griegos también olvidaron pagar tributo a sus maestros Celtas y Egipcios, y presentaron a su país como la cuna de la humanidad”. Luego vinieron los Hebreos… esta fue la explosión final. Nota: Los Griegos y Egipcios aun escribieron que ellos existieron durante el tiempo de la Atlántida!

Los emperadores y sacerdotes Cristianos Romanos ordenaron la quema de la mayor biblioteca conocida en la historia, en Alejandría, Egipto, porque contenía libros acerca de civilizaciones y religiones que existieron mucho antes del Génesis en la Biblia. Las otras 9 antiguas grandes bibliotecas fueron también destruidas.
Los libros sobre la Atlántida y Mu por los aztecas, mayas e Incas fueron quemados por los invasores españoles, quienes veían tales historias como una amenaza a sus historias religiosas. Sin embargo, pocos volúmenes fueron escondidos por estudiosos que temían la destrucción de los mismos; ellos han permanecido para las mentes abiertas de investigadores de hoy.

La Atlántida no es la única tierra legendaria pérdida bajo las aguas. Se ha dicho que dos continentes enteros desaparecieron sin dejar rastro; los dos eran mayores que la Atlántida y cada uno de ellos ha sido descrito, en algún momento, como la cuna de la humanidad. Si hemos de creer las leyendas, dos civilizaciones mucho más vastas han desaparecido sin dejar rastro, victimas también de cataclismos naturales. Los nombres de estos dos perdidos jardines del Edén eran Mú y Lemuria. Se supone que Mú estaba situado en el océano Pacífico y que su tamaño doblaba el de Australia. La leyenda afirma que Lemuria ocupaba la mayor parte del océano Índico y unía África con Oceanía.

es el nombre de un hipotético continente, que se piensa estuvo situado en el Océano Pacífico, antes de que se hundiera en el mar. Su caso parece similar a los de la Atlántida y Lemuria. La primera mención conocida de Mu aparece en las obras de Augustus Le Plongeon (1825–1908), un viajero y escritor del siglo XIX, que llevó a cabo investigaciones de las ruinas Mayas , en la península del Yucatán. Anunció que había traducido las antiguas escrituras Mayas, que demostraban que era una civilización más antigua que las de Grecia y Egipto. Además contaba la historia de un continente incluso más antiguo, llamado , que se había hundido de una manera similar a la Atlántida y cuyos sobrevivientes fundaron la civilización Maya. En 1864, el abate Brasseur estaba intentando traducir un códice maya usando un “alfabeto” compilado por el conquistador Diego de Landa. Ahora bien, la escritura maya era algo similar a la japonesa o la egipcia, ya que usaba ideogramas que también tenían valor fonético: por lo tanto carecía de alfabeto. Lo que el español había encontrado era un conjunto de símbolos que, leídos en voz alta, sonaban como las letras del alfabeto latino. Brasseur entendió que el códice narraba una catástrofe volcánica que había destruido un continente entero. Su nombre se expresaba en dos símbolos que correspondían a las letras “M” y “U”. Nacía Mú.

EL CONTINENTE PERDIDO DE LUMANIA: Un libro escrito en la lengua de la India, el cual incluye dos antiguos mapas mostrando el perdido continente de LUMANIA, fue enviado al Dr. Ronald P. Anjard, por el antiguo historiador hindú, astrónomo y autor, llamado Sampeth Lyengar. Además, una antigua piedra tallada en la forma teorizada de Lumania, fue enviado al Dr. Anjard por la señora Enid M. Irwin, y esta información fue enviada a los cuarteles principales de Mind International en Maui. Anjard escribió acerca del continente de Maskara (donde se informa que existió la civilización de Lumania) en lo que es ahora el Océano Índico… con partes estirándose hacia Australia.

Se dice que las islas indonesias son picos montañosos remanentes de este continente hundido, que existieron aun antes de la Atlántida. En 1974, un diplomático de las Naciones Unidas, investigando continentes perdidos, Farida Iskiovet, le dijo a los directores de Mind International, en Hawai, que ella averiguó acerca de unas misteriosas ruinas de pirámides en Indonesia, de una cultura prehistórica. En 1977, un agente de Mind International de Australia, Colin Amery, reportó el descubrimiento de misteriosas ruinas en las remotas tierras desiertas australianas:

“Mi investigación en los meses recientes sugiere que en cavernas en el desierto del Oeste de Australia, han sido almacenados maquinaria y artefactos únicos, datando atrás hasta el período de la Lemuria. Estas son historias de templos escondidos en selvas tropicales.”
Amery añadió que él descubrió un pequeño templo sobre un templo subterráneo, extendiéndose como unos 1,000 pies.

Durante los años ‘60s, muchos periódicos y revistas reportaron el descubrimiento de unas extrañas bolas metálicas, encontradas en el desierto australiano, de origen desconocido. Todo intento para abrirlas con máquinas y armas falló, y la composición metálica era desconocida. ¿Habrá allí alguna relación? Lumania no era el continente Lemuria, del Pacífico (también conocido como Mu, Pan, Mar, y Muror).
Lumania parece datar de más temprano.

PERDIDOS EN EL TIEMPO: Perdido en el tiempo. Lumania ha dejado una carencia de ruinas que los científicos han encontrado en el Océano Índico… talvez tan antiguas como para haberse desintegrado. Todo lo que tenemos son los mapas del Dr. Anjard y escritos de tiempos antiguos y unos cuantos escasos artefactos y el templo subterráneo.

Jane Roberts, una médium del tipo de Edgar Cayce afirma que los datos Extrasensoriales sobre Lumania que describiremos abajo, aunque no tenemos manera de comprobar lo que ella dijo.

‘Los Lumanios eran científicamente avanzados, mucho más allá de la tecnología del siglo 20 en América, y ellos vivían en ciudades subterráneas en estilo futurístico. Ellos formaron campos de energía alrededor de sus ciudades para protegerlas de enormes animales aterradores que recorrían la Tierra en ese entonces (¿dinosaurios?), así como salvajes.’

Los Lumanios no procuraban formar un imperio como los Atlantes lo hicieron después, sino que, por el contrario, concentraron su población en Maskara con solo pocas ciudades subterráneas en otros continentes. Los Lumanios no tenían deseos de contactar o influenciar a las masas de primitivos salvajes recorriendo el mundo en ese entonces. Las entradas a esta ciudades subterráneas fueron ocultadas en las negruras de cavernas naturales. Las puertas eran traslúcidas para permitir a la gente ver hacia el exterior sin que nadie pudiese ver hacia adentro. Túneles subterráneos conectaban las ciudades con monocarriles de alta velocidad.

Los INDIOS HOPI, los antiguos hawaianos, y los NAACALES DE Burma, todos cuentan del continente perdido. En Maui, escondido profundamente en las densas selvas tropicales de la cuesta superior del Cráter Eke, hay ruinas de un templo, y una esfera del sol de una civilización perdida que no está en ningún libro de historia sobre Hawai. Numerosas otras misteriosas ruinas pre-Hawaianas fueron encontradas en las selvas de Maui.

Nosotros entrevistamos a la señora Hildra James, fundadora de la Casa de la Mamá Pez en Maui, descendiente de la realeza hawaiana, acerca de cómo ella y los asociados sobrevolaron las ruinas en un helicóptero y atestiguaron lo mismo. También entrevistamos al aclamado “autoridad líder mundial” de la historia de Hawai, Sra. Inez Ashdown que tenía una fotografía de las ruinas del Cráter Eke; también Merriil Fankhauser, anteriormente de la Xian Internacional en Maui, exploró muchas otras ruinas en Maui, de las cuales él creía que eran de Lemuria, incluyendo algunos perales Kaupo y Wainapanapa.
Los lemurianos le rendían culto al Dios Sol y nombraron su imperio según este concepto.

PARAÍSO LEMURIANO: La traducción literal de la palabra Maui es “DIOS SOL”. El famoso cráter en Maui, Haleakala, se traduce “la Casa del Sol”. El Templo del Sol era el centro de la pirámide del Imperio del Sol y el punto en el esquema más grande del cosmos. El Rey Sol o (Emperador del Sol) era el gobernante divino del Imperio del Sol.

La Ciudad del Sol era la ciudad capital del planeta Tierra durante la Edad Dorada del Imperio del Sol, y era conocida como Hamakulia. Según un mapa de la Lemuria publicado en la edición dominical del periódico TIMES de Los Angeles, el 31 de julio de 1977, Hamakulia estaba en la vecindad de Maui. También mostraba a Mu extendiéndose desde fuera de las costas de California hasta la región de Japón, y al sur a través de la Isla de Pascua y Tahití.

Según Churchward, MU tenía aproximadamente 5,000 millas de largo y 3,000 millas de ancho, un bello paraíso tropical como el Jardín de Edén. El afirma que hubieron unas 64 millos de personas que murieron en el hundimiento, y que esto databa hacia atrás sobre unos 50,000 años. Las Islas del Pacífico son los picos montañosos remanentes del continente perdido. Mapas con detalles precisos del continente perdido de Mu y Atlántida fueron encontrados en tablillas de piedra pre-incaicas en Perú, por el Dr. Javier Cabrera, grabadas en piedra y fotografiadas por Robert Charroux.

El diplomático de las Naciones Unidas, Farida Iskoviet, asistente del Presidente de las Naciones Unidas, Adam Malik, vino a Maui en 1972 e investigó la historia y las ruinas lemurianas, concluyendo que eran reales. Una de las autoridades líderes de Hawai en investigación sobre Lemuria era el Sargento Williard Wannall, de la Inteligencia del Ejército en Oahu. El informó que unas ruinas de una ciudad lemuriana sumergida estaban entre Maui y Oahu.
Era un Proyecto Ultra-Secreto en la Inteligencia Naval en 1972.

PROCYON, EL CENTRO GALÁCTICO: El Orbe Central en el medio de nuestra Galaxia es Procyon. Cada estrella en nuestra galaxia orbita alrededor de esta esfera central. Sirio, Vega, Alfa Centauri y otros globos ‘parecidos al sol’ tienen también planetas orbitando alrededor de ellos, mientras rotan alrededor de nuestro Sol Central, Procyon.

A nuestra Estrella Sol le toma 26,000 años completar una órbita alrededor de Procyon – un Año Galáctico. Hay 12 Campos de Fuerza de energía cósmica irradiando hacia fuera a través de la galaxia desde Procyon. Al completar una órbita galáctica, pasa a través de estos 12 campos de fuerza (meses galácticos). Cada mes Galáctico tiene aproximadamente 2,166 años solares, y un año Galáctico tiene 26,000 años solares.

Hace casi un Año Galáctico, o sea 26,000 años, estaba la Edad Dorada del Imperio del Sol, cuando la humanidad vivía en paz, amor, armonía y prosperidad más allá de todo lo que podríamos imaginar en este tiempo. Mientras nuestra Estrella Sol orbita alrededor del sol Central, estamos ahora entrando en los primeros rayos del campo de fuerza Acuariano, mientras dejamos los rayos del campo de fuerza de Piscis. Estamos ahora en la Cúspide, sintiendo tanto las vibraciones de una edad moribunda y el amanecer de una nueva edad.

Esta es la Ciencia Cósmica de Mu, basada en los escritos de James Churchwardy el Dr. George Hunt Williamson, quien pasó docenas de años estudiando antiguas escrituras acerca de Mu.

IMPERIO DEL SOL: El sol del Imperio del Sol era el símbolo cósmico para las primeras energías creativas irradiando desde el sol central en el centro del Universo, las energías benéficas del tiempo y el espacio desde dimensiones más altas, la fuente de toda vida, materia y energía. El sol más allá representa en el microcosmo al sol dentro de cada ser humano, la eterna e invisible llama que une al hombre con su creador cósmico. El pueblo Lemuriano (Mu), creía que el sol dentro del hombre estaba ubicado en el “tercer ojo”, el ojo invisible dentro de nosotros, que está sintonizado dentro de nuestras visiones más íntimas.

Según Churchward, mucha de la civilización de Mu vivía en casa con tejados transparentes. Eran libres de tensiones y enfermedades, y vivían centenares de años, desarrollando su habilidades extrasensoriales con casi 40,000 años de práctica social y experimentación. Con tantos siglos de evolución, los Mu se ganaron su reputación de telépatas, viajes astrales y teleportación… haciendo innecesarios los vehículos terrestres.

La mayor parte de quienes han escrito acerca de Lemuria afirman que eran primordial y socialmente una cultura vegetariana, agrícola, orgánica, que trabajaban al aire libre y en armonía con la naturaleza y la tierra, teniendo poco uso para la tecnología científica. Los Lemurianos se habían concentrado en el desarrollo de la meditación y la percepciónes Extra-sensorial (ESP).

Lemuria tenía relativamente poco interés en la tecnología atlante, y prefería experimentar con las energías físicas para mover objetos (comprobado por Uli Geller durante su investigación en la Universidad de Stanford en los años ’70), aunque sí usaban energía solar, frecuencias sónicas ultra-altas, energía de cristales y teleportación para construir y mover objetos también.

Un cuento describe pruebas ‘pre-maritales’ en Lemuria. (escrito por un hombre llamado Cerve, un historiador rosacruz). Los ancianos requerían que un hombre y una mujer dieran todas sus posesiones al sacerdote, de modo que no tuvieran absolutamente nada – ninguna ropa, comida, cobijo o herramienta. El hombre y la mujer eran enviados a los bosques durante un mes (28 días), desnudos.

Durante este tiempo, ellos debían construir su abrigo, hacer sus propias ropas, recolectar su propia comida, hacer sus propias herramientas, y suministrarse uno al otro sin llegar a discutir o proyectar cualquier negatividad uno al otro. Si pasaban esta prueba, los casaban y sus posesiones eran devueltas.
Si fallaban la prueba, no podrían casarse.

MIGRACIONES EN EL TIEMPO: Los Lemurianos migraron desde el continente en el Pacífico Medio hasta el continente de Atlántida, donde se informa que evolucionaban a esa sociedad hacia la perfección científica. La literatura contemporánea se maravilla con las invenciones que parecen como ciencia ficción. Lámparas que alumbraban con una gran brillantez durante miles de años sin mantenimiento, hablado por tantos escritores antiguos, eran un legado de la Atlántida.

Algunas de estás ‘Luces Máximas’ brillaban todavía cuando los exploradores españoles las encontraron ardiendo en lo profundo de la selva amazónica, más de 10,000 años después! (documentado por los libros de Robert Charroux).
Los historiadores antiguos encontraron las Luces Maxin todavía ardiendo en Egipto (que era una colonia Atlante en Luxor), más de nueve siglos después de la Inundación, en templos con puertas que ellos informan, se abrían y cerraban automáticamente- y eran cuidadas por robots!
victorbrossapiramides.gif


CIUDADES DE CRISTAL DE LA ATLÁNTIDA

Robert Charroux documenta los textos antiguos donde fueron encontradas estas invenciones. Quizás igual de sorprendente era la ciudad sumergida encontrada fuera de las costas de las Bahamas por cinco buzos, en 1970, con su majestuosa pirámide cubierta de oro, rodeada por domos, edificios rectangulares, instrumentos metálicos no identificados, y la estatua sosteniendo el misterioso cristal que contenía siete pirámides en miniatura.
El cristal, traído a la superficie por el Dr. Ray Brown, amplifica la energía pasada a través de él, emite rayos que curan enfermedades, y es hecho por medio de un método desconocido para los científicos que lo analizaron. Fue encontrado en una cámara misteriosamente iluminada, dentro de la pirámide debajo del agua, con alguna clase de pistola de rayos, como instrumento, apuntando a ella. Fotografías Kirlian, las cuales registran impresiones más allá de nuestro rango limitado de visión, mostraron un ojo dentro del cristal, que no es visible para el ojo desnudo
size1_50921_agar_copia.jpg35kudua.jpg

.
¿Qué clase de tecnología podría construir un largo camino pavimentado de negro, de centenares de millas, que estaba todavía en buenas condiciones después de que pasaron 10,000 años? Este camino fue encontrado debajo de las aguas, fuera de la Costa Este, por un submarino de grandes profundidades, el Aluminaut, y contenía óxido de magnesio. Uno de los hallazgos más asombrosos en el fondo del Atlántico fue reportado por el equipo del Capitán Reyer Miraga en el barco salvaje Talia, de España. Ellos filmaron miles de templos con pilares, edificios y estatuas, y bulevares curvos, con pequeñas avenidas ramificándose desde el centro, como rayos en una rueda, con majestuosos templos y pirámides. Mucho de esta ciudad, así como la ciudad encontrada fuera de las costas de España por la expedición del Dr. Maxine Asher y más tarde por la expedición del Profesor Akayonove (todo está fotografiado), muestran una asombrosa similitud con las descripciones de Platón de la Atlántida.
1268757135.jpgpm_en_busca_de_la_atlantida.jpg

Más de 30 ruinas separadas han sido encontradas en el fondo del Atlántico desde 1956, y en antiguas bibliotecas, han sido encontrados varios mapas antiguos mostrando la Atlántida y su cadena de islas. Las islas son conocidas como Aryan, Og, Poseid, y Antigua, y la nación era Atlan. Ciudad Jardín, o Poseid, era, según informes, la capital de un continente, extendiéndose desde el Norte de África y Europa hasta las costas de la Florida, con un clima tropical en las costas del oeste y el sur, y un clima fresco en el norte y el este.

Según Platón y muchos otros antiguos historiadores, la Atlántida tenía el gobierno más avanzado y pacífico en el mundo durante su apogeo, y durante miles de años, el planeta Tierra estaba en paz con una forma de sistema político que no hemos visto igual desde entonces. Antiguos y respetaos historiadores y exploradores, como Diodorus, Kantor, Marcellinus, Procolo, Plutarco, Herodoto, (quizás el mayor historiador de los tiempos antiguos), Timagenus, Aelenus, Theopompos, y otros más, todos escribieron sobre la Atlántida que ellos creían que era una civilización superior, perdida en el tiempo. Todas las antiguas naciones en las Américas hablaban de la Atlántida en sus escritos.

CIENCIA ATLANTE

¿Cómo era la vida en la Edad Dorada de la Atlántida?: Antiguos escritores dicen cómo la gente vivía miles de años en una edad, donde la ciencia cósmica terminó toda enfermedad, y de un imperio que acumuló tanto oro durante 50,000 años, que pavimentaban con él sus calles, cubrían sus templos y edificios con láminas de oro, y vestían de fino oro bordado en las ropas. El oro no valía virtualmente nada en el Imperio Atlante. Era un material de construcción tan común como lo es el acero hoy en día. Los Atlantes teóricamente minaban la mayor parte de los suministros de oro y lo usaban.

Antiguas escrituras de alrededor del mundo son claras en sus cuentas detalladas de las naves espaciales y aviación avanzada de los tiempos Atlantes. Los mayas, aztecas e indios contaron a los conquistadores de estos barcos celestes atlantes que transportaban a los blancos gobernadores celestiales desde el Este.
La tecnología atlante se extendió a la región de Rama, en Asia, con sus colonizaciones expansivas. Las escrituras antiguas de Vaimanika Sastra, descubiertas en la India en 1875, detallan el tamaño de máquinas voladoras, cómo eran dirigidas, cómo eran protegidas de violentas tormentas, y relámpagos, y cómo cambiaban la impulsión a la energía solar cuando la fuente de combustible llegaba a ser baja. Los escritos relatan de 70 autoridades y 10 expertos en transporte aéreo. Los textos son extremadamente precisos y fácil de entender para los científicos modernos, excepto por varios metales y aleaciones que no pueden reconocer.

Las VIMANAS eran los “barcos voladores de la edad dorada”, en las escrituras antiguas de Asia. Cuatro tipos principales de Vimanas fueron descritos, incluyendo la Nave Cónica de Oro, los Cohetes de Plata, las naves aéreas de tres pisos, y los barcos SAKUNA que eran construidos en formas de pájaros. Había 113 diferentes modelos de estas cuatro clases de naves aéreas. Ocho tubos de energía solar estaban descritos en la sección de propulsión por energía solar en los textos.
El texto antiguo, VYMANIKA SHAASTRA, claramente describe entrenamiento de pilotos, sendas de vuelo, partes individuales de máquinas voladoras, así como ropa para los pilotos y pasajeros, y el alimento recomendado para un largo vuelo. Incluido en estos escritos, están los detalles técnicos de los metales usados, y unidades de propulsión. Hay una lista de comprobación de 32 instrucciones para los pilotos antes de que éstos fuesen permitidos volar. Las instrucciones incluían maniobras de batallas, cómo usar los instrumentos para ver y escuchar a grandes distancias, y como zigzaguear. Dieciséis tipos de metales resistentes al calor fueron nombrados.

Otras escrituras históricas antiguas de la India describen aviación propulsada por mercurio, que se creía imposible, hasta que los científicos de la NASA descubrieron que el mercurio es un sistema superior de propulsión de cohetes.
¿Cómo sabían los antiguos acerca de la propulsión de cohetes por mercurio y energía solar?

Más notable es la Antigua literatura de Egipto, América Central, Asia, Fenicia y Babilonia referente a cómo estas naves espaciales viajaban a otros planetas y regresaban a la Tierra, cómo utilizaban armas en un modo similar a la “Guerra de las Galaxias”, de cómo estas naves no podían ser dañadas por humanos en la Tierra, y eran piloteadas por astronautas, los cuales, pinturas y talladuras antiguas muestran en trajes espaciales.

Los Atlantes, definitivamente enviaron naves espaciales a sus colonias en Luxor y el Medio Oriente, hacia América Central y Asia, según muchos escritos antiguos. Estas escrituras sonaban mucho como ciencia ficción para los tempranos cristianos que vivieron mucho más tarde, por lo cual censuraron estos cuentos de nuestros libros de historia. Y aun, los historiadores creían todo lo que veían en el cielo. Algunos investigadores modernos creen que la más tardía Estrella de Belén era una nave espacial, porque ninguna estrella puede viajar billones de millas en unas pocas horas; estrellas que se ven como OVNIS desde la distancia. Los Atlantes que tenían naves espaciales, así como los ASVINS en Asia con sus máquinas voladores triangulares de tres ruedas (descritas en el Rig Veda), y los Lemurianos con su AURAAURAUVA (divinas cáscaras nacaradas voladoras) que eran capaces del viaje interplanetario & teóricamente pudieran haber ido a Marte.

¿Porqué fue que el programa espacial de la NASA envió pruebas para fotografiar Marte, que tomó claras fotografías de una misteriosa cara y pirámides en Marte, que fueron publicadas en los periódicos más importantes y locales a través de todos los Estados Unidos en septiembre de 1988? ¿Estaban éstas conectadas a las pirámides y a la esfinge en Egipto y la antigua Atlántida por la misma raza que colonizó Egipto desde la Atlántida? ¿Estaban estos antiguos astronautas, que gobernaban el mundo antiguo, basados en la Atlántida?

La verdad es que los pueblos en los antiguos imperios antes de Cristo creían en antiguos aviones y naves espaciales, y en el viaje interplanetario tan fácil como el público lo hace ahora. ¿Porqué, entonces, tanta gente ahora se niegan a creer lo que los antiguos creían que era realidad, simplemente porque fue hace más de dos mil años? Los Hebreos y Romanes, y los sacerdotes medievales más tarde, censuraron hechos como naves espaciales, el mapa de nuestro sistema solar y otras verdades fuera de nuestros libros de historia para que su Tierra fuera “el centro del universo, y que no habían más planetas más allá de Saturno, que el sol giraba alrededor de la Tierra y que el mundo era plano”, y otras mentiras que se hicieron parte de sus libros de historia. Colón y los telescopios probaron que los libros de historia medievales eran falsos. Así como las ruinas en el fondo del océano están ahora comprobando que los libros de historia actuales son falsos.

La luna se dice que una vez fue parte del Imperio Atlante. El primer satélite en orbitar la luna envió de regreso una foto de una antigua pirámide en el lado oscuro de la Luna, que nosotros hemos examinado, y que fue censurada del público por el gobierno estadounidense, junto con otras ruinas Lunares. Ruinas de paredes y caminos fueron encontradas en la Luna por astronautas que no hablarán de ello públicamente por la sentencia y la multa de $10,000, y 10 años de cárcel, y despido con deshonra por violar la regulación gubernamental norteamericana 200-2.

Nota: William Blair, arqueólogo especialista del Instituto Boeing de Biotecnología, analizó una foto tomada por el Orbitador Lunar 2 del borde occidental del Mar de la Tranquilidad en la luna, mostrando una clara estructura blanca parecida al Monumento de Washington, y estimada a ser de unos 639 pies (213 metros aprox.) de altura. Habían estructuras similares en las cercanías. Sus similares estructuras triangulares eran claramente NO aleatoriamente irregulares.

En su bien-investigado libro “Huellas en las Arenas del Tiempo – Footprints on the Sands of Time”, L.M. Lewis detalla todas las escrituras antiguas sobre la Fuerza Aérea Atlante.

EL IMPERIO EN SU APOGEO
size1_50921_agar_copia.jpg35kudua.jpg
Atlantis.JPG

La mayoría de los escritores antiguos sobre la Atlántida están de acuerdo que los Atlantes lograron un cénit de lujo, y que los condujo a su caída. Los antiguos dicen que los Atlantes se volvieron tan materialistas y hedonistas que perdieron su visión espiritual, y se alejaron de Dios. No tenemos ninguna escritura Antigua que describa detalles de la vida en la Atlántida. Es decir, encontrada en los museos del mundo y bibliotecas, más que éstos referidos arriba. Lo que sí tenemos son escritos de las muchas Escuelas de Misterios, las universidades cósmicas del amanecer del tiempo, afirmando haber preservado secretamente Sabiduría Eterna a través de los siglos.

Las escuelas de misterio de la Lemuria y la Atlántida enseñaron, según registros, la historia del planeta desde el amanecer del tiempo, y los secretos de cómo dominar la vida y el ambiente – cómo curar todas las enfermedades, retardar el proceso del envejecimiento, controlar el clima, eliminar insectos nocivos, alquimia, y cómo usar cristales para sistemas de energía. Las escuelas de misterio también enseñaban la telepatía para comunicaciones, teleportación para viajes, y técnicas de mente-sobre-materia que le daban a aquellos iniciados poderes sobrehumanos. Este conocimiento, conocido como la Ciencia Secreta, está disponible ahora a los iniciados aceptados de las existentes escuelas de misterio alrededor del mundo, para que lo pasen a edades futuras cuando la masa de la humanidad sea lo suficientemente evolucionada para heredarla. Aquella edad está ahora acercándose (basado en templos secretos dentro del Monte Shaasta, los Andes, Tetones, Himalayas).

Las únicas ruinas de transporte terrestre registradas son la evidencia de monocarriles y construcciones plásticas en el suelo de Océano Atlántico, reportados por la expedición de Boris Astrurua, de una ciudad sumergida a 400 millas fuera de las costas de Portugal. Se dice que los Atlantes tenían gentes extremadamente apuestos. Se alega que usaban ropas intrincadamente enjoyadas, y vivían una vida de ocio y diversión, en fiestas, banquetes, bailes y dicha en drogas exóticas.
En su creación del Cielo en la Tierra, no tenían deseos por perseguir la idea del Cielo después de la Muerte, creyendo que ellos ‘ya lo habían hecho’ en la Tierra. Los biólogos hoy admiten que la capacidad del cerebro de cráneos encontrados de la perdida era Atlante eran más grandes que los de los hombres modernos. Ellos usaban el 90 por ciento del cerebro, el cual el promedio humano es incapaz de usar hoy en día, y podían ver y oír más allá de nuestro muy limitado rango de estos sentidos, y veían auras de colores del arco iris alrededor de todas las cosas vivas, y escuchaban las frecuencias más altas de los animales

Los Atlantes crearon una fuerza laboral nacional de robots, androides y humanoides con ingeniería genética, para crear y mantener la mayor parte del imperio del plano material, y que las computadoras, controlaban los robots y androides. Máquinas de perpetuo movimiento fueron creadas, que creaban y operaban otras máquinas y las reparaban.

La Atlántida estaba en el borde de la “vida sin instrumentación”. En otras palabras, el Imperio estaba controlado por máquinas y computadoras que hacían todo para los ciudadanos. Ningún Atlante tenía que trabajara o ir a la escuela. Cascos de VRIL educaban a la gente, mientras estaban dormidos; un adolescente tenía conocimiento más allá aún que el más respetado genio de nuestra Era. Con un lapso de vida de mil años para adquirir conocimiento, los Atlantes estaban conscientes e informados más allá de nuestras imaginaciones.

La Ciencia Atlante, entonces, fomentó algunas creaciones genéticas bizarras – descubrieron modos de crear-engendrar especies para creara sirenas y tritones, cíclopes, unicornios y otras criaturas que llamamos mitológicas, pero que muchos escritores antiguos llamaban Realidad después de verlas.
Aparentemente algunos sobrevivieron hasta la subida y caída del imperio griego, donde la creencia en tales criaturas estaba muy extendida.

EL FIN DEL IMPERIO: Ingeniería Genética también dio lugar a la estupenda fuerza de los Atlantes, y a su enorme estatura (Titanes), capaces de ejecutar tareas de superhombres. El pueblo Atlante podían comunicarse telepáticamente con marsopas [cetáceos], (su símbolo). Los Atlantes dominaban submarinos; crearon ciudades subacuáticas en el Océano Atlántico, en domos. Los científicos Atlantes también aprendieron cómo bloquear impulsos cerebrales a partes del cerebro que causaban crimen y emociones negativas; más tarde usaron esta técnica para controlar mentes. Ellos eran muy lisos; asumieron el control del gobierno. Los líderes comenzaron a mantener las ciencias secretas, para la población general, para poder controlar las masas. Las masas dependían del gobierno para el alimento, vestidos y albergue.

Esos líderes que demandaban ser Altos Sacerdotes en los templos piramidales eran realmente científicos locos con una super ciencia que parecía como magia a los no iniciados.

Los aburridos líderes de utopia, con un planeta entero como su juguete y tablero de juegos, comenzaron a buscar la satisfacción del PODER, porque no les QUEDABA NADA MATERIAL QUE LOGRAR. La hedonísitica población se convirtió tan encantada por drogas exóticas y ocio y materialismo que les rendían culto a los sacerdotes científicos, y perdieron conciencia de la realidad alrededor de ellos. Por lo tanto, la guerra telepática, sacrificios humanos, y GUERRA DE MENTES, a través del imperio explotó.

Los líderes Atlantes querían controlar el mundo entero y formar un imperio planetario. Ellos ofrecieron su tecnología y lujos a otros continentes, a cambio del control de esas naciones, y muchos imperios de una Atlántida Unida. Sin embargo, el Imperio de Rama, en Asia, y el Imperio de Atenas en Europa se negaron a convertirse en atlantes. El ataque psíquico de los atlantes contra esas tierras falló contra fueras cósmicas aún superiores.

Los líderes mundiales le advirtieron a los ciudadanos atlantes y líderes, que se destruirían a sí mismos, así como a la vida misma, si no dejaban de darle mal uso a las energías cósmicas, nucleares y psíquicas, que el mal uso de la tecnología podía conducir a terribles terremotos, maremotos y erupciones que podían destruir el imperio.
Esta advertencia fue ignorada por millones y millones de personas, quienes, justo como ahora, viven para el “ahora”. Ignorando el futuro… la humanidad, tan preocupada acerca de su existencia diaria y placeres, que ignoraron el futuro, para su propia perdición. Algunos creyeron que sus grandes científicos podrían salvarlos con tecnología; muchos creyeron que la gente simplemente reencarnaba, y por lo tanto no temían a la muerte.

Científicos gubernamentales sabían que cataclismos habían ya destruido la mayor parte de Lemuria alrededor de 24,000 A.C., Thule antes de eso, y habían dividido la Atlántida en tres enormes islas solamente 400 años antes. Los científicos atlantes crearon ciudades subterráneas en América del Sur, debajo del océano Atlántico, bajo el continente del Polo Sur (entonces libre de hielo), y en la Luna, para escapar las calamidades mundiales. Tenían enormes fuerzas aéreas esperando rescatarlos.
Lo más increíble era la Ciudad Arco Iris (Rainbow City), debajo de la Antártica, un puerto espacial ultra moderno. (Ciudad Arco Iris y la Tierra Interna – Rainbow City and the Inner Earth, por Michael Barton).

Los atlantes utilizaban rayos láser y cristales para aprovisionar de combustible sus centrales eléctricas. Había una enorme “Piedra de fuego”, con energía generada filtrando los rayos del sol a través de prismas de rubíes, que concentraban energía a través de instrumentos conectados en el complejo de transporte por control remoto. Dentro de un enorme domo con una chimenea resbalosa, las estaciones de energía cósmica transmitían rayos que podían volverse tan altos, que se convirtieron en los famosos Rayos de la Muerte (según Ruth Montgomery y Edgar Cayce en sus sesiones de recepción metafísica).

Los científicos también perfeccionaron la anti-materia. Cuando un rayo de anti-materia entra en contacto con material ordinaria, instantáneamente la convierte en energía invisible. En otras palabras, ¡la vaporiza! Por ello son tan difíciles de encontrar las huellas de edificios y ciudades atlantes. ¡Fueron convertidos en energía invisible!
Se dice que uno de esos rayos anti-materia todavía está funcionando en el Triángulo de las Bermudas, debajo del agua, y ha estado causando que barcos y aviones desaparezcan. Hoy en día, este rayo está fuera de control. Muchos Atlantes huyeron a ciudades bajo tierra, que fueron más tarde sepultados por océanos inundantes, machacados debajo de glaciares, o enterrados por lodo y escombros.

Esta versión metafísica de Atlántida es difícil de probar sin evidencia visible. Sin embargo, escrituras antiguas cuentan sobre mucha de la destrucción y las armas involucradas. Estalló una guerra mundial sobre el planeta Tierra, y se regó hasta el espacio exterior. Astrónomos británicos han publicado evidencia que algunos de los cráteres en la Luna están exactamente formados como cráteres de bombas atómicas en la Tierra, los cuales tienen una estructura de paredes y suelo totalmente diferente de los usuales cráteres de meteoros cercanos. (Observatorio Lamont, Gran Bretaña sobre “Cráteres Lunares”)
¡Hay reportes de astronautas encontrando unas inusuales altas emisiones de radiación viniendo de éstos cráteres!

Aparentemente estalló una Guerra entre los Imperios Rama y Telos (América del Norte), y Atlántida y Atenas, se convirtió en una guerra mundial. La guerra se regó hacia América del Sur, donde magníficas ciudades monolíticas fueron encontradas por exploradores españoles en la remota y densa Selva Amazónica, en las exploraciones en busca de las Siete Ciudades del oro, entre 1500 y 1775. Los diarios y los libros de los exploradores, dejados a nosotros en las bibliotecas suramericanas, dicen que una vez hubo espléndidas ciudades totalmente devastadas por algún enorme cataclismo. Los edificios parecían haberse derretido por algún fantástico calor.
Enormes árboles fueron derribados como si fuesen de juguete. ¡Ningún ser humano permaneció en estas ciudades para contar la historia! Una expedición reportó haber hallado una espléndida ciudad en la no crecía había absolutamente ninguna vegetación, aunque había estado rodeada por la espesa jungla durante miles de años. Lógicamente, la selva tropical debería de haber crecido sobre la ciudad, ¡pero la radiación atómica había evitado que esto sucediera!

Muchas tribus locales le contaron a los españoles que las ciudades abandonadas eran tan antiguas que no había ninguna historia conocida de ellas, excepto que algún horrible cataclismo mundial había destruido las razas blancas que habían vivido en ellas. ¡Los nativos temen aún entrar en estas ruinas! Misteriosas tribus de indios blancos rondaban las selvas cercanas, sin ningún recuerdo de su antigua gloria; las estatuas permanecían mostrando algunos hermosos hombres blancos. Una ciudad encontrada estaba habitada por una raza de humanoides enanos, ¡quizás una mutación genética de residuos atómicos!

Según los libros antiguos de la India, como el Libro de Dzyan, Ramayana, Drona Parva y otros, el Imperio Rama fue devastado por bombas atómicas, misiles dirigidos con energía láser, cohetes y residuos radioactivos descritos en tal detalle que la verdad no puede ser confundida. Y las ruinas de ?????? y esqueletos irradiados encontrados en el Desierto de Gobi se ven exactamente igual a lo que quedó in Japón y en los desiertos estadounidenses después de haber sido probadas y usadas las primeras bombas atómicas.

Las arenas del desierto en la ciudad en ruinas en el Gobi están vitrificadas a vidrio, justo exactamente como las arenas del desierto en Nevada, donde fueron probadas las bombas atómicas en los años ’40, y los enormes edificios de piedra sólida son derretidos por una temperatura tan alta que sólo podría haber sido causada por lásers o bombas atómicas. Estas escrituras antiguas claramente detallan armas y guerra, ¡no precisamente de un cometa o meteoro!

Según un libro muy antiguo de historia de la India, el Libro de Dzyan, enormes aviones de metal aterrizaron en dos ciudades en su área, y estalló una guerra, usando “lanzas de metal que viajaban en un Rayo de Luz”. ¿Qué más podía significar esto más que misiles dirigidos, accionados por un rayo láser?. El libro continúa dando vívidas detalladas descripciones de las explosiones atómicas que siguieron cuando el misil golpea su blanco, incluyendo la nube en forma de hongo, la bola de fuego que cegó a los hombres que las miraron, la insoportable onda de calor, deformidades genéticas después de la batalla, y enfermedades de radiación exactamente como lo que sucedió en Hiroshima, Japón, ¡después de que una bomba atómica fuera tirada en 1945!

¿Cómo habían podido los antiguos saber tales detalles sin atestiguarlos? Además, el Sánscrito Mausola Purva se refiere a ‘Un arma desconocida’ descrita como un artefacto de hierro que disparaba un rayo que reducía a cenizas razas enteras de los Brishnis y los Anhakas. Los cuerpos estaban tan quemados que eran irreconocibles. La cerámica se rompió. Los pájaros se volvieron blancos. Todo alimento fue más tarde infectado.

¿No suena esto justo como una explosión atómica y síntomas de radioactividad? El Rig Veda añade más detalles, afirmando que “el fuego de la terrible arma destruyó ciudades produciendo una luz más brillante que mil soles. Este fuego hizo que los cabellos y las uñas de los hombres se cayeran, coloreando sus pies de rojo”.

RUINAS DESCUBIERTAS
mohenjo_daro_1.jpgMD-7.jpg

mohenjoatomicbomb.jpgmohenjo-daro-ruins-285685-sw.jpg

La ciudad asiática de Mohenjo Daro es una de las más antiguas alguna vez encontradas, y se veía como si hubiera sido bombardeada. Originalmente estaba construida sobre dos islas en el Río Indus. Dentro de un radio de 1.5 kilómetros, tres diferentes grados de devastación se separaron hacia fuera del centro, como en explosiones atómicas. ¡Enorme calor desintegró totalmente evidencia de cualquier actividad volcánica en el área! El calor llegó por lo menos a los 2,000 grados centígrados, de acuerdo con monitoreo geológico.

Los esqueletos de la gente tirados, tomados de la mano fueron descubiertos por todos los suburbios, como si hubiesen sido golpeados repentinamente. ¿Dónde más golpearon los Atlantes? ¿Porqué es que todas las grandes civilizaciones mayas, aztecas, incas y toltecas en las Américas fueron construidas en los trópicos del Sur en húmedas, vaporosas, calientes e incómodas junglas, tan espesas donde es una gran incomodidad para el cultivo y la construcción, o tan altas en las desoladas barreras Andinas, donde el cultivo es excepcionalmente difícil? Los españoles estaban confundidos sobre las razones del porqué éstas razas no construían sus ciudades en los fértiles y más agradables valles de lo que es ahora los Estados Unidos, y le preguntaron a los antiguos gobernantes el porqué. Todos le dieron a los españoles la misma respuesta, “Norte América es la Tierra de la Muerte”. Ellos contaron de una enorme guerra allí, hace mucho tiempo, en la cual se usaron terribles armas del cielo, que devastaron las ciudades, y dejaron una misteriosa energía en el aire que mataba los cultivos, envenenaba a los sobrevivientes y arruinaba el suelo. ¿Bombas atómicas?

Los indios Hopi contaron de la destruida Ciudad Roja, por terribles armas del cielo, antes de sus tiempos, y cómo ellos eran los hijos del Arco iris de la sumergido Mu. (El Dr. George Hunt Williamson en los años cincuenta y Leslie Ports de Maui en 1971 entrevistaron a los Hopis para obtener esta información). In el siglo 19, el Capitán Ives William Walker hizo algunos descubrimientos arqueológicos en aquella región que todavía deslumbra a los científicos. El dijo que había “descubierto”, en el área entre Gila y San Juan, muchas antiguas ruinas, incluyendo una ciudad de aproximadamente una milla de largo. En el centro de la ciudad estaba una enorme roca con los restos de una inmensa estructura en la cima. El extremo sur parecía estar derretido con parte de la roca. Las líneas de las calles todavía eran visibles, con las posiciones de las casas. Los indios locales tenían temor religioso de la ciudad en ruinas, tal como los nativos en América del Sur. Otras ruinas vitrificadas y derretidas de ciudades de piedra fueron encontradas en áreas remotas del Valle de la Muerte, California, en el Desierto de Gobi, e, increíblemente, en la Luna (esto ha sido censurado por la NASA). Algunas información sobre las Ruinas de la Luna se filtró al público, en las difusiones antes del encubrimiento de las misiones espaciales.

Por ejemplo: “las estructuras abovedadas están parcialmente llenas. Las estructuras han sido llenadas antes de ser construidas, o los domos son más jóvenes que el suelo.” Los astronautas dijeron todo esto mientras estaban explorando en la luna, en transmisiones públicas, y también usaron los términos “bloques o ladrillos”. “calles”, y la declaración del Apolo “tiene una forma de pirámide”. ¿Que es lo que están describiendo los astronautas? La explicación oficial de la NASA es que son “metáforas geológicas”.

Sin embargo, ¡el científico que les enseñó geología a esos astronautas admitió que estaba totalmente atónito por esos términos! Este geólogo, Farouk El Bez, añadió, “no todo descubrimiento ha sido anunciado”.

El Astronauta Irwin hizo el comentario más directo:

“esta es la más organizada estructura que yo jamás haya visto”.
¡Los directores de MIND INTERNATIONAL vieron las fotos tomadas de estas estructuras, obviamente hechas por el hombre, desde el aire, por los satélites Orbitador Lunar 2 y el Ranger 4!

En la biblioteca pública en Río de Janeiro, Brasil, está la CUENTA HISTÓRICA DE UNA GRAN CIUDAD ESCONDIDA, DE FECHAS ANTIGUAS ENCONTRADA SIN HABITANTES. Más de 300 hombres estaban en una expedición en lo profundo de la selva amazónica, en busca del oro, y encontraron las ruinas de una calle pavimentada, parte de la cual había sido destruida por un inmenso desastre. Ellos siguieron hasta las ruinas de una ciudad alguna vez espléndida, pero que estaba completamente desierta.

En un área, el camino era una vista de cristales de brillantez multicolor.
“Entramos debajo de tres arcos de gran tamaño. Copiamos unas escrituras que estaban allí. Detrás estaba una calla ancha con casas de gran tamaño aquí y allá, esculpidas y blanqueadas por el tiempo.”

El libro seguí describiendo cómo no había ningún mueble en las casas, ninguna huella y no había vida por ninguna parte. Había una enorme plaza, estatua y un obelisco muy dañado, como si hubiese sido golpeado por un rayo, y un templo con una magnífica fachada. En los pasillos se encontró arte de gran belleza, y estatuas y retratos.
“En toda la extensión no encontramos ninguna hierba, mala hierba, árboles o plantas. El campo más allá de la ciudad consistía de campos verdes manchados con bellas flores”.

Monedas esféricas de oro, jeroglíficos, antiguos, más allá del reconocimiento, y artefactos fueron encontrados

  • ¿Que desastre destruyó esta ciudad, una vez gloriosa, que no tenía ningún rastro de habitantes?
  • Y ¿Que energía otra que desechos nucleares podría exterminar toda vegetación y no permitir que la selva creciera sobre la ciudad durante miles de años?
  • ¿Que causó que grandes carreteras y edificios, y una estructura como muelle se hundieran fuera de las costas de la Isla Bimini en el Océano Atlántico hace miles de años, solo para ser redescubierta y fotografiada por la expedición del Dr. Manson Valentine en los años ‘60s?
  • ¿Y que hay de las ruinas similares encontradas debajo del agua fuera de las costas de Marruecos, sobre el amperio atlántico Seamount, en 1978, o en 1981 debajo del Atlántico, fuera de las costas de las Islas Canarias por la expedición de P. Cappellano?
  • ¿Que es esa estructura rectangular, de 100 por 70 pies, fotografiada fuera de las costas de la Isla Andros por diferentes investigadores, o la calle pavimentada de cubierta negra, en excelentes condiciones, en el fondo del océano fuera de las costas de Florina, encontrada por al “Aluminaut”, de Nikolai Seleznev?
  • ¿Y que hay sobre el submarino que el Comandante Nikolai Seleznev ordenó que se filmara, sobre un inmenso domo, magníficos bulevares, templos y casas en el suelo del Atlántico, con misteriosos rayos de energía todavía siendo emitidos, que interrumpió todo el sistema eléctrico en el submarino?!

Según el Dr. George Hunt Williamson quien escribió y dio conferencias sobre un antiguo manuscrito que encontró en un templo en los Andes, sabios atlantes y lemurianos que predijeron el ‘fin’, que escaparon a “áreas seguras” en lo alto de los Andes y las montañas del Himalaya, así como dentro de las montañas, en subterráneo, mientras muchos otros fueron rescatados en naves en forma de platillos que llevaron a los sobrevivientes a Marte y a Venus (a bases donde aguardaron el regreso a la Tierra para comenzar una nueva civilización.

Al parecer, los Atlantes y Lemurianos tenían naves interplanetarias. Williamson agregó que estos sabios líderes secretamente enterraron Sabiduría Eterna, así como la historia y ciencia del Imperio del Sol en cápsulas de tiempo alrededor del globo, hechas de una metal indestructible, llamado “telurio” ) de lo que están hechos los discos voladores).

PERDIDOS EN LAS ARENAS DEL TIEMPO

Nos han dicho que esos atentados ¡casi hacen explotar nuestro planeta! Literalmente volaron en pedazos a su propio imperio. La unión Atlante fue destruida en una sola noche! Mientras parte de la Atlántida continuó siendo sumergido sobre los menguantes siglos, la mayor parte del continente y toda su población fueron destruidos en una sola noche por maremotos y enormes holas de cientos de pies de altura, terremotos, fuego, explosiones nucleares y cósmicas.

Según psíquicos tipo Edgar Cayce y Ruth Montgomery, quienes tienen más del 90% de exactitud en predecir acontecimientos importantes en el siglo veinte, el Rayo de la Muerte se salió de control al dejar el Domo monolítico de la Atlántida y vaporizó a sus enemigos.
Este rayo podía penetrar cualquier cosa sobre la Tierra y a través del espacio, pero no pudo golpear un blanco en el lado opuesto del mundo, basado en las Leyes Universales de la Refracción de la Luz. Así, pues, el rayo de la muerto fue apuntado recto debajo de la Atlántida para que viajase a través de la Tierra a golpear ciudades en el Imperio Rama al lado opuesto del globo!

La resultante interrupción de la estabilidad interior de la Tierra causó que el planeta se inclinara en su eje como una tapadera bamboleante, enviando monstruosas mareas sobre los continentes. Los científicos tienen todas las pruebas que necesitan para verificar este cambio polar y cómo trajo las glaciares a calentarse y volcarse de inmediato hacia tierras secas; explica cómo los océanos barrieron sobre las tierras, ruinas nucleares, áridos e irradiados esqueletos al fondo de nuestros presentes océanos.
Los científicos y turistas por igual pueden ver por ellos mismos las antiguas ciudades en ruinas y sus puertos y playas dos millas arriba, en las Montañas de Los Andes, en Tiahuanaco, Bolivia, y pueden bucear fuera de las costas de Punto Paraíso en las Islas Bimini y ver las ruinas en el suelo del océano por ustedes mismos.

Enormes grietas en la Tierra se abrieron, y se tragaron ciudades enteras, calle y pueblos enterrados en lava: los glaciares pulverizaron las ciudades a polvo y las cubrieron, el Rayo de la Muerte y las bombas nucleares desintegraron civilizaciones, y toneladas de lodo de los maremotos en retroceso enterraron culturas enteras. Vientos de más de 400 millas por hora volaron vehículos y objetos hacia arriba, al cielo y hacia el mar, solo para “llover” la materia y la carne hasta el fondo de los océanos.
Los violentos fuegos destruyeron cada bosque en el planeta y casi toda la vida animal. La aniquilación era tan completa que los mamuts, los tigres de colmillos de sable, bisontes y otros animales se extinguieron. El invierno nuclear se instaló, y el humo de miles de volcanes en erupción y bombas escondieron el sol durante décadas, y congelaron la vida en la superficie. Aquellos que permanecieron en la superficie , en colonias, murieron.

Los sobrevivientes bajo tierra esperaron en refugios contra bombas a que se aclarara de mortal radiación, sobre un planeta donde el sol y las estrellas no brillarían durante mucho tiempo…

Entonces, pues, hay una brecha en la historia, entre el fin de la Atlántida y el amanecer de Egipto, cuando el mundo fue gobernado por salvajes y nómadas. ¡Más alarmante era la presencia de mutantes de humanoides, llamados los Deros! A través de los últimos pocos siglos, periódicos locales alrededor del mundo han reportado encuentros humanos con humanoides enanos, peludos, con grandes cabezas y grandes ojos amarillos que brillan intensamente.
Estos sub-humanos viven en cavernas y túneles debajo de los bosques y pantanos, son increíblemente fuertes, y salen a la superficie por la noche, para capturar ganado u otros animales de granja, aunque a veces han capturado humanos para alimento, según Richard Shaver, quien pasó más de una década investigando reportes.
Estas criaturas son los DEROS.

Deros son los descendientes mutantes de los Atlantes, que huyeron hacia los túneles subterráneos para escapar la destrucción, y no pudieron regresar a la superficie por siglos, debido a los desechos radiactivos atómicos. Cuando por fin se aclaró un poco la radiación, ellos se habían adaptado genéticamente a la oscuridad en los túneles, ¡y ya no podían soportar la luz solar! La destrucción del transmisor de la energía de luz en la Atlántida había apagado las luces en los túneles.
Shaver afirma que él penetró sus túneles y antes de escapar, atestiguó que la maquinaria Atlante, todavía estaba operando en perpetuo movimiento, y suministrando a los Deros con varios lujos, exceptuando el alimento. A través de la historia, los Deros han sido equivocadamente tomados por criaturas mitológicas, que miles de testigos juran haber visto desde la Edad Media hasta el presente. No todas las criaturas míticas son Deros, pero muchos de los malvados sí lo son. Los Deros aterrorizaban granjeros en Arkansas y Brasil en los años setenta.

Debajo de la tierra en Nueva Zelandia e Inglaterra, muchos testigos han reportado haber oído ruidos de maquinaria viniendo de las profundidades de hoyos en el suelo, así como encuentros con enanos humanoides con ojos muy brillantes. El arma más efectiva contra ellos ha sido descubierto que es una linterna, porque los Deros se aterrorizan con las luces brillantes.

Shaver agregó que encontró evidencia de que parte del Imperio Atlante, conocido como Teros, estaba en ciudades subterráneas ¡debajo de la Antártica! Un mapa muy antiguo muestra la Antártica antes de que tuviera hielo, con zonas de extensión montañosa, que la ciencia moderna no re-descubrió hasta los años cincuenta. Este antiguo mapa también muestra la Atlántida (el mapa de Piri_Reis). El continente polar del sur era, entonces, una colonia atlante con ciudades subterráneas, donde los atalantes huyeron para continuar su civilización y progreso científico, sin interrupción… ¡durante 10,000 años más!
Investigadores como Michael Barton y Richard Shaver afirman que muchos de los llamados OVNIS, vistos en nuestros cielos, son piloteados por Atlantes y Lemurianos, de Teros, donde viven en una Atlántida interna, con su ciudad capital, traducida como “Ciudad Arco Iris”.

Siglos desaparecieron en el tiempo antes de que los sobrevivientes regresaran a la superficie de nuestro planeta, desde sus refugios subterráneos. Era un mundo alterado más allá del reconocimiento, por las arenas del tiempo. Todos los grandes logros de la humanidad se habían ido. Se habían ido 60,000 años de progreso científico… destruido en una sola noche.
Las futurísticas ciudades de cristal también se habían ido, una edad la cual la ciencia de hoy solo puede imaginar que será una realidad que realmente existió en aquel distante pasado, tan distante y sin embargo tan brillante.

Las naves interplanetarias se fueron, los templos de teleportación y las ciudades de oro. Las esperanzas de la humanidad con sus sueños también se fueron.

la Teosofía de H. P. Blavatsky consideraba a todas las religiones como vías válidas de la espiritualidad humana. Esta confusión pudo haber surgido debido a que Blavatsky citaba frecuentemente las ideas de un pseudoegiptólogo masón del siglo XIX de nombre Gerald Massey (1828-1907), quien creyó encontrar semejanzas entre las figuras de Horus y el Cristo, pero que en realidad no son tales. Por poner otro ejemplo, aunque no se cite como fuente, uno de los miembros de la Sociedad Teosófica llamado Édouard Schuré, desarrolló en su obra capital, Les Grands Initiés (1889), una interpretación de los relatos mítico-religiosos sobre quienes considera auténticos personajes históricos, así como Grandes Iniciados, entre los que destacan Horus, Dioniso, Krishna y Mithra, que en distintas épocas habrían revelado a la humanidad la doctrina universal del "Verbo Solar". Esta obra es notable también por su concepto de Devaki, la madre de Krishna, a quien considera como virgen, una idea que vemos en Zeitgeist. La diferencia, nuevamente, es que el libro de Schuré no es precisamente una obra de historia religiosa, en realidad Schuré, siendo fiel a la doctrina teosófica moderna, realiza toda una interpretación filosófica y sintética de los personajes religiosos con el fin de otorgarles una validez universal en la historia, y en cambio Zeitgeist tergiversa estas interpretaciones y las hace parecer "históricas". En otras palabras, cuando Schuré dice que Devaki era virgen, no es porque así lo diga la tradición original, sino porque esa es la nueva perspectiva teosófica del mito, al identificar elementos de diferentes tradiciones en una sola se llegan a hacer también asociaciones arbitrarias, forzadas o bien casuales (sin sincretismos), y en otros casos reales (debido a auténticos sincretismos). Cuando Zeitgeist lo dice es porque quiere hacernos creer que su tradición histórica original así lo dice. Vemos entonces que Zeitgeist puede parecer ser "teosófico" y "ocultista", pero no lo es. La asociación de Zeitgeist con el ocultismo no sólo es errónea sino que constituye un agravio para el ocultismo y el esoterismo universal.

Me parece demasiado importante que los cristianos conozcan el origen de su propia religión y que no se conformen con lo que enseñan en las escuelas o en su catecismo, con lo que pueden tener más bases para defender su fe y que así no los tilden de simples ignorantes o fanáticos que interpretan todo literalmente. No está nada mal que sepan que el relato del Gran Diluvio bíblico está inspirado en el poema épico de un pueblo semítico más antiguo: el poema babilónico de Gilgamesh, o que la figura de Moisés tiene semejanzas con Sargón de Acad. En general todo el relato del Génesis es un conjunto de tradiciones orales originadas en Mesopotamia que se transmitieron durante miles de años, cambiando con el tiempo. Las culturas sumeria, babilónica y, en alguna medida, la egipcia, son el germen del judaísmo, y éste, consecuentemente, del cristianismo. Hechos como éstos, al contrario de lo que los torpes intentos de Zeitgeist quieren hacer creer, no le restan validez ni significado a la propia religión.

Fanatismo antirreligioso

Por otro lado, así como existe el fanatismo religioso, también existe el fanatismo antirreligioso. Es curioso observar a aquellos que repelan diciendo que prefieren los dogmas de Zeitgeist (!) a las evidencias que se han expuesto aquí y que derriban por completo sus pretenciosas teorías.

No estoy queriendo decir que a mí no se me haya podido escapar algún detalle, o que no haya podido hacer algunas afirmaciones subjetivas, eso siempre es seguro, pero al menos estoy dispuesto a cambiar de parecer si encuentro mejores opiniones. Es absurdo querer mantenerse para siempre en una posición inmutable, sin nada más qué aprender, sin nada más qué conocer, tal como lo hacen los fanáticos de Zeitgeist. Optan por rechazar un dogma y terminan por asumir otro opuesto. ¿Qué sentido tiene eso?

Por lo demás, sabemos perfectamente que existen cuestiones muy criticables y cuestionables sobre las religiones, sobre todo de las religiones más conflictivas de la historia como lo son las abrahámicas (judaísmo, cristianismo e islam), y en especial de aquellas instituciones humanas que las han izado como estandarte de su fe y que las han interpretado y manipulado con propósitos muy distintos a los originales, llegando al extremo de considerar que la única verdadera religión es la suya y que las demás religiones son falsas. Nada de eso se ha negado en ningún momento. Pero el caso es que Zeitgeist no ha aportado ni un solo dato válido con el cual poder señalar estas cuestiones. Ni todo el mal que existe en el mundo, ni los errores de las instituciones humanas justifican de ninguna manera, la realización de todo un audiovisual que intenta señalar supuestas mentiras y manipulaciones, cuando éste está atestado, precisamente, de mentiras y manipulaciones. Para enfrentarse al fanatismo religioso es ilógico y absurdo asumir una postura contraria pero también fanática. Las mentiras se combaten con verdades, no con más mentiras.

Cegados por su evidente fanatismo ateo, para ellos cualquier persona que desmienta un instrumento que respalde su ideología, no puede ser nadie más que un "necio creyente", "un fanático religioso cristiano" que "seguramente está siendo financiado por la malvada y todapoderosa Iglesia Católica para que el mundo no sepa la verdad y siga bajo su control", "¿Cuánto te paga la Iglesia para escribir contra Zeitgeist?", suelen preguntar con desprecio. Tremendo insulto a los historiadores de las religiones. Además de sus constantes especulaciones absurdas, prejuicios ignorantes, apelaciones al relativismo, inacabables ataques ad hominem y descalificaciones personales, uno de sus argumentos recurrentes es que "no existen documentos, además de los evangelios, que apoyen la existencia histórica de Jesús". A pesar de que eso no está en la discusión, pues el propósito de este artículo no es demostrar ni la existencia histórica de Jesús, ni la existencia de Dios, argumentar que no existen fuentes que demuestren la existencia histórica de Jesús no prueba que no haya existido en realidad. "La ausencia de pruebas no es prueba de ausencia" decía con mucha razón Carl Sagan para explicar esta falacia ad ignorantiam. Pero finalmente, ¿es cierto que no existe ni una sola prueba?

En el texto Antiquitates Iudaicæ (Antigüedades judías) de Flavio Josefo (del que Zeitgeist se ocupó de una manera muy superficial) se hacen dos menciones importantes de Jesús. Existen de este texto, tres copias en idiomas diferentes, una en griego, una en árabe y la otra en siríaco. La primera mención de Jesús de la copia en griego, fue adulterada efectivamente por cristianos, introduciendo interpolaciones. Sin embargo, la otra mención está intacta y es auténtica. En la copia en árabe ambas menciones son auténticas y presumiblemente también en la copia en siríaco. La primera de ellas menciona a un predicador judío llamado Jesús que fue crucificado por orden de Poncio Pilato y que sus seguidores creían que era el Mesías, lo que coincide con el relato del Nuevo Testamento. La segunda mención de Josefo alude a un tal Santiago, hermano de un tal Jesús al que le llamaban el Cristo. Esta mención es académicamente considerada también como auténtica.

Ahora la pregunta es ¿Existió realmente Jesús como personaje histórico?

Nadie lo sabe con absoluta certeza porque en efecto no existen registros suficientes como para afirmar la existencia de Jesús de la manera en que se afirma la existencia de Napoleón, pero de acuerdo con los expertos y con los estudios más recientes lo más probable es que sí haya existido.

Astroteología

El término "astroteología", ambiguo y no refrendado en publicaciones serias, hace referencia a un alegado origen astrológico de las religiones y los relatos mitológicos. Cabe decir que en efecto existen seres mitológicos asociados a fenómenos astronómicos o también mitos que tienen relación con ellos y en algunos casos se derivan de éstos, pero no siempre. El "método astroteológico" de Zeitgeist resulta bastante cuestionable y para explicarlo y abrir un poco las mentes, basta formular el siguiente ejemplo:

Hay quienes piensan que las tres grandes pirámides de Gizeh se construyeron con una disposición similar a la alineación de las tres estrellas del Cinturón de Orión. No obstante, si las pirámides hubiesen sido destruidas en el siglo I, por decir, y sólo existieran papiros que relataran historias o cuentos míticos de que en ese lugar existían esas pirámides alineadas de esa manera, entonces, según el método astroteológico de Zeitgeist, eso indicaría que en realidad las pirámides nunca existieron sino que fueron simplemente producto de la mitificación de fenómenos celestes.

Ahora bien, si los Evangelios contienen efectivamente implícitos algunos conceptos astrológicos, ¿entonces quiere decir que son textos que solamente describen fenómenos astrológicos? Si según los Evangelios, Jesús tuvo 12 apóstoles (porque 12 fueron las tribus de Israel) y porque el 12, desde tiempos muy antiguos, es un sagrado número solar que ha representado, entre otras cosas, a los 12 signos del Zodiaco, ¿quiere decir entonces que las 12 tribus o los 12 apóstoles no existieron realmente? ¿No pudo ser que Jesús haya seleccionado justamente 12 apóstoles para continuar con dicha tradición solar y simbolizarla físicamente como parte de un mensaje místico y universal conforme a las creencias de su época?

Para Zeitgeist no pudo haber sido así, Zeitgeist sólo ha concluido lo que ha querido concluir. En realidad, a Zeitgeist le interesó más atacar a una religión, que encontrar y explicar la verdad.

Hay que admitirlo: Zeitgeist es interesante, es provocador e inspirador, pero de ninguna manera es honesto; su gran cantidad de datos equivocados lo demuestran, y es sensato desconfiar de quienes no son honestos.

No hace falta decir que la primera parte de Zeitgeist es sólo su introducción, en vista de que sus temas centrales son de cuestiones políticas y económicas. El mayor error de Zeitgeist es, considero yo, esta introducción sobre religión, la cual contiene una mayor cantidad de datos falsos que verídicos y que finalmente concluyen ideas erróneas.

I. Mitología

Desde el siglo XIX varios autores han sostenido que la figura de Jesús es en realidad una creación formada por elementos de distintos dioses de los cultos mistéricos; los llamados "cultos de salvación" que proliferaron durante la decadencia de Roma, tales como los de Mitra, Attis o Dioniso, entre otros, de los cuales sólo el cristianismo acabó imponiéndose. Esta copia, explicaría las semejanzas que Jesús comparte con algunos de ellos.

Por ejemplo, el escritor ateo Kersey Graves (1813-1883), en The World’s Sixteen Crucified Saviours: Christianity Before Christ (1875), enumera una lista de dieciséis personajes mitológicos que supuestamente comparten, con Jesús-Cristo, el evento de haber sido crucificados:

01. Krishna de India, 1200 a.C.
02. Hindoo Sakia, 600 a.C.
03. Tammuz de Siria, 1160 a.C.
04. Wittoba de los "bilingoneses", 552 a.C.
05. Iao de Nepal, 622 a.C.
06. Hesus de los druidas celtas, 834 a.C.
07. Quetzalcoatl de México, 587 a.C.
08. Quirinus de Roma, 506 a.C.
09. Prometeo (Aeschylus), 547 a.C.
10. Thulis de Egipto, 1700 a.C.
11. Indra de Tíbet, 725 a.C.
12. Alcestos de Eurípides, 600 a.C.
13. Attis de Frigia, 1170 a.C.
14. Crite de Caldea, 1200 a.C.
15. Bali de Orissa, 725 a.C.
16. Mithra de Persia, 600 a.C.

Algunos estudiosos, empero, como el catedrático Jaime Alvar, experto en Historia Antigua, han subrayado el hecho de que varios de los trabajos que defienden este tipo de hipótesis poseen errores metodológicos, pues tienden a "destacar las similitudes y atenuar las diferencias", y en muchos casos los motivos religiosos compartidos son mucho menos importantes en los cultos paganos que en el culto cristiano, donde se les da mayor significado, tal como la resurrección. Además, la ausencia de datos ha obligado a los estudiosos a reconstruir las lagunas de estos cultos siguiendo el modelo cristiano, por lo cual es lógico que surjan semejanzas.

Y pese a que la tesis de Graves sea poco consistente y esté desacreditada, es innegable que existen paralelismos entre la mitología de los diversos dioses paganos, y el relato bíblico de Jesús, cuestión que nunca ha sido ocultada o censurada y que está ampliamente estudiada y acreditada por disciplinas como la Historia de las religiones, la Mitología comparada y la Historia del arte. Se han estudiado las causas por las que existen estos paralelismos, y una de ellas es el sincretismo.

El sincretismo es el proceso por el cual dos o más doctrinas se concilian, bien para complementar y mejorar las doctrinas ya existentes o bien para formar una nueva. Esta conciliación sucede debido a la compatibilidad ideológica entre los diversos elementos o conceptos de religiones diferentes que se transmiten e intercambian de unas religiones a otras. Este fenómeno ha ocurrido en todas las religiones y tradiciones, mismas que con el paso del tiempo van siendo influenciadas por otras con una proximidad geográfica, por considerar valiosos o verdaderos los elementos ajenos que se incorporan a la propia cosmovisión religiosa.

No obstante, las causas de los paralelismos entre religiones no cristianas que alega Zeitgeist no surgirían por medio de un proceso sincrético, sino por medio de un proceso naturalista, es decir, de la mitificación de fenómenos naturales que son conocidos por todos los pueblos, en este caso, el Sol y sus transiciones a lo largo del año solar y el año cósmico. En este proceso los fenómenos naturales son personificados y se describen de forma poética, usando recursos como la metáfora y el símbolo.

La tesis de Zeigteist es que, una vez que las religiones precristianas desarrollaron de forma independiente a sus presuntos dioses solares, el cristianismo tomó prestados elementos de todas ellas para crear, por medio del sincretismo, una nueva religión, pero con la particularidad haber sido creada con un propósito de ambición política, otro supuesto hecho por el cual la considera un fraude.

Pero ni el sincretismo, ni las influencias religiosas, ni las semejanzas naturalistas son capaces de explicar satisfactoriamente el hecho de que existan religiones y culturas tan independientes en sus orígenes, tan separadas entre sí por un abismo espaciotemporal, pero tan similares en muchas de sus ideas esenciales y en mitos no relacionadas en modo alguno con fenómenos físicos, así como el sincretismo tampoco rechaza la idea de que efectivamente pueden existir personajes históricos que inspiran, originan y continúan parte de los mitos. Y si el sincretismo es un fenómeno común a todas las religiones, entonces estos paralelismos de ninguna manera implican un engaño, fraude o falsedad en el cristianismo tal como lo concluye Zeitgeist. Una forma de explicar estas semejanzas se basa en la interpretación psicológica de los arquetipos. Muy frecuentemente cuando tratamos con mitos, más que tratar con fenómenos físicos, estamos tratando con arquetipos, es decir, profundas realidades universales subyacentes y contenidas en el inconsciente colectivo humano y que son denominadas por las culturas bajo diferentes nombres. Estos arquetipos suelen tener siempre una analogía con las representaciones religiosas, ya sea del paganismo, del islam, o del budismo, todas comparten elementos comunes que no necesariamente surgen del sincretismo sino de procesos psicológicos como la contemplación, la revelación o de la intuición. Por lo tanto, estos hechos, de ninguna manera hacen que el cristianismo pierda todo su significado espiritual, sino que al contrario, demuestran que su validez es universal, misma que conserva toda su vigencia y vigor hasta el día de hoy, aunque no precisamente dentro de la interpretación exotérica, profana, degradada y enajenada de las iglesias y congregaciones actuales, sino únicamente en la interpretación esotérica.

El Sol

Hay que admitir también que existen paralelismos reales entre el Cristo y el Sol ☉, pero ello no significa que la figura de Cristo sea el Sol o que represente exclusivamente a éste, sino que antes bien, es al contrario: el Sol se ha tomado como un símbolo del Cristo. De hecho, ha resultado más coherente pensar que las antiguas religiones paganas también tomaron los fenómenos naturales como medios para representar ideas superiores, espirituales o arquetípicas, siendo consecuencia de esta simbolización mediante realidades materiales, una muestra más de que lo espiritual se correlaciona naturalmente con lo material y que contiene verdad.

La simbología de la luz y del Sol como representación de Cristo, y de su victoria sobre la oscuridad, tuvo un desarrollo significativo por parte de los cristianos, ya que fue inspirada en parte por algunos textos bíblicos tales como el salmo 18: "Ha hecho del Sol su morada" y Malaquías 4:2; "Para vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus rayos traerá la salud".

San Jerónimo (340-420 d. C.) queriendo explicar que el nacimiento de Cristo debe ser celebrado el 25 de diciembre dice: "Hasta aquel día (25 de diciembre) crecen las tinieblas y desde aquel día disminuye el error y viene la verdad. Hoy nace nuestro Sol de justicia" (Sermón, in Anecd. Mared III 2, 297). Y san Máximo de Turín (mitad del s. IV) afirma: "El tiempo nos advierte de que la Navidad de Cristo Señor está cerca. El mundo, con sus mismas angustias, habla de la inminencia de algo que lo renovará, y desea con una espera paciente que el esplendor de un Sol más fúlgido ilumine sus tinieblas… Esta espera de la creación también nos lleva a nosotros a esperar el surgimiento de Cristo, nuevo Sol" (Sermón 61a, 1-3).

Además, la mayoría de los templos paganos de la antigüedad se construían de manera que sus cabeceras, es decir, donde se colocaban el altar o la figura del dios, quedaran dispuestas hacia el oriente, así, el devoto quedaría de frente hacia esta misma dirección desde donde se le vería salir al Sol cada mañana. Los judíos, no deseando hacer lo mismo que los paganos, construyeron sus templos mirando hacia occidente, considerado como el lugar de las tinieblas y donde muere el Sol. No obstante, la práctica de rezar en dirección hacia el oriente tuvo gran difusión entre los cristianos. Incluso muchas catedrales y templos cristianos de Europa ostentan en sus fachadas otros vestigios más del paganismo, como zodiacos rodeando la imagen de Jesús y en estos casos no es extraño que a los 12 signos del Zodiaco se les identifique con los 12 apóstoles y a Jesús con el Sol, lo que es un caso de sincretismo poscristiano.

Luego, para "demostrar" que cuando se habla de Jesús en el Nuevo Testamento en realidad se está hablando del Sol, Zeitgeist termina aludiendo al Evangelio diciendo: "y puede verse viniendo entre las nubes, alto en el cielo, con su corona de espinas o… rayos solares…", mientras esto se asocia con imágenes reveladoras. En realidad se trata de comparaciones forzadas y no tienen relación con las auténticas similitudes.

Por último, existe otro libro que intenta convencernos de que el cristianismo no es más que una copia de los antiguos cultos solares, este es Jesus Christ: Sun of God, de David Fideler. Pero ahora el error proviene de algunos críticos de Zeitgeist que nos advierten que para demostrar esta serie de ideas se utiliza la frase en inglés ‘Sun of God’ (El Sol de Dios) en lugar de ‘Son of God’ (Hijo de Dios) pues ‘Sun’ (Sol) y ‘Son’ (Hijo) son fonéticamente idénticos. Esto es más bien es un juego de palabras usado simplemente para presentar ingeniosamente la teoría, pues sinceramente, no creo que quienes usen esas palabras sean tan poco inteligentes como para creer que eso constituya una prueba… ¿O sí?

Palingenesia

Regresando al motivo universal del dios que muere y resucita, la particular existencia de religiones mistéricas relacionadas con este tipo de deidades alrededor del mar Mediterráneo, llevó a algunos investigadores como Franz Cumont, a clasificar la figura de Jesucristo como un ejemplo sincrético de este arquetipo.

Varios mitos hablan de un dios o una figura mitológica que sufre una muerte trágica y que vuelve a la vida. Estos mitos son particularmente comunes en las mitologías de Oriente Próximo. El antropólogo James Frazer comparó estos mitos palingenésicos en su obra La rama dorada. El dios egipcio Osiris, el frigio Attis, el fenicio Adonis y el Tammuz mesopotámico son algunos ejemplos de ellos.

Esto era tan evidente que desde el principio de la era cristiana los padres de la Iglesia desarrollaron dos interpretaciones:

1. Por un lado, san Justino Mártir (100 ó 114-162 ó 168 d. C.) sostenía que todos esos mitos habían sido inspirados por el Diablo, el Padre de la Mentira, para sembrar la duda sobre la existencia histórica de Jesús:

"Habiendo oído que los profetas han proclamado la venida de Cristo […] [los demonios] presentan muchos que se hacen llamar hijos de Júpiter, bajo la impresión de que serían capaces de producir en los hombres la idea de que las cosas que se dijeron sobre Cristo eran meros cuentos fantásticos, como las cosas que son dichas por los poetas".
San Justino, La primera apología.

2. Por otro lado, san Agustín (354-430 d. C.)afirmó que Dios inspiró en el corazón humano esa revelación central sobre el sentido de la historia que, al mismo tiempo, se erigió en la promesa divina que se cumpliría con el advenimiento de Cristo.

Se recordará la tesis de san Justino debidamente expuesta en Zeitgeist, no obstante, la de san Agustín fue completamente omitida, tal vez con intención, con el fin de evitar desviar la atención del público hacia otras ideas diferentes u opuestas a la conclusión que se quería llegar con respecto al cristianismo.

Semina Verbi

Para san Agustín, el cristianismo existía mucho antes de que Cristo encarnara sobre la Tierra; «la religión verdadera existió desde el comienzo de la raza humana», y en todos los lugares y épocas hubo personas que «vivieron de acuerdo con las leyes de la Jerusalén celeste», añadiendo que esa verdad eterna revelada sólo empezó a llamarse cristiana cuando «Cristo vino en un cuerpo, pero ya existía».

No cabe duda de que esta interpretación abre las puertas al pluralismo y la tolerancia religiosa; ya sea porque los cristianos interpreten las mitologías antiguas como prefiguraciones proféticas del advenimiento de Cristo, o que se crea en muchas otras encarnaciones divinas en diversos avatares a lo largo de la historia. Esta idea también es compatible con los Evangelios, puesto que Jesús resucitado se aparece a sus discípulos en varias ocasiones bajo aspectos humanos que éstos no reconocen y, por otra parte, afirma que estará con los suyos hasta el final de los tiempos.

Este filósofo cristiano distingue entre dicho arquetipo celeste, el Cristo, y Jesús de Nazareth, su encarnación humana. Captar esta diferencia es crucial, ya que «ser cristiano» significa aspirar a encarnar este misterio en la propia existencia y con medios propios, lo que se denomina Imitatio Christi (Imitación de Cristo). Cristo es una fuerza que reside dentro de cada ser humano y que espera ser despertada y liberada, porque Cristo es una representación de la humanidad, de sus sufrimientos y de sus glorias (Ecce homo, Juan, 19: 5.) es el emblema de lo más noble y perfecto que existe en el hombre. Por eso, Jesús enseñaba a «hacerse como él» y definía su misión en función del arquetipo que encarnaba: «Yo soy el camino, la verdad y la vida» (Juan, 14: 6-14).

Es fácil que la mención de Cristo, dice Carl G. Jung, tenga una significación más profunda que la del sencillo recuerdo moral: aquí se trata, en efecto, de la Individuación, que es ese proceso puesto continuamente ante los ojos del hombre en la expresión dogmática y del culto de la vida de Cristo. Claro está que el acento significativo y particular defendido por la Iglesia caía sobre "la realidad histórica" de la existencia del Redentor, con lo que su naturaleza simbólica y significación esotérica quedaba en las tinieblas, aunque el haberse hecho Dios hombre constituyera una parte esencial del symbolon (de la confesión de fe).

Obviamente, los paralelismos que existen entre Cristo y otros dioses no tienen relación con la cuestión de la historicidad de Jesús y no constituyen una prueba de su inexistencia histórica. Incluso la interpretación de la crucifixión como un suceso histórico en modo alguno descarta su subsiguiente mitificación. En particular, el famoso apologista y autor de las Crónicas de Narnia, C. S. Lewis, creía, tras su conversión al cristianismo, que la resurrección pertenecía a esta categoría de mitos, con la propiedad añadida de haber sucedido realmente en la historia: «si Dios elige ser "mitopéyico" —¿y no es el propio Cielo un mito?—, ¿rechazaríamos ser "mitopáticos"?»

No obstante, la eficacia del dogma no se funda en modo alguno en la realidad histórica, sino sobre la realidad simbólica, en virtud de la cual es la expresión de un fenómeno psíquico relativamente ubicuo que existe aún sin la existencia del dogma. Hay, pues, tanto un Cristo precristiano como un Cristo no cristiano, en la medida en que Cristo es un hecho psíquico que existe por sí mismo. Por lo demás también la doctrina de la prefiguración se basa en este pensamiento.

Por si fuera poco, Peter Joseph, escasamente pudo ofrecer los verdaderos paralelismos que realmente existen entre la figura de Cristo y otros dioses paganos como Mithra, antes bien los exageró e inventó otros tantos con el fin de respaldar la idea de una supuesta "conspiración cristiana" cuyo propósito sería el "control de las conciencias".

He aquí las falsedades mitológicas de Zeitgeist:

Horus

Afirmación de Zeitgeist: Horus nació el 25 de diciembre, de la virgen Isis-Meri. Su nacimiento fue acompañado por una estrella en el oriente, la cual ayudó a tres reyes a ubicar al salvador recién nacido para adorarlo. A los 12 años era un maestro prodigio. A los 30 años fue bautizado por Anup y así comenzó su ministerio. Horus tenía 12 discípulos que viajaban con él realizando milagros como curar enfermos y caminar sobre el agua. Horus fue conocido con muchos nombres como La Verdad, La Luz, El Sagrado Hijo de Dios, El Buen Pastor, El Cordero de Dios y muchos otros. Después de haber sido traicionado por Typhon, fue crucificado, enterrado por tres días y resucitado.

Realidad: No hay acuerdo entre los egiptólogos sobre la fecha de nacimiento de Horus. No obstante, la mitología sugiere que no fue en invierno, ni mucho menos en un día egipcio equivalente al 25 de diciembre. Algunos egiptólogos piensan que, de acuerdo con el calendario del Antiguo Egipto, Horus el Viejo había nacido en verano, concretamente, en el segundo de los cinco días epagómenos (29 de julio) (Según Plutarco (46-120 d.C) en De Iside et Osiride). El calendario egipcio estaba dividido en tres estaciones compuestas por cuatro meses. El mes era de 30 días y cada uno era de 3 semanas de 10 días cada una. El año solar era de 360 días más los 5 días epagómenos, que van desde el 28 de julio al 1 de agosto. Estos días se consideraban como el aniversario de los dioses Osiris (28 de jul), Seth (30 de jul), Isis (31 de jul) y Nephtys (1 de ago).

Con el nombre de Horus, los grecorromanos unificaron a todas las manifestaciones del dios egipcio solar Heru (Heru el Viejo, Horus niño, Ra-Haractes, etc). El nacimiento de Horus niño (Harpócrates/Harpajered) fue el día de la fiesta de Renenutet, celebrada el primer día del mes de Pachons. Según el calendario de celebraciones, ese día es el cuarto día de Peret, que corresponde a un día entre el 27 de marzo y el 25 de abril.

"Nació de la virgen Isis-Meri"

En ninguna parte de la mitología egipcia se especifica que Isis fuera virgen, de hecho la mitología del nacimiento de Horus contradice esta idea. Tampoco existe ninguna manifestación de ella conocida como "Isis-Meri". Isis era esposa y hermana de Osiris, quien fue asesinado por su hermano Seth para luego seccionarlo en 14 pedazos y esparcirlos por todo Egipto. Posteriormente, con la ayuda de Thot, (O Nephtys y Anubis, según la versión) Isis reune los pedazos con excepción de aquel correspondiente al falo, así que fabrica uno de papiro, oro o madera de sicómoro (dependiendo de la versión), y con él realiza el acto sexual en forma de ave para quedar embarazada de Horus. En otras versiones, Isis revivifica la momia de Osiris poniendo el falo fabricado en su boca, y después lo introduce en su cuerpo.

Es verdad que Horus nació de manera milagrosa, como es común en casi todos los dioses y héroes mitológicos, pero es muy distinto a decir que Horus nació de una virgen.

Luego, Zeitgeist llama "Isis-Meri" a Isis, queriendo insinuar que Isis y María son la misma figura mitológica o que están relacionadas porque el nombre se parece. Ciertamente Isis, al igual que María representan la figura de la Madre arquetípica, pero esto no significa que María haya surgido como un plagio de Isis. En realidad la palabra egipcia "meri" significa "amado", por lo que Isis meri no es "Isis-María", sino "Amada Isis". Meri no es parte del nombre de Isis, sino un apelativo que se le añade también a otros dioses, tal como se muestra en el caso del dios Ptah:

E. A. Wallis Budge, Rosetta Stone. British Museum.

No obstante, es probable que el origen del nombre propio María (o Mary en inglés), sí esté relacionado con el adjetivo egipcio meri, ya que María proviene directamente del nombre propio hebreo Miriam o bien Maryam (MRYM), que se ha traducido a veces como "estrella del mar", "mariposa", "amarga", "elegida", "señora", "la rebelión de ellos", pero también y más extensamente como "amada de Dios" (meri = "amado"). De este modo, lo que deriva de la palabra meri es tan sólo el nombre propio, y no ningún tipo de figura religiosa-mitológica relacionada con Isis. El nombre propio existía ya desde el tiempo de la confección del Éxodo en el que vemos a la hermana de Moisés y Aarón con ese nombre, mucho antes de la aparición de la figura de la madre de Yeshua (Jesús).

Más adelante, y siguiendo esta idea de la supuesta "Isis-Meri" se afirma que "en las paredes del templo de Luxor en Egipto, hace aproximadamente 3.500 años, se tallaron las imágenes de la anunciación, la inmaculada concepción, el nacimiento, y la adoración de Horus. Las imágenes comienzan con Thot anunciándole a la virgen Isis que concebirá a Horus, después Kneph, el espíritu santo, impregna a la virgen, luego de lo cual la virgen da a luz y se adora al niño".

La verdad es que la inscripción del templo de Luxor no describe la concepción de Isis ni el nacimiento de Horus, sino el mítico nacimiento del faraón Amenophis III (Amenhotep III) de la XVIII dinastía, como resultado de la unión del dios Amón con su madre humana, la reina Mutemuia.

En esta imagen, localizada en la llamada "Cámara del Nacimiento Divino" o "Sala de la Teogamia" (Unión con el dios), Amón llega con la reina Mutemuia a la que Thot, el dios de cabeza de ibis, le anuncia su futuro destino de madre.

Entonces Amón le ordena a Knum, "el divino alfarero" que modele en el torno al niño en gestación y su ka, su "doble", que representa su esencia divina e inmortal o alma. Luego Knum procede a colocar el alma dentro del feto divino por medio del ankh, el símbolo de la vida. No es el espíritu kneph, "el soplo divino", el que fecunda o "impregna" a la reina, el kneph sólo es lo que le da vida a la materia con la que está hecha el cuerpo del nuevo rey ya modelado en el vientre de la reina, fecundada sólo por Amón por medios naturales. Knum sólo une ese cuerpo con el alma. Finalmente, la reina, con la ayuda de las diosas Hathor, Isis y Nephtys da a luz a su hijo divino Amenophis III, hijo del rey de los dioses, así reconocido por el padre Amón.

La posterior escena de la "adoración", tal como se adoraba al faraón como a un dios, involucra quizás deidades menores o incluso oficiales de alto mando, pero de ninguna manera "reyes" o "magos" y de ninguna manera sólo tres.

"Estrella en el este"

No existe registrada ninguna mención sobre una estrella durante el nacimiento de Horus, aunque si se toma en cuenta la versión de Plutarco, Horus habría nacido el 29 de julio, durante el período en el que Sirio aparece por el horizonte oriental después de su período de invisibilidad (Orto helíaco). No obstante, según el relato del evangelio de Mateo la descripción de la ubicación de la estrella es contraria a esto: Los sabios-magos llegan a Belén desde Oriente, donde vieron la estrella que seguirían, entonces ésta no podría estar en Oriente, sino en Occidente. En cualquier caso, el nacimiento de Horus junto a la aparición de Sirio contradice una vez más la idea de que nació el 25 de diciembre.

"Bautizado a los 30 años por Anup"

Anup es el nombre egipcio de Anubis. "Bautizar" del griego βαπτιζειν o βαπτειν, significa literalmente "sumergir" (en el agua). No existe registro de que Horus fuera sumergido bajo el agua, ni por Anubis ni por ningún otro. Zeitgeist evidentemente intentó asociar, de manera muy forzada, la figura de Anubis con la de Juan Bautista. Por otra parte, Acharya S. afirma que Horus fue en realidad "ungido" por el dios Anubis, un acto que, según ella, le otorgó autoridad y le convirtió en HR KRST ("Horus Karast") que significaría "Horus el Ungido". De este título habría surgido el posterior título Xριστoς (Xristos o Christos), término griego que significa "Ungido". No obstante, si bien "Christos" significa "Ungido", en realidad KRST es la palabra para "entierro" o "inhumación" (la palabra "ataúd" se traduce como "KRSW") y no está relacionada con el título griego "Christos" o el hebreo "Mesías" (משיח, "Mashiah": "Ungido"). No hace falta decir también que el bautismo y la unción son cosas completamente distintas.

"Doce discípulos"

Ciertamente doce dioses formaban el panteón egipcio, pues es verdad que el doce es un número solar sagrado, pero Horus no tenía doce discípulos. Tuvo cuatro seguidores semidivinos conocidos como los Shemsu-Hor.

"Conocido como La Verdad, La Luz, El Sagrado Hijo de Dios, El Buen Pastor, El Cordero de Dios, etc."

En realidad los títulos que recibió eran estos: "El Único en las Alturas", "el Elevado", "el Distante", "Señor del Cielo", "Señor de las Estrellas Circumpolares".

"Crucificado, enterrado por tres días y resucitado"

Falso. Al parecer, la fuente que usa Zeitgeist para decir que Horus fue crucificado es The Origin and Evolution of Religion de Albert Churchward, quien afirma que la representación de Horus crucificado no se encuentra en fuentes egipcias sino que está en un grabado maya… en forma de dios elefante… Creo que no es necesario explicar que, en primer lugar, los mayas no tenían ningún dios llamado Horus, porque Horus es exclusivamente egipcio. Segundo, no existe ningún dios en la mitología maya que fuese crucificado, porque la crucifixión era una forma de ejecución del viejo mundo. Tercero, para que un animal sea representado como dios es necesario antes haber visto a ese animal y en América, en tiempos de los mayas, no había elefantes.

Sin embargo, la idea de que fuese "crucificado", lejos de las muy cuestionables fuentes de Zeitgeist, puede responder al hecho de haber sufrido una mutilación significativa y simbólica que corresponde ciertamente a la ablación o inmolación, un suceso recurrente en la mitología y que representa una extraordinaria transformación espiritual que deja una marca muy profunda en el alma del personaje mítico o del iniciado y con la cual su vida nunca vuelve a ser normal. Muchos dioses heroicos y casi todos los protagonistas redentores o "elegidos" sufren esta mutilación, total o parcial. En este caso, Horus, al llegar a la mayoría de edad y ayudado por los Shemsu-Hor, lucha contra Seth en una formidable batalla para recuperar el trono de su padre asesinado (o bien para vengar su muerte), y en la cual, Seth le arranca a Horus uno de sus ojos.

"Traicionado por Typhon"

Typhon o Tifón, es el nombre que los griegos le dieron a un dios monstruoso, hijo de Gea, la Tierra y de Tártaro, el vacío inferior. Cuando los griegos conocieron las divinidades egipcias, observaron grandes similitudes entre Typhon y el dios egipcio Seth de manera que los identificaron el uno con el otro (ejemplo de sincretismo denominado Interpretatio græca). Por lo tanto, Typhon es el nombre griego de Seth.

Al final de la batalla anteriormente referida entre Horus y Seth, ambos dioses se reconcilian. No hay ningún indicio sobre una traición de parte de Seth hacia Horus, en todo caso, sería hacia su padre Osiris, cuando fue asesinado por él.

Por último, cabe notar que Zeitgeist en lugar de presentar la imagen de Horus, presenta la imagen del dios Ra, y también su mitología.

En la iconografía egipcia, Ra es representado como un halcón con el disco solar sobre su cabeza, mientras que Horus es representado como halcón con la corona roja (Desheret) del Bajo Egipto y la corona blanca (Hedyet) del Alto Egipto fusionadas (Sejemty) como símbolo de Señor de todo el Imperio. Ra era el dador de vida en Egipto, el verdadero dios Sol y Horus era su protector en su recorrido diario por el firmamento. Cierto es que en algún momento, se llegó a confundir e identificar a ambas figuras y a fusionarlas mutuamente en una sola figura denominada Ra-Horactes, tal como ocurrió también dentro de la mitología griega con las figuras del dios Sol Helios y el dios de la luz Apolo.

Durante el día Ra cruza el cielo con su barca solar, mandyet, en tanto que por la noche viajaba en otra barca, Mesketet, a través de la Duat (Inframundo). Según los momentos del viaje, Ra encarnaba tres entidades diferentes: Jepri al amanecer, Horajty al mediodía, Atum al anochecer. Horus defiende la barca de Ra, incluso con la ayuda de su malvado tío Seth, contra la gran serpiente Apofis (Apep), la cual intenta diaramente detener el avance de la barca. Tras derrotarla, Ra asciende de nuevo al firmamento cada mañana por el Este. Por lo tanto, como vemos, no es Horus que al derrotar a Seth, el Sol asciende de nuevo. Ninguno de los detalles mencionados por Zeitgeist se encuentran ni en los Textos de las Pirámides ni en la versión más moderna elaborada por Plutarco (De Iside et Osiride).

  • Nacido el 25 de diciembre: No.
  • Madre virgen: No.
  • Estrella en el Este: No.
  • Tres reyes: No.
  • Maestro prodigio a los 12 años: No.
  • 12 discípulos: No.
  • Milagros: Sí. Como en casi todas las figuras divinas, los milagros no son cosa especial o rara.
  • Crucificado: No. No obstante, como hemos visto, sufrió una mutilación.
  • Muerto tres días tras los cuales resucitó: No murió y por lo tanto, no resucitó. Fue su padre Osiris quien murió y resucitó.
  • Figura solar: Sí.

Attis

Afirmacion de Zeitgeist: Attis de Frigia, nacido de la virgen Nana el 25 de diciembre, crucificado, puesto en una tumba y después de 3 días, resucitado.

Realidad: Según James Frazer, su nacimiento se celebraba en Roma el 21 de marzo, durante el equinoccio de primavera. Las Fiestas de Attis se celebraban en Roma desde el 15 hasta el 27 de marzo. A lo largo de ellas se iban cumpliendo determinados ritos y ceremonias con los que se reproducían los actos principales de la vida de este dios-hombre: nacimiento, emasculación, muerte y resurrección.

Según Mircea Eliade, fue concebido cuando su madre, Nana (una epifanía de la Gran Madre), hija del río Sangario, comió una almendra de un árbol que creció en la tierra fertilizada por la sangre del monstruo hermafrodita Agdistis cuando fue castrado por decisión de los dioses para convertirlo en la diosa Cibeles (Magna Mater). Ciertamente se trata de una concepción inusual o milagrosa y no hubo sexo en ella, por lo que puede admitirse que nació de una virgen (Partenogénesis).

Otra versión apunta que fue concebido cuando el falo cortado de Agdistis cayó en un árbol y tras poner el fruto del árbol en su pecho, el cual desapareció, Nana quedó embarazada.

Otra variante señala que Attis nació a partir de una semilla de almendra que cayó de un árbol como consecuencia del derramado de semen del dios Zeus sobre la semilla.

Cuando creció, Attis celebró sus bodas con la hija del rey. Pero siendo también amante de Cibeles, su sirviente y conductor de su carroza tirada por leones, ella se introdujo en la sala del festín. Los asistentes se sintieron arrebatados por la locura, el rey se amputó los órganos genitales, Attis huyó y Cibeles le obligó a que se castrara a sí mismo (la ya referida mutilación, inmolación, ablación o mortificación), lo que hizo finalmente bajo un pino (que bien coincide con el arquetipo de la "cruz"; el stauros. El pino de Attis llegó a ser visto después como análogo a la Cruz de Cristo; Ver sección sobre la Cruz), por lo que murió desangrado. Arrepentida de sus celos, Cibeles trata de resucitarlo, pero Zeus se opone a ello y permite tan sólo que el cuerpo de Attis permanezca incorrupto; el único signo de vida que en él se advertirá en adelante será el crecimiento de sus cabellos y el movimiento de su dedo meñique. Algunas versiones afirman que Zeus lo convierte en pino después de morir, renaciendo así, en forma de este árbol.

El primer día de las fiestas de Attis (canna intrat, "la entrada de la caña"), la cofradía de los canóforos llevaba al templo unas cañas recién cortadas; según la leyenda, Cibeles había encontrado al niño abandonado a la orilla del río Sangario. Pasados siete días, la cofradía de los dendróforos llevaba desde un bosque un pino recién cortado (arbor intrat). El tronco iba envuelto en bandas, como un cadáver, y a su mitad aparecía adosada una efigie de Attis. El árbol representaba al dios muerto. El 24 de marzo, el "día de la sangre" (dies sanguinis), los sacerdotes (galli) y los neófitos se entregaban a una danza salvaje al son de flautas, címbalos y tamboriles, se flagelaban hasta sangrar y se hacían cortes en los brazos con cuchillos. Cuando el frenesí llegaba al paroxismo, algunos neófitos se amputaban, de una forma completamente antinatural, los órganos genitales y los presentaban como oblación a la diosa.

A las lamentaciones fúnebres de la noche del 24 al 25 de marzo sucedía bruscamente una explosión de gozo cuando, al amanecer, se anunciaba la resurrección del dios. Era el día "de la alegría" (hilaria). Después de un día de descanso (requietio), el 27 se celebraba una procesión hasta el río, en el que era lavada una estatua de Cibeles (lavatio). Según algunos autores, las iniciaciones individuales se celebraban el 28 de marzo: el neófito era consagrado mediante la sangre de un toro o de un carnero sacrificados (taurobolium o criobolium). Probablemente este sacrificio reemplazara a la automutilación del mystes, ya que éste ofrecía a la diosa los órganos sexuales de la víctima.

El mito de Attis es uno de tantos que responden a los cultos ctónicos de la Gran Madre, y constituye la base de una religión de salvación que se hizo muy popular durante los primeros siglos de la era cristiana en todo el Imperio romano. Puesto que Agdistis no es otra cosa que una epifanía de la Gran Madre andrógina, Attis es a la vez el hijo, el amante y la víctima de Cibeles. El complejo mítico-ritual ilustraba el misterio de la vegetación; la sangre y los órganos sexuales ofrecidos a Cibeles aseguraban la fertilidad de la Tierra Madre.

Mucho antes de ser introducido en Roma, el culto de Attis y de Cibeles se había propagado ya por Grecia, donde sufriría probablemente ciertas modificaciones. Lo mismo en Grecia que en Roma, la repulsión que inspiraban los ritos cruentos de emasculación y los sacerdotes eunucos, había mantenido a Attis en una posición subordinada y durante mucho tiempo no tuvo un culto público en Roma.

  • Nació el 25 de diciembre: No.
  • Madre virgen: Sí.
  • Crucificado: No. Emasculación bajo un pino.
  • Muerto tres días: En efecto murió, pero el tiempo entre su muerte y su resurrección durante la celebración de los misterios es del 24 al 25 de marzo. No son tres días.
  • Resucitado: Sí. Aunque se duda si este mito está influido por el cristianismo.
  • Figura solar: No, aunque se le relaciona con el equinoccio de primavera.

Krishna

Afirmación de Zeitgeist: Krishna, de India, nacido de la virgen Devaki, con una estrella en el este anunciando su llegada, realizaba milagros con sus discípulos y después de su muerte, resucitó.

Realidad: Krishna ("el Oscuro", "el de piel oscura") es el octavo avatar, es decir, la octava reencarnación de Vishnú. Según la tradición hindú, Krishna nació en un día equivalente al 18 o 21 de julio del año 3228 a.C. fecha conocida como Janmashtami

"Nacido de la virgen Devaki"

Krishna pertenecía a la familia real de Mathura, y Devaki, su madre, era una princesa. Devaki estaba casada con Vasudeva y antes del nacimiento de Krishna ya tenían siete hijos, por lo que no era virgen.

Al respecto de esta supuesta "Virgen Devaki", parece ser que, tal como hemos visto antes, la primeras fuentes documentales que pueden encontrarse de ella son la obra de Thomas William Doane, Bible Myths And Their Parallels In Other Religions y la obra capital de Édouard Schuré, Les Grands Initiés (1889).

Es cierto que Krishna nació de forma milagrosa, y como se ha dicho, no es algo raro en figuras importantes.

"Después de su muerte resucitó"

En la religión hindú las almas de los humanos reencarnan en un ciclo llamado Samsara. Según la tradición, Vishnú encarna en el cuerpo del noveno avatar, que sería el de Buddha, pero la reencarnación no es una resurrección y no es equivalente. No obstante, en el Mahabharatha (Libro 16: Mausala Parva) se describe sólo una "ascención" después de que Krishna fuese asesinado accidentalmente por un cazador llamado Jara. Mientras el alma de Krishna ascendió al Cielo, su cuerpo físico fue cremado por Arjuna.

  • Nacido el 25 de diciembre: No.
  • Madre virgen: No.
  • Estrella en el este: No.
  • Resucitó: Posible.
  • Figura solar: No.

Dioniso

Afirmación de Zeitgeist: Dionysus de Grecia, nacido de una virgen el 25 de diciembre, fue un maestro viajero que realizaba milagros como transformar el agua en vino. Títulos: "Rey de reyes", "Hijo único de Dios", "Alfa y Omega", y muchos otros. Después de su muerte, resucitó.

Realidad: Según escritos del s. VI, el nacimiento de Dioniso, conocido por los romanos como Baco, se ubica el 6 de enero. Se proclamó dios viviente y regalaba vino. Viajó por varias partes del Mediterráneo enseñando a cultivar la vid y a producir vino.

"Nacido de una virgen"

Depende del mito. En uno de ellos Zeus seduce a Sémele y evidentemente le quita su virginidad. En otro, Zeus la deja embarazada dándole a beber un brebaje, y en esta versión sí sería hijo de una virgen.

"Rey de Reyes"

Esto es un superlativo hebreo, una figura literaria que proviene del Antiguo Testamento: "dios de dios, luz de luz". Sería muy extraño que se le aplicara a un dios pagano.

"Hijo Único de Dios"

Absurdo. Dioniso era hijo de Zeus y éste tuvo innumerables hijos además de Dioniso: Hércules, Apolo, Artemisa, Atenea, Perséfone, Perseo, Helena, Minos, las nueve Musas, Hefestos, Ares, Hebe, etc.

"Alfa y Omega"

Alfa y Omega (Α Ω) significa "el principio y el fin", pues el alfa y la omega son la primera y la última letra del alfabeto griego. A Dioniso nunca le aplicaron este título.

"Resucitó"

En algunas versiones, murió cuando lo despedazaron e hicieron un caldo con sus pedazos. Su madre Sémele reunió sus pedazos y lo revivió (un paralelismo compartido con el mito de Osiris). En otras, fue revivido por medio de su corazón. Se volvió inmortal por su fama.

La transformación del agua en vino

Una de las características principales de Dioniso es que él es el dios del vino, su creador, además de ser el inspirador de la locura ritual y el éxtasis. Dioniso realiza milagros como convertir el agua en vino, lo cual es un paralelismo claro con el Nuevo Testamento, el cual narra que Jesús realiza el milagro de transformar agua en vino durante las Bodas de Caná. Este hecho sólo aparece en el evangelio de san Juan, el cual es el que más difiere de los otros tres por ser el más tardío. Es muy posible que esta idea se haya transferido al cristianismo por sincretismo ya que el culto de Dioniso es anterior a Jesús. Martin Hengel argumentó que la religión dionisíaca y el cristianismo son "significativamente paralelos", afirmando que "Dioniso había estado en su casa de Palestina durante mucho tiempo" y que el judaísmo fue influido por las tradiciones dionisíacas.

Por otro lado, el investigador moderno Barry Powell cree que las nociones cristianas de comer y beber la Carne y la Sangre de Jesús fueron influidas por el culto a Dioniso. En otro paralelismo, aduce Powell, Dioniso fue también peculiar entre los dioses griegos, como deidad comúnmente percibida dentro de sus seguidores.

En el siglo XIX, Bultmann y otros compararon ambos relatos y concluyeron que la teofanía dionisíaca estaba transferida a Jesús. En Élide, durante las Tías, el festival de Dioniso, los sacerdotes colocaban tres tarros en una habitación sellada y al día siguiente aparecían milagrosamente llenos de vino. En Andros y Teos el agua que brotaba de la fuente en el templo de Dioniso cambiaba a vino en los días festivos, 5 y 6 de enero, así como las Bodas de Caná se ubican en el 6 de enero en el calendario cristiano, así como también la Epifanía y la Natividad oriental.

Heinz Noetzel discrepa, argumentando que Dioniso nunca transformó realmente el agua en vino. Martin Hengel replicó que las tradiciones opuestas serían anacrónicas, y que dado que todos los palestinos estaban familiarizados con la transformación del agua en vino como un milagro, se esperaba que el Mesías lo realizase.

Peter Wick argumenta que el uso del simbolismo del vino en el Evangelio de Juan, incluyendo la historia de las Bodas de Caná en la que Jesús transforma el agua en vino, tiene la función de mostrar a Jesús como superior a Dioniso.

Por último, Zeitgeist muestra una curiosa imagen en la cual aparece una figura crucificada y que supuestamente representa a Dioniso. En efecto representa a un dios griego, pero no se trata sólo de Dioniso sino de una deidad sincrética compuesta por Orfeo, de los misterios órficos, y por Baco/Dioniso. Desde luego es innegable que la figura se parece mucho a un crucifijo cristiano, sólo que el objeto en cuestión es un amuleto del siglo III d. C., o sea, es un objeto poscristiano y no precristiano, lo que significa que, en éste caso, los cultos mistéricos sí tomaron prestadas algunas características de la nueva religión cristiana y las adoptaron a Orfeo en su creencia de que Cristo, Orfeo y Baco eran la misma figura arquetípica, y no, como desea indicar Zeitgeist, que por ser Dioniso/Baco (u Orfeo) un dios precristiano, fueron los cristianos los que plagiaron sus características ¡hasta en los detalles iconográficos!. También cabe añadir que, en la mitlogía original, Orfeo murió desmembrado (Como Dioniso y Osiris) y no crucificado.

  • Nació el 25 de diciembre: No.
  • Madre virgen: Posible.
  • Milagros; convirtió agua en vino: Sí.
  • Crucificado: No.
  • Muerto tres días: No.
  • Resucitado: Posible.
  • Figura solar: No.

Mithra

Afirmación de Zeitgeist: Mithra de Persia, nació de una virgen el 25 de diciembre, tuvo 12 discípulos y realizó milagros. A su muerte fue enterrado por 3 días, después de los cuales resucitó. También fue conocido como La Verdad, La Luz, y muchos otros. Es interesante que el día sagrado dedicado a Mithra fuese el domingo -"Sunday", día del Sol-.

Realidad: En los textos sagrados del Avesta, Mitra aparece como el principal yazata ("benefactor") o buen espíritu y gobernante del mundo. Por orden del Sol, Mitra sacrifica al toro sagrado de cuyo cuerpo surgieron todas las plantas y animales, creando así al Universo. Tras la conquista de Asiria en el s. VII a.C. y de Babilonia en el s. VI a.C., Mitra se convirtió en el dios del Sol, que era venerado en su nombre. Los griegos de Asia Menor lo asimilaron con Helios y colaboraron en la difusión de su culto. Fue conocido y adoptado en Roma hacia el año 62 a.C. gracias a la devoción que le profesaban los piratas de Cilicia capturados por el general Pompeyo el Grande y su culto se extendió con gran rapidez por todo el Imperio incluyendo sus provincias. Mitra y el Sol Invictus pudieron haberse asimilado luego, con lo que el nacimiento de Mitra se celebró el día del Sol Invictus (25 de diciembre), aunque a pesar de esta fusión, el culto a Mitra continuó realizándose por separado. Con el mitraísmo, el culto al Sol en Roma tuvo su mayor auge, pues fue una de las más importantes religiones del Imperio llegando a rivalizar con el cristianismo hasta el s. IV. d.C. Aún hay debate sobre el nivel de influencia que recibieron ambas religiones, una de otra.

El mitraísmo era casi exclusivamente un culto secreto reservado a los soldados y estaba prohibido para las mujeres, por lo que habría sido muy difícil la propagación de este culto por el mundo. A pesar de ello, los apologetas cristianos como Justino, temían la posible competencia, pues veían en estos Misterios una imitación "diabólica" de algunos sacramentos. En efecto, existía un bautismo que introducía al neófito a una nueva vida (iniciación a los Misterios). El uso sacramental del pan y el agua en el mitraísmo se percibió como una eucaristía. Tertuliano habla de la "oblación del pan". El banquete ritual de los iniciados conmemoraba el celebrado por Mitra y Sol después del sacrificio del toro. Y hacia el siglo II ambas religiones ya compartían creencias escatológicas semejantes sobre el fin del mundo, el juicio final y la resurrección de los muertos.

"Nacido de una virgen"

No en todas las versiones. En las originales del zoroastrismo o mazdeísmo persa, Mitra nace de una piedra (de petra natus) en una cueva y con forma ya adulta como creación directa del dios Ahura Mazda/Ormuz. La cueva posteriormente fue comparada al pesebre cristiano de Belén. En la védica, Mitra era hijo de la diosa madre Aditi, que no era virgen. En otras, es hijo de Ahura Mazda y Anahita, y en un templo seleúcida al este de Irán se ha encontrado una dedicatoria a "Anahita, inmaculada virgen madre del dios Mithra".

"Conocido como "la luz", "la verdad", etc."

Es posible, pues Mithra era un dios de la Luz, la cordura, la verdad y la salvación.

"Día de adoración: Domingo o "día del Sol" (Sun-day)

En efecto, el domingo es un día dedicado al Sol. En la antigüedad los días eran dedicados a cada uno de los siete planetas (Sol ☉, Luna ☾, Marte ♂, Venus ♀, Mercurio ☿, Júpiter ♃ y Saturno ♄).

En síntesis, si bien Mitra posee varios paralelismos con Cristo, se debe considerar y enfatizar que la figura de Mitra se encuentra en tres culturas principales distintas, a saber: Persia, India y Roma, y sólo la versión romana de Mitra (62 a.C.) de los Misterios de Mitra, es la que presenta similitudes más marcadas con la tradición cristiana puesto que ambas tradiciones compitieron por su prevalencia. Este Mitra no es el mismo que el Mitra persa, ni tampoco es igual al Mitra védico; aunque los tres comparten el mismo origen, en las tres culturas es distinto su culto y por ende, su mitología. En lugar de que Zeitgeist presente las semejanzas que existen en realidad entre Cristo y el Mitra romano por sus mutuas influencias, selecciona de las distintas versiones aquellos datos que le convienen para apoyar su tesis.[3]

Por otro lado, es probable que haya sido el judaísmo, y no el cristianismo directamente, la religión que se vio influenciada por las creencias soteriológicas zoroastristas de la salvación y el mesianismo. Zeitgeist hace comparaciones, relaciones y similitudes muy forzadas (la madre virgen) o bien, sólo las inventa (los 12 discípulos, la resurrección y la muerte durante tres días), pues las similitudes que de verdad existen entre el cristianismo/catolicismo y el mitraísmo romano no le eran útiles para defender las teorías astroteológicas que se exponen más adelante.

  • Nació el 25 de diciembre: Sí.
  • Madre virgen: Generalmente no.
  • 12 discípulos: No.
  • Crucificado: No. (Mitra sacrifica al toro primordial con el que crea al Universo, el paralelismo es la Inmolación)
  • Muerto tres días y resucitado: No murió, por lo tanto, no resucitó. Curiosamente Zeitgeist cita falsamente la obra de James Frazer como referencia de esta afirmación.
  • Figura solar: Sí.

Jesús-Cristo

Afirmación de Zeitgeist: Jesucristo nació de la Virgen María un 25 de diciembre en Belén. Su nacimiento fue anunciado por una estrella en el Este la cual tres reyes siguieron para ubicar y adorar al nuevo Salvador. Fue maestro a los 12 años; bautizado a los 30 por Juan el Bautista y a partir de entonces comenzó su ministerio. Jesús tenía 12 discípulos que viajaban con él y realizaba milagros como curar a enfermos, caminar sobre el agua y levantar muertos. También conocido como el Rey de reyes, Hijo de Dios, la Luz del mundo, Alfa y Omega, Cordero de Dios y muchos otros. Después de ser traicionado por Judas y vendido por 30 monedas de plata, fue crucificado, puesto en una tumba, y luego de tres días resucitó y ascendió al cielo.

Realidad: A decir verdad, casi todo lo que dice Zeitgeist sobre Jesús es correcto, a excepción de dos tradiciones posteriores añadidas por los padres de la Iglesia y una malinterpretación sobre la Estrella de Belén.

  • Nacido el 25 de diciembre: No. Los Evangelios no especifican la fecha exacta del nacimiento de Jesús. El 25 de diciembre no se tomó como fecha oficial del nacimiento de Jesús, sino hasta el siglo IV, casi tres siglos y medio después de la aparición del cristianismo.
  • Madre virgen: Sí.
  • Estrella en el Este: No. El relato habla de que los sabios-magos vieron una estrella desde Oriente, es decir donde ellos se encontraban, no que la estrella estuviera posicionada hacia el Oriente.
  • Tres reyes le adoraron: No eran reyes sino sabios o magos, y no se sabe el número de sabios-magos que le adoraron, sólo el número de regalos que le llevaron.
  • Maestro prodigio a los 12 años: Sí.
  • 12 discípulos: Sí.
  • Milagros: Sí
  • Títulos referidos: Correctos.
  • Crucificado: Sí.
  • Muerto tres días tras los cuales resucitó: Sí
  • Figura solar: Sí debido a un sincretismo poscristiano, no precristiano.

II. Astrología y Astronomía

El nacimiento de Jesús y la Estrella de Belén

Como recordaremos, Zeitgeist hace cuatro afirmaciones respecto a la Estrella de Belén:

  1. La Estrella de Belén es Sirio, la estrella más brillante durante el cielo nocturno.
  2. El 24 de diciembre, Sirio "se alinea con las tres estrellas que forman el cinturón de Orión".
  3. A estas estrellas brillantes se les ha conocido también como los "Tres Reyes".
  4. De esta alineación, si se extiende una línea hacia el horizonte terrestre apuntará con exactitud al lugar donde nace el Sol el 25 de diciembre.

Aquí hay dos grandes errores astronómicos que debemos señalar:

  1. A diferencia de lo que dice Zeitgeist, las tres estrellas del cinturón de Orión nunca se alinean con Sirio en determinada fecha, puesto que éstas siempre están alineadas: estas estrellas no se mueven unas respecto a otras.[2]
  2. Estas cuatro estrellas alineadas jamás apuntan al Sol el día 25 de diciembre, porque hace aproximadamente, digamos, dos mil años, cada 25 de diciembre el Sol se encontraba sobre la constelación de capricornio y actualmente, por la precesión de los equinoccios, en sagitario. Dos constelaciones que se encuentran en el lugar opuesto a la ubicación del cinturón de Orión y de Sirio. Es cierto que estas estrellas sí apuntan al lugar donde nace el Sol, aún estando a horas de su salida, pero lo hacen también el 20, 21, 22, 23, 24, 26, 27, 28 de diciembre y no únicamente el 25, (esto se nota incluso en noviembre) y puesto que el movimiento aparente de las estrellas es circular, no apuntarán únicamente a ese lugar en especial sino a varios en diferentes horas. Así que ¿Qué razón existe para elegir el día 25 de diciembre como un día especial para este fenómeno? Ninguna. Sólo la que Zeitgeist y Acharya S. quisieron.
Imágenes del 25 de diciembre del año 6 a.C. y del año 2009, respectivamente. Hacia el Este no se percibe la alineación "Cinturón de Orión-Sirio-Sol" porque Orión y Sirio se encuentran a la altura de Cáncer y Géminis, constelaciones opuestas a Capricornio y Sagitario.

Pero además, esta teoría ni siquiera intenta partir de lo que las fuentes primarias de la tradición cristiana dicen (lo que sería razonable si lo que se intenta es ocuparse de los orígenes del cristianismo), sino que parten de conceptos que fueron adoptados mucho tiempo después de la aparición del cristianismo:

Primero porque, como hemos visto, en los Evangelios no se especifica el número exacto de los "reyes magos". Se dice que "los sabios de oriente" llevaban tres regalos, pero no que eran tres sabios. La tradición de los "Tres reyes magos" fue un añadido posterior al relato de los Evangelios, específicamente en el siglo V bajo las enseñanzas del papa san León y obviamente como consecuencia lógica de los tres regalos descritos.

Segundo porque en los Evangelios no se especifica la fecha exacta del nacimiento de Jesús. Lo reitero: el 25 de diciembre no se tomó como fecha oficial del nacimiento de Jesús, sino hasta el siglo IV, casi tres siglos y medio después de la aparición del cristianismo, por lo que éste no pudo tener sus orígenes en supuestos fenómenos celestes ocurridos un 25 de diciembre.

No hay pretextos que valgan, miss Acharya S. No se puede decir que la figura de Jesús fue copiada de los dioses que nacieron el 25 de diciembre sólo porque la tradición actual mayoritaria celebre el nacimiento de Jesús en esa fecha.[3] En los inicios del cristianismo el 25 de diciembre era irrelevante, y de haber sido la figura de Jesús una simple copia, esta fecha habría conservado su importancia desde el principio. Exigir fuentes primarias sobre esta tradición está razonablemente justificado porque se atribuye a sus orígenes, cosa falsa.

Hasta aquí se ha demostrado con sólidas bases astronómicas e históricas, que Zeitgeist ha errado en estos datos, esenciales en su absurda teoría, y por lo que sus posteriores afirmaciones astrológicas que también revisaremos, son dignas de todo el descrédito. Pero finalmente, no se puede obligar a nadie a creer en las verdades de la astronomía, esto no se trata de que me crean a mí o a Zeitgeist, lo ideal es que cada quién asuma el control de su propio criterio y que verifique todo por su propia cuenta con fuentes independientes, lo que es posible.

¿Qué es realmente la Estrella?

Como es lógico, la era cristiana comienza en el año 1, pero en el año 525 un monje llamado Dionisio el Exiguo calculó el nacimiento de Jesús con un margen de error de seis o siete años, al datar el reinado de Herodes I el Grande, por lo que pensó que Jesús habría nacido en el año 754 de la era romana, cuando en realidad debió suceder hacia el 748, pues Herodes I el Grande habría muerto hacia el año 4 a. C., de lo que se deduce que Jesús debió haber nacido unos dos años antes, es decir, en el año 6 a. C. Por eso, a partir del análisis de este error cronológico, se toma en cuenta el año 6 a. C. como año probable del nacimiento de Jesús.

Durante mucho tiempo se ha especulado el origen y significado de la Estrella de Belén que menciona el Nuevo Testamento. Algunos estudiosos pensaban que esta estrella fue un cometa, cuerpo celestial cuya aparición siempre ha sido relacionada con algún evento importante, como el nacimiento de reyes. También se ha propuesto la explosión de una estrella o supernova. Sin embargo, no existe ningún dato científico que valide la presencia de algún cometa o supernova que se ajusten a la fecha aproximada del nacimiento de Jesús, es decir, en el año 6 a. C.

Otros, como Johannes Kepler, han propuesto que la Estrella de Belén, no fue sino una inusual conjunción entre "la estrella de la realeza", Júpiter, y otros astros como Saturno y la Luna, en la constelación de Piscis, conjunción que aunque se descarta que haya tenido el efecto de aparentar un solo cuerpo celeste muy brillante, es probable que haya sido interpretada como una señal astrológica importante para diversos adivinos o astrólogos de la época, quienes pudieron haberla interpretado de la siguiente manera: "Cuando la Luna se aproxime a la estrella de la realeza, (Júpiter), y la estrella del Sabbath, (Saturno), entonces nacerá de una virgen, en Belén, el nuevo Rey de los judíos". Según cálculos astronómicos recientes, esta conjunción ocurrió en el año 6 a. C., año probable del nacimiento de Jesús, tal como lo podemos comprobar en los cálculos de Stellarium:

La conjunción entre Saturno y Júpiter ocurre cada 20 años, y la conjunción de cualquiera de estos dos planetas con la Luna, se da cada mes. Pero esta conjunción del año 6 a. C. pudo ser especial para los astrólogos, ya que ocurrió en la constelación de piscis (puesto que la Nueva Era de Piscis estaba comenzando), en el mes de septiembre, cuando el Sol estaba en Virgo. Condiciones que todas juntas son inusuales.

Para revisar la hipótesis de la alineación "Cinturón de Orión-Sirio-Sol" y saber si era siquiera posible físicamente, me dediqué un tiempo a observar el cielo mediante el software Stellarium, estudiando el movimiento de Orión en diversos momentos del año y así determinar si en algún momento se alineaba con el Sol. Y lo más aproximado que encontré a la alineación descrita por Zeitgeist fue esto:

Como puede apreciarse en la imagen, es posible que ocurra algo parecido a una alineación "Cinturón de Orión-Sirio-Sol", aunque no con toda la exactitud, pues el Sol está al Este y Orión al Sur. Cabe añadir que esta "alineación" ocurre todos los años, entre agosto y septiembre, es decir, en verano-otoño y jamás en invierno, y por supuesto, nunca el 25 de diciembre. De modo que el período en el que ocurre esta "alineación" no tiene ninguna relación con ningún antiguo mito solar en el que "muere y renace", pero curiosamente sí coincide con el período en el que ocurrió aquella conjunción Luna-Júpiter-Saturno en Piscis del año 6 a. C. (véase la fecha en la imagen), de la que algunos piensan fue la Estrella de Belén.

Puesto que fue un descubrimiento personal, sinceramente desconozco si existe otra fuente que mencione esta "alineación", porque queda claro que tanto Zeitgeist como Acharya S. se refieren a otra que supuestamente ocurriría cada 25 de diciembre, y aunque sigue sin corresponder con la cuestión del número exacto de "sabios-magos", en ésta sí podemos ver una posible "escena astrológica" de la Navidad tal como la conocemos hoy: pues parece como si las tres estrellas (Tres reyes magos) siguieran a Sirio (Estrella de Belén), en la dirección donde nace el Sol (Cristo), que se encuentra justo sobre la constelación de Virgo (Virgen María).

La Virgen

Zeitgeist no explica las razones por las que considera al signo de virgo como origen de la figura de la Virgen María. Simplemente concluye que como virgo en latín significa "virgen", entonces la Virgen María representa a Virgo y se origina de esa constelación, de manera que este dato lo impone sin más con el fin de apoyar su "teoría astroteológica".

Pero como ya vimos, lo que tal vez Zeitgeist no quiso decir es que si se toma como punto de partida esta probable fecha, el 9 de septiembre del año 6 a. C., se puede observar que el Sol se encuentra en la constelación de Virgo, lo que podría indicar que Jesús nació bajo ese signo, o, expresado en lenguaje poético, "nació de una virgen".

Por otra parte, esta constelación ha sido identificada con varios mitos, pero ninguno de ellos es un mito solar. Para unos representa a Astrea o Dice, diosa de la justicia, hija de Temis y de Zeus, y hermana de Pudicitia, el pudor. Es la encargada de generar a los hombres la virtud y los sentimientos de justicia. Era una de las tres Horas o Titánides y la más notable entre las diosas vírgenes. Al difundirse el mal en la Tierra, subió al cielo en forma de constelación.

También Virgo se identifica con Deméter (llamada Ceres en la tradición romana) la diosa del trigo, de la agricultura y la fertilidad, hija de Cronos y de Rea. Según la mitología, enseñó a los hombres a cultivar el trigo, habas, hortalizas e higos, también a cocer pan y a construir molinos, y cuando el Sol entraba en Virgo, en el período comprendido entre el 23 de agosto y el 22 de septiembre, comenzaba el período de la cosecha. La espiga de trigo en su mano es un símbolo de su vida entre labradores. La estrella más importante de Virgo es alfa α Virginis o también llamada Spica (Espiga).

Por lo anterior y para asumir como cierto lo dicho en Zeitgeist, es posible denominar a Virgo como la "Casa del Pan", aunque personalmente no conozco evidencia de que así se le conociera en la Antigüedad y sólo puedo atenerme a cierta sincronicidad. "Casa del Pan" en hebreo se traduce como Bethlehem (בית לחם), o Belén. De esta manera, el hecho de que el relato de Jesús indique que haya nacido en Belén, bien puede simbolizar otro vínculo más con la constelación de Virgo, la virgen.

La sincronicidad antes referida se ve apoyada por el siguiente dato: En idioma árabe (un lenguaje de familia semítica, emparentada con el hebreo), Belén no significa "Casa del Pan", sino "Casa de la Carne". Esto tendría una probable correspondencia, aunque de origen desconocido, con la doctrina de la transubstanciación que identifica la "Carne" o el "Cuerpo del Cristo" con el Pan, y la Virgen Madre como generadora de ese Cuerpo o Carne: Dios encarnado en Hombre.

He asumido la veracidad de ese dato proporcionado por Zeitgest de que "Virgo es la Casa del Pan/Belén", ya que desde el punto de vista místico a menudo los hechos celestes se correlacionan con los hechos terrestres para poder trascender la simple coincidencia, y así dar validez a la profecía, de acuerdo con el principio esotérico de correspondencia: Como es arriba es abajo, como es abajo es arriba. ("Así en la Tierra como en el Cielo"). Precisamente la Astrología es el arte que trata sobre las relaciones armónicas y estéticas entre el Cielo y la Tierra. No es como Zeitgeist afirma, que Belén es sólo un lugar en el Cielo, puesto que también existió y existe en la Tierra. El hecho de que Jesús probablemente haya nacido bajo el signo de la virgen, significaría que habría nacido en Belén tanto celestialmente, como terrenalmente, cumpliendo así las antiguas profecías de Isaías y de Miqueas, escrituras judías de las que en realidad proviene la idea de la virgen en el cristianismo. Esto también puede aplicarse teológicamente en el caso de la concepción de Jesús, es decir, nació de una virgen, tanto en el Cielo, como en la Tierra.

Otra cuestión sobre Virgo que menciona Zeitgeist es que la constelación de Virgo, se simboliza con una "M" (♍). Zeitgeist dice que es por eso que los nombres de varias presuntas vírgenes comienzan con esta letra, tal como Myrrah, la madre de Adonis, Maya Devi, la madre de Buda, y María, la madre de Jesús. Pero la realidad es que ninguna de las tradiciones originales, ni posteriores, consideran a Myrrah, ni a Maya Devi como madres vírgenes así como tampoco existen muchas diosas madres cuyos nombres comiencen con "M" (Isis/Auset, Nana, Devaki, Sémele… Ishtar/Inanna, Freyha, Astarté, Afrodita/Venus, Deméter/Ceres, Cibeles, Gea, Coatlicue, etc.) por lo que sólo se han seleccionado las que convenían. Además, el nombre de Maya Devi, la madre del Buda, aunque sí empieza fonéticamente con el mismo sonido, "m", lo cierto es que en el alfabeto con el cual se escribía, no empieza con la misma letra, porque el alfabeto que usaban era el precursor del actual devanagari, mismo que no está de ninguna manera emparentado con el latino.[4] Es un error muy ingenuo intentar comparar una letra del alfabeto latino con una de otro totalmente distinto. Y todavía hace falta ver de qué manera se podría vincular directamente Maya con la constelación de Virgo, pues no existe tal relación en ningún lado.

Lo que sí es verdad, y esto es algo que Zeitgeist no menciona, es que en las historias del nacimiento de Jesús y de Buda existe un paralelismo muy claro como lo es la anunciación profética del nacimiento de ambos. Por un lado, a María se le apareció el arcángel Gabriel, y por el otro, a Maya Devi se le apareció un elefante blanco a través de un sueño. Ambas concepciones se dieron sin contacto sexual, pero eso no significa que Maya haya sido virgen en el momento de su concepción, pues estuvo casada con el rey Suddhodhana durante mucho tiempo antes, y de todos modos los budistas no la consideran virgen.

Según algunas fuentes, esta "M" mística proviene de la letra mem del alfabeto fenicio y puede también llegar a simbolizar la palabra latina Mater (Madre), raíz de donde proviene la palabra "Materia", ya que se considera al principio femenino como aquel que trae a los seres vivientes al mundo material.

Adonis es un dios fenicio, por lo cual resulta más adecuado decir que su madre Myrrah sí se escribiera con la grafía equivalente a la "m", es decir, mem.

Finalmente, podemos ir más allá de los relatos míticos abordados por Zeitgeist y poner atención en los mitos americanos prehispánicos como el de los dioses aztecas Quetzalcoatl y Coatlicue, Hijo-Salvador y Madre-Virgen respectivamente. Está claro que es imposible que tanto aztecas (1325 d. C.) como cristianos (s. I d. C.), ambos ubicados en dos continentes abismalmente separados, se hayan plagiado unos a otros antes de 1519 (año de la llegada de Hernán Cortés a Tenochtitlan) como para tener figuras míticas tan parecidas entre sí. Entonces podría venir la interpretación naturalista: "es que son figuras que provienen de los astros; del Sol y de la constelación de Virgo". Una interpretación que fallaría nuevamente porque la constelación de Virgo no era vista por los aztecas de la misma manera que era vista por los habitantes del viejo continente. Si Coatlicue es virgen, no puede serlo por la constelación de Virgo.

El Pez

Zeitgeist afirma que el símbolo cristiano del pez es un símbolo astrológico. Un símbolo de la Era de Piscis:

And I think that all we have seen the Jesus fish on the back of people’s cars, little do they know what it actually means: It is a pagan astrological symbolism for the sun’s kingdom during the age of piscis.
Peter Joseph, Zeitgeist. (Acharya S., The Christ Conspiracy, p.146)

Falso.

No está mal notar que, analizada la cronología cristiana, Jesús habría nacido pocos años después del comienzo de la Era de Piscis, es decir, la era en la cual el Sol nace bajo la constelación de Piscis cada equinoccio de primavera (Punto vernal). Asimismo, recordemos que la conjunción planetaria del año 6 a. C. se dio en esta misma constelación.

Dagon1.jpg?uselang=esIncluso se puede percatar de otros detalles como el hecho de que Piscis se opone directamente a Virgo, o que además, el símbolo de Virgo está compuesto por la unión de la letra fenicia mem (Mater), y el símbolo fenicio que significa pez, (el cual incluso se asemeja a la letra griega, alpha), lo que podría llegar a interpretarse como "Madre del pez o del alpha (principio)". Sin mencionar algunos relatos que incluyen uniones sexuales entre mujeres y seres marinos, como la leyenda del nacimiento del rey Meroveo, quien dio su nombre a la dinastía merovingia, y a la cual se le ha intentado relacionar con Jesús. Todo esto demuestra claramente que Piscis y Virgo tienen algún tipo de vínculo místico, que pudo haberse reflejado en el relato del Evangelio, como en el caso de la multiplicación de los 5 panes y los 2 peces (como se ha dicho, Virgo es la constelación del trigo y el pan, Ceres/Deméter). La palabra hebrea para pez es dag, mientras que para grano, trigo, espiga o cereal es dagan, palabras que dan origen del nombre del dios-pez semítico, Dagón, patrono de los cereales.

Para algunos místicos, el nacimiento de Jesús durante la Era de Piscis convierte al pez en un emblema de su ministerio, y si bien el símbolo del pez cristiano coincide notablemente con ello, no es verdad que el origen y significado del pez cristiano sean astrológicos.

Los primeros cristianos simbolizaban a Cristo por medio del dibujo de un pez. La razón es porque la palabra pez, en griego[5], se traduce como ΙΧΘΥΣ (ichthys), palabra que también es un acrónimo compuesto por las iniciales de la frase: ΙΗΣΟΥΣ ΧΡΙΣΤΟΣ ΘΕΟΥ ΥΙΟΣ ΣΩΤΗΡ (Iesous Christos Theou Yios Soter) que significa "Jesús, Cristo, Hijo de Dios, Salvador".

De esta manera:

  • I = Iesous (Jesús)
  • X = Christos (Cristo)
  • Θ = Theou (Dios)
  • Y = Yios (Hijo)
  • Σ = Soter (Salvador)

El uso del pez como símbolo secreto pudo haber sido el siguiente: una persona dibujaba unas líneas rectas y curvas en la arena de forma aparentemente aleatoria, de las que una de ellas era un arco circular (medio pez). Si otra persona dibujaba más líneas en el suelo y completaba la figura, los dos sabrían que ambos eran cristianos.

La Cruz

Zeitgeist explica correctamente que desde el solsticio de verano hasta el solsticio de invierno, el Sol aparenta moverse cada día hacia el sur. Y únicamente cuando el observador se encuentra en el hemisferio norte, el Sol, durante el cenit, aparenta estar muy bajo en el cielo; mientras más al norte, más bajo se encontrará el Sol en invierno. Durante 6 meses el Sol se desplaza hacia el sur hasta llegar a su punto más bajo en el cielo, el 22 de diciembre (aunque el solsticio no siempre ocurre en esa fecha). A partir de este día, el Sol detiene su movimiento hacia el sur y parece quedarse en su punto más alejado del norte durante tres días aproximadamente[6]. Lógicamente, desde la referencia del observador en el hemisferio norte, el Sol aparenta estar lo más cerca posible de las constelaciones más meridionales, y por lo tanto, de la constelación que conocemos como Cruz del Sur (Crux), pero es completamente imposible llegar a ver al Sol sobrepuesto en dicha constelación, ni mucho menos debajo de ella, sea desde el hemisferio norte (pues Crux es imperceptible desde esas latitudes), sea desde el hemisferio sur, pues aunque Crux pueda ser avistada desde ahí, el Sol sigue encontrándose muy lejos de ella: en el cenit y no cerca del horizonte (Recordemos que el 25 de diciembre en el hemisferio sur, es verano, no invierno).

Es cierto, a su vez, que después de estos tres días de "Sol-stat" (Sol estático), el Sol comienza a moverse hacia al norte, pero de ninguna manera "un grado" como dice Zeitgeist, pues esta cantidad es muy grande para un solo día. En realidad la cantidad de ascenso en un día se mide en segundos.

Pero lo que es verdaderamente importante para rebatir este punto es que Crux formaba parte de la constelación de Centaurus hasta 1679, por lo que no existía como tal en el siglo I y no es ni siquiera probable que los romanos o los primeros cristianos hayan identificado a Crux como una constelación independiente.[7]

El origen real de la cruz cristiana †, lejos de la explicación astrológica-pagana complicadísima que ofrece Zeitgeist[8], es que sencillamente los romanos ejecutaban a los condenados clavándolos o atándolos a una cruz de madera. A esta pena capital se le conoce como crucifixión (Del latín crucifixio; "fijado a una cruz", y ésta de crux y cruciatus; "dolor, tormento, tortura").

Esta forma de ejecución, usada también por otros pueblos como persas, asirios, fenicios y griegos, se realizaba generalmente en "cruces" en forma de ‘T’, por lo que lo más probable es que el Jesús histórico haya sido clavado en una cruz de este tipo, pero también existían cruces del estilo tradicional que comúnmente conocemos, así como cruces en forma de ‘X’ e incluso otras improvisadas en árboles para ahorrar madera y tiempo, así como simples vigas o postes (Σταυρός, Stauros). De cualquier modo, cualquiera que haya sido la forma original de la cruz, siempre se valida la idea arquetípica de la figura redentora sobre el Axis mundi, o "Centro del Universo", que también vemos en el budismo mediante el Árbol Bodhi en el que el Buddha alcanza la Iluminación, o en la mitología nórdica mediante el autosacrificio de Odín, colgado nueve días del Yggdrasil, el Árbol Cósmico, para obtener el conocimiento de las runas y transformarse en un ser más perfeccionado.

Al respecto y como dato adicional, en la Legenda aurea de Jacobo de Vorágine (1298), se narra una curiosa leyenda que se conocía desde la Alta Edad Media. En ella se dice que la Cruz de Cristo estaba hecha con la madera del mismo Árbol del fruto prohibido por el que Adán y Eva "pecaron", lo que de alguna manera confirma que dicho Árbol y dicha Cruz, son de la misma naturaleza y representan la misma cosa: el Eje del Mundo, aunque uno es del Principio, y la otra es del Fin. La Cruz en "T" es Tau, la última letra del alfabeto hebreo, un cierre cósmico por el que el Xristos, como el oro alquímico, destruye los pecados, transmuta y lava las impurezas de las fuerzas opuestas de la Piedra, "Adán y Eva", una vez unidas en la Obra al Negro, que se revitalizan al Blanco y se vuelven Uno con el Xristos al Rojo.

Siguiendo con el origen de la cruz cristiana, a diferencia de ésta, las cruces solares por lo general se trazan con los brazos de la misma longitud, como ejemplos tenemos a la cruz celta ⊕, la cruz griega +, la esvástica 卐 y sus variaciones como la sauvástica 卍, etc. Otra cosa muy diferente es llegar a realizar una comparación entre la cruz cristiana y las cruces solares, y luego hacer de esta comparación una analogía, o incluso señalar que la Iglesia mediante su conocida política de sincretismo haya fusionado ambos símbolos, pero no es, de ninguna manera, lo mismo que decir que la cruz cristiana se origina de las cruces solares paganas, lo cual no tiene fundamento.

Fuente:
https://i2.wp.com/pijamasurf.com/wp-content/uploads/2011/01/i_am_21.jpg

SE NECESITAN TORMENTAS SOLARES PARA SALVAR EL PLANETA?

(por Alan Brain)…
El científico alemán Dieter Broers, sostiene que las tormentas solares del 2012 y del 2013 pueden impulsarnos hacia el descubrimiento del verdadero potencial del cerebro humano.

Las tormentas solares del 2012 tienen un lado positivo, y de alguna manera, esperanzador. Según sus estudios las alteraciones en el campo magnético de la Tierra, provocadas por las tormentas solares, alterarán nuestra percepción del tiempo y de la realidad y, dependiendo de nuestra preparación, producirán en nosotros experiencias de tipo místico, cambios de conciencia, alucinaciones y quizás, poderes mentales.

¿En qué basa Dieter Broers sus teorías sobre las tormentas solares?

Algunos experimentos realizados por Broers lo llevaron a descubrir que el estado de conciencia de una persona puede ser alterado exponiendo el cerebro a campos electromagnéticos de cierta intensidad. De acuerdo con sus investigaciones, un campo magnético normal nos permite mantener un estado de conciencia normal y una percepción del tiempo normal. Por otro lado, un campo magnético severamente anormal o la ausencia del mismo, provoca estados mentales alterados y una distorsión en nuestra percepción del tiempo.

Para Broers, quien tiene treinta años investigando este campo de la ciencia, el efecto de las perturbaciones geomagnéticas creadas por las tormentas solares es similar a los efectos de las drogas alucinógenas. Cuando somos expuestos a este tipo de campos magnéticos, nuestro cerebro produce una serie de sustancias que son las que generan esas alucinaciones o distorsiones de la realidad y el tiempo.

“Los estados mentados alterados son provocados por procesos neuroquímicos y por la producción de sustancias psicoactivas o alucinógenas. Bajo ciertas condiciones, el cerebro es capaz de producir lo que podríamos llamar sustancias ilegales. “

Las tormentas solares de los próximos años podrían hacer que nuestros cerebros generen sustancias capaces de producirnos fuertes alucinaciones. Estas alucinaciones serán totalmente reales para la persona que las experimente y afectarán nuestros sentidos de diferentes formas: el tiempo parecerá moverse más lentamente, veremos presencias extrañas, escucharemos voces, percibiremos fuerzas invisibles y sentiremos una poderosa unión con el universo que nos rodea.

No tener miedo

No todos sentiremos lo mismo, o reaccionaremos de la misma manera. Algunas personas experimentarán paz y euforia mientras que otros pasarán por momentos de agresividad y depresión. El factor determinante para tener una experiencia negativa o positiva será el miedo. Mientras que una persona podría escapar aterrorizada ante una presencia extraña, otra podría darse cuenta que esa presencia es parte de su conciencia, y otra podría entablar un dialogo con la misteriosa presencia sobre los orígenes de la vida. Por esto, Broers aconseja que preparemos nuestras mentes meditando.

“Inclusive si usted tiene dudas sobre que tipo de “iluminación” podría experimentar, debería, no obstante, empezar a meditar tan pronto como pueda para que pueda experimentar estos estados alterados de conciencia en un estado receptivo”

Si estamos predispuestos no habrá miedo, y si nos encontramos en un estado receptivo podremos aprovechar la experiencia. Dependerá de nosotros que esas alucinaciones se conviertan en momentos de “iluminación espiritual”.

¿De qué sirven todas estas alucinaciones? ¿qué tiene de positivo todo esto?

Según Broers, muchos pacientes han sido tratados exitosamente usando los efectos de los campos electromagnéticos en el cerebro. La terapia, también llamada “terapia de mega-ondas”, consiste en administrar campos electromagnéticos, idénticos a los que encontramos en la naturaleza, a través de dispositivos colocados en la cabeza de los pacientes. Esta terapia ha tenido un altísimo porcentaje de curaciones exitosas gracias al hecho de que por primera vez, los pacientes son capaces de entender la causa de su problema.

La misma terapia aplicada a pacientes sanos o sin problemas, ha provocado que estos pacientes experimenten un estado de conciencia alterado que les permite ver la realidad y las cosas de este mundo, en un contexto mucho más grande.

Según Broers, una tormenta solar de elevada magnitud afectaria colectivamente a nuestros cerebros y podría ayudar a que tomemos conciencia del daño que le estamos haciendo al planeta, y que tomemos acciones para revertirlo.

“Estos descubrimientos también se pueden aplicar a la situación actual del mundo. Si vemos la crisis global como el síntoma de una enfermedad y miramos profundamente dentro de nosotros, seremos capaces de identificar la causa actual de esta enfermedad. Mientras nuestros esfuerzos para salvarnos se centren en los síntomas de nuestra condición, no encontraremos una cura verdadera. Sólo podremos salvar el planeta si reconocemos, primero, la verdadera causa de la enfermedad. Este tipo de reconocimiento puede ser obtenido a través de la influencia de campos electromagnéticos. Si, por ejemplo, cada ser humano en la Tierra fuera expuesto a estos campos electromagnéticos, una conciencia colectiva nacería en los seres humanos.”

Esta exposición colectiva de la humanidad a campos electromagnéticos de la que habla Broers, podría ser provocada por una fuerte tormenta solar en los próximos años. El científico alemán cree que una serie de tormentas solares de alta magnitud no sólo provocará experiencias místicas o alucinaciones y cambios de conciencia sobre el daño que le hacemos al planeta, sino que también podría poner en funcionamiento partes del cerebro que nunca hemos utilizado.

“Estoy convencido que actualmente nos encontramos en el medio de un proceso que comprende la restructuración de nuestras redes neuronales, y que el catalizador de este proceso es la elevada actividad solar-geomagnética cuyas consecuencias son temidas por tanta gente. Sin embargo, todos los hechos y descubrimientos, apuntan a la innegable conclusión que la evolución nos permitirá, por primera vez en la historia humana, usar el enorme potencial de nuestros cerebros.”

Para Broers, los humanos usamos una ínfima parte de nuestro cerebro, él sostiene que es como si usáramos el área de una partícula de polvo cuando disponemos de una mansión de quinientos cuartos.

Unas cuantas tormentas solares de elevada magnitud podrían ser suficientes para alterar nuestra realidad. Las alucinaciones serían la primera señal de que estamos usando nuevas áreas de nuestro cerebro. Lo que viene después es terreno desconocido, ¿poderes mentales? ¿telepatía? ¿propiedades cuánticas?, ¿realidades paralelas? ¿otras dimensiones?…

Dieter Broers sostiene que las alteraciones en el campo magnético de la Tierra producirán no sólo un cambio de conciencia sino que nos ayudará a utilizar el verdadero potencial del cerebro humano.

“En vista del hecho que los campos electromagnéticos pueden ayudar a un paciente a identificar la causa de una enfermedad, es muy posible que las fuerzas electromagnéticas del cosmos puedan hacer que la raza humana se de cuenta de la enfermedad que ataca a nuestro planeta. Las condiciones para una expansión de conciencia están dadas.”

En 1982 fueron descubiertos por Enza Massa y Roberto Pinotti, dos periodistas italianos que estaban inmersos en una investigación en la
Biblioteca Nacional de Italia, los extraños manuscritos con el título Nostradamus Vaticinia Codex, traducido al castellano como Vaticinios de Nostradamus. Estas profecías de Nostradamus se encuentran catalogadas en la biblioteca bajo el nombre de "Fondo Vittorio Emanuele 307".

El libro perdido de Nostradamus, como se le ha llegado a conocer, estaba firmado por Michel de Notredame o Nostradamus y había ingresado a la biblioteca en el año 1629 según lo indicaban los registros.El documento aparentemente pertenece al siglo XVII, época en que vivió Nostradamus. El libro perdido de Nostradamus consta de textos e ilustraciones, con un total de 80 acuarelas.

Nostradamus le dejó el manuscrito a su hijo César, que a su vez se lo entregó a un cardenal llamado Maffeo Barbeni, quien "casualmente" años mas tarde se convertiría en el papa Urbano VIII.Segun los acontecimientos se dice que Nostradamus fue un gran Astrólogo y Filosofo, dicen unos científicos que Nostradamus creó esas profecías para enviarnos una idea de lo que se acerca para el Mundo.

Osea que Nostradamus nos esta diciendo:
Tacemos el AGUA
No mas tala de Bosques
No desperdiciar el Petroleo
No quema de desechos toxicos

y mucho mas.

Del 29 de noviembre al 15 de diciembre (17 días)

Esta es una de las constelaciones mas polémicas actualmente, dado que podemos considerar que es una mas del Zodíaco, concretamente la número diez. Está situada entre Scorpio y Sagitario.

Representa a un hombre que está sujetando a una serpiente que tiene enrollada en su cuerpo y si observamos algún mapa del cielo, vemos que está atravesada por el plano del Ecuador celeste y en la que hay muchos conglomerados globulares
.
Es conocida como el Serpentario, que no es que signifique el domador de serpientes, sino el que utilizaba su veneno con fines curativos. Todavía hoy se sigue utilizando la figura de una serpiente enrollada en una copa, como símbolo para representar la Medicina y la Farmacia.Ofiuco está relacionado con Asclepio, o Esculapio, que tiene en Imhotep, el sumo sacerdote constructor de las pirámides de Egipto (en su versión esotérica), su contraparte en Egipto. Asclepio es el padre de la medicina con su famos caduceo enrollado por dos serpientes (¿el ADN?). Asclepio fue instruído por el centauro Quirón (Sagitario) en las artes de la medicina y el ocultismo. Esto lo llevó reuscitar hombre en la Tierra, un don reservado para los dioses, lo cual hizo que Zeus lo matara con un rayo (¿el rayo gamma de Hunab Ku o la tormenta solar?), pero Asclepio fue honrado por sus acciones y elevado al cielo, en una especie de renacimiento u ascención en la constelación de la serpiente, Ofiuco. No será difícil ver aquí una posible analogía dentro de la mitopoética cósmica, con la alineación galáctica y el posible proceso, el viaje chámanico por antonomasia, de renacimiento. Asi que si nos ponemos a comparar la Lista de los Signos Zodiacales quedaría:

* Aries
* Tauro
* Geminis
* Cancer
* Leo
* Virgo
* Libra
* Scorpio
* Ophiuchus
* Sagitario
* Capricornio
* Acuario
* Piscis.

EL cruce de los dos Ecuadores, galáctico y el terráqueo, ocurre cada13.000 años. Primero la cruz del centro de la galaxia, entre sagitario y escorpio:
Primero la cruz del centro de la galaxia, entre sagitario y escorpio
Ofiuco justo entre medio de ambos
Segundo, la cruz terrestre, equinoccios y solsticios

Despues la union de ambas cruces en diciembre del 2012

Finalizamos el ciclo de 26.000 años de la precesión equinoccial: se completa el paso por todas las casas zodiacales.

El saqueo del Museo de Bagdad por parte de los soldados norteamericanos no fue un acto aislado en esa invasión, ni lo ha sido a lo largo de la historia. Quien roba la Historia, roba el presente. Las tablillas mesopotámicas allí guardadas eran la información necesaria para interpretar el futuro más próximo para la Humanidad.

Cuando los sacerdotes católicos arribaron al continente americano, se ocuparon de una cosa por encima de todas: recuperar los códigos de los indígenas donde se explicaba su historia… y su futuro. Según cuentan investigadores, y a diferencia de lo relatado por las crónicas oficiales, los sacerdotes remitieron al Vaticano gran parte de la información hallada y allí es donde debe reposar actualmente. Los códigos mayas fueron, sin duda, de los más importantes recuperados.

Tanto mayas como sumerios coinciden en resaltar la fecha del 2012.

Los seguidores del calendario 13 lunas -actualización del maya- proponen sincronizarnos con los ciclos cósmicos, implantándolo en todo el Planeta

Esta información estuvo censurada a los ojos de los cristianos durante siglos, hasta que a finales del siglo XX los investigadores ligados al movimiento hippie que se habían interesado por descifrar la cultura indígena americana, llegaron al Códice de Dresde, al Popol Vuh y al Chilaam Balaam, los libros sagrados de las culturas mesoamericanas.

En esas páginas escritas en lenguaje críptico se anunciaban acontecimientos referidos a un tiempo alejado, hoy presente, que darían lugar al final de los tiempos y al inicio de otros nuevos. Se hablaba de cambios climatológicos y del final de las estructuras ideológicas para los momentos que actualmente vivimos.

https://i1.wp.com/sphotos-c.ak.fbcdn.net/hphotos-ak-ash4/387195_249143501818826_1392960950_n.jpg

Pero, ¿cómo podían saber tantas cosas en un tiempo tan alejado? Su base residía en el conocimiento que los mayas tenían de los ciclos del tiempo, asociados al planeta Venus y a las Pléyades. Según ellos, el solsticio del 2012 (o el primer equinoccio del 2013) sería el momento en el que el Sistema Solar terminará la cuenta larga de 5.125 años y 134 días, que habría comenzado en el año 3114 a.C. y que finaliza el 22 de diciembre de 2012. A su vez, otro gran ciclo también concluiría.

Ese día amanecería la noche de un día de 26.000 años. que es el tiempo en el que nuestro Sistema Solar habría tardado en girar alrededor de Alción, el sol central de las Pléyades. Por ello, todos nuestros sistemas de creencias colapsarían; los rayos cósmicos modificarían nuestros sistemas de creencias. Lo curioso es que esas mismas cuentas, ligadas a Venus y Orión se pueden encontrar en los códigos inscritos en la pirámides egipcias y en el zodíaco egipcio de Dendera. Dado que la religión vaticana está llena de símbolos egipcios (ver fotos) no es extraño que las jerarquías eclesiásticas conozcan este secreto.

La razón por la cual los sacerdotes iban a estar tan interesados en el Tiempo es porque es algo mucho más importante de lo que nos hemos pensado. ¿Por qué el tiempo es oro? ¿por qué las campanas de las iglesias marcan las horas? ¿por qué el calendario gregoriano fue instaurado por un Papa y a su vez, lo tomó del Imperio Romano, y a su vez, de Babilonia? ¿sabías que los meses de julio y agosto tienen 31 días por los césares Julio César y César Augusto? ¿y que el calendario gregoriano y el reloj se inventaron en el mismo siglo XVI?

Dimitriev y los científicos rusos

Denostadas oficialmente como cosas de indios, las profecías mayas contenidas en el Códice de Dresde y el Chilaam Balaam están siendo estudiadas por los científicos más punteros del mundo, que intentan inspirarse para descubrir el secreto del funcionamiento del Cosmos.

La posibilidad de que el Universo sea un gran mecanismo electromagnético ha dado lugar a la hipótesis del Universo Eléctrico, que explica el movimiento de los planetas de una forma parecida a la del átomo y el fluir de la energía en ondas o cuerdas electromagnéticas, recientemente descubiertas en el Sol. Esta concepción del Cosmos como un gran mecanismo electromagnético que influye en nuestras conciencias y que sufre atracciones, explicaría gran parte de los cambios que vivimos actualmente. Las actualmente estudiadísimas explosiones solares serían una de las causas de los cambios operados en nuestro Planeta.

Frente a lo que defiende la teoría oficial sobre el cambio climático, la Tierra no es el único planeta que se está calentando, sino que lo mismo está sucediendo en todos los planetas de nuestro Sistema Solar. Fuentes de la NASA y otros organismos privados con información satelital, coinciden en que el Sol entro en un periodo de explosiones que tendrá su punto álgido a finales del año 2012. Un informe fruto de una mesa redonda entre expertos de compañías de telecomunicaciones, GPS y la NASA, entre otros, ha estudiado ya los seguros efectos que para el fluido eléctrico y las comunicaciones van a tener esas formidables explosiones solares. Entre otras cosas, porque a finales de 2008 la magnetosfera que recubre la Tierra se retiró, dejando libre la acción del sol sobre nuestro Planeta.

Acogotados por la censura de la información en el mundo de la OTAN, hoy día los científicos rusos están proporcionándonos gran parte de la información que apuntala las profecías mayas. En 1997, el Dr. Alexey Dmitriev, miembro de la Academia Rusa de las Ciencias, publica un ensayo titulado Estado Planetofísico de la Tierra y la Vida en el que anuncia transformaciones a alta velocidad en la Tierra, a nivel geológico, geofísico y climatológico.

La causa: “materiales altamente cargados… los cuales han penetrado en las áreas interplanetarias de nuestro sistema Solar. Esta donación de energía está produciendo procesos híbridos y estados excitados de energía en el Sol y en todos los planetas”. Dmitriev avisaba que los cambios electromagnéticos en el Planeta Tierra iban a exigir un examen en cada ser viviente del Planeta, o control de calidad, para determinar su habilidad para cumplir con estas nuevas condiciones. No es sólo el clima el que está cambiando, sino que nosotros como humanos, estamos experimentando un cambio global en la conciencia”. El Dr. Dmitriev es un experto en ecología global y en eventos relacionados con el planeta Tierra. En este gran ensayo Dmitriev relata que “las alteraciones geológicas, geofísicas, y climáticas de la Tierra se están volviendo más y más irreversibles”. Adicionalmente, anuncia “transformaciones a alta velocidad y una reorganización general de la electromagnetósfera (el esqueleto electromagnético) de nuestro Planeta”.

En otras palabras –y teniendo siempre en cuenta que nuestro cuerpo, especialmente nuestro cerebro, es un organismo electromagnético– que el cambio en nuestra conciencia es la consecuencia (y el requisito) de la adaptación a esas descomunales emulsiones de rayos gamma procedentes de la galaxia, que nuestros científicos están detectando desde hace tiempo.

Esta información puede ser contrastada con los recientes trabajos, entre otros, de Matthew Perkins Erwin, el profesor de la Universidad de Virginia Steven Majewski y Merav Opher que han descubierto que nuestro sistema solar se encuentra en los márgenes de la Vía Láctea pero no pertenece a ella, sino a la constelación de Sagitario. El descubrimiento del 30 de mayo de 2006 por parte de estos astrónomos, revela que nuestro Planeta se encuentra en el cruce de dos galaxias: Sagitario y la Vía Láctea, y que la razón de que nuestro Sistema Solar esté alineado en un ángulo cercano a 90 grados con la Vía Láctea es porque, simplemente, no es nuestra galaxia.

Con la ayuda de telescopios de infrarrojos y supercomputadores, los científicos han llegado a distinguir plenamente la presencia de la pequeña galaxia de Sagitario, su posición y su diferencia respecto a otras galaxias. Nuestro Sistema Solar se ha visto atraído por la Vía Láctea y se encamina al ecuador de esa galaxia, donde llegará el 22 de diciembre de 2012. Ese cambio energético es, con seguridad, el que está provocando nuestros cambios internos y, probablemente, los de nuestro ADN que está mutando, según diversos investigadores.

El 2012 podría ser el momento en el que pasáramos al centro de la Vía Láctea, coincidiendo con el fin del ciclo de la precesión equinoccial, de 26.000 años y que es, ni más ni menos, el tiempo que nuestro Sistema tarda en dar una vuelta al zodíaco. En ese momento, según las investigaciones de Patrick Geryl (La profecía de Orión), la Tierra sufriría una inversión de los polos electromagnéticos, como consecuencia de las llamaradas solares.

Lo apocalíptico de la fecha 21 de diciembre del año 2012 es que aparentemente marca el fin de un ciclo que comienza aproximadamente cada 26.000 años, unas cifras conocidas por mayas y egipcios que orientaron sus pirámides en relación a la constelación de Orión por este hecho. El movimiento de precesión equinoccial es debido a que la Tierra no es esférica sino que está achatada por los polos. Una vuelta completa de precesión dura aproximadamente 26.920 años, ciclo que se denomina año platónico y cuya duración había sido estimada por los antiguos mayas.

Todo parece indicar que en cada fin de este ciclo, los ejes magnéticos de la Tierra se alinean con el centro de nuestra galaxia, pasando así por lo que se llama una región de impulsos electromagnéticos escalares, o un área del espacio en la cual las polaridades del campo electromagnético se debilitan.

Este debilitamiento en los campos electromagnéticos algunas veces causa que los polos norte y sur de la Tierra reviertan su polaridad, que cambien. Este evento al parecer provocó en el pasado cambios en la geografía mundial, grandes cataclismos tales como terremotos, inundaciones, etc. y desaparicion de continentes como Lemuria y Atlantida.

Civilizaciones más avanzadas, que conocieran estos ciclos del Tiempo pudieron, por tanto, conocer las influencias que para nuestros sistemas organizativos tendrían esas explosiones energéticas. En otras palabras, que las profecías de las distintas religiones serían informaciones ligadas con este conocimiento.

Los extraordinarios cambios que estamos viviendo en nuestro sistema monetario y de creencias, profetizado por los mayas, serían una consecuencia del impacto de las emulsiones energéticas llegadas desde nuestro sol y de los confines de la Galaxia, según están recabando todos los observatorios astronómicos. Esto, ni más ni menos, es lo que la tradición cristiana conoce como el Apocalipsis, un cambio de piel o final de unos tiempos que no el final de los tiempos. La magnitud de los cambios que vamos a afrontar hacen a no pocos plantearse si el contacto con otras civilizaciones galácticas podría ser la mejor solución para sobrellevarlo.

Todos los sistemas religiosos y de creencias del planeta Tierra, desde los hindúes, a los indígenas hopi, maya o aymara y, por supuesto, las religiones, anuncian que algo sucederá (está sucediendo) en relación con este cambio de conciencia.

Árbol de ceiba como representación del universo: cielo, tierra e infierno

Y esta foto representa muy gráficamente lo que explica el artículo de la banda de fotones y del pulso cada 13 mil años…

De esos 13 mil años, 10.800 años es lo que se conoce cómo la NOCHE GALACTICA, ya que no estamos influenciados por la poderosa energía que emite la banda de fotones…para luego, durante algo más de 2.000 años aproximadamente, estar bañados por esa energía, época que se conoce como ERA DE LA LUZ…y a la que estamos ya en los albores de entrar y cuyos efectos ya estamos percibiendo aunque eclipsados por los ESTERTORES o ÚLTIMOS COLETAZOS de la ÓSCURIDAD que se niega a la evidencia de tener que abandonar el escenario…

Y el pulso que comenta el artículo que se produce cada 13 mil años viene del agujero negro supermasivo que hay en el centro de la galaxia… y que los científicos ya han detectado….

Las ocho estrellas de Las Pléyades

El centro de la Vía Láctea, el corazón de nuestra galaxia, palpita cada 13 mil años, irradiando una onda de energía que tarda 26 mil años en llegar al Sistema Solar. Es un latir que tiene dos intensidades: una muy fuerte -cada 26 mil años, que define un Gran Ciclo Cósmico- y otra más suave, en el punto medio de ese intervalo. Hace 13 mil años, la Tierra experimentó el pulso fuerte, cuando el sol aumentó su irradiación y derritió el manto de hielo que cubría los continentes. Con ese cataclismo, conocido como Diluvio Universal, comenzó el actual Gran Ciclo Cósmico, que finalizará en 13 mil años.

[ZODIACO+MAYA+EGIPCIO+2009+FLAT+2.jpg]

https://i0.wp.com/farm3.static.flickr.com/2378/2465453648_a19288b783.jpg

BAKTUNES13UNIAL2012.pptx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s